Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
24 septiembre 2011 6 24 /09 /septiembre /2011 07:01

ironclad-cartel2.jpg

 

 

  De vez en cuando en las películas de la serie B aparece una que nos reconcilia con el cine, a pesar de sus limitaciones y su falta de ambición artística. Esta es una de ellas, "Templario". Dirigida por Jonathan English e intrepretada por James Purefoy, que da muy bien el rol de caballero templario, estoico, silencioso, contenido y atormentado por las atrocidades cometidas en nombre de la fe durante las Cruzadas. Un soberbio, como siempre, Derek Jacobi, como el discreto conde de Cornhill, Kate Mara como su esposa lady Isabel que robará el corazón del templario y un inesperado y habitual robaescenas Paul Giamatti como el  malvado rey Juan de Inglaterra.

En el 1215 el rey Juan se ve obligado a firmar la Carta Magna que resta su poder en favor de las Cámaras formada por los nobles barones. El monarca no acepta de buen grado la imposición y recluta un ejército mercenario danés que arrasa el país para restaurar la monarquía absoluta "por la gracia de Dios", (¿les suena esto?).

Un grupo de caballeros al mando del baron Albany, entre ellos el templario Marshall, se hacen fuertes en el castillo de Rochester, enclave estratégico  importantisimo para el despliegue militar del rey Juan y sus mercenarios. La pelicula nos narra la historia del asedio y la intervención final de obispo de Canterbury aliado con los franceses para derrocar al rey Juan. Durante ese brutal asedio, el templario y la señora del castillo inician una historia de amor, ante la inapetencia permanente del conde, vaya por Dios.

Lo que hace interesante esta cinta muy poco respetuosa con la historia real es la dinámica feroz de los combates, el ritmo de la historia que no decae ni durante las secuencias de amor y un aire general de dignidad y credibilidad que desprenden actores y dirección (algo semejante a lo que ocurre con otra cinta del momento, "Centurión"). Sana, salvaje y apasionante distracción, ataques bien diseñados, secuencias de una crueldad muy a tono con la época pero narrada con desenvoltura y sin complejos y por último pero no menos importante, unos diálogos con cabeza, razonados y sugestivos, en los que se cuestionan las guerras, sus motivaciones y las creencias irracionales que lo hacen posible.

El protagonista James Purefoy, consigue dar profundidad y respeto a su personaje, un caballero templario silencioso y malhumorado, corroido por la culpa y luchando por resistirse a la tentación de Kate Mara (un poco sosa) ante un Derek Jacobi claudicante y temeroso y  un Paul Giamatti que compone un histriónico, maquiavélico, cruel y agresivo monarca, que suele ser asociado al caballero de las mallas verdes, el mítico Robin y que aquí se limita a ofrecernos un retrato seguramente muy real de lo que era un rey de la época, nada estúpido pero muy creído de su papel semidivino.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens