Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
11 julio 2015 6 11 /07 /julio /2015 09:35
El puente de Brooklyn

Leer a Henry Miller sigue siendo una gozada para muchos, a pesar de que en esta ocasión la edición de ciertos relatos de 1955, por primera vez en castellano, es irregular y algo reiterativa. Leer a Miller es volver una y otra vez a la verbosidad impenitente de un hombre que se escribe incesantemente a sí mismo, mezclando memoria y vivencia con imaginación, exageraciones y una habilidad discursiva que no le tiene miedo a nada. Es fresco, osado, irreverente, sensual, excesivo, humilde, soberbio y profundamente humano, incluso demasiado humano como diría Nietzche, sin llegar nunca a ser demasiado profundo, sino cercano, vecinal, coleguilla desnortado, irónico, ingenuo y salvaje.

Como se dice en la excelente introducción de Kenneth Rxroth, Miller alterna la delicadeza sosegada tratando algunos temas y personajes con una bufonería impasible y sarcástica que se vuelve ácida y brutal cuando protesta con el tipo de vida que el capitalismo salvaje provoca en las pobres gentes del montón. Es inocente de corazón "pero no simple" y en todas sus obras canta con la simplicidad y la pasión de un Thoreau su amor a la vida, a las mujeres (que nunca tienen demasiada relevancia fuera de lo erótico, pero a las que en algunas ocasiones retrata con ternura y respecto), al sexo, a la comida y a la bebida, a los viajes y a la amistad. Sigue la senda de Petronio, Casanova, Rabelais, Chaucer, Cervantes, Rimbaud, Poe, Quevedo, Swift y tantos otros insignes burlones dados a la buena vida.

En el libro se nos ofrecen seis relatos cortos. Historias reales o imaginarias protagonizadas como suele ser por el propio Miller. Situaciones variopintas y siempre con un especial gancho atractivo para el lector, sujetando con los dientes temas como los desastres personales que causan las guerra, críticas políticas o reflexiones filosóficas sobre la vida. Desde la historia del borracho ex combatiente con el cráneo trepanado al que Miller acompaña una noche en Nueva Orleans, al burlón "Fricandó astrológico" con la moda de los videntes, mostrando que después de más de medio siglo de ser escritas estas líneas siguen estando de rabiosa actualidad. Todo ello muy lejos de maravillas como "El coloso de Marusi" o los "Trópicos" o la "Cruxifición rosada.

La condición humana a examen, esa es la fórmula de Miller, poniéndose a sí mismo como ejemplo de desatino, estupidez lúcida, sensualismo desbocado y curiosidad. El carácter provocador y marginal de sus textos provocaron que sus novelas no pudieran publicarse en Estados Unidos hasta los años 60, convirtiéndose en un autor de culto para las generaciones de los sesenta y setenta. Todos los relatos contenidos en este libro son apreciables, pero aconsejo al lector la lectura cuidadosa de "Madamoiselle Claude" y "El puerto de Paros" para comprobar los dos extremos donde nos lleva el desmedido autor. No se la pierdan

FICHA

ELPUENTE DE BROOKLYN.- Henry Miller.- Ed, Navona .- 209 páginas Traducción : Carlos Manzano.- 13,78 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
9 julio 2015 4 09 /07 /julio /2015 16:32

"He alcanzado, creo, la plenitud en el empleo de la razón. Y por esto voy a matarme" dice una de las frases de este heterónimo de Pessoa, el Barón de Teive, que no llegó a prosperar dentro de la variadísima y compleja obra del escritor portugués. Una especie de juego literario en el que Pessoa se desdoblaba e iba "encarnando" sus filias ysus fobias. En este caso, como se dice en el "Post Mortem" que a modo de epílogo y firmado por Richard Zenith trata de aclararnos las fascinantes duplicidades de Pessoa, "Pessoa asustado creó al barón de Teive para salvarse a sí mismo". Y añade, "trasladó toda su impecable lucidez al pobre hidalgo, que no la pudo soportar, porque...no estab prrevisto en el papel que debía desempeñar. El Barón de Teive nació para morir". Todo el artificio misterioso que gustaba Pessoa para sus historias se refleja en este "manuscrito encontrado en un cajón", una libreta de tapas negras en el que el triste y penoso personaje pessoniano nos habla de la "vacuidad de todos los esfuerzos y la vanidad de todos los propósitos". No hay una queja razonada al modo senequiano o la elegancia de un Marco Aurelio, sino la dura lucidez de un poeta desdichado que confiesa, "Para que un hombre pueda ser distintiva y absolutamente moral, tiene que ser un poco estúpido. Para que un hombre pueda ser absolutamente intelectual tiene que ser un poco inmoral". Y añade: No fue el exceso de una cualidad sino el exceso de dos, lo que me mató en vida". Quizá sea este Barón uno de los heterónimos de Pessoa más cercano a él mismo, como Ricardo Reis o Bernardo Soares o Álvaro de Campos, ya que "tengo todas las condiciones para ser feliz, salvo la felicidad". Todos los complejos y limitaciones de Pessoa se reflejan en muchas de las circunstancias amorosas fallidas de sus heterónimos, incluido el Barón que desdeña la felicidad sentimental por una absurda cuestión de clase, quizá para no afrontar elementos más intimos y duros. Como de costumbre en Acantilado a la cuidada edición le falta un pequeño estudio introductorio sobre el autor, su vida y su obra. Por ello es más bien un libro para entendidos y fanáticos de Pessoa.

FICHA La educación del estoico".- Fernando Pessoa. Trad, R. Villagrasa.- Ed. Acantilado.12 euros.-98 págs

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
7 julio 2015 2 07 /07 /julio /2015 16:24
Manuscrito encontrado en Zaragoza

Hasta mediados del siglo XX no estalla en el mundo de las letras la "bomba" del "Manuscrito encontrado en Zaragoza" de Jan Potocki y es gracias en buena parte al éxito de una película polaca, bizarra, surrealista y fantástica basada en este libro. Creo que fue Alianza la que la editó en 1970 en sus libros de bolsillo, con una traducción y notas de José Luis Cano con prologo de Julio Caro Baroja (especialista en el mundo de brujas, trasgos, monstruos y aparecidos del que esta novela es uno de sus más preclaros ejemplos). La historia del libro en sí y de sus fantasmales y parciales apariciones hasta su entronización definitiva de mano de estudiosos y eruditos, es de por sí una novela tan amena y misteriosa como la que contiene. Su existencia en el mundo literario se debe a una pasión obsesiva de un anticuario francés de libros, Serge Plantureux, que dedicó su vida a perseguir unos remotos volúmenes de la primera edición de la novela en San Petersburgo y al celo de Roger Caillois que en los cincuenta la retoman. La fantasía trepidante de la vida de los personajes de esta novela (que beben y manipulan datos históricos con una libertad e ingenio inauditos) sobre la España del rey Carlos III, pais pintoresco donde circulan contrabandistas, bandidos, gitanos, mendigos, alcahuetas, damas embrujadas y tradiciones oscuras basadas en la religión y la miseria, no deja de ser una pálida muestra de la vida del conde Potocki que acabará pegándose un tiro con una bala de plata antes de ver publicada esta novela suya (aunque si vio otras obras, desde libros de viajes a ensayos de política e historia de los más variados países de Europa). La actual edición, con traducción, prólogo y notas de Mauro Armiño, es un bello e indispensable volumen de la colección "El club Diógenes" de Ed. Valdemar, donde se completa la narración que leímos resumida en los 70 en la edición de Alianza y que aprovecha otros trabajos críticos y traducciones, forjando quizá la edición más completa y contrastada que tenemos en español. Esta especie de Decamerón hispano narrado en forma de episodios siguiendo unas pautas laberínticas que parecen surgidas de la magia y misterio de lo que nos cuenta, se convirtió en una de las muestras más jugosas de la visión tópica de una España de bandidos y misterios, mujeres hermosas y fatales, "almas en pena y adictos a la Cábala". La España profunda del siglo XVIII rodeada de fantasía, color y pintoresquismo con un estilo picaresco que parece surgido de Cervantes o los relatos de Marcos de Obregón o el Lazarillo. Novela imprescindible, pues, que les divertirá y les mostrará una España inesperada y fascinante en un inolvidable clima de misterio y aventuras.

FICHA MANUSCRITO ENCONTRADO EN ZARAGOZA.-Jan Potocki.- Traducción de Mauro Armiño.-Ed. Valdemar.860 págs. 22 euros.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
5 julio 2015 7 05 /07 /julio /2015 16:16
Una mariposa en la máquina de escribir

"La conjura de los necios" fue un libro-revelación, como los Beatles en música, el yoga de Patanjali o el misticismo del new age. Todo a un nivel bastante banal si ustedes quieren pero con un trasfondo interesante y vitalizador. En 1980 se publicó, en 1981 ganó el Pullitzer (se había convertido en un fenómeno viral en todo occidente) y en España la gente lectora alucinó al enterarse de que el autor se había suicidado en 1969 (con 32 añitos) por un conjunto de circunstancias variadas pero con especial incidencia por el fastidio que le provocaba no poder editar su novela a la vista de los bodrios que sí se editaban e incluso tenía éxito. De hecho, desaparecido él, fue su mamá quien dedicó la energía y la paciencia necesarias para que un editor confiara en la difícil y original (y tronchante) novela de un desconocido. Para aviso de navegantes, que nadie siga el método definitivo de Toole de llamar la atención (no le sirvió de mucho) y que nadie crea que su manuscrito reiteradamente rechazado puede ser un "La conjura de los necios" (o un "Cien años de soledad" otro que costó publicar). La biografía trata de ese y otros temas laterales, entre ellos la personalidad de Toole, sus fobias y filias (por cierto el curioso titulo del libro se debe a un manuscrito no publicado del escritor desaparecido) y sobre todo su naturaleza de hijo absurdo de una ciudad absurda y surrealista, Nueva Orleans (que le ha dedicado calle y estatuas a él y al increíble Ignatius J. Reilly, cuya válvula pilórica y citas de Boecio van circulando por las calles de tan original ciudad mostrando una fauna humana que parece surgida de las pinturas de El Bosco. La relación de Toole con su potente madre y la de Ignatius con la suya nos hace establecer un paralelismo que, psico analíticamente, podría explicar no pocas de las rarezas y excentricidades del orondo protagonista y el joven escritor depresivo pero bastante feliz, con amigos, respeto, inteligencia y cierto éxito social y profesional como profesor de enseñanza media. Bueno con estos elementos podemos configurar el esquema básico de este autor y su obra: amado y denostado a partes iguales, considerado un genio y un cómico a lo Rabelais si llegar a nada, por otros. Los que amamos el libro fuimos conquistados de forma súbita mientras pensábamos en lanzarlo por la ventana al basurero más próximo. Y esa es la fuerza de "La conjura de los necios", En un punto –que varía según el lector,- lo detestas y al minuto siguiente no puedes dejarlo hasta la ultima página y "luego, queda", como los clásicos, como los Hermanos Marx, por ejemplo. Una última consideración: como esta biografía más bien te disuade de leer "La conjura...", lo mejor es leer primero la novela y luego embarcarse en la biografía, bastante amable dentro de todo, un poco hagiográfica pero bien documentada. En conjunto el lector pasará un buen rato.

FICHA UNA MARIPOSA EN LA MÁQUINA DE ESCRIBIR.- Cory MacLauchlin.- Trad. Daniel Najmías.- ED. Anagrama (que ha editado también la novela), 23,94 euros.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
4 julio 2015 6 04 /07 /julio /2015 16:01
El mundo de Homero

Hace un par de años salió un libro con el mismo título escrito por el francés Pierre Vidal-Naquet, donde en clave divulgativa se repasaba con ayuda de elementos gráficos el mundo histórico y legendario del autor de la Ilíada y la Odisea. Ahora ha salido bajo el sello de Ed. Crítica un volumen firmado por el norteamericano John Freely que de una forma muy amena nos invita a un viaje por las tierras homéricas de la mano de los textos y referencias del mítico autor.

El autor es un americano que, como tantos anglosajones, se ha fascinado con los mundos exóticos del Mediterráneo. Lo que nos propone en este libro es lo siguiente: "una guía de la Iliada y la Odisea de Homero, que lleve al lector desde Troya primero a través de la costa turca del Egeo y luego por las riberas del Mediterráneo, siguiendo las huellas de Odiseo cuando va a combatir en la guerra de Troya y luego, tras pasar numerosas peripecias, de regreso a su patria con su familia en Itaca". Pero no es un viajero de circunstancias sino un americano enamorado de Asia menor que vivó medio siglo entre Grecia y Turquía (hoy día vive en Estambul). Acompañado de mapas y fotografías, Freely nos cuenta detalladamente no sólo lo que nos cuentan los dos libros citados sino que recurriendo a Tucídides, Herodoto, Estrabón, Hesíodo, Arriano (Anábasis de Alejandro Magno), Lucano (Farsalia), Ovidio, Keats, Tennyson, los libros de viaje de Cook, los ensayos de Korfman, Schliemann, Michael Wood, Stoneman y muchos otros obsesionados por la cultura griega clásica, perfila una visión global de las dos epopeyas siguiendo las huellas literarias a través de los sitios geográficos tal como ahora están y cómo fueron. Ese ingente trabajo parece quedar coronado por una sensación que el lector va disfrutando paulatinamente: percibir la fuerza y el vigor, la poesía y el dramatismo de una época heroica que ha forjado el modo de ser europeo hasta un punto que aún no hemos medido con propiedad.

En definitiva qué más nos da cuanto hay de ficción o de verdad histórica en ese corpus literario de tan alta significación. No en vano Mircea Eliade ha observado que la idea del mito como "ficción" surge de la crítica racionalista griega a los actos caprichosos y arbitriarios de los dioses tal como los narraba Homero. Esos dos poemas de doce mil y catorce mil versos nos relatan un momento de la infancia de nuestra historia que supera la categoría de mito para engrosar el "inconsciente colectivo" de Occidente, en frase de Jung. No sobra en nuestras bibliotecas este volumen de divulgación ilustrado con fotos de ánforas, tablillas, bustos y vasijas. ¿Ocurrió realmente la guerra de Troya? ¿Puede situarse en un mapa el viaje de Ulises? Nuevamente, ¿qué mas da? Tampoco nos preocupan los debates sobre la auténtica personalidad de Homero, ¿autor uno o escuela de rapsodas? ¿Tendría razón Samuel Butler de que La Odisea la escribió una princesa griega de Sicilia para un público femenino? ¿Y la hipótesis de una autoría múltiple y una poesía oral colectiva? Lo importante es que a alguien se le ocurrió crear un lenguaje propio para que perdurase como una narración mitológica que se ha convertido en la fórmula fundacional de la literatura y el pensamiento europeos.

FICHA

EL MUNDO DE HOMERO.- John Freely. Ed. Crítica. Colecc. Ares y Mares. Trad. Teófilo de Lozoya y Juan Rabasseda.363 págs.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
3 julio 2015 5 03 /07 /julio /2015 15:55
Filosofía accidental

José María Ridao debería recordar más a menudo la frase orteguiana de la claridad como cortesía del filósofo. Su libro analiza el Absoluto desde el paso inicial de lo racional a lo narrativo en el proceso de invención, necesario por otra parte, que el hombre hace de una instancia superior que sintetiza el lugar del sujeto en la creación. Al lector apresurado se le podría indigestar el principio del libro que trata de la banalidad, de una forma tan embarullada y autoreferencial que provocaría el cese de la lectura. Pero más adelante las cosas se aclaran y el lector comienza a encontar referencias que le ayudan a implicarse en el texto de este joven filósofo, desde Sócrates a Proust o de Tolstoi a San Agustín. Formado por una colección de pequeños ensayos (algunos los he leido en "El País") en torno a lo Absoluto en su relación con instancias básicas del pensamiento como la verdad, la sabiduría, la razón, la modernidad o el progreso. Una segunda parte donde vamos encontrando pensamientos mas rigurosos en el que a modo de espejo nos encontramos con la palabra y el concepto filosófico de San Anselmo o Bocaccio, de Rousseau o Freud, de Dostoievski a Marx. En la última parte del libro, Ridao nos define de alguna manera el propósito de su ensayo cuando escribe: "El pacto del hombre consigo mismo, la conciencia de su condición consiste en buscar el Absoluto aun sabiendo que dejará de serlo tan pronto como lo conozca y no renunciar por ello a seguir buscándolo" (pag. 264). Y concluye: ...es al reconocer que el Absoluto es un trágico delirio y la armonía la modesta utopía en la que encuentra pleno sentido la radical soledad del hombre en el universo...cuando el hombre...descubre en si mismo la fuerza irreductible del libre albedrio al que no debe renunciar..." Libro pues de lectura no fácil pero de intuiciones y destellos filosóficos que convencen. Para paladares lectores forjados en complejidades kantianas o en Rilke o Wittgenstein, más que para gustadores de Pascal, Séneca, Montaigne o Alain.

FICHA FILOSOFÍA ACCIDENTAL.- José María Ridao.-Galaxia Gutemberg.268 págs.21,50 euros~~

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
2 julio 2015 4 02 /07 /julio /2015 08:30
Viaje a  Sils Maria

Olivier Assayas, director francés del que no conozco nada, da una nota bastante alta en esta cinta sobre actrices, teatro y relaciones entre mujeres entre el amor y la dominación. Con tres actrices en estado de gracia, principalmente la soberbia Juliette Binoche, bien secundada por Kristen Stewart y con apuntes de una sorprendente Chloe Grace Moretz, jovencísima y prometedora, la película nos narra el montaje de una obra de teatro de un autor recién fallecido. Se trata de una reposición veinte años después de su estreno de un drma sobre las relaciones entre dos mujeres, una desde el poder y la otra a su servicio personal, una especie de "The servant" de Losey en versión femenina. Juliette debe interpretar el papel de su antagonista en la primera versión, es decir la mujer madura enfrentada a su atracción por la joven ayudante (que Binoche bordó en la primera versión veinte años antes) .Con una tensión entre las actrices muy bien presentada, con diálogos inteligentes y momentos de contenido dramatismo, la película mantiene el interés del espectador pese a algunas irregularidades del guión que quedan sin explicar. El paralelismo entre el guión de la obra que se ensaya y la vida personal de la actriz y de su ayudante es uno de los aciertos del guión aunque a mi parecer no resuelto demasiado bien con lo que la confusión suele acompañar algunas escenas. Los lugares de rodaje (Suiza y las imágenes de la "serpiente" de nubes invadiendo el valle, es de lo mejor) y las tomas de las montañas ponen los dientes largos a cualquier montañero. Lástima que no se aprovechen dramáticamente. En resumen el guión nos cuenta cómo Juliette Binoche (Maria Enders), una actriz consagrada que vive su divorcio, se dirige a recibir un premio de un amigo, autor de obras que ella ha protagonizado. El autor fallece justo el día de la entrega. Enders viaja acompañada de Valentine, su asistente personal (Kristen Stewart). Más tarde se le ofrece a María participar en la obra que la lanzó a la fama 20 años atrás también escrita por su amigo, en la que interpretó a Sigrid, una chica de 18 años que enamora y obsesiona hasta llevar al suicidio a Helena, una mujer madura, papel que deberá interpretar ahora la Enders . María ensaya y analiza el texto desde la perspectiva del otro personaje con Val, su asistente, con quien se van confundiendo los textos leidos y representados y la relación real entre ellas. Buena, aunque podía haber sido una obra maestra y está lejos de ello.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
30 junio 2015 2 30 /06 /junio /2015 17:44
LA ISLA DEL TESORO

En este caso no voy a caer en la reiteración de explicar qué tipo de novela es "La isla del tesoro" ni en la obviedad de hablarles de Robert L. Stevenson, el inolvidable "Tusitala" de los mares del Sur. A pocas personas de afición lectora les debe intrigar que les hable de Jim Hawkins o del cocinero cojo de la goleta "Hispaniola", el inolvidable John Silver, el Largo, o del capitán Flint o el loro que canta "piezas de a ocho", del capitan Smollet y el bueno de Ben, comedor de queso y ocultador de tesoros. Los que no os suene esta retahila de nombres, os envidio. Aún tenéis que descubrir la prosa mágica de Stevenson. A los que ya sabéis cómo disfrutásteis con esa novela iniciática os recomiendo encarecidamente este libro que hoy comento. Especialmente a vosotros. ¿Por qué? Porque esto no es una edición más de la novela sino un trabajo gráfico y literario de primera categoría SOBRE la novela.

Aquí podéis leer textos de Mario Vargas Llosa (quizá uno de los textos más oficiosos y menos relevantes entre otros más valiosos y trabajados de escritores menos encumbrados), el gran Alberto Manguel, Alejandro Jodorowsky (que juega con una vieja leyenda para meter cuchara en la obra), Rosa Montero, Javier Marías (interesante y pedagógico como siempre), Jordi Sierra i Fabra (con una visita personal a la isla y la casa de R.L.S.), Pilar Pedraza, Fernando Savater (entrañable como siempre), Luis Alberto de Cuenca, Alberto Vázquez-Figueroa, Juan Madrid, Constantino Bértolo, Antonio Tabucchi, los interesantes "Post Scriptum" de Guillem Diez y tantos más. Eso sin dejar de mencionar a los soberbios ilustradores como Fernando Vicente, Federico del Barrio, David Pinto, Ángel Domínguez, Darío García, etc. Y si además de una impresión excelente, en un papel satinado y unos grabados impresos de primera, el volumen es una gozada, una auténtica obra maestra de la impresión gráfica que nos evoca nuestra infancia a través de fotos, portadas de viejas ediciones, comics y películas (desde la inolvidable cinta de Victor Fleming en 1934 con Wallace Berry y Jackie Cooper, hasta las versiones en dibujos animados o con personajes robot.

Rosa Montero escribe un interesante artículo reivindicativo sobre la esposa de Stevenson, Fanny, a la que la historia y otros comentaristas han despreciado o criticado. Otros se centran en aspectos de la vida del escritor, algunas muy poco conocidas.
Fue redactada entre finales de 1881 y comienzos de 1882 y apareció publicado por entregas, y bajo seudónimo (el de Capitán George North) en una revista juvenil. En 1883, el texto se dio a la imprenta ya como novela y se convirtió desde su aparición en un éxito colosal.

FICHA:

Graphiclassic 2. La isla del tesoro. Estudio gráfico y literario sobre la obra maestra de Robert Louis Stevenson. Monografía. Carlos Uriondo (director). Huerga y Fierro Editores / Asociación Cultural Graphiclassic. 234 páginas. 20 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
18 junio 2015 4 18 /06 /junio /2015 10:10

He aquí una excursión de pocas horas, con bastante desnivel y parajes de una belleza notable. Forma parte del elevado número de excursiones que nos ofrece la sierra de Vandellós, en la provincia de Tarragona, cercana al mar, una especie de gran cordón de elevados riscos que hacen frontera entre la Terra Alta y el matarraña y el Mediterráneo, saltando un poco más al sur a los farallones imponentes de los Ports.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en excursiones
Comenta este artículo
15 junio 2015 1 15 /06 /junio /2015 22:52

~~Así pues, 'Tomorrowland' no pasaría de ser una digna y simpática aventura con escasas posibilidades de quedar anclada a la memoria si no fuera por su final, tachado como melifluo y naíf por diversos críticos (y razón no les falta, ojo), pero que engrandece la cinta, a pesar de esa tendencia al subrayado, al sermón al que se refería Peter Travers en que se convierte su loa humanista, aunque el que se larga el personaje de Hugh Laurie es de aúpa, simplemente irreprochable y lo mejor de todo el guión. Sin embargo, no hay que olvidar jamás que esto es Disney y que el público objetivo son chavales que, en ciertos momentos, necesitan de palabras claras e impactantes que les hagan pensar, reaccionar. Y no sólo ellos: todos nosotros deberíamos tomar muy en serio el mensaje de 'Tomorrowland', quizá algo ingenuo, es posible, pero no por ello menos valioso, y más aún en estos tiempos de zozobra existencial, de pesimismo globalizado y con muchas más nubes que claros. El cambio de concepto de "elegir a los mejores" por "elegir a los soñadores" es maravilloso, y en él reside la clave que nos lanzan sus autores, un llamamiento de esperanza e ilusión para no rendirse nunca, para creer, pues creer no es poder pero sí el primer y fundamental paso, y debemos darlo cuanto antes, juntos. Si queremos cambiar las cosas, claro. La conclusión, y respiren tranquilos porque ya termino, es que no hay otro mundo del mañana más que el nuestro, y que su futuro sólo depende de nosotros. El plano final posiblemente merecería una película mejor, pero muchos lo recordarán. Anima a luchar, a tirar para adelante. Y eso es mucho~~Tomorrowland tiene uno de los mejores inicios de película que tendremos en el año, quizás sus primeros 15-30 minutos son suficientes para poner en órbita al espectador, quizás suficientes para dotar a la trama de suficiente interés y más encima, pone en primer plano a Tomorrowland, la bella ciudad que ya veíamos en los trailers. Ojala el ritmo pausado y soñador del inicio se hubiese mantenido el resto de la película, ojala. Tras los primeros 30 minutos la película pervierte su mensaje, lo que en un momento parecía una buena película de conciencia social y narrativamente hermosa se convierte pronto en un pastiche de efectos especiales que llevan a la película al peligroso pozo de efectos gratuitos y efectistas, alejándose TOTALMENTE de la narrativa inicial y descolocando al espectador, confundiéndolo totalmente en los intereses de sus planos personajes y hundiendo la película en un carrusel insufrible de baratijas tecnológicas. Pero el problema no termina ahí, Brad bird y Lindeloff se ocupan de forzar el mensaje inicial sin continuar con su narrativa, sacrifica TODO lo visto en un inicio para poder darle la espectacularidad que el sello Disney exige y por ende, el interés inicial del espectador atento y soñador decae hasta convertirse en un caótico aburrimiento que por momentos casi me exigía dejar la sala. Los personajes son tópicos y típicos: Por un lado tenemos a la heroína Casey Newton (Britt Robertson en un papel apenas anecdótico) una heroína sin fuelle que se rinde ante los deus ex machina que hace uso su guionista para justificar un poder intelectual nunca demostrado, luego esta Athena, una niña que la guiara de manera inexplicable y confusa con Frank Walker (George Clooney) que juntos deberán regresar a Tomorrowland para solucionar una tragedia de la cual no tenemos conocimiento (y esto destroza la poca atención que hasta este punto tenía el espectador) El problema en el que cae Tomorrowland es doble: Sacrificar narrativa emocionante por explosiones y querer luego forzar el mensaje hasta hacer la película insufrible y peor aún, terminarla con un final aún más decepcionante que pasara a la posteridad con una especie de "villano" igual de insufrible a toda la película. Llegué a un punto donde odié oír a la protagonista principal hablar, por ser repetitiva con su mensaje. El 5 va referido al trabajo de dirección detrás de la composición de escenas, la belleza de ciertos tramos de película y una cierta intención en el guion. Sin embargo, no me puedo encontrar más decepcionado con uno de los directores más interesantes del plano actual (Brad Bird con sus Increíbles y Ratatouille) y un guionista cada vez más decepcionante que, juntos en Tomorrowland, desperdician una de las ideas más bellas y fascinantes que podía pedírsele a una película de la maquinaria Disney

~~Hace años, cuando 'Tomorrowland' no era más que un boceto, una idea, se publicitó como la primera película no animada del célebre estudio Pixar. Al final, dicho sueño se dispersó hasta desaparecer, pero Disney siguió al pie del cañón. De aquello, una cosa sí estuvo clara desde un principio, y es que Brad Bird, director estrella de la compañía ('Los increíbles', 'Ratatouille'), sería el encargado de llevar aquel mundo imaginario a un proyecto real. Él es, o al menos era, la esperanza fundamental a la que cualquier espectador mínimamente informado se había encomendado para disfrutar de una gran obra. Sus antecedentes al margen de Pixar ('El gigante de hierro', el nuevo resurgir de la saga 'Misión Imposible' con 'Protocolo fantasma') también daban margen para la agradable sorpresa. Por contra, entre los tres guionistas del film se encuentra Damon Lindelof, y eso, a más de uno, le dará un lógico pavor. Para quienes no sepan quién es, o simplemente por hacer memoria, es preciso recordar que Lindelof era uno de los guionistas estrella de 'Perdidos' (2004-2010) y quien tomó el mando de la nave 'abramsiana' cuando empezó, en la más extendida opinión, a irse a pique. Por si fuera poco, también se encargó, "ayudado" por otros lumbreras del gremio, de hinchar de contraproducente y ridícula seriedad la muy decepcionante 'Cowboys & Aliens' (Jon Favreau, 2011), aunque tocó fondo con aquel despropósito torpe, antipático y, para más inri, infiel al universo alien que fue su aportación a 'Prometheus' (Ridley Scott, 2012). En definitiva, dos puntos de partida, más opuestos imposible, que desequilibraban, hasta casi hasta anular, toda expectativa generada en torno a la película que nos ocupa. Ahora, una vez visionada 'Tomorrowland: El mundo del mañana' (2015), que ha sido víctima de esa absurda costumbre 'made in Spain' de subtitular el nombre las películas con la traducción literal del título original (¿alguien me lo explica?), cabe decir que ni Bird ha brillado demasiado ni Lindelof ha destrozado la idea primigenia. Los prejuicios (tanto positivos como negativos) no han acertado y el resultado final es, precisamente, eso: un término medio que ni emociona ni ofende, una película agradable aunque desaprovechada que no aspira a mucho más que a ser el primer blockbuster de la época (casi) veraniega, aunque con fundamento. La primera media hora genera unas esperanzas inesperadas y muy gozosas, pues la fantasía incesante y el protagonismo de la aventura infantil y/o adolescente le hacen a uno retrotraerse a la década mágica de los años 80, a ese cine de sello spielberiano, de marca Amblin, que tantas alegrías dio (y sigue dando) a todo buen cinéfilo. Ese ambiente impregna la apertura de la película y extiende su influencia durante un rato vibrante y delicioso dominado por el descubrimiento constante y el sentido de la maravilla. Lamentablemente, ese fulgor cándido termina por extinguirse más pronto que tarde ante el devenir de una aventura fantástica (con auténtico espíritu de sci-fi) más convencional de lo deseado y poco arriesgada que, según pasan los minutos, va estancándose sin apenas darse cuenta, desviándose puntualmente de ese esquematismo narrativo con eventuales fogonazos de humor o de chispa visual (esa Torre Eiffel como lanzadera espacial) merecedores de una sincera carcajada o de un repentino signo de exclamación. Pero a una premisa (y a una historia) con tanto juego y tantas posibilidades (la existencia de un mundo en otra dimensión donde todo es posible y los mejores y más capaces de la Tierra tratan de encontrar solución a los terribles problemas que nos aquejan) cabe exigirle(s) más, mucho más. Hay muchas más competencia que brillo (el cual se reduce a la futurista visualización de Tomorrowland) y Brad Bird permanece más invisible que nunca, con la excepción de algún sensacional plano secuencia en ese mundo del mañana, imágenes grabadas, como curiosidad, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia y, visto el resultado, siendo todo un acierto. A colación de esto, mencionar que es de agradecer, como hace poco ocurría (aunque de manera más palpable y meritoria) con la brutal 'Mad Max: Furia en la carretera' (George Miller, 2015), que no haya un abuso de efectos especiales, salvo en momentos donde resultan imprescindibles, algo que ocurre en consonancia con el hecho de que gran parte del metraje suceda en nuestro planeta y no en el que da nombre a la película.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens