Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
20 marzo 2015 5 20 /03 /marzo /2015 10:41
Cielos arriba

Deliciosa comedia británica de la época de los Estudios Ealing de los 50 y 60, dirigida por los Hermanos Boulting. Un jovencísimo Peter Sellers, en un papel poco habitual en él: un sacerdote anglicano inocente y sabio que cree en las personas y que es lo suficientemente inteligente para permitir que abusen un poco de él. Una especie de Idiota de Dostoievski. Sin abandonar el tono de comedia de costumbres, la película somete a una crítica demoledora, precisamente por su bondad y humor, de la iglesia como institución en general, y de la Iglesia Anglicana en particular. Sin dejar por ello de aportar detalles tan sarcásticos y jugosos como el del monaguillo que mientras ayuda al vicario Smallwood (Sellers) en el oficio religioso lee "Lolita", de Vladimir Nabokov, mientras toca el órgano de la iglesia. Curiosamente Sellers acababa de encarnar al malicioso seductor de niñas en la versión cinematográfica de la novela. En "Cielos arriba", como en algunas películas de Buñuel o en novelas de Greene o Maugham es posible ver como intentar aplicar la doctrina cristiana en toda su pureza se convierte en un despropósito en el mundo que nos rodea y los que lo intentan son tratados como locos o algo peor. De alguna forma se reproduce la anécdota moral de "Un enemigo del pueblo" de Ibsen o de aquella otra pelicula clásica del humor inglés que se titulaba "El hombre del traje blanco", también interpretada por Sellers, creo recordar. El final resulta ser una metáfora de la moraleja que se respiraba en toda la película: el mensaje evangélico puro es una cosa que sólo tiene cabida en los espacios siderales lejos de cualquier sociedad humana, esencialmente imperfecta y alejada de tales mensajes.. Es una cinta escasamente conocida y que merece una revisión por su honestidad, su sarcasmo y su valiente mensaje irónico pero realista.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
20 marzo 2015 5 20 /03 /marzo /2015 09:17
Del abuso de las palabras

El filósofo inglés John Locke (1632-1704) fue el gran adalid filosófico de la razón y el conocimiento como las fuerzas de progreso del individuo, transformando a éste por la razón en sl sujeto del Estado y el reconocimiento de su libertad como condición social y política esencial para el desarrollo de la cultura de los pueblos y de su existencia. Junto con Descartes, Spinoza y Leibniz constituyen los pilares del llamado Siglo de las Luces que debía preparar el camino para la entronización de la razón y allanar la defensa del individuo en el siglo XVIII (rousseau) y la entrada de Kant y el idealismo alemán , movimientos filosóficos que dejarían atra´s los balbuceos del Renacimiento y prepararían el afianzamiento de la modernidad.

El texto "Del abuso de las palabras", es ujn opúsculo ingenioso y profundamente dialéctico sobre los problemas del conocimiento y la experiencia a través del uso de las opiniones, percepciones, conceptos (tales como la verdad, la libertad o la propiedad) y el instrumento que permite que las conozcamos y las difundamos o las comuniquemos, las palabras.

Para Locke, el conocimiento es básico en la vida del hombre "ya que a medida que crece el conocimiento en el hombre, adquiere este también un poder mayor sobre si mismo y sobre el medio que le rodea". Ya que solo con el uso de la razón --y las palabras justas y adecuadas--y la facultad de reflexionar el hombre decide con independencia y mantiene la decisión tomada", lo cual es el signo de una nueva sociedad y un nuevo mundo que no depende de autoridades divinas o históricas.("No puede existir ninguna autoridad fuera de la razón o contra ella".)

Este librito claro y sustancioso analiza la fuerza, propiedad y adecuación, la verdad y falsedad., de opiniones, palabras y creencias, vicios y defectos de lenguaje. Aunque percibimos que coertas ideas y exposiciones ya han quedado anticuadas u obsoletas, la coherencia y sistematización que Locke imprime a sus razonamientos son una delicia para la lectura y la reflexión.

FICHA

Del abuso de las palabras.- John Locke. Ed Taurus.- Colección: Great Ideas. Trad. Martin Schifino. Páginas:144, Precio:6,99 €

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
19 marzo 2015 4 19 /03 /marzo /2015 15:12
El zen y el arte de la conciencia

"El zen y el arte de la conciencia" es uno de los ensayos más interesantes que he leído sobre la práctica zen desde el punto de vista de una psicóloga especializada en el estudio de la conciencia, el reto más ambicioso que tiene planteada la neurología y la filosofía. Susan Blackmore nos narra sus experiencias en la meditación zen y el mindfulness, en un apasionante recorrido por retiros zen y vivencias, combinando las últimas teorías científicas sobre la mente con sus descubrimientos personales sobre la evasiva naturaleza del yo y la conciencia, quizá el enigma humano más relevante de la historia. Se trata de un trabajo que provocaría la reticencia y el rechazo de los círculos científicos anclados aún en el paradigma dualista (no demasiado lejos del irresuelto problema de Descartes), no sólo porque las investigaciones de la autora son sobre sí misma (algo denostado por la ciencia tradicional como subjetivismo), sino porque sus presupuestos sobre la realidad, el conocimiento y las funciones del cerebro, basadas en los últimos trabajos científicos, vuelven a abrii el debate sobre la dicotomía mente-cuerpo de una forma holística que tiene más de visión espiritual o incluso mística que de teoría física convencional. Además el uso de la disciplina zen como correlato de la investigación haría aullar de indignación a los estamentos científicos del momento. Pero, bueno, eso suele ocurrir con los periodos donde se prepara un cambio de paradigma. Y Susan enciende la dinamita que destruirá el dualismo vigente con una pregunta aparentemente obvia: . "¿Cómo pueden los procesos físicos objetivos en el cerebro desencadenar la experiencia subjetiva?

Y añade:" ¿Dónde encajo yo en este sistema integrado de inputs, outputs y múltiples sistemas de procesamiento paralelo? Lo extraño es que me siento en el centro de toda esta actividad, experimentando lo que llega a través de los sentidos y decidiendo qué hacer como respuesta, cuando de hecho el cerebro parece no tener necesidad de mí. No hay un lugar central o proceso donde yo pueda estar, y el cerebro parece capaz de hacer lo que hace sin un supervisor, un gestor o un sujeto interno de la experiencia. De hecho, cuanto más aprendemos sobre cómo funciona el cerebro, más nos da la impresión de que algo se ha quedado fuera: eso de lo que más nos preocupamos, la propia conciencia”.

Y ese es el reto que Susan asume y plantea a la actual neurobiología (y con ello a la filosofía). proponiendo además que las técnicas espirituales o fisico-mentales, como el zen, por ejemplo, pueden ayudar a comprender que la presencia del ser humano en este mundo responde a otras coordenadas distintas a las que hasta ahora nos han servido para tratar de conocer la realidad e intervenir en ella. Cuerpo,cerebro y mundo interrelacionan entre sí para formar un tipo de mente diferente y mucho más adecuada a la vida.

FICHA

EL ZEN Y EL ARTE DE LA CONCIENCIA.- Susan Blackmore.- Traducc. A.F. Rodriguez.- Ed. Paidós.-219 págs.-17 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
19 marzo 2015 4 19 /03 /marzo /2015 08:11
Brigadoon (más)

He aquí uno de los clásicos imprescindibles del cine musical, en realidad una adaptación del musical de Alan Jay Lerner (letra) y Frederick Loewe (música), muy popular en la primera mitad del siglo XX en Broadway. Fue Vincent Minelli el encargado de llevarla al cine y con un plantel de figuras de la Metros, como Gene Kelly, Vann Johnson y Cyd Charise. En realidad es la música y los números de danza coreografiados por Kelly lo sobresaliente de una película cuyo mágico guión es un absurdo poco coherente y cuyas interpretaciones son planas excepto en los números musicales: narra la historia de dos amigos americanos que pasan sus vacaciones en Escocia presuntamente dedicados a la caza. Brigadoon es el nombre de una villa escocesa encantada que surge a la vida cotidiana un solo día por siglo, lo cual le permite salvaguardarse de los maléficos cambios que el tiempo genera en los seres humanos y en su forma de vivir. Por una casualidad, Tommy y Jeff se encuentran el día preciso en el lugar preciso: el pueblo aparece entre la niebla como si fuera un día más pero estancado en el siglo pasado. Surge, claro está, el amor y Tommy (Kelly) se enamora de una chica del lugar, Fiona (Cyd) , hija del lugar, se enamoran. El día pasa, la villa desaparece y los dos amigos deben regresar a Nueva York. Pero todo ha cambiado en el interior de Tommy (y también de su amigo, pero eso no importa demasiado). Asi que a pesar de que quedan 99 años para que vuelva a surgir de la niebla, lo dos amigos regresan a Escocia y...

Bueno, ya imaginarán. El amor lo puede todo y todo eso. Pero quédense con la decena de números musicales al "aire libre" (en realidad todo está rodado en estudio y es francamente perceptible, en la época no había buenos efectos especiales) “Brigadoon” es, como el Sangri-La de "Horizontes lejanos" un lugar mítico a salvo del tiempo y del espacio. No es el mejor de los musicales pero está entre los buenos y por la inocente magia que propone, conquista un rinconcito en el corazón de los cinéfilos. Aunque sólo sea por el dúo danzarín que se marcan el ágil Kelly y el fondón Van Johnson en el que bailan una especie de danza escocesa seguramente inventada pero sin duda estimulante.

Mi amigo Magri me señala:No estará de más recordar que Gonzalo Torrente Ballester pegó una fusilada increible en "La saga fuga de J. B." aunque añadió algún toque de realismo mágico de Gabriel Gracía Márquez por aquello de lo que más vende en el momento.
"Brigadon" y "Camelot" son los grandes musicales románticos, -salvando "La leyenda de la ciudad sin a la nombre" o "My fair Lady", que con "South Pacific", entran en el tema del amor sin limitarlo a la pareja clásica-. Curiosamente, son dos de las películas favoritas de Jaume Figueras, un gran crítico, un gran cinéfilo y un gran sentimental. Dale una ojeada a la escena de "If ever I would leave you" en "Camelot".

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
18 marzo 2015 3 18 /03 /marzo /2015 09:07
El libro de la vida

El respeto de los mexicanos por los muertos y toda la parafernalia de liturgias, celebraciones y festividades varias articulan una jornada (la de Todos los Santos en el calendario católico) en el que en vez del tétrico y morboso comportarse de las familias en el orbe católico hay una suerte de explosión de vitalidad, humor , canciones y música, gastronomía y bebidas (seguramente heredadas del sincretismo religioso entre las festivades propias de los indios y aztecas ancestrales y el mestizaje) que caracteriza a ese país entre todos los de inlfuencia cristiana.

La película "El libro de la vida" es una esmerada celebración en dibujos animados de toda esa tradición con una historia evidentemente de amor en la que ese sentimiento se triangula entre dos chicos y una chica en torno al tópico del país: un torero incipiente al que no le gusta matar toros y un generalito carismático y bracuvón. Historia que recuerda básicamente a la magnífica "La novia cadáver" de Tim Burton y que circula entre los mundos de los vivos y los muertos (con el submundo de los muertos "olvidados") y se basa en el prijncipoio sentimental de que una persona no muere del todo mientras persista su recuerdo en los que los han amado) y el valor de la familia como elemento de cohesión y de identidad.

Producida por Guillermo del Toro y dirigida por Javier R. Gutiérrez, un experto en cultura mexicana, la cinta divierte y atrae no solo por su defensa de los elementos básicos de la tradición de México y sus costumbres, sino un festivo homenaje hacia su folclore, olvidando las sombras terribles de un país que siempre es excesivo, en lo bueno y lo malo, abocándose a mostrar la alegría de vivir, sin demasiada originalidad y con algunos baches de interés. Potente uso del color y acentuado esquematismo simbólico y tópico de los personajes, mas una técnica de realización que recuerda la stop-motion sin llegar a serlo, termina en conjunto siendo una cinta más irregular que lograda. pero aún así aceptablementge distraida, a pesar del uso poco conseguido del mito de Orfeo, esa potente simbología de la vida implicándose en el desafío de la muerte y del amor como motivo vertebrador.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
17 marzo 2015 2 17 /03 /marzo /2015 09:28
Memorias de una suegra

George Robert Sims (1847-1922) fue un periodista inglés, novelista, poeta, dramaturgo y bon vivant. Se casó tres veces y enviudó dos, pero nunca tuvo hijos. Amigo personal de W. S. Gilbert y Ambrose Bierce, fue autor de más de treinta obras de teatro, algunas de las cuales gozaron de gran éxito. En 1881 publicó la novela satírica "Memorias de una suegra".

Periodista de raza y escritor de vocación, dueño de una ironía amable pero afilada y de un glorioso sentido del humor entre lo sardónico y lo sarcástico, pero raramente cruel, durante 45 años escribió una columna semanal en The Times, triunfó en la escena londinense como dramaturgo y fue un gastrónomo y gustador de buenos licores, aficionado a las carreras, al boxeo y a los personajes pintorescos. retrató como nadie a la sociedad medio-alta de su país y logró hacerlo con tal gracia que constituyó un irresistible motivo de diversión sana e inteligente de cualquier lector que se precie. Es una agradable mezcla de Dickens, Evelin Maugh, Jerome K. Jerome y Richmal Crompton.

Sus "Memorias de una suegra" es desternillante, salvajemente irónica, hábil y festiva. Su protagonista Jane Tressider ya nos avisa desde la primera pñagina de sus regocijantes memorias: "Una mujer con cuatro hijas casadas y tres hijos también casados, una hija soltera que vive en casa y el menor de todos, un niño de once años encantador, listo y algo travieso --debía haberlo llamado Guillermo-- además de un esposo incapaz de matar una mosca, a menos que la mosca sea su esposa y que durante los treinta y cinco años de nuestra vida marital me ha permitido no solo decir todas las cosas desagradables sino también hacerlas, mientras él se mantiene al margen, no puede evitar ofender de vez en cuando si es honesta y franca". Y claro con un carácter armado de esas dos demoledoras ramas, la honestidad y una franqueza a prueba de bombas, las cosas pueden llegar a ser formidablemente apuradas...y divertidas.

Como ella misma escribe: "Ya era hora de que alguien saliera en defensa de las suegras. En la mayoría de libros que he leído siempre se las somete al escarnio y me atrevo a decir que también al desprecio"...Y a fe mía que ha escrito (en realidad el autor es Sims) un retrato fastuoso de ese espécimen tan especial que constituye la suegra en la constelación familiar y social.

No se la pierdan y les garantizo que más de una vez dejarán de leer porque tendrán que limpiarse las lágrimas de los ojos (y no por la pena, precisamente).

FICHA

MEMORIAS DE UNA SUEGRA.- George R. Sims.- Trad. Alejandro Palomas.-224 págs.- ed. Siruela.-17,95 euros.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
16 marzo 2015 1 16 /03 /marzo /2015 19:20
Siete mujeres

Traten de conseguir esta vieja película del gran John Ford, el rey del western y que además dejó múltiples películas deliciosas en otros géneros, en muchas ocasiones secundado por su irreemplazable John Wayne. "Siete mujeres" es la última de sus películas (130 sumó) y en ella el viejo director del parche en un ojo hizo gala de su maestría y su sentido del sarcasmo (tenía 71 años). Puesto que había sido considerado siempre un misógino, dedicó su ultima obra a siete --en realidad son ocho-- mujeres y un solo varón que sólo al final se comporta como uno de los héroes fordianos. Por múltiples razones la película tuvo poco éxito y no se le dedicó casi publicidad. En realidad por la crítica acerba y absolutamente valiente que hace sobre las iglesias en general y las "colonialistas" (las que buscan trasmitir su mensaje apostólico en los lugares más exóticos) en particular. Presentar a una genial Anne Brancroft como una mujer médico competente, deslenguada y con fuerza interior y convicciones propias, fue nun regalo de Ford a sus admiradores como director. Los más conservadores, en materia de religión y de usos sociales, la consideraron un ataque irrespetuoso, casi una soflama, ahogando a los que se atrevieron a tildar de "fascista" a ese director que ensalzaba la virilidad, la nobleza y el valor como testimonios de una época u una manera de ser (eso sin olvidar los detalles heterodoxos de tipo sexual que dejó desperdigados por la cinta). Para ello hay que situarse en la óptica de los años sesenta: atreverse a olvidarse de los convencionalismo y tratar la psicología de las mujeres con notable acierto. Hay que ser muy miope para llamar misógino y machista a este director.

La película, que podría ser una obra de teatro filmado, transcurre tras una empalizada en una frontera china amenazada por mongoles, donde las mujeres y el único hombre muestran ante la barbarie y la crueldad la auténtica ley de sus temperamentos e ideas, la capacidad de sacrificio, la generosidad pero también la mezquindad, la cobardía y la malevolencia. Gran película y digna despedida de Ford como director. para quienes sepan entender.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
15 marzo 2015 7 15 /03 /marzo /2015 15:40
El bibliótafo

Parece ser que Leon H. Vincent que murió octogenario en 1941, fue un crítico literario de cierta altura, nacido en Chicago, profesor universitario de literatura inglesa y norteamericana y, por supuesto gozador y erudito libresco, se basó en un personaje real para componer su "bibliótafo", coleccionista de libros absolutamente obsesivo capaz de reunir ingentes cantidas de libros, sólo por el placer de poseerlos y guardarlos en diversos lugares, que formaban inmensas bibliotecas o más bien depósitos de libros, ya que no solía, al parecer. disfrutar de ellos ni permitía que los leyeran y disfrutaran los demás. Una especie de "Ciudadano Kane" de los libros, como aquél lo fue de obras de arte. Al contrario que los bibliófilos y bibliómanos que aman sus ejemplares (casi siempre en ediciones notables, a veces únicas), el bibliótafo es un erudito envidiable que goza con la posesión única de sus ejemplares. Creo que usando la terminología del magnífico Miguel Albero ("Enfermos del libro", Ed. de la Universidad de Sevilla) resumía en sí mismo varias de las bibliopatías que ese excelente ensayista poco conocido define y relata en su indispensable libro.

Vincent se refiere., entre algunos personajes inventados, a Richard Heber (1773-1833) que fue un célebre coleccionista e editor inglés, hombre de gran fortuna, que invirtió su dinero, su talento y su tiempo en enriquecer bibliotecas personales repartidas por todo el país, "una en su casa de Donet, otra en su residencia de Pimlico, donde murió, ...en Florencia, llena de libros desde el suelo hasta el techo, en cada silla, en cada mesa, en cada pasillo había pilas de erudición...otra casa en Cork llena de libros, en Oxford, Paris, Amberes, Bruselas y Gante...los cálculos más atinados dan la suma de 146.827 volúmenes" (pág. 11). John Ferriar el médico y poeta escocés coetáneo a Heber acuñó en el libro dedicado a él, el término "bibliomanía". Este "enterrador" de libros fue, al parecer una persona de humor irónico y festivo, ocurrente y de buena conversación, que amaba las tertulias y exponer el tesoro inmenso de su erudición...absolutamente inútil, ya que versaba sobre autores y sus obras, sin mencionar su valor o contenido, sino solo su rareza y excepcionalidad. Nunca comparte sus posesiones, ni persigue a la larga su comercialización, su obsesión se articula en la mera acumulación secreta y personal. Y es que, como escribe Vincent con cierto sarcasmo "Los hombres rara vez son inteligentes en más de un sentido". De la agudeza de su ingenio, a veces demoledor, da cuenta con el comentario que Heber hizo de una novela muy popular en sus días de un afamado autor, de la que dijo "esta obra es una demostración de la existencia de Dios: una idiotez de tal calibre no se puede llevar a cabo sin ayuda divina" (pág. 64).

Librito pues inexcusable para cualquier amante de los libros, aunque no padezca ninguna bibliopatía, ni obsesión tóxica por la letra impresa..

FICHA

El BIBLIÓTAFO.- Un coleccionista de libros Leon H. Vincent Ed. Periférica.-Traducción de Ángeles de los Santos 108Páginas 14,50 €

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
15 marzo 2015 7 15 /03 /marzo /2015 10:43
La mujer preferida

En el año 1933, Stephen Roberts dirigió a un jovencísimo Gary Cooper, acompañado de Fay Wray (haciendo de mujer fatal a tope), Frances Fuller (la chica modesta que ama al héroe), Roscoe Karns, Neil Hamilton, Jane Darwell, Clara Blandick y James Bradbury Jr Se trata de "La mujer preferida" ("One sunday afternoon") una comedia romántica sobre el amor, evidentemente. El amor equivocado y su lecho de rosas y el amor auténtico y sus dificultades. Con un guión bastante previsible del mismo director y unas interpretaciones muy ajustadas a la época y que ahora nos parecen algo pueriles, esta historia resulta que tiene un cierto encanto de cosa pasada, como leer ciertas novelas que dibujan un pasado remoto y por eso mismo nos resultan vagamente nostálgicas. Causa cierto estupor ver al joven Cooper comportándose como un inmaduro veinteañero y, con unos polvos blancos en las sienes (y la misma piel lozana en el rostro y las manos, los "efectos especiales" eran más bien ridículos), como un dentista maduro con afán de venganza sobre el fantoche ridículo que le robó el amor de una joven poco recomendable (cosa que cambia radicalmente, cuando la ve tantos años después como esposa del citado fantoche, haciéndole percatarse que el verdadero amor de su vida es la mujer que siempre tuvo a su lado y a la que nunca acabó de valorar. En fin, una plácida diversión para el día dedicado a las viejas películas.

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
14 marzo 2015 6 14 /03 /marzo /2015 20:27
Besos para mi presidente

Correcta comedia de Curtis Bernhardt en la que en clave de humor se pone en solfa las diferencias hombre-mujer en la sociedad norteamericana de los años sesenta y las contradicciones internas de la política norteamericana en una época en la que aún se seguía el absentismo internacional de los años de postguerra y están por empezar los grandes desastres de Vietnam y el racismo combatiente. Es un humor crítico, a veces duro pero con talante amable. La sonrisa y el buen hacer de Fred Mc Murray (que podía encarnar tanto a héroes como a granujas con la misma seguridad) y Polly Bergen poco conocida en España pero también precisa en su gestualidad. Una mujer como presidente del país es el elemento básico de la trama junto con el papel que dicho hecho provoca en las actitudes del marido de la presidente. La historia no analiza con ninguna profundidad los hechos y se limita a explotar humorísticamente la anécdota. Añadiendo caricaturas críticas, como el senador corrupto y el visitante extranjero, un dictador sudamericano interpretado con exceso de teatralidad por el gran Eli Wallach. Película anecdótica que despierta algunas sonrisas pero que orilla cualquier complicación de seriedad y análisis político o social.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens