Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 marzo 2011 3 16 /03 /marzo /2011 18:13

IMG_1546.JPGSe puede ver el perfil de la cima de La Picosa como un espolón de roca pelada (cuando le da el sol de la mañana resplandece como si fuera de plata) desde casi cualquier punto del valle de Valderrobres, enfrente a la mole cuadrada de La Caixa, como un enorme contrafuerte, el corpachón de un gigante recostado, todo de verde y gris, afilándose hacia la cima.

Aunque hay una subida, muy fuerte, desde un recodo del Pantano de Pena (accesible desde Beceite), el acceso más recomendable es el que nace en Fuentespalda, el bellísimo pueblo matarrañense de la torre cuadrada, a unos 7 kilómetros de Valderrobres por la A-1414.

A unos doscientos metros del pueblo, a mano izquierda está el camping y la piscina de Fuentespalda. Hay un buen espacio para aparcar el coche y allí mismo, junto a la escalinata del bar de La Piscina están los letreros comarcales y los de los Senderos de Gran Recorrido (GR), uno de los cuales, el GR-8, pasa justamente por allí y se enfila montaña arriba hacia la Picossa.

El comienzo es una subida suave entre muretes de piedra y tramos empedrados que transcurren entre bancales de sembrados, olivos y matorrales silvestre, dejando a la espalda el pueblo con su característico perfil, que crea su original torreón defensivo en forma de prisma, La Torreta, del siglo XIV, cuya parte baja se dedicó en tiempos a cárcel. Y también la torre de la iglesia de El Salvador, de piedra sillar, gótica, con un ábside poligonal, que guarda un magnífico órgano del siglo XVI, recién restaurado.

En algunos campos que cruzaremos, la presencia florida de los almendros compone una filigrana de blancos y rosas sobre el fondo verde que alegra el alma. Al principio pasaremos por una torrentera junto a los campos de labor, olivos y almendros, que rodean el edificio rojo de dos plantas del albergue de la población. Hay que llamar la atención a quien corresponda por todas las ramas y matorrales de la poda que han sido tirados allí en lugar de ser quemados, constituyendo un peligroso polvorín para el estío. IMG_1606.JPG

Seguimos el sendero, con sus características marcas rojas y blancas, que sube por la pendiente de un trazado de torres eléctricas, siempre junto al cauce torrentero, hasta llegar a la cresta de la sierra, la Punta de la Umbría, donde se cruzan tres pistas forestales y hay una cruz de exvotos y una columna con una hornacina y la imagen de una virgen. Allí nos separamos del GR-8, que sigue hacia abajo en dirección al Pantano y a Beceite y a nuestra derecha la pista sube hacia una fuente. Debemos seguir la pista que asciende por la izquierda, encrestándose entre el valle del rio Tastavins, con Monroyo a lo lejos, Fuentespalda al pie y Velderrobres al fondo, en dirección a la cumbre de la Picossa.

La pista va atravesando bosques de carrascas y pino negral, alguna masía en ruinas y se mantiene como un camino de cresta hasta llegar a una cancela abierta donde un letrero indica que por allá se va a la Nevera, dejando la pista que continúa a la derecha subiendo fuertemente. La Nevera, es un característico pozo grande de ladrillo, en el que se mantenía la nieve y el hielo para uso doméstico. Está en regulares condiciones aunque algo abandonado y lleno de matorrales y pedruscos. Desde allí el sendero circula por la vertiente umbría de la sierra en dirección a la cumbre, con algún paso estrecho junto a pedreras y sortea una de las cimas anteriores a la Picossa. Volvemos a encontrar la pista que seguirá hasta el final, pasa junto al repetidor de telefonía y termina bajo el espolón de roca. Hay un camino intuitivo que sube directamente a la cima, que exige una escasa grimpada sin dificultad y que nos llevará, hay algún paso aéreo fácil y un crestear permanente por roca viva, con algún arbusto pelado y retorcido, bajo un viento generalmente fuerte y frío, hasta el mojón de piedras que marca el punto más alto de la Picossa, cerniéndose como un águila sobre un paisaje circular de una belleza tremenda: pueblos repartidos aquí y allá, bien separados entre sí, tierras de labor, bosques, las cumbres de los Ports a la izquierda, enfrente la Caixa, Beceite a su derecha, Valderrobres a su izquierda, al fondo izquierda las chimeneas de la térmica andorrana, las grandes planicies y las sierras de poca elevación hacia el Maeztrazgo…si el viento lo permite, esta cumbre merece un buen rato de tranquilidad y reposo. Son los 1075 metros mejor aprovechados desde un punto de vista paisajístico. La vuelta se puede hacer desandando la Peña del Corb y el Collado del Peirón, entre las carrascas, encinas y pinos o, cerca de la Nevera, coger el camino que baja directamente hacia el albergue en la A-1414, un kilómetro antes del camping. En total el recorrido no supera, con calma, las cuatro horas.IMG_1608.JPG

 

NO SE PIERDA

El torreón defensivo "La Torreta" con su mirador en lo alto, la iglesia de El Salvador, un barroco de transición, con un órgano muy bello. Una talla gótica de San Miguel que se conserva en la casa consistorial, del siglo XVI.

En los alrededores, visite las ermitas de San Miguel, Santa Bárbara y san Pedro Mártir.(esta última a unos 6 km del pueblo, junto a la ribera del Tastavins y cercana a la Torre del Visco). Recomendable.

Y en la plaza España, la casa de los Belsas, un palacio de estilo aragonés del siglo XVI. Por todo el pueblo repare en las capillas adosada a murallas y a puertas medievales del recinto urbano, tan bellas como el portal-capilla de san Antonio de Padua y la de san Francisco Javier.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens