Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
17 mayo 2017 3 17 /05 /mayo /2017 08:02

Con la guerra serbo-bosnia como referente simbólico (y real como se verá casi al final de la novela) esta historia irlandesa de Edna O'Brien tiene la fuerza de una película de John Ford y uno casi ve a Maureen O´Hara, como Fidelma, la compleja heroína de la novela, mostrando su altiva cabellera roja, su inocencia y su mal genio irlandés (aunque al protagonista relativo de esta novela, un magnético y carismático forastero que parece un cruce entre Rasputín y el conde Drácula, no nos lo imaginamos como John Wayne).

Irlanda sigue alimentando a hijos rebeldes que se le oponen y la censuran tanto como la aman y jamás dejan de sentir nostalgia de la terruña  (ya se llamen Joyce como Swift o O'Flaherty, Oscar Wilde, Colm Toibin o Becket). Edna O´Brien no es una excepción y hace un buen repaso crítico a la sociedad rural irlandesa, sus defectos y sus vicios fariseicos y mezquinos. Como dice una de las personajes de la novela: “La nuestra era ciertamente una tierra de vergüenza, de asesinato y de extrañas mujeres entregadas al sacrificio”.

Hay violencia en esta narración llena de simbolismos bélicos, como esa referencia al final sobre "esa necesidad de hogar que desencadena el amor y las guerras" y la imagen patética y hermosa de las sillitas rojas que recuerdan, una por una, a los niños que murieron en aquella guerra salvaje de una Europa que aún no ha aprendido a ser humana.

Y así, los problemas del taller de lectura que coordina la protagonista, Fidelma, se convierte en otro símbolo que atañe a la literatura y a su función, así como al peligro de convertirse en pretexto o referencia de personas y situaciones extrañas a la ética más elemental. Pero la O`Brien nos abre un escenario y en él deambulan personajes rodeados de ruido y furia, algunos que son "pura maldad", barbarie, saña y una crueldad casi tan banal como la que denunciaba la Harendt en los nazis. Cloonolia, el pueblo donde llega Vlad Dragan, el forastero seductor que encarna ese mal absoluto e irredento, es como una redundancia de ese mismo mal a su propia escala, donde solo se salvan un par de personajes.

Para situar el simbolismo de su obra, la autora nos dice: “El 6 de abril de 2012, para conmemorar el 20° aniversario del comienzo del sitio de Sarajevo por parte de las fuerzas serbobosnias, se dispusieron 11.541 sillas rojas en fila a lo largo de los 800 metros de la calle principal de Sarajevo. Una silla vacía por cada ciudadano muerto durante los 1.425 días de asedio. Seiscientas cuarenta y tres sillitas rojas representaban a los niños muertos por los francotiradores y la artillería pesada disparada desde las montañas de los alrededores”.

La entrega de Fidelma al forastero, observen el guiño literario en el "Vlad Dragan"  (Bram Stoker, el autor de "Drácula" debe haberse sonreído en el lugar donde moran los creadores literarios ) nombre del supuesto doctor y sexólogo, provocará una reacción y un duro castigo que elevan el simbolismo de la novela, relatada con un estilo de gran calidad poética. con las causas. Dragan es en realidad un criminal de la guerra de los Balcanes, objeto de búsqueda internacional durante años (Dragan David Dabic era la identidad falsa de Radovan Karadzic, líder de la república serbia en Bosnia, detenido en Serbia en 2008 tras 13 años en la clandestinidad. Fue juzgado en La Haya por crímenes de guerra, incluido el de genocidio. Mientras estuvo escondido, practicaba la “curación alternativa”).

Pero esto es una "especulación" literaria lateral de la autora,. No utiliza el dato como tema de un trhiller o una narración policiaca. Es una demanda filosófica que cuestiona la culpabilidad de la inocencia, la complicidad con el mal, la estupidez de los que se niegan a ver ese mal o abocados al sacrificio más inútil y absurdo.

En suma, una novela interesante que plantea cuestiones y temas de profundo calado.

FICHA

LAS SILLITAS ROJAS.- Edna O'Brien.-Traducción: Regina López Muñoz.-Páginas: 352.- 19,00 €.- ISBN: 978-84-16544-08-0

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
15 mayo 2017 1 15 /05 /mayo /2017 08:01

Arropada por un sinfín de citas literarias, filosóficas y antropológicas, médicas y neurológicas, la profesora de psicología de  la UNED María Teresa Román entra en el análisis de la compleja casuística de la exploración de conciencia y los múltiples y mas o menos dispersos sistemas para encarar semejante viaje a lo desconocido.

Con un estilo un tanto farragoso, el viaje hacia el "agujero explicativo" de lo que es la conciencia o las percepción de la supuesta realidad no añade nada original a lo que ya sabemos y sobre todo nada en el aspecto más científico de la cuestión, a través de la neurología, o de la física cuántica. El libro resume y abunda sobre consideraciones filosóficas, literarias o poéticas. La conciencia chamánica, la meditación en sus múltiples formas, las intuiciones de pensadores espiritualistas, el extraño y evanescente universo de los sueños, van  desarrollándose a través de más de 400 páginas, sin añadir nada definitivo o científico a un tema ya de por sí alejado de la evidencia constatable o el empirismo mensurable de la ciencia básica.

Un prólogo de Manuel Almendro resulta redundante sobre el contenido y el enfoque del libro, sin aclarar límites o definir cuestiones. El objetivo confesado por la autora: poner en marcha una maquinaria narrativa dentro del marco de un lenguaje lo más abierto posible con el fin de reunir las piezas necesaria para obtener una idea, siquiera vaga, de ciertas formas especiales de imaginar, sentir y percibir el mundo y que tienen su cuartel general en la actividad profunda, oculta, misteriosa, esquiva, maravillosa, aventurera y mágica de la “Conciencia”, es desde este punto de vista sobradamente logrado. Pero, tal como dice, el resultado final es darnos una idea, sin duda muy vaga, de esas formas distintas y variadas de concebir la conciencia con una hipertrofia de adjetivos que no añaden nada a la claridad y más bien logran volver el tema aún más "misterioso, esquivo, aventurero (sic) y mágico".

Podría resumirse en esa frase: "Quizá todo lo que tenemos son cabos sueltos, un sofisticado arte de la conjetura, un lenguaje equívoco...datos insuficientes para adherirnos sin más a determinados principios por indiscutibles que parezcan "(pág. 290). Aunque hay una voluntad evidente de aportar algo de luz a este difícil camino. Pero todo queda en un intento bienintencionado y laborioso cuyo límite básico está en estas palabras de la autora:
"Estoy convencida, dice, de que existen patrones insospechados a nuestro alrededor que podrían llegar a manifestarse si supiéramos qué, dónde y cómo mirar".

 

Ficha Técnica

Título: La exploración de la conciencia.- María Teresa Román.- Editorial Kairós . Barcelona.- 456 págs. 18 euros. ISBN: 978-84-9988-546-9
 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
13 mayo 2017 6 13 /05 /mayo /2017 08:59

El libro de la psicoanalista e historiadora de esa técnica psicológica, Elisabeth Roudinesco no es una hagiografía pero también se mantiene lejos del afán revisionista algo cruel e implacable del francés Michel Onfray  en su "Freud, el crepúsculo de un héroe".

A pesar de la inquina de Onfray (muy cómodo -y rentable- en su papel de látigo de herejes) lo cierto es que Freud es uno de los puntos de referencia culturales  del siglo XX, un icono del nuevo paradigma filosófico y social. Los conceptos psicológicos que acuñó forman parte del acervo comunicativo de la sociedad global. Ninguna persona dotada de una cultura media puede ignorar a Freud y su legado, difundido de forma no siempre correcta o adecuada por el cine, la televisión, el teatro, todo tipo de libros, ensayos, ficción y en el lenguaje corriente y coloquial.

La autora sigue un poco las huellas de las biografías escritas por Peter Gay en 1988 o la clásica de Ernest Jones, menos fiable por su entusiasmo de discípulo pero que tiene la ventaja de haber sido escrita con Freud vivo y se lee como un documento histórico aunque no imparcial. Para E.R. la figura de Freud y su legado mantiene una envidiable energía ya que éste “impuso a la subjetividad moderna una pasmosa mitología de los orígenes cuyo poderío parece más vivo que nunca cuando más se intenta erradicarlo”. El lector conocedor de las biografías anteriores no recibe más información adicional que la que proporciona el hecho de que la  Roudinesco accedió a documentos que no habían sido consultados antes de 2010, fecha de apertura al público de los archivos freudianos que posee la Biblioteca del Congreso de Washington. Gracias a este ingente material —hay que echar un vistazo al voluminoso apartado de notas para comprobarlo- y a su interés por desmarcarse de la visión de Onfray, la autora combate las clásicas sobreinterpretaciones simplistas y rumores acerca de la vida personal de Freud (y, cómo no, de su vida matrimonial y sexual).

Esta biografía, haciendo honor a su título, insiste en situar a Freud en un contexto en el que sus ideas cambian la visión de la sociedad y los profesionales de la salud hacia la locura y promueve una actitud nueva y más comprensiva y técnicamente eficaz. Sumamente interesante es el análisis que realiza sobre los dos pilares sociales y humanos en los que se sostiene la actividad de Freud: su relación con el judaísmo y con la sociedad intelectual vienesa entre siglos (interesante sobre todo las reacciones sociales hacia conceptos tales como histeria o complejo de Edipo). Pero donde E.R. llega a mayores cotas de interés es en el relato de algunas de las curas realizadas por Freud en personas célebres (por ejemplo Gustav Mahler) sus controvertidas relaciones con discípulos como Rank, Jung y Ferenczi, su viaje en barco a Estados Unidos y su relación familiar con su esposa, su cuñada o su sobrina.

Hay un par de páginas dedicadas al frustrante encuentro de Freud con Proust (parece que Proust hizo comentarios poco halagueños de la obra de Proust, pese a que este, sin nombrarle, recoge muchas de las ideas freudianas), casi calcado del que el mismo Proust tendría con otro gigante literario, James Joyce. La autora nos habla de la falta de gusto literario de Freud (admirador y lector de los clásicos pero ajeno a toda la gran literatura de su propia época) que no supo valorar ni a Zweig, Italo Svevo o Thomas Mann, quedándose anclado en el siglo XIX. Y mostrándose renuente a aceptar las innovaciones del siglo XX, como el cine, por ejemplo. Del que sólo admiraba las películas de Chaplin. La biografía trata de presentar los claros y oscuros de Freud, sin llegar repito, a la feroz crítica destructiva de Onfray. Se centra en las paradojas del carácter de Freud, los errores de apreciación, las controversias, los celos y los odios itinerantes contras las más diversas figurase ,incluso, la enorme  vanidad y soberbia de un hombre que se sabía genial pero que juzgaba que no era reconocido a la altura de sus merecimientos él consideraba estar a la altura de Galileo, Copérnico y Leonardo).

En resumen, una obra respetable aunque no decisiva. Aporta una considerable cantidad de información complementaria a la de Gay y  coloca en su sitio la de Onfray. Todo admirador o seguidor de Freud debe guardar un lugar en su biblioteca para Elisabeth Roudinesco.

FICHA

Freud. En su tiempo y en el nuestro. Élisabeth Roudinesco. Traducción de Horacio Pons. Debate. Barcelons, 2015. 608 páginas. 29,90 euros.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
11 mayo 2017 4 11 /05 /mayo /2017 07:51

"Lo que más he tenido en consideración a lo largo de todos estos años (los 35 años que llevo escribiendo) es el honesto reconocimiento de que si escribo es gracias a algún tipo de fuerza que me ha sido otorgada. Atrapé esa oportunidad por puro azar y la fortuna me convirtió en novelista" (pág. 56). En esta frase de Haruhi Murakami se podría vislumbrar los dos elementos que articulan este libro, primero, la existencia, según el escritor, de una fuerza intensa y misteriosa que le hizo cambiar radicalmente de vida, diseñarse un estilo de vida que le da salud y bienestar (en el que tiene mucha importancia la afición a correr cada día como complemento de su trabajo intelectual y creativo: Murakami es corredor de maratones) y dedicarse a la redacción de libros que le han dado fama internacional a pesar de la enemiga declarada -durante una época-- de su país natal, Japón y de sus escritores más consagradas, que le consideran una especie de "traidor" literario vendido a Occidente.

Y, segundo elemento, el azar, la fortuna, las "sincronicidades" misteriosas que desde el inicio de su carrera literaria llevarían a Murakami a convertirse en uno de los más ingeniosos y surrealistas escritores japoneses. Según él mismo cuenta, la intuición torrencial que le llevo a escribir su primera novela nació al unísono con el súbito y potente sonido de un bate de beisbol al golpear una bola, mientras echado en la hierba junto al campo de beisbol miraba el perezoso paso de las nubes sobre el cielo azul.

Resulta fascinante el paseo honesto y profundamente humilde y modesto del escritor japonés sobre una serie de asuntos relacionados con la creación literaria, los libros, la naturaleza especial de los escritores, los premios literarios y su dinámica, la originalidad como mandamiento casi imposible, los problemas que plantean las novelas de gran recorrido, la necesidad de practicar deportes duros como disciplina paralela a la creación literaria, la educación escolar en Japón y sus enormes errores, el diálogo constante del novelista con su público y el enriquecimiento de la sensibilidad del escritor cuando este sale de su país y camina por el mundo con sus libros bajo el brazo (incidentalmente, el precio que le ha costado al propio Murakami respecto a su propio país).

Como escribe Murakami en su epílogo: "La pura casualidad me ha dado un poco de talento para escribir, otro tanto de suerte y a ello se ha sumado una peculiaridad mía que me ha sido de gran ayuda: mi carácter obstinado entendido en el sentido de firmeza. Esos elementos son los que me han permitido dedicarme al oficio de escribir durante treinta y cinco años, hecho que aún no deja de sorprenderme...Mi vida durante esos años ha consistido en gran medida en no dejar escapar esa sorpresa...y en cualquier caso, mi premisa fundamental a la hora de escribir, a saber, que me resulte divertido, no ha variado sustancialmente.

FICHA

DE QUE HABLO CUANDO HABLO DE ESCRIBIR.- hARUKI mURAKAMI. Trad.  de Fernando Cordobés y Yoko Ogihara.- Tusquets Ed.  19,90 euros. ISBN: 9788490663998

 

 

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
8 mayo 2017 1 08 /05 /mayo /2017 08:57

Recuerdo los libros de Marc Augé de los remotos tiempos en que me dio por estudiar Antropología en la Universidad de Barcelona. En aquellos años el etnólogo francés era ya una personalidad intelectual en Europa. Por eso me sorprendió gratamente el artículo de mi excompañero de redacción en La Vanguardia, Gregorio Morán, sobre un librito de Augé editado por "Gallo Nero". Mi librero favorito, Octavio Serret, reciente Premio Sant Jordi, me lo proporcionó con la diligencia habitual y lo leí en una sentada, no sólo por sus cortas 117 págs. sino por la galanura, el gracejo y la sensibilidad literaria que el autor despliega. Hay un sabor de nostalgia casi proustiana en estas páginas mimadas en las que Augé nos lleva desde sus años mozos por los "bistrot" que conoció, nos define lo que es un bistrot y lo que no lo es por mucho que se empeñe, en sus clases y modos tan diferentes aunque obedientes a un patrón definido con exactitud y al repaso meticuloso y no exento de ironía, de la memoria a través de nombres propios del arte y la literatura francesas en especial con algún repunte internacionalista. Uno disfruta con este paseo delicioso por los bistrot, establecimientos peculiares que "se quedan a medio camino entre los troquet (un pequeño bar o taberna en el que sólo se bebe) más elementales y los cafés más sofisticados". El autor usa su experiencia y sabiduría etnológica para situarnos el fenómeno dentro de lo social y de  la costumbre que sanciona las modas volanderas. Y así nos habla del fenómeno "bobo" (bohème bourgeois: en castellano sería "bobu", bohemios burqueses) que provoca un ritual de inversión de las definiciones y el lenguaje que ha afectado, como era de esperar, a la propia naturaleza del bistrot. Y aunque defiende la esencia del bistrot reconoce también las dificultades de respetar su origen. Todo brilla como un juego mágico de manos y el tema, aparentemente banal, se convierte en una entretenida experiencia estética y literaria e incluso filosófica y etnológica, que parece una respuesta matizada a las críticas contra la proliferación de terrazas por todos lados y  la vulgar y adocenada escenificación del proceso de banalidad que lleva los establecimientos de tapas y comida rápida a disfrazarse de lugares con encanto, arte y tradición impostada. Aunque no hay vocación universalista en el libro de Augé: este es un tema parisino. Que nadie se engañe, no es un tratado etnológico sobre la costumbre humana de reunirse para tomar copas o comer en establecimientos adecuados para propiciar la charla y el intercambio. El libro es un producto vinculado a la ciudad y las gentes de París. Y es, también, el recuerdo de las vivencias del escritor en sus diversos cafés y bistrots recorridos durante su larga vida (tiene más de setenta años). Simplemente, es un  tema específico lleno del encanto y el estilo de Augé que deviene interesante y divertido por sí mismo (al igual que uno se solaza con la lectura de Maurois o Proust o Sweig o Hemingway cuando nos hablan de sus experiencias personales vinculadas a Paris.)  Y nos evocan a autores como Aragon, Breton, Maigret, Sartre, Simone de Beauvoir, Camus... Augé defiende la existencia de los bistrot como la manifestación de una "linea de vida" que le es grata y le ha acompañado a través del tiempo y los lugares: le encantan las ciudades extranjeras que le ofrecen algo parecido a sus queridos bistrots, siempre disponibles, sin horarios, con una cierta calidad y una sencillez de trato y ambiente (que se refleja en ese "plato del día" que aparece escrito con tiza en una pizarra colocado en el exterior o junto a la barra).

FICHA

ELOGIO DEL BISTROT.- Marc Augé.- Trad. de Delfín G. Marcos.- Ed. Gallo Nero.-12 euros. ISBN 9788416529414

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
5 mayo 2017 5 05 /05 /mayo /2017 09:55

He pasado años leyendo a Krishnamurti, primero en ediciones sudamericanas (casi todas de Buenos Aires) y después en las excelentes traducciones que realizaba Editorial Kairós, que ha publicado la práctica totalidad de las obras del espiritual pensador hindú en lengua inglesa, sus discursos y correspondencia, además de sus encuentros con científicos y filósofos de renombre en todo el siglo XX,  hasta su muerte en 1986, así como dos o tres biografías de notable calidad. Mi admiración por este pensador independiente, libre e incisivo no ha disminuido con el tiempo sino al contrario.

El presente libro fue publicado en inglés en 1989 - la traducción es de 2009- y es una recopilación de textos en los que se resume la postura filosófica y vital de J.K. respecto a la meditación, verdadero elemento esencial de la vida espiritual.

Como meditador practicante desde hace más de treinta años (con los habituales periodos más o menos dilatados de "noche oscura del alma" que todo meditador conoce bien) terminé recalando en el zen como disciplina más idónea para mi temperamento inquisitivo y científico. Sin embargo seguí cultivando las lecturas de J.K. y ese trabajo fue dando sus frutos. Mi opinión sobre este gran individuo, dotado de una inteligencia y una penetración singulares, se fue aquilatando con el tiempo, sin menoscabar la valía de sus aportaciones a la vida espiritual. Es precisamente la singularidad de su persona y del funcionamiento de su privilegiada mente la que colocó el misterio Krishnamurti en su justo lugar:  Filosóficamente J.K. es una especie de Sócrates dotado de ciertas particularidades mentales, de ciertas ventajas neuronales y perceptivas que lo convierten en un miembro de la escasa nómina de superdotados espirituales. Por tanto, a pesar de su énfasis pedagógico y su simplicidad aparente, el mensaje operativo de J.K. respecto de la meditación es algo prácticamente imposible de seguir hasta sus últimas consecuencias.

De ahí mi elección de este libro como "anzuelo" para cualquier lector avisado. Ya que el hecho de que su ejemplo no esté al alcance de cualquiera no resta validez y riqueza al mensaje que los libros de J.K. difunden. Solo el hecho de leerle y aplicarse en lo humanamente posible en lo que nos sugiere alcanza por sí mismo una asombrosa utilidad práctica para el desarrollo del lector como persona ética. Por tanto, acérquense a la meditación de la mano de uno de los pocos seres humanos que ha logrado trascenderla.

FICHA

LA MENTE EN MEDITACIÓN.-Jiddu Krishnamurti.- Ed. Kairós. Contiene DVD.- ISBN 9788472457157

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
2 mayo 2017 2 02 /05 /mayo /2017 09:49

Margery Allingham, una londinense nacida con el siglo XX (murió en 1966) con 62 años, miembro de una familia de escritores, creó un personaje excéntrico, inteligente y divertido en 1929, el  aristocrático Albert Campion, un supuestamente amanerado individuo que sostiene que pertenece a un linaje que le entronca directamente con la Corona inglesa como posible aspirante a la sucesión unos cuantos escalones por debajo de los príncipes reinantes. Al margen de tales veleidades conocemos a un sujeto capaz de descubrir a los criminales más osados e inteligentes, en su mayoría de la clase más alta, con un "savoire faire" que hizo las delicias de incontables lectores durante toda la primera mitad del siglo XX.

Esta "dama del crimen", a la altura de Agatha Christie y un poco por debajo de Conan Doyle, ha entrado en el Purgatorio oscuro de los escritores que fueron y ya no están. Impedimenta, esa editorial curiosa y con fama de descubrir o redescubrir, como es el caso, auténticas joyas literarias, nos presenta "El signo del miedo", una de las diecisiete novelas que dedicó a su personaje. La presente es la quinta de la serie y en ellas se nos ofrece divertidos y punzantes detalles de la verdadera identidad de ese noble inglés que usa el apellido de Campion como "nom de guerre".

La ironía, el sarcasmo y un sentido del humor muy british y bastante irreverente son las señas de identidad literaria de la Allingham, que no ahorra derroches de sangre y violencia aunque con encantadora elegancia y sin quitarse los guantes que prescribe la clase. El Paladin Hereditario de Averna, que es un diminuto Principado del Adriático, que al parecer es título perteneciente por familia al gran Campion, se convierte en pieza codiciada para determinados países vecinos y el Paladín deberá salvaguardar los derechos de la Corona inglesa al enclave aunque para ello tenga que pasar por encima y a veces a través de enemigos sin cuento. Y no es tarea fácil pues un terremoto ha abierto una salida al mar al pequeño país y con ello a un yacimiento petrolífero de importancia.

La operación se desarrolla en un molino campestre y su residencia adosada, donde al parecer están los documentos precisos y donde aparecerán con sus dosis de acertijos, misterios, muertes y damas hermosas y decididas (particularmente Amanda  Fitton, un verdadero hallazgo literario de la autora y un guiño de complicidad a las mujeres en general y su papel en el naciente siglo XX y venideros). Todo ello con el sello de elegante humor de la Allingham, un verdadero hallazgo para este comentarista que admira sólo a media docena de escritores de misterio o género negro y de ellos, sólo dos vivos en la actualidad).

FICHA

EL SIGNO DEL MIEDO.- Margery Allingham.- Trad, de Guillermo López Gallego.- Ed. Impedimenta.-281 págs. ISBN 9788416542499

 

 

 
 
 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
30 abril 2017 7 30 /04 /abril /2017 09:26

Graham Swift, el autor de “El país del agua” y “Ultimos tragos” es uno de los más conspicuos representantes de los jóvenes escritores británicos airados” que surgieron a partir de los ochenta del pasado siglo. Junto a McEwan, Barnes o Amis, alguno de ellos cachorros de familias literarias de prestigio, Swift es más modesto pero no menos interesante.

En este caso con “El Domingo de las madres” este escritor de apellido cèlebre en la literatura mundial (aunque no pertenece, creo, a la família del gran Jonathan) nos regala una delícia narrativa, una historia menor pero llena de encanto y aciertos literarios.

Swift (que carece de la sorna profunda, el humor y el ardor crítico del viejo Jonathan Swift, pero muestra una gran sensibilidad y un sesgo poético del que su ilustre antecesor carece) nos lleva a la Inglaterra de principios de siglo, a una clase alta que podría ilustrar muybien las obras de Wodehouse o de Jerome K. Jerome, para contarnos una historia de amor inter clasista entre un joven de família aristocrática y la igualmente joven criada de la casa. La historia parece banal y vulgar, pero no es nada de eso. La magia literaria de Swift se encarga de enriquecerla hasta tal punto que cuesta dejar de leerla.

Jugando con diversos planos del tiempo de la historia, Swift nos cuenta la historia de Jane, una huérfana que se convierte en criada y a lo largo de los años logra ser una escritora popular hasta su final, pasados los noventa años, y siendo una celebridad. Pero es el corto episodio de su amor con el joven a cuya família sirve, lo que se convierte en la razón de su existència.

La novela es rica en observaciones jugosas, como las que ilustran la afición a leer de la joven Jane y su busca de un lenguaje propio, como hacen todos los escritores, pero que en su caso, como en el de Josep Conrad, nos recuerda Jane, hubo de partir de una herencia negativa para superarla y hallar su propio lenguaje. Conrad siendo polaco y escribiendo en inglés y ella siendo una humilde criada en una sociedad muyclasista que de entrada la condena a no abandonar su humilde clase social.

La acción transcurre un Domingo de las Madres, el 30 de marzo de 1924, en Inglaterra cuando las criadas de aquellos tiempos disfrutaban de su día libre. Ese 30 de marzo, Jane (doncella de los Niven) se despide de su amante, el aristócrata Paul Sheringham. Lo que sucede ese día lo cambiará todo, especialmente la vida de Jane.

En un mundo formado por una minoria de personas que estaban hechas para ser servidas y una mayoría que debía servirles como una exigència incontestable y establecida por la tradición o el dinero, la posibilidad de que una criada llegara a convertirse en una afamada escritora era tan lejana y absurda como creer que el cuento de Cenicienta responde a una realidad històrica. Con ese esquema en la cabeza, Swift nos regala un relato conmovedor, algo irónico y bellamente resuelto.

Un punto interesante es la concisión y la economía de medios que el escritor maneja con soltura, haciendo de la brevedad de su novela un punto positivo muy de agradecer por el lector.

Graham Swift, maneja con elegancia algunas escenas de sexo y erotismo, sin llegar al exceso, sino más bien usando con delicadeza una poesia erótica que impregna las escasas escenas amorosas, dejando la principal fuerza narrativa al reflejo del sentimiento de pérdida que la protagonista arrastra toda su vida, pero no como un pesar sino como un acicate literario y personal.

 

FICHA

ELDOMINGO DE LAS MADRES.- Graham Swift.- Trad. Jesús Zulaica.- Ed. Anagrama.-162 págs. 16,90 euros.-ISBN 9788433979766

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
19 abril 2017 3 19 /04 /abril /2017 08:47

Nicholas Murray, novelista y biógrafo inglés, nacido en Liverpool en 1952, tras haber biografiado a personajes de la galanura literaria y humana como  Bruce Chatwin, el viajero y novelista que escribió páginas memorables sobre la Patagonia y la narración entre ficción y reportaje documental "El virrey de Ouidah" sobre el comercio de esclavos en Benin, o Aldous Huxley, el genial escritor de "El mundo feliz" o "Contrapunto", se decanta en esta ocasión por penetrar en el oscuro pero fascinante mundo de Kafka, su vida y su obra.

Franz Kafka (1883-1924) se ha convertido en el paradigma enigmático de escritor dotado de un simbolismo complejo, pleno de ramificaciones e interpretaciones, cuya obra atrae y repele por su factura tortuosa, sus claroscuros inquietantes y la poesía torturada de un hombre aparentemente humilde y tímido, con una mente que sintoniza con los aspectos más irritantemente inexplicables de la vida cotidiana, una suerte de espejo tenebroso que logra resonancias de pesadilla en el lector y al mismo tiempo una fuerza de atracción que empuja a la lectura, como un mal sueño del que uno apenas logra desembarazarse. Tanto es así que el apellido del  escritor adjetivado -"kafkiano"-, se ha convertido coloquialmente en sinónimo de todo aquello tortuoso e inexplicable que puede generar lo cotidiano.

Murray, analiza las constantes aparentemente banales de la vida del escritor, en el que una existencia de apariencia sencilla y normal en la superficie esconde una inextinguible serie de obstáculos, problemas, complejos y angustia que nacen de una mente privilegiada en un contexto difícil y problemático, desde su rechazado judaísmo (el nudo de su difícil relación con su propio padre), una salud frágil, una exigencia brutal e implacable del escritor sobre sí mismo y la calidad de su obra (es conocido su deseo de que a su muerte, su albacea, un amigo íntimo, Max Brod, destruyera sus manuscritos) unido a una vida sentimental azarosa que le torturaba sin llegar en ningún momento a controlarla o llevarla a buen término...el retrato de un hombre condenado por sí mismo a la soledad.

Murray nos lleva a través de esa corta vida (Kafka murió a los cuarenta años) relacionando con bastante imaginación y osadía los avatares de la vida personal de su biografiado con las obras que han llegado a ser en sí misma, el retrato tenebroso de la época en que vivió, como el negativo del retrato de un tiempo que presagiaba y anunciaba los horrores del siglo XX. Las relaciones del escritor, obsesionado con su obra y la falta de equilibrio de su vida, refleja en los  personajes femeninos, Felice Bauer, Milena Jesenska y Dora Diamant (la única que le donó algo de calma y una cierta felicidad), una serie de hitos significativos de una vida con escasas satisfacciones. Todo ello engastado en la vida de la Praga de finales del XIX y principios del XX, una ciudad que en esta biografía comparte el protagonismo ambiental con las citadas damas y de alguna manera condiciona la vida de Kafka y su prematuro final dramático. Excelente  libro para ayudar a comprender el universo kafkiano..

FICHA

Kafka, literatura y pasión.- Nicholas Murray.- Trad. Silvia Kot.- 429 PÁGS. 12 euros.- El Ateneo.- Buenos Aires.  ISBN 9789500259323

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
15 abril 2017 6 15 /04 /abril /2017 18:29

Aunque adolece de cierta ingenuidad y bisoñez narrativa, que le permite incurrir en neologismos como hablar de neurosis en el siglo XVI o pequeños olvidos, como el caballo cansado dejado en una venta, que párrafos más tarde vuelve a aparecer bajo el protagonista, algunas reiteraciones innecesarias y desafíos constantes. en aras de la acción, a la verosimilitud de los hechos, la novela de Blanca Bravo es divertida y golosa, como distracción leve, para paladares literarios avezados en los clásicos de nuestra lengua.

La traviesa pero improbable sugerencia de que el anónimo autor del "Lazarillo" fuese una mujer y de la enjundia que propone B.B., es atractiva, aunque las "pruebas" que presenta sean novelescas y pendan de hilos tan finos (la palabra "ruin", por ejemplo) que hacen sonreir, aunque sin ironía ni reproche.

B.B. ha barajado bien la inclusión de personajes reales junto a unos cuantos ficticios  (entre ellos el protagonista, Rodrigo, supuesto hijo adoptivo de Diego Hurtado de Mendoza ) que  estructuran la trama. El nudo argumental se basa  en ciertos manuscritos de Teresa de Jesús que son robados a su confesor depués de su muerte y en la supuesta amistad literaria que hubo entre la santa y el citado noble Diego Hurtado de Mendoza. El juego literario de B.B. se sumerge en la Cábala, la numerología hermética, libreros judíos, libros encriptados, condenados y prohibidos por el Santo Oficio y la Inquisición, la biblioteca de Felipe II en El Escorial (delicioso el detalle de colocar los libros en sus anaqueles con el lomo hacia dentro), los tesoros bibliófilos ocultos en lugares secretos, laberínticos e insólitos al estilo de la novela de Umberto Eco. Los personajes son meros artificios literarios sin profundidad (incluída la figura de Teresa de Jesús, lástima: su misiva final tenía que haber sido trabajada más en estilo y en mensaje) pero la acción y el atractivo del tema hacen la lectura amena.

Al final del libro, BB nos regala una relación de personajes, reales y ficticios, para aclarar las dudas, amén de una sucinta bibliografía para completar el aporte documental. El retrato del rey Felipe II que nos deja la autora hubiera encantado a mi amigo Francisco González Guillén (autor del iconoclasta "Burdeles reales") por su irreverencia (que, seguramente, no está exenta de realismo probable).

FICHA

LA OTRA VIDA.-Blanca Bravo.- Páginas: 288.-RocaeditoriaI.-ISBN: 9788416498116

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens