Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 abril 2014 5 18 /04 /abril /2014 08:15

siempre-supe-que-volveria-a-verte-aurora-lee-9788415996002.jpg

Ensayista y profesor de literatura en Nueva York, Eduardo Lago es uno de nuestros ilustres intelectuales radicados en el extranjero, flores esquivas de una cultura nacional muchas veces cainita, que mantiene desde hace veintinco años una actividad digna de elogio y dedicada a temas que hacen sonrojar de placer a los amantes de la literatura y la metaliteratura (como en "El íncubo de lo imposible" donde analiza las diferencias entre las traducciones existentes en español del "Ulises" de Joyce o en su novela "Llámame Brooklyn" que se alzó con el Premio Nadal en 2006) y mantienen a la mayoría del público lector en la perplejidad.

Quizá en esta última incursión de Lago en la novela, "Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee" no puede evitar rizar el rizo de la complejidad referencial o literaria. Nos las vemos aquí con una trama barroca y sugestiva que gira en torno a algo real, la publicación hace muy pocos años --en el 2009-- de una "última" novela del gran Vladimir Nabokov, "El original de Laura", inconclusa y en cierta forma enigmática y absurda con personajes y tramas sólo en estado de plateamiento, embrionarios caracteres pergeñados en fichas, mas de un centenar, donde el escritor entomólogo anotaba  los elementos de sus novelas.

Lago ha entrado a fondo en el texto carencial y esquemático de Nabokov escrito cuando ya estaba a punto de morir en 1977 y que no fue publicado hasta 32 años después por su hijo Dmitri Nabokov, tras recibir un millón de dólares de adelanto (a pesar de que VN dejó bien claro antes de morir que el manuscrito debía ser destruido). El texto fue bastante apaleado por critica y lectores y ya casi nadie habla de él. Entonces Lago lo convierte en "leith motiv" de su novela en la que nos ofrece a dos personajes casi dignos de figurar en una obra de Becket, Stanley Marlowe (un escritor especializado en escribir para otros autores, como "negro" o "fantasma") al que un escritor profesional, Benjamin Hallux contrata para preparar un informe sobre el libro de Nabokov e investigar sobre la trama oculta de esos papeles. Al mismo tiempo Marlowe (ninguno de los dos nombres de los protagonistas es el auténtico, trabajan ambos con pseudónimo, uno de Chandler y otro Hallux, el nombre que Nabokov da a su propio dedo gordo del pie) acepta escribir la "autobiografía" de un millonario medio agonizante encargado por su joven esposa. Ambas historias se van entrelazando de forma misteriosa, en un juego donde la realidad y la ficción, la vida y la presencia ansiada de la muerte, lo falso y lo verdadero, configuran un juego insólito en el que, al final, el lector contempla asombrado cómo Lago ha logrado insertar en su "ficción" incluso elementos reales de la vida de otro famoso escritor real norteamericano, su esposa y su hijo.

Novela de altos vuelos, enredos constantes y juegos metaliterarios o de estilo (como las páginas donde el diálogo entre los dos escritores se desarrolla entre el texto de la pagina  que lee el lector ("arriba") y el de las notas a pie de pagina ("abajo") y referencias filósoficas y psicológicas que atañen a la muerte, al suicidio o "formas de desaparecer" como dice Marlowe ("morir es divertido" escribió el real Nabokov en su obra inconclusa). La destrucción, la propia y la del mundo literario. es una constante en esta inacabada obra de Nabokov y está perfectamente reflejado por Lago que cita en varias ocasiones la ficha numero 138, la última, en la que Nabokov escribió siete sinónimos de destruir.

En suma un texto atractivo para lectores muy motivados, amigos de lo metaliterario y con un buen sentido del humor. A pesar de su complejidad estilística y argumental, Lago pasa con buena nota el examen crítico, con algunos deslices o descuidos (o quizá no son tales) en los diálogos entre Hallux y el chandleriano Marlowe (aunque, siempre juguetón, Lago explica que es más conradiano, por el Marlow de "El corazón de las tinieblas") y algunos excesos narrativos provocados por la obsesión de relacionar conceptos, ideas y figuras literarias, enredar a personajes de Nabokov con los propios y buscar los ecos que este juego de novelas provocan entre ellas. Audaz hasta el delirio, dotado de un humor irónico, a veces cáustico, al estilo de Jonathan Swift o Lawrence Sterne. Lago ha escrito una sátira brillante sobre el mundo de la literatura, los autores, los agentes literarios, los best seller y las grandes editoriales. Desde Cervantes a Flaubert, pasando por Robinson Crusoe, David Foster Wallace, Thomas Pynchon o Paul Auster y su esposa Siri Hustvedt, Eduardo Lago ha jugado con sus citas y sus obras, reflejándolas en una novela que gustará a unos pocos, disgustará a muchos y mantendrá alejados a la mayoría (y ellos se lo pierden).

 

FICHA

SIEMPRE SUPE QUE VOLVERIA A VERTE, AURORA LEE.- Eduardo Lago.- Narrativa Malpaso.- 22 euros.



Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens