Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 noviembre 2011 4 17 /11 /noviembre /2011 10:39

 

timidos.jpg

Algo de impaciente irritación produce esta película franco-belga en la que se lleva al exceso presuntamente cómico las desventuras de una pareja de tímidos patológicos que se enamoran contra todo pronóstico y establecen una extraña relación cuajada de malentendidos, tensiones absurdas y enfermizas, en el empeño del director de sacar partido humorístico a algo tan patético que acaba irritando al espectador (al menos,a mí, parece que en los países de origen la comedia funciona bastante bien).

Jean René, dueño de una fábrica de chocolate en declive contrata a una joven como comercial, Angelique. Ambos son tímidos hasta la caricatura, Ella va a una terapia de "Tímidos anónimos" y él sobrevive a duras penas con una terapia psicoanalítica que se revela absurda y poco eficaz.

Las secuencias de la primera cita de la pareja hicieron preguntarse a este critico qué tenía de gracioso el padecer del protagonista y su huida bochornosa (se cargan más las tintas en él que en ella), así como los encuentros amorosos que rozan el patetismo. Ni siquiera como una pelicula de casos clínicos podría funcionar, dada la simpleza y el esquematismo de los dos caracteres-personajes en los que se basa.

El realizador Jena-Pierre Améris trata de hacer creíble esta historia de amor que triunfa a pesar de las dificultades que crean los dos personajes enclaustrados en sus respectivos sistemas cerrados de autodefensa y los retrocesos y equívocos que se producen entre los dos cuando están juntos, ante el asombro de los seres "normales" que les rodean que, curiosamente, no parecen percatarse de la anormal timidez de ambos.

El belga Benoit Poelvoorde ("Nada que declarar") encarna al timido enfermizo y la francesa Isabelle Carré, a la tímida, como maestra chocolatera poco verosímil. Como dice uno de los personajes "Lo importante del chocolate es su amargura" y, aunque no sea su intención seguramente, el director logra hacer una comedia amarga pretendiendo  hacer una dulce y alegre, a tenor con el tema: dos personas que viven en un mundo de chocolate se enamoran, ¿hay algo mas dulce que eso? Las paranoias de ambos lo hacen amargo. Lo unico dulce que el espectador saca es un deseo impaciente por ir a una pastelería y ponerse ciego de bombones, cuanto más sofisticados, mejor.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens