Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
14 marzo 2017 2 14 /03 /marzo /2017 09:43

Había oído hablar de las "Misceláneas" de Ben Schott alguna vez. Y siempre al mismo tipo de personas: amigos dotados de una singular cultura literaria, filosófica o científica, con un amplio, curioso y paradójico sentido del humor, degustadores selectos de los "nonsense" de Lewis Carroll, el ingenio desmadrado de Wilde, el humor inteligente de Chesterton, la ironía despiadada pero humanista de Swift, seguidores cuando niños de los "Proscritos" del inmortal Guillermo Brown de Richmal Crompton, fanáticos de Sherlock Holmes y...ya de adultos amigos del ajedrez, las charlas filosóficas, la alegría de vivir, los paseos por las montañas y las serenas y aromáticas fumadas de pipa al abrigo de una buena chimenea.

Y aquí es cuando entra en escena Ben Schott, con sus Almanaques y sus Misceláneas. Si busca información en la todopoderosa Red sobre este inglés discreto y divertido, ex creativo de publicidad, ex fotógrafo de primeros ministros y editor de pequeños libros y rarezas bibliográficas, colaborador de sesudos diarios, cuyos libros son éxitos de lectores muy especiales...bueno pues tendrá muy poca en castellano, MUCHA más en inglés, menos en alemán y un poco más en francés. El autor, que apenas pasa la cuarentena, es de una chocante singularidad, al menos por lo que respecta a sus misceláneas y almanaques. En castellano lo ha publicado El Aleph Editores (en 2004) y no tengo noticia de que exista nada más publicado en español de este desternillante recopilador de trivialidades, bagatelas, curiosidades absurdas, listas delirantes, banalidades, frivolidades intrascendentes, cuestiones fútiles, datos irrelevantes, conmemoraciones insustanciales y detalles baladíes. La Summa definitiva de todos los conocimientos inútiles, inservibles, superfluos, estériles, inoperantes, baldíos e inusitados...y divertidos.

En inglés hay al menos dos "Misceláneas", aparte de la que hoy les recomiendo encarecidamente, una sobre Deportes y Pasatiempos y otra Gastronómica ( aconsejo a cualquier editor inteligente  que compre los derechos por la traducción). Créanme , es totalmente adictivo. Como Schott escribe en la página de presentación de su libro (bellamente editado):  "La Miscelánea...es un afanador de humildes menudencias. Tiene por objetivo reunir recortes de lo convencional. Y lo que es más importante...muy pocas veces se declara exhaustiva, autorizada, ni práctica, siquiera. Empero se declara, eso sí, esencial. Aunque cupiera la posibilidad de vivir sin...este libro...parecería un propósito osado y curioso".

Desde el impuesto sobre el uso de sombreros entre 1784 y 1811, la longitud de los cordones de los zapatos, la línea de sucesión en Inglaterra, las enfermedades de declaración obligatoria, la etiqueta social en Washington, la lista de muertes intempestivas de estrellas del rock, el nombre que se da a los números del bingo, la secuencia de ordenes para disparar cañones en la armada de Nelson, las mejores frases del ingenioso Doctor Johnson, la manera de anudarse una pajarita, la jerga homosexual "polari" en boga en el Londres de los sesenta, las líneas quirománticas, el diccionario del diablo, las abreviaturas médicas más comunes, una lista de "pangramas" o frases que contienen todas las letras del alfabeto,  la desternillante lista de trabajos que el Gargantúa de Rabelais encomendó a su hijo Pantagruel, la escala de síntomas médicos del estado de coma, decir "te quiero" en 42 idiomas, los diversos nombres de los aniversarios de boda, los nombres de las fobias, los acrónimos de los yuppies, los grados de la francmasonería, el alfabeto del lenguaje de signos, una lista de palíndromos (palabras o frases que se leen igual del derecho o al revés como "arroz" y "zorra"), algunos buenos insultos en Shakespeare, el código irlandés del duelo, los doce trabajos de Hércules, cómo anudarse un sari, nombres de deidades en diferentes culturas, el lenguaje de las flores, las diferentes clases de nubes, el esquema del Infierno de Date, los términos del ajedrez, ultimas palabras proferidas por famosos, términos musicales, el nombre del virus del tabaco que es la palabra más larga del inglés y consta de 1.185 letras...y suma y sigue.

Quizá el sesgo británico del libro es un poco excesivo pero dadas sus características es comprensible. Habrán observado en el inicio de este artículo que tantos mis amigos lectores de Schott, como yo mismo, tenemos cierta tendencia hacia la admiración del ingenio y el humor "british". No obstante garantizo que incluso los que no tienen esa peculiaridad cultural también disfrutarán como niños con la "Miscelánea original".

Y para que quede constancia, lean la cita que ostenta al final del libro: "Nada es pequeño en exceso, señor, para un ser tan pequeño como el hombre. Es mediante el estudio de las cosas pequeñas como alcanzamos el gran arte de sufrir lo mínimo y gozar lo máximo posible" (Samuel Johnson)

FICHA

MISCELÁNEA ORIGINAL DE SCHOTT.- Ben Schott.- Traducción de Concha Cardeñoso.- El Aleph Editores. 20,05 euros. ISBN 9788476696378

 

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
11 marzo 2017 6 11 /03 /marzo /2017 09:48

"Como un sueño que se desvanece al despertarnos, la biblioteca, creada con tanto amor durante setenta y cinco años, estaba a punto de dispersarse a los cuatro vientos...(como la) Atlántida se hundió en el mar, tan completamente que por momentos dudé que hubiera existido. Las puertas del salón de tertulias se cerraron por última vez. La Casa de los Libros ya no existía" (pág. 344).

Todos los amantes de los libros (entre los que me cuento) hemos tenido alguna o muchas veces una pesadilla recurrente semejante a la que nos cuenta Sasha Abramsky, un joven periodista y escritor inglés aposentado en Estados Unidos. Sasha ha escrito un libro memorable que parece una novela de Elias Canetti, enriquecida con el estilo nostálgico finisecular de Stefan Zweig y el encanto rememorativo de "Los Buddenbrooks" de Thomas Mann. Pero Sasha no ha escrito una novela sobre una familia judía desde finales del siglo XIX hasta la última década del azaroso siglo XX. Ha escrito una historia biográfica familiar, de la de su propio abuelo Chimen Abramsky y su esposa Miriam y el mundo cultural y bibliófilo impresionante que crearon a partir de 1944 en una casa de una pequeña urbanización londinense justo al lado del parque de Hampstead ­Heath conocido como Holly Lodge Estate, muy cercana al cementerio donde yace Carlos Marx. Ese es un detalle singular ya que estamos hablando de unas personas afectas al partido comunista y propietarios de una ingente cantidad de documentos y libros comunistas dada su condición de expertos libreros y bibliófilos, y que en su casa crearon una de las tertulias más conocidas y brillantes en la que intervinieron los grandes pensadores marxistas o liberales del momento.

El abuelo del autor, Chimen Abramsky, protagonista del libro y creador de la Casa de los Libros era hijo de Yehezkel Abramsky, uno de los rabinos más importantes del siglo. Nació en 1916 en Minsk, vivió en Moscú y emigró a Londres. Con la invasión nazi de Rusia, se alistó en el Partido Comunista, que abandonaría tardíamente en 1958, convencido por fin de los genocidios de Stalin y la deriva de la realidad política soviética. Cambió su pasión política por la bibliofilia y la literatura judaica, que le convirtieron en un conocido librepensador que le llevó  a la docencia universitaria en uno de los más célebres colegios de Oxford. Su formidable biblioteca de marxismo y socialismo atrajo a miles de visitantes y personalidades del mundo cultural internacional.

Sasha Abramsky nos describe la fascinante ubicación de los libros en las diferentes estancias de la casa, según las colecciones temáticas de libros, de rarezas bibliográficas  a joyas de coleccionista. Fue tan completo y exacto su conocimiento de los libros que trabajó durante una época como asesor de la casa de subastas Sotheby’s.

La casa era visitada diariamente por decenas de personas que charlaban, confrontaban, almorzaban o cenaban y hasta se quedaban a dormir. Todo ello reflejaba de una forma viva y fascinante el "zeitweist" (espíritu de la época) de un mundo que estaba siendo sacudido por dos guerras mundiales, los rápidos cambios de mentalidades y costumbres, con especial hincapié en el problema del judaísmo, la controvertida creación del Estado de Israel y  el antisemitismo histórico, en un contexto  de amplia cultura enfocada a las variadas perspectivas de la sociedad, la familia, la religión, la política o la literatura.

El libro se lee como si de una novela se tratara y uno acaba abrumado por la profunda erudición y la información enriquecedora que Sasha ha recopilado durante cuatro o cinco años de trabajo de documentación y confirmación de datos, sucesos, publicaciones y personajes que se dieron cita en la Casa de los Libros, dejando en definitiva en el lector una sensación algo amarga y nostálgica de unas personas y una época trágica pero fascinante e irrepetible, relatada por el nieto de un hombre genial. Como escribe, citando un aforismo de Marx: "Todo lo que es sólido se desvanece en el aire, todo lo que es sagrado es profanado, y el hombre se ve, por fin,  obligado a encarar con serenidad sus verdaderas condiciones de vida y sus relaciones con sus iguales".

FICHA

La casa de los veinte mil libros. Sasha Abramsky. Traducción de Ángeles de los Santos. Periférica, 2016. 364 páginas. 22 euros

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
8 marzo 2017 3 08 /03 /marzo /2017 08:32

Me ha parecido  apreciar los ecos de "Las mil y una noches" en la novela  de Kader Abdolah. La historia de Aga Akbar, reparador de alfombras en una remota villa iraní, junto a la Montaña del Azafrán, es una delicia. Uno de esos homenajes legendarios al arte de la escritura, de las palabras y su significado, del lenguaje y su poder mágico. La sencillez aparente de la historia rural y su encuadramiento en el enorme tapiz de la historia del Irán contemporáneo, es de una magistral eficacia literaria.

Se trata de la quinta obra de este autor iraní, exiliado y que vive en los Países Bajos. Abdolah tuvo que huir de su país en 1988, tras participar en el movimiento estudiantil contra el Sha y posteriormente contra Jomeini y sus integristas islámicos, en petición de mayores libertades políticas  y  culturales. Todas estas vivencias están reflejadas en la novela. El protagonista plasma en un diario las frases e historias que crea su cerebro, con una bella caligrafía de signos y dibujos, semejantes a la escritura cuneiforme que existe en las paredes de una famosa cueva del citado monte del Azafrán.

Abdolah se refleja a sí mismo en Ismail, el hijo de Akbar, un escritor exiliado en Holanda por su activismo comunista. El acceso al cuaderno de Akbar, tras su fallecimiento, es el comienzo de la historia, con las dificultades que precisa su desciframiento y la sorpresa de encontrar en aquellos bellos caracteres un reflejo no sólo de las ideas de su padre sino de la propia historia de su país, el Irán del siglo XX, sometido a una serie de incidentes politicos  y desastres bélicos, desde el levantamiento popular contra el Sha, a la llegada de Jomeini, la guerra contra Iraq y  la invasión de Kuwait por Sadam. Experiencias familiares, intervenciones de los personajes y citas lirerarias van enriqueciendo las páginas de este absorbente novela, cuyo exotismo (el de una cultura milenaria musulmana) no  disminuye el atractivo humano de cuanto se nos narra, principalmente con la personalidad fascinante de Akbar, cuyos problemas de comunicación en lugar de aislarle le han dado una sensibilidad poética y espiritual sorprendente.

Con una estructura literaria audaz, a la voz del narrador omnisciente que se presenta a sí mismo en el comienzo de la novela, se une la del joven Ismail y las citas no sólo de la tradición poética y literaria persa, sino las de la patria de adopción de Ismail, Holanda, todo ello con un tono legendario y lírico que resulta cálido y sugestivo al lector occidental.

FICHA

EL REFLEJO DE LAS PALABRAS.- Kader Abdolah.- Trad. Diego Puls.- Ed Salamandra. 9 euros. ISBN 9788496384758

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
5 marzo 2017 7 05 /03 /marzo /2017 08:40

No hace mucho tiempo reseñé en estas páginas una biografía de Montse Morata sobre Antonie de Saint-Exupéry, "Aviones de papel". En ella me hacía eco de la queja de la autora sobre la inexistencia de publicaciones sobre los artículos que Saint-Ex había escrito en las dos ocasiones en que vino a España para informar sobre la guerra civil, primero enviado por "L'Intransigeant"  y después por "Paris-Soir".

Pues bien, la editorial navarra Ken acaba de publicar un minúsculo libro en el que se recogen dichos artículos publicados desde agosto de 1936 hasta octubre de 1938 en ambos periódicos. La edición está ilustrada por numerosas fotografías de las portadas de  los diarios y otras de diversos fotógrafos y archivos de la época (entre ellas alguna del mismo Saint-Ex).

Las primeras recogen escenas e informaciones de nulo valor militar pero alto valor humano y literario que el escritor francés recogió en sus andanzas por Barcelona y Lérida. El segundo grupo de reportajes fueron realizados en el frente de Madrid. En estos textos no hay juicio alguno, ni condena, sobre los contendientes, sino una amarga y reiterativa reflexión sobre la inútil barbarie de la guerra, el sufrimiento de la población, y la amargura profunda que entraña una guerra civil.

"En una guerra civil la frontera es invisible y atraviesa el corazón del hombre", escribe. Y titula otro reportaje: "una guerra civil no es una guerra, sino una enfermedad". Con agudas reflexiones como ésta : En Barcelona y Zaragoza...está habitadas más o menos por la misma mezcla: comunistas, anarquistas, fascistas...y esos mismos que se aglutinan quizá difieran más entre sí que de sus adversarios. En la guerra civil el enemigo está en el interior, uno prácticamente lucha contra sí mismo" Y añade..."parece que aquí se fusila más que se combate".

En las crónicas de Madrid el estilo y la actitud han cambiado de forma intensa, casi brutal. El escritor se siente dañado, no toma partido tampoco, simplemente sufre por lo que ve y su voz se alza amarga en una condena, no a los fascistas o a los republicanos, sino contra la sangre derramada, la muerte absurda que juega a los dados con los seres humanos indefensos que viven o sobreviven en Madrid bajo las bombas. El escritor ha vivido unas horas en las trincheras de Carabanchel, antes de un ataque bajo la luz de la luna que, afortunadamente se ha anulado. Hubiera sido una matanza. Cuando amanece es testigo de una escena casi eucarística: "la unidad entera ha regresado del fondo de las tinieblas y el capitán parte el pan blanco, ese pan de España tan denso y tan nutrido de trigo del que cada camarada, al extender la mano, recibe un trozo grande como un puño, un trozo perfumado que se transformará en vida".

Saint-Ex, gran escritor, excelente persona y aviador mediocre, murió al parecer sobre las aguas cercanas a Marsella, el 31 de julio de 1944, abatido quizá por un caza nazi durante una misión de reconocimiento en un avión vetusto, un Lockheed Lightning P-38 F-5B, una imprudencia más de ese hombre ya mayor para la empresa (43 años) y con sobrepeso y demasiados accidentes aéreos en su historial. "Los viejos soldados nunca mueren, solo desaparecen", decía sin pensar en que estaba siendo profético. Su cuerpo jamás fue encontrado, aunque los restos de su aparato fueron localizados hace unos años.

FICHA

"Saint-exupéry en la guerra de España".- ED. Ken.-15 euros.-132 págs.-Trad. Andoni Eizaguirre.- ISBN 97884942849

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
3 marzo 2017 5 03 /03 /marzo /2017 08:54

 En principio a uno le sorprende la osadía del postmoderno Btun-Chul Han, un filósofo coreano formado en Alemania y especialista en Heidegger: Poner en una balanza filosófica el budismo zen por un lado y la filosofía más clásica, desde Leibniz a Platón, Schopenhauer, Fichte, Hegel o el mismo Heidegger por otro, suena a esa osadía algo traviesa pero puntillosa, sería e innovadora que el filósofo coreano imprime a sus estudios y trabajos sobre la sociedad moderna del cansancio, la transparencia, el agobio del enjambre humano, el paso del tiempo o el significado del amor en nuestras costumbres actuales. Sorprende sin duda ese paso dialéctico en este pensador de lo externo de la persona, lo social, lo relacional, a algo tan íntimo y difícil de conceptualizar como el ser y la nada, la espiritualidad humana, el silencio, la conciencia y el lenguaje. ¡Y más tratándose del budismo zen, conocido por su uso del silencio, su desconfianza hacia el lenguaje, el carácter enigmático y críptico de los koan, su escasa gestualidad y sus planteamientos  presuntamente nihilistas!

Pero el milagro se produce. Han logra resolver su apuesta de forma bastante notable. Estructura su ensayo contraponiendo los contenidos idóneos del conjunto de pensamiento .de los filósofos citados, los que se relacionan siquiera sea de refilón con el corpus zen, y de la comparación esboza las afinidades y los desacuerdos. Como cabía esperar de este excelente pensador, no hay juicio alguno: Han plantea su trabajo para el conocimiento del lector y no entra en valoraciones. Una forma de respeto para unos y otros, los filósofos occidentales y los amantes de la vieja disciplina espiritual.

Resultan interesante ciertos acercamientos de los citados filósofos occidentales (el tema de la muerte o de la conciencia de sí, por ejemplo) a los rigurosos e ingeniosos planteamientos zen. Han va contraponiendo haikus clásicos y textos zen para reforzar la dialéctica entre ambas formas de pensar y los imprevisibles puntos que comparten. (Como algunos de los que expresaba en su obra anterior "El aroma del tiempo,: el arte de demorarse"). Deduzco que el filósofo coreano debe ser un estudioso o practicante de zen, cosa paradójica dada su formación académica. Pero arguye con honestidad la difícil complementariedad entre el pensamiento lógico y razonado occidental -con su enorme carga de influencia judeocristiana- indirectamente deísta incluso en los casos de autores ateos. Esa referencia última a la trascendencia- o directamente Dios-  incluso en Kant o Fichte, desde luego en Leibniz y muy apreciable en el Maestro Eckhart,- es el punto clave que separa al budismo zen de los filósofos occidentales (entre los que he notado a faltar al gran Spinoza cuyo pensamiento incide en tantos planteamientos de los maestros zen).La "nada" de los filósofos y las religiones occidentales es  trascendente., para el budismo es inmanente. Por eso el zen no se ocupa del "mas allá", no busca ninguna trascendencia, simplemente aprende a vivir en lo cotidiano, en un "aquí y ahora" continuo.

El zen, afirma Han, despoja de dureza y malestar el concepto de vacío y nada, sino que lo integra en un entorno amable en copertenencia entre todos los  elementos de la realidad, de la naturaleza. Y así el ser de Heidegger que es un "vacío" que se interioriza y se convierte en  un centro dominante, en el zen no hay ninguna fuerza integradora que proceda del vacío. En él no hay nada. Ni siquiera el Dios del que habla Heidegger. Para el zen el individuo no es "nadie", no tiene deseo pero si se relaciona con el mundo, eliminando toda distinción entre sujeto y objeto, toda preeminencia del yo sobre el mundo, "el que contempla se funde con el paisaje". También la heroicidad del ser ante la muerte (en Hegel y en Heidegger) no tiene ningún sentido para el zen. Ante la muerte solo cabe el desasimiento de todo, lejos del egoísmo y de acuerdo con la aceptación de la finitud de todo. Y, para terminar, en el concepto de la relación con el otro, Han contrasta la dialéctica amo-esclavo de Hegel o la amistad que define Montaigne o Aristóteles, con el concepto amable y generoso de aceptación del otro por parte del zen.

En resumen: un librito digno de ser leído con atención.

FICHA: FILOSOFIA DEL BUDISMO ZEN.- Byung-Chul Han.- Trad. Raúl Gabás.- Ed. Herder.12,50 euros. ISBN 9788425433801

 

 


.
 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
28 febrero 2017 2 28 /02 /febrero /2017 19:49
Editada por la excelente editorial "Reino de Cordelia" nos llega una delicia literaria de altos vuelos que es una obra precursora del "Drácula" de Bram  Stoker  o de las obras de  Sheridan Le Fanu  ("Camilla") y otros "alegres" cultivadores del género de terror, subgénero "vampiros", como John William Polidori, médico personal de Lord Byron. Profusamente ilustrado con pinturas, cuadros varios y fotografías alegóricas, este "Tratado sobre los vampiros" es más bien una obra de erudición literaria que la consabida obra de terror gótico, pero constituye una curiosidad cultural reservada a coleccionistas, apasionados por el tema vampírico y simples gustadores de una literatura llena de morboso encanto.
Se trata de una desconocida (para quien esto escribe) obra clásica de Augustín Calmet, abad del monasterio benedictino francés de Senones allá por el siglo XVIII, un clérigo ilustrado famoso por su erudición y sus conocimientos bíblicos. Basándose en noticias procedentes del Este de Europa y los Balcanes sobre muertos que resucitaban para atormentar a los vivos, puso toda su erudición y voluntad memorialista en una investigación exhaustiva sobre el tema. Para concluir, como era de esperar en un hijo de la Ilustración, que estos seres de ultratumba eran fruto de las leyendas tradicionales y de las supersticiones populares o se basaban en coincidencias de casos reales y aislados (como enterramientos en vida o muertes sólo aparentes) que la ignorancia de las clases más bajas convertían en pavorosas leyendas absolutamente imaginarias.
En pleno Siglo de las Luces el tratado de maese Calmet tuvo un efecto paradójico, ya que si bien limitó el tema a una cuestión literaria y costumbrista, alimentó (y de qué forma) una corriente oscura y subterránea  ("gótica" se le llamaría) que cristalizaría muchos años más tarde:  la rica mitología de los vampiros, enriquecida por los románticos en el XIX. Aquí nacen los rituales pavorosos de las estacas, la sangre, los colmillos, las ristras de ajos y las terroríficas apariciones nocturnas en un universo de ataúdes, criptas y nieblas persistentes, transformaciones de  hombres en murciélagos o lobos y demás parafernalias, incluidas exóticas damiselas en camisón, de diente fácil y agudo. Y ya en el siglo XX , la enorme variedad de películas, novelas populares o teatrales, serie de tv. o sagas novelescas ("Crepúsculo") que la temática generaría con muchas variantes, un universo inextinguible al parecer que excita la adrenalina emotiva de las nuevas generaciones de incrédulos-crédulos adoradores de lo demoníaco, bien nutrido de sexo y violencia (ingredientes que abundan de tal forma que asombra a cualquier persona medianamente cultivada.
No se pierdan, sin embargo, la fascinante combinación que nuestro monje hace de método científico escrupuloso y extravagantes razonamientos teológicos que incluyen la "posibilidad" de que Satán haga la "travesura" de crear vampiros a espaldas de Dios que pronto lleva las cosas a su lugar. El volumen -absolutamente interesante para estudiosos de antropología cultural- incluye unas "Reflexiones críticas" de nuestro ilustrado Padre Feijoo y un delicioso prólogo de Luis Alberto de Cuenca que resulta más divertido e irónico de lo que aconseja un tema "tan enjundioso".
 
FICHA
TRATADO SOBRE LOS VAMPIROS.- Augustin Calmet. - Reino de Cordelia. Trad. Lorenzo Martín del Burgo.332 págs.- 19,95 euros. ISBN  9788416968022
Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
26 febrero 2017 7 26 /02 /febrero /2017 09:08

Brillante recopilación de artículos y trabajos literarios del ex catedrático italiano Alfonso Berardinelli, un provocador iconoclasta, algo travieso y siempre punzante que abandonó voluntariamente la cátedra universitaria de Literatura en una dimisión que provocó escándalo, estupefacción e irritación a partes iguales y conmovió el mundillo universitario e intelectual del país.

Su, por otra parte, razonable ataque a algunas de las figuras con más relumbrón de la vida cultural italiana, como Umberto Eco, Darío Fo y Roberto Begnini, muestra la indudable independencia y talante crítico insobornable del autor, que se queja de la "irresistible vocación demagógica y populista" de algunos escritores, entre ellos Eco y Fo, tan semejante a la que mantienen determinados políticos del país. Los sartenazos críticos no circunscriben a los italianos sino a británicos, franceses o norteamericanos como el malogrado David Foster Wallace. Y no niega rendida admiración hacia otros como Elsa Morante, T.S.Eliott o Bertolt Brecht, Simone Weil, Cervantes o Unamuno o el editor Roberto Calaso, Henry Miller, Koestler o Orwell, Melville o Dante.

Berardinelli abandonó su cátedra en el año 1995 tras una veintena de años en la enseñanza universitaria. Su rechazo al actual sistema educativo, que considera nefasto, se complementa con sugerencias sobre la transmisión de la cultura en las que late un profundo sentido común y una visión realista (y pesimista) del futuro educativo. El autor piensa que la "generalización" de la cultura ("Es un hecho que hoy en día todos se creen creadores, artistas o filosófos, y se expresan sin límites", ha indicado) ha terminado banalizándola  y  anulando la facultad selectiva de las personas lo que convierte al crítico -siempre que sea honesto y esté bien formado- en una figura necesaria en el mundo cultural adocenado en el que vivimos. Y apostilla: "Si digo que leer es un riesgo es porque, aquellos que lean con verdadera atención, pueden cambiar mucho o poco su manera de pensar. Y desde luego que es arriesgado. Muchos dicen que Internet les cambió la vida, pero yo creo que 'Los hermanos Karamazov'  o 'Crimen y castigo' te la puede cambiar un poco más".  Ya que "los libros no ambicionan desembocar en una cartilla de notas o en un currículum, pero sí en una identidad, una conciencia y una educación sentimental.". Y en suma, insiste, "Reivindicar la lectura como un ejercicio de conciencia y libertad individual es más importante que esforzarse en confundir el conocimiento humanista con una metodología científica parecida a las leyes de la física y de la química."

Este incómodo  (para algunos) autor también se opone a la poesía actual, negándose a aceptar "el populismo poético que confunde el arte con el lenguaje publicitario y la superficialidad adolescente". Añadiendo con hilarante ironía : "si en la actualidad hay tantos poetas, se debe sobre todo al hecho de que creen que la poesía es un género literario sin reglas que no requiere que nadie tenga algo que decir". Y, como no podía faltar, da su palo merecidísimo a las nuevas tecnologías de comunicación: " Es difícil no sentir miedo por las posibilidades de control, homologación, rumorología y tachadura de la libertad que han abierto las nuevas tecnologías bajo su himno de futuro y esperanza."  Se anima recordando a Pasolini y su aparente "boutade" de proponer como remedio abolir la televisión y la enseñanza media obligatoria, una forma de  meditar sobre los sistemas educativos y sobre las formas de control en los Estados modernos.

Para terminar, vale la pena recordar una "obviedad fundamental" que Berardinelli nos endilga en la página 25 de su divertido libro: "Lo libros son contagiosos. Pero para sufrir el contagio hace falta leerlos con pasión y, digámoslo así, con cierta predisposición ingenua. Sin ser Don Quijote o Emma Bovary, llevados por el mal camino debido al heroísmo caballeresco o el amor romántico, todo lector apasionado (no solo de novelas) hace que sus lecturas predilectas formen parte de la construcción de su identidad". Ahí queda eso

FICHA

LEER ES UN RIESGO.- Alfonso Berardinelli.- Trad. Salvador Cobo.- Ed. Círculo de Tiza.-252 págs.

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
24 febrero 2017 5 24 /02 /febrero /2017 13:11

Lo primero que me interesó de este interesante libro del médico y cirujano digestivo Iván López Casanova fue el conjunto heterogéneo de pensadoras del pasado siglo escogidas (Simone Veil, María Zambrano, Edith Stein, Hanna Arendt y, curiosamente, Elizabeth Kübler-Ross, una psiquiatra especialista en "la muerte y sus alrededores"). Lo segundo, el enfoque que este doctor humanista había encontrado para considerarlas en conjunto como "semejantes", ya que lo de "una filosofía de esperanza para el siglo XXI" me parecía un tanto tomado por los pelos o fuera del contexto real de los pensamientos de cada una de ellas.

Pero lo cierto es que López Casanova sale holgadamente del compromiso adquirido con el lector, usando para ello de una cultura filosófica más amplia que la referida sólo a sus autoras escogidas. Por ejemplo me ha parecido muy ajustada  su introducción al concepto actual de la crisis cultural que vivimos y su convicción de que el ocasional pensamiento positivo, esperanzado, "con el corazón", de tales autoras -expuesto en algunas de las obras de  las cinco, aunque no sea el aporte principal  o único de cada una-pueden ofrecer algún tipo de "solución" a muchos de los problemas o al menos una "antropología plena de confianza en el ser humano, en contra de los modas dominantes en el siglo XX". También su referencia a las "gelatinosas ideologías débiles" que han sustituido a loa autoritarismos fascistas o comunistas pero no a su virulencia social, con una eficaz referencia a pensadores como Ortega,  Hegel, Heidegger  o Kant (brillantemente contestado por Ortega).

El autor nos propone pensamientos filosóficos en los que se entrelazaran "una vida de plenitud con un pensamiento lógico-deductivo", complementado con una mirada filosófica “desde el corazón”. La vida y la obra de estas autores estudiadas pertinentemente no sólo por su carácter femenino  (todas ellas mantienen cierto alejamiento de las propuestas feministas) sino por la validez de su filosofía  para el objetivo que se impone López Casanova. Para el autor las cinco pensadoras comparten una cierta apertura a la trascendencia, al tiempo que todas tuvieron que "sufrir un desarraigo profundo, algunas por ser judías, otras por las circunstancias biográficas que afrontaron  y se vieron abocadas a arrostrar una vida durísima.

Precisamente Simone Weil asegura que no se puede entender nada del hombre sin asumir un compromiso y una cierta ascesis. Su comprensión "a través del corazón" estuvo ligada a una serie de experiencia libremente asumidas, como emplearse como una obrera en una empresa  durante un año para comprender las relaciones obreros-empresarios, en la agricultura o como voluntaria en la Guerra civil española. La Zambrano a través de su concepto de "razón poética" con el que se oponía al cientifismo, positivismo y otros "ismo" detrás de los cuales existe una abstracción filosófica nacida solo de argumentaciones lógico-deductivas. Es preciso abrir la filosofía "al mundo de los valores, a “lo divino”: la creatividad artística, la ética, lo religioso" que es lo que dota de sentido a la vida. Edith Stein, una judía conversa, asesinada en un campo nazi siendo ya monja católica, mostró con su ejemplo personal que "el amor y la verdad tienen una relación directa", y nos enseñó a vivir sin prejuicios, abiertos a la verdad y a sus consecuencias. Su visión de la persona humana compuesta de inteligencia, voluntad y afectividad, se plasmó en un intento de encontrar lo que unía el pensamiento de Santo Tomás de Aquino con el de su maestro Husserl. Mensajes parecidos emanan de algunas de las obras de Hanna Arendt (con su condena a la banalidad del mal) o la Kübler-Ross cuyos trabajos siempre están basados en un acercamiento y una visión lúcida y compasiva del ser humano, sobre todo en el instante supremo, el de la muerte.

 

 

FICHA

PENSADORAS DEL SIGLO XX.- Iván López Casanova.- Ed. Rialp.-15 euros.-ISBN:978-84-321-4326-7.-184 págs.

Rústica

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo
21 febrero 2017 2 21 /02 /febrero /2017 09:09

Zygmunt Bauman, sociólogo polaco que falleció recientemente, se hizo sumamente popular por la desnuda brillantez de su crítica rotunda al modelo de sociedad en que vivimos y, sobre todo, en la amenazante y progresiva degradación que ese modelo comporta. La originalidad de este pensador estriba en su uso del término "líquido", una definición compleja de estado, aplicada al modo de vida, el amor, la economía y otras actividades sociales y humanas (en muchos casos rozando conceptos filosóficos de Russell, Marcuse, Althusser, Habermas, Adorno, Fromm y Huxley entre otros).

Para Bauman vivimos en una sociedad posmoderna que tiene características "líquidas"  ya que en ella "las condiciones de actuación de sus miembros cambian antes de que las formas de actuar se consoliden en unos hábitos y en una rutina determinadas". Ese tipo de sociedad refuerza constantemente un estilo de vida incapaz de mantener una forma o un modo de vivir determinados durante mucho tiempo. Como escribe Bauman "los logros individuales --en esta sociedad moderna líquida- no pueden solidificarse en bienes duraderos porque los activos se convierten en pasivos y las capacidades en discapacidades en un abrir y cerrar de ojos". ¿Dónde nos va a llevar esto? Bauman  tiene la honestidad de afirmar "ninguna estimación de la evolución futura de esta sociedad líquida y sus individuos poder ser considerada plena y verdaderamente fiables", ya que "la extrapolación de hechos del pasado con el objeto de predecir tendencias futuras no deja de ser una práctica cada vez más arriesgada y ....engañosa".

¿Por qué es así? Basta que observen como en poco tiempo estamos más destinados a que nuestras posesiones, nuestros valores, nuestras actitudes, se escapen entre los dedos como si fuera agua. No hay ningún futuro certero, concreto, fiable, la celeridad de los cambios impide que nada se solidifique, ya que todos los futuros que puedan darse, serán reinventados una y otra vez en un bucle que no acaba nunca. Bauman nos muestra un mundo de desasosiego, de crisis vital, en el que nos da una visión diferente de lo que estamos viviendo. ¿Cuál es el propósito? Hacernos pensar en nuestra vida personal, en lo que está sucediendo, y en cómo vivir en relación con una sociedad, un mundo, una cultura que nos lleva justamente a perder nuestra identidad. 

En un mundo en el que la inmediatez, lo perecedero, es  lo que prima (cosa que aceptamos con la mayor inconsciencia) es preciso reflexionar, buscar, informarnos para poder entender el tipo de mundo que se nos presenta y tal vez hallar un estilo de vida que pueda minimizar los impactos negativos de la "vida líquida", un mundo de consumo, en el que aquello que consumimos está destinado a cambiar y desaparecer en poco tiempo. 

En la actual Postmodernidad las personas pasan a ser regidas a un nivel planetario quedando el Estado reducido a ser un simple subalterno del mercado. Y en esta época socio histórica "la vida líquida consiste en la imposibilidad de solidificar los esfuerzos de la persona en algo tangible, esto es, el hombre postmoderno verá como su trabajo, sus amistades o su pareja están sometidos a procesos ininterrumpidos de cambio que no puede prever, ni siquiera alcanzar a entender".  Vivimos acosados por las dudas y la inseguridad, incluso en el ámbito del consumo regido por la obsolescencia programa de los productos y las novedades continuas de objetos sustitutorios con una vida efímera (observad los móviles).

Toda producto tiene fecha de caducidad. Hasta nosotros o nuestra vida de relación social o sentimental (facilidad para deshacer una relación amorosa que ya no nos aporta la necesaria dosis pasajera de felicidad).

No es fácil leer a Bauman. Pero sí es sumamente sugerente y tanto sus diagnosis como sus proyecciones son tan interesantes como  alarmantes, ya que ayuda a entender el mundo en el que vivimos. Como cuando nos habla del aglutinamiento paulatino de riqueza en muy pocas manos o la progresiva influencia de lo privado sobre lo público. "En las últimas décadas vemos como los espacios públicos (parques) en las ciudades se van sustituyendo cada vez más por espacios privados (centros comerciales)".  También, cómo no, nos habla de la "influencia que todo este proceso ha tenido en la educación con su vertiginosa obsolescencia y su rápida privatización".

Este libro, que no llega  a ser un texto científico,  tampoco es un texto de divulgación, su lectura es exigente y sólida, aunque no nos agobia si nos exige atención. Y una curiosidad: se trata de un texto publicado en 2005, creo. Su aterradora vigencia dice mucho en favor de Bauman y muy poco en favor de la inteligencia social humana del siglo XXI.

 

FICHA

VIDA LIQUIDA.-Zygmunt Bauman.-Trad. Albino Santos.-Ed. Austral.-206 págs. ISBN 9788408040958

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo
18 febrero 2017 6 18 /02 /febrero /2017 16:43

Michael Innes es el pseudónimo de John Innes Mackintosh Stewart, un erudito escocés aclamado en Oxford por sus obras de ensayo --entre otras, una edición crítica de Montaigne-- y profesor durante muchos años de literatura en Australia. Aunque, sin duda, es más conocido como novelista del género llamado policíaco (no en España, donde ha sido poco traducido), en el que descuella por la fastuosa calidad de sus más de 50 novelas y decenas  de relatos cortos desde 1936 hasta 1968, con una fuerza dramática y una técnica de intriga sorprendente que lo han convertido en un clásico indiscutible, a la altura de Conan Doyle, Edgard Wallace, Chesterton o Wilkie Collins. Y menciono a esos autores de finales del XIX y la primera mitad del XX porque Innes pertenece a la nómina ilustre mencionada por derechos cronológicos también, ya que nació en 1906 y murió en 1994.

Aunque seguramente habrá lectores que los considerarán, dentro del club inglés de novela negra, como demasiado relamido e intelectual, a veces un poco farragoso en su deslumbrante estilo literario, en mi caso lo considero un maestro (a la altura de los ya citados) y la oportunidad y abundancia de sus citas literarias de alto nivel lo igualan a uno de mis escritores predilectos, el canadiense Robertson Davies.

La edición que manejo es la bonaerense de Emecé, de la célebre colección dirigida por Borges y Bioy Casares, con traducción de MªAntonia Oyuela. "Hamlet, venganza" es la segunda obra que apareció de Innes, aparecida en 1937 y diez años más tarde en la citada colección argentina. Aquí se nos presenta al inteligente inspector John Appleby, que será héroe recurrente en la mayoría de sus novelas y  Giles Gott, profesor de literatura, bibliógrafo empedernido y autor de novelas policíacas vulgares, irónico trasunto del propio autor, otro de los protagonistas recurrentes (a modo de homenaje a las parejas tipo Holmes-Dr. Watson).

No tema el lector que la espesura florida de citas clásicas y razonamientos brillantes acabe por agobiarle. Innes domina el arte de la descripción ambiental, del diálogo --ingenioso y divertido aunque profundo- y de la creación de personajes. Ya sólo el prólogo con el que Innes nos sitúa en el ambiente inglés de clase alta donde va a desarrollarse la acción, en la residencia campestre de la familia protagonista y en la sugerencia de la representación teatral de Hamlet realizada por invitados aficionados, al modo tópico de las charadas sociales británicas, merecen un notable alto.

La acción es lenta, morosa, concienzuda tan rica en detalles que el lector va despistándose, pero tan encantado con lo que le cuentan que sigue adelante, asiste a la representación y aparece el muerto ilustre, nada menos que el Lord Canciller del Gobierno inglés, asesinado de un disparo cuando interpretaba precisamente la muerte de Polonio a manos de Hamlet. A partir de ese dramático momentos (que se nos presenta desde varios puntos de vista) comienza la danza de sospechosos, conjeturas, hipótesis y razonamientos. Cuando llegando al final de la novela se nos revela trabajosamente la identidad del supuesto criminal y sus motivos, es para que nos veamos sacudidos por la evidencia de que ha habido un error dramático y que todo vuelto a la casilla de salida. La novela negra se convierte en una trama de espías, luego de nuevo en trama negra y al final...No les debo revelar nada más. La rocambolesca trama, en realidad, no es lo más importante.

Bueno, léanla. Hay ediciones disponibles en la Red. Investiguen y cuando la encuentren trátenla bien, porque es una de esas novelas que uno guarda en su biblioteca después haberla leído y disfrutado.

FICHA

HAMLET, VENGANZA.- Michael Innes.- Emecé Editores. 333 págs.

 

 

 

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens