Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
18 diciembre 2014 4 18 /12 /diciembre /2014 10:22
La literatura es mi venganza
Interesante debate literario entre dos intelectuales de fuste en el panorama mundial de la cultura, el italiano Claudio Magris y el peruano Mario Vargas Llosa. El intercambio (realmente no se trata de un diálogo sino de la exposición consecutiva de la forma de pensar y las ideas de los dos intelectuales al socaire de palabras dichas por cada uno de ello. El debate tuvo lugar el 9 de diciembre del 2009 en el Instituto italiano de cultura de Lima.

El papel de la narrativa, la novela principalmente, en el desarrollo y los procesos culturales, políticos y sociales del mundo, la función del escritor y el alcance de sus ideas, forman el corpus del corto debate que nos ofrece Anagrama bajo un título poco afortunado. El dialéctica espada-pluma o arma-palabra sería más adecuada que esta "venganza" de la literatura que desvirtúa el profundo mensaje pacífico aunque revolucionario de la escritura. Pensar que sus libros son el "arma" del escritor contra las cosas que no le gustan en el mundo, es quedarse con una parte de la cuestión. Vargas Llosa nos habla de la "enfermedad incurable" de la literatura y de sus efectos a veces nocivos en el propio escritor y Magris reivindica la invención de los mundos nuevos a traves del artificio de la palabra que suele de alguna forma propiciar en el lector un ansia de cambio, un no conformismo ante la dureza e injusticia del mundo que le rodea.

No en vano, dice Vargas, la censura se ha centrado casi siempre en la novela como amenaza ya que le sugestión literaria es uno de los acicates más eficaces para provocar en las personas el ansia del cambio (quizá porque requiere menos esfuerzo intelectual que la filosofía, auténtica "arma revolucionaria").

La actualidad de esta breve obra de conversaciones entre Magris y Vargas Llosa resulta sorperendente ya que disecciona algo que a todos nos preocupa, el desprestigio casi insalvable de los políticos y la política y también la necesidad de superar la tentación de abandono e indiferencia para propiciar el cambio y fomentar el compromiso. Y siempre partiendo de la postura humilde y realista de que el escritor no es una pieza esencial como hombre, es su obra lo que concierne al cambio, no en vano muchos escritores fértiles y conocidos han sido, en lo político y personal, simpatizantes activos de iedeologías nefastas y humillantes, nazismo, estalinismo, fascismo (se cita a Pirandello, Knut Hamsum, el Sartre simpatizante de Stalin o Celine y De la Rochelle o Heiddeger)

Particularmente actual es la intervención de Vargas Llossa sobre los "valores contradictorios" (pág.87) cuando analiza valores que a todos nos parecen tener la misma respetabilidad y que al mismo tiempo son incompatibles unos con otros. Por ejemplo, la libertad y la igualdad. Si uno quiere imponer la igualdad siempre tiene que restringir la libertad. Y pone los casos de la incidencia de ciertas prácticas de la cultura musulmana o africana en Europa. Es decir, "Europa renunciando a la igualdad de sexos, uno de los grandes valores democráticos, en nombre de la igualdad de civilizaciones, de la igualdad de culturas, en nombre de una corrección política profundamente antidemocrática" (pág.89). Un libro sumamente sugerente.

FICHA

LA LITERATURA ES MI VENGANZA.- Mario Vargas llosa y Claudio Magris.-Anagrama. 92 págs. 11,90 euros

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
18 diciembre 2014 4 18 /12 /diciembre /2014 09:11
Yo, Frankenstein

Vamos a ver, seamos razonables. No es la película de James Whale, el clásico en blanco y negro, ni siquiera la notable versión de Kenneth Branagh, ni es un remake estético del pasable "Van Helsing". Estamos en el subgénero de cine fantástico basado en mitos, en este caso literario. La historia de Mary Shelley ha sido nuevamente saqueada en su línea maestra pero ya desde las primeras secuencias va por libre la película y nos da las claves de lo que vamos a ver: un refrito con estética de comic, de otras muchas cintas semejantes, con gran numero de transformaciones monstruosas, aparición de gárgolas con alas y demonios que se auto consumen, con un Aaron Eckart muy musculado y simple y la chiquita de rigor, Yvonne Stregosky angelical y tal, aunque nos libran de indirectas de pareja con el señor de los remiendos (lo cual me hace sospechar que los productores tal vez piensan en una secuela: sería algo peor que una estupidez, sería un error económico) Lo mejor de la película, el gran Billy Nighy haciendo de príncipe de las tinieblas, con su elegante cinismo y con toda la pinta de estar pasándolo muy bien haciendo de poderoso demonio aunque sin creerse nada de su papel. El sentido común y una cierta coherencia científica brillan por su ausencia en este dinámico y ruidoso bodrio palomitero.

La cosa no da para más aunque lo cierto es que resulta entretenida, siquiera sea por los guiños a otras películas generalmente mejores, pero sin exagerar, como "·Blade" o "Underwold". "Yo, Frankenstein" no es un acierto, ni como película, ni como personaje central y no creo que sea un efecto de la estolidez como actor del bueno de Aaron . Todo parece centrado en los combates y batallas que están filmadas con corrección y aseguran un ratito de emoción bélica. No es una peli aburrida o inaguantable. Se puede ver si realmente uno sabe lo que va a ver exactamente y acepta el riesgo. También la tele basura tiene su público, ¿no?

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
17 diciembre 2014 3 17 /12 /diciembre /2014 10:46
Stalingrad

El cine ha dedicado bastante metraje a la agónica batalla urbana en torno a la ciudad de Stalingrado durante la Segunda Guerra Mundial, una resistencia numantina de los rusos que simbolizaría el epígono nazi y la derrota de la cruz gamada. Esta ha sido producida y dirigida por los rusos y nos aporta el punto de vista ruso, como ya hiciera el francés Jean Jacques Annaud con "Enemigo a las puertas", cinta a la que ésta le debe no sólo la fuerza y belleza de los efectos de ordenador en la descripción de lucha y ambiente, sino elementos visuales y argumentales como la presencia de los tiradores de élite, la famosa fuente de las niñas danzantes, la población civil, los barrios que cambiaban de manos de un día para otro, la convivencias forzosa de los ciudadanos con los soldados de ambos bandos. Aquí, precisamente, el Stalingrado ruso se centra no sólo en la espectacularidad bélica sino en las miserias, peligros y violencias que sufren las mujeres, los ancianos y los niños de la población civil metida en el mismo saco que los combatientes. Se nos narra dos historias de amor (una por cada lado de las trincheras) y en muchos momentos la guerra y sus actores quedan desdibujados por los sentimientos, los miedos, y el peligro que acecha a todos. Al contrario de los comentarios sobre la película que he podido leer, creo que no existe un exceso de maniqueísmo, aunque claro está a los alemanes se los pinta como a salvajes sedientos de sangre (cosa que lo eran los de los dos ejércitos) la película se vierte más en la lucha del pueblo de la ciudad para sobrevivir.

La realización es bastante correcta, con secuencias muy espectaculares, gracias a unos efectos visuales excelentes (aunque, repito, se percibe la influencia de la película de Annaud) gracias al uso del IMAX 3D en el rodaje. El Stalingrado derruido y bajo una constante lluvia de ceniza, está quizá mejor logrado y da una idea seguramente más fidedigna del horror demencial que fue aquello. Lástima, en realidad, del sesgo romántico y amoroso que toma en ocasiones. Es como si una película se engastara en otra con la que comparte escenario pero no tratamiento argumental. Aun así hay cargas absurdas (como la de las antorchas humanas del principio, personajes estúpidos (sobre todo alemanes y uno solo ruso), con muertes idiotas y heroicidades poco creíbles por ejemplo el tiro de un cañón en "L"). Yanina Studilina cumple con su papel y el actor alemán Thomas Kretschmann, también. La historia se desarrolla en la Batalla de Stalingrado, pero aparte de las secuencias --pocas de acción o las del principio, generales-- se centra en lo que ocurre alrededor de los defensores y atacantes de un edificio. Vemos la evolución psicológica de varios soldados rusos de diferentes caracteres en torno a una muchacha que había sido violada por los alemanes y se convierte en objeto de deseo para alguno pero sobre todo en símbolo nostálgico de lo femenino para los demás. Y para completar el cuadro, se nos narra la vida paralela de un oficial alemán que está enamorado de una muchacha rusa que se parece a su difunta esposa. Creo que para este viaje no se necesitaban estas alforjas de una producción carísima y espectacular. Pero no obstante la película se ve con agrado y hay una crítica implícita al fanatismo de los dos lados. Los actores rusos hacen convincentemente su papeles a pesar del forzado esquematismo al que les obliga un guión algo anecdótico.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
16 diciembre 2014 2 16 /12 /diciembre /2014 10:46
Los pasos que nos separan

Marian Izaguirre es una escritora versátil, tocada por el dedo del dios de los sentimientos y las emociones, capaz de crear pequeños mundos donde suelen brillar como estrellas las cuestiones más profundas y esenciales del ser humano, el amor sobre todo, la piedad, la comprensión, pero también los celos, la posesividad, la culpa y el resentimiento. Son estructuras de aliento íntimo, viajando por mundos específicos, el de la música, el de los libros, el del arte, con una intencionalidad en la que los problemas de los países, las guerras o sus consecuencias no acaban nunca de sofocar el latido de los corazones humanos, sobrevivientes a desastres generales o íntimos.

He leído de ella "El león dormido", "La parte de los ángeles" "La vida cuando era nuestra" y ahora, "Los pasos que nos separan". Recuerdo la frase de mi madre, fallecida no hace mucho, a la que solía pasarle las novelas de Marian, "Es una escritora entrañable, nos pone la voz a las mujeres". Ella, lectora compulsiva toda su vida, a los 93 años tenía un olfato especial para poner el sexo al escritor sin neceasidad de leer su nombre. ¿Es un diagnóstico limitativo? De ninguna manera. Marian no es una "escritora para mujeres", excluyendo a la parte masculina del lectorado. Es una voz profundamente femenina. Y no hay lector masculino que no sepa apreciar en su justa medida esa voz complementaria y esencial, justo por lo que tiene de real, de auténtica.

Aquí se refleja una historia donde el tiempo, el pasado y el presente, el presente del pasado, se convierte en un personaje más. Desde que los dos protagonistas se conocen en el Trieste de 1920, "la ciudad que siempre tuvo muchos dueños y nunca perteneció a nadie", bajo el simbólico e implacable "bora", el viento helado de los Alpes, comienza una historia que se desdoblará en sus epígonos personales a través de los años, en la que los personajes femeninos, dos principalmente, giran en torno a un hombre y a un hecho natural: la concepción, la maternidad deseada o evitada y los huecos, carencias y heridas que ocasiona. La convulsa Europa de los fascismos y de la posguerra mundial presta sus escenarios tensos, oscuros y lacerantes a las heridas nostalgias y presentes ominosos de los protagonistas, junto a la Barcelona de los setenta que se agita conmocionada por el final de los felices y revolucionarios sesenta europeos. Romance y pasión, servido por la prosa plácida de Marian que va menudeando esos paqueñas frases, como retazos, aldabonazos, resúmenes sensitivos, con las que sangra el texto como si tratara de resumir o definir un estado de ánimo.Salvador, el escultor, Edita de Liubliana, Marina y su situación desalentadora, van viviendo sus vidas y sus encuentros a través de unas singladuras en el amor, la culpa, el miedo o las dificultades que acompañan siempre, más tarde o más temprano, a la maternidad o el recurso al aborto. Marian analiza sin complacencia, fuera del tópico, todas esas cuestiones desde el punto de vista de sus personajes.

Como en otras ocasiones, Marian escoge un elemento artístico o cultural como puente, puerta o elemento revulsivo que agita la historia y las emociones de sus protagonistas con una pátina de misterio y esoterismo, en este caso es el cuadro L'Annunziata de Antonello da Messina. Acompañemos pues a Salvador --como un Dante en su viaje al pasado-, pretexto masculino de una historia de mujeres y de la esencia femenina, de la maternidad, el coraje y el miedo. Una búsqueda de respuestas que Salvador inicia acompañado de su propia Laura --Marina-- para mitigar la culpa y la dolorida nostalgia.

FICHA

LOS PASOS QUE NOS SEPARAN.- Marian Izaguirre.-Ed. Lumen.-383 págs.19,90 euros

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
16 diciembre 2014 2 16 /12 /diciembre /2014 09:28
Alexander y el día terrible...

Película disneyana para consumo de niños y adolescentes no muy crecidos mentalmente. Los papás lograremos esbozar alguna sonrisa, pasarmos algún momento de vergüenza ajena y en general ni fu ni fa. Dicen que no existen días nefastos, sino todo depende del cristal tras el que lo mires. El amontonamiento de desastres es tan previsible que juno se pasa la película pensando ahora va a pasar algo. Un niño alarmantemente maduro y un papa alarmantemente positivista y una mamá alarmantemente poco concernida, más dos hermanos de manual en pleno brote juvenil configuran una historia descabellada con pretensiones de comedia de porrazos y, desastres caseros y pequeños dramas familiares. Quizá el actor más ajustado a su papel sea el pequeñín con el rostro pintado de verde. Película llevadera a pesar de todo, que se visiona sin disgusto y sin demasiada impaciencia. Las risas juveniles que se escuchan de vez en cuando animan. Steve Farrell haciendo de si mismo y descargando protagonismo en los elementos jóvenes de la función que no pasan el aprobado telefilmero. Evidentemente hay moralina por todos lados y preferiblemente en el final feliz con la cohesión familiar al pleno, como debe ser.

Miguel Arteta dirige con la corrección milimétrica de un filme de género "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso", realizada a mayor lucimiento de los actores, principalmente Carrell y Jennifer Garner como la linda mamá distraída pero amable siempre, sus compañeros de menos de veinte años y con vocación absoluta de hacer reir a los jóvenes espectadores y sonreir cansinamente a los adultos, a la espera ineludible de un final feliz que compone de nuevo un escenario donde todo va bien.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
15 diciembre 2014 1 15 /12 /diciembre /2014 11:24
Repost 0
Published by Alberto Diaz Rueda
Comenta este artículo
15 diciembre 2014 1 15 /12 /diciembre /2014 11:23
Repost 0
Published by Alberto Diaz Rueda
Comenta este artículo
15 diciembre 2014 1 15 /12 /diciembre /2014 11:16
The Salvation

Excelente western dirigido e interpretado por gente danesa, en el que la dureza tópica de ese género queda acentuada por la frialdad expositiva y emocional del norte europeo. No es un pastiche, es una película de ese género tan norteamericano muy decentemente realizada por europeos del frío, como es el danés Christian Levring, que logra una atmósfera, unas interpretaciones y un argumento que no tienen nada que envidiar al "Sin perdón" de Eastwood o al "Open Range" de Kostner.

Aunque Levring procede del acartonado movimiento "Dogma", en esta película se ajusta a los cánones de género y lo hace con una eficacia desarmante. Mads Mikkelsen y Mikael Persbrand ofrecen una fascinante interpretación de los dos hermanos daneses que buscan en el salvaje oeste americano una vida nueva. La historia, truculenta al principio, pone los elementos de la trama ante los ojos asombrados del espectador que no se espera un inicio tan impactante. Eric Cantona, Jeffrey Dean Morgan (que compone un malo de antología) y el siempre eficaz Jonatha Pryce, forman un casting excelente que van dando vida a los personajes contrapuestos, en un clima seco de dureza salvaje y crueldad helada. Eva Green compone un personaje patético y forzadamente silencioso, lleno de sombras. Malos irrevocables, pueblo cobarde, personajes casi tópicos y el coro -el pueblo- que se lamenta y se doblega a la violencia del poder y al poder de la violencia. Casi una obra de la tragedia griega clásica, en la que la venganza se convierte en el motivo que los dioses apoyan y los hombres respetan a condición de que triunfe.

La estolidez del gran Mads corre pareja, en el doble sentido del término, con el forzado hieratismo de Eva Green. Ambos componen un dúo que el espectador intuye que está condenado a entenderse. La fotografía (creo que está rodada en las zonas deserticas de Sudáfrica) es magnífica y no pierde ocasión de recordarnos la estética del western. Nada constituye una sorpresa en el desarrollo del guión, la previsibilidad es evidente pero, al mismo tiempo, se consigue la magia esencial de los cuentos, no nos importa saber de antemano cómo acabará todo, nos importa cómo nos lo cuentan..

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo
14 diciembre 2014 7 14 /12 /diciembre /2014 10:40
Maestros de la sospecha

Me ha fascinado este trabajo hermenéutico realizado por Francesc Torralba sobre estos tres grandes maestros que se opusieron a la visión idealista de la filosofía y trataron de oponerle una visión materialista de la cultura--y de la vida--. Torralba llama a Freud, Nietzche y Marx "Los maestros de la sospecha" no sólo porque revolucionaron la manera de pensar y los puntos de partida de ese ejercicio --nada ha sido igual al pasado reciente después de ellos-- sino porque los asuntos esenciales del pensar, el hombre en el mundo, la historia, Dios y las religiones, el determinismo y la libertad se convierten en cuestiones sometidas a un radical cambio de paradigma filosófico, con sus connotaciones sociales, políticas y psicológicas.

Paul Ricoeur, uno de los pensadores franceses más influyentes del siglo XX propuso es tríada de maestros como el fiel de la balanza del cambio de orientación filosófica. La cuestión capital de la conciencia del hombre como motor de conocimiento es sometida a un análisis de fundamentos, desde las cuestiones periféricas como la economía, la sociología o la política (Marx), a las religiosas y éticas (Nietzsche con su feroz crítica al cristianismo como generador de falsas ilusiones) o el de los sustratos psicológicos con el destronamiento del yo y la eclosión del inconsciente (Freud) . L unión de las tesis del materialismo marxista con el poder del inconsciente y el superhombre y la voluntad de poder de Nietzsche configuran la carga de profundidad más letal para el predominio de la razón que existía desde Descartes y Leibniz.

Torralba nos avisa de que a partir de estos tres maestros, con coincidencias entre ellos que también elucida el autor, se pone en cuestión el nudo fundamental de nuestras creencias, la razón, para abrir un periodo inaugural en el que se instala la sospecha sobre todo lo que antes estimábamos inamovible, desde el yo escondido en nuestra mente durante siglos de pensamiento hasta ese Dios antropomórfico y discutido hasta la saciedad, que es colocado al nivel de la fantasía compensatoria y del símbolo, pasando por la curiosa semejanza entre autores de la "culpa" como elemento de dominio ya sea por el superego (Freud) o por la religión (Nietzsche, "Dios ha muerto")) o del "error" como elemento vertebrador de la verdad en Freud y Marx, con desarrollos diferentes, por supuesto. Un librito, denso pero bien escrito con sencillez y claridad, indispensable en nuestra biblioteca.

FICHA

LOS MAESTROS DE LA SOSPECHA.-Francesc Torralba.- Ed. Fragmenta.- 12 euros.

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
13 diciembre 2014 6 13 /12 /diciembre /2014 10:41
Dos vidas

Se presenta como candidata al Oscar a la mejor película de habla no inglesa representando a Alemania. está dirigida por Georg Mas y Judith Kaufmann, autores también del guión. Se trata de una excelente cinta que cabalga tranquilamente entre el drama y la película de espionaje, sin llegar a ser un thriller, quedándose en la más cotidiana tierra de nadie de la gente de base, sin pistolas y sin acción. Jugando con los flash back, estilo fotografía de tonos quemados o "sucios", reconstruye la época de la división entre las dos Alemanias después de la II guerra mundial, entremezclando temas de falsas identidades con las argucias y los métodos de la Stasi, la policia secreta de Alemania del este y los sentimientos y emociones de personajes sin ninguna relevancia polñítica, simples peones de un macabro juego político.

La humanidad de los personajes, soberbios Juliane Coger y Liv Ullman, siguiendo una trama y unos diálogos y unos silencios verdaderamente estremecedores, da como resultado una cinta que se contempla con fuerte interés y una cierta ansiedad, a pesar de algunas secuencias y comportamientos poco verosímiles. La película opta por un perfil bajo dramático tratando de mostrar el dolor y la perplejidad de los personajes según se van revelando los detalles de la trama y la doblez forzada de la protagonista.

Liv Ullmann, sigue siendo la gran actriz que nos asombró de la mano de Ingmar Bergman con la réplica fascinante de Juliane Coger, cuya frialdad en el desarrollo del doble juego llega a intimidar (quizá tenga la parte menos creíble de la película: la osada inconsciencia de permitir la investigación sobre su identidad y brindarse a ella).

El drama está servido con austeridad modélica y la tensión administrada con un in crescendo bien medido hasta la confesión final, en un entramado muy bien articulado de los conflictos éticos y psicológicos de los principales actores de la trama. Tal vez le falta la concisión y la discreción en los vistazos del pasado que tenía, por ejemplo "La vida de los otros" película que parece estar en la memoria de todos por las similitudes temporales y formales. La frialdad expositiva acaba por pasar factura y el espectador no llega nunca a empatizar con la protagonista ni con su historia. Aún así es una película notable.

Especialmente interesante es la historia de las "casas cuna" nazis o "Lebensborn" , nacidas al amparo y dirección de las SS, que en Noruega se crearon , a imagen de Alemania, para reclutar y mantener a niños de "pura raza aria" que serían la reserva del II Reich. Hubo unos 7.000 niños y niñas --educados y adoctrinados en la mas pura esencia nazi-- mantenidas en esas casas. La protagonista de la película fue una de ellas..

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens