Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
26 octubre 2012 5 26 /10 /octubre /2012 09:28

vacaciones-en-el-infierno-cartel-1.jpg

Megacine de acción carcelaria. Un producto dignísimo dentro de las logicas limitaciones del género, pero realizado con sentido del humor, un saludable ejercicio de autoparodia (las pistolas tienen balas inextinguibles, los balazos acertados son legión sobre todo en los malos, las palizas apenas dejan huella, los excesos de acrobacias fisicas son casi de peli asiatica de artes marciales) y una visión del "paraíso" americano y el vecino "infierno" mexicano a la altura de los tópicos más reiterados. Pero los sartenazos críticos a la corrupción van de un lado al otro de la frontera con auténtica generosidad distributiva y seguramente con un realismo incómodo al poderoso vecino del Norte. Tanto es así, que, pese  al tono general de gamberrada fílmica con previsible éxito y posible doble lectura, la película no ha tenido apenas promoción y la escasa distribución hace pensar en que las Majors norteamericanas, el poder de Hollywood, no acaba de perdonar a Mel Gibson su desnortada y caótica trayectoria como actor, director y personaje público. Acabará en el mercado del DVD y no deja de ser una lástima.

Tras un principio de sabrosísima persecución policial de dos atracadores disfrazados de payasos, éstos acaban en mano de la policia fronteriza mexicana que, al ver el botín que llevaban en el coche, decide no expatriar a los forajidos y encerrar al sobreviviente (un fatigado pero entero Mel Gibson) de por vida en una cárcel de Mexico DF conocida por El Pueblito, sin filiación y dándole por desaparecido en un mundo carcelario que parece diseñado por El Bosco. La historia que nos regalan es la del forajido Mel, divertido y socarrón delincuente de bajos vuelos pero aguda sagacidad tratando de sobrevivir y escapar de una prisión inconcebible (¿o no?) con su dictadorzuelo propio, sus mafias, sus leyes internas y su mala leche. Una cárcel donde conviven hombres y mujeres, niños, policías corruptos y funcionarios comprados, todos con un único designio: ganar dinero y gastarlo en los mil y un pequeños placeres de la  cautividad corrompida. Dirigida por Adrian Grunberg, un debutante que muestra buenas maneras y un sentido de la acción y el humor muy desarrollados.

El niño co.protagonista es un prodigio de expresividad y da una réplica excelente a Mel Gibson, en una trama donde la acción y las relaciones entre los personajes principales van a un ritmo endiablado, sin apenas dejar respiro al espectador. Pese al final previsible, uno ve esta película con humor y alta diversión, contagiado por el cine que hemos visto de Robert Rodriguez, Soderbergh o Tony Scott (estos dos ultimos tuvieron a Grunberg como ayudante de dirección y, dado lo visto, como avanzado discípulo).

Película que merece mejor suerte y una critica más tolerante y comprensiva: es un salvaje y gamberro comic carcelario llevado al cine con mano habilidosa y un humor bastante bestia, por cierto.

Uno se reconcilia con el Gibson de los principios, más que con el de la Marmota u otras recientes, ya que compone un antihéroe, atractivo, simpatico, peligroso y medio loco. La carga critica subyacente entre tanta guasa y tanto horror desmadrado, es de las que hacen temblar al Sistema (si es que es capaz de tal cosa) y eso es un punto a favor de Gibson y uno en contra de que su película se valore más. Muy bien, Gibson. Has codirigido, interpretado y coproducido una buena película que algun dia, no lo dudes, tendrá su jornada de gloria.

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens