Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 mayo 2012 1 14 /05 /mayo /2012 07:35

sombras-tenebrosas-cartel.jpg

 

 Seguramente el director Tim Burton está envejeciendo mal.  Esta historia,"Sombras tenebrosas", basada en una serie de televisión de los años 60, realizada con el típico uso y disfrute de la perfecta dimensión técnica de las películas de Burton, es decir, música, montaje, efectos especiales, intérpretes, diseño de producción, todos ellos modélicos, rozando la excelencia en cada plano...no logra que el espectador supere sin impaciencia las dos horas largas de proyección, en las que todo tiene un cansino aire de "dejà vu", algo visto y paladeado en otras ocasiones, con o sin Burton.

Incluso los aficionados al cine que hemos vibrado con muchas películas del desmelenado Tim, en ésta su última producción sólo hemos gustado aquí y allá de algunos momentos  y detalles muy en la linea barroca y oscura, irónicamente siniestra y bastante gamberra y visionaria del realizador, pero sin llegar en ningun momento a deslumbrarnos o simplemente a apelar a nuestra complicidad de cinéfilos, hijos de aquellas peliculas de la serie B de la Universal, todo el gótico horror, sin maldad o retorcimiento ético, de los monstruos entrañables que conformaron nuestra adolescencia, prontamente horrorizada ante otros monstruos bien reales que viven y medran entre nosotros y que se realizan entre Hiroshimas y crisis financieras que empobrecen a naciones enteras.

Pero Tim Burton aun juega en la división de honor de los de antes y la historia que nos cuenta, la del vampiro Barnabás Collins (Johnny Depp, menos histriónico de lo habitual, pero siempre dentro de las caricaturas deliciosas que pergeña para su amigo Burton) y los habitantes de la tétrica mansión Collinwood (una delicia para los amantes de las mansiones tenebrosas)  nos divierte hasta cierto punto, nos atrae un poco menos, nos fascina poquísimo y acaba           haciéndonos mover la cabeza con cierto pesar para murmurar: no es esto, no es esto. Lo intentas, amigo Burton, pero parece que no lo haces con la debida energía (o sabiduría).

Se saca partido de un elenco excelente, desde la recuperada Michele Pfeiffer (lejos de la juguetona y letal Cat Woman del magnifico "Batman" de este director), Jackie Earle Haley, Helena Bonham Carter, menos truculenta que de costumbre en las peliculas de su marido, la chica Bond, Eva Green, que está muy convincente como la malvada bruja (la secuencia del acto amoroso entre Depp y ella, con grandes destrozos incluidos, resulta divertida) o Clöe Grace Moretz, con un sorprendente papel doble de adolescente pasada de vueltas y de... ya lo verán, sorpresa, hacen su cometido con bastante acierto. Quizá Bella Heathcote, como la angelical y oscura institutriz Victoria, no logra dar el tono preciso a su complejo papel, aunque quizá por eso mismo se perfile paradójicamente como el reflejo del defecto principal de esta película: falta de nervio y convicción. Todo está narrado con una cierta desgana, con alejamiento y frialdad.

Uno echa de menos la poesía implícita e imaginativa en "Big Fish", el gamberrismo crítico y demoledor de "Mars attack", el humor surrealista y transgresor de "Bitelchus", la siniestra eficacia de "Eduardo Manostijeras", patrón de los "freakes", la sentimental  y magistral "Ed Woods" donde Burton nos desnudó su alma de cinéfilo, su carácter de "raro" ya entonces en sintonía con su actor fetiche Johnny Depp, al que en "Sleepy Hollow" logró convertir en un paradigma del oscuro y entrañable héroe burtoniano, superando entre épicas difitcultades el atroz oscurantismo de la magia y el horror humano y sobrenatural, cosa que repetiría desde otro orden con su "Barbero diabólico  de Fleet Street".

Los forofos del universo Burton, tan diferente, inusual, distinto, encerrado en sí mismo, no acabarían de degustar las rarezas de su "Alicia", en el que pondria a prueba sin mucho éxito su fórmula de buscar siempre un equilibrio entre el horror y el humor, ni mucho menos las de "Charlie y la fábrica de chocolate".

En resumen: Tim Burton no ha logrado sacudirse  en "Sombras tenebrosas" el halo de escasa energía y poca convicción de sus últimas películas, en las que repite los excesos, marca de la casa. Pero aun acentuando las dosis de horror y de humor, no logra una dinámica que nos haga salir de la proyección con secuencias y personajes que se nos queden dentro. La última película de Burton que lo logró, en mi mente cinéfila personal, fue en "Big Fish" o en su sentida biografía del director mítico "Ed Woods", brillante retrato de un director medio sonado con sus películas artesanas de nulo presupuesto y su desverguenza supina, en el tiempo heroico del cine.

El universo personal de Tim, con todas sus carencias, problemas, sentimientos y emociones, ese niño grande que se sentía infeliz y raro, puede obtener ricas proyecciones artisticas, pero quizá es hora que Burton madure y supere, dandole otra forma, a su personal mundo del dislate y el asombro.

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens