Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 marzo 2011 4 17 /03 /marzo /2011 15:41

38749_1_EstrategiaOK.jpgEsta mañana, en la radio, he titulado mi análisis de "La estrategia del agua" de Lorenzo Silva como una muestra de la "estrategia de la cebolla" aplicada a la novela policíaca.  Este autor, uno de los más coherentes y habilidosos en el panorama español de la novela negra, sigue en su nueva obra un procedimiento táctico similar al que va despojando las capas de una cebolla, para llegar a su corazón. Silva nos dice desde el principio que lo que su personaje central, el brigada Bevilacqua, de la Guardia Civil (y su compañera incombustible, la cabo y próxima sargento Virginia Chamorro, tienen entre manos, es un asesinato, aparentemente inexplicable: un hombre sin relieves públicos ni conflictos privados en la zona oscura de la sociedad --quitando un divorcio difícil-- despachado de dos tiros en la nuca por un evidente profesional. Inexplicable, a no ser...y aqui Silva comienza a sacar, capa tras capa, las complejidades que rodean el caso, paseándonos por un magnificamente narrado escenario técnico policial de las investigaciones, el mundo no menos complejo de los jueces y los técnicos judiciales que rodean estos casos luctuosos (magnifico retrato de una psicóloga) y todo ello aderezado por un golpe de efecto: sabemos o sospechamos desde el principio de la novela quién puede ser el asesino, no el material, pero si quien está detrás. Pero Lorenzo Silva logra que no nos despeguemos de sus páginas, simplemente fascinados con la dinámica que se establece entre el brigada y la futura sargento, su pareja via Benemérita y un guardia nuevo, Juan, Joan, Arnau (la guasa autonómica es levemente impertinente) que ha sido asignado al equipo.

Después de presentarnos a la pareja en "El lejano país de los estanques", escrita en 1995 y publicada en 1998 por Destino y de dar el campanazo con "El alquimista impaciente", premio Nadal 2000 (llevada al cine por Patricia Ferrerira), Silva nos va permitiendo ver cómo Bevilacqua (Vila para los mas allegados) y Chamorro maduran, se endurecen, se vuelven escépticos  pero al mismo tiempo ganan en profundidad, tolerancia (atemperada por una saludable mala leche) y un desencanto que les da "bouquet" como los buenos vinos. Son cinco novelas, cinco, más un libro de relatos "Nadie vale más que otro", para disfrutar del tándem de "picolos", que como ya ocurrió con el añorado "Plinio" de Francisco García Pavon (también editado por Destino allá por los setenta),  jefe de la policía municipal de Tomelloso metido a Sherlock Holmes rural, nos familiariza y acerca humanamente a nuestros policías, los del país.

Abusa un poco Silva del desgarro medio cheli de los diálogos y de unas durezas un poco impostadas y previsibles en el brigada y en algunos personajes, pero está todo ello inmerso en un caldo de cultivo tan verosímil (y reconocible), la variopinta y casi siempre bastante casposa realidad española, que el lector --la inmensa mayoría, buenas y corrientes personas,  como usted o como yo-- se siente inmerso en una especie de reality show

con cierto humor, algo de dureza descriptiva y ningún compromiso espúreo.

Déjenme reproducirles la definición que Silva hace de su pareja de investigadores: "son representantes de esa gente que se levanta cada mañana a hacer su trabajo, con alguna conciencia del deber,algun deseo de ayudar a los demás y el prurito de cumplir decentemente con su cometido, aunque no les paguen mucho, aunque sirvan a un sistema de justicia imperfecto y aunque no hubieran soñado de pequeños estar donde están. Un hombre y una mujer honrados y pundonorosos que tienen fallos como tu y como yo, pero que como tu y como yo intentan mantener la dignidad. Nada más y nada menos".

Bienvenida pues la nueva obra de Silva, no sólo por ser un nuevo caso de su pareja benemérita, por cierto basada en un asesinato real, ocurrido en marzo de 2007 en Cienpozuelos (Madrid) , sino,  sea dicho con redoble de tambores de excelencia, porque Lorenzo Silva es, creo, el primer autor español que pone a disposición de los lectores el conjunto de su obra a precios muy asequibles en formato de e-book (y sin el código DRM, anticopia). Es la via de los libros en un cercano futuro. En cuanto la industria editorial se percate que poner una obra para descarga en libro electrónico por 22 euros, por ejemplo, cuando en formato papel vale 25, es mucho más que un error, es una estupidez. Felicitación pues a Silva y al sello que permite esta experiencia, Destino. Es obvio que Silva es sumamente coherente: en algún sitio recuerda con agradecimiento los libros en ediciones baratas que tanto le ayudaron en su formación. Ahora lucha por hacer que los lectores tengan fácil y económico acceso a toda su obra. Es una medida inteligente.

Para terminar un apunte personal: me ha encantado el guiño de Silva-Bevilacqua cuando nos cita a Epicteto (filósofo estoico, esclavo liberto)  y a Sun Tzu ( "El arte de la guerra") entre los libros del asesinado como clave para entender el carácter y comportamiento del pobre sujeto. Al fin y al cabo,  el titulo de la novela proviene del texto taoísta. Para terminar, les regalo por divertida la autodefinición que el brigada hace en otro paraje del libro: "tengo un hijo, una macrohipoteca y un microsueldo". ¿No le sienten mucho más cercano? Resuena con la mayoría de nosotros, ¿a que si? 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens