Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 mayo 2013 1 20 /05 /mayo /2013 07:28

tierra-prometida-cartel.jpg   

El director de "Tierra prometida", Gus Van Sant, tiene calidad intrínseca, nervio narrativo y conocimiento profundo del cine, acierte o no acierte en sus propuestas. En esta película se apoya en el cada vez más sólido bagaje interpretativo, escueto y austero en su gestualidad, de Matt Damon, un todoterreno que ya ha demostrado que es muy capaz de hacer cine de calidad intelectual y ética enfundado en su sólido cuerpo del incombustible agente Bourne. Aquí, Matt transita por los difíciles y emocionales caminos de un Frank Capra, encarnando un personaje de una bondad visible y sincera, una especie de referencia a las películas memorables de ese director, como "Qué bello es vivir", "Caballero sin espada", "Horizontes perdidos" "Juan Nadie" o "Vive como quieras". Cuestiones éticas servidas generalmente con humor y una fina ironía y siempre con el drama enroscado en la vida de sus personajes, como otro clásico, King Vidor, en "Y el mundo marcha".

Como en Capra y Vidor estamos ante un personaje íntegro que roza el mal y cambia para superarse a sí mismos dentro de la fragilidad de la condición humana, servido el mensaje casi siempre optimista con una perfección narrativa considerable y una calidad técnica sin mácula. La historia es un ataque, no demasiado vitriólico, contra el mundo de las grandes corporaciones, multinacionales y holdings que juegan con el poder financiero haciendo gala de una ausencia de ética proverbial e indignante. El provecho propio es lo primero y la vida y hacienda de los ciudadanos, sómo material de especulación sin límites. Aquí nos llevan a un mundo rural, un pueblo, que será la víctima propiciatoria de una gran empresa petrolera que desea esquilmar sus tierras en pro de un supuesto futuro mejor y en realidad de una ruina ecológica bastante probable. Aquí el héroe está alienado con los "malos" pero vendrá el momento clave en que cambia su visión de las cosas y debe tomar partido. Y lo hace por el bien aunque ello le cueste su cargo y su seguridad profesional.

Dos actores de primera, Matt Damon y Frances Mc Dormand, forman el equipo de comerciales que debe "conquistar" las tierras del pueblo para su empresa a través de la embaucación del dólar fácil. John Krasinski hace el papel del ecologista joven que quiere frenar a la petrolera con medios tan poco éticos como los empleados por ésta. Este joven actor y Damon firman el guión de la película (sobre una novela de Dave Eggers), que reserva una sorpresa en su desarrollo que será la causa del cambio en la conciencia del héroe. Bien arropados por secundarios excelentes como Hal Holbrook (soberbia la  secuencia del alegato del viejo profesor ante el pueblo reunido para escuchar las promesas vacuas de Matt) o Rosemarie De Witt, la película que no deja de tener unas estructura de telefilme pero alza el vuelo gracias al director, para convertirse en mucho más que una cinta para ver en el sofá ante el televisor. De todos los actores, un poco por encima del mismisimo Matt, sorprende una vez más la apabullante naturalidad y encanto de Frances McDormand. Pelicula apreciable, por encima de la media.   

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens