Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
31 enero 2013 4 31 /01 /enero /2013 08:41

tabu-cartel.jpgRodada en blanco y negro, con una primera parte --rodada toda ella en 16mm--deslumbrante en su recreación del cine mudo, pero también por la poesía del texto que va acompañando las imágenes, en la bellísima historia de amor y muerte narrada de una forma ingenua y fascinante, como los viejos cuentos orales, el portugués Miguel Gomes ha realizado una obra magnífica, difícil de clasificar respecto al cine de hoy, pero al mismo tiempo dotada de una fuerza imaginativa que me acercó al "tempo" inigualable y nostálgico de las novelas de Somerset Maugham o de las películas de los maestros de antaño en el cine silente, F.W Murnau y Robert Flaherty. Justamente de estos dos directores, que rodaron en 1931, la magistral "Tabú" en la que se hacía un canto del cisne de la época colonial y de las vicilizaciones nativas que serian devoradas a continuación, toma Gomes el espíritu de esos tiempos pasados que jamás volverán para rodar su particular "Tabu".

Más en la línea de "La carta", la sombría y romántica historia de Maugham que rodó William Wyler en 1940 con una exgtraordinaria Bette Davis como protagonista (de hecho la historia de Gomes  sigue bastante cerca la peripecia de la película aunque con distinto final), el director portugués realiza un soberbio ejercicio de estilo, no sólo por el inicio sensacional en 16mm sino en el desarrollo de la historia y descripción de la vida colonial. Quizá la parte más endeble sea todo el tronco central de la película--rodada ya en 32mm hasta el final--, en nuestros días, con la historia de Julia una madura lisboeta, vecina de una anciana algo desequilibrada  y su criada negra. La conexión de las dos historias, evidente ya en la tercera parte, tiene suficiente entidad para oscurecer esa parte intermedia que, no obstante, tiene una fuerte calidad propia pero deja en el espectador la impresión de que ha asistido a dos historias diferentes con un prólogo de cuento juvenil.

La vecina, Pilar, Teresa Madruga, una actriz serena que lo dice todo en un gesto, lleva el peso del filme en la época actual, afrontando con una bondad silenciosa las actuaciones de la anciana (Laura Soveral)y de su hermética criada negra (Isabel Cardoso), a la que su ama acusa de brujería. En esa relación de caritativo vecinazgo vamos recibiendo informaciones sobre un pasado mitificado y misterios en Africa que más tarde un cuarto personaje nos revelará con su voz en "off" y las imágenes de una época pretérica observada con cariño y detenimiento, quizá en la línea de las "Memorias de África" que todo el mundo recuerda con placer. El apasionado y dramático  amor ilegítimo entre un joven mundano (Carlotto Cota) y la esposa de un terrateniente (Ana Moreira), en el caluroso y exótico medio ambiente africano, con criados negros y partidas de caza, forma parte del imaginario de ciertas novelas y películas, único lugar donde podemos encontrar algo del encanto de aquélla época, seguramente injusta para la población nativa, pero dotada de un particular encanto literario.

Buena película, pues, quizá demasiado nostálgica que tendrá su público devoto pero, seguramente, minoritario.

Bue.

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens