Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 diciembre 2011 3 14 /12 /diciembre /2011 10:12

 

un-golpe-de-altura-cartel-1.jpg

  Otro producto de la factoría hollywoodiense destinado a levantar una risas, pasar un rato más o menos agradable, y todo muy a tono con los tiempos de crisis que vivimos, para dar actualidad a la cosa. Así asistimos al principio de la caida de un magnate, perfectamente encarnado por ese viejo zorro de las pantallas que es Alan Alda, que ha cometido una estafa de miles de millones de dólares y que cuando es detenido por el FBI no tiene un duro en la cartera y sus millones se han volatilizado. El magnate vive en un exclusivo edificio de Nueva York, The Tower, cuyo gerente, Ben Stiller, asiste incrédulo a la constatación de que su héroe financiero y cliente preferido se ha pulido los fondos de pensión de todos los trabajadores del edificio, incluido él mismo.

Eso es una gota de agua en el océano económico de la estafa pero para esas personas es toda su vida y todos sus ahorros. Cuando el magnate, que nunca acepta la acusación, muestra una frialdad absoluta ante la suerte de los empleados, Ben Stiller recurre a un maleante de poca monta, Eddie Murphy, (bastante salido de madre) para dar un "golpe de altura". En el sentido doble del término, ya que se propone encontrar el dinero escondido del magnate, que vive en el ático lujoso del edificio. Se trata de recuperar ese dinero y con él los planes de pensión de todos lo empleados.

Semejante trama, ay, tan actual, se convierte en  una excelente oportunidad de hacer brillar el humor austero y facial de Stiller y el vocinglero y entusiasta de Murphy, secundados por un elenco en forma que parece divertirse mucho con las astracanadas que se suceden. No les cuento más porque si lo hago ya tienen la película entera y sólo irán al cine los fans de los dos cómicos citados.

Bret Ratner es el responsable del asunto y trata de hacer  un producto de entretenimiento que podría haber firmado la factoría Walt Disney hace  veinte años.

Algo más de hora y media dura el evento y uno debe pertrecharse de palomitas y refresco para ayudar a la acción, no especialmente aguda o inteligente. Una insustancial propuesta cuyo activo más directo es la crítica nada sutil que hace a los tiburones financieros que tanto están haciendo sufrir al mundo y que pagan muy poco por ello, como todos sabemos. La película es impecable técnicamente, las actuaciones convincentes y el argumento no da para nada más, excepto gozar con la mímica y el verbo desbocado de Murphy, todo bajo una banda sonora que parece recordar a las películas de Harry el Sucio, con compañeros de la solvencia de Cassey Affleck, Tea Leoni, Matthew Broderick (que está impagable en su rol de padre desahuciado por deudas y paro) y aquella inmensa mole negra de mirada desafiante y gesto de ogra buena que es Gabourey Sibide, aquella deliciosa mujer de "Precius".

El pueblo unido jamás será vencido, parecen gritar los colegas ante el final escarmiento y derrota del magnate, que entra en la cárcel acompañado por las voces de los reclusos que gritan lo placentero que le encuentran y cómo se lo van a demostrar.

Al menos  es divertida y queda para el recuerdo la sonrisa cínica de Alda y la dureza de su mirada, amparada bajo el terciopelo de su educación de Harvard. Un tiburón con traje de Armani y modales de diplomático victoriano. 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens