Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
18 octubre 2012 4 18 /10 /octubre /2012 09:42

shanghai-cartel.jpg

Tiene vocación de ser una película, "como las de antes". Aquellas películas en blanco y negro, exóticas, plenas de amores salvajes, smokins blancos, nativos asiáticos, regusto colonial, oficiales británicos estirados y honorables, damas lánguidas que esconden furores sensuales, perfume de flores exuberantes y cigarrillos turcos compitiendo con el profundo olor del humo del opio en oscuros y lujosos --o no--fumaderos, donde el poderoso hombre blanco comparte una perversa decadencia con coolies y viejos mandarines arruinados. "Shanghai" es todo eso pero también es una película frustrada por su falta de nervio, de convicción, de pulso interpretativo. Y, ojo, tenemos un plantel de actores y actrices muy por encima de la media, desde John Kusack al soberbio Ken Watanabe, que borda la dureza y vulnerabilidad del jefe militar de los servicios secretos nipones, la bellísima Jong Li, la mujer china que dirige la resistencia ante el ejercito invasor y Chow Lun Fat, jefe de la mafia china que colabora con los japoneses para salvaguardar sus negocios y representa el rol del marido de Gong Li, con una ductilidad y una fuerza expresiva que asombra al espectador y le depara ciertas sorpresas que solo un gran actor, como él, podría llevar a cabo con una expresividad inesperada en el rostro imperturbable que le ha hecho famoso.

Como ven, el elenco es superior. Lastima que la trama, que bordea el melodrama con una historia de espías en plena ocupacion japonesa de Shanghai sin llegar a definirse, tiene la misma falta de carácter que la interpretación de Cusack , con lo que todo el conjunto se resiente. A pesar del enorme despliegue de diseño de producción que enaltece la película, con un rodaje en estudio, echando mano de las posibilidades técnicas actuales para recrear fielmente una realidad historica. Vestuario, ambientación, música, tomas urbanas, movimiento de masas y secuencias de acción son notables.

El Shanghai histórico, poco antes del ataque a Pearl Harbour, convertido en enclave internacional dividido en sectores de ocupación, franceses, ingleses, americanos y japoneses, un hervidero de espías, queda excelentemente reflejado en las imágenes que nos sirven. Un ambiente donde la intriga politica y militar se mezcla con las intrigas amorosas, las traiciones y las infidelidades, Todo lo que hacía de las novelas de Somershet Maugham  y Graham Greene un semillero de películas apasionantes.

De este material potencialmente excelente, el director sueco Mikael Hafström hilvana una película correcta, visualmente magnífica y de estilo clásico que no logra atrapar al espectador, le confunde a menudo y bordea el histrionismo en un intento de dar coherencia a la trama.

A pesar de todo, la película goza de secuencias magníficas y de actuaciones memorables (la del japonés Tanaka, sobre todo al final, y la del chino Chow Yun Fat, con su sentido calderoniano del honor)  y aunque cuesta admitir a Cusack como un espía, al final el espectador lo ha pasado bien pero seguramente muy lejos del arrobo que Hafström trataba de provocar con su costosa producción.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens