Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
28 agosto 2017 1 28 /08 /agosto /2017 09:05

Bien, no se trata propiamente de una novela, sino de un ensayo literario narrado como si fuera una novela, no sólo una concatenación de hechos. Lorenza Foschini es una periodista italiana enamorada de Proust, el personaje y su obra, una de las cumbres de la literatura mundial, "En busca del tiempo perdido". En este librito delicioso publicado por Impedimenta nos cuenta la historia del destino y los avatares de los muebles, manuscritos, libros y objetos personales del gran escritor, sometido por mor de las circunstancias sociales y "morales" de la época a una auténtica persecución de brujas por parte de sus propios familiares más cercanos, dada su condición no ocultada de homosexual. Esta narración resulta a la postre emocionante, no sólo por la certeza de que hay una investigación periodística y literaria detrás de los hechos, sino del esfuerzo de la autora por acercarse a los testigos o personas que los conocieron de la época de la vida de Proust. Para ello conocemos a personajes poco conocidos y a secundarios casi anónimos entre los que se dirime la partida del destino contra los recuerdos vitales de un escritor genial, y en bien de la literatura y de los estudiosos de ella y sus principales creadores, entre los que sin ninguna duda Proust ocupa un lugar semejante al de Cervantes o al de Shakespeare, mal que les pese a algunos puristas.

Una entrevista a un diseñador de vestuario de los filmes de Visconti. El hecho de que éste había soñado con realizar una película sobre "La Recherche..." de Proust (que demostró ser algo realizable, la única película sobre "Por el camino de Swan" resultó malísima) muestra el origen de esta historia. El filme nunca se hizo pero provocó que la curiosidad literaria --ya herida por su admiración al gran autor francés-- de Lorenza siguiera una endeble pista que le llevaría a conocer a las personas que le mostraría el dramático destino de los objetos y manuscritos de Proust. El papel de honor en esa búsqueda y defensa corresponde a Jacques Guérin, un rico perfumista francés, también tocado por el dedo de la genialidad proustiana (el del homosexualismo). Por esas casualidades que a veces cuesta llamar así, Guérin conoce al doctor Robert Proust, hermano del escritor, quien ha heredado todas las obras y enseres de Marcel. La mayoría de ellos condenadas a la venta o a las llamas por la esposa de Robert, cuando quedó viuda. Un ropavejero, Werner, será en interesado ángel salvador que proporcionará a Guérin el acceso a muchos de estos objetos despreciados y documentos y manuscritos del genio.

Toda la miseria, la mezquindad, la intolerancia, el odio y la envidia se desparrama en torno a los familiares de Proust y con una objetividad alejada pero certera Foscchini nos cuenta una historia que tiene todos los ingredientes de una novela. El abrigo que da titulo al libro es uno de los objetos que Guérin logra rescatar y cederá a su muerte al museo Carnavalet de París. Y al constituir una vestimenta que definió la figura de Proust por su uso continuado, sea cual fuere la estación del año, hace de esa prenda el símbolo de la difícil supervivencia de la figura personal del novelista (de la literaria, lo es su obra cumbre). Ilustrada con numerosas fotos de Proust, su familia y sus amigos, esta obrita merece tener su lugar junto a los ocho tomos de la obra proustiana por excelencia.

En un inteligente Postfacio de Hugo Beccacece, se reflexiona sobre esa artificial necesidad de saber los pequeños detalles de la vida personal de nuestros más admirados autores y se plantea dudas sobre la validez de ese fetichismo que todo hemos sentido alguna vez por los objetos personales y los lugares donde vivieron los genios a los que admiramos (recuerdo mi admiración por el éxito real del supuesto domicilio londinense de Sherlock Holmes en el 221-B de Baker Street, donde se ha habilitado un museo y aun se reciben cartas de los admiradores). El propio Proust rechazaba todo ese fetichismo personal para conocer la obra de un autor y escribió un opúsculo contra Saint Beuve, el gran crítico literario que opinaba que todo ese material personal ayudaba a conocer al autor y eso esa indispensable para comprender mejor su obra. Los cierto es que sin exagerar buscando chismorreos y cosas vergonzantes de un autor, los detalles "en la sombra" de un genio, tratados sin juzgar y con el debido respeto, opino que son elementos interesantes que aportan elementos de análisis a la obra del autor. Pero es solo una opinión.

FICHA

EL ABRIGO DE PROUST.- Lorenza Foschini.-Título original: Il cappotto di Proust.-Traducción: Hugo Beccacece.-Editorial: Impedimenta.-Páginas: 144
ISBN: 978-84-15578-48-2

 

Compartir este post

Repost0
25 agosto 2017 5 25 /08 /agosto /2017 09:11

El nuevo libro del neurocientífico David Eagleman (del que leímos y comentamos su interesantísimo "Incógnito. Las vidas secretas del cerebro" hace un tiempo)  confirma a Eagleman como un sucesor notable del gran Oliver Sacks. Sin llegar a la altura científica divulgativa del anterior, el autor ha cargado más las tintas en los aspectos divulgativos. Como argumenta en su prólogo, "este libro se dirige a un tipo distinto de público. No presupone ningún conocimiento especializado, sólo curiosidad y ganas de explorarse a sí mismo".

Eagleman, nacido en Nuevo México en 1971, es uno de los neurocientíficos más brillantes de nuestro tiempo, dirige el laboratorio de percepción y acción del Baylor Collage of Medicine y trabaja en el departamento de Psiquiatría de la Universidad de Stanford.

Solo una minúscula porción de nuestra vida mental —de nuestras percepciones del mundo, ideas y decisiones morales— constituye parte de nuestra consciencia, de esa especie de flujo continuo al que llamamos "yo" sin saber a quién se lo llamamos, ni dónde está, ni por qué se comporta como lo hace, aplicando estereotipos que no aprobamos desde nuestra razón. "Nuestra vida mental es en gran medida esa cosa que ocurre por sí sola mientras hacemos otros planes: mientras sufrimos el espejismo de que estamos a los mandos del carro". Nos dice Eagleman, que ha escrito el libro " a fin de arrojar luz sobre un nivel de investigación profundo: cómo decidimos, cómo percibimos la realidad, quiénes somos, qué gobierna nuestras vidas, por qué necesitamos a los demás y hacia dónde nos dirigimos como especie..."

Pensemos para comprender la complejidad de la cuestión que en un solo centímetro cúbico de nuestro cerebro (apenas kilo y medio de sustancia gelatinosa  firme surcada de profundas arrugas) hay tantas sinapsis —nexos entre neuronas, la base biológica del pensar, el decidir, el desear, el implementar nuestros  deseos— como estrellas en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El cerebro humano es el objeto más complejo del que tenemos noticia en el universo. Mientras la consciencia, escribe Eagleman, “es como un diminuto polizón en un transatlántico, que se lleva los laureles del viaje sin reconocer la inmensa obra de ingeniería que hay debajo”. El autor pretende enseñarnos a pensar sobre “la gente, los mercados, los secretos, las strippers, los planes de jubilación, los delincuentes, los artistas, Ulises, los borrachos, los apopléjicos, los jugadores, los atletas, los detectives, los racistas, los amantes y todas las decisiones que -falsamente- consideramos nuestras”. Desde la visión revolucionaria de una "identidad  personal en permanente evolución y cambiante", a una memoria que "no es una precisa grabación del pasado sino un frágil estado mental manipulable",  a ese "yo" que depende en cada momento de lo que hacen nuestras neuronas, el viaje neurológico que nos propone este autor nos hace ir de maravilla en maravilla y de alertas a inseguridades varias (no percibimos los objetos como son sino bajo nuestro código perceptivo personal creado por nuestras experiencias, temores y adicciones).

Creer en lo que nos dice nuestro cerebro tiene unos correlatos patológicos nada desdeñables como queda de manifiesto en las personas que padecen esquizofrenia, "un trastorno de la función cerebral a causa de la cual la persona oye voces o ve cosas que no existen" o generan temores y sospechas de tipo paranoide que les crean un gran sufrimiento. La causa es la acción de unos desequilibrios químicos en el cerebro que de manera sutil transforman el patrón de las señales que perciben los sentidos en torno nuestro.

Y las cosas se complican cuando descubrimos que "el yo consciente es solo la parte más pequeña de la actividad cerebral. Y así nuestros actos, creencias y prejuicios obedecen a redes cerebrales a las que uno no puede acceder de forma consciente".  En suma el libro de  Eagleman, muy a menudo  provocativo y siempre sorprendente,  logra que lo que nos cuenta de la neurociencia constituya un revelador desafío a nuestras seguridades y a nuestras convicciones: un vistazo humilde y conmovedor al misterio insondable del cerebro humano.

FICHA

EL CEREBRO. NUESTRA HISTORIA.-David Eagleman.- Trad. Damià Alou.- 277 págs.  Ed. Anagrama.- ISBN 9788433964137

 

Compartir este post

Repost0
23 agosto 2017 3 23 /08 /agosto /2017 09:41

"El uno vivió treinta y dos años más que el otro, nació quince años antes y murió diecisiete años después. Uno tenía una familia numerosa, el otro permaneció soltero. Uno apenas se alejó del entorno vienés...el otro del entorno parisiense. Ninguno de los dos leyó al otro... He intentado comparar dos inteligencias, dos actitudes, dos comportamientos ante los hombres y ante el mundo, ante uno mismo". Naturalmente, el autor de este libro, "El lago desconocido entre Proust y Freud", Jean-Yves Tadié, ha buscado correspondencias y paralelismos entre el "inventor" del psicoanálisis y el gran auto referencial de la literatura, el genio del ombliguismo literario más fértil de la novela occidental, Freud y Proust.

Jean-Yves Tadié es un profesor, especialista en Proust, del que ha editado en La Pléiade los siete tomos de "A la búsqueda del tiempo perdido. Aunque aquí se echa de menos una estructura sistemática y un poco más académica, no en vano los elementos comparados tienen pocas cosas en común y las que tienen hay que llenarlas de un sentido y oportunidad que por sí mismas apenas tienen y a esa estructura Tadié le llama el lago desconocido que ambos escritores comparten. Un poco cogido por los pelos todo comienza con el sueño, el tiempo y los gestos que van hilando el soñar y el despertar, con todos sus supuestos contenidos inconscientes. El “lago” se compone de las metáforas de la arqueología, la memoria, la infancia, las mujeres, la homosexualidad, los celos, los actos fallidos, el chiste y el duelo.

Narrativa psicológica, psicología narrativa, llamados dialogar entre sí. Obsesiones comunes, dudas y elucubraciones semejantes, lo intangible y el subconsciente, la inteligencia, ale análisis y las intuiciones. Dieciocho breves capítulos monotemáticos. Para Tadié, los dos genios rompieron con el paradigma tradicional del acto de pensar: Freud con su autoanálisis, y Proust escribiendo, su gran novela, resultado de la misma búsqueda interior. Casi me pareció más clarificador de alguna forma «El abrigo de Proust» de Lorenza Foschini. Según el autor, los siete gruesos volúmenes que le ocuparon a Proust casi quince años de escritura (de 1909 a 1922), fue un ejercicio agónico de búsqueda del tiempo perdido. "¿Pero qué otra cosa hizo Freud buscando el ayer emocional de cada paciente que se sentaba en su diván a psicoanalizarse? Para Tadié el «arte psicoanalista [es] un arte eminentemente literario». Y la lectura de uno --escribe-- ayuda a comprender la escritura del otro. Ambos, con todo, registran en la infancia «la principal fuente de alimentación de la memoria y de los sueños», pero también «el origen de todos los conflictos psicológicos».

Lo cierto es que lo he pasado bien con el libro de Tadié , a pesar de no estar del todo de acuerdo con los paralelismos que establece el autor entre Freud y Proust. Asegura aquél que los dos genios, de haberse encontrado, "habrían tenido muchas cosas que decirse". Yo creo que esa es una fantasía irracional de Tadié. Quizá Freud hubiera admirado la novela de Proust pero no hubiera soportado el egotismo del sensible y neurótico novelista francés. Y éste no hubiese aguantado el gran ego patriarcal de Freud con su prepotencia y seguridad avasalladora.

FICHA

EL LAGO DESCONOCIDO ENTRE PROUST Y FREUD.- Jean Yves Tadié.- Trad. Laura Claravall.- Ediciones del Subsuelo.-18 euros

Compartir este post

Repost0
21 agosto 2017 1 21 /08 /agosto /2017 10:56

Compartimos Lorenzo Silva y yo diversas circunstancias familiares relacionadas con el mundo militar y policial y geográficas como nuestra vinculación a Marruecos, país profundamente interesante que ambos conocemos bien y hacia el que nos sentimos atraídos mucho más allá de los tópicos. En la excelente y equilibrada trayectoria de su obra novelística, Silva muestra algo muy apreciable para un crítico: una coherencia y una honestidad literaria profunda como autor que está por encima de la natural variación cualitativa de sus obras. Como decía con ironía mañica, sin malicia, mi maestro Juan Ramón Masoliver de algunos autores prolíficos: "fulanito escribe mucho y a menudo bien".

La vinculación de Silva con la Guardia Civil, de origen familiar y de vocación respetuosa a un Cuerpo policial lleno de historia y de servicio al país, es tan evidente como la temática de bastante de sus novelas más populares en las que no vamos a entrar aquí (sirva de recordatorio la saga policíaca de Bevilaqua y Chamorro). En el libro que nos ocupa, Silva hace un riguroso estudio de una figura maltratada por la reciente historia de nuestro país y hacia la que el autor muestra su admiración: el general Aranguren, jefe de la Guardia Civil en Barcelona, responsable de cercenar la sublevación franquista en Cataluña en 1936, actitud de plena legalidad que le valió el ser fusilado por un régimen que no entendía de matices políticos ni de ética militar.

Silva novela en lo posible los eventos que marcaron aquellos días aportando documentación y forjando un documento literario que deja poco espacio a la imaginación creativa del novelista pero confirma emocionalmente una asignatura pendiente de nuestro tiempo: reivindicar las actitudes  nobles, profesionalmente éticas, de algunos hombres situados en lugares de poder ante el golpe de Estado del ejército contra un régimen político legal. Desde la llamada del sublevado general Goded el 19 de julio de 1936 (un compañero de armas de Aranguren en los días de la insurrección marroquí) pidiéndole que se una al levantamiento militar que dirigiría Franco o será fusilado. La respuesta merece una cita: "Si mañana me fusilan, fusilarán a un general que ha hecho honor a su palabra y a sus juramentos militares; si le fusilan a usted, fusilarán a un general que ha faltado a su palabra y a su honor".

No obstante, Silva hace protesta de novelista en la Nota introductoria: "Esta historia es un relato de ficción, lo que no quiere decir que me lo haya inventado. De hecho, todos los acontecimientos que en ella se refieren se encuentran respaldados por un documento o por el testimonio de quien los presenció, que en algún caso, contado, es el autor mismo".

Para que no quede lugar a dudas, el autor en el capitulo 2 ya desvela al lector "desde dónde cuenta su historia". Y confirma Silva su proverbial honestidad como persona y como escritor: habla de sus orígenes familiares, desde su ascendencia, del ejemplo de integridad, sentido del deber y justicia, que heredó de las actitudes y comportamientos de sus dos abuelos, junto a un "desdén sincero y radical por la mera conveniencia". Gran ejemplo en una época "llena de impostores, oportunistas y criminales sin escrúpulos". Por tanto tenemos un libro relacionado con una suerte de reivindicación familiar, aunque bastante diferente al de Javier Cercas, ("El monarca de las sombras"). El empeño de Silva es más creativo y hace gala de un encomiable pundonor a la hora de mostrar el lado documental y de usar la fuerza de novelista en puntos en los que no hay documentación posible o asequible, pero siempre aclarando "el punto de vista". Al final del libro Silva aduce: "He querido que el libro fuera una novela y se leyera como tal y por tanto he prescindido deliberadamente del aparato de notas a pie de página y en suma de detallar, en cada momento, las muchas y variadas fuentes bibliográficas de las que ha bebido su escritura".

Un libro apreciable para cuantos se interesan por los entresijos de la guerra civil y saben apreciar la labor de un buen novelista emocional y éticamente vinculado con los hechos. Indispensable para admiradores de Silva.

FICHA

RECORDARÁN SU NOMBRE.- Lorenzo Silva.-493 págs. Ed. Destino. 19,90 euros.- ISBN 9788423352340

 

 

 

Compartir este post

Repost0
19 agosto 2017 6 19 /08 /agosto /2017 12:03

Hora era ya, pienso, de que los libros se ocupen también de aquellos que les dedican su vida en procura de conocimiento, de amistad, de compañía. Me refiero a los autores. Si, a mayor abundamiento, tal ocupación corre a cargo de un erudito de contrastada fama por sus trabajos en torno a esta materia (es suya una aproximación a Karl Kraus, su obra y el significado social y político de la misma), cual es el caso de este profesor francés, el creador de la cátedra de Filosofía del lenguaje y del Conocimiento en el Collége de France, tanto mejor, por cuanto es un aval de rigor y conocimiento. A la hora de reparar de cerca, desde dentro, en alguno de los protagonistas de la historia de la literatura (esa que ha nutrido ilusoria o ilusionadamente tanto tiempo en nuestras vidas) medita de un modo que me parece extraordinariamente inteligente y original. Así lo señala Josep Casals en un prólogo muy preciso e ilustrador, donde aporta su propio bagaje literario: “De Musil podría decirse lo que Bouversse dice de Wittgenstein: da la impresión de que ve algo que ha escapado a los demás, que prevé casi todas las reservas que se le podrían hacer…’ Ambos son pensadores que no cesan de cuestionar sus puntos de vista, atendiendo a ‘lo real sobre un fondo más amplio que el usual” Es decir, estaríamos, los afortunados lectores, ante dos escritores distintos por distinguidos, alguien que ve algo más que el común observador. He aquí, pues, la figura del escritor como guía, como referencia intelectual y crítica, como precursor de inteligencia. Ya en la consideración de los porqués de algún escritor en concreto, nuestro autor cita las palabras de Flaubert: “Quiero conmover, hacer llorar a las almas sensibles, siéndolo también la mía” O bien, en una consideración más técnica, cuando se refiere a su reverenciado Wittgenstein: “el sentido –y tal vez habría que añadir también, llegado el caso, el sinsentido- posible de una vida no tiene por qué ‘decirse’ en el relato, pero puede en cierto modo ‘mostrarse” Cita, también, al autor a la profesora Martha Nussbaum como una especie de homenaje para no desvincular –no debiera hacerse- filosofía y novela, pero también acuden a su memoria y estudio, como no podría ser menos, Henry James, que tanto y tan bien teorizó acerca del relato escrito; y cita a Proust, a Virginia Woolf y a uno de los grandes escritores europeos, tal vez un tanto ignorado: Musil. Y de todos ellos nos aporta su concepción de la literatura, su percepción moral, su identificación necesaria entre vida y literatura. Un libro ciertamente instructivo, denso pero claro, un tributo gozoso, en el fondo, a favor del arte literario.

En treinta capítulos, Bouversse, desglosa, analiza y comenta las obras de autores como Proust, Peirce, Musil, Nussbaum, Lamarque, Maupassant, Henry james, Thakeray, Iris Murdoch, Wittgenstein, Flaubert, Virginia Woolf, Zola, Lúckas, Wilde, Platón, Dickens, Orwell, Kraus, Valéry o Descombes, entre otros algo menos conocidos. Su análisis está en consonancia con las apotaciones de esos autores a varios tópicos éticos y filosóficos, la búsqueda de la verdad, el realismo y la subjetividad, la pregunta esencial del "¿cómo vivir?", el conocimiento, la forma y el contenido del texto, el estilo literario, la experiencia de la nada, la actitud moral, la experimentación, la ilusión textualista, la imaginación y su potencial subversivo, la justicia poética, la critica social y el moralismo, la iluminación...

Este libro constituye un buen desafío para la inteligencia del lector. Y como todos los buenos libros de pensamiento, no nos da soluciones prefabricadas, sino nos hace pensar para obtener nuestra propia respuesta.

 

FICHA

EL CONOCIMIENTO DEL ESCRITOR.- Sobre la literatura, la verdad y la vida.- Jacques Bouverese.- Trad. Laura Claravall.-266 págs.- Ed. del Subsuelo.- ISBN 9788493942687

 

Compartir este post

Repost0
17 agosto 2017 4 17 /08 /agosto /2017 10:48

Evidentemente, un libro de estas características adolece de algunos defectos básicos y casi inevitables: ni están todos los que son, ni son todos lo que están, como diría nuestro insigne Quevedo. O lo que es igual: ni todos los libros recomendados son "imprescindibles" para un lector de este tiempo y este lugar (españoles del siglo XXI), ni están aquellos libros que nuestra cultura da como imprescindibles y que por alguna razón los autores --ambos de habla inglesa- no tienen en cuenta.

Aún así el libro es apetitoso y buena parte de las entradas estarían confirmadas y aprobadas para cualquier amante de la Literatura y conocedor, siquiera sea sólo epidermicamente, de títulos y autores, cuando no de tramas y crítica. La ambición confesada desde el título de pergeñar un plan de lectura para toda la vida, es ingeniosamente resuelta por Clifton Fadiman que desde 1960 dio con la idea y ha conocido ya cuatro ediciones debidamente reformadas, con añadidos y eliminaciones dictadas por el momento literario mundial. En esta edición Fadiman cuenta por primera vez con un coautor: John S. Major. El concepto del libro se basa en un principio universalmente cierto: el tiempo que podemos dedicar a leer es limitado y finito, como lo es la vida humana de la que forma parte. Por tanto es inevitable que seleccionemos con acierto los libros en los que invertimos ese tiempo esencialmente escaso dado el número de libros que sería necesario o interesante leer. Aquí es donde los autores, guiados por criterios de éxito, pero también de calidad confirmada por los expertos y el criterio demoledor del tiempo, tratan de acertar con los fallos mencionados.
Salpimentando las tramas de esos libros escogidos, los autores nos facilitan datos curiosos y anécdotas sobre el libro o su autor, lo que aumenta nuestro interés por la obra recomendada y nos da un plus de conocimiento que redunda a favor de la obra. Como lector hispano echo en falta numerosos títulos escritos originalmente en nuestra lengua y autores imprescindibles -en cualquier lengua- para un supuesto plan de lecturade uso general, pero aún así, el recorrido es interesante y cumple su función. Es de esos libros, muy a la americana, donde se nos ofrecen en píldoras (a la manera del famoso y ya desaparecido Readers Digest) una suerte de cultura superficial que puede barnizar ciertas ignorancias poco aceptables socialmente (más que profundizar en erudiciones varias).

FICHA

UN PLAN DE LECTURAS PARA TODA LA VIDA.- Clifton Fadiman y John S. Major.-Trad. Pilar Adon y otros.-426 págs.- E. Planeta ISBN 9788408076995

Compartir este post

Repost0
15 agosto 2017 2 15 /08 /agosto /2017 10:28

Diecisiete filósofos, casi todos norteamericanos y todos fervientes admiradores de la obra de Tolkien "El señor de los anillos" se han unido bajo la dirección de Gregory Bassham y Eric Bronson para escribir sendos trabajos sobre las sugerencias filosóficas que la novela y sus personajes les han inspirado. En ningún momento afirman que Tolkien fue inspirado por esos filósofos punteros (desde Aristóteles a Descartes pasando por Nietzche, Epicuro, Heidegger, Marx, Platón o San Agustín) sino que en novela son detectables muchos de los mensajes de esos grandes pensadores. Lo cual dice mucho en honor del novelista inglés y respetan la petición de Tolkien de que su novela no sea leída como una alegoría de lI Segunda Guerra Mundial, de las derivas totalitarias como el fascismo o el nazismo o como un pronóstico de nuestro dudoso futuro bajo el poder de la tecnología y el absolutismo capitalista.

Aún a costa de las debidas reiteraciones en el análisis de los personajes principales de la novela, Frodo, Sam, Gandalf, Aragorn, Saruman, el Señor Oscuro (Sauron), Boromir, Legolas el elfo, Gollum o Smeagol, Tom Bombadil (personaje inexcusablemente borrado por Peter Jackson en su trilogía cinematográfica) y el enano Gimli,  este libro de filosofía y literatura de magia y espada, resulta doblemente interesante para los lectores de filosofía elemental y los aficionados al cine y las novelas de acción con profundas connotaciones.

Los temas son los que desde siempre han obligado a los hombres a pensar y debatir. La corrupción del poder, la muerte y la vida eterna, la agresión a la naturaleza por la tecnología, la lucha del bien contra el mal, la existencia o no del libre albedrío, el papel del destino en la vida de las personas, la búsqueda de la felicidad y la vida buena (cantada por estoicos y epicúreos). Cada uno de los autores se han ocupado de un tema concreto y así al analizar el poder del Anillo se nos habla de Platón y su visión de la ética; el episodio final de las Grietas del Destino donde Frodo, Sam y Gollum deciden la suerte del mundo lanzando el anillo al fuego analiza el desafío que las tecnologías emergentes suponen para el planeta, se nos habla del fetichismo del anillo con menciones a Freud; uno de los editores del libro,  Gregory Bassham, nos habla de la felicidad según Tolkien, los elfos y los hobbits; también se nos ofrece comparativamente los medios contrapuestos de Sam y de Gollum para lograr una vida feliz y después se compara esa búsqueda  con la de los existencialistas, Sartre, Camus y la revolución de las flores de los sesenta: virtud y vicio, la naturaleza del mal y Nietzche integran otros capítulos; el papel de la providencia, las similitudes y diferencia entre ciertas actitudes de los personajes y el budismo zen y el taoísmo cubren otro de los capítulos hasta llevarnos al final donde, como postre, se nos espigan una serie de frases que muestran la sabiduría de algunos filósofos.

Como ven, un libro sugerente y sugestivo. Vean la película de nuevo y después lean el libro. O al revés. Será un largo placer.

FICHA

El señor de los anillos y la filosofía.- Ed. Gregory Basshan y Eric Bronson.- Trad, Alejandra Chaparro.- 19 euros.299 págs. Ed. Ariel.- ISBN 9788434469211

 

 

Compartir este post

Repost0
13 agosto 2017 7 13 /08 /agosto /2017 09:27

Con el ingenio imitativo que le es peculiar, Foenkinos monta su novela como un sorprendente juego de matrioskas rusas, ese grupo de tres o cuatro figuritas que van disminuyendo de tamaño gradualmente y que, huecas, van encajando unas en otras  hasta quedar encerradas en la mayor de todas. Pues bien. la más diminuta de las muñequitas de la novela de Foenkinos es la referencia al escritor norteamericano Richard Brautigan que escribió una novela "The Abortion" donde el protagonista, un bibliotecario, está al cargo de una biblioteca "que acepta todos los libros que han rechazado las editoriales". La segunda muñequita es la biblioteca y uno de los originales que es descubierto por dos personajes , una editora y un escritor que serán los encargados de poner en marcha la divertida trama de Foenkinos.

Sin ser una gran novela, "La biblioteca..." cumple sobradamente con uno de los mandamientos capitales de la literatura: entretener y divertir. Foenkinos nunca da puntada sin hilo, es un escritor oportunista, en el buen sentido, que aprovecha todos los elementos  a su alcance, y el mundo literario los proporciona de sobras, para ofrecernos una, a menudo desternillante, versión del mundo literario y editorial en todos sus niveles.

Este es un libro para "lletraferits", para escritores y para editores. Lo cual amplía exponencialmente el sector de público que se sentirá atraído por él. Continuas referencias a otros libros o autores y variados y reiterativos dardos al mundo editorial tratando de dejar clara  una tendencia editorial predominante en los últimos veinticinco años: la forma prima sobre el fondo, el éxito del libro no depende tanto de la historia o la calidad del texto, sino de la habilidad de la campaña de marketing que le respalde, amén del "gancho" populachero de la temática. Sin que sea imputable ninguno de los sectores en especial, sino la suma de todos ellos en comandita:  editores, lectores, medios de comunicación y, por supuesto,  los propios escritores.

Los personajes son paradigmáticos, la joven editora en busca de nuevos talentos, el escritor ingenuo y sentimental que no vende su libro, el crítico literario pretencioso y arrogante que se ha quedado en paro,  un pizzero de pueblo supuesto autor secreto de un libro que se convierte en un best seller a su muerte, sus sorprendidas viuda e hija y la nueva vida que les genera el éxito del libro... personajes todos de un "guiñol" satírico que no deja títere sin cabeza.

FICHA
La biblioteca de los libros rechazados.- David Foenkinos.-Trad. María Teresa Gallego y Amalia García.- 288 págs.- Ed. Alfaguara.- 18,90 euros

Compartir este post

Repost0
11 agosto 2017 5 11 /08 /agosto /2017 08:09

Es sumamente interesante que un filósofo y sociólogo tan sensible al "zeitgeist" (el término trata de definir el ambiente intelectual y cultural de una época determinada) como Zygmunt Bauman decida escribir una especie de diario a modo de reflexión personal sobre acontecimientos cotidianos, buscando no sólo dilucidar su sentido propio sino especular sobre su deriva y la importancia que podrían tener en un futuro cercano. Como él mismo reconoce, el motivo personal se basa en que "un día sin escribir o anotar algo se me antoja un día desperdiciado o criminalmente abortado (sic): un deber incumplido, una vocación traicionada". Y es que Bauman necesita escribir para pensar, como tantos de nosotros. A eso se añade el duelo que padece Bauman por la muerte de su esposa, con lo que la escritura del libro le produce un efecto balsámico y reparador.

La primero que se observa es el cuidado inteligente y sagaz que el filósofo  pone en la elección de los acontecimientos más relevantes del día y en la interpretación global que suele realizar. Y así, observamos, a toro pasado, cuales de entre esos eventos acompañarán la existencia, cuáles desaparecerán e incluso aquéllos que llevan una vida intermitente de actualidad y somnolencia, como corresponde a un mundo que gradual y crecientemente se convierte en más tornadizo, caleidoscópico, inseguro e impredecible.

Bauman saca punta a lo nimio y lanza una mirada desconfiada a los que aparenta crecer con desmesura y luego queda en agua de borrajas. Y así, siguiendo el verso de Blake,“contempla el universo a partir de un grano de arena” y, en consecuencia, construye un rápido pero exigente artesonado de elucubraciones, inferencias y suposiciones bien fundamentadas sobre lo que puede acontecer a consecuencia de lo analizado, las perspectivas de cambio o de endurecimiento, el juego de fuerzas que pueden influirnos, la dinámica o la deriva que hemos de cuidar para navegar esas aguas del destino, generalmente tan caprichosas aparentemente y a veces tan desafortunadas.

Los textos, de longitud variable, son comentario o coda de asuntos surgidos de setiembre de 2010 a marzo de 2011, lo que justifica el "esto no es un diario" del título. A cada una de las entradas Bauman le coloca un título explicativo con lo que resulta fácil guiarse en el texto. Interés suplementario nos ofrece la transcripción que Bauman hace de su discurso de aceptación del premio Príncipe de Asturias de Humanidades, dedicado a la figura de Cervantes. Este octogenario viva, inteligente y perspicaz, nos ofrece uno de los diagnósticos más certeros y lúcidos de la crisis económica que padecemos y sus corolarios, la de inseguridad, vulnerabilidad jurídica, indiferencia o inutilidad gubernamentales, de principios éticos, laboral y de costumbres. Su feroz ataque a las políticas neoliberales, culpables causales de toda este crisis global y las que se anuncian en un futuro cercano, principalmente la ecológica, la bélica y las injusticias sociales que propician hambrunas, exilios en masa, inmigraciones desatendidas, delincuencia y violencia.

A todo ello y a pesar de su edad, Bauman, añade una información actualizada y entendida sobre las nuevas tecnologías y el poder que tienen de cambiar de raíz el mundo, la sociedad y al propio ser humano. Y así , resume la situación política en la mayoría de los países occidentales, (pág.59 del capítulo "Del retroceso de la confianza y el florecimiento de la arrogancia":

"Tal y como están las cosas en estos momentos, los llamamientos de los políticos a elevar la confianza suenan tan sospechosos y traicioneros como cantos de sirenas. ¿Por qué íbamos a confiar en las sirenas? ¿No sería más razonable (y, en definitiva más honesto) seguir el ejemplo de Ulises (como cada vez más personas hacen ya actualmente tapándose los oídos ante las voces que les llegan desde lo alto)? O, mejor aún, considerando que las sirenas no pueden variar de melodía en mayor medida que los leopardos no pueden cambiar las manchas de su pelaje, ¿no podríamos tratar de rediseñar de verdad la escena pública para que se mantenga fuera del alcance de las sirenas?" .

La radiografía sociológica que Bauman nos ofrece sobre el "zeitgeist" de nuestra época es lúcido y desolador (inevitablemente) y como correlato explicativo de su actitud, el lector no debe perderse el  capítulo final, donde se muestra el insólito paralelismo que Bauman hace de su manera de percibir el mundo actual y  la que, en su día, mantuvo el escritor H.G. Wells a principios del siglo XIX. Lo curioso es, precisamente, esa semejanza, dados los caracteres y principios de cada uno de los dos pensadores. Sólo que lo que en el primero movía a una cierta esperanza de mejora, el del segundo provoca una emoción opuesta: temor y ansiedad frente al futuro que avanza inexorablemente hacia nosotros.

Ficha:

"ESTO NO ES UN DIARIO", Zytmunt Bauman, editorial Paidós, trad. Albino Santos yAntonio F. Rodríguez, 280 páginas, ISBN: 978 8449 327179

 

Compartir este post

Repost0
8 agosto 2017 2 08 /08 /agosto /2017 09:00

  Thomas Merton era un monje trapense que durante su vida se había dedicado al estudio de la cultura oriental. Tenía el objetivo de acercar las sensibilidades entre dos culturas aparentemente antagónicas, el cristianismo y las religiones orientales. Se trataba de promover un diálogo productivo que propiciara puntos de encuentro y de acuerdo. La totalidad de su obra incidía en ese acercamiento del mundo espiritual del oriental al ciudadano de las sociedades regidas por el capitalismo avanzado y los modos de vida dispersos de las sociedades burguesas occidentales.

Fue uno de los introductores del zen en Europa y Estados Unidos, junto al erudito japonés D.T. Suzuki y al norteamericano Allan Watts. De hecho Merton ha rechazado siempre proponer una definición de lo que es el Zen.. Y lo hace por la vía negativa: nos cuenta lo que no es zen. Y nos advierte que no lleguemos al zen pensando que vamos a obtener algo. "Allí donde se alborota en torno a la "espiritualidad", la "Iluminación", a menudo no hay más que buitres bajando sobre un cadáver". Esos son los "pájaros del deseo" del bello título del libro. Cuando se marchan y ya no están, "aparece de pronto  la nada, el no-cuerpo que allí estaba. Este es el zen: lo que no cesado de estar allí todo el tiempo, sin que se apercibieran los aves devoradoras de carroña".

 Y añade: "No se trata de ninguna de una explicación orgánica de la vida, no es un camino ascético de perfección, no es misticismo, tal como es entendido en occidente, y de hecho no se amolda a ninguna categoría conveniente, entre las que nosotros poseemos. Es por esto que fracasan todos nuestros intentos de etiquetarlo o despacharlo con rótulos como "panteísmo", "quietismo", "iluminismo"..."

  O en palabras de Suzuki: "El zen aspira siempre a la aprehensión del hecho central de la vida, que no puede tumbarse sobre la mesa de disección de nuestro intelecto. Para asir este hecho central de la vida, el zen se ve obligado a presentar una serie de negaciones. La mera negación, no es el espíritu del zen...no hay en él negación, ni afirmación, sino un hecho simple, una pura experiencia, la mismísima fundación de nuestro ser y nuestro pensar. Toda la quietud y vacuidad que podríamos desear en el seno de la más activa de las meditaciones se encuentra dentro suyo."

 Para Merton la existencia del zen en la sociedad moderna occidental es problemática debido a que el ciudadano de la sociedad opulenta necesita "la liberación de su descontrolada conciencia de sí, de su monumental auto percepción, de su obsesiva afirmación personal, para que pueda gozar de la despreocupada libertad de ser simplemente lo que es, aceptando las cosas tal como son, con el objeto de obrar en ellas como mejor se pueda" (pág. 47). Y enfatiza: "El núcleo mismo del zen consiste no ya en formular declaraciones infalibles sobre la experiencia, sino en asir directamente la realidad, sin mediación de la verbalización lógica" (pag. 53).

Este libro es un complemento ideal del volumen recomendado con anterioridad "Zen y filosofía" con el que comparte igual objetivo de diálogo intercultural y analiza la filosofía de Nishida y las semejanzas conceptuales entre cierto misticismo cristiano (el del maestro Eckhart) y el Zen.

FICHA

EL ZEN Y LOS PÁJAROS DEL DESEO.- Thomas Merton.- Trad. Rolando Hanglin.- Ed. Kairos.-ISBN9788472453081

 

 

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens