Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
14 abril 2015 2 14 /04 /abril /2015 16:39
"Elogio del caminar"... (y otros más)

Esa bendita suerte del "filobiblos", el amigo de los libros, que tantas delicias lectoras me ha ido deparando a lo largo de mi vida, ha vuelto a brindarme uno de sus relámpagos intuitivos: el encuentro con "Elogio del caminar" de David Le Breton. Dos días más tarde sorprendo en la librería de Serret en Valderrobres el "Caminar", pequeño volúmen del poeta y ensayista Thoreau, que edita el sello Árdora en su colección Expres. Una semana después "aflora" en mi biblioteca (término con el que designo esos instantes imprevisibles y mágicos en los que , de entre un montón informe de títulos o escondido tras otros en un anaquel atestado o caído casualmente al mover varios libros, aparece un título inesperado que no sabíamos que teníamos) "El arte de caminar", dos ensayos breves en un solo librito, uno debido a la pluma de William Hazlitt y otro a la del admirado y admirable Robert Louis Stevenson, editado en formato muy pequeño por la Universidad Nacional Autónoma de México en la colección "Pequeños Grandes ensayos". Tres libros, tres, sobre una de mis aficiones más sólidas, el senderismo y justo cuando preparo un libro sobre caminatas por el Matarraña. ¿Casualidad?¿Coincidencia? ¿Sincronicidad? No es necesario ser escritor para comprobar que cuando uno se lanza a los caminos, el simple ejercicio de andar se convierte en una experiencia que, si uno está atento a sí mismo, provoca emociones, reflexiones, sensaciones, todas espoleadas por el paisaje, el silencio, la luz y el color, el sano ejercicio físico, el cansancio o el asombro y la belleza que la Naturaleza nos regala a manos llenas. La fascinacion que provocan los libros de viajeros, montañeros y caminantes, no es otra que la posibilidad de revivir en uno mismo las emociones que a aquellas personas les causó su viajar. El libro de Le Breton, editado por la sensacional Siruela (es raro no dar con algo interesante cada vez que uno mira el catálogo de esa editorial) es un tratado filosófico, literario y poético del arte de andar por los caminos. No nos propone rutas, simplemente nos hace vivir un sendero fascinante de la mano de viajeros ilustres, filósofos peripatéticos y poetas iluminados por ese "caminar sin fin para no llegar a ninguna parte, para olvidar simplemente el paso del tiempo". Desde el poeta japonés Basho, tan implicado en el zen, hasta Stevenson, Baudelaire, Walter Benjamin, el gran explorador Richard Burton o nuestro Cabeza de Vaca, el célebre Bruce Chatwin, paradigma del viajero moderno o el ínclito Camilo José Cela, cuyo "Viaje a la Alcarria", seguí paso por paso caminando por los mismos lugares cuando cumplí los 18 años, Régis Debray, el director visionario de cine Werner Herzog, Patrick Leigh Fermor que recorrió toda Europa andando desde Holanda a Constantinopla, o terminar citando al mismisimo Rousseau y a Nietzche o a Walt Whitman y Thoreau. El camino como reto personal, "el caminar es a menudo un rodeo para reencontrarse con uno mismo" y como ejercicio mental y sensitivo "una forma activa de meditación que requiere una sensorialidad plena" (pag.15) son dos de los muchos aspectos que Le Breton, profesor y antropólogo y, evidentemente, del gremio de los caminantes, refleja en un enriquecedor texto que más que leer, degustamos. En el librito "Caminar" de Henry D. Thoreau, --lectura obligada para cuantos aman la naturaleza: su "Walden o la vida en los bosques" iluminó al mundo--, leemos: "Creo que no podría mantener la salud y el ánimo sin dedicar al menos cuatro horas diarias, y habitualmente más, a deambular por bosques, colinas y praderas, linbre por completo de toda atadura mundana". En cuanto al autor de "La isla del tesoro" , Robert Louis Stevenson, sugiere que caminemos siempre que podamos en soledad ya que solo asi se puede "estar abierto a todas las impresiones y permitir que nuestros pensamientos adopten el color de lo que vemos; se debe ser como una flauta para cualquier viento". ¿Han leido ustedes antes una descripción tan bella del talante que un buen caminante debe adoptar cuando pasea por bosques y montañas? Cuando uno se aficiona al placer de caminar comprende la frase de Stevenson, "Parece como si una caminata a paso vivo nos purgara, mas que ninguna otra cosa, de toda mezquindad y orgullo". Thoreau propone una Orden de los Caminantes Andantes y una filosofía un poco radical: "Si te sientes dispuesto a abandonar padre y madre, esposa, hijo y amigos ...si has pagado tus deudas, hecho testamento, puesto en orden todos tus asuntos y eres un hombre libre; si es así, estás listo para una caminata". Tampoco hay que tomárselo así, pero bueno, da una idea de la pasión que puede envolver al andariego una vez que le encuentra el encanto a ese ejercicio que deviene, casi, una forma de vida. Que un filósofo como Rousseau escribiera "Nunca he pensado tanto, existido y vivido, ni he sido tan yo mismo, si se me permite la frase, como en los viajes que he hecho a pie". O como afirma Le Breton en su magnífico libro, "El sendero, el camino, son una memoria grabada en la tierra, el trazo en las nervaduras del suelo de los incontables caminantes que por alli han pasado a lo largo de los años, en una especie de solidaridad intergeneracional inscrita en el paisaje". Una forma bella de decir lo que todos o casi todos los montañeros hemos pensado al seguir un camino. Háganse un favor, compren estos tres libros y salgan al campo con una mochila, buen calzado y ropa adecuada. Descubrirán un mundo fascinante.

FICHA: ELOGIO DEL CAMINAR,.David Le Breton. Editorial Siruela.Traducción de Hugo Castignani.171 páginas.- CAMINAR.-H.D.Thoreau.-Ed. Ardora, 60 págs.- EL ARTE DE CAMINAR.-W. Hazlitt y R.L. Stevenson.-Ed-Univ.Auton. México. 54 págs.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
12 abril 2015 7 12 /04 /abril /2015 11:36
Cenicienta

El problema de las versiones cinematográficas sobre obras literarias archiconocidas es que es difícil encontrar un punto de vista realmente original sobre algo que conocemos todos, incluido el desenlace de la historia. Si además es un relato infantil clásico, la cosa se vuelve aún más difícil, incluso con un director tan avezado como Kenneth Branagh, especializado en Shakespeare (su Hamlet es uno de los más interesantes que he visto, parangonable a los clásicos de Welles o al ruso). En realidad su película es un buen remake, con figuras reales, del clásico filmado por Walt Disney en 1950. Un buen producto artístico que no ofrece ni las visiones paródicas de "Mirror, Mirror" o las versiones modernizadas e irreverentes de otros cuentos infantiles como Caperucita o Hansel y Grettel. Branagh maneja con soltura los elementos de magia, incluso con toques de humor tan acertados como el hada buena que con los rasgos de una olvidadiza y deliciosa Helena Bonham Carter y un romanticismo nada empalagoso.

Buenas interpretaciones, como la de la mencionada hada madrina, Lily James como Cenicienta y Richard Maddem como príncipe encantador ( y divertido). Cate Blanchett perfila una madrastra maléfica, cortés y algo histriónica. Y lo demás, carroza-calabaza, palafreneros-lagartijas, caballos-ratones y cochero-ganso, funciona como un reloj (y nunca mejor dicho), aparte del trabajo medio cómico de las dos hermanastras, Sophie McShera y Holliday Grainger. Branagh consigue darle a su película un matiz de modernidad que le da cierta originalidad, mayor mérito habida cuenta del corsé que Disney pone a sus productos. A pear de todo creo mque esta "Cenicienta" de Branagh comparte la alegría, el rigor y la jovialidad de "Mucho ruido para pocas nueces" una de las mejores versiones shakesperianas que he visto en el cine.

..

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
12 abril 2015 7 12 /04 /abril /2015 09:53
MADELEINE

Interesante película de David Lean, rodada en 1950, sobre un tema policíaco basado en un proceso de asesinato real. Recuerda el tema de "La carta" de Somershet Maugham , novela versionada varias veces en el cine. La película recuerda también el ambiente de "El proceso Paradine" y otras de Hitchcock donde se presentan juicios de falsos culpables e incluso de falsos inocentes.~~Producción de "The Rank Organisation", dirigida por David Lean. Se basa en hechos reales. Se rodó en b/n en los Pinewood Studios (Londres), con un presupuesto de serie B, acorde con las disponibilidades del cine británico de los primeros años de Posguerra. Producida por Stanley Haynes, se estrenó el 14-IX-1950. La acción tiene lugar en Glasgow (Escocia) en 1856/57, a lo largo de varios meses, que culminan en un juicio de conmovió a la ciudad. Narra la historia de Madeleine Hamilton Smith (Ann Todd), joven, de unos 20 años, que se enamora de un modesto trabajador manual, Emil L'Angelier (Ivan Desny), mientras su padre, James Smith (Leslie Banks), proyecta su enlace con un personaje de la alta sociedad, William Minnoch (Norman Wooland). Madeleine recibe en secreto a Emil en su casa por las noches, hasta que ante las exigencias y amenazas de éste decide romper las relaciones. Emil insiste hasta que cae enfermo y muere. Las sospechas acusan a Madeleine. La película desarrolla una historia melodramática que combina el amor apasionado por un joven inmigrante francés, ambicioso y oportunista, los deseos de Madeleine de rechazarlo, la imposibilidad de hacerlo antre la cerrada negativa del mismo y sus terribles amenazas y la búsquda por parte de ella de una salida a una situación insostenible. Se pone de manifiesto la dependencia y fragilidad de la mujer en la sociedad occidental de mediados del XIX, su condición de vícitma fácil de los prejuicios sociales y la exclusión social a la que se condena a la mujer de la que se sospecha que ha mantenido relaciones extramatrimoniales. Las penas que recaen sobre la mujer en casos como el descirto provienen de la sociedad y, a la vez, de la propia familia. Pese a las acusaciones de muchos y al abandono de todos, la protagonista se erige en mujer fuerte, capaz de defender su dignidad como persona y mujer. La música, a cargo de la Royal Philharmonic Orchestra, suma melodías alegres y románticas con fragmentos dramáticos. Combina interpretaciones de conjunto con actuaciones individuales en francés acompañadas al piano. Es excelente el solo final de violín. La banda sonora incluye sonidos distorsionados y silbidos penetrantes, de aires trágicos. La fotografía crea composiciones ricas en luces y sombras, basadas en combinaciones de diversos focos, de distinta intensidad y de colocación irregular. Ofrece contraluces emocionantes, como el paseo crepuscular a caballo. Se fija en detalles de valor simbólico, tan gratos a Lean (mano del padre, bastón en el suelo, pasos de espera). El guión explica una historia de sentimientos intensos y contrapuestos y de referencias ocultas y misteriosas, nunca esclarecidas. La interpretación del elenco es correcta y equilibrada. La dirección hace gala de gran pulso narrativo y notable fluidez expositiva. La película corresponde al cine británico de Posguerra, modesto en recursos económicos, pero rico en valores narrativos y expresivos.~~Anótese que "State Agent" no significa agente estatal, sino agente de la propiedad inmobiliaria. Fuera de pantalla y de metraje Madeleine se traslada a Londres, desde donde marcha a NY. Allí vivió felizmente, negando siempre su participación en la muerte de Pierre Emil L'Angelier. Murió en 1928 como Lena Sheeby.~~Madeleine Smith es hija de una de las familias más prestantes de Glasgow, Escocia. Estamos a mediados del siglo XIX y son aquellos tiempos en que los padres decidían por sus hijas con quien debían casarse. Pero Madeleine es un espíritu rebelde, y a escondidas, mantiene una apasionada relación con Emile L’Angelier, un francés sin mayores recursos, que se ve sometido a entrar a hurtadillas en la casa para verse con su enamorada en el cuarto de la doncella. Madeleine tiene la certeza de que su padre rechazaría a Emile por su posición social, y más cuando su mayor deseo es verla casada con William Minooh, un joven de buena posición que resulta de su completo agrado. Pero Emile aspira a una relación por la puerta de adelante y entonces insistirá para que su chica lo presente con sus padres. Este es el inicio de un drama pasional, en el que tendrán gran peso las diferencias de clase, el autoritarismo paterno, el ímpetu por la autodeterminación, los apresurados juicios de rechazo contra aquellos que lucen humildes o los apresurados afanes de condena contra aquellos que lucen privilegiados. Estas, y otras emociones que embargan a los seres humanos, y que hacen siempre tan compleja y lejana la posibilidad de vivir en hermandad, circularán por los recintos donde transcurre una imposible historia de amor que luego se transformará en tragedia, con la posibilidad de una justa… o injusta condena. El director David Lean, nos trae de nuevo a su segunda esposa Ann Todd como protagonista, dándole la ocasión de representar a un vigoroso personaje que bebe de fuentes del pasado y que, de alguna manera, nos remite a “La heredera” (1949) la célebre película de William Wyler. Pero Lean demuestra autenticidad y una encomiable capacidad para contar los hechos con mucha altura, y su drama consigue mantenernos cautivos de principio a fin. En particular, la escena del juicio la encuentro muy bien resuelta, abreviando con una eficiente táctica de elipsis lo que pudieron ser unas largas declaraciones. El resto es una precisa composición de imágenes que dan cuenta exacta de la sombría atmósfera que sufren los personajes, y “MADELEINE” termina siendo un drama romántico que se desenvuelve con mucha altura, dejando ver a puerta abierta, las profundas dificultades que, por siglos, han padecido las mujeres para poder decidir sobre su propia vida. Ante la pregunta de si Madeleine es culpable o inocente, mi respuesta no guarda duda: ¡Inocente

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
11 abril 2015 6 11 /04 /abril /2015 11:00
Vice

Lamentable mezcla de las ideas de aquella película futurista de los ochenta, "Westworld" o "Mundo Futuro" (con un Yul Brinner convertido en robot pistolero) sobre un parque de atracciones gigantesco que une las ficciones de Grecia y Roma, el Far West y el futuro espacial, con robots que se prestan a todos los caprichos de los clientes, sexuales o violentos. A eso se le añade un poco de los "replicantes" de "Blade Runner" y ya tenemos una desaliñada y pretenciosa "Vice", en la que el bueno de Bruce Willis, cada vez mas inexpresivo, presta su rostro y su rictus para dar cierto empaque a una película que parece el piloto de una serie de televisión (y no de las buenas). Incluso con final a lo "Blade Runner", pero sin su encanto.

La idea básica, mejor dicho el uso amoral de la idea de construir un lugar donde todo el mundo-pagando-- pueda hacer todas las salvajadas que su instinto le pida sin temer el castigo que le caería en el mundo real. Es un poco llevar la ética kantiana a sus ultimas consecuencias: somos bestias salvajes que nos reprimimos por el miedo al castigo. Así que si no existe el castigo... Pero no se insiste en el tema más que como una forma de dar libre rienda a la acción, a los disparos y a gente muriendo porque es lo que toca para divertir al espectador (de la película) Que nadie busque nada más. El destino de los humanoides es de lo más siniestro y como en el Ministerio de la Verdad de Orwell, cada día se les borra la memoria y se les repara para que no se vuelvan locos (y peligrosos). Como dice el poli bruto pero bueno, "lo malo es que cuando los humanos salen de allí no evitan repetir lo que hicieron en el mundo real". Y si además un androide comienza a adquirir una tenue conciencia (es decir, memoria de si), la cosa se pone interesante. Pero no, los dilemas morales se cuadran a tiros, acción, persecuciones... Bruce Willis no puede evitar que se le note el aburrimiento (eso si de pago), Thomas Jane se lo pasa bomba con sus deshilachadas melenas y una cerilla en la boca, el rudo y desaliñado poli bueno aunque algo borde, y a la rubia Ambyr Childers, preciosa y tratando de esforzarse. Supongo que se quedará en cine para tv.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
11 abril 2015 6 11 /04 /abril /2015 10:00
Mis chistes, mi filosofía

El filósofo y psicoanalista eslovaco de nombre impronunciable, Slavoj Zizek, se ha labrado una merecida reputación de hombre travieso, surrealista y algo gamberro, pero al mismo tiempo ha aportado un soplo de aire fresco, desinhibido, provocador y estimulante al mundo de las ideas, una especie de moscardón iconoclasta y crítico tipo Diógenes o Sócrates contra la sociedad y las formas de pensar de nuestro tiempo. Lo primero que hay que reconocer a Zizek, más aún que la novedad o fuerza de sus ideas, es la habilidad sorprendente en un intelectual de haberse convertido en una especie de hombre-orquesta cuyo objetivo es la promoción irrespetuosa y divertida de sí mismo como pensador sin menoscabo de la exposición hábil de sus ideas. Auto tildarse de marxista en esta época es más una provocación que una realidad exacta.

Sin embargo en los 107 chistes o ingeniosidades humorísticas recopiladas por el propio filósofo hay una presencia bastante constante de temáticas marxistas y político-soviéticas. Quizá el autor recordaba el libro de Freud sobre los chistes a los que concedió una importancia capital en la gestión psicológica del ser humano, como correlato de humor para verdades y percepciones que tienen poco de graciosas y tal vez sea ese atajo de la risa y el ingenio la manera de entenderlas y encauzarlas.

Uno de los más ilustrativos a ese respecto es el que narra sobre la supuesta charla del cosmonauta Gagarin diciéndole a Kruschev que en el espacio vio a Dios y a los ángeles. El secretario general le ordena: “Lo sé, lo sé, ¡pero no diga nada”. Unos días después en la recepción que le concede el Papa, Gagarin cuenta que, en el cielo “no he visto a Dios ni a los ángeles”. Y el pontífice le ruega: “Lo sé, lo sé, ¡pero no diga nada!” .

Zizek usa la via rápida y expeditiva del chiste, ya sean inventados por él o tomados de otros autores, para articular razonamientos filosóficos o políticos cuya complejidad provocaría largos y tediosos rodeos y explicaciones complejas. Con el humor podemos enfrentarnos de forma ingeniosa y divertida a propuestas de todo tipo y de tan dura estructura que sólo es permisible abordarlas a través del desenfado juguetón del chiste. Con él la crítica acerba de tantas situaciones de la vida y la política quedan desarmadas del aspecto trágico para encajar la crítica como una válvula de escape a situaciones angustiosas, rudamente injustas o desesperantes. No importa el flagrante mal gusto de muchos de ellos, escatológicos o groseros: su finalidad es provocar la reflexión a través de la risa. Zizek es un pensador irreverente pero intenso y penetrante, creador de polémica y fustigador de conveniencias acomodaticias de todo tipo. Como se sabe (incluso lo recuerda el fajín editorial) Wittgenstein aseguraba que hay pocas cosas tan filosóficas como los chistes, "ya que siempre son una proyección del subconsciente colectivo, de sus miedos y sus odios, de todo lo reprimido que termina aflorando en forma de insolencia".

Y así para ilustrar la manipulación informativa (no sólo en las dictaduras) nos cuenta un viejo chiste soviético: un oyente llama a la radio oficial y pregunta: "¿Es verdad que Rabinotovich ha ganado un coche nuevo en la radio estatal?" Y le contestan, "Si, es verdad, en principio ha ganado un coche nuevo. Solo que no es un coche sino una bicicleta y tampoco es nueva sino vieja y no la ha ganado sino que se la han robado".

Así pues, como en la vieja Codorniz, "tiemble después de haber reído".

MIS CHISTES, MI FILOSOFÍA.- Slavoj Zizek.- Traducción de Amià Alou.- Ed. Anagrama

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
10 abril 2015 5 10 /04 /abril /2015 15:24
Una historia del caminar

"Wanderlust, una historia del caminar" es una obra enciclopédica de la periodista norteamericana Rebecca Solnit. El término inglés podría traducirse por "pasión del caminar" o deambular o vagar por calles y caminos, montañas y valles (aunque los ingleses suelen entender "pasión por viajar" y tampoco exigen que sea a pie). Pero en el libro es reverencial el uso de los pies para desplazarse por placer, comocimiento o necesidad. Excelentemente editado por Ed. Capitán Swing y traducida por Álvaro Matus, el libro es una delicia que nos hipnotiza para que, fatalmente, despues de leer cada capítulo uno busque sus zapatillas deportivas, se las calce y se eche a los caminos para poner en práctica las filosofías que nos susurra con picardía la sutil Rebecca.

No se puede resumir este libro impresionante en documentación, citas, sugerencias y reflexiones. El crítico, caminante pertinaz desde la infancia que ha crecido aumentando sus distancias y su retos de manera progresiva pero modesta y entra en la vejez con buen paso y sentido de las proporciones, escuchando a su propio cuerpo y amoldándose a sus límites, ha leído deslumbrado este texto, desmesurado en ocasiones, apabullante en otras, pero siempre interesante y muchas veces divertido. En él ha visto justificado -por si eso fuese preciso- y alentado su placer senderista, con aportaciones de los más diversos campos, desde el deportivo al espiritual, desde el psicológico al científico, desde el literario al poético, desde el histórico al sanitario, desde el político al familiar, desde el histórico al biológico, desde el artístico al economicista, desde la virilidad a la feminidad, desde el humorístico al filosófico. En todos ellos la insaciable autora ha espigado anécdotas, hechos, fechas, crónicas y sugerencias. Dividido en cuatro partes, "El paso de los pensamientos", "Del jardín a lo salvaje", "Vidas de las calles" y "Más allá del final del camino", se añaden más de 25 páginas de notas y datos y cuatro páginas adicionales de las fuentes utilizadas. Además y como curiosidad sumamente sugestiva para el lector al pie de cada página del libro se nos ofrecen citas textuales de escritores, filósofos, poetas y científicos que se refieren al arte de andar de manera personal reflexiva. desde Balzac ("No es mas bien extraordinario ver que, desde que el hombre dio su primer paso, nadie se ha preguntado por qué camina, cómo camina, si alguna vez ha caminado, si podría caminar mejor, que consigue al caminar... preguntas que están ligadas a todos los sistemas filosóficos, psicológicos y políticos que preocupan al mundo". Es obvio que este libro es un alegato y una respuestas sobre el texto de Rebeca Solnit. Imprescindible.

FICHA

"Wanderlust, una historia del caminar", Rebecca Solnit.- Trad. Álvaro Matus.-Ed. Capitán Swing. 463 págs. 22 euros.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
10 abril 2015 5 10 /04 /abril /2015 10:07
Zulú

El francés Jérôme Salle adapta la novela de su compatriota Caryl Ferey, sobre la tensa historia actual de Sudáfrica, usando la forma de thriller con gran precisión y dinamismo en los tiempos duros del post-apartheid, con toda la sangrienta vida cotidiana de una nación que todavía vive las injusticias y excesos violentos de la segregación racial que, a pesar de haberse anulado por ley, se sigue padeciendo. Película de denuncia social con una base de investigación policial de un asesinato y de mafias y señores de la guerra que siguen asolando el país. Un cruento asesinato de la hija de un potentado destapa una realidad subterránea que involucra a la droga, el crimen organizado y las bandas de violentos mercenarios. Un excepcional Forrest Whitaker personifica a un jefe policial humano y con sus zonas oscuras, contrapuesto a uno de sus hombres (un Orlando Bloom muy lejos del Légolas del Señor de los Anillos y que muestra un registro sorprendente de tipo duro, vicioso, en la línea del "Policía malo" de Harvey Keytel) .

La novela de Ferey nos habla de un asunto real en la Sudáfrica segregacionista, el llamado Proyecto Costa, un programa de armas biológicas y químicas ideado por el régimen del apartheid, en el que se usaba una extraña droga para infectar a la población de color de 1981 a 1993. El creador de esa "solución final" a la sudafricana, fue Wouter Basson, apodado “Doctor Muerte”, médico personal del presidente Pieter Botha. Ese siniestro personaje, años después, llegó a decir que fue "lo más divertido que hizo en su vida". Basson tras un juicio fue amnistiado en 2002, sin que hasta el momento se haya juzgado al indeseable. Vivimos un thriller salvaje con personajes durísimos y protagonistas desmadejados que van buscando su propia redención en un ambiente sin esperanzas, de una violencia extrema y una amoralidad alucinante. Un ritmo intenso y fluido, diálogos interesantes, variaciones argumentales bien hilvanadas, escenas de acción impactantes, hasta llegar al clímax final, que se resuelve de una manera notable. El diseño de producción es de categoría, no en vano el responsable es Laurent Ott, artífice de “Syriana” y “La Escafandra Y La mariposa”. Música apropiada a los cambiantes momentos de Alexandre Desplat ("Argo", "El discurso del Rey"). Bien articulada la química entre Whitaker y Bloom, ambos de gran humanidad e historias oscuras. Aunque los demás secundarios quedan un poco planos. En resumen: una buena película.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
9 abril 2015 4 09 /04 /abril /2015 19:52
El amor manda

Película inglesa de los años 30 que resulta interesante de ver como un mentís a la placidez de aquellos años en nuestra visión actual. Ver las multitudes ingentes atestando playas, estaciones de tren, calles, nos recuerda que todo tiempo pasado no fue necesariamente mejor. El asunto amoroso es también interesante y complejo. Una enfermera descubre en un fin de semana que su afecto por su novio es solo eso, afecto, y que el amor debe estar en otra parte, quizá en aquél hombre que acaba de perder a su mujer al tener un bebé. Las peripecias de los novios en una atestada ciudad de playa también tiene su gracia, con las gentes durmiendo en la arena de la playa porque todo está atestado de turistas. Popularismo a tope y las miserias de una clase baja o media baja tratando de disfrutar de un fin de semana. En realidad todo eso, incluido el asunto del avispado capitalista acaban por encantar al espectador. Dirige el entonces primerizo Carol Reed (que años mas tarde dirigería entre otras buenas peliculas "El tercer hombre"). Es interesante ver el trabajo de Margaret Lockwood, John Lodge y Hugh Williams como actores principales, muy en la línea aún de los actores del cine mudo.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
8 abril 2015 3 08 /04 /abril /2015 09:49
Mr. Pip

Otra película-puente entre la literatura clásica, la de siempre, en concreto una de las novelas de Charles Dickens. Cine y literatura, dos artes hermanadas por un motivo común. En esta ocasión no se trata de una versión más de "Grandes esperanzas", la archiconocida novela del más grande escritor inglés del siglo XIX, sino de una ficción creada a partir del amor y la admiración hacia esa novela, del placer de leerla y de las sugerencias vitales que es capaz de engendrar la humanísima descripción de la vida del "Señor Pip" la inmortal creación dickensniana cuyos avatares biográficos nutren la apasionante historia.

La historia surge de las vivencias de una niña de las islas índicas de Bouganville, cercana a Nueva Zelanda en una época revolucionaria con luchas con las tropas de la metrópoli y la guerrilla de la isla en un conflicto entre trabajadores de la única empresa de extracción de mineral existente en la isla. Narrada en primera persona por la voz de la mujer joven que fue la niña cautivada por Dickens, la historia, violenta, poética y trágica, incluye a un inglés original y absurdo casado con una isleña enloquecida por la muerte de su hijo, que decide dar clases a los niños de la isla a los que el conflicto bélico ha dejado sin maestro. Y sus clases consistirán en la lectura de "Grandes esperanzas". La narración despertará la sensibilidad y la imaginación de la niña más inteligente de la clase. Y ahí comienza la terrible historia de Mr. Pipp o "Ojos saltones" , nombre que los niños dan al excéntrico inglés interpretado de forma magistral por Hugh Laurie, en las antípodas de su Dr. House. Los ensueños de la adolescente sobre el personaje es uno de los aciertos de la cinta con su colorido surrealista. Las atrocidades que provoca un equívoco entre el personaje literario y el inglés gracias a los desalmados y brutales soldados gubernamentales que toman al pueblo como rehén contra la guerrilla, es una de las páginas más sórdidas de la historia, contrapunto feroz a la paradisíaca vida de los isleños.

Andrew Adamson dirige esta fantasía trágica, basada en la novela homónima de Lloyd Jones, con destreza suficiente para fascinar a los espectadores a pesar de los horrores que muestra, con la ayuda de la enorme poesía visual y textual que despliega. Cierta debilidad en reflejar la narrativa de emociones, supongo que demasiado "british" y una cierta contención en ser demasiado explícito en la visualización de los terribles hechos que afligen a la población de tímidos y honestos isleños. Sobriedad, pues, aunada a un encanto puntual en algunas secuencias y a un aire soñador aunque frio en los momentos más emotivos. Película a no perderse.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
7 abril 2015 2 07 /04 /abril /2015 16:33
Black Sea

Magnífica película del género "submarinos", aunque en este caso no es una cinta bélica. No obstante esta peculiaridad y sin acercarse a la película de Anderson con un Murray notable(humor) o las de los sesenta de los Beatles (música) o de comedia más o menos desenfrenada, el género ha dado muestras espléndidas en su faceta bélica que aquí, ciertamente, no quedan defraudadas. La película de Kevin Macdonald se ajusta al cánon del género, claustrofobia, peligro máximo, tensión y una dinámica explosiva a pesar de jugarse con las limitaciones de espacio. Un extraordinario y poco habitual Jude Law protagoniza con autoridad una cinta que tiene un guión endeble y una realización lenta en momentos. Durísima desde un punto de vista humano, algo canallesca incluso, es como una película de los bajos fondos rodeada de la peculiar atmósfera claustrofóbica de los submarinos. La historia del oro nazi hundido en el fondo del océano es más bien de pelicula de aventuras pero en este caso se convierte en una metáfora de la ambición la avaricia y el absurdo del ser humano. Buenísimos secundarios: Scoot McNairy, Ben Mendelsohn, David Threlfall, Konstantin Khabenskiy, Sergey Puskepalis Nada que ver con 'La caza del octubre rojo', pero interesante a su manera.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens