Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 abril 2017 7 02 /04 /abril /2017 09:40

Dentro de mi deseo de recomendar algunas de las grandes obras de la literatura universal aunque no estén de rabiosa actualidad le ha llegado el turno al "Cuarteto de Alejandría", una ambiciosa obra del escritor inglés Lawrence Durrell,(fallecido en 1990) compuesta por las novelas "Justine" "Balthazar", "Clea" y "Montoulive" publicadas a partir de 1957 y que recogen una visión "basada en la teoría de la relatividad" donde relaciona bajo los conceptos de espacio y tiempo relativos la historia de una serie de personas y sus relaciones amorosas, de amistad o de poder, entre los años 30 y 40 del pasado siglo y en la ciudad egipcia de Alejandría.

Uno de los regios personajes de la novela, el escritor Punserwarden (de alguna forma, reflejo literario del propio autor-narrador) habla de su teoría de las "n-dimensiones" de su obra en curso: "El impulso hacia delante de la narración es contrarrestado por referencias al pasado, lo cual produce la impresión de que el libro no transcurre de a hacia b, sino que está por encima del tiempo y gira lentamente sobre su eje a fin de abarcar la totalidad de la estructura". Eso es exactamente lo que hace Durrell en su "Cuarteto".

La novela comienza en una solitaria isla griega. El narrador, escribe unas memorias de un tiempo pasado reciente. Con él vive una niña de dos años, hija de Melissa (uno de los más enternecedores personajes femeninos de esta obra de mujeres complejas y hombres desorientados). Todo gira en torno a la vida en Alejandría, la caótica y devoradora ciudad, junto a  los personajes que deambulan, entre el calor, el viento del desierto y la presencia cálida y salobre del mar : Justine, Nessim, Melissa, Georges Pombal, Pursewarden. El narrador cae bajo el sortilegio saturnal de la sofocante ciudad y sus habitantes. Su amor por Melissa y su pasión por Justine va llenado la novela de sombras fantasmales y reflexiones de un lirismo desesperado (sobre todo en las descripciones de sentimientos y las de ambiente). Como transfondo resuenan los versos del "viejo" poeta de Alejandría, Kavafis: "... La ciudad es una jaula./No hay otro lugar, siempre es el mismo/puerto terreno, y no hay barco/que te arranque de ti mismo.!Ah! ¿No comprendes/que al arruinar la vida entera en ese sitio, la has malogrado/en cualquier parte de este mundo?".

La novela es inolvidable, brillante, a menudo retórica, de gran densidad lírica, con pasajes excusables donde el artificio es excesivo  y la forma caleidoscópica deviene reiterativa y algo confusa. Durrell pasea un espejo múltiple por las calles y las mentes de sus personajes, abusando de un análisis fragmentario y obsesivo. El lector no se enfrenta a una novela tradicional, sino a un ejercicio narrativo de rara y absorbente complejidad, debido a una pluma con resabios filosóficos y tendencia a la fastuosa imaginería lírica y psicológica. Freud estaría contento con el uso que hace Durrell de algunos de sus tópicos, sobre todo en el análisis recurrente de las actitudes de Justine, "esa judía histérica" como se califica ella misma o de su marido, el poderoso copto Nessim, todos ellos Pombal, Melissa, Balthazar o Clea, sacudidos por el deseo y una visión hedonista de la vida en la que el sexo es libertino y a veces sórdido (no en vano Durrell fue amigo de Miller) surcado por ráfagas del caos de la corporalidad sin barreras. La ciudad egipcia es convertida por un escenario intenso y demoledor donde como marionetas viven Darley , el narrador, Melissa, Justine y Nessim, figuras de una danza del amor y la muerte que no tiene fin.

Darley, escribe proustaniamente “Esos momentos son los que colman al escritor […] y perduran para siempre. Podemos evocarlos cuantas veces queramos o utilizarlos como fundamento para construir esa parte de la vida que es la tarea de escribir”. Y Durrell se vuelve un tramposo manierista que abusa de imágenes y sensaciones literarias. Pero la belleza de su texto y la proximidad que ofrecen sus imágenes nos hacen perdonar ese narcisismo pretencioso que es la marca de la narración de Darley.  Como escribió alguien, el "Cuarteto" es "una de las obras imperfectas más perfectas de la narrativa de la segunda mitad del siglo veinte.".

 La ciudad de Alejandría, Egipto, en los años entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial es evocada más como un personaje vivo que como un escenario o un lugar geográfico en el que Darley -Durrell-  intenta redefinir el amor o definirlo en "términos modernos" (cosa que no consigue, rindiéndose a la naturaleza indefinible, absurda y eterna del amor como pasión). Trata de convencernos de que "las acciones y pensamientos de los personajes se convierten en manifestaciones del propio temperamento de la ciudad y pueden ser explicadas o justificadas por éste". En realidad Durrell más que una nueva definición del amor nos habla de una justificación autocomplaciente para seguir los impulsos del deseo sexual (un libertinaje que parece ser la tónica de la Alejandría evocada).

FICHA

JUSTINE.-EL CUARTETO DE ALEJANDRIA.- Lawrence Durrell.- Trad. de Aurora Bernárdez.- Edhasa.- ISBN: 84350017171

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
30 marzo 2017 4 30 /03 /marzo /2017 09:34

Con 46 años, exiliado en París y en la pobreza, murió en 1900 uno de los más grandes autores teatrales, escritor y poeta que ha producido Inglaterra, Oscar Wilde. Tras haber pasado dos años encerrado en una prisión, bajo trabajos forzados, acusado de "indecencia grave" y homosexualidad, el autor de obras como "El retrato de Dorian Gray" o "La importancia de llamarse Ernesto" o "El abanico de lady Windermere.", "El crimen de Lord Arturo Savile", "Salome", "Una mujer sin importancia", "Un marido ideal", se rindió y tras escribir "De profundis" en la cárcel (publicada tras su muerte) y la "Balada de la cárcel de Reading" donde narra su desesperada soledad en la prisión, entró en la posteridad literaria donde, años más tarde, recibiría el reconocimiento unánime a su genio dramático, una vez se relativizó el hipócrita escándalo de la sociedad inglesa en la que vivió, sujeta a la doble moral victoriana.

Un prólogo sustancioso de Luis Antonio de Villena, nos acerca a la figura de este escritor que era la encarnación perfecta del dandismo. Villena habla de la mezcla de "paradoja y elegancia" que constituyeron las bases sobre las que pivotaba la chispeante e inteligente presencia de este Wilde. La presente obra "Oscariana", es una recopilación de aforismos, el género que cultivó en su obra y en su vida (del que nuestro Gómez de la Serna fue un brillante, aunque más modesto, continuador). que quizás mejor descolló su talento.

"Oscariana" se publicó en vida de su autor y fue él mismo quien hizo la selección.Hermida Editores publica esta obra respetando el título original de la primera edición de sus aforismos. El tomo salió a la venta en 1895 y no tardó el olvidarse lastrado por los vergonzantes juicio a los que fue sometido su autor, aunque dos recopilaciones fueron publicadas en revistas con los títulos de : Frases y filosofías para uso de los jóvenes y Algunas máximas para la enseñanza de los individuos educados en exceso.

El libro tiene tres partes o divisiones. La primera, recopila trescientas sesenta y dos frases aparecidas en las obras más importantes de Wilde. Seguidos van los mencionados Algunas máximas para la enseñanza... y Frases y filosofías para uso de los jóvenes.
 
Estas frases, citas o pensamientos conciernen no sólo a la inteligencia y brillantez de Wilde sino que nos revelan su crítica irónica y a menudo sardónica de la sociedad que le rodea, sin descuidar el amor, la política, la naturaleza humana o la ética. No siempre son claras y contundentes, ni tampoco aceptables para muchos lectores, pero sin duda, casi todas nos harán reflexionar. En ellas brilla una descarada misoginia del autor que se compensa con abundantes muestras del respeto que tenía Wilde por algunas mujeres, sabias, astutas e ingeniosas a las que ponía regularmente por encima de la zafiedad masculina. 

Ofrezco un florilegio de algunas citas para que vayan haciendo boca:

-Las mujeres están para amarlas, no para comprenderlas.- El egoísmo no es vivir como uno desea vivir, es pedir a los demás que vivan como un quiere: y la generosidad es dejar que los demás vivan como quieran, sin interferir en su vida.--Las tragedias ajenas siempre tienen algo de infinitamente mediocre.-En este mundo, las personas felices tienen su valor, pero sólo por contraste: hacen destacar la belleza y la fascinación de los desgraciados.-En este mundo hay sólo dos tragedias. Una es no conseguir lo que uno quiere; otra es conseguirlo. Esta última es mucho peor, es una verdadera tragedia.-Experiencia es el nombre que todo el mundo da a sus errores.- Estar en alerta es vivir; el adormecimiento de la certeza es la muerte.-El cinismo es solo el arte de ver las cosas como son en lugar de verlas como deberían ser.- Vivir es lo más raro del mundo. La mayoría de la gente se limita a existir.- ¡Cuántas tonterías se dicen sobre los matrimonios felices! Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer... siempre que no la ame.- Me pregunto quién definió al hombre como un animal racional. Es la definición más prematura que se ha dado nunca. El hombre es muchas cosas, pero en ningún caso racional.- La opinión pública sólo existe donde no hay ideas.

FICHA

OSCARIANA.- Oscar Wilde.-Trad. Carmen Francí.- Hermida Editores.- 86 págs.  ISBN: 9788494176777

 
 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
26 marzo 2017 7 26 /03 /marzo /2017 09:06

Enrique Vila-Matas es un viejo conocido. Nos cruzamos en la promoción del 65 en la Facultad de Derecho, más tarde en la vida periodística seguimos cauces diferentes. Solo creo recordar que ya entonces estaba "podrido de literatura", maleficio que compartíamos. Cuando empezó a publicar, como suele suceder, aún no "tenía su voz propia", pero a partir de "La asesina ilustrada" se despegó de los escritores de su generación y comenzó una novelística metaliteraria, fagocitándose de continuo, que era semejante a la de algunos otros,  Javier Marías por ejemplo, pero que adquiría una sutil diferencia, creando un mundo propio interior que lo convierte en una singularidad literaria.

Si hay un ejemplo viviente de que la novela como género no ha muerto, que goza de una buena salud donde brilla la creatividad (aunque sea auto referencial como es el caso) se comprueba en "Mac y su contratiempo", donde lo falso y lo "real", las diferentes voces del nattador, la genial impostura literaria de un narrador que se esconde en un juego de espejos o de muñecas rusas, la endiablada argucia de la repetición, de las memorias embutidas en una novela que es la suma de cuentos de otro presunto narrador que, en definitiva siempre es E.V-M. llena de perplejidad al lector que asiste, encantado, a un despliegue de fuegos artificiales literarios donde se cita y se "plagia" (una falsedad sobre otras falsedades) a Borges, Hemingway, Carver, Malamud, Poe, Chesterton y "tantti altri" como si paseáramos por el Infierno del Dante de la mano de Virgilio (Vila Matas), solitario, rotundo y sonriente como un Buda, sin Beatriz y sin redención.

Desde la primera página Vila-Matas juega con el lector, le convence de que se va a perpetrar una falsa novela "póstuma", sigue con la fascinante "repetición" de la novela del vecino del protagonista, unas memorias que calcarán y cambiarán los cuentos o relatos de dicho vecino escritor, mientras el protagonista va avanzando por una galería de espejos deformantes de su vida cotidiana en el barrio de El Coyote, una zona del Ensanche barcelonés bautizada así por E.V-M porque allí vivió José Mallorquín, el autor del célebre personaje de las novelas de aventuras, sin saber en ningún momento qué es real y qué es ficción.  Y el juego sigue porque este travieso y pintoresco autor lo que hace es convertir la reescritura de su libro (real) de relatos "Una casa para siempre" en una juerga metaliteraria donde todo está permitido, contaminado por "el parásito de la repetición que se oculta en toda creación literaria" (pag.212).

Con referencias tangenciales a Kafka ("La Oficina de Ajustes") y continuas citas de sus escritores predilectos (casi todos de lengua inglesa), E.V-M. parte de su texto de los 80 para demostrarnos que la originalidad, es decir la no repetición, no es en sí misma un valor literario sino más bien un imposible palmario, pues somos hijos del pasado desde los antiguos griegos, a las gestas hindúes y chinas o la fabulosa tradición persa de los cuentos transmitidos oralmente por generaciones.

"Mac y su contratiempo" es un producto puro de ese fabulador de sí mismo que es  Vila-Matas. Los fans de este niño narcisista, maduro e inteligente, están de enhorabuena. Los que no lo son tienen una buena excusa para conocerle en su versión más genuina. Desde "Historia abreviada de la literatura portátil" a "Bartleby y compañía" o su homenaje al artista adolescente que él fue en "Paris no se acaba nunca" o "Doctor Pasavento", Vila-Matas nos ofrece un importante testimonio de su "work in progres", esa larguísima meditación sobre sí mismo como creador literario y mago de las palabras.

Mac- trasunto del autor- va leyendo y analizando cuento a cuento de la supuesta novela de su odiado vecino, escritor de éxito, haciendo al tiempo una divertida y cáustica radiografía de su barrio y las gentes que lo pueblan, desde la quiosquera a los mendigos, las relaciones con su mujer de la que teme sus presuntas infidelidades, las múltiples referencias al cine y a las películas, convirtiéndose en una especie de Bloom que toma la figura del personaje de Gógol en "El capote", siempre al "borde de su abismo privado", mientras circula por sus bares predilectos, al tiempo que se pasea jocundo por la historia de la literatura, ofreciéndonos la experiencia y saberes de un "lletraferit" que aparenta tomarse su arte a broma infinita como su admirado David Foster Wallace, con frecuentes referencias a la muerte, que proyectan un tono sombrío a este juego novelesco.

FICHA

MAC Y SU CONTRATIEMPO.- Enrique Vila-Matas.- Seix Barral.303 págs.-19,50 euros ISBN 9788432229886

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
23 marzo 2017 4 23 /03 /marzo /2017 19:07

Empecemos afirmando que este no es un libro de Zygmunt Bauman. Es un ensayo del psicoanalista argentino Gustavo Dessai que mantuvo una breve correspondencia "on line" a través de emails con el gran pensador y sociólogo polaco, creador del afortunado concepto de la "vida líquida". Este conjunto de correspondencia trata sobre la vigencia de ciertos conceptos freudianos que estimularon a Bauman y hacia los que aporta una serie de consideraciones de alguna forma bajo la insistencia socrática aunque humilde y respetuosa de Gustavo Desai.

 La metáfora del péndulo para indicar un posible cambio de orientación socio-cultural en nuestra época "líquida" en la que han desaparecido las referencias sólidas de antaño y rige una dinámica del cambio que trasciende la costumbre, los hábitos sociales y laborales, la propia estructura de la personalidad humana, la jerarquía de valores y la filosofía de vivir. Es decir la esencia "líquida" de una estructura social y económica en permanente transformación.

El propio Bauman en su penúltimo email al psicoanalista  argentino le dice: "...habrá notado el movimiento pendular que va y viene de la libertad a la seguridad (dos valores igualmente indispensables para lograr una condición humana gratificante, pero incompatibles y reñidos en todas las etapas) ha virado 180 grados desde la publicación de "El malestar de la cultura" de Freud en 1929. Este desplazamiento semanal es lo que yo llamo "fase líquida" de la modernidad. Desde hace un tiempo tengo la sensación cada ves más fuerte de que esa fase está frenando en seco y que ahora atravesamos la subsiguiente inversión de rumbo". .. "Y Freud diría ahora que las dolencias psicológicas de este tiempo tienen sus raíces en la renuncia a una excesiva porción de seguridad a cambio de una inusitada libertad para expresar los instintos".

Y Dessai le responde: "bajo el apremio de la fabulosa asociación entre el capital y la tecnología, el "¡Goza! ¡Y hazlo ahora!" ha pasado a ser la corriente dominante de la civilización. Se vive de acuerdo con la fantasía de que todo es posible y está permitido. Pero la así llamada crisis (un nombre falso y tramposo) anuncia una nueva "vuelta de tuerca" o el regreso del péndulo. ¿Quiere decir que la "fase líquida" está tornándose en una nueva "fase sólida"? Por favor tómese el tiempo que necesite para responder".

Pero no hubo respuesta. Ni la habrá. Al menos del gran Bauman.

Aún así, con la cuestión sin cerrar, el libro deja planteadas una serie de cuestiones de alto interés sociopolítico y cultural.

Y como dice Dessai en otro lugar: "Rechazo los discursos catastrofistas, apocalípticos, que son muy apreciados para el consumo de masas, pero que no aportan absolutamente nada. El escéptico lúcido es aquel que no cierra los ojos a los síntomas de la época, pero que no pronuncia una sentencia de muerte. El psicoanálisis desconfía del optimismo progresista, de la fe ciega en que el avance tecno-científico va a resolvernos todo. Tenemos la prueba de que todo ese milagro que se espera de la ciencia no nos evita el sufrimiento, sino que a menudo lo agrava. El psicoanálisis ...adopta una perspectiva crítica sobre los peligros que entraña subsumir la totalidad de la experiencia humana en una visión cientificista, que pretende convencernos que incluso el amor no es más que un asunto de feromonas o combinaciones de genes. El psicoanálisis aporta algo esencial: la palabra. El psicoanálisis es la gran reserva de la palabra, en un mundo en el que muchos pretenden medicalizar la existencia.

FICHA

"El retorno del péndulo".- Zygmunt Bauman y Gustavo Dessai.-Fondo de Cultura Económica.-162 págs. 14 euros. ISBN 9788437507088


 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
21 marzo 2017 2 21 /03 /marzo /2017 10:30

Juan Marichal, uno de los más interesantes ensayistas españoles exiliados, murió en 2010, con casi 90 años. Este libro, publicado en 2002, reúne los ensayos que Marichal escribió desde 1957 hasta 1998, sobre la obra y la personalidad del controvertido escritor, filósofo y poeta vasco Miguel de Unamuno  (Bilbao, 1864-Salamanca, 1936).

Marichal hace un lúcido recorrido por la España anterior a la guerra civil y el comienzo de ésta, enfocando la figura del pensador vasco en nueve ensayos, agrupados por la editora, Julia Cela, en cuatro espacios temáticos. En ellos el autor perfila la contradictoria vida y obra de Unamuno a través de sus propios maestros, importantes figuras intelectuales ellos mismos y todos relacionados con Unamuno de manera diversa y a veces polémica:  José Gaos, Joaquín Xirau y Américo Castro (interesante la referencia que hace Marichal al enfrentamiento de las ideas de éste último sobre la realidad histórica española con Sánchez Albornoz, que dividió a la Universidad española hasta bien entrados los sesenta.  .

Pero el núcleo del libro se centra en los temas liberales que defendía Unamuno y en los grandes asuntos de su tiempo que Unamuno trató de forma apasionada y a menudo contradictoria: Castilla y lo castellano, las relaciones Iglesia-Estado, la heterodoxia y Europa. Creo que en estos tiempos desnortados es buen momento para rescatar un poco al ese gran sujeto que fue Unamuno, junto con Ortega (aunque más bien ellos dos estuvieron bastante alejados), la presencia filosófica más llamativa. Para Marichal, Unamuno fue "el individuo más representativo tanto de la tragedia de España del primer tercio del siglo XX, como del extraordinario florecimiento intelectual, literario y científico que se produjo en este país en esas espléndidas y conflictivas décadas".

No olvida el autor la vertiente religiosa de Unamuno (que yo llamaría más bien "espiritual") recordando que el pensador vasco se consideraba "pastor de una nueva actitud religiosa, en la cual la fe y la duda se encontraban en combate y debate permanente". Pero es en las cuestiones políticas donde el autor muestra la curiosa actualidad de las ideas unamunianas, como cuando cita una de sus frases más conocidas: "Aquí en España...hemos padecido de antiguo un dogmatismo agudo...aquí lo arreglamos todo con afirmar o negar rotundamente, sin pudor alguno, fundando banderías". "Los españoles utilizan las ideas como armas de combate y cultivan el discurso como instrumento de demolición".

Especialmente interesante son los capítulos dedicados a la "originalidad de Unamuno, la literatura de confesión", a la altura de Rousseau, Sénancour o Amiel, o  el dedicado al Unamuno poeta y, por supuesto a la significación de la obra "La agonía del cristianismo" en el existencialismo de Camus o Sartre, Jaspers y otros. Y desde un punto de vista histórico, lo más sobresaliente del libro es su cuarta parte, dedicada a analizar "el pensamiento de Unamuno desde la postura crítica de Azaña, Ortega y Américo Castro".

En suma, un libro que rescata para el lector informado a un hombre referencial de una época que ha sido, sin duda alguna, el crisol donde se han originado nuestras actuales amarguras políticas, económicas, sociales y culturales como país.

FICHA

EL DESIGNIO DE UNAMUNO.- Juan Marichal.- Taurus .- ISBN: 9788430604869

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
17 marzo 2017 5 17 /03 /marzo /2017 08:45

Esta novela parece una nueva entrega de la serie de Almudena Grandes sobre la guerra española (Los episodios de una guerra interminable) y sus consecuencias dilatadas en el tiempo, la duración insólita del franquismo y las miserias y padecimientos que ocasionó en un país exhausto y empobrecido. Pero no lo es. La Grandes es una mezcla entre un Baroja despolitizado y un Galdós anecdótico, pero tiene un gancho muy atractivo para acercarnos a la gente del pueblo llano, con sus miserias y sus grandezas de pequeño calado y de un humanismo algo sentimental en el que de vez en cuando relucen las convicciones de una izquierda ingenua y algo tópica.

En esta novela Almudena nos da su visión llana, simple y emotiva de los efectos de la contundente crisis socioeconómica que aún padecemos en las gentes variadas de los barrios populares de Madrid. Una versión postmoderna de la famosa "novela social española" de los años sesenta y setenta del pasado siglo. Si la novela es el espejo que refleja lo que ocurre a lo largo del camino de la vida en un determinado lugar y una época determinada, la Grandes ha colocado su espejo multifacetal en el Madrid popular de un año escogido entre los últimos tres o cuatro y nos cuenta las vivencias y pequeños desastres de unas personas que pertenecen a estamentos muy variados pero que responden como pueden a los efectos brutales de una crisis económica encenagada por una clase política y financiera irresponsable y corrupta.

Pero no hay análisis político ni sociológico profundo en las páginas, sino el cotidiano y desesperante deambular de un pueblo al que cercenan todas las esperanzas y condenan a necesidades y fracasos continuos y casi irresolubles. Un tono de épica menor que huye de lo folclórico y esboza un rictus de amargura y una sorda desesperación, al tiempo que una directa llamada a  la reacción, a la lucha por recuperar esa dignidad pequeña que pisotean los "de siempre".

Grandes nos muestra un empeño literario coral, a la manera del Cela de "La Colmena" en una época anterior y coloca su lupa creativa en personajes de distintas generaciones que nos reflejan el transcurso del tiempo y la repetición de los males y los abusos, desde la clase media baja a la que linda con la pobreza y las necesidades primarias sin resolver . Hay cierta tendencia a ofrecernos figuras femeninas representativas, no sólo amas de casa o chicas jóvenes que se buscan la vida, peluqueras, asistentas, sino profesionales surgidas del desarrollismo cultural de los ochenta y noventa, ginecólogas, profesoras, abogadas, economistas junto a arquitectos, periodistas, ocupas y parados. Pero también inmigrantes, asistentas, policías... todo un mundo late en las páginas de la novela, escrita para un público lector muy determinado y entregado a la contagiosa "magia" narrativa  de la Grandes. Como en "La Colmena" o en "La Noria" del injustamente olvidado Luis Romero, hay un entramado relacional que sustenta la coherencia global de la novela.

Almudena pasa su "espejo" narrativo con habilidad pero también con la limitación casi documental de su técnica: refleja la superficie de lo que ocurre, no hay razones ocultas o análisis profundos, sino la voz narrativa que nos habla de las necesidades, sueños rotos, obsesiones o temores de los personajes, un diálogo nervioso y a veces pintoresco o directamente en forma de soflama indignada o exabrupto. No hay complejidad psicológica o literaria en esta novela, sino un mensaje de protesta y condena que despertará sin duda las simpatías del lector con nostalgias izquierdistas o de un humanismo simple y directo, de trazo tópico y con resabios de moralina que clama por la solidaridad de la nueva clase media-baja edificada sobre la clase obrera de los sesenta..

FICHA

LOS BESOS EN EL PAN.- Almudena Grandes.-327 págs.- Tusquets ed. 19 euros

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
14 marzo 2017 2 14 /03 /marzo /2017 09:43

Había oído hablar de las "Misceláneas" de Ben Schott alguna vez. Y siempre al mismo tipo de personas: amigos dotados de una singular cultura literaria, filosófica o científica, con un amplio, curioso y paradójico sentido del humor, degustadores selectos de los "nonsense" de Lewis Carroll, el ingenio desmadrado de Wilde, el humor inteligente de Chesterton, la ironía despiadada pero humanista de Swift, seguidores cuando niños de los "Proscritos" del inmortal Guillermo Brown de Richmal Crompton, fanáticos de Sherlock Holmes y...ya de adultos amigos del ajedrez, las charlas filosóficas, la alegría de vivir, los paseos por las montañas y las serenas y aromáticas fumadas de pipa al abrigo de una buena chimenea.

Y aquí es cuando entra en escena Ben Schott, con sus Almanaques y sus Misceláneas. Si busca información en la todopoderosa Red sobre este inglés discreto y divertido, ex creativo de publicidad, ex fotógrafo de primeros ministros y editor de pequeños libros y rarezas bibliográficas, colaborador de sesudos diarios, cuyos libros son éxitos de lectores muy especiales...bueno pues tendrá muy poca en castellano, MUCHA más en inglés, menos en alemán y un poco más en francés. El autor, que apenas pasa la cuarentena, es de una chocante singularidad, al menos por lo que respecta a sus misceláneas y almanaques. En castellano lo ha publicado El Aleph Editores (en 2004) y no tengo noticia de que exista nada más publicado en español de este desternillante recopilador de trivialidades, bagatelas, curiosidades absurdas, listas delirantes, banalidades, frivolidades intrascendentes, cuestiones fútiles, datos irrelevantes, conmemoraciones insustanciales y detalles baladíes. La Summa definitiva de todos los conocimientos inútiles, inservibles, superfluos, estériles, inoperantes, baldíos e inusitados...y divertidos.

En inglés hay al menos dos "Misceláneas", aparte de la que hoy les recomiendo encarecidamente, una sobre Deportes y Pasatiempos y otra Gastronómica ( aconsejo a cualquier editor inteligente  que compre los derechos por la traducción). Créanme , es totalmente adictivo. Como Schott escribe en la página de presentación de su libro (bellamente editado):  "La Miscelánea...es un afanador de humildes menudencias. Tiene por objetivo reunir recortes de lo convencional. Y lo que es más importante...muy pocas veces se declara exhaustiva, autorizada, ni práctica, siquiera. Empero se declara, eso sí, esencial. Aunque cupiera la posibilidad de vivir sin...este libro...parecería un propósito osado y curioso".

Desde el impuesto sobre el uso de sombreros entre 1784 y 1811, la longitud de los cordones de los zapatos, la línea de sucesión en Inglaterra, las enfermedades de declaración obligatoria, la etiqueta social en Washington, la lista de muertes intempestivas de estrellas del rock, el nombre que se da a los números del bingo, la secuencia de ordenes para disparar cañones en la armada de Nelson, las mejores frases del ingenioso Doctor Johnson, la manera de anudarse una pajarita, la jerga homosexual "polari" en boga en el Londres de los sesenta, las líneas quirománticas, el diccionario del diablo, las abreviaturas médicas más comunes, una lista de "pangramas" o frases que contienen todas las letras del alfabeto,  la desternillante lista de trabajos que el Gargantúa de Rabelais encomendó a su hijo Pantagruel, la escala de síntomas médicos del estado de coma, decir "te quiero" en 42 idiomas, los diversos nombres de los aniversarios de boda, los nombres de las fobias, los acrónimos de los yuppies, los grados de la francmasonería, el alfabeto del lenguaje de signos, una lista de palíndromos (palabras o frases que se leen igual del derecho o al revés como "arroz" y "zorra"), algunos buenos insultos en Shakespeare, el código irlandés del duelo, los doce trabajos de Hércules, cómo anudarse un sari, nombres de deidades en diferentes culturas, el lenguaje de las flores, las diferentes clases de nubes, el esquema del Infierno de Date, los términos del ajedrez, ultimas palabras proferidas por famosos, términos musicales, el nombre del virus del tabaco que es la palabra más larga del inglés y consta de 1.185 letras...y suma y sigue.

Quizá el sesgo británico del libro es un poco excesivo pero dadas sus características es comprensible. Habrán observado en el inicio de este artículo que tantos mis amigos lectores de Schott, como yo mismo, tenemos cierta tendencia hacia la admiración del ingenio y el humor "british". No obstante garantizo que incluso los que no tienen esa peculiaridad cultural también disfrutarán como niños con la "Miscelánea original".

Y para que quede constancia, lean la cita que ostenta al final del libro: "Nada es pequeño en exceso, señor, para un ser tan pequeño como el hombre. Es mediante el estudio de las cosas pequeñas como alcanzamos el gran arte de sufrir lo mínimo y gozar lo máximo posible" (Samuel Johnson)

FICHA

MISCELÁNEA ORIGINAL DE SCHOTT.- Ben Schott.- Traducción de Concha Cardeñoso.- El Aleph Editores. 20,05 euros. ISBN 9788476696378

 

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
11 marzo 2017 6 11 /03 /marzo /2017 09:48

"Como un sueño que se desvanece al despertarnos, la biblioteca, creada con tanto amor durante setenta y cinco años, estaba a punto de dispersarse a los cuatro vientos...(como la) Atlántida se hundió en el mar, tan completamente que por momentos dudé que hubiera existido. Las puertas del salón de tertulias se cerraron por última vez. La Casa de los Libros ya no existía" (pág. 344).

Todos los amantes de los libros (entre los que me cuento) hemos tenido alguna o muchas veces una pesadilla recurrente semejante a la que nos cuenta Sasha Abramsky, un joven periodista y escritor inglés aposentado en Estados Unidos. Sasha ha escrito un libro memorable que parece una novela de Elias Canetti, enriquecida con el estilo nostálgico finisecular de Stefan Zweig y el encanto rememorativo de "Los Buddenbrooks" de Thomas Mann. Pero Sasha no ha escrito una novela sobre una familia judía desde finales del siglo XIX hasta la última década del azaroso siglo XX. Ha escrito una historia biográfica familiar, de la de su propio abuelo Chimen Abramsky y su esposa Miriam y el mundo cultural y bibliófilo impresionante que crearon a partir de 1944 en una casa de una pequeña urbanización londinense justo al lado del parque de Hampstead ­Heath conocido como Holly Lodge Estate, muy cercana al cementerio donde yace Carlos Marx. Ese es un detalle singular ya que estamos hablando de unas personas afectas al partido comunista y propietarios de una ingente cantidad de documentos y libros comunistas dada su condición de expertos libreros y bibliófilos, y que en su casa crearon una de las tertulias más conocidas y brillantes en la que intervinieron los grandes pensadores marxistas o liberales del momento.

El abuelo del autor, Chimen Abramsky, protagonista del libro y creador de la Casa de los Libros era hijo de Yehezkel Abramsky, uno de los rabinos más importantes del siglo. Nació en 1916 en Minsk, vivió en Moscú y emigró a Londres. Con la invasión nazi de Rusia, se alistó en el Partido Comunista, que abandonaría tardíamente en 1958, convencido por fin de los genocidios de Stalin y la deriva de la realidad política soviética. Cambió su pasión política por la bibliofilia y la literatura judaica, que le convirtieron en un conocido librepensador que le llevó  a la docencia universitaria en uno de los más célebres colegios de Oxford. Su formidable biblioteca de marxismo y socialismo atrajo a miles de visitantes y personalidades del mundo cultural internacional.

Sasha Abramsky nos describe la fascinante ubicación de los libros en las diferentes estancias de la casa, según las colecciones temáticas de libros, de rarezas bibliográficas  a joyas de coleccionista. Fue tan completo y exacto su conocimiento de los libros que trabajó durante una época como asesor de la casa de subastas Sotheby’s.

La casa era visitada diariamente por decenas de personas que charlaban, confrontaban, almorzaban o cenaban y hasta se quedaban a dormir. Todo ello reflejaba de una forma viva y fascinante el "zeitweist" (espíritu de la época) de un mundo que estaba siendo sacudido por dos guerras mundiales, los rápidos cambios de mentalidades y costumbres, con especial hincapié en el problema del judaísmo, la controvertida creación del Estado de Israel y  el antisemitismo histórico, en un contexto  de amplia cultura enfocada a las variadas perspectivas de la sociedad, la familia, la religión, la política o la literatura.

El libro se lee como si de una novela se tratara y uno acaba abrumado por la profunda erudición y la información enriquecedora que Sasha ha recopilado durante cuatro o cinco años de trabajo de documentación y confirmación de datos, sucesos, publicaciones y personajes que se dieron cita en la Casa de los Libros, dejando en definitiva en el lector una sensación algo amarga y nostálgica de unas personas y una época trágica pero fascinante e irrepetible, relatada por el nieto de un hombre genial. Como escribe, citando un aforismo de Marx: "Todo lo que es sólido se desvanece en el aire, todo lo que es sagrado es profanado, y el hombre se ve, por fin,  obligado a encarar con serenidad sus verdaderas condiciones de vida y sus relaciones con sus iguales".

FICHA

La casa de los veinte mil libros. Sasha Abramsky. Traducción de Ángeles de los Santos. Periférica, 2016. 364 páginas. 22 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
8 marzo 2017 3 08 /03 /marzo /2017 08:32

Me ha parecido  apreciar los ecos de "Las mil y una noches" en la novela  de Kader Abdolah. La historia de Aga Akbar, reparador de alfombras en una remota villa iraní, junto a la Montaña del Azafrán, es una delicia. Uno de esos homenajes legendarios al arte de la escritura, de las palabras y su significado, del lenguaje y su poder mágico. La sencillez aparente de la historia rural y su encuadramiento en el enorme tapiz de la historia del Irán contemporáneo, es de una magistral eficacia literaria.

Se trata de la quinta obra de este autor iraní, exiliado y que vive en los Países Bajos. Abdolah tuvo que huir de su país en 1988, tras participar en el movimiento estudiantil contra el Sha y posteriormente contra Jomeini y sus integristas islámicos, en petición de mayores libertades políticas  y  culturales. Todas estas vivencias están reflejadas en la novela. El protagonista plasma en un diario las frases e historias que crea su cerebro, con una bella caligrafía de signos y dibujos, semejantes a la escritura cuneiforme que existe en las paredes de una famosa cueva del citado monte del Azafrán.

Abdolah se refleja a sí mismo en Ismail, el hijo de Akbar, un escritor exiliado en Holanda por su activismo comunista. El acceso al cuaderno de Akbar, tras su fallecimiento, es el comienzo de la historia, con las dificultades que precisa su desciframiento y la sorpresa de encontrar en aquellos bellos caracteres un reflejo no sólo de las ideas de su padre sino de la propia historia de su país, el Irán del siglo XX, sometido a una serie de incidentes politicos  y desastres bélicos, desde el levantamiento popular contra el Sha, a la llegada de Jomeini, la guerra contra Iraq y  la invasión de Kuwait por Sadam. Experiencias familiares, intervenciones de los personajes y citas lirerarias van enriqueciendo las páginas de este absorbente novela, cuyo exotismo (el de una cultura milenaria musulmana) no  disminuye el atractivo humano de cuanto se nos narra, principalmente con la personalidad fascinante de Akbar, cuyos problemas de comunicación en lugar de aislarle le han dado una sensibilidad poética y espiritual sorprendente.

Con una estructura literaria audaz, a la voz del narrador omnisciente que se presenta a sí mismo en el comienzo de la novela, se une la del joven Ismail y las citas no sólo de la tradición poética y literaria persa, sino las de la patria de adopción de Ismail, Holanda, todo ello con un tono legendario y lírico que resulta cálido y sugestivo al lector occidental.

FICHA

EL REFLEJO DE LAS PALABRAS.- Kader Abdolah.- Trad. Diego Puls.- Ed Salamandra. 9 euros. ISBN 9788496384758

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
5 marzo 2017 7 05 /03 /marzo /2017 08:40

No hace mucho tiempo reseñé en estas páginas una biografía de Montse Morata sobre Antonie de Saint-Exupéry, "Aviones de papel". En ella me hacía eco de la queja de la autora sobre la inexistencia de publicaciones sobre los artículos que Saint-Ex había escrito en las dos ocasiones en que vino a España para informar sobre la guerra civil, primero enviado por "L'Intransigeant"  y después por "Paris-Soir".

Pues bien, la editorial navarra Ken acaba de publicar un minúsculo libro en el que se recogen dichos artículos publicados desde agosto de 1936 hasta octubre de 1938 en ambos periódicos. La edición está ilustrada por numerosas fotografías de las portadas de  los diarios y otras de diversos fotógrafos y archivos de la época (entre ellas alguna del mismo Saint-Ex).

Las primeras recogen escenas e informaciones de nulo valor militar pero alto valor humano y literario que el escritor francés recogió en sus andanzas por Barcelona y Lérida. El segundo grupo de reportajes fueron realizados en el frente de Madrid. En estos textos no hay juicio alguno, ni condena, sobre los contendientes, sino una amarga y reiterativa reflexión sobre la inútil barbarie de la guerra, el sufrimiento de la población, y la amargura profunda que entraña una guerra civil.

"En una guerra civil la frontera es invisible y atraviesa el corazón del hombre", escribe. Y titula otro reportaje: "una guerra civil no es una guerra, sino una enfermedad". Con agudas reflexiones como ésta : En Barcelona y Zaragoza...está habitadas más o menos por la misma mezcla: comunistas, anarquistas, fascistas...y esos mismos que se aglutinan quizá difieran más entre sí que de sus adversarios. En la guerra civil el enemigo está en el interior, uno prácticamente lucha contra sí mismo" Y añade..."parece que aquí se fusila más que se combate".

En las crónicas de Madrid el estilo y la actitud han cambiado de forma intensa, casi brutal. El escritor se siente dañado, no toma partido tampoco, simplemente sufre por lo que ve y su voz se alza amarga en una condena, no a los fascistas o a los republicanos, sino contra la sangre derramada, la muerte absurda que juega a los dados con los seres humanos indefensos que viven o sobreviven en Madrid bajo las bombas. El escritor ha vivido unas horas en las trincheras de Carabanchel, antes de un ataque bajo la luz de la luna que, afortunadamente se ha anulado. Hubiera sido una matanza. Cuando amanece es testigo de una escena casi eucarística: "la unidad entera ha regresado del fondo de las tinieblas y el capitán parte el pan blanco, ese pan de España tan denso y tan nutrido de trigo del que cada camarada, al extender la mano, recibe un trozo grande como un puño, un trozo perfumado que se transformará en vida".

Saint-Ex, gran escritor, excelente persona y aviador mediocre, murió al parecer sobre las aguas cercanas a Marsella, el 31 de julio de 1944, abatido quizá por un caza nazi durante una misión de reconocimiento en un avión vetusto, un Lockheed Lightning P-38 F-5B, una imprudencia más de ese hombre ya mayor para la empresa (43 años) y con sobrepeso y demasiados accidentes aéreos en su historial. "Los viejos soldados nunca mueren, solo desaparecen", decía sin pensar en que estaba siendo profético. Su cuerpo jamás fue encontrado, aunque los restos de su aparato fueron localizados hace unos años.

FICHA

"Saint-exupéry en la guerra de España".- ED. Ken.-15 euros.-132 págs.-Trad. Andoni Eizaguirre.- ISBN 97884942849

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens