Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
11 agosto 2017 5 11 /08 /agosto /2017 08:09

Es sumamente interesante que un filósofo y sociólogo tan sensible al "zeitgeist" (el término trata de definir el ambiente intelectual y cultural de una época determinada) como Zygmunt Bauman decida escribir una especie de diario a modo de reflexión personal sobre acontecimientos cotidianos, buscando no sólo dilucidar su sentido propio sino especular sobre su deriva y la importancia que podrían tener en un futuro cercano. Como él mismo reconoce, el motivo personal se basa en que "un día sin escribir o anotar algo se me antoja un día desperdiciado o criminalmente abortado (sic): un deber incumplido, una vocación traicionada". Y es que Bauman necesita escribir para pensar, como tantos de nosotros. A eso se añade el duelo que padece Bauman por la muerte de su esposa, con lo que la escritura del libro le produce un efecto balsámico y reparador.

La primero que se observa es el cuidado inteligente y sagaz que el filósofo  pone en la elección de los acontecimientos más relevantes del día y en la interpretación global que suele realizar. Y así, observamos, a toro pasado, cuales de entre esos eventos acompañarán la existencia, cuáles desaparecerán e incluso aquéllos que llevan una vida intermitente de actualidad y somnolencia, como corresponde a un mundo que gradual y crecientemente se convierte en más tornadizo, caleidoscópico, inseguro e impredecible.

Bauman saca punta a lo nimio y lanza una mirada desconfiada a los que aparenta crecer con desmesura y luego queda en agua de borrajas. Y así, siguiendo el verso de Blake,“contempla el universo a partir de un grano de arena” y, en consecuencia, construye un rápido pero exigente artesonado de elucubraciones, inferencias y suposiciones bien fundamentadas sobre lo que puede acontecer a consecuencia de lo analizado, las perspectivas de cambio o de endurecimiento, el juego de fuerzas que pueden influirnos, la dinámica o la deriva que hemos de cuidar para navegar esas aguas del destino, generalmente tan caprichosas aparentemente y a veces tan desafortunadas.

Los textos, de longitud variable, son comentario o coda de asuntos surgidos de setiembre de 2010 a marzo de 2011, lo que justifica el "esto no es un diario" del título. A cada una de las entradas Bauman le coloca un título explicativo con lo que resulta fácil guiarse en el texto. Interés suplementario nos ofrece la transcripción que Bauman hace de su discurso de aceptación del premio Príncipe de Asturias de Humanidades, dedicado a la figura de Cervantes. Este octogenario viva, inteligente y perspicaz, nos ofrece uno de los diagnósticos más certeros y lúcidos de la crisis económica que padecemos y sus corolarios, la de inseguridad, vulnerabilidad jurídica, indiferencia o inutilidad gubernamentales, de principios éticos, laboral y de costumbres. Su feroz ataque a las políticas neoliberales, culpables causales de toda este crisis global y las que se anuncian en un futuro cercano, principalmente la ecológica, la bélica y las injusticias sociales que propician hambrunas, exilios en masa, inmigraciones desatendidas, delincuencia y violencia.

A todo ello y a pesar de su edad, Bauman, añade una información actualizada y entendida sobre las nuevas tecnologías y el poder que tienen de cambiar de raíz el mundo, la sociedad y al propio ser humano. Y así , resume la situación política en la mayoría de los países occidentales, (pág.59 del capítulo "Del retroceso de la confianza y el florecimiento de la arrogancia":

"Tal y como están las cosas en estos momentos, los llamamientos de los políticos a elevar la confianza suenan tan sospechosos y traicioneros como cantos de sirenas. ¿Por qué íbamos a confiar en las sirenas? ¿No sería más razonable (y, en definitiva más honesto) seguir el ejemplo de Ulises (como cada vez más personas hacen ya actualmente tapándose los oídos ante las voces que les llegan desde lo alto)? O, mejor aún, considerando que las sirenas no pueden variar de melodía en mayor medida que los leopardos no pueden cambiar las manchas de su pelaje, ¿no podríamos tratar de rediseñar de verdad la escena pública para que se mantenga fuera del alcance de las sirenas?" .

La radiografía sociológica que Bauman nos ofrece sobre el "zeitgeist" de nuestra época es lúcido y desolador (inevitablemente) y como correlato explicativo de su actitud, el lector no debe perderse el  capítulo final, donde se muestra el insólito paralelismo que Bauman hace de su manera de percibir el mundo actual y  la que, en su día, mantuvo el escritor H.G. Wells a principios del siglo XIX. Lo curioso es, precisamente, esa semejanza, dados los caracteres y principios de cada uno de los dos pensadores. Sólo que lo que en el primero movía a una cierta esperanza de mejora, el del segundo provoca una emoción opuesta: temor y ansiedad frente al futuro que avanza inexorablemente hacia nosotros.

Ficha:

"ESTO NO ES UN DIARIO", Zytmunt Bauman, editorial Paidós, trad. Albino Santos yAntonio F. Rodríguez, 280 páginas, ISBN: 978 8449 327179

 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
8 agosto 2017 2 08 /08 /agosto /2017 09:00

  Thomas Merton era un monje trapense que durante su vida se había dedicado al estudio de la cultura oriental. Tenía el objetivo de acercar las sensibilidades entre dos culturas aparentemente antagónicas, el cristianismo y las religiones orientales. Se trataba de promover un diálogo productivo que propiciara puntos de encuentro y de acuerdo. La totalidad de su obra incidía en ese acercamiento del mundo espiritual del oriental al ciudadano de las sociedades regidas por el capitalismo avanzado y los modos de vida dispersos de las sociedades burguesas occidentales.

Fue uno de los introductores del zen en Europa y Estados Unidos, junto al erudito japonés D.T. Suzuki y al norteamericano Allan Watts. De hecho Merton ha rechazado siempre proponer una definición de lo que es el Zen.. Y lo hace por la vía negativa: nos cuenta lo que no es zen. Y nos advierte que no lleguemos al zen pensando que vamos a obtener algo. "Allí donde se alborota en torno a la "espiritualidad", la "Iluminación", a menudo no hay más que buitres bajando sobre un cadáver". Esos son los "pájaros del deseo" del bello título del libro. Cuando se marchan y ya no están, "aparece de pronto  la nada, el no-cuerpo que allí estaba. Este es el zen: lo que no cesado de estar allí todo el tiempo, sin que se apercibieran los aves devoradoras de carroña".

 Y añade: "No se trata de ninguna de una explicación orgánica de la vida, no es un camino ascético de perfección, no es misticismo, tal como es entendido en occidente, y de hecho no se amolda a ninguna categoría conveniente, entre las que nosotros poseemos. Es por esto que fracasan todos nuestros intentos de etiquetarlo o despacharlo con rótulos como "panteísmo", "quietismo", "iluminismo"..."

  O en palabras de Suzuki: "El zen aspira siempre a la aprehensión del hecho central de la vida, que no puede tumbarse sobre la mesa de disección de nuestro intelecto. Para asir este hecho central de la vida, el zen se ve obligado a presentar una serie de negaciones. La mera negación, no es el espíritu del zen...no hay en él negación, ni afirmación, sino un hecho simple, una pura experiencia, la mismísima fundación de nuestro ser y nuestro pensar. Toda la quietud y vacuidad que podríamos desear en el seno de la más activa de las meditaciones se encuentra dentro suyo."

 Para Merton la existencia del zen en la sociedad moderna occidental es problemática debido a que el ciudadano de la sociedad opulenta necesita "la liberación de su descontrolada conciencia de sí, de su monumental auto percepción, de su obsesiva afirmación personal, para que pueda gozar de la despreocupada libertad de ser simplemente lo que es, aceptando las cosas tal como son, con el objeto de obrar en ellas como mejor se pueda" (pág. 47). Y enfatiza: "El núcleo mismo del zen consiste no ya en formular declaraciones infalibles sobre la experiencia, sino en asir directamente la realidad, sin mediación de la verbalización lógica" (pag. 53).

Este libro es un complemento ideal del volumen recomendado con anterioridad "Zen y filosofía" con el que comparte igual objetivo de diálogo intercultural y analiza la filosofía de Nishida y las semejanzas conceptuales entre cierto misticismo cristiano (el del maestro Eckhart) y el Zen.

FICHA

EL ZEN Y LOS PÁJAROS DEL DESEO.- Thomas Merton.- Trad. Rolando Hanglin.- Ed. Kairos.-ISBN9788472453081

 

 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
6 agosto 2017 7 06 /08 /agosto /2017 09:50

El filósofo y musicólogo Ramón Andrés ha buscado para este breve y luminoso trabajo entre varios de los madrigales “guerreros y amorosos” del Libro Octavo (Venecia, 1638) de Monteverdi, en los que a menudo encontramos esbozos de óperas en miniatura, para centrarse en el "Lamento della Ninfa".

Es una de esas obras en que el lector suspende el juicio, disfruta con el texto y procura sumar lectura con audición (poner el "Lamento" muy bajito en el tocadiscos o la consola de Cd's).

Mitología greco latina, belleza expositiva casi lindando con la poesía, una delicadeza en el texto que serena el ánimo y despierta la sensualidad. Y nos dice: "Oir, escuchar, se habían convertido en un acto reflejo, en un modo de extremar la concentración hacia lo que consideraba un momento único y efímero: la llegada de la música al corazón...". Y para llegar al corazón Andrés se vale de la palabra, ajustada, precisa y evocativa, interconectando música, poesía, arte, mitología y, por supuesto, el texto del madrigal:

“Son las fuentes y los arroyos, los ríos, los que dan forma a la tierra, la moldean con una erosión que no es de inquietud, sino de constancia y saber fluir... “Las ninfas se bañan curso abajo. Dejan estelas con su cuerpo. No quieren ser vistas, y pese a ello, los ojos de los dioses y los hombres, ocultos y al acecho detrás de unos matojos, las ansían.”... Son amadas y, sólo a veces, aman. Han dado hijos a los dioses y a los mortales.”...“Cantar es unir, desocultar lo que sucede a nuestro alrededor, convertirse en sonido para probar hasta qué punto podemos comprender lo que no nos habla. Lo callado. El canto es acercarse a lo silenciado y dar sentido a aquello que la razón niega.”

El madrigal en sí mismo se compone de tres secciones, en la primera y tercera canta el trío de dos tenores y bajo que nos narran el relato de la joven ninfa que deja su casa para internarse en el bosque clamando desconsolada por su amante que la ha abandonado. En la parte central la ninfa entona su lamento, donde Monteverdi concede libertad rítmica a la cantante, “que va cantando siguiendo el tiempo del sentimiento”, equilibrada por cuatro acordes en "bajo ostinato". A la soprano se suman las voces masculinas, que contemplan la escena y se compadecen de la ninfa, repitiendo la estrofa “Miserella, ah più no, no, tanto gel soffrir non può”.

Sobre su pálido rostro
afloraba su dolor,
y a menudo provenía
de su corazón un gran suspiro
Así, entre amargas lágrimas,
llenaba el cielo con su voz;
así en el corazón de los amantes
el amor mezcla el fuego con el hielo.
 

FICHA

CLAUDIO MONTEVERDI.-"LAMENTO DELLA NINFA".-Ramón Andrés.-Acantilado.- 140 págs. ISBN:9788416748433

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
4 agosto 2017 5 04 /08 /agosto /2017 08:10

Con menos de treinta años, Jonathan Safran Foer - un novelista judío que ha sido comparado con Philip Roth o Bernard Malamud -  logró publicar dos novelas que le auparon junto a los más destacados narradores judío-norteamericanos por su enorme éxito. "Todo está iluminado" y "Tan fuerte tan cerca" no sólo fueron best-sellers internacionales en el terreno literario. Las versiones cinematográficas de dichas novelas elevaron la aceptación del público exponencialmente. Posteriormente Safran publicaría un ensayo sobre alimentación no carnívora, una novela en 2008 y otra en 2016,  "Aquí estoy" , de la que no tengo muchos datos excepto ciertas críticas aparecidas en internet (en páginas web dedicadas a la critica literaria al margen de los medios habituales) donde la descalifican de forma más o menos agresiva. Aún así, habrá que leerla en consideración de la excelente factura de las dos anteriores.

"Tan fuerte, tan cerca" , es una buena novela. El motivo central está marcado por el atentado trágico a las Torres Gemelas de Nueva York. En aquél caos apocalíptico muere el padre de Oskar que se encontraba en un lugar inhabitual y en un momento desafortunado. El niño, de nueve años, es el protagonista de esta narración. Y es un niño especial, de una inteligencia superior y una sensibilidad asombrosa. Oskar busca una razón que justifique y aclare la muerte de su padre, al que amaba y respetaba considerablemente. Siguiendo una pista leve (encuentra una llave metida en un sobre con la palabra "Black" y el sobre dentro de un jarrón que rompe accidentalmente cuando inspecciona las cosas que quedaron en la habitación de su padre tras su desaparición) el niño, lleno de recursos, imaginación y perspicacia, inicia una absurda pero magnífica labor que roza lo imposible: visitar a todas la personas apellidadas "Black" en la ciudad de Nueva York para tratar de encontrar la cerradura que abre esa llave y la relación de esa persona con su padre. Eso podría aclarar porqué estaba su padre (un artesano de joyería con tienda propia) en una de las torres destruidas.

En tronco esencial de la trama tiene varias ramificaciones de mas o menos importancia que van dando fuerza dramática (e incluso humor, como la desternillante conversación que Oskar mantiene con su psicólogo, págs.197 y siguientes) a la novela. Especialmente emotiva es la historia paralela de abuelo de Oskar, refugiado alemán en Estados Unidos tras la segunda Guerra Mundial, que nos depara páginas magistrales sobre el bombardeo aliado de Dresden, págs.281-291, desde el punto de vista de sus víctimas. La historia engancha y emociona. Los personajes secundarios llegan cargados de emotividad y la trama se desenvuelve con algunas incoherencias que no hacen más que acentuar la fuerza humana de lo que se nos narra.

Especialmente originales son la páginas ilustradas que van acompañando la narración, como el montaje final en el que se nos invita a pasar las ilustraciones velozmente (una fotografía muy conocida de un cuerpo cayendo desde lo alto de una de las torres).

De lectura aconsejable, sin duda.

FICHA

TAN FUERTE, TAN CERCA.- Jonathan Safran Foer.- Tras. Toni Hill.- Ed. Lumen.- 441 págs.

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
3 agosto 2017 4 03 /08 /agosto /2017 09:43

Podría parecer que Shizuteru Ueda, el filósofo japonés de la llamada Escuela de Kioto creada por Nishida, ha utilizado dos términos antagónicos para titular su libro. La disciplina espiritual se forja de espaldas al ego, sujeta a la experiencia y a una visión minimalista de la realidad sensorial, la busca de la nada, el vacío o la paradójica amplitud de lo que ES. La filosofía nace a partir de la concreción del yo, el anhelo de la vida buena o las complejidades del lenguaje que define lo que presuntamente aportan los sentidos. Si la primera se hunde en la aparente irracionalidad del koan, la segunda busca una coherencia entre el sujeto y la vida, entre lo que aparece y lo que podría ser, cultivando la duda y sólo al fin reivindicando el silencio (Wittgenstein).

Y aquí es donde Ueda que comparte con Nishitani la descripción del zen como "alquimia antiontológica" busca transmutar los conceptos en silencio y recurre al Maestro Eckhart para mostrarnos el camino que conducen al zen a una conexión con la filosofía occidental (a través del nihilismo filosófico).

El autor presenta tres de sus textos más conocidos, con un prólogo muy ilustrativo, bibliografía  y notas a la edición de Raquel Bouso García que junto a Illiana Giner Comín, son autoras de la traducción. El primero está dedicado a informarnos de la práctica del zen, con una diáfana explicación sobre la disciplina incidiendo en la "libertad creativa" del zen: "Se trata de libertad en el sentido de estar completamente abierto, completamente libre de cualquier impedimento", empezando por la "prisión del yo, el lenguaje". Y mostrando que la práctica del zen, "es cierto modo de ser que conforma la manera en que vivimos nuestra vida cotidiana y la manera en que manejamos las diferentes situaciones que conlleva" (pág.34). Y este zazen o meditación sentada, "es menos cuestión de decidir no hacer algo que de llegar a un punto muerto en el que ya no se es capaz de hacer nada"..."un estado de no confrontación, en el cual ninguna cosa es considerada como un objeto" (pág.39).

El segundo de los trabajos está dedicado a su maestro Nishitani sobre el pensamiento puro en oriente y occidente mostrando las semejanzas entre el lenguaje zen y su búsqueda de la libertad con la obra y la vida del místico alemán Eckhart. Sin dejar por ello de comparar "la nada nihilista y apática occidental a la nada liberadora y simpática del zen".

A continuación el libro nos regala la versión de Ueda de la tradicional alegoría zen de "El buey y el boyero"  tan conocida en todo el ámbito espiritual de oriente y occidente, con deliciosos grabados del siglo XV.

Y termina con un clarificador trabajo sobre "El pensamiento de Nishida" donde aboga por la superación de la dicotomía Oriente-Occidente que el filósofo propició con sus reflexiones sobre las brechas existentes entre el zen y la filosofía, practicando ambas simultáneamente durante diez años, llegando a diseñar un sistema propio que se podría resumir, según el autor, como "la concatenación dinámica de experiencia pura-autodespertar-lugar físico donde se produce la experiencia. Ello corresponde a la relación básica entre la experiencia, la comprensión de esa experiencia y el horizonte de esa comprensión; con todo, el rasgo característico de esta cadena es que el punto de partida de la experiencia reside en la experiencia pura de lo que ES". (pág.179).

FICHA

ZEN Y FILOSOFÍA.- Shizuteru Ueda.- Trad, Raquel Bouso e Illana Giner.-188págs. Herder.- ISBN 9788425423284

 

 
 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
1 agosto 2017 2 01 /08 /agosto /2017 08:34

La singularidad del título del excelente libro de Peter Brown es que la cita del Evangelio de San Lucas, en la que dice Jesús que "Es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja que entrar un rico en el reino de Dios", refleja de manera simbólica directa, el objetivo del libro: narrarnos de una forma altamente documentada y convincente el papel de la riqueza en la construcción del cristianismo en occidente desde el 350 al 550 d.C.

La historia que nos cuenta Brown de manera fascinante - más de mil páginas, casi siempre de una amenidad sorprendente- es la de un compromiso muy alejado de la advertencia de Jesús, según Lucas, claro. A través de una abrumadora documentación histórica y de una erudición llena de rigor y una ironía analítica a veces bastante divertida, se nos habla de cómo la Iglesia abre las manos y recibe, sin muchos problemas, las aportaciones de esos ricos cuyas fortunas engrosaban las arcas de la Iglesia a cambio de una promesa explícita de que alcanzarían al fin de sus vidas el privilegio de la Vida Eterna en el Paraíso cristiano.

Claro que un "camello" en arameo (la lengua usada por Jesús, según se cree, traducida al griego por Lucas) no sólo se refiere al resistente animal jorobado, sino también un tipo de soga de gran grosor. La Iglesia (administradora y manipuladora del mensaje fundacional cristiano que se atribuye  a una figura más simbólica que real, Jesús de Nazaret) es experta en deshilachar complejos mensajes en forma de soga para hacerlos pasar por el ojo literal de una aguja, si conviene a sus intereses. Ya que al final de la cita del camello y la aguja, el mensaje hiperbólico de advertencia se convierte en un mensaje conciliador al añadir Jesús (según el apóstol)  que "nada hay imposible para Dios".

A través de la labor de Pablo  de  Tarso o San Ambrosio, según Brown, el cristianismo logró que su interpretación de la realidad se convirtiera en una realidad hegemónica en el contexto social y cultural en la época  hasta su hundimiento a mediados del siglo VI.  Y hay una constante, un hilo conductor del trabajo apostólico de la época, la riqueza como ayuda operativa. El concepto de riqueza había ido cambiando desde los orígenes ascéticos y de renuncia, de amor a la pobreza y enaltecimiento de la humildad material, al concepto prevalente  y utilitarista de que la riqueza no es una condena en cuanto tal sino un don divino que puede apuntar a un fin espiritual: mantener la hegemonía de la Iglesia . Los teólogos de la Iglesia buscaron una fórmula conciliadora que ayudara a promover en los siglos V y VI d.C. una ampliación  de la riqueza de la Iglesia, administrada por la clase clerical que, como intercambio ante el pueblo, se sometía voluntariamente a una serie de aparentes obligaciones y renuncias  (vestimenta, abstención sexual, ritualización de la vida,  supuesta "pobreza", encierros monacales...).

Brown logra mantenernos gozosamente interesados en la voluminosa obra ya que no se limita a conseguir el logro básico de una historiografía positivista (de moda durante el final del siglo XX) mostrándonos su versión de lo que "efectivamente pasó" sino que amplía las aportaciones de los "documenta et monumenta", es decir los textos y los vestigios de la arqueología  a base de una visión intuitiva, especulativa y profundamente racional que se vuelve activa interpretación (cosa mal vista por los padres de la historiografía moderna), pero que en esencia hace más plausible y considerablemente más divertido el texto resultante.

Pero que nadie suponga que eso resta fortaleza y racionalidad histórica lo que se nos cuenta, Brown procesa y analiza un ingente caudal de datos y todo tipo de referencias de múltiples y contrastadas fuentes sobre la vida cotidiana, el pensamiento, la historia social, el arte, el lenguaje  y la crítica religiosa de los primeros siglos de la era cristiana, desde Constantino hasta el siglo V y VI, ya en plena edad media.

La idea base de esta obra trata de explicar por qué a partir de una determinada época, las personas con riquezas se convierten en donantes voluntarios de sus riquezas a cambio de un lugar en el cielo y crean la base económica que asegura el poder terrenal a la Iglesia (más que la idealizada eliminación de la pobreza y la miseria que buscaban los primeros padres cristianos). A partir de ese momento de largo recorrido histórico se ponen las bases del occidente cristiano y de la Europa medieval.  A través de los textos de Agustín, Ambrosio y Jerónimo, el historiador analiza la paulatina influencia de ideas como la renuncia a la riqueza, la virtud de la pobreza, la limosna o la caridad, que fueron popularizándose entre los estamentos más modestos del Imperio en crisis hasta desbancar a las antiguas formas de filantropía tan arraigadas en el mundo romano.

 

Peter Brown es historiador y profesor emérito de la Universidad de Princeton. Especializado en el estudio de la cultura religiosa de la Antigüedad tardía y la relación entre la religión y la sociedad, ha publicado, entre otros, la biografía Agustín de Hipona (1967) y los ensayos El mundo de la Antigüedad tardía (1971) y El primer milenio de la cristiandad (1971).

Por el ojo de una aguja. Peter Brown. Traducción de Agustina Luengo. Acantilado, 2016. 1.232 páginas. 48 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
30 julio 2017 7 30 /07 /julio /2017 08:44

La editorial Kairós hace honor a su nombre en griego con su afán de editar libros pertinentes a la sociedad actual: "el momento justo, el adecuado" y así, nuevamente en esta ocasión, ha reeditado el clásico de Rupert Sheldrake "Una nueva ciencia de la vida" de 1981. La edición que ahora comentamos es de julio de 2010 y se trata de una versión revisada y ampliada de la original. Cuenta con un nuevo Prólogo y con Apéndices ampliados, que incluyen una discusión sobre nuevas pruebas experimentales. El autor, biólogo de fama mundial, es docente en Cambridge e investigador de la Royal Society.

Se trata de un libro de divulgación científica sobre la llamada "causación formativa" --una hipótesis que afirma que los organismos vivos se desarrollan, crecen y se comunican en base a los hábitos -- que se convirtió en un clásico nada más nacer y provocó también de forma inmediata  controversia y ataques furibundos, hasta el punto que un prestigioso redactor científico de la revista Nature, calificó  la "resonancia mórfica", como Sheldrake llamó a su hipótesis,  como una barbaridad acientífica y aseguró que el libro era  «el mejor candidato a la hoguera que se ha visto en muchos años». La desafortunada frase levantó tantas protestas como adhesiones y muchos recordaron de inmediato el libro de Thomas S.Kunh sobre los paradigmas dominantes de la ciencia y los errores del mundo científico del momento en condenar a quienes se atrevían a atacar de alguna forma dicho paradigma (salieron nombres como Galileo, Giordano Bruno, Kepler, Newton, Darwin o Copérnico). 

Sheldrake declara errónea la biología mecanicista que ha estado vigente durante siglos, ya que los seres vivos no son máquinas que obedecen procesos químicos y físicos predecibles y mensurables. Por tanto, arguye, no hay leyes permanentes e inmutables que estructuran tales procesos, sino que los organismos vivos funcionan debido a implementar diversos modelos de hábitos cuyas repeticiones causan cambios morfológicos y, en consecuencia, de comportamiento y desarrollo.
El ejemplo  es bien conocido por todos los interesados en el desarrollo científico y las nievas ideas que lo impulsan: Si un individuo o sujeto de una especie viva desarrolla un comportamiento nuevo que se aleja de lo habitual y se repite un número n de veces (ese número no se conoce, es una incógnita que depende de factores muy difíciles de medir) acabará extendiéndose, por resonancia mórfica, por toda la especie y actúan sobre la forma y el comportamiento de los organismos. Estos cambios debidos al hábito forman lo que Sheldrake llama "campos morfogenéticos" que, una vez asentados por las repeticiones,  cambian e influyen sobre la evolución de las especies. Y lo hacen sin mediar conexión física u otro tipo de comunicación. Como él mismo acentúa: "la probabilidad de ocurrencia de un fenómeno aumenta proporcionalmente a su ocurrencia pasada". Y así en un ejemplo práctico, Sheldrake asegura que "después de que las ratas de un laboratorio de Harvard aprenden a escapar de un laberinto, las ratas de Melbourne (Australia) escapan mucho más rápidamente de un laberinto similar". Por tanto, sugiere que las regularidades de la naturaleza son más semejantes  a hábitos que a leyes inmutables.

FICHA

UNA NUEVA CIENCIA DE LA VIDA.- Rupert Sheldrake.-Tras. Xavier Martí y David González.- Editorial Kairós. 2011. Rústica, 456 páginas. ISBN: 978-84-9988-001-3.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
27 julio 2017 4 27 /07 /julio /2017 09:43

Evelyn Waugh, el novelista inglés de mediados del siglo pasado, autor de obras muy populares, pasto de la televisión y el cine, como "Retorno a Brideshead", que también fue un crítico acerado y un "bon vivant" lleno de sentido del humor y agudo sentido crítico, se hizo justamente famoso entre los periodistas de todo el mundo, sobre todo en el sector de enviados especiales, con una desternillante novela de humor crítico que tituló "Scoop" ( "primicia", que en nuestro país se tradujo: "Noticia bomba").

En las antiguas escuelas de Periodismo y en las actuales Facultades de Ciencias de la información, los encargados de dar "Práctica periodística" o "Ética profesional" --o como diablos se llame ahora la asignatura que trata de convertir a los alevines de periodistas en personas razonables, con sentido común y una cierta moral profesional--, ponían "Scoop" como ejemplo de lo que NO es un periodista y  de cómo NO debe actuar un enviado especial (y la mayoría, los muy hipócritas, ocultaban a sus alumnos que lo que describe Waugh es, exagerando un poco, como de verdad actúan casi todos los plumíferos a sueldo (hay excepciones). Para disculpa y atenuante de Waugh, éste había cubierto como periodista la ocupación italiana de Etiopía.

Waugh es una especie de Wodehouse con muchísima más mala leche y sentido paródico y con una ironía afilada como una cuchilla que también le convierte en hermano putativo de Lewis Carroll, Martin Amis, Lawrence Sterne o  Jonathan Swift. Su novela comienza con un error. El del dueño del Daily Beast de Londres, lord Cooper, que quiere contratar al famoso novelista John Boot para que cubra como enviado especial un conflicto interno en un país africano, Ismailía. En realidad, gracias a un encadenamiento de casuales equivocaciones, es el joven William Boot, un humilde redactor del diario de lord Cooper, que se ocupa de una columna semanal sobre historia natural.

La crítica del mundo del periodismo de entonces es bastante aplicable todavía al actual, aunque hayan cambiado sustancialmente los medios y los modos. La vanidad intrínseca a la profesión, su frivolidad, mercantilismo y escasez de principios, sin hablar de sus medios de aplicarla, en los que prima lograr el objetivo sobre cualquier otra consideración, se reflejan de forma desternillante en la novela que se pasea entre la grey beoda de la mayoría de los periodistas destacados en Ismailía, los eventos que van ocurriendo, la tergiversación cuando no la invención pura y seca de un  conflicto en el que los "scoops" siguen una carrera surrealista de falsedad. Para los anales del periodismo constará una frase que un "corresponsal" dedica a un compañero: “Una noticia es aquello que le interesa a un tipo al que nada le importa apenas. Y sólo es noticia hasta el momento en que lo ha leído. Después ya no lo es. A nosotros nos pagan por dar noticias. Si un colega ha enviado la noticia antes que nosotros, la nuestra ya no lo es”.

Y para la historia queda el irónico retrato que Borges dedicó a Waugh: "Evelyn Waugh ha declarado: 'Distracciones: comer, beber, dibujar, viajar, calumniar a Aldous Huxley. Odios: el amor, la buena conversación, el teatro, la literatura, el principado de Gales". Genio y figura.

FICHA

¡NOTICIA BOMBA!.-Evelyn Waugh.- Trad. Antonio Mauri.- Ed. Anagrama.-281 págs.- ISBN:9788433920102

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
24 julio 2017 1 24 /07 /julio /2017 08:28

A los 200 años del nacimiento de Henry David Thoreau, 1817/1862, un pensador inclasificable al que se considera padre de la ecología y que se ufanaba de ser un "inspector de diluvios y ventiscas", uno de los más aclamados autores dentro de la literatura norteamericana, figura polémica y fundacional, defensor de la desobediencia civil en pro de la libertad del hombre y un radical entusiasta del "pensamiento salvaje"...en suma, una de las figuras más atractivas del Olimpo cultural occidental pese a su escasa obra escrita, se merece que le dediquemos un recuerdo y le dediquemos un rinconcito en nuestro Valhalla particular de personajes históricos dignos de ser recordados.

Errata Naturae ha editado una notable edición ilustrada del "Walden"  (con los grabados originales de Michael Mac Curdy)para conmemorar la efemérides con un travieso e iconoclasta prólogo del "filosofe terrible" Michel Onfray que pone los puntos de su ironía en las íes de la historia personal e intelectual de Thoreau (y , aprovechando el envite, de Emerson, el "amigo" del autor, quizá una figura más señera que el propio Thoreau).

Walden se convierte en un documento de primera mano, una forma de entender y vivir la vida buena que es el sueño filosófico por excelencia y Thoreau la entiende a través de una existencia autónoma, libre e independiente fundamentada en la vida natural, en la soledad de una cabaña construida  al borde de la laguna Walden a partir de 1845, el Día de la Independencia, durante dos años. Un desafío contra la alienación del trabajo y la sociedad basada en el capitalismo de mercad. Una denuncia (en aquellos tiempos sonaba original, en estos,  Thoreau volvería a la tumba con gusto al ver en qué hemos convertido sus sueños de defensa de la tierra) de la explotación innecesaria de  nuestro planeta y de la contaminación y devastación de la "civilización" moderna.

Paro no es sólo un teórico de salón o un ecologista "avant la letre", es un hombre de acción que  transforma en hechos y actitudes sus pensamientos y sus ideas. Por alguna de estas ideas, en concreto la guerra contra México y la existencia de la esclavitud en estaos Unidos, es encarcelado. De la cárcel -un sólo día- nacería su libro "Desobediencia civil" donde propone la desobediencia y la insurrección frente a un Estado injusto e inicuo, sin abandonar los criterios de no violencia, ya defendida por Tolstoi en Rusia (una idea, la ahimsa, que Mahatma Gandhi utilizaría con éxito frente a la Gran Bretaña en la India). Particularmente sugerente es su rechazo a la fútil banalidad de los eruditos universitarios (de él es la demoledora frase: "hoy en día uno se encuentra con profesores de filosofía no con filósofos"). Con semejante talante combativo e intransigente, Thoreau no era un dechado de virtudes sociales e incluso su "gran amigo" el filósofo Emerson dijo de él:" Tengo en mucha estima a Henry, pero pocas veces me resulta agradable; en cuanto a tomarlo de un brazo, preferiría asir el de un olmo".

Como resume Onfray, para Thoreau "la naturaleza es un fin en sí misma y no un medio  para lograr algo más que ella. Comparar a este indómito pensador-hombre de acción con Spinoza es más insólito que considerarlo un "nuevo Diógenes" (el filósofo griego que vivía en un barril). En cuanto a su estancia en la cabaña, durante 26 meses, en realidad, según el irreverente Onfray, fueron unas "vacaciones semisalvajes"  mitigadas por la ayuda de su familia que vivía no muy  lejos de ella. En esa superficie de trece metros cuadrados de superficie, Thoreau dispone de una cama y una mesa y sólo tiene tres sillas para no poder recibir a más de dos personas a la vez, ya que las visitas que recibe son constantes y numerosas. El mito, no obstante, fue eficaz y se ha convertido en un símbolo de la búsqueda del bienestar y la felicidad, la voluntad de goce, en suma hacer de la propia vida una fiesta, rechazando la mezquindad y los valores falsos que todo el mundo parece adorar: el dinero, el prestigio, el poder, la propiedad o la reputación. Ecos pues de venerables filosofías, como el epicureísmo, el cinismo o el estoicismo. ¿Cuál es su aportación a la filosofía? Una y muy importante: no se es filósofo hasta que uno no implementa en su propia existencia aquéllas ideas y principios que dice defender.  Algo que, sin duda, nuestro hombre cumple a rajatabla, con sus excesos y sus pequeños compromisos y cautelas.

Un libro excelente y aleccionador especialmente en esta época nuestra donde abunda más el fariseísmo militante que la honestidad   y la coherencia.

FICHA

WALDEN.- Henry David Thoreau.- Prólogo de Michel Onfray.-Trad. Marcos Nava García.- Ed. Errata Naturae.- 369 páginas.- ISBN: 9788416544424

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
21 julio 2017 5 21 /07 /julio /2017 09:07

Novelar la vida de Antoine de Saint-Exupéry es un reto delicado, no sólo por la complejidad emotiva y sentimental (y también intelectual) del escritor francés que ha encantado a medio mundo con su "Pequeño Príncipe", sino por la dificultad de mostrar al hombre tal como fue, con sus contradicciones, sus controvertidas actitudes políticas  y la ambigüedad de su figura pública (en la época en que acabó prematuramente su existencia, derribado en su avión de reconocimiento por un caza alemán en aguas del Mediterráneo).

Saint -Exupéry ha sido constreñido al sentimentalismo brillante de una de sus obras, la citada, que no es la mejor ni la más profunda pero si la mas popular. ¿Por qué constreñido? Debido a ciertos oscuros enfrentamientos con la figura política más poderosa de su tiempo, el general De Gaulle, símbolo de la resistencia a los nazis y de la nueva Francia surgida de la II Guerra Mundial (que el escritor no llegó a conocer ni a vivir).

La novela del escritor y periodista cultural Antonio Iturbe (Zaragoza, 1967) obtuvo el Premio Biblioteca Breve. Como dice un avispado crítico se premió "una novela de arriesgadas aventuras con un fiel trasfondo histórico”, pero no "una arriesgada novela de aventuras" con un uso relativo del trasfondo histórico proclive a lo dinámico, épico y exótico, dejando de lado otras dimensiones del personaje. Sin embargo se centra en las relaciones de amistad y en la faceta aventurera de Saint-Ex (como le llamaban sus amigos) y el también piloto Jean Mermoz, ambos junto a Henri Gillaumet, pioneros de la época de oro de la aviación civil francesa, embarcados en el mundo del heroico y peligroso correo aéreo o línea aérea postal que unía Francia con Marruecos, Siria, Dakar y más tarde Brasil, los Andes o Nueva York. Iturbe ha escrito una novela al estilo de Hollywood y la película más representativa de ese género de aviadores pioneros, "Sólo los ángeles tienen alas" de Howard Hawks con un hipnótico Cary Grant en el papel estelar.

El paralelismo con esta película no es ocioso. El talante heroico, indiferente en la acción y sus resultados, de una virilidad seca, estoica y un ansia de vivir en consonancia con la posibilidad de perder la vida en cualquier momento, que se trasluce continuamente en las actitudes de Grant y su pandilla de compañeros en un sitio ficticio de Sudamérica (Barranca) donde vuelan en condiciones extremas para llevar el correo  en sus destartalados aviones  de una ciudad a otra, tienen su exacto reflejo en los personajes, un poco estereotipados, que tratan de reflejar las vidas reales de hombres que han existido para cumplir el sueño humano de volar. ¿Hasta que punto, por encima del tópico aventurero, exótico y sensual, Iturbe ha logrado acercarse a lo que probablemente podría ser un reflejo cercano a lo que fue? Sinceramente, creo que no mucho, pese a lo dinámicamente divertida que es la lectura de esta novela.

Saint-Ex es un hombre que parece encarnar la estoica reflexión de Séneca sobre el destino, cuando asevera: "Los hados guían al que quiere (o permite ser guiado) y al que no quiere lo arrastran". En varios momentos de su vida, el escritor es arrastrado y vapuleado por negarse a aceptar lo que los hados (o la realidad) le aconsejan, hasta llegar a su dramático final, en el que es abatido por volar en contra de lo que sus superiores le exigían (que dejara de volar) dadas sus condiciones físicas (y psicológicas, me atrevería a suponer).

Iturbe nos lleva a través de 622 páginas con bastante soltura, gracia descriptiva y un ligero acartonamiento retórico  en los diálogos, sobre todo cuando habla Saint-Ex, que parece ir soltando frases poético-filosóficas sin cesar. En breves capítulos alternos el autor nos lleva desde Tonio (Sain-Ex) hasta Jean Mermoz, quizá en los antípodas del primero en cuanto a características físicas y psicológicas o temperamentales  Se perfila un par de biografías limitadas por los inicios de la pasión de volar en ambos, se refocila en períodos de aventuras exóticas, amores y peligros y acaba...como suelen terminar esos vidas que lo exigen todo, caiga quien caiga (y lo que siempre suele caer, más tarde o más temprano) es la propia vida. Mermoz es un héroe extremo, vitalista, seductor, un hombre desmadrado en todas sus pasiones y vicios que se come la vida a bocados. Tonio es un hombre de letras, torpe sobre el mundo, soñador, sentimental, pensador alado que sólo se realiza sobre un avión aunque también allí puede ser distraído, mortalmente olvidadizo. Tras un grave accidente, al aterrizar, debe decidir entre Loulou, su gran y primer amor, y la profesión de aviador. El compormiso de cambiar de profesión no funciona, así que Tonio sellaría su compromiso con la muerte. Mermoz, una leyenda de la aviación francesa, es el revés profesional de Tonio, gran aviador que batió records de velocidad y distancia  y fundó la primera línea aérea entre Europa y América. También nos habla Iturbe de Henri Gillaumet, otro piloto excepcional que protagonizaría una increíble aventura de supervivencia tras perder su avión en plena cordillera de los Andes.

La historia, en realidad dos biografías de aventureros, se mantiene en pie con el aporte documental que Iturbe maneja con habilidad pero que de alguna manera no logra integrar sustancialmente en sus personajes para darles naturalidad, para insuflarles ese algo que rebasa el dato para convertirse en aliento. Asistimos al apogeo literario de Saint-Ex con sus obras sobre la aviación, Tierra de hombres, Correo Sur, Vuelo nocturno, Piloto de guerra,  en las que además de aventuras y humanismo a borbotones, hay una corriente más o menos subterránea de esa extraña ética personal que insufla moralidad y determinación honesta en cualquier acto o comportamiento de la persona que hace de ella su inspiración en la vida. Una honestidad que a mi me recuerda a otro grande francés de la pluma (pero éste también del pensamiento: Albert Camus). Sospecho que Saint-Ex y Camus podían haber sido buenos amigos si el primero no se hubiera empeñado en volar en un pequeño aeroplano sin armas por los cielos corrompidos por la cruz gamada.

FICHA

A cielo abierto. Antonio Iturbe. Seix Barral, 2017 624 páginas. 21,90 euros.

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens