Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
8 junio 2011 3 08 /06 /junio /2011 18:59

xmen-.jpgReconozco que no he seguido la saga de los X-Men, los superhéroes mutantes nunca me han atraido y su estética de comic me cansa, me he quedado con "Up" o con "W-allee" y tanto los Panda kung Fu como los demás especímenes surgidos al calor de los dibujos siempre me han dejado frío. Sin embargo en esta ocasión, esta "precuela" (lamentable palabro) de la historia de los mutantes me fue recomendada por un cinéfilo en que confío. Dirigida por Matthew Vaughn y solventemente interpretada -a pesar de los disfraces rígidos que les impone el guión- por el añorado intérprete de "Expiación", James Mcaboy y Michael Fassbender en el papel de "Magneto" y un Kevin Bacon como convincente "malo" filonazi, la cinta convence, entretiene y hace pensar en algún momento (sin más, no hay que pedir peras al olmo).

La historia que nace en los sesenta, en plena crisis de los misiles rusos en Cuba, (con imágenes documentales en blanco y negro de Kennedy y la ONU con el vociferante Kruschev) manipula la historia para meter el deus et maquina de los mutantes. La historia de Fassbender con su infancia en un campo de concentración nazi donde descubren sus poderes, la raiz del mal luchando contra el bien, pero sobre todo el estigma del diferente, del bicho raro, del desdeñado o temido  y por consiguiente odiado ser mutante va impregnando la acción en la que vivimos el drama personal y la escisión psicológica que supone la diferencia ante la "normalidad". Esta es la trama esencial de la película, a pesar del despliegue apoteósico de efectos especiales y de la rudimentaria psicología de unos personajes que con la excepción de Fasbender (Magneto) caminan por el filo de la navaja entre el ansia de ser como los demás y el orgullo satánico del poder (que puede ser desactivado por el afán de servicio y ayuda que ostenta el profesor X  -el mentor de todo el grupo-) y la pulsión de la venganza. Como dice "Magneto" en una frase decisiva "la paz --con los humanos-- nunca fue una opción".

El clima ominoso y apocalíptico de la guerra nuclear (en aquellos sesenta nació y desde esos días no hemos podido desembarazarnos de ella) entonces entre rusos y americanos, hoy la cosa se ha diversificado, es uno de los aciertos de la película, aunque queda desdibujado en su final de comic y se convierte en anécdota que justificará seguramente más "precuelas", "secuelas" y caprichos varios que darán buen taquillaje. Las secuencias tienen el sello  y el sabor de los mejores 007 e incluso tenemos un malo a la altura del Dr. No o de Spectra. La delgada linea que separa la venganza de la similitud (recuerden los métodos que utilizan algunas vícitmas de los nazis) nos muestra el peligro que supone la falta de una ética clara en el ser humano, el bicho más conflictivo de la creación. "Magneto" acaba en el lado oscuro y arrastra con su fascinación.

Electrizante película que se ve como un tebeo animado pero que esconde en su interior varias preguntas de calado. Un poco como el juego shakespiriano que se lleva Kenneth Branagh con su "Thor". Los aficionados a los superhéroes están de enhorabuena.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens