Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 diciembre 2014 6 20 /12 /diciembre /2014 10:27

leningrado.jpgComo complmento del "Stalingrado" comentado este mismo miercoles, recordamos la cinta del director ruso Aleksandr Buravsky que se atrevió con un tema ya architratado por el cine actual, el cerco nazi a Leningrado (que en 1943 los mismos rusos llamaron Stalingrado). La película, de 2011, tiene poco que ver con "Enemigo a las puertas" o con la citada. Aunque aquélla nos muestra la visión de aquella tragedia inmensa también "desde el lado" ruso, aunque fue realizada por un director francés Jean-Jacques Annaud (con las bendiciones de las autoridades rusas) y se centra más en la épica del célebre francotirador soviético Vassili Zaitzev (interpretado por Jude Law) en su duelo personal con el francotirador alemán, el aristocrático mayor König (extraordinariamente encarnado por Ed Harris, uno de los mejores actores vivos, aunque desgraciadamente no es un divo). "Ataque a Leningrado" es una película austera, fría, brutal en ocasiones y posiblemente mucho más cercana a la realidad de lo que lo hicieron la mayoría de las versiones ofrecidas del célebre episodio de la Segunda Guerra Mundial, donde Hitler conoció el sabor de una de sus primeras derrotas y el prólogo de su fin de sangriento visionario político.

En el convulso Moscú de 1941 el país se prepara  para resistir la invasión nazi que ha sido frenada en Leningrado. La resistencia de la capital enerva a Hitler que ordena que la arrasen (estratégicameente era un pàso vital para dominar el país y sus recursos de combustible del Volga) y los corresponsales de la prensa extranjera piden que se les envíe por el pasillo aéreo hacia Leningrado para ver in situ la encarnizada lucha en todo el perimetro de la ciudad y el estado de la martirizada población civil.

Uno de los grupos de periodistas es atacado por unos cazas alemanes y en el ataque se da por muerta a una enviada especial británica, Kate Davies (Mira Sorvino) ante la desesperación de su amante, otro corresponsal (Gabriel Byrne). La mujer sobrevive al ataque y es auxiliada por una joven policía rusa (Armin Mueller)  que la protege y le da una identidad falsa (de refugiada española) pues las autoridades rusas se niegan a reconocer que está con vida y prefieren considerarla una espía y acabar con el problema, digamos, por necesidades de coherencia oficial. Más tarde se sabrá --y aqui la pelicula toma derroteros de melodrama-- que es hija de un general ruso "blanco" en el exilio y por tanto enemigo declarado de los soviets. Por ello se organiza una caza de la "espía" que va intercalándose en el auténtico drama de la película: la durísima supervivencia de los habitantes de Leningrado sometidos al cerco de hambre y de bombardeos, tras haber  renunciado los nazis a seguir sacrificando hombres en una lucha imposible casa por casa.

Este es el verdadero protagonista de la película: el hambre, el frío, el miedo y la desesperación de los miles de civiles encerrados en la trampa militar de Leningrado. Las secuencias de hambre, debilidad, salvajadas provocadas por la falta de alimentos (el hombre enloquecido cortando la pierna a un cadaver, los famélicos hambrientos que atacan y devoran un caballo vivo, las tristes hileras de ciudadanos arrastrando muertos envueltos en sábanas buscando donde enterrarlos), sumado a la rigidez y el fanatismo político de la vida rusa, la sombra inquisitorial que luego sembraría de miedo y muerte al país entero gracias a Stalin, van formando el telón de fondo donde las vicisitudes de la periodista inglesa y su benefactora rusa (no se acaba de entender esa ayuda) mas la familia de esta, niños y adultos en una carrera hacia la inanición, adquieren un valor anecdótico que se desdibuja ante la enormidad del sufrimiento de la ciudad entera.

En lo que en otras cintas es épica militar y a veces mensaje ideológico, en este filme es una forma de mostrarnos casi documentalmente lo que es la vida cotidiana en una ciudad sitiada por la locura militar de unos y otros.

La tendencia rusa al melodrama y a la infatigable extensión de las narraciones pasa su factura a esta película emocionante que peca de exceso de minutos en algunas secuencias y de desvios de la trama en innecesarios recovecos.

Toda la histórica gesta de la carretera sobre la superficie helada del lago Ladoga para trasportar viveres y refugiados --continuamente bombardeados por los nazis-- queda también en desdibujada anécdota, siendo como es una de las gestas militares y civiles más apasionantes del cerco a Leningrado (que se prolongó durante casi dos años y costó la vida a mas de un millón de personas, sobre todo civiles).

Película que, pese a sus defectos, hay que ver y colocar en el anaquel de películas bélicas con contenido humano.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens