Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
8 mayo 2017 1 08 /05 /mayo /2017 08:57

Recuerdo los libros de Marc Augé de los remotos tiempos en que me dio por estudiar Antropología en la Universidad de Barcelona. En aquellos años el etnólogo francés era ya una personalidad intelectual en Europa. Por eso me sorprendió gratamente el artículo de mi excompañero de redacción en La Vanguardia, Gregorio Morán, sobre un librito de Augé editado por "Gallo Nero". Mi librero favorito, Octavio Serret, reciente Premio Sant Jordi, me lo proporcionó con la diligencia habitual y lo leí en una sentada, no sólo por sus cortas 117 págs. sino por la galanura, el gracejo y la sensibilidad literaria que el autor despliega. Hay un sabor de nostalgia casi proustiana en estas páginas mimadas en las que Augé nos lleva desde sus años mozos por los "bistrot" que conoció, nos define lo que es un bistrot y lo que no lo es por mucho que se empeñe, en sus clases y modos tan diferentes aunque obedientes a un patrón definido con exactitud y al repaso meticuloso y no exento de ironía, de la memoria a través de nombres propios del arte y la literatura francesas en especial con algún repunte internacionalista. Uno disfruta con este paseo delicioso por los bistrot, establecimientos peculiares que "se quedan a medio camino entre los troquet (un pequeño bar o taberna en el que sólo se bebe) más elementales y los cafés más sofisticados". El autor usa su experiencia y sabiduría etnológica para situarnos el fenómeno dentro de lo social y de  la costumbre que sanciona las modas volanderas. Y así nos habla del fenómeno "bobo" (bohème bourgeois: en castellano sería "bobu", bohemios burqueses) que provoca un ritual de inversión de las definiciones y el lenguaje que ha afectado, como era de esperar, a la propia naturaleza del bistrot. Y aunque defiende la esencia del bistrot reconoce también las dificultades de respetar su origen. Todo brilla como un juego mágico de manos y el tema, aparentemente banal, se convierte en una entretenida experiencia estética y literaria e incluso filosófica y etnológica, que parece una respuesta matizada a las críticas contra la proliferación de terrazas por todos lados y  la vulgar y adocenada escenificación del proceso de banalidad que lleva los establecimientos de tapas y comida rápida a disfrazarse de lugares con encanto, arte y tradición impostada. Aunque no hay vocación universalista en el libro de Augé: este es un tema parisino. Que nadie se engañe, no es un tratado etnológico sobre la costumbre humana de reunirse para tomar copas o comer en establecimientos adecuados para propiciar la charla y el intercambio. El libro es un producto vinculado a la ciudad y las gentes de París. Y es, también, el recuerdo de las vivencias del escritor en sus diversos cafés y bistrots recorridos durante su larga vida (tiene más de setenta años). Simplemente, es un  tema específico lleno del encanto y el estilo de Augé que deviene interesante y divertido por sí mismo (al igual que uno se solaza con la lectura de Maurois o Proust o Sweig o Hemingway cuando nos hablan de sus experiencias personales vinculadas a Paris.)  Y nos evocan a autores como Aragon, Breton, Maigret, Sartre, Simone de Beauvoir, Camus... Augé defiende la existencia de los bistrot como la manifestación de una "linea de vida" que le es grata y le ha acompañado a través del tiempo y los lugares: le encantan las ciudades extranjeras que le ofrecen algo parecido a sus queridos bistrots, siempre disponibles, sin horarios, con una cierta calidad y una sencillez de trato y ambiente (que se refleja en ese "plato del día" que aparece escrito con tiza en una pizarra colocado en el exterior o junto a la barra).

FICHA

ELOGIO DEL BISTROT.- Marc Augé.- Trad. de Delfín G. Marcos.- Ed. Gallo Nero.-12 euros. ISBN 9788416529414

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
5 mayo 2017 5 05 /05 /mayo /2017 09:55

He pasado años leyendo a Krishnamurti, primero en ediciones sudamericanas (casi todas de Buenos Aires) y después en las excelentes traducciones que realizaba Editorial Kairós, que ha publicado la práctica totalidad de las obras del espiritual pensador hindú en lengua inglesa, sus discursos y correspondencia, además de sus encuentros con científicos y filósofos de renombre en todo el siglo XX,  hasta su muerte en 1986, así como dos o tres biografías de notable calidad. Mi admiración por este pensador independiente, libre e incisivo no ha disminuido con el tiempo sino al contrario.

El presente libro fue publicado en inglés en 1989 - la traducción es de 2009- y es una recopilación de textos en los que se resume la postura filosófica y vital de J.K. respecto a la meditación, verdadero elemento esencial de la vida espiritual.

Como meditador practicante desde hace más de treinta años (con los habituales periodos más o menos dilatados de "noche oscura del alma" que todo meditador conoce bien) terminé recalando en el zen como disciplina más idónea para mi temperamento inquisitivo y científico. Sin embargo seguí cultivando las lecturas de J.K. y ese trabajo fue dando sus frutos. Mi opinión sobre este gran individuo, dotado de una inteligencia y una penetración singulares, se fue aquilatando con el tiempo, sin menoscabar la valía de sus aportaciones a la vida espiritual. Es precisamente la singularidad de su persona y del funcionamiento de su privilegiada mente la que colocó el misterio Krishnamurti en su justo lugar:  Filosóficamente J.K. es una especie de Sócrates dotado de ciertas particularidades mentales, de ciertas ventajas neuronales y perceptivas que lo convierten en un miembro de la escasa nómina de superdotados espirituales. Por tanto, a pesar de su énfasis pedagógico y su simplicidad aparente, el mensaje operativo de J.K. respecto de la meditación es algo prácticamente imposible de seguir hasta sus últimas consecuencias.

De ahí mi elección de este libro como "anzuelo" para cualquier lector avisado. Ya que el hecho de que su ejemplo no esté al alcance de cualquiera no resta validez y riqueza al mensaje que los libros de J.K. difunden. Solo el hecho de leerle y aplicarse en lo humanamente posible en lo que nos sugiere alcanza por sí mismo una asombrosa utilidad práctica para el desarrollo del lector como persona ética. Por tanto, acérquense a la meditación de la mano de uno de los pocos seres humanos que ha logrado trascenderla.

FICHA

LA MENTE EN MEDITACIÓN.-Jiddu Krishnamurti.- Ed. Kairós. Contiene DVD.- ISBN 9788472457157

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
2 mayo 2017 2 02 /05 /mayo /2017 09:49

Margery Allingham, una londinense nacida con el siglo XX (murió en 1966) con 62 años, miembro de una familia de escritores, creó un personaje excéntrico, inteligente y divertido en 1929, el  aristocrático Albert Campion, un supuestamente amanerado individuo que sostiene que pertenece a un linaje que le entronca directamente con la Corona inglesa como posible aspirante a la sucesión unos cuantos escalones por debajo de los príncipes reinantes. Al margen de tales veleidades conocemos a un sujeto capaz de descubrir a los criminales más osados e inteligentes, en su mayoría de la clase más alta, con un "savoire faire" que hizo las delicias de incontables lectores durante toda la primera mitad del siglo XX.

Esta "dama del crimen", a la altura de Agatha Christie y un poco por debajo de Conan Doyle, ha entrado en el Purgatorio oscuro de los escritores que fueron y ya no están. Impedimenta, esa editorial curiosa y con fama de descubrir o redescubrir, como es el caso, auténticas joyas literarias, nos presenta "El signo del miedo", una de las diecisiete novelas que dedicó a su personaje. La presente es la quinta de la serie y en ellas se nos ofrece divertidos y punzantes detalles de la verdadera identidad de ese noble inglés que usa el apellido de Campion como "nom de guerre".

La ironía, el sarcasmo y un sentido del humor muy british y bastante irreverente son las señas de identidad literaria de la Allingham, que no ahorra derroches de sangre y violencia aunque con encantadora elegancia y sin quitarse los guantes que prescribe la clase. El Paladin Hereditario de Averna, que es un diminuto Principado del Adriático, que al parecer es título perteneciente por familia al gran Campion, se convierte en pieza codiciada para determinados países vecinos y el Paladín deberá salvaguardar los derechos de la Corona inglesa al enclave aunque para ello tenga que pasar por encima y a veces a través de enemigos sin cuento. Y no es tarea fácil pues un terremoto ha abierto una salida al mar al pequeño país y con ello a un yacimiento petrolífero de importancia.

La operación se desarrolla en un molino campestre y su residencia adosada, donde al parecer están los documentos precisos y donde aparecerán con sus dosis de acertijos, misterios, muertes y damas hermosas y decididas (particularmente Amanda  Fitton, un verdadero hallazgo literario de la autora y un guiño de complicidad a las mujeres en general y su papel en el naciente siglo XX y venideros). Todo ello con el sello de elegante humor de la Allingham, un verdadero hallazgo para este comentarista que admira sólo a media docena de escritores de misterio o género negro y de ellos, sólo dos vivos en la actualidad).

FICHA

EL SIGNO DEL MIEDO.- Margery Allingham.- Trad, de Guillermo López Gallego.- Ed. Impedimenta.-281 págs. ISBN 9788416542499

 

 

 
 
 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
30 abril 2017 7 30 /04 /abril /2017 09:26

Graham Swift, el autor de “El país del agua” y “Ultimos tragos” es uno de los más conspicuos representantes de los jóvenes escritores británicos airados” que surgieron a partir de los ochenta del pasado siglo. Junto a McEwan, Barnes o Amis, alguno de ellos cachorros de familias literarias de prestigio, Swift es más modesto pero no menos interesante.

En este caso con “El Domingo de las madres” este escritor de apellido cèlebre en la literatura mundial (aunque no pertenece, creo, a la família del gran Jonathan) nos regala una delícia narrativa, una historia menor pero llena de encanto y aciertos literarios.

Swift (que carece de la sorna profunda, el humor y el ardor crítico del viejo Jonathan Swift, pero muestra una gran sensibilidad y un sesgo poético del que su ilustre antecesor carece) nos lleva a la Inglaterra de principios de siglo, a una clase alta que podría ilustrar muybien las obras de Wodehouse o de Jerome K. Jerome, para contarnos una historia de amor inter clasista entre un joven de família aristocrática y la igualmente joven criada de la casa. La historia parece banal y vulgar, pero no es nada de eso. La magia literaria de Swift se encarga de enriquecerla hasta tal punto que cuesta dejar de leerla.

Jugando con diversos planos del tiempo de la historia, Swift nos cuenta la historia de Jane, una huérfana que se convierte en criada y a lo largo de los años logra ser una escritora popular hasta su final, pasados los noventa años, y siendo una celebridad. Pero es el corto episodio de su amor con el joven a cuya família sirve, lo que se convierte en la razón de su existència.

La novela es rica en observaciones jugosas, como las que ilustran la afición a leer de la joven Jane y su busca de un lenguaje propio, como hacen todos los escritores, pero que en su caso, como en el de Josep Conrad, nos recuerda Jane, hubo de partir de una herencia negativa para superarla y hallar su propio lenguaje. Conrad siendo polaco y escribiendo en inglés y ella siendo una humilde criada en una sociedad muyclasista que de entrada la condena a no abandonar su humilde clase social.

La acción transcurre un Domingo de las Madres, el 30 de marzo de 1924, en Inglaterra cuando las criadas de aquellos tiempos disfrutaban de su día libre. Ese 30 de marzo, Jane (doncella de los Niven) se despide de su amante, el aristócrata Paul Sheringham. Lo que sucede ese día lo cambiará todo, especialmente la vida de Jane.

En un mundo formado por una minoria de personas que estaban hechas para ser servidas y una mayoría que debía servirles como una exigència incontestable y establecida por la tradición o el dinero, la posibilidad de que una criada llegara a convertirse en una afamada escritora era tan lejana y absurda como creer que el cuento de Cenicienta responde a una realidad històrica. Con ese esquema en la cabeza, Swift nos regala un relato conmovedor, algo irónico y bellamente resuelto.

Un punto interesante es la concisión y la economía de medios que el escritor maneja con soltura, haciendo de la brevedad de su novela un punto positivo muy de agradecer por el lector.

Graham Swift, maneja con elegancia algunas escenas de sexo y erotismo, sin llegar al exceso, sino más bien usando con delicadeza una poesia erótica que impregna las escasas escenas amorosas, dejando la principal fuerza narrativa al reflejo del sentimiento de pérdida que la protagonista arrastra toda su vida, pero no como un pesar sino como un acicate literario y personal.

 

FICHA

ELDOMINGO DE LAS MADRES.- Graham Swift.- Trad. Jesús Zulaica.- Ed. Anagrama.-162 págs. 16,90 euros.-ISBN 9788433979766

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
19 abril 2017 3 19 /04 /abril /2017 08:47

Nicholas Murray, novelista y biógrafo inglés, nacido en Liverpool en 1952, tras haber biografiado a personajes de la galanura literaria y humana como  Bruce Chatwin, el viajero y novelista que escribió páginas memorables sobre la Patagonia y la narración entre ficción y reportaje documental "El virrey de Ouidah" sobre el comercio de esclavos en Benin, o Aldous Huxley, el genial escritor de "El mundo feliz" o "Contrapunto", se decanta en esta ocasión por penetrar en el oscuro pero fascinante mundo de Kafka, su vida y su obra.

Franz Kafka (1883-1924) se ha convertido en el paradigma enigmático de escritor dotado de un simbolismo complejo, pleno de ramificaciones e interpretaciones, cuya obra atrae y repele por su factura tortuosa, sus claroscuros inquietantes y la poesía torturada de un hombre aparentemente humilde y tímido, con una mente que sintoniza con los aspectos más irritantemente inexplicables de la vida cotidiana, una suerte de espejo tenebroso que logra resonancias de pesadilla en el lector y al mismo tiempo una fuerza de atracción que empuja a la lectura, como un mal sueño del que uno apenas logra desembarazarse. Tanto es así que el apellido del  escritor adjetivado -"kafkiano"-, se ha convertido coloquialmente en sinónimo de todo aquello tortuoso e inexplicable que puede generar lo cotidiano.

Murray, analiza las constantes aparentemente banales de la vida del escritor, en el que una existencia de apariencia sencilla y normal en la superficie esconde una inextinguible serie de obstáculos, problemas, complejos y angustia que nacen de una mente privilegiada en un contexto difícil y problemático, desde su rechazado judaísmo (el nudo de su difícil relación con su propio padre), una salud frágil, una exigencia brutal e implacable del escritor sobre sí mismo y la calidad de su obra (es conocido su deseo de que a su muerte, su albacea, un amigo íntimo, Max Brod, destruyera sus manuscritos) unido a una vida sentimental azarosa que le torturaba sin llegar en ningún momento a controlarla o llevarla a buen término...el retrato de un hombre condenado por sí mismo a la soledad.

Murray nos lleva a través de esa corta vida (Kafka murió a los cuarenta años) relacionando con bastante imaginación y osadía los avatares de la vida personal de su biografiado con las obras que han llegado a ser en sí misma, el retrato tenebroso de la época en que vivió, como el negativo del retrato de un tiempo que presagiaba y anunciaba los horrores del siglo XX. Las relaciones del escritor, obsesionado con su obra y la falta de equilibrio de su vida, refleja en los  personajes femeninos, Felice Bauer, Milena Jesenska y Dora Diamant (la única que le donó algo de calma y una cierta felicidad), una serie de hitos significativos de una vida con escasas satisfacciones. Todo ello engastado en la vida de la Praga de finales del XIX y principios del XX, una ciudad que en esta biografía comparte el protagonismo ambiental con las citadas damas y de alguna manera condiciona la vida de Kafka y su prematuro final dramático. Excelente  libro para ayudar a comprender el universo kafkiano..

FICHA

Kafka, literatura y pasión.- Nicholas Murray.- Trad. Silvia Kot.- 429 PÁGS. 12 euros.- El Ateneo.- Buenos Aires.  ISBN 9789500259323

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
15 abril 2017 6 15 /04 /abril /2017 18:29

Aunque adolece de cierta ingenuidad y bisoñez narrativa, que le permite incurrir en neologismos como hablar de neurosis en el siglo XVI o pequeños olvidos, como el caballo cansado dejado en una venta, que párrafos más tarde vuelve a aparecer bajo el protagonista, algunas reiteraciones innecesarias y desafíos constantes. en aras de la acción, a la verosimilitud de los hechos, la novela de Blanca Bravo es divertida y golosa, como distracción leve, para paladares literarios avezados en los clásicos de nuestra lengua.

La traviesa pero improbable sugerencia de que el anónimo autor del "Lazarillo" fuese una mujer y de la enjundia que propone B.B., es atractiva, aunque las "pruebas" que presenta sean novelescas y pendan de hilos tan finos (la palabra "ruin", por ejemplo) que hacen sonreir, aunque sin ironía ni reproche.

B.B. ha barajado bien la inclusión de personajes reales junto a unos cuantos ficticios  (entre ellos el protagonista, Rodrigo, supuesto hijo adoptivo de Diego Hurtado de Mendoza ) que  estructuran la trama. El nudo argumental se basa  en ciertos manuscritos de Teresa de Jesús que son robados a su confesor depués de su muerte y en la supuesta amistad literaria que hubo entre la santa y el citado noble Diego Hurtado de Mendoza. El juego literario de B.B. se sumerge en la Cábala, la numerología hermética, libreros judíos, libros encriptados, condenados y prohibidos por el Santo Oficio y la Inquisición, la biblioteca de Felipe II en El Escorial (delicioso el detalle de colocar los libros en sus anaqueles con el lomo hacia dentro), los tesoros bibliófilos ocultos en lugares secretos, laberínticos e insólitos al estilo de la novela de Umberto Eco. Los personajes son meros artificios literarios sin profundidad (incluída la figura de Teresa de Jesús, lástima: su misiva final tenía que haber sido trabajada más en estilo y en mensaje) pero la acción y el atractivo del tema hacen la lectura amena.

Al final del libro, BB nos regala una relación de personajes, reales y ficticios, para aclarar las dudas, amén de una sucinta bibliografía para completar el aporte documental. El retrato del rey Felipe II que nos deja la autora hubiera encantado a mi amigo Francisco González Guillén (autor del iconoclasta "Burdeles reales") por su irreverencia (que, seguramente, no está exenta de realismo probable).

FICHA

LA OTRA VIDA.-Blanca Bravo.- Páginas: 288.-RocaeditoriaI.-ISBN: 9788416498116

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
13 abril 2017 4 13 /04 /abril /2017 07:04

Más de veinte años después de la muerte de Michael Foucault (1926-1984) la editorial Siglo XXI (que ha editado en español casi toda la obra de este pensador, filósofo, historiador y sociólogo francés) publica el primer tomo de esta edición corregida de su famosa e inacabada "Historia de la sexualidad". Este rebelde iconoclasta que toda su vida fue fiel al principio de no ceder "a las presiones de la multitud ni al prestigio de la autoridad", respondió con su obra y sus actitudes política, sociales e intelectuales al desafío humanístico que suponía filosofar después de plantearse cómo fueron posibles las genocidas e inhumanas actuaciones de dos formas de gobiernos totalitarios: el nazismo y el estalinismo.

En "La voluntad de saber", el libro que debía encabezar una obra monumental en cinco volúmenes (que quedó frustrada en el tercero, publicado a toda prisa poco antes de la muerte por sida del autor), Foucault analiza y compara el concepto sexual que cada uno tiene de sí mismo con la vida moral y ética del individuo. El autor muestra que la sociedad occidental ha desarrollado un bio-poder, es decir, un nuevo sistema de control disciplinario, que debe ser desbaratado una “voluntad de saber” sobre el sexo. La libertad sexual aparentemente “lograda” en esta época es un dispositivo falso que pretende distraer de aquello que verdaderamente debe ser objeto de lucha en nuestra sociedad: el control de nuestros propios cuerpos y nuestros propios deseos. Para ello postula dos procedimientos: la ARS EROTICA, que extrae la verdad del placer mismo y de su práctica. Y la SCIENTIA SEXUALIS que inscribe el sexo en el régimen del saber a través de la confesión ante el otro, una técnica que analiza los síndromes y síntomas para entresacar la capacidad curativa de la práctica sexual ante la potencia del sexo de crear patologías o malestar psíquico (desde la histérica, al masturbador, la pareja maltusiana y el perverso).

La sexualidad no tiene como fundamento el hecho de reproducir, sino el de proliferar, innovar, anexar, inventar y controlar las poblaciones de manera cada vez más global. Foucault rechaza la pretensión freudiana de que el epicentro de nuestra identidad se encuentra en la sexualidad, aunque valora la incitación a la confesión de las experiencias sexuales. En nuestra sociedad se han multiplicado los sermones sobre "lo" prohibido. Pero hay placer en saber sobre el placer. 

Foucault, autor de una espléndida y crítica "Historia de la locura", con sus libros sobre la sexualidad, focaliza su análisis crítico sobre el sexo y lo dedica a los movimientos de liberación sexual que proliferan en occidente desde mayo del 68. Y así, como dicen los autores del magnífico ensayo introductorio del libro, Julia Varela y F.Álvarez-Uría, "La historia de la sexualidad surgió...del entrecruzamiento que tuvo lugar entre unas demandas sociales planteadas por los movimientos de liberación sexual...en los años setenta y el descubrimiento de Foucault de los avatares históricos por los que pasó el concepto de peligrosidad social en íntima relación con los historiales de los anormales (locura) y las instituciones..."

La furiosa reacción de la izquierda y los psicoanalistas a la obra  de Foucault determinaron que éste tarda ocho años en publicar dos tomos más en los que hacía un giro total de sus anunciadas pretensiones sobre la Historia de la sexualidad, y concentrarse en realizar la genealogía del "sujeto deseante" y fundamentar un sujeto ético que resiste a la manipulación del poder. Y para ello se circunscribió a la Grecia y la Roma clásicas. Y ese nuevo enfoque lleva  del ejercicio del poder del individuo a una ética del "cuidado de sí" (título del tercer libro de la trilogía).

El impacto más positivo de esta trilogía de Foucault se produjo entre los colectivos de feministas, gays y lesbianas, lo que -como era de esperar-- causó un movimiento de rechazo casi pendular entre otros colectivos, académico, psicoanalistas, filósofos y de abierta aceptación entre antropólogos, historiadores, sociólogos y sexólogos.

Pero el lector, aún aceptando la deriva de la obra de Foucault bajo la óptica de quienes le critican y de quienes le manipulan, puede admirar y aceptar o aplicar algo esencial que promueve esta obra: la reflexión sobre el placer y la amistad, la equidad y una ética basada en el "cuidado de sí", la práctica de la libertad en busca de una "vida buena" que conecta radicalmente a este pensador del siglo XX con los estoicos, los epicúreos, con Séneca y Marco Aurelio, con el Sócrates más puro, con Spinoza, Kant y Schopenhauer, con Nietzsche y con Wittgenstein, entre otros. Lo más granado de la historia de la filosofía como ciencia del buen vivir.

 
 

FICHA

HISTORIA DE LA SEXUALIDAD, Tomo 1:La voluntad de saber.- Michael Foucault.- 214 págs.Editorial: SIGLO XXI .-18 EUROS. ISBN: 9788432312038

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
9 abril 2017 7 09 /04 /abril /2017 12:19

Una novela que no es propiamente una novela, pese a lo que diga la editorial, la prensa y el propio autor. Eso no le quita valor alguno a este mezcla de narración familiar, investigación periodística y reflexiones literarias y de otro tipo.

Cercas es un escritor serio, concienzudo, amante de pulir los textos, nada descuidado, en el fondo más que un creador es un investigador de periodismo de altura. Su manera de enfocar la literatura es plenamente válida y de hecho, en algunos de sus libros, la ficción argumental se logra bien afianzada en lugares y hechos reales.

Aquí, como en otras de sus novelas, lo que prima es una suerte de diálogo sutil entre el autor y el lector, una especie de referencias cruzadas, en las que Cercas muestra al lector un escenario donde se cruzan elementos que surgen de otros libros suyos, sus propias reflexiones, sus relaciones con otras personas (en este libro es fundamental la presencia del cineasta David Trueba), el pueblo y los vecinos, su propia familia (su madre, sobrina del protagonista de la novela, es el "deus ex machina" del libro ya que todo se plantea como una especie de exvoto a la madre) y principalmente a "Soldados de Salamina" del que esta novela, dice el autor, es "el verdadero final" ya que  " Se escribe para saber más, entender, no juzgar…, porque las novelas son como sueños o pesadillas que no se acaban nunca”. Por tanto "El monarca de las sombras" (referencia a una frase de Aquiles en "La Odisea" donde dice que prefiere ser un modesto campesino a un monarca en el reino de la muerte) es un "work in progress", un relato que se va haciendo a sí mismo o la metáfora del cocinero japonés que prepara  la comida a la vista del cliente.

El protagonista de la narración es un tío abuelo del autor: un joven falangista, Manuel Mena, que moriría con 19 años en la batalla del Ebro, como alférez de un tabor de Tiradores de Ifni, a resultas de cinco heridas. Como me contaba mi padre, estudiante de Ingeniería en la época, que estuvo a punto de ser enrolado para los cursillos de oficiales provisionales (de los que salían oficiales con escasa preparación), "De todos es sabido, alférez provisional, cadáver efectivo". Aquí asistimos a la pesquisa, a la búsqueda de recuerdos, escasos elementos documentales y más que endebles referencias en torno a la vida del joven alférez. Cercas busca tanta fidelidad y neutralidad en su trabajo ("a mí las fantasías me están vedadas" que hasta cuando se refiere a sí mismo utiliza un escueto "Javier Cercas", con lo cual el punto gravitatorio de la narración se escora más hacia la investigación y los investigadores en sí mismos, sus pretensiones, las causas, sus objetivos, sus herramientas, que a la forzosamente desdibujada figura de Manuel Mena.

La minuciosidad y entrega de la labor de este autor es encomiable e incluso conmovedora en algunos puntos donde el estilo, la voluntad de estilo, de Cercas se permite cierta emoción. La parte, digamos, de investigación periodística, es ecuánime, certera y ágil. Todo el entramado de creencias, costumbres e ideas morales de los vecinos de Ibahernando y los que ayudan a Cercas a reconstruir la vaga historia de su tío abuelo parecen confluir en el final, en la visita que el autor hace al pueblo de Bot, en la Terra Alta, donde se instaló el hospital de sangre, cerca de los escenarios donde se batalló en firme y de forma particularmente sangrienta, las sierras de Cavalls y de Pandols, Gandesa y Corbera de Ebre. Allí Cercas encuentra a un vecino que sabe bastante sobre lo ocurrido en los días en que llevan al pueblo a un joven oficial herido de muerte. También vive todavía una anciana que, adolescente, fue ayudante de enfermería en el mismo hospital.

Parece que la búsqueda llega a su fin y Cercas ha logrado cumplir con su exvoto personal-filial (por la madre) de dar un sentido a una breve existencia y una muerte de soldado en una guerra infausta (¿hay alguna fausta?) . Rafael Sánchez Mazas, el protagonista de "Soldados de Salamina" tiene mucho en común, simbólicamente hablando, con Antonio Mena, ese "monarca de las sombras" al que metieron en una guerra absurdamente inútil. No es ficción y realidad juntas, sino una realidad narrada por un novelista. Casi al final de su libro Cercas dice: "Pensé que hay mil formas de contar una historia, pero sólo una buena...para contar la historia de Manuel  Mena...debía desdoblarme: debía contar por una lado esa historia y contarla...con desapego y distancia y el escrúpulo de veracidad de un historiador, ateniéndome a los hechos y desdeñando la leyenda y el fantaseo y la libertad del literato...y por otro lado debía contar la historia de una historia, la historia de cómo y por qué llegué a contar la historia de Manuel Mena a pesar de que no quería contarla ni asumirla ni airearla, a pesar de que durante toda mi vida creí haberme hecho escritor precisamente para no escribir la historia de Manuel Mena" (pág.273)

Quizá uno de los aciertos de este libro sea la intervención de David Trueba, por lo que añade de punto de referencia contrastada, un hábil hallazgo que permite mantener las distancias, emotivas y literarias, entre Cercas y el asunto que le empuja a escribir y a buscar. Lo hace bien y lo hace honestamente. ¿Qué más se puede pedir? ….

FICHA

El monarca de las sombras. Javier Cercas. Literatura Random House, 2017. 288 páginas. 20,90 euros. 

 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
7 abril 2017 5 07 /04 /abril /2017 09:56

"La atención plena en un mundo ruidoso", es el subtítulo genérico de este pequeño ensayo, modesto y sin pretensiones en el que se nos cuentan las virtudes física, mentales y orgánicas del silencio, se nos muestra un anecdotario de algunos personajes que lo convirtieron en un estilo de vida y se citan algunas de las obras clásicas o modernas donde se hace un elogio, encomio, lisonja y panegírico de lo que es y significa el silencio para el ser humano.

Lo primero que atrae de este libro es la encuadernación cómoda, agradable, acogedora que Siruela ha dado al volumen, desde la ilustración de portada, la elección de colores, las guardas repitiendo el motivo central de la portada y su utilización como separación de los capítulos, seis, y una introducción en la que Adam Ford nos hace una observación divertida y original de puro obvia: "El placer del silencio tiene que ser una de las experiencias más democráticas que existen: está a disposición de cualquiera en este mundo ruidoso, ya sea joven o viejo, rico o pobre, religioso o laico".

A pesar del aire y talante del libro, de sus propuestas y reflexiones, no se trata de el volumen tópico de autoayuda, sino del relato de una profunda, permanente, y no siempre acompañada por el éxito, búsqueda del silencio en la vida del autor, un clérigo inglés ya maduro, que dedica el libro a sus nietos. Ford recurre a figuras como el monje trapense Thomas Merton y algunos de sus libros más significativos en los que a través de sus estudios sobre el budismo zen (obras tan conocidas como "La montaña de los siete círculos" o el "Zen y los pájaros del deseo") enfatiza el valor del silencio como postura vital. También recorremos la historia de la búsqueda del silencio, desde los Padres del Desierto, a Tagore o Thoreau, pasando por Patrick Leigh Fermor, el célebre andariego, que dedicó un pequeño volumen a sus estancias de algunos monasterios cistercienses, benedictinos y trapenses que tituló con gran acierto como "Tiempo para callar", citando un párrafo del Eclesiastés: Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora...tiempo de callar y tiempo de hablar.

Más cerca del tópico de autoayuda pero igualmente interesante es la referencia a la práctica japonesa de "Shinrin -yoku"  ("Bañarse en el bosque") que consiste en largos paseos meditativos por los bosques y que produce una estimulación del sistema inmunitario, según una investigación científica ya que durante el paseo "nos exponemos a sustancias químicas que vuelan por el aire liberadas por las plantas para protegerse de la putrefacción y de los insectos" (pág.101). También resulta aleccionador el dato científico que Ford nos ofrece para aconsejar los famosos "abrazos a los árboles" o una costumbre en alza que consiste en "hablar con los árboles y pedir consejo"  ya que sostiene que "los árboles son primos nuestros muy lejanos. Parte de nuestro ADN coincide con los suyos".

En fin, creamos en ello o no, lo cierto es que todos hemos sentido alguna vez la sutil  sensación placentera y misteriosa que nos embarga cuando caminamos bajo el silencio del bosque o junto a grandes roquedales en la cima de la montaña. "Si non è vero...é ben trobatto".

 

FICHA

EN BUSCA DEL SILENCIO.- Adam Ford.- Trad. Eva Cruz.- Ed. Siruela.- 15,90 euros.- ISBN. 9788416964451

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
4 abril 2017 2 04 /04 /abril /2017 09:01

Excelente ensayo filosófico de la novelista Iris Murdoch, una de las mujeres más lúcidas y controvertidas de la primera mitad del siglo XX (con un dramático final a los 80 años debido a un Alzheimer).

Murdoch era una experta en Platón y al mismo tiempo una artista, por lo que era inevitable que en defensa de sí misma y de su arte, escribiera este brillante ensayo en el que trata de explicar el alcance de los ataques que Platón hace contra el arte y los artistas a partir de párrafos de "La República", en "Las Leyes", en el "Filebo" y algún otro Diálogo del gran filósofo ateniense, controvertido y responsable de muchos dislates sociales, religiosos y políticos (que se hicieron en su nombre) pero también, irrenunciablemente, uno de los padres de la filosofía de todos los tiempos.

El adusto Platón prohíbe a los poetas y dramaturgos que representen la risa, "ya que la risa produce una intensa inversión anímica en la que caemos fuera de nosotros mismos y de la debida mesura y contención" y detesta las artes imitativas y poéticas ya que "un poeta es una amenaza pues puede corromper al hombre bueno y ,potencialmente, cuanto más sofisticado es el arte, más peligroso resulta", según aquél dictatum latino que asevera "corruptio optimi pessima" (la corrupción de los mejores es la peor de todas). Por eso en sus obras Platón pide que si aparece algún poeta en su "polis" ideal se le escolte cortésmente hasta la frontera. Y relega el arte al nivel mental inferior del mundo imaginativo, lejos de lo real y de lo ideal.

Muy agudamente la Murdoch ironiza con el lector cuando recuerda el papel que el arte occidental ha tenido en una cierta deformación de lo religioso (como se temía Platón, añade): el arte occidental al emanciparse, hacerse grandioso y convertirse en una "autoridad", ha prestado su poder subrepticiamente a la osificación y falseamiento icónico de la religión a la que aparenta servir" (pág. 104) Arte "religioso" que compara con la sencillez luminosa del arte zen, que "tiene muy presente la forma en que la imaginería del arte puede proveer falsas zonas de descanso"..."ya que el mejor compañero del hombre religioso es el arte más simple, puro y sin pretensiones".

Este ensayo, tuvo su origen en una serie de lecciones magistrales pronunciadas en Oxford en 1976, cuando ella tenía 47 años. En ellas relacionó a Platón con con Freud, Kierkegaard, Kant o Tolstói., en relación con el tema propuesto, el destierro del artista, del poeta, del mundo de lo Bello y lo Bueno que defiende tan drástica y solemnemente Platón. Aunque más que poetas en sentido estricto Platón arremete contra algunos artistas (poietés, mythológos): los que realizan ficción y representación:  novelistas, cineastas, músicos, pintores…También los grandes temas platónicos (la verdad, la belleza, el mito de la caverna, la alegoría del Sol) son analizados en función de la existencia del artista. Murdoch escribe sobre el mito de la Caverna y nos dice que las personas somos como esos cautivos, vemos la realidad identificada en esas sombras y podemos creer que esa es toda la realidad. Y así sugiere que solo un camino virtuoso puede llevar a librarnos de las cadenas y salir de la Caverna. Y ese camino tiene un elemento necesario, esencial, el amor (“¿no es el amor humano corriente una evidencia mucho más obvia de un principio trascendente del bien?”, p.79 y ¿quienes sino los poetas son los mejores heraldos de ese sentimiento?)

Para liberarnos de nuestras cadenas la Murdoch insinúa como Camino los esfuerzos  creativos, desinteresados o la oración u otras experiencias de espiritualidad que nos permiten salir de nosotros mismos (de nuestras cadenas de egoísmo) y llegar a apreciar la luz del sol (el Bien) según el mito. Nos da la luz precisa para ver mejor la realidad (aunque no es recomendable acercarse a él).

La brillante aportación de Murdoch a la filosofía platónica acaba de una forma inteligente, conciliando los opuestos de alguna forma: "Incluso el arte más exquisito es incompleto...No es necesario entrar en disquisiciones metafísicas o psicológicas ni para devaluar el arte ni para defenderlo. Sus más simples y sólidos méritos son obvios: el arte libre es un aspecto esencial de una sociedad libre, de la misma forma que un arte mentiroso y degradado existe en función de una sociedad tiranizada. En tanto que gran informante general y universal, el arte en un rival obvio, aunque no necesariamente hostil de la filosofía e incluso de la ciencia y Platón nunca hizo justicia a la singular capacidad del arte de transmitir la verdad" (pág. 124).

FICHA

EL FUEGO Y EL SOL.-Iris Murdoch.-Trad. Juan José Herrera.- Ed. Siruela.-128 págs. ISBN 9788416854240

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens