Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 diciembre 2011 4 29 /12 /diciembre /2011 08:08

the-artist-cartel1.jpg

Tiene naturalmente sus detractores y los que tratan de minimizar un éxito a todas luces merecido, pero la impresión general que deja este filme, incluso o sobre todo a los cinéfilos, es que se trata de una gran película y que tanto el director Hazanavicius como el protagonista Jean Dujardin (una de las más perfectas y creativas creaciones miméticas, uno cree estar viendo al bailarín y actor norteamericano Gene Kelly redivivo) han rizado el rizo de la excelencia.

El director no ha tratado de "copiar" el cine de los años veinte, sino de realizar una propuesta muy inteligente sobre ese cine pionero pero con el reto del silencio como un inesperado y nada gratuito homenaje a aquél cine irrepetible. Es decir, planteamientos de hoy para un cine de ayer, aunando la actuación de actores en estado de gracia (con especial mención al citado Dujardin y en menor medida a Berenice Bejo y al siempre eficaz y sobrio John Goodman) con una puesta en escena magnífica y respetuosa, pero no con  afán de copia, insisto, sino de re-creación. Y esa voluntad de no imitar sino trascender es lo que hace de esta película un reto y un logro. Reto porque la apuesta era demasiado alta y corría peligro de quedarse en una silente nostalgia al estilo de "Cantando bajo la lluvia", "Inserts" o "El crepúsculo de los dioses" y tantas otras. Y un logro porque logra entretenernos con fuerza y conmovernos con profundidad usando una herramienta obsoleta, el silencio y la musica omnipresente.

Uno ve en el drama de ese actor que lucha contra el progreso y la realidad la historia de los Chaplin, Keaton, Fairbanks y tantos otros que quedaron en la cuneta del tiempo pasado mientras el cine pasaba a su lado en un incesante viaje hacia la modernidad.

La historia de amor entre el histórico actor maduro y la joven actriz que crece a tenor con el nuevo cine es el símbolo de una lucha incruenta que produjo muchas víctimas, aunque aquí se nos compense con un final feliz que debe haber puesto los dientes largos a Hollywood, una industria que ve como la vieja Europa se le adelanta en un homenaje sensacional al cine que ella inventó. Y Hazanavicius lo hace más difícil todavía, ya que evita las negruras éticas de Wilder y nos regala un drama vestido con el disfraz de la comedia, del humor y de la ternura. Hay mucho talento en ese director y mucho entusiasmo en todo el equipo que ha hecho posible esta película absolutamente necesaria.

No se pierdan, pues esta película, oberven con atención todas y cada una de sus secuencias, la pulcritud técnica, la fotografía en blanco y negro que recuerda la luminosidad del nitrato de plata, la excelente banda sonora... elementos todos que tampoco hacen olvidar, aunque si perdonar, el excesivo metraje, la previsibilidad argumental y algun que otro exceso de actuación.

Sin embargo la presencia mágica de Jean Dujardin, con su interpretación alucinante del gran actor del cine mudo, merece por si sola el visionado de este filme que, a pesar de haber conformado un hito en el cine de hoy, por su propia esencia creo que es irrepetible. Ha abierto una puerta efímera. Cualquier otro intento en este camino, sería reiteración.

  

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens