Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
1 agosto 2016 1 01 /08 /agosto /2016 15:13
La hermana pequeña

Magnífica película minimalista, poética y con aspectos dramáticos bien elaborados del director Hirokazu Kore-eda, discípulo aplicado aunque un poco dulzón del maestro Ozu. Pero hay tanta sensibilidad y ternura en el tratamiento de los personajes y el planteamiento suave y sin estridencias del drama que todo se desenvuelve como una pieza de música de cámara. Aquí son los pequeños -o grandes- dramas familiares y concierne a tres hermanas de una misma madre y una cuarta, la más pequeña, de una segunda relación del padre ausente y amado-odiado por las tres. Tras la muerte de esta figura central que no conocemos, las hermanas y afrontan la cisa cotidiana con sus mezquindades, sus pequeñas alegrías y los fantasmas del pasado.

Con todo, hay una corriente suave y casi esquiva de amor y compasión. Y eso, contado con suma sencillez y con una cámara discreta que parece pasearse por ese hogar como un miembro más de la familia, da sentido a todo lo que vemos y admiramos. Todo lo mínimo y trivial tiene cabida en esta obra sin argumento aparente que se ve surcado en ocasiones por una fuerte y luminosa corriente poética. Es un drama de mujeres el que nos cuenta Hirokazu Kore-eda. Y a fe que lo hace de una manera brillante y plácida a la vez. Una película en la que Kore-eda no olvida salpimentar con un humor delicado y agradable. Las actrices son magníficas y dotadas de encanto sencillo y matizadas personalidades, con sus luces y sus sombras, acompañadas de un grupo de secundarios para sacarse el sombrero. Merecido Premio del Público en la 63 edición del Festival de San Sebastián.

Compartir este post

Repost0
30 julio 2016 6 30 /07 /julio /2016 10:08
Retorno al pasado

Excelente muestra del cine negro clásico norteamericano. La resolución fotográfica es de primera, los diálogos ingeniosos y realistas, el guión inteligente y los intérpretes, salvo el poco lucido papel de Kirk Douglas, están formidables, empezando por el austero Robert Mitchum y las jóvenes actrices, con una Jane Greer que compone una mujer fatal a la altura de las más conocidas en el 7º Arte, de cuyos labios no salen más que mentiras rodeados de una adorable sonrisa. Escuchando los diálogos de esta pelñicula uno rememora a los mejores escritores norteamericanos, desde un Hammet a un Chandler. Está basada en la novela de Daniel Mainwaring "Build My Gallows High, que adaptó al cine su propia novela, con una fotografía en blanco y negro realmente magistral a cargo de Nicholas Musuraca y con una excelente banda sonora a cargo de Roy Webb. El ritmo es electrizante, no en vano el director de esta pequeña joya fue el gran Jaques Tourneur. El trágico final tiene su compensación ética con el engaño que el amigo del protagonista, un joven sordomudo, perpetra para hacer creer a la novia del protagonista que éste se quería fugar con la femme fatale cuando fueron abatidos. Sabe que no es así, pero Mitchum le pidió que, caso de ir las cosas mal, lo hiciera para que la muchacha se sintiera libre para rehacer su vida. El guiño del joven al letrero con el nombre, falso, de Mitchum, es un gesto que ningún cinéfilo podrá olvidar.

Compartir este post

Repost0
29 julio 2016 5 29 /07 /julio /2016 16:43
Mendel, el de los libros

Zweig escribió este pequeño libro de 57 páginas en 1929, trece años antes de suicidarse junto a su mujer en Petrópolis, entonces un lugar rural no muy lejos de Río de Janeiro, donde fue a parar, desesperanzado y lleno de temores tras huir de su adorada Viena por el avance imparable de los nazis y tras una estancia desilusionada en Estados Unidos. En él, con su prosa brillante y fluida nos cuenta la historia lamentable y patética de Jakob Mendel, un original, tímido, introvertido, solitario y excéntrico librero de viejo que durante más de treinta años acude, cada día, desde primera hora de la mañana y hasta la noche, justo antes del cierre, al café Gluck de Viena, donde ocupa siempre a la misma mesa y consume dos cafés y unos pocos bollos de pan. Es una institución cultural del local. En su rincón lee, escribe, estudia y se ocupa de su negocio, vender libros y por supuesto buscarlos primero gracias a ser un desconocido -- pero famoso en círculos minoritarios de eruditos -- experto en libros, en fechas y lugares de publicación, en editores, en autores, en géneros. Es como un ordenador, una biblioteca ambulante, una autoridad bibliófila, una eminencia dotada de un cerebro portentoso. Vive para los libros y ellos son toda su vida, ajeno a lo que ocurre en el mundo, en su ciudad, a dos metros fuera de su mesa. Ni tan sólo se ha enterado de que en torno suyo el mundo se derrumba a causa de la I Guerra Mundial. Esa será su perdición. Por un motivo futil, dos postales enviadas a dos países enemigos, Inglaterra y Francia, reclamando catálogos de libros, pondrá en marcha la absurda y fatal maquinaria represiva de la policía y el ejército, en un país de tradición prusiana. Terminará en un campo de concentración y comenzará la caída hacia el olvido y la muerte. Mendel parece surgido de una novela de Kafka. Pero nace de la pluma de un hombre que comienza a montar en su mente una historia semejante que reflejará su propio final, Zweig. Mendel es además judío, de Galitzia, un inmigrante ruso que huyó de su país para no realizar el servicio militar, que lleva muchos años en Austria pero nunca se ha preocupado en adquirir la nacionalidad austriaca,. Es una persona sin documentación que solo ha querido vivir en el mundo de los libros, presa fácil e inocente para la inhumana máquina burocrática de un Estado en guerra. Cuando vuelve de la prisión, Mendel ha cambiado y no encuentra su lugar en un mundo que también ha cambiado.

Resulta chocante que este libro de Stefan Zweig fuera escrito sin que su autor sospechara en lo más mínimo que un destino semejante, cambiando el exilio por el campo de concentración, le estuviera reservado. Tampoco el mundo que sobrevino tras la Segunda Guerra Mundial no tenía nada que ver con el que Zweig disfrutó (y que, de alguna manera, también estaba fundamentado en los libros, el arte y la cultura). El terror a una posible victoria nazi, a un mundo dominado por la barbarie militarista y represiva, llevó a Zweig al suicidio. "Mendel, el de los libros" se convierten así en un impresionante alegato contra esa clase de tiranía.

FICHA

Mendel el de los libros.- Stefan Zweig .- Editorial: Acantilado .- Páginas: 57 ISBN: 9788496834903

Compartir este post

Repost0
28 julio 2016 4 28 /07 /julio /2016 14:49
Mi amigo el gigante

"Mi amigo el gigante" no se puede alinear junto a los grandes logros del genio del cine de diversión, Steven Spielberg. Nuestro director admirado se ha limitado a repasar la película de animación que se hice en los 80 sobre el tema, un relato del soberbio y algo oscuro Roald Dahl y la ayuda del actor sorpresa de su anterior película "El puente de los espías", Mark Rylace, bastante superior a esta aunque se trate de géneros tan diferentes entre sí. El juego con las animaciones virtuales es magnífico sin duda y la muchacha protagonista está muy ajustada a su papel. La música de John Williams, la fotografía de Kaminski y los planos habituales de una naturaleza idílica de Spielberg. junto con un guión algo perezoso pero lleno de malicioso humor de Dahl hacen el resto. El ritmo es algo lento para el supuesto público infantil, aunque nadie puede dudar del garbo y gracia de este director para divertir y conmover al respetable. Los adultos también nos divertimos con la asombrosa interpretación de Mark Rylance . Todo es un gesto de pícara malicia dirigido a los adultos que ven la película, dejando libre la capacidad de Spielberg para empatizar con el público infantil. Consigue que el gigante además de un milagro tecnológico tena une fuerte y sana carga emotiva. Aunque no nos guste demasiado el final tan absurdamente simple y precipitado..

Compartir este post

Repost0
24 julio 2016 7 24 /07 /julio /2016 18:20
La leyenda deTarzán

Original nueva visita a la historia del legendario héroe literario creado por Ridge Borroughs, esta vez como epítome de lo habitual. Tarzán vive ya en la mansión de sus padres y es un Lord enfundado en un traje que parece haber olvidado su periodo de niño selvático y rey de la Jungla.~~Ante esta moda ya establecida de rescatar y reciclar personajes ya muy conocidos y llevarlos de nuevo a la gran pantalla, le llegó el momento a Tarzán, el personaje creado por Edgar Rice Burroughs es llevado de la mano de David Yates, el realizador de las últimas 4 películas de la saga de Harry Potter y la inminente ‘Animales fantásticos y donde encontrarlos’. La historia pretende ser una secuela y al mismo tiempo iniciar una posible nueva saga de películas, por lo que la trama se ubica unos años después de la historia conocida, Tarzán (Aleksander Skarsgård) es ahora un civilizado caballero que recibe una invitación del rey de Bélgica para volver al Congo. El viaje lo emprende junto a su esposa Jane (hermosa y muy desaprovechada Margot Robbie) y un hombre venido de los Estados Unidos (Samuel L. Jackson), pero todo resulta una trampa de Leon Rom (Christoph Waltz), quien pretende secuestrarlo y entregarlo a un vengativo africano. El que parecía el primer acierto de esta nueva adaptación de Tarzán, el no volver a contar los orígenes del personaje, es rápidamente desechado al apenas arrancar el metraje, al recurrir a algunos flashbacks que en paralelo van contando esa historia por todos conocida, decisión que colabora a que el inicio se perciba demasiado lento. La película cae en diversas inconsistencias y subtramas innecesarias que no terminan por desarrollarse y personajes como el de Samuel L. Jackson que nunca cuaja como el recurso cómico de la historia, un Christoph Waltz repitiendo ese villano reventón en el que se ha encasillado y un Tarzán carismático pero insuficiente para sostener el relato, que padece ante las inevitables comparaciones con versiones anteriores y muy superiores, o con ciertos pasajes que recuerdan y engrandecen a la reciente ‘El libro de la selva’. El filme busca siempre que cada elemento se vaya sumando para que todo confluya en un final espectacular, pero cuando este llega son tantos los personajes y el caos que todo termina por ser abrumador y carente de emociones, dando como resultado una película sin alma que no consigue ser del todo entretenida. ~~Enésima versión en carne y hueso –y CGI- de Tarzán, quizás un personaje muy anticuado para las nuevas generaciones, o tal vez no. Lo cierto es que esta versión no es de las más memorables, no aburre, pasan cosas todo el tiempo, pero ninguna es demasiado interesante y uno está al borde del aburrimiento la mayor parte del tiempo. Tarzán ahora tiene a su “Robín”, es decir Samuel L. Jackson, como el embajador de Estados Unidos en el Congo Belga, algo que no sé si es históricamente exacto o qué, pero en realidad no importa. Por cierto de que aunque su presencia es importante eso no quita de que Tarzán caiga nada sutilmente en el estereotipo “salvador blanco” Mención aparte merece el personaje de Jane, quien ahora es el estereotipo de “personaje femenino fuerte” que parece adorar Hollywood, y no estoy en contra de ese tipo de personajes, pero se ha transformado en un cliché que a menudo revela cuan poco cuidado pone Hollywood en las mujeres, en este caso Jane es “badass”, “patea traseros” y es ruda, al principio al menos, pero después pierde todo protagonismo y su rol se reduce al de adorno, dedicándose a mirar como Tarzán y su mejor amigo negro resuelven las cosas.

Compartir este post

Repost0
21 julio 2016 4 21 /07 /julio /2016 09:07
El impresor de Venecia

Disfrazada argumentalmente bajo el intento de un personaje de escribir una biografía hagiográfica sobre el gran impresor veneciano del siglo XVI Aldo Manuzio, el escritor y editor Javier Azpeitia (Madrid, 1962) que había jugado anteriormente con personajes literarios históricos como Quevedo, Mesalina o Ariadna, nos brinda una novela de buen nivel cultural y cierto interés literario.

Azpeitia ha sido editor de narrativa y antólogo de poesía barroca, y da clases de escritura y edición. En relación con esta novela hay que resaltar que Azpeitia que fue comisario de la muestra que la Biblioteca Nacional dedicó hace poco a Aldo Manuzio, justamente el personaje que ha convertido en elemento clave de su libro. Con unos planteamientos sencillos y personajes un tanto retóricos (los diálogos no es lo más conseguido de este escritor) nos aporta una semblanza de Manuzio que a edad ya avanzada se estableció en Venecia y se asoció con otro gran personaje de la historia naciente de la imprenta, Andrea Torresani, con quien emparentó al casarse con su hija Maria. Esto se nos narrará como una investigación biográfica del hijo putativo del impresor, Paolo. A partir de un comienzo casi tópico con una frase memorable "Entre la diversidad de tipos que conforman la especie humana, uno de los más peculiares es el de que renuncian a vivir el mundo para leerlo", Azpeitia va desgranando los elementos biográficos que revelan cuestiones, hechos y comportamientos turbios. Siguiendo a una pluralidad de voces narradoras y un estilo que mezcla narración, confesiones y cartas, Azpeitia logra impulsar su novela histórica con una ambición compleja resuelta de manera correcta. Nombres como los Medici, Pico della Miradola, Erasmo, Savonarola, Tiziano... van surgiendo en este retrato renacentista, mientras el autor nos da noticia de usos y costumbres venecianos del siglo XVI . Como suele ocurrir en la narrativa histórica, ay, tan en boga, se baraja la intriga con la violencia o el sexo, aventuras, misterios y mucha acción para equilibrar los discursos retóricos y los diálogos (literariamente mejora el estilo de Azpeitia en los monólogos), amén del exceso de información. El autor aprovecha para fustigar los fanatismos, echa su cuarto a espadas por el sexo libre de cadenas religiosas y manifiesta su admiración por el epicureísmo y el disfrute de la vida. Eso sí, sin olvidar el amor a la cultura y a los libros (la novela es una oda a la belleza y necesidad de la lectura). No en vano Aldo Manuzio, no sólo alcanzó algunos de los hitos de la edición moderna: la cursiva, el libro de bolsillo, la edición bilingüe en páginas enfrentadas, sino que se esforzó en recuperar el saber clásico en obras de los “paganos prohibidos” Lucrecio y Epicuro, de Aristóteles, Aristófanes, Tucídides… que fueron elementos clave en el Renacimiento. En resumen, una buena novela histórica de un autor ambicioso.

FICHA

El impresor de Venecia. Javier Azpeitia. Tusquets. Barcelona, 2016. 352 páginas. 19 euros

Compartir este post

Repost0
20 julio 2016 3 20 /07 /julio /2016 09:17
Las zapatillas rojas

Entrañable película de danza dirigida por el británico Michael Powell (1905-1990) y del húngaro Emeric Pressburger (1902-1988), que también firman el guión, basado en un cuento infantil (sic)de Andersen y en elementos de la vida del bailarín y empresario ruso Sergei P. Diaghilev (1872-1929), fundador de los Ballets Rusos. Este clásico del cine se rodó en escenarios operísticos y urbanos reales de Londres (Royal Opera House, The Mercury Theatre), Paris (Opera National de Paris, estación ferrocarril de Lyon), Gers (Villa Leopolda, Francia) y Mónaco (Hotel de Paris, estación ferroviaria de Montecarlo) y algunas escenas en los ingleses de Pinewood Studios.En la edición de 1948 se lleva los Oscar de dirección artística y el de banda sonora.

La dinámica de fuerzas entre el duro y genial empresario ruso de ballet clásico, Boris Lermontov , una joven bailarina, Victoria “Vicky” Page, y un joven compositor y director de orquesta, Julian Craster, para preservar a la bailarina de los "riesgos" del amor para su carrera, provoca el desenlace trágico de la historia. La conjunción entre la historia de las zapatillas rojas y el triángulo de pasiones entre las tres personas en aras de sacrificarlo todo por la pureza del arte, está magníficamente hilvanada. La ejecución del ballet que da nombre a la película, son 13 minutos fascinantes de excelente baile. Música y drama se entrecruzan con fluidez, coherencia y sin discontinuidades, haciendo que los números de ballet se integren de forma espontánea en el argumento, cosa poco habitual en los filmes musicales, pero que a partir de esa fecha influiría en otros clásicos del cine musical. Otro valor es el realismo con que nos describe el mundo del ballet y del teatro visto desde dentro. La interpretación de Anton Walbrook como empresario es magnífica. Moira Shearer, la bailarina, está a la altura del primero. La banda sonora, de Brian Easdale es una afortunada mezcla de partituras arquestales dramáticas y modernas, combinadas con insertos de música clásica, como “El lago de los cisnes” (Tchaikovsky), “Las sílfides” (Liszt), “La tienda fantástica” (Rossini) y otros. Realmente es una delicia revisitar este clásico.

Compartir este post

Repost0
18 julio 2016 1 18 /07 /julio /2016 17:58
Conversaciones con Schopenhauer

Érase una vez un filósofo arisco, feo, gruñón, vehemente, pícaro, pesimista, misántropo y misógino. Arthur Schopenhauer no se casó, ni tuvo hijos --intentó hacerlo pero eligió a deshora, él cuarentón y ella que apenas llegaba a los 16 años-- vivió la mitad de su vida recluido en su casa de Fráncfort, dedicado a cuidar y ensalzar su ego hasta límites patéticos, observando una rutina monástica de paseos, comidas y cenas en el restaurante de un hotel, presumiendo de altivez y soledad afectiva, cuidado por su ama de llaves y sirvienta para todo y obsesionado con su perro de lanas al que llamaba "hombre" para insultarlo y respondía al nombre hindú de Atman o alma del universo. El Buda de Frankfurt que luchó toda su vida por ser reconocido como gran filósofo y lo logró en los últimos 20 años de su existencia, lo que le volvió tratable y locuaz.

"Conversaciones con Schopenhauer" (Acantilado), recopila una amplísima selección de charlas, testimonios y recuerdos de primera mano, obra selecta de Luis Fernando Moreno Claros, uno de los mayores especialista en lengua castellana del arisco filósofo alemán y autor de una excelente biografía sobre él. Un poco reiterativa pero indudablemente interesante esta recopilación se ve enriquecida por un extenso prólogo de Moreno Claros, absolutamente imprescindible para entender la prolija y contradictoria figura del pensador del pesimismo, su obras y su vida. El compilador ha tenido acceso a documentos originales y aunque ofrece muchos bastante conocidos en algún caso añade elementos de juicio y reflexión a los datos que se tienen de la formación del filósofo, sus coqueteos con Platón y Kant principalmente, pero también de Aristóteles, Leibniz, Spinoza y los utilitaristas ingleses, dándonos noticia amplia de la influencia que el pensamiento hindú y en general el oriental tendría en la obra y el pensamiento (no tanto en su vida personal) de Schopenhauer. La austeridad y eliminación del deseo, el rechazo al ego y a la individualidad, la aceptación de la muerte y otros asuntos de esa índole cuajan en muchas páginas de este autor. En ellas se refleja también el amor a la música y a la pintura (que nos acerca a lo universal en la contemplación y el olvido de sí) , en especial Rossini y Mozart, hasta evidenciar la conexión entre el pensador y la filosofía griega clásica (estoicos y cínicos) trufada de reflexiones sobre los Vedas y el budismo.

Los datos biográficos de Schopenhauer, su juventud viajera y acomodada, sus enfrentamientos con su madre, su sentido utilitarista de la existencia, sus estudios de ciencia, medicina y humanidades, su carrera filosófica, sus obras y la lucha por el éxito --primero en la Universidad, donde no lo logró- y después en la filosofía, que fue tardío pero esplendoroso. Sus tratos con Goethe y su odio contra Hegel jalonan la suerte y destino de sus obras, desde "Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente" que le acercó al primero (al que luego le separó la vanidad exagerada de su ego, frente el no menos exagerado ego goethiano) y "El mundo como voluntad y representación" que escribió con el ánimo de romper con la "sarta de tonterías oscuras" hegelianas" y salvar a la filosofía alemana del marasmo pretencioso e inane de Hegel y demás profesores. Y, por fin "Parerga y Paralipómena" el libro que le lanzó a la fama, una miscelánea voluntariamente popular, clara y sencilla, llena de aforismos de fácil entender y mejor recordar.

Como nota bene: Schopenhauer tuvo el buen gusto literario de admirar a los autores del Siglo de Oro español y manifestar su entrega a Baltasar Gracián, cuyo "Oráculo manual y arte de la prudencia" tradujo al alemán.

Para terminar y como epítome del libro, cito esta frase del filósofo : “ No olvide nunca estas últimas palabras mías: el problema no es el del bien, es el del mal. Desconfíe usted de las metafísicas dulzarronas. Una filosofía a través de cuyas páginas no se oigan los sollozos, los gemidos, el rechinar de dientes y el formidable estruendo de la carnicería recíproca y universal no es una filosofía".

FICHA

CONVERSACIONES CON ARTHUR SCHOPENHAUER.- Luis Fernando Moreno Clarós, compila , traduce y prologa. 362 págs. Ed. Acantilado.-ISBN 9788416011834

Compartir este post

Repost0
16 julio 2016 6 16 /07 /julio /2016 11:12
Primavera en Normandía

Comedia francesa con el inevitable Fabrice Luchini con su gesto habitual de avinagramiento producido por el exceso de dientes para una boca pequeña, esta vez sujeto-objeto de una obsesión literaria y una cierta dificultad relacional y sentimental. Ser un forofo de "Madame Bovary" y tener una hermosa y sensual vecina llamada Gemma Bovery, puede excitar la imaginación de cualquiera y más si es un panadero de exquisiteces reciclado. Comedia algo desmadrada que coquetea con el drama y acaba enfangada en él y dejando entrar a la tragedia, se contempla con agrado, inquietud y diversión.

Siempre me pregunto por las mentes brillantes que titulan en español las películas extranjeras acumulando arbitrariedades. Esta "Primavera en Normandía" es una de ellas. El trágico personaje creado por Flaubert a finales del siglo XIX , justamente ambientándo la novela en la zona donde se rueda la película, rebasa sin duda las convencionales fronteras que separa a la comedia de costumbres del drama amoroso o la tragedia. La mirada crítica a la burguesía rural francesa es uno de los aciertos de la película de Anne Fontaine, que saca buen partido de la campiña francesa, las pequeñas villas o la gastronomía local, más que a la pomposidad trivial de la vida de la clase acomodada huida de París para ejercer señorío impostado en provincias., La protagonista femenina, Gemma Arterton, sensual y bella como la heroína de Flaubert es uno de los valores de l filme. El resto de intérpretes también hace un buen trabajo. Especialmente atinado es el reflejo del sensual mundo de sabores y olores que impregna la película. Está basada en la novela gráfica de Posy Simmonds. Agradable conexión cine-literatura por partida doble, bien atendida y llena de referencias tratadas con respeto y buen gusto.

Compartir este post

Repost0
14 julio 2016 4 14 /07 /julio /2016 12:10
Capitán Kóblic

Previsible e irregular drama rural encuadrado en los tiempos de la dictadura argentina (los setenta) y de los espantosos "vuelos de la muerte" con los que los militares se deshacían de los presos políticos lanzándolos vivos desde aviones en vuelo sobre el mar. Con Ricardo Darín como piloto militar que deserta por motivos de conciencia y va a esconderse en un remoto lugar de la Pampa se arma un drama en el que en contra de lo que parecía el asunto político se convierte casi en un McGuffin, un pretexto, para contarnos una historia deslavazada y vacilante con un amor fulminante y unos personajes atrabiliarios en torno al pobre Darín. Quizá sea una de las películas que menos me convencen del gran actor argentino, todo el tiempo con cara de irle mal del estómago y sujeto a un guión poco convincente y enfocado en la mala catadura del malo y en un ambiente que trata de parecerse al de "Sólo ante el peligro" incluido duelo final, al que solo le faltaba la música de Morricone.

La débil recreación onírica de la conciencia agitada del piloto no acaban de convencer para justificar la trama. Como el encuentro con la muchacha amancebada tampoco resulta bien narrado. Buenas actuaciones del malo, Óscar Martínez, el comisario de policía, corrupto y medio psicótico y de la heroína, la española Inma Cuesta. La dirección de Borenstein es tan vacilante como el guión, muy lejos de su magnífica "Un cuento chino".

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens