Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
18 enero 2013 5 18 /01 /enero /2013 10:47

el-abuelo-que-salto-por-la-ventana-y-se-largo.jpgMe confieso un fanático de la literatura humorística inglesa. Desde Jerome K. Jerome a Chesterton, pasando por Jonathan Swift, Richmal Crompton, Lewis Carroll y algún Dickens y aterrizando en la escuela británica del humor de los Amis, Lodge o Tom Sharpe, en la extensa nómina de los buscadores de sonrisas,  provocadores de buen humor y artífices de ocasionales carcajadas. Entre ellos brilla con luz propia uno de los más sutiles, ingeniosos y brillantes autores de la risa inteligente que me ha dado conocer y degustar: P.G. Wodehouse. Llegué a disfrutar de muchas de sus desternillantes novelas ya en los años 60 y 70 en la colección de libros económicos que editaba Editorial Plaza Janés. Hace un par de años Anagrama sacó el primer tomo de las historias escritas por Wodehouse con el protagonismo de su personaje, Jeeves, solícito ayuda de càmara, astuto, inteligente y fascinante, ocupado siempre en sacarle las castañas del fuego a su señor, Bertrand Wooster, un caballerete de la alta sociedad inglesa de principios del siglo XX, con poco seso y una incorrgeible afción a materse en líos. En las pasadas Navidades, el amigo Serret puso a mi disposición el segundo volumen del integral de las novelas "de Jeeves", cosa que amenizó mis fiestas con muchas sonrisas y ocasionales carcajadas, ,magnífico sistema como todo el mundo sabe para endulzar la existencia..

Para complementar esa lectura amenísima, mi librero favorito me proporcionó una novela de humor diferente, de origen nórdico, sueco, y con un título que llama la atención de inmediato: "El abuelo que saltó por la ventana y se largó", del sueco Jonas Jonasson (es decir Jonás, hijo de Jonás) , un "escritor profesional" dedicado a la televisión y otros menesteres que se ha descolgado con  una primera novela bastante divertida. Y ha sido casi de inmediato uno de esos éxitos literarios que se extienden como una mancha de aceite por la sociedad aficionada a la lectura: el boca-oreja funciona y más ahora en estos tiempos de la aldea chismosa global.

La historia del desternillante Allan Karlsson, que cumple cien años de edad la mañana que comienza la narración, es fresca y espontánea, crítica y dura en ocasiones, siempre aliada con una ironía llena de humor. El anciano se escapa por la ventana de la residencia donde están celebrando su cumpeaños y para empezar a atraer al lector, en la estación de autobuses le roba la maleta de un descerebrado joven melenudo, violento y simple, que llevaba en la maleta unos cuantos millones de coronas de origen oscuro y que le había pedido al viejo  que la cuidara mientras iba al lavabo, fiado de su aspecto inofensivo .

Lejos de  "El insólito peregrinaje de Harold Fry" de Rachel Joyce --otra novela geriátrica-- que ya habíamos comentado en estas páginas, menos aguda y sensible, pero con un humor más directo y desmadrado, el anciano saltador de ventanas que obedece a impulsos oscuros sin plantearse demasiado las consecuencias, comportándose  con una divertida inconsciencia, y demasiada suerte, provocando efectos demoledores allá por donde pasa. Hay tanta pasión de vivir en el viejo Allan que el lector admite y disculpa los barrabasadas que con una alegre audacia va perpretando el centenario gasmberrete.

El autor ha dotado al amigo Allan de un pasado bastante movidito y pasa comodamente de la novela de humor geriátrica al thriller de agencias de espionaje y asesinos a sueldo. El pasaporte del anciano no es otro que el sentido común adobado con un humor irónico y a veces vitriólico con el que Allan va superando las pruebas que su inadecuada existencia actual le depara. Escrita con gran imaginación y ese sentido crítico social que emana de las buenas novelas, la trama nos lleva a acompañar al anciano en un viaje lleno de sorpresas, giros argumentales y momentos de tensión (no creo que tardemos mucho en ver una película sobre ella: lo difícl será encontrar el actor adecuado: el cínico Nicholson, si adelgazara, podría ser un buen candidato). Son más de 400 páginas trepidantes en las que el lector no tiene tiempo de aburrirse ni ganas de levantar la vista del libro.

Los serios puristas de la literatura profunda pueden arrugar el gesto al toparse con esta novela pero el publico amante del humor no la debería desdeñar. La mafia, el viejo Julius de 70 años, amigo de Allan, la policía, la banda criminal que busca la maleta y al ladrón, Benny, el vendedor de salchichas, la Bella Dama y su mascota, constituyen la corte de los milagros del "joven" centenario, mientras se nos va contando detalles de la vida increíble que Allan ha introducido en los cien años que ha durado: conoce a Truman y a Franco, participa en la creación de la bomba atómica, se codea con Mao, la esposa de Chiang Kai Chek, Stalin o De Gaulle, camina por el Himalaya o es encerrado en un gulag...todas las historia del siglo XX pasa, muy cerquita, de la vida de Allan --en la que la suerte ha tenido un papel exageradamente alto y constante-- y solo al final sabremos como un personaje así ha acabado en una residencia de ancianos.

Este repaso a la historia, al estilo Forrest Gump, no deja títere con cabeza, empezando por la propia sociedad y politica sueca. El estilo, simple, directo, desvergonzado y con trazos de humor negro, resulta eficaz y convierte "El abuelo que saltó..." en una novela distraida, nada memorable, pero con méritos suficientes para comprarla y leerla. Pasará un rato divertido, no lo dude.

 

 

FICHAS:

1.- "El abuelo que saltó por la ventana y se largó".- Jonas Jonasson.-Ed. Salamandra.412 págs.

2.-"Ómnibus Jeeves".-P.G.Wodehouse.-Ed Anagrama.-605 págs..

     

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens