Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
11 febrero 2012 6 11 /02 /febrero /2012 10:37

un-lugar-para-sonar-cartel1.jpg

El "star system" de Hollywood puede en ocasiones ser algo perverso de forma inconsciente. Nadie discute que una pareja como Matt Damon y Scarlett Johanson tiene todos los números para ofrecernos una película digna. Parece que hasta la química entre ambos no puede dejar de funcionar dadas las coordenadas de belleza, simpatía, fotogenia y fuerza interpretativa. Solo hay que ponerle en las manos un buen guión, un buen  director y una buena fotografía y técnica cinematográfica. Pues bien, en teoría, sobre el papel, todo eso, más o menos, estaba en el puchero de la película. ¿por qué diablos ha salido un potaje tan desangelado, previsible, absurdo, emocionalmente ambiguo y ñoño hasta la verguenza ajena?

La historia de esa familia desestructurada por la muerte de la esposa y el empecinamiento del varón en regentar un zoo, asi por las buenas, solo porque la casa de los sueños de su hijita lleva uno adosado, es de un pretendidamente lacrimoso sentimentalismo que bordea la idiotez más suntuosa. Ni Matt, ni Scarlett, ni el resto del elenco, incluidos niñita adorable y adolescente odioso, parecen creerse el bodrio que tratan de perpretar.

Cameron Crowe (que dirigió las vagamente interesantes "Jerry Maguire" o "Vanilla Sky") certifica aquí su decadente valía.

Con el marchamo evanescente y pretencioso de "una historia real", el asunto del viudo y su familia invirtiéndolo todo en un zoo en horas bajas cargado de personal desmotivado y logrando el triunfo del american good way con las sonrisas y las conversiones de todos los personajes inmotivados, es cuanto menos, reiterativa y previsible hasta dejárselo de sobras. Melodrama interpretado con su conocida profesionalidad por los dos actores mencionados, que tratan de salvar como pueden el Titanic de la película, pero acaban hundiéndose con ella. Pero como el mensaje es que la familia que se hunde unida permanece hundida la mar de bien, pues eso, amigos, conocidos y gente que pasaban por allí apoyan esta historia americana de superación personal, familiar, laboral y social, para que nadie niegue la virtualidad gozosa del paraíso norteamericano.

La cosa está basada en la autobiografía de Benjamin Mee, personaje real, que terminó regentando un zoo sin saber nada de animales, sólo como prueba canónica del esfuerzo personal y sacó un libro que engrosó la lista pretenciosa de libros de autoayuda y gloirificación por el esfuerzo.

Mencionemos el encanto de Maggie Elizabeth Jones, la niña, una de esas pequeñas actrices que parecen haber nacido con una cámara en el chupete. La subtrama adolescente es perfectamente olvidable y no hay muestras de profundidad psicológica en ninguno de los personajes secundarios, sino a efectos de coro tragicómico griego para un tema que no logra conmover a la mayoría de espectadores... y que pronto nutrirá los anaqueles de dvd de alquiler para tardes familiares de domingo

 


 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens