Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 junio 2013 4 27 /06 /junio /2013 09:21

trance.jpg

 

  Ya está en los cine la última película del Danny Boyle. "Trance" es un thriller psicológico y parte de una situación, el robo del cuadro de Goya "Vuelo de brujas", en el que está involucrado el protagonista, un empleado de alto nivel de una casa famosa de subastas de obras de arte, Simon (James McAvoy), su socio, el delincuente Franck (Vincent Cassel) y una psicóloga especializada en hipnotismo, Elizabeth (Rosario Dawson). Un triángulo con desarrollo erótico de alto calibre, en el que el sexo, el amor (?) y la violencia se introducen en una acción que va cambiando constantemente la información que el espectador cree tener, proporcionando sorpresas y aclaraciones que van hurtando una y otra vez los iniciales parámetros argumentales.

Danny Boyle, que obtuvo un Oscar con la interesante "Slumdog Millionaire" (2008) y dirigió en el 2010,la fenomenal "127 horas" (de la que ya hablamos aquí mismo) diseña en "Trance" una historia algo tramposa pero resultona que gustará poco a los psicólogos, pero que encantará al espectador medio y sobre todo a los aficionados al thriller psicológico (al estilo del "Origen" o "Memento"  de Christopher Nolan) en la variante bastante conocida de mostrarnos las interioridades de la mente de un sujeto que ha cometido un delito o un crimen. El objeto de tal delito es, como hemos dicho, el famoso cuadro de Goya que se convierte casi desde el principio en el mcguffin (el pretexto, según el gran Alfred Hitchcock) del argumento, aunque no se le saca la punta alegórica brutal que el lienzo goyesco parecía prometer. De hecho, Boyle hace lo contrario de lo que denuncia el genial sordo (cuando pintó este cuadro Goya estaba casi totalmente sordo, aislado y deprimido. "Vuelo de brujas" forma parte de la época oscura y dramática del pintor: el cuadro es una crítica demoledora contra la superstición) es decir, el cineasta galés parece complacerse en apoyar esa misma superstición hacia los poderes esotéricos, en este caso de la hipnosis.

Pero, dejando al margen consideraciones culturales, la película logra mantener el interés y la intriga en el espectador, le proporciona suficientes elementos de sorpresa y conduce dinámicamente --a pesar de ciertos despistes y excesos- hacia un final inesperado y travieso, con una secuencia abierta que deja una sonrisa en el patio de butacas.

La puesta en escena está bien calibrada, se repiten planos sorprendentes, el ritmo está casi siempre bien llevado y los actores principales, los tres, están bien metidos en su papel y consiguen sorprender al espectador  con las variaciones de sus actitudes. La complejidad personal del empleado de una casa de subastas (McAvoy) que oscila entre una aparente ingenuidad y una maldad casi psicótica, las argucias de la psicóloga, la bellísima Dawson, convertida en peligrosa diosa de  supuestos poderes, objeto del deseo de los dos hombres y, el dúctil e inteligente Vincent Cassel, siempre acertado en sus papeles de "malo" frío y elegante, conforman un trío perfecto, bien arropados por unos secundarios muy resultones que se mantiene en un discreto segundo plano, como corresponde.

Una historia, pues, con varios niveles de lectura y con una complejidad argumental que deja cabos sueltos o olvida explicaciones, pero que, en conjunto, deja una buena impresión y --cosa interesante-- provoca el deseo de volver a verla para "ajustar detalles".

 

   

 
 

    . 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens