Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 mayo 2011 2 17 /05 /mayo /2011 15:31

tambienlalluvia00.jpg

Hay una secuencia en esta interesante aunque malograda película de la directora Iciar Bollaín, "También la lluvia" en la que dos de los protagonistas, Luis Tosar, ese intensísimo actor, conversa con Karra Elejalde que hace el papel doble de Cristóbal Colón en la película que se rueda y de actor secundario en la actualidad de  esa "ficticia" producción. En la charla, Karra le pide al productor Tosar que convenza al director (Gael García Bernal) de que le de más cancha en su papel, que le permita expresar las contradicciones del Almirante, su sufrimiento, su fuerza y sus carencias. El otro le dice que lo intentará. Pero no hay nada más y el gran Karra se queda con un papel secundario que tiene la virtud no solo de ser la mejor y más auténtica actuación de la película, sino que se erige en símbolo de la frustracion implícita en "También la lluvia".

Paul Laverty, un magnífico guionista escocés nacido en Calcuta y viajero impenitente y comprometido por toda América Latina en los años de las revoluciones, Nicaragua, El Salvador, Bolvia, Colombia, lleva a cabo una difícil sinfonía argumental a tres niveles: uno, el equipo de rodaje español en Cochabamba, Bolivia, en los años del conflicto del agua (2000); dos, las vicisitudes del rodaje de una película sobre la labor de Bartolomé de las Casas y Antonio Montesinos, con su dramartica defensa de los derechos de los indios ante la brutalidad de los conquistadores y tres, la violencia desatada entre los pobladores de la zona y los soldados del Gobierno  bolivinao que pretenden, a sueldo de una multinacional norteamericana, quedarse con el agua del lugar y comercializarla.

Los personajes españoles deambulan por un izquierdismo de manual y actitudes progres, mientras los indígenas repiten sus trágicas vivencias de la época de la conquista en la actualidad y el conflicto cruzado acaba desequilibrando las certezas o los llamados principios de unos y otros, todo bajo el cristal de color de la ya tópica mala conciencia hispana, el del buen salvaje y el de la conversión espiritual de unos y otros empujados al límite por los acontecimientos.

Demasiada simplicidad y demasiado mensaje, con un deficiente aprovechamiento de los improvisados actores indígenas--quiza no hay para más--, principalmente de Daniel, el líder de la protesta del agua en la realidad y líder de los  indios que se oponen a Colon y sus capitanes en la película, que solo resulta convincente cuando hace de indio rebelde y solo es escasamente creíble como líder campesino en el 2000.

La película se ve bien, tiene  momentos eficaces, pero no logra dejar huella en el espectador, que se queda con la magnífica secuencia de las madres haciendo de extras con sus bebés y negándose a hacer como que ahogan a sus bebés para reproducir algo que sucedió realmente en la conquista. "No se lo creen" aducen para negarse a "interpretar" la escena. Y eso se contagia al espectador cuando termina la película. No acabamos de creernosla, La "conversión" del productor Costa, Tosa, en un esforzado héroe a favor de los indígenas, no acaba de funcionar, a pesar de la siempre eficaz actuación de Luis Tosar.

En fin, resumiendo, lástima que Karra Elijalde no lograra convencer al director/a de que le dejara interpretar más y convertirse en el protagonista absoluto. Eso hubiera sido otra película. Y apuesto que mucho mejor. Demasiadas pretensiones y demasiada confusión y demasiado mensaje ideológico, mi muy admirada Iciar.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens