Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
13 abril 2017 4 13 /04 /abril /2017 07:04

Más de veinte años después de la muerte de Michael Foucault (1926-1984) la editorial Siglo XXI (que ha editado en español casi toda la obra de este pensador, filósofo, historiador y sociólogo francés) publica el primer tomo de esta edición corregida de su famosa e inacabada "Historia de la sexualidad". Este rebelde iconoclasta que toda su vida fue fiel al principio de no ceder "a las presiones de la multitud ni al prestigio de la autoridad", respondió con su obra y sus actitudes política, sociales e intelectuales al desafío humanístico que suponía filosofar después de plantearse cómo fueron posibles las genocidas e inhumanas actuaciones de dos formas de gobiernos totalitarios: el nazismo y el estalinismo.

En "La voluntad de saber", el libro que debía encabezar una obra monumental en cinco volúmenes (que quedó frustrada en el tercero, publicado a toda prisa poco antes de la muerte por sida del autor), Foucault analiza y compara el concepto sexual que cada uno tiene de sí mismo con la vida moral y ética del individuo. El autor muestra que la sociedad occidental ha desarrollado un bio-poder, es decir, un nuevo sistema de control disciplinario, que debe ser desbaratado una “voluntad de saber” sobre el sexo. La libertad sexual aparentemente “lograda” en esta época es un dispositivo falso que pretende distraer de aquello que verdaderamente debe ser objeto de lucha en nuestra sociedad: el control de nuestros propios cuerpos y nuestros propios deseos. Para ello postula dos procedimientos: la ARS EROTICA, que extrae la verdad del placer mismo y de su práctica. Y la SCIENTIA SEXUALIS que inscribe el sexo en el régimen del saber a través de la confesión ante el otro, una técnica que analiza los síndromes y síntomas para entresacar la capacidad curativa de la práctica sexual ante la potencia del sexo de crear patologías o malestar psíquico (desde la histérica, al masturbador, la pareja maltusiana y el perverso).

La sexualidad no tiene como fundamento el hecho de reproducir, sino el de proliferar, innovar, anexar, inventar y controlar las poblaciones de manera cada vez más global. Foucault rechaza la pretensión freudiana de que el epicentro de nuestra identidad se encuentra en la sexualidad, aunque valora la incitación a la confesión de las experiencias sexuales. En nuestra sociedad se han multiplicado los sermones sobre "lo" prohibido. Pero hay placer en saber sobre el placer. 

Foucault, autor de una espléndida y crítica "Historia de la locura", con sus libros sobre la sexualidad, focaliza su análisis crítico sobre el sexo y lo dedica a los movimientos de liberación sexual que proliferan en occidente desde mayo del 68. Y así, como dicen los autores del magnífico ensayo introductorio del libro, Julia Varela y F.Álvarez-Uría, "La historia de la sexualidad surgió...del entrecruzamiento que tuvo lugar entre unas demandas sociales planteadas por los movimientos de liberación sexual...en los años setenta y el descubrimiento de Foucault de los avatares históricos por los que pasó el concepto de peligrosidad social en íntima relación con los historiales de los anormales (locura) y las instituciones..."

La furiosa reacción de la izquierda y los psicoanalistas a la obra  de Foucault determinaron que éste tarda ocho años en publicar dos tomos más en los que hacía un giro total de sus anunciadas pretensiones sobre la Historia de la sexualidad, y concentrarse en realizar la genealogía del "sujeto deseante" y fundamentar un sujeto ético que resiste a la manipulación del poder. Y para ello se circunscribió a la Grecia y la Roma clásicas. Y ese nuevo enfoque lleva  del ejercicio del poder del individuo a una ética del "cuidado de sí" (título del tercer libro de la trilogía).

El impacto más positivo de esta trilogía de Foucault se produjo entre los colectivos de feministas, gays y lesbianas, lo que -como era de esperar-- causó un movimiento de rechazo casi pendular entre otros colectivos, académico, psicoanalistas, filósofos y de abierta aceptación entre antropólogos, historiadores, sociólogos y sexólogos.

Pero el lector, aún aceptando la deriva de la obra de Foucault bajo la óptica de quienes le critican y de quienes le manipulan, puede admirar y aceptar o aplicar algo esencial que promueve esta obra: la reflexión sobre el placer y la amistad, la equidad y una ética basada en el "cuidado de sí", la práctica de la libertad en busca de una "vida buena" que conecta radicalmente a este pensador del siglo XX con los estoicos, los epicúreos, con Séneca y Marco Aurelio, con el Sócrates más puro, con Spinoza, Kant y Schopenhauer, con Nietzsche y con Wittgenstein, entre otros. Lo más granado de la historia de la filosofía como ciencia del buen vivir.

 
 

FICHA

HISTORIA DE LA SEXUALIDAD, Tomo 1:La voluntad de saber.- Michael Foucault.- 214 págs.Editorial: SIGLO XXI .-18 EUROS. ISBN: 9788432312038

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
9 abril 2017 7 09 /04 /abril /2017 12:19

Una novela que no es propiamente una novela, pese a lo que diga la editorial, la prensa y el propio autor. Eso no le quita valor alguno a este mezcla de narración familiar, investigación periodística y reflexiones literarias y de otro tipo.

Cercas es un escritor serio, concienzudo, amante de pulir los textos, nada descuidado, en el fondo más que un creador es un investigador de periodismo de altura. Su manera de enfocar la literatura es plenamente válida y de hecho, en algunos de sus libros, la ficción argumental se logra bien afianzada en lugares y hechos reales.

Aquí, como en otras de sus novelas, lo que prima es una suerte de diálogo sutil entre el autor y el lector, una especie de referencias cruzadas, en las que Cercas muestra al lector un escenario donde se cruzan elementos que surgen de otros libros suyos, sus propias reflexiones, sus relaciones con otras personas (en este libro es fundamental la presencia del cineasta David Trueba), el pueblo y los vecinos, su propia familia (su madre, sobrina del protagonista de la novela, es el "deus ex machina" del libro ya que todo se plantea como una especie de exvoto a la madre) y principalmente a "Soldados de Salamina" del que esta novela, dice el autor, es "el verdadero final" ya que  " Se escribe para saber más, entender, no juzgar…, porque las novelas son como sueños o pesadillas que no se acaban nunca”. Por tanto "El monarca de las sombras" (referencia a una frase de Aquiles en "La Odisea" donde dice que prefiere ser un modesto campesino a un monarca en el reino de la muerte) es un "work in progress", un relato que se va haciendo a sí mismo o la metáfora del cocinero japonés que prepara  la comida a la vista del cliente.

El protagonista de la narración es un tío abuelo del autor: un joven falangista, Manuel Mena, que moriría con 19 años en la batalla del Ebro, como alférez de un tabor de Tiradores de Ifni, a resultas de cinco heridas. Como me contaba mi padre, estudiante de Ingeniería en la época, que estuvo a punto de ser enrolado para los cursillos de oficiales provisionales (de los que salían oficiales con escasa preparación), "De todos es sabido, alférez provisional, cadáver efectivo". Aquí asistimos a la pesquisa, a la búsqueda de recuerdos, escasos elementos documentales y más que endebles referencias en torno a la vida del joven alférez. Cercas busca tanta fidelidad y neutralidad en su trabajo ("a mí las fantasías me están vedadas" que hasta cuando se refiere a sí mismo utiliza un escueto "Javier Cercas", con lo cual el punto gravitatorio de la narración se escora más hacia la investigación y los investigadores en sí mismos, sus pretensiones, las causas, sus objetivos, sus herramientas, que a la forzosamente desdibujada figura de Manuel Mena.

La minuciosidad y entrega de la labor de este autor es encomiable e incluso conmovedora en algunos puntos donde el estilo, la voluntad de estilo, de Cercas se permite cierta emoción. La parte, digamos, de investigación periodística, es ecuánime, certera y ágil. Todo el entramado de creencias, costumbres e ideas morales de los vecinos de Ibahernando y los que ayudan a Cercas a reconstruir la vaga historia de su tío abuelo parecen confluir en el final, en la visita que el autor hace al pueblo de Bot, en la Terra Alta, donde se instaló el hospital de sangre, cerca de los escenarios donde se batalló en firme y de forma particularmente sangrienta, las sierras de Cavalls y de Pandols, Gandesa y Corbera de Ebre. Allí Cercas encuentra a un vecino que sabe bastante sobre lo ocurrido en los días en que llevan al pueblo a un joven oficial herido de muerte. También vive todavía una anciana que, adolescente, fue ayudante de enfermería en el mismo hospital.

Parece que la búsqueda llega a su fin y Cercas ha logrado cumplir con su exvoto personal-filial (por la madre) de dar un sentido a una breve existencia y una muerte de soldado en una guerra infausta (¿hay alguna fausta?) . Rafael Sánchez Mazas, el protagonista de "Soldados de Salamina" tiene mucho en común, simbólicamente hablando, con Antonio Mena, ese "monarca de las sombras" al que metieron en una guerra absurdamente inútil. No es ficción y realidad juntas, sino una realidad narrada por un novelista. Casi al final de su libro Cercas dice: "Pensé que hay mil formas de contar una historia, pero sólo una buena...para contar la historia de Manuel  Mena...debía desdoblarme: debía contar por una lado esa historia y contarla...con desapego y distancia y el escrúpulo de veracidad de un historiador, ateniéndome a los hechos y desdeñando la leyenda y el fantaseo y la libertad del literato...y por otro lado debía contar la historia de una historia, la historia de cómo y por qué llegué a contar la historia de Manuel Mena a pesar de que no quería contarla ni asumirla ni airearla, a pesar de que durante toda mi vida creí haberme hecho escritor precisamente para no escribir la historia de Manuel Mena" (pág.273)

Quizá uno de los aciertos de este libro sea la intervención de David Trueba, por lo que añade de punto de referencia contrastada, un hábil hallazgo que permite mantener las distancias, emotivas y literarias, entre Cercas y el asunto que le empuja a escribir y a buscar. Lo hace bien y lo hace honestamente. ¿Qué más se puede pedir? ….

FICHA

El monarca de las sombras. Javier Cercas. Literatura Random House, 2017. 288 páginas. 20,90 euros. 

 
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
7 abril 2017 5 07 /04 /abril /2017 09:56

"La atención plena en un mundo ruidoso", es el subtítulo genérico de este pequeño ensayo, modesto y sin pretensiones en el que se nos cuentan las virtudes física, mentales y orgánicas del silencio, se nos muestra un anecdotario de algunos personajes que lo convirtieron en un estilo de vida y se citan algunas de las obras clásicas o modernas donde se hace un elogio, encomio, lisonja y panegírico de lo que es y significa el silencio para el ser humano.

Lo primero que atrae de este libro es la encuadernación cómoda, agradable, acogedora que Siruela ha dado al volumen, desde la ilustración de portada, la elección de colores, las guardas repitiendo el motivo central de la portada y su utilización como separación de los capítulos, seis, y una introducción en la que Adam Ford nos hace una observación divertida y original de puro obvia: "El placer del silencio tiene que ser una de las experiencias más democráticas que existen: está a disposición de cualquiera en este mundo ruidoso, ya sea joven o viejo, rico o pobre, religioso o laico".

A pesar del aire y talante del libro, de sus propuestas y reflexiones, no se trata de el volumen tópico de autoayuda, sino del relato de una profunda, permanente, y no siempre acompañada por el éxito, búsqueda del silencio en la vida del autor, un clérigo inglés ya maduro, que dedica el libro a sus nietos. Ford recurre a figuras como el monje trapense Thomas Merton y algunos de sus libros más significativos en los que a través de sus estudios sobre el budismo zen (obras tan conocidas como "La montaña de los siete círculos" o el "Zen y los pájaros del deseo") enfatiza el valor del silencio como postura vital. También recorremos la historia de la búsqueda del silencio, desde los Padres del Desierto, a Tagore o Thoreau, pasando por Patrick Leigh Fermor, el célebre andariego, que dedicó un pequeño volumen a sus estancias de algunos monasterios cistercienses, benedictinos y trapenses que tituló con gran acierto como "Tiempo para callar", citando un párrafo del Eclesiastés: Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora...tiempo de callar y tiempo de hablar.

Más cerca del tópico de autoayuda pero igualmente interesante es la referencia a la práctica japonesa de "Shinrin -yoku"  ("Bañarse en el bosque") que consiste en largos paseos meditativos por los bosques y que produce una estimulación del sistema inmunitario, según una investigación científica ya que durante el paseo "nos exponemos a sustancias químicas que vuelan por el aire liberadas por las plantas para protegerse de la putrefacción y de los insectos" (pág.101). También resulta aleccionador el dato científico que Ford nos ofrece para aconsejar los famosos "abrazos a los árboles" o una costumbre en alza que consiste en "hablar con los árboles y pedir consejo"  ya que sostiene que "los árboles son primos nuestros muy lejanos. Parte de nuestro ADN coincide con los suyos".

En fin, creamos en ello o no, lo cierto es que todos hemos sentido alguna vez la sutil  sensación placentera y misteriosa que nos embarga cuando caminamos bajo el silencio del bosque o junto a grandes roquedales en la cima de la montaña. "Si non è vero...é ben trobatto".

 

FICHA

EN BUSCA DEL SILENCIO.- Adam Ford.- Trad. Eva Cruz.- Ed. Siruela.- 15,90 euros.- ISBN. 9788416964451

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
4 abril 2017 2 04 /04 /abril /2017 09:01

Excelente ensayo filosófico de la novelista Iris Murdoch, una de las mujeres más lúcidas y controvertidas de la primera mitad del siglo XX (con un dramático final a los 80 años debido a un Alzheimer).

Murdoch era una experta en Platón y al mismo tiempo una artista, por lo que era inevitable que en defensa de sí misma y de su arte, escribiera este brillante ensayo en el que trata de explicar el alcance de los ataques que Platón hace contra el arte y los artistas a partir de párrafos de "La República", en "Las Leyes", en el "Filebo" y algún otro Diálogo del gran filósofo ateniense, controvertido y responsable de muchos dislates sociales, religiosos y políticos (que se hicieron en su nombre) pero también, irrenunciablemente, uno de los padres de la filosofía de todos los tiempos.

El adusto Platón prohíbe a los poetas y dramaturgos que representen la risa, "ya que la risa produce una intensa inversión anímica en la que caemos fuera de nosotros mismos y de la debida mesura y contención" y detesta las artes imitativas y poéticas ya que "un poeta es una amenaza pues puede corromper al hombre bueno y ,potencialmente, cuanto más sofisticado es el arte, más peligroso resulta", según aquél dictatum latino que asevera "corruptio optimi pessima" (la corrupción de los mejores es la peor de todas). Por eso en sus obras Platón pide que si aparece algún poeta en su "polis" ideal se le escolte cortésmente hasta la frontera. Y relega el arte al nivel mental inferior del mundo imaginativo, lejos de lo real y de lo ideal.

Muy agudamente la Murdoch ironiza con el lector cuando recuerda el papel que el arte occidental ha tenido en una cierta deformación de lo religioso (como se temía Platón, añade): el arte occidental al emanciparse, hacerse grandioso y convertirse en una "autoridad", ha prestado su poder subrepticiamente a la osificación y falseamiento icónico de la religión a la que aparenta servir" (pág. 104) Arte "religioso" que compara con la sencillez luminosa del arte zen, que "tiene muy presente la forma en que la imaginería del arte puede proveer falsas zonas de descanso"..."ya que el mejor compañero del hombre religioso es el arte más simple, puro y sin pretensiones".

Este ensayo, tuvo su origen en una serie de lecciones magistrales pronunciadas en Oxford en 1976, cuando ella tenía 47 años. En ellas relacionó a Platón con con Freud, Kierkegaard, Kant o Tolstói., en relación con el tema propuesto, el destierro del artista, del poeta, del mundo de lo Bello y lo Bueno que defiende tan drástica y solemnemente Platón. Aunque más que poetas en sentido estricto Platón arremete contra algunos artistas (poietés, mythológos): los que realizan ficción y representación:  novelistas, cineastas, músicos, pintores…También los grandes temas platónicos (la verdad, la belleza, el mito de la caverna, la alegoría del Sol) son analizados en función de la existencia del artista. Murdoch escribe sobre el mito de la Caverna y nos dice que las personas somos como esos cautivos, vemos la realidad identificada en esas sombras y podemos creer que esa es toda la realidad. Y así sugiere que solo un camino virtuoso puede llevar a librarnos de las cadenas y salir de la Caverna. Y ese camino tiene un elemento necesario, esencial, el amor (“¿no es el amor humano corriente una evidencia mucho más obvia de un principio trascendente del bien?”, p.79 y ¿quienes sino los poetas son los mejores heraldos de ese sentimiento?)

Para liberarnos de nuestras cadenas la Murdoch insinúa como Camino los esfuerzos  creativos, desinteresados o la oración u otras experiencias de espiritualidad que nos permiten salir de nosotros mismos (de nuestras cadenas de egoísmo) y llegar a apreciar la luz del sol (el Bien) según el mito. Nos da la luz precisa para ver mejor la realidad (aunque no es recomendable acercarse a él).

La brillante aportación de Murdoch a la filosofía platónica acaba de una forma inteligente, conciliando los opuestos de alguna forma: "Incluso el arte más exquisito es incompleto...No es necesario entrar en disquisiciones metafísicas o psicológicas ni para devaluar el arte ni para defenderlo. Sus más simples y sólidos méritos son obvios: el arte libre es un aspecto esencial de una sociedad libre, de la misma forma que un arte mentiroso y degradado existe en función de una sociedad tiranizada. En tanto que gran informante general y universal, el arte en un rival obvio, aunque no necesariamente hostil de la filosofía e incluso de la ciencia y Platón nunca hizo justicia a la singular capacidad del arte de transmitir la verdad" (pág. 124).

FICHA

EL FUEGO Y EL SOL.-Iris Murdoch.-Trad. Juan José Herrera.- Ed. Siruela.-128 págs. ISBN 9788416854240

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
2 abril 2017 7 02 /04 /abril /2017 09:40

Dentro de mi deseo de recomendar algunas de las grandes obras de la literatura universal aunque no estén de rabiosa actualidad le ha llegado el turno al "Cuarteto de Alejandría", una ambiciosa obra del escritor inglés Lawrence Durrell,(fallecido en 1990) compuesta por las novelas "Justine" "Balthazar", "Clea" y "Montoulive" publicadas a partir de 1957 y que recogen una visión "basada en la teoría de la relatividad" donde relaciona bajo los conceptos de espacio y tiempo relativos la historia de una serie de personas y sus relaciones amorosas, de amistad o de poder, entre los años 30 y 40 del pasado siglo y en la ciudad egipcia de Alejandría.

Uno de los regios personajes de la novela, el escritor Punserwarden (de alguna forma, reflejo literario del propio autor-narrador) habla de su teoría de las "n-dimensiones" de su obra en curso: "El impulso hacia delante de la narración es contrarrestado por referencias al pasado, lo cual produce la impresión de que el libro no transcurre de a hacia b, sino que está por encima del tiempo y gira lentamente sobre su eje a fin de abarcar la totalidad de la estructura". Eso es exactamente lo que hace Durrell en su "Cuarteto".

La novela comienza en una solitaria isla griega. El narrador, escribe unas memorias de un tiempo pasado reciente. Con él vive una niña de dos años, hija de Melissa (uno de los más enternecedores personajes femeninos de esta obra de mujeres complejas y hombres desorientados). Todo gira en torno a la vida en Alejandría, la caótica y devoradora ciudad, junto a  los personajes que deambulan, entre el calor, el viento del desierto y la presencia cálida y salobre del mar : Justine, Nessim, Melissa, Georges Pombal, Pursewarden. El narrador cae bajo el sortilegio saturnal de la sofocante ciudad y sus habitantes. Su amor por Melissa y su pasión por Justine va llenado la novela de sombras fantasmales y reflexiones de un lirismo desesperado (sobre todo en las descripciones de sentimientos y las de ambiente). Como transfondo resuenan los versos del "viejo" poeta de Alejandría, Kavafis: "... La ciudad es una jaula./No hay otro lugar, siempre es el mismo/puerto terreno, y no hay barco/que te arranque de ti mismo.!Ah! ¿No comprendes/que al arruinar la vida entera en ese sitio, la has malogrado/en cualquier parte de este mundo?".

La novela es inolvidable, brillante, a menudo retórica, de gran densidad lírica, con pasajes excusables donde el artificio es excesivo  y la forma caleidoscópica deviene reiterativa y algo confusa. Durrell pasea un espejo múltiple por las calles y las mentes de sus personajes, abusando de un análisis fragmentario y obsesivo. El lector no se enfrenta a una novela tradicional, sino a un ejercicio narrativo de rara y absorbente complejidad, debido a una pluma con resabios filosóficos y tendencia a la fastuosa imaginería lírica y psicológica. Freud estaría contento con el uso que hace Durrell de algunos de sus tópicos, sobre todo en el análisis recurrente de las actitudes de Justine, "esa judía histérica" como se califica ella misma o de su marido, el poderoso copto Nessim, todos ellos Pombal, Melissa, Balthazar o Clea, sacudidos por el deseo y una visión hedonista de la vida en la que el sexo es libertino y a veces sórdido (no en vano Durrell fue amigo de Miller) surcado por ráfagas del caos de la corporalidad sin barreras. La ciudad egipcia es convertida por un escenario intenso y demoledor donde como marionetas viven Darley , el narrador, Melissa, Justine y Nessim, figuras de una danza del amor y la muerte que no tiene fin.

Darley, escribe proustaniamente “Esos momentos son los que colman al escritor […] y perduran para siempre. Podemos evocarlos cuantas veces queramos o utilizarlos como fundamento para construir esa parte de la vida que es la tarea de escribir”. Y Durrell se vuelve un tramposo manierista que abusa de imágenes y sensaciones literarias. Pero la belleza de su texto y la proximidad que ofrecen sus imágenes nos hacen perdonar ese narcisismo pretencioso que es la marca de la narración de Darley.  Como escribió alguien, el "Cuarteto" es "una de las obras imperfectas más perfectas de la narrativa de la segunda mitad del siglo veinte.".

 La ciudad de Alejandría, Egipto, en los años entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial es evocada más como un personaje vivo que como un escenario o un lugar geográfico en el que Darley -Durrell-  intenta redefinir el amor o definirlo en "términos modernos" (cosa que no consigue, rindiéndose a la naturaleza indefinible, absurda y eterna del amor como pasión). Trata de convencernos de que "las acciones y pensamientos de los personajes se convierten en manifestaciones del propio temperamento de la ciudad y pueden ser explicadas o justificadas por éste". En realidad Durrell más que una nueva definición del amor nos habla de una justificación autocomplaciente para seguir los impulsos del deseo sexual (un libertinaje que parece ser la tónica de la Alejandría evocada).

FICHA

JUSTINE.-EL CUARTETO DE ALEJANDRIA.- Lawrence Durrell.- Trad. de Aurora Bernárdez.- Edhasa.- ISBN: 84350017171

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
30 marzo 2017 4 30 /03 /marzo /2017 09:34

Con 46 años, exiliado en París y en la pobreza, murió en 1900 uno de los más grandes autores teatrales, escritor y poeta que ha producido Inglaterra, Oscar Wilde. Tras haber pasado dos años encerrado en una prisión, bajo trabajos forzados, acusado de "indecencia grave" y homosexualidad, el autor de obras como "El retrato de Dorian Gray" o "La importancia de llamarse Ernesto" o "El abanico de lady Windermere.", "El crimen de Lord Arturo Savile", "Salome", "Una mujer sin importancia", "Un marido ideal", se rindió y tras escribir "De profundis" en la cárcel (publicada tras su muerte) y la "Balada de la cárcel de Reading" donde narra su desesperada soledad en la prisión, entró en la posteridad literaria donde, años más tarde, recibiría el reconocimiento unánime a su genio dramático, una vez se relativizó el hipócrita escándalo de la sociedad inglesa en la que vivió, sujeta a la doble moral victoriana.

Un prólogo sustancioso de Luis Antonio de Villena, nos acerca a la figura de este escritor que era la encarnación perfecta del dandismo. Villena habla de la mezcla de "paradoja y elegancia" que constituyeron las bases sobre las que pivotaba la chispeante e inteligente presencia de este Wilde. La presente obra "Oscariana", es una recopilación de aforismos, el género que cultivó en su obra y en su vida (del que nuestro Gómez de la Serna fue un brillante, aunque más modesto, continuador). que quizás mejor descolló su talento.

"Oscariana" se publicó en vida de su autor y fue él mismo quien hizo la selección.Hermida Editores publica esta obra respetando el título original de la primera edición de sus aforismos. El tomo salió a la venta en 1895 y no tardó el olvidarse lastrado por los vergonzantes juicio a los que fue sometido su autor, aunque dos recopilaciones fueron publicadas en revistas con los títulos de : Frases y filosofías para uso de los jóvenes y Algunas máximas para la enseñanza de los individuos educados en exceso.

El libro tiene tres partes o divisiones. La primera, recopila trescientas sesenta y dos frases aparecidas en las obras más importantes de Wilde. Seguidos van los mencionados Algunas máximas para la enseñanza... y Frases y filosofías para uso de los jóvenes.
 
Estas frases, citas o pensamientos conciernen no sólo a la inteligencia y brillantez de Wilde sino que nos revelan su crítica irónica y a menudo sardónica de la sociedad que le rodea, sin descuidar el amor, la política, la naturaleza humana o la ética. No siempre son claras y contundentes, ni tampoco aceptables para muchos lectores, pero sin duda, casi todas nos harán reflexionar. En ellas brilla una descarada misoginia del autor que se compensa con abundantes muestras del respeto que tenía Wilde por algunas mujeres, sabias, astutas e ingeniosas a las que ponía regularmente por encima de la zafiedad masculina. 

Ofrezco un florilegio de algunas citas para que vayan haciendo boca:

-Las mujeres están para amarlas, no para comprenderlas.- El egoísmo no es vivir como uno desea vivir, es pedir a los demás que vivan como un quiere: y la generosidad es dejar que los demás vivan como quieran, sin interferir en su vida.--Las tragedias ajenas siempre tienen algo de infinitamente mediocre.-En este mundo, las personas felices tienen su valor, pero sólo por contraste: hacen destacar la belleza y la fascinación de los desgraciados.-En este mundo hay sólo dos tragedias. Una es no conseguir lo que uno quiere; otra es conseguirlo. Esta última es mucho peor, es una verdadera tragedia.-Experiencia es el nombre que todo el mundo da a sus errores.- Estar en alerta es vivir; el adormecimiento de la certeza es la muerte.-El cinismo es solo el arte de ver las cosas como son en lugar de verlas como deberían ser.- Vivir es lo más raro del mundo. La mayoría de la gente se limita a existir.- ¡Cuántas tonterías se dicen sobre los matrimonios felices! Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer... siempre que no la ame.- Me pregunto quién definió al hombre como un animal racional. Es la definición más prematura que se ha dado nunca. El hombre es muchas cosas, pero en ningún caso racional.- La opinión pública sólo existe donde no hay ideas.

FICHA

OSCARIANA.- Oscar Wilde.-Trad. Carmen Francí.- Hermida Editores.- 86 págs.  ISBN: 9788494176777

 
 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
26 marzo 2017 7 26 /03 /marzo /2017 09:06

Enrique Vila-Matas es un viejo conocido. Nos cruzamos en la promoción del 65 en la Facultad de Derecho, más tarde en la vida periodística seguimos cauces diferentes. Solo creo recordar que ya entonces estaba "podrido de literatura", maleficio que compartíamos. Cuando empezó a publicar, como suele suceder, aún no "tenía su voz propia", pero a partir de "La asesina ilustrada" se despegó de los escritores de su generación y comenzó una novelística metaliteraria, fagocitándose de continuo, que era semejante a la de algunos otros,  Javier Marías por ejemplo, pero que adquiría una sutil diferencia, creando un mundo propio interior que lo convierte en una singularidad literaria.

Si hay un ejemplo viviente de que la novela como género no ha muerto, que goza de una buena salud donde brilla la creatividad (aunque sea auto referencial como es el caso) se comprueba en "Mac y su contratiempo", donde lo falso y lo "real", las diferentes voces del nattador, la genial impostura literaria de un narrador que se esconde en un juego de espejos o de muñecas rusas, la endiablada argucia de la repetición, de las memorias embutidas en una novela que es la suma de cuentos de otro presunto narrador que, en definitiva siempre es E.V-M. llena de perplejidad al lector que asiste, encantado, a un despliegue de fuegos artificiales literarios donde se cita y se "plagia" (una falsedad sobre otras falsedades) a Borges, Hemingway, Carver, Malamud, Poe, Chesterton y "tantti altri" como si paseáramos por el Infierno del Dante de la mano de Virgilio (Vila Matas), solitario, rotundo y sonriente como un Buda, sin Beatriz y sin redención.

Desde la primera página Vila-Matas juega con el lector, le convence de que se va a perpetrar una falsa novela "póstuma", sigue con la fascinante "repetición" de la novela del vecino del protagonista, unas memorias que calcarán y cambiarán los cuentos o relatos de dicho vecino escritor, mientras el protagonista va avanzando por una galería de espejos deformantes de su vida cotidiana en el barrio de El Coyote, una zona del Ensanche barcelonés bautizada así por E.V-M porque allí vivió José Mallorquín, el autor del célebre personaje de las novelas de aventuras, sin saber en ningún momento qué es real y qué es ficción.  Y el juego sigue porque este travieso y pintoresco autor lo que hace es convertir la reescritura de su libro (real) de relatos "Una casa para siempre" en una juerga metaliteraria donde todo está permitido, contaminado por "el parásito de la repetición que se oculta en toda creación literaria" (pag.212).

Con referencias tangenciales a Kafka ("La Oficina de Ajustes") y continuas citas de sus escritores predilectos (casi todos de lengua inglesa), E.V-M. parte de su texto de los 80 para demostrarnos que la originalidad, es decir la no repetición, no es en sí misma un valor literario sino más bien un imposible palmario, pues somos hijos del pasado desde los antiguos griegos, a las gestas hindúes y chinas o la fabulosa tradición persa de los cuentos transmitidos oralmente por generaciones.

"Mac y su contratiempo" es un producto puro de ese fabulador de sí mismo que es  Vila-Matas. Los fans de este niño narcisista, maduro e inteligente, están de enhorabuena. Los que no lo son tienen una buena excusa para conocerle en su versión más genuina. Desde "Historia abreviada de la literatura portátil" a "Bartleby y compañía" o su homenaje al artista adolescente que él fue en "Paris no se acaba nunca" o "Doctor Pasavento", Vila-Matas nos ofrece un importante testimonio de su "work in progres", esa larguísima meditación sobre sí mismo como creador literario y mago de las palabras.

Mac- trasunto del autor- va leyendo y analizando cuento a cuento de la supuesta novela de su odiado vecino, escritor de éxito, haciendo al tiempo una divertida y cáustica radiografía de su barrio y las gentes que lo pueblan, desde la quiosquera a los mendigos, las relaciones con su mujer de la que teme sus presuntas infidelidades, las múltiples referencias al cine y a las películas, convirtiéndose en una especie de Bloom que toma la figura del personaje de Gógol en "El capote", siempre al "borde de su abismo privado", mientras circula por sus bares predilectos, al tiempo que se pasea jocundo por la historia de la literatura, ofreciéndonos la experiencia y saberes de un "lletraferit" que aparenta tomarse su arte a broma infinita como su admirado David Foster Wallace, con frecuentes referencias a la muerte, que proyectan un tono sombrío a este juego novelesco.

FICHA

MAC Y SU CONTRATIEMPO.- Enrique Vila-Matas.- Seix Barral.303 págs.-19,50 euros ISBN 9788432229886

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
23 marzo 2017 4 23 /03 /marzo /2017 19:07

Empecemos afirmando que este no es un libro de Zygmunt Bauman. Es un ensayo del psicoanalista argentino Gustavo Dessai que mantuvo una breve correspondencia "on line" a través de emails con el gran pensador y sociólogo polaco, creador del afortunado concepto de la "vida líquida". Este conjunto de correspondencia trata sobre la vigencia de ciertos conceptos freudianos que estimularon a Bauman y hacia los que aporta una serie de consideraciones de alguna forma bajo la insistencia socrática aunque humilde y respetuosa de Gustavo Desai.

 La metáfora del péndulo para indicar un posible cambio de orientación socio-cultural en nuestra época "líquida" en la que han desaparecido las referencias sólidas de antaño y rige una dinámica del cambio que trasciende la costumbre, los hábitos sociales y laborales, la propia estructura de la personalidad humana, la jerarquía de valores y la filosofía de vivir. Es decir la esencia "líquida" de una estructura social y económica en permanente transformación.

El propio Bauman en su penúltimo email al psicoanalista  argentino le dice: "...habrá notado el movimiento pendular que va y viene de la libertad a la seguridad (dos valores igualmente indispensables para lograr una condición humana gratificante, pero incompatibles y reñidos en todas las etapas) ha virado 180 grados desde la publicación de "El malestar de la cultura" de Freud en 1929. Este desplazamiento semanal es lo que yo llamo "fase líquida" de la modernidad. Desde hace un tiempo tengo la sensación cada ves más fuerte de que esa fase está frenando en seco y que ahora atravesamos la subsiguiente inversión de rumbo". .. "Y Freud diría ahora que las dolencias psicológicas de este tiempo tienen sus raíces en la renuncia a una excesiva porción de seguridad a cambio de una inusitada libertad para expresar los instintos".

Y Dessai le responde: "bajo el apremio de la fabulosa asociación entre el capital y la tecnología, el "¡Goza! ¡Y hazlo ahora!" ha pasado a ser la corriente dominante de la civilización. Se vive de acuerdo con la fantasía de que todo es posible y está permitido. Pero la así llamada crisis (un nombre falso y tramposo) anuncia una nueva "vuelta de tuerca" o el regreso del péndulo. ¿Quiere decir que la "fase líquida" está tornándose en una nueva "fase sólida"? Por favor tómese el tiempo que necesite para responder".

Pero no hubo respuesta. Ni la habrá. Al menos del gran Bauman.

Aún así, con la cuestión sin cerrar, el libro deja planteadas una serie de cuestiones de alto interés sociopolítico y cultural.

Y como dice Dessai en otro lugar: "Rechazo los discursos catastrofistas, apocalípticos, que son muy apreciados para el consumo de masas, pero que no aportan absolutamente nada. El escéptico lúcido es aquel que no cierra los ojos a los síntomas de la época, pero que no pronuncia una sentencia de muerte. El psicoanálisis desconfía del optimismo progresista, de la fe ciega en que el avance tecno-científico va a resolvernos todo. Tenemos la prueba de que todo ese milagro que se espera de la ciencia no nos evita el sufrimiento, sino que a menudo lo agrava. El psicoanálisis ...adopta una perspectiva crítica sobre los peligros que entraña subsumir la totalidad de la experiencia humana en una visión cientificista, que pretende convencernos que incluso el amor no es más que un asunto de feromonas o combinaciones de genes. El psicoanálisis aporta algo esencial: la palabra. El psicoanálisis es la gran reserva de la palabra, en un mundo en el que muchos pretenden medicalizar la existencia.

FICHA

"El retorno del péndulo".- Zygmunt Bauman y Gustavo Dessai.-Fondo de Cultura Económica.-162 págs. 14 euros. ISBN 9788437507088


 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
21 marzo 2017 2 21 /03 /marzo /2017 10:30

Juan Marichal, uno de los más interesantes ensayistas españoles exiliados, murió en 2010, con casi 90 años. Este libro, publicado en 2002, reúne los ensayos que Marichal escribió desde 1957 hasta 1998, sobre la obra y la personalidad del controvertido escritor, filósofo y poeta vasco Miguel de Unamuno  (Bilbao, 1864-Salamanca, 1936).

Marichal hace un lúcido recorrido por la España anterior a la guerra civil y el comienzo de ésta, enfocando la figura del pensador vasco en nueve ensayos, agrupados por la editora, Julia Cela, en cuatro espacios temáticos. En ellos el autor perfila la contradictoria vida y obra de Unamuno a través de sus propios maestros, importantes figuras intelectuales ellos mismos y todos relacionados con Unamuno de manera diversa y a veces polémica:  José Gaos, Joaquín Xirau y Américo Castro (interesante la referencia que hace Marichal al enfrentamiento de las ideas de éste último sobre la realidad histórica española con Sánchez Albornoz, que dividió a la Universidad española hasta bien entrados los sesenta.  .

Pero el núcleo del libro se centra en los temas liberales que defendía Unamuno y en los grandes asuntos de su tiempo que Unamuno trató de forma apasionada y a menudo contradictoria: Castilla y lo castellano, las relaciones Iglesia-Estado, la heterodoxia y Europa. Creo que en estos tiempos desnortados es buen momento para rescatar un poco al ese gran sujeto que fue Unamuno, junto con Ortega (aunque más bien ellos dos estuvieron bastante alejados), la presencia filosófica más llamativa. Para Marichal, Unamuno fue "el individuo más representativo tanto de la tragedia de España del primer tercio del siglo XX, como del extraordinario florecimiento intelectual, literario y científico que se produjo en este país en esas espléndidas y conflictivas décadas".

No olvida el autor la vertiente religiosa de Unamuno (que yo llamaría más bien "espiritual") recordando que el pensador vasco se consideraba "pastor de una nueva actitud religiosa, en la cual la fe y la duda se encontraban en combate y debate permanente". Pero es en las cuestiones políticas donde el autor muestra la curiosa actualidad de las ideas unamunianas, como cuando cita una de sus frases más conocidas: "Aquí en España...hemos padecido de antiguo un dogmatismo agudo...aquí lo arreglamos todo con afirmar o negar rotundamente, sin pudor alguno, fundando banderías". "Los españoles utilizan las ideas como armas de combate y cultivan el discurso como instrumento de demolición".

Especialmente interesante son los capítulos dedicados a la "originalidad de Unamuno, la literatura de confesión", a la altura de Rousseau, Sénancour o Amiel, o  el dedicado al Unamuno poeta y, por supuesto a la significación de la obra "La agonía del cristianismo" en el existencialismo de Camus o Sartre, Jaspers y otros. Y desde un punto de vista histórico, lo más sobresaliente del libro es su cuarta parte, dedicada a analizar "el pensamiento de Unamuno desde la postura crítica de Azaña, Ortega y Américo Castro".

En suma, un libro que rescata para el lector informado a un hombre referencial de una época que ha sido, sin duda alguna, el crisol donde se han originado nuestras actuales amarguras políticas, económicas, sociales y culturales como país.

FICHA

EL DESIGNIO DE UNAMUNO.- Juan Marichal.- Taurus .- ISBN: 9788430604869

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
17 marzo 2017 5 17 /03 /marzo /2017 08:45

Esta novela parece una nueva entrega de la serie de Almudena Grandes sobre la guerra española (Los episodios de una guerra interminable) y sus consecuencias dilatadas en el tiempo, la duración insólita del franquismo y las miserias y padecimientos que ocasionó en un país exhausto y empobrecido. Pero no lo es. La Grandes es una mezcla entre un Baroja despolitizado y un Galdós anecdótico, pero tiene un gancho muy atractivo para acercarnos a la gente del pueblo llano, con sus miserias y sus grandezas de pequeño calado y de un humanismo algo sentimental en el que de vez en cuando relucen las convicciones de una izquierda ingenua y algo tópica.

En esta novela Almudena nos da su visión llana, simple y emotiva de los efectos de la contundente crisis socioeconómica que aún padecemos en las gentes variadas de los barrios populares de Madrid. Una versión postmoderna de la famosa "novela social española" de los años sesenta y setenta del pasado siglo. Si la novela es el espejo que refleja lo que ocurre a lo largo del camino de la vida en un determinado lugar y una época determinada, la Grandes ha colocado su espejo multifacetal en el Madrid popular de un año escogido entre los últimos tres o cuatro y nos cuenta las vivencias y pequeños desastres de unas personas que pertenecen a estamentos muy variados pero que responden como pueden a los efectos brutales de una crisis económica encenagada por una clase política y financiera irresponsable y corrupta.

Pero no hay análisis político ni sociológico profundo en las páginas, sino el cotidiano y desesperante deambular de un pueblo al que cercenan todas las esperanzas y condenan a necesidades y fracasos continuos y casi irresolubles. Un tono de épica menor que huye de lo folclórico y esboza un rictus de amargura y una sorda desesperación, al tiempo que una directa llamada a  la reacción, a la lucha por recuperar esa dignidad pequeña que pisotean los "de siempre".

Grandes nos muestra un empeño literario coral, a la manera del Cela de "La Colmena" en una época anterior y coloca su lupa creativa en personajes de distintas generaciones que nos reflejan el transcurso del tiempo y la repetición de los males y los abusos, desde la clase media baja a la que linda con la pobreza y las necesidades primarias sin resolver . Hay cierta tendencia a ofrecernos figuras femeninas representativas, no sólo amas de casa o chicas jóvenes que se buscan la vida, peluqueras, asistentas, sino profesionales surgidas del desarrollismo cultural de los ochenta y noventa, ginecólogas, profesoras, abogadas, economistas junto a arquitectos, periodistas, ocupas y parados. Pero también inmigrantes, asistentas, policías... todo un mundo late en las páginas de la novela, escrita para un público lector muy determinado y entregado a la contagiosa "magia" narrativa  de la Grandes. Como en "La Colmena" o en "La Noria" del injustamente olvidado Luis Romero, hay un entramado relacional que sustenta la coherencia global de la novela.

Almudena pasa su "espejo" narrativo con habilidad pero también con la limitación casi documental de su técnica: refleja la superficie de lo que ocurre, no hay razones ocultas o análisis profundos, sino la voz narrativa que nos habla de las necesidades, sueños rotos, obsesiones o temores de los personajes, un diálogo nervioso y a veces pintoresco o directamente en forma de soflama indignada o exabrupto. No hay complejidad psicológica o literaria en esta novela, sino un mensaje de protesta y condena que despertará sin duda las simpatías del lector con nostalgias izquierdistas o de un humanismo simple y directo, de trazo tópico y con resabios de moralina que clama por la solidaridad de la nueva clase media-baja edificada sobre la clase obrera de los sesenta..

FICHA

LOS BESOS EN EL PAN.- Almudena Grandes.-327 págs.- Tusquets ed. 19 euros

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens