Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
3 enero 2013 4 03 /01 /enero /2013 08:40

rompe-ralph-cartel2.jpg

Película de dibujos animados con una propuesta original, llena de guiños para cinéfilos y para fanáticos de los videojuegos, pero que poco a poco, tras un comienzo prometedor, va deslizándose suavemente hacia un ejercicio infantil en el que los elementos nostálgicos van dejando lugar a una peripecia destinada a los más pequeños. No logra equilibrar la balanza entre el mensaje y su aplicación, como ocurría con obras magistrales como "Up" o "Walle-e" y más recientemente con el "Alucinante mundo de Norman" y otras pequeñas joyas de la animación.

Todos los espectadores de menos de 40 años, aficionados en su día a las primeras consolas de juegos electrónicos y que lleven a sus hijos a ver esta película se encontrarán con un mundo en continua renovación técnica y de imagen pero también con los viejos personajes y los añorados ambientes de los juegos que marcaron su niñez y adolescencia compartiendo aventuras. La película que dirige Rich Moore, "Rompe Ralph" utiliza ese señuelo nostálgico para atraer no sólo a los niños de hoy sino a los que fueron y ahora rondan la treintena.

Resulta curioso contemplar el salto argumental y de definición de dibujo y adelantos técnicos que marcan un ante y un después de las consolas de juegos electrónicos. La película "resucita" personajes y estilos en una sinfonía en tonos pastel, con un despliegue de valores y comportamientos de otro tiempo y eso logra atraer y encantar al espectador a pesar de que, como hemos dicho al principio, luego se deje deslizar por un tratamiento más infantil y acabe entre edulcoraciones que ya sólo son efectivas con los más pequeños.

Disney sigue fiel a su política y a su oferta mixta y une a la perfección técnica de "Toy Story" o de "Monstruos S.A." una creciente habilidad del mensaje y una mayor capacidad de asombro y complicidad. La revolución de carácter que aportó a la animación de los estudios Disney las cintas de Pixar, aunque siempre trata de insuflar su pequeña dosis de moralina azucarada, marca de la casa (nuevamente la amistad y la fidelidad  a uno mismo ilustran el fondo argumental).

Pero a pesar de esto, los detalles y guiños argumentales de "Rompe Ralph" superan la mediocridad de ciertos aspectos. Desde la cita a los "Aliens" y el universo de los "bichos" de películas, series y juegos al estilo de "Call of duty" o las endemoniadas carreras de "Sugar Rush".

Pero quizá el mayor hallazgo, aunque no desarrollado apenas en esta película (cosa que hace pensar en próximas partes de  una saga), sea la recreación del universo interior de los juegos y la solapada crítica a la violencia de muchos de los actuales videojuegos. Pero no nos engañemos, lo que después de aquél clásico "Tron", en el que Disney nos llevaba al mundo interior de un juego electrónico en el que se ha introducido una presencia humana, en "Rompe Ralph" hay otra propuesta notable: hay un punto de conexión virtual, quizá en la "nube" de los videojuegos antiguos y actuales, y en él los personajes de unos y otros pueden interactuar e incluso romper con las reglas encriptadas en el universo de "bits".

Pero como dice Ralph, "el que seas un malo no quiere decir que seas malo" y en eso consiste el nudo argumental de esta película interesante: Ralph quiere demostrar -y demostrarse a si mismo-- que bajo su disfraz "laboral" de malo existe un héroe capaz de amar y sacrificarse por los demás. Ese inicio que podía habernos llevado a una película notable queda desleido por la suavización que marca el cambio sutil de público al que se destina. Los niños disfrutarán, pues, durante todo el metraje y los adultos que les acompañan, la primera mitad. Pero, bueno, en esencia cumple su cometido y "Rompe Ralph" puede ser calificada de una excelente película de animación.

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens