Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
23 junio 2016 4 23 /06 /junio /2016 08:01
El ascenso del hombre

Jacob Bronowski, matemático polaco de origen judío, británico nacionalizado, que llevó a la BBC a uno de sus mejores programas de divulgación científica que ha emitido esa ejemplar cadena de tv. Tras la Segunda Guerra Mundial hacía falta que alguien cambiara el signo de maldad y desconfianza que provocaba la ciencia tras la barbarie de las bombas atómicas. Había que equilibrar la balanza. No todos los científicos eran locos aprendices de brujo con entrada al apocalipsis, sino que había una mayoría "silenciosa" que se ocupaban en facilitar el progreso de la humanidad. La serie de tv de trece capítulos fue un aldabonazo para la opinión pública y eso fue posible gracias al genio sintetizador y a los conocimientos y curiosidad de un científico magnífico que, en palabras del gran Richard Dawkins tenía la estatura intelectual para ser llamado "el último hombre del Renacimiento". Once libros sobre materias como la física, el arte, la aciencia, la historia de la cultura, la paleontología y una buen conjunto de obras de teatro, poesía, biología y antropología, convirtieron a Bronowski en uno de los referentes humanistas del siglo XX hasta su muerte en 1974. Ahora la excelente editorial "Capitán Swing" publica, creo que por primera vez en castellano, la versión de aquella serie en libro.

Su trabajo y la espontaneidad y eficacia de su mensaje fueron la inspiración (reconocida) para que el gran Carl Sagan rodara su serie "Cosmos" de tan grata memoria. De hecho Sagan contrató incluso al mismo realizador que rodó para Bronowski). La prematura muerte de este científico (a los 66 años) un año después de terminar su serie con un enorme éxito, truncó de manera inevitable una carrera que podía haber sido deslumbrante. Más que por la extensión de sus conocimientos y su diversidad, por la capacidad enorme de interrelacionarlos entre sí, desde la historia a la filosofía, desde el arte a la literatura o la antropología e incluso el ajedrez. Un sabelotodo tan popular en Gran Bretaña que hasta los Monty Python lo parodiaron en uno de sus desternillantes "sketchs".

Tenemos con este libro un clásico de la divulgación, aunque los 40 años transcurridos desde su primera publicación se dejan notar principalmente en algunos de los datos y materias barajados. Recordemos que en aquél entonces no existía internet, se comenzaba a hablar de ingeniería genética, no existían los móviles y la neurología no había realizado los avances prodigiosos de hoy, aliada con la informática, ni la paleontología había pasado de los restos de Lucy en Etiopía. . Pero lo cierto es que el recorrido ambicioso de Bronowaki a lo largo de 13 capítulos, desde el paleolítico hasta la era nuclear, pasando los griegos, los grandes imperios, el nacimiento de la ciencia moderna, Newton y Galileo, Copérnico, Darwin, Pasteur, Mendel, la tabla periódica de los elementos, la revolución industrial, Einstein y la física cuántica, todo el progreso tecnológico, científico y artístico de la humanidad, siguen estando actual y, sobre todo, gracias al mensaje claro, sencillo y ameno de este divulgador genial, con sus puntos y ribetes de humor y de poesía. Sin olvidar también una especie de estilo provocativo que buscaba estimular la curiosidad de sus espectadores (y lectores) con una frase paradigmática : “Esa es la esencia de la ciencia: haz una pregunta impertinente, y estarás en camino hacia una respuesta pertinente”.

Como todos los grandes pensadores su actitud ante los gigantes sobre cuyos hombros se encaramaba (en frase de Newton) no era de respeto incondicional, sino un tanto irreverente y un mucho atrevida y cínica, cuestionando de principio todo saber, convicción o teoría, para llegar a la aceptación a base del propio pensamiento y una actitud crítica, esencia del científico. Un libro para enriquecer nuestra biblioteca.

FICHA

EL ASCENSO DEL HOMBRE.- Jacob Bronowski.- Trad. Pedro pacheco.- Ed. Capitán Swing.- 371 págs. ISBN: 9788494504334

Compartir este post

Repost0
22 junio 2016 3 22 /06 /junio /2016 10:54
Ha vuelto

Ya comentamos en este blog la novela (de Timur Vernes) en la que está basada esta película (por una vez el filme mejora y amplía la desvergüenza de la novela). Como entonces dije se trata de una propuesta de una considerable osadía, de cierta falta de sentido moral y respeto humano, de una irreverencia insólita y algo vergonzante (recordemos la escena de los guionistas de tv. haciendo chistes sobre los judíos y el holocausto) . No está llevado al tope de la falta de respeto, gracias a los dioses, pero roza continuamente la denuncia al juzgado de guardia de la que se salva, seguramente, por su humor negro, chabacano y algo cruel dentro de lo ridículo. Muchas de las barbaridades están esbozadas y no se atreven a más. Muy bien el planteamiento de la trama y algunas secuencias que de una manera u otra acaban desasosegando al espectador (como al lector de la novela). Pero lo más fuerte de novela y película no es la trama, ni el atrabiliario personaje, sino, entre bromas y veras, la reacción de los alemanes (en la ficción). Esa posibilidad, bastante plausible, de triunfo una vez más y a pesar de todo del "ideario" nazi, es el mensaje más demoledor y menos evidente. Hay que pensar en ello. Ni siquiera Tarantino se hubiese atrevido a tanto. La auténtica esencia de la irreverencia no está en los malditos gamberros de las películas de Tarantino, sino en películas de coste ínfimo, modestas pero dotadas de una mala leche insigne y resabiada. Como esta. El disfraz de comedia que toma "Ha vuelto" es tan falso como los finales felices de Hollywood. Y así empujan al espectador a pesar de una sonrisa o una risita poco convincente a ponérsele los pelos de punta (ejemplo, la secuencia de Hitler disparando contra un perrito que le ha mordido, ¿comedia? ¿drama? ¿denuncia?). Las críticas al estado político actual alemán son de una dureza (sonriente) espeluznante. Me sorprende no encontrar noticias de escándalo en la prensa alemana cuando se estrenó. ¿Política del avestruz?.

.

Compartir este post

Repost0
22 junio 2016 3 22 /06 /junio /2016 08:15
Libros para pasártelo bien

El poeta, ensayista y traductor Luis Alberto de Cuenca, académico de la Real Academia de la Historia, reincide por tercera, o cuarta, vez con un libro sobre lecturas varias, sobre literatura y autores. Señal de que no debe haberle ido mal. Había leído pocas cosas de este autor pero la portada encantadora que la editorial "Reino de Cordelia" ha dispuesto `para este volumen y, por supuesto, el historial de Luis Alberto de Cuenca, han movido mi atención y una curiosidad maliciosa hacia el tipo de libros que el de Cuenca tiene como favoritos (recopilaciones de artículos sobre lecturas que con esta ya hace cinco). En esa portada hay tres libros de la colección infantil Araluce y uno del añorado "Coyote" de J. Mallorquí que también acompañaron mi infancia y adolescencia, asi como comics (en aquellos años no se llamaban asi) de Flash Gordon y las obras de Rice Burroughs e incluso, como delicattessen, la portada del "escarabajo sagrado" de S.S.Van Dine. La alargada sombra entrañable del Savater amante de los libros parece unirse a la de L.A. Se trata de una ordenación lógica y temática de los asuntos contenidos en las críticas de libros (o reseñas) que el autor publicó en ABC durante los últimos cuarenta años. Eso palía un poco mi interés pero no lo suficiente para no emprender el viaje sentimental literario a través de las páginas del libro La heterodoxia temática del de Cuenca habla bien a las claras de la finalidad confesa del autor: divertir al lector en la misma o mayor medida en que se ha divertido él leyendo las obras que comenta. Así pues sin fatigosas erudiciones, con un criterio de amenidad y goce, el autor nos propone un viaje variopinto que no le hace ascos a nada, desde los comics a las novelas de aventuras, desde el cine a los autores señeros o a los raros, desde los clásicos indiscutibles a los ilustres desconocidos que merecieron mejor suerte, desde las flores de oriente a los mitos y los sueños, desde la novela policiaca --que ahora triunfa con el adjetivo "negra"-- hasta las sagas medievales o los peligros de internet.

Como el de Cuenca escribe al tratar sobre un, para mí desconocido, precursor de Sherlock Holmes, obra de un autor francés decimonónico Henry Cauvain, la narrativa de nuestro siglo deberá recurrir "a las ingenuas y a la vez hiper sofisticadas técnicas del folletín si no quiere morir en el empeño vano de una autocomplacencia experimental que no lleva a ninguna parte". Y añade, "los lectores de hoy, como los de entonces, necesitamos aventuras trepidantes, pasiones incontroladas, situaciones críticas, actitudes heroicos, todo...lo que constituye la esencia del folletín y también, por qué no, la esencia de la literatura, desde los poemas homéricos a la última novela de Vargas Llosa, desde la epopeya de Gilgamesh a la novela negra de Philip Kerr o Dennis Lehane.

Pues bien, algo así es lo que lleva a cabo Luis Alberto de Cuenca en estas seriadas recopilaciones de embrujos de lector sin complejos pero atento e informado. Un libro que abre el apetito para muchos más y da a conocer, incluso al más informado, secretas flores de deleite.

FICHA

LIBROS PARA PASÁRTELO BIEN.- Luis Alberto de Cuenca.- Ed. Reino de Cordelia.-538 págs..- 22,95 euros.- ISBN: 9788415973805

Compartir este post

Repost0
20 junio 2016 1 20 /06 /junio /2016 11:14
Miguel de Cervantes

~~Alberto Díaz Rueda comenta: Libro inexcusable para todos los que respetan y se divierten con la obra de Cervantes. Después de su excelente biografía sobre Ortega y Gasset, ligeramente al margen de la corrección hagiográfica que ese personaje suele recibir de sus biógrafos –con algunas inclementes y desmitificadoras excepciones como la de mi antiguo compañero de periódico Gregorio Morán– pero al tiempo admirativa y crítica, ácida y lisonjera, y de otra sobre Dionisio Ridruejo (que no he leído), el profesor de la Universidad de Barcelona Jordi Gracia se atreve con la figura señera de la Literatura en español, don Miguel de Cervantes. Y lo hace con una declaración de principios desde el mismo título, cuando debajo del nombre de su biografiado añade "La conquista de la ironía". Gracia busca una coherencia interna en su biografía, entre la obra y la vida de su biografiado, los elementos de su carácter y personalidad (más fáciles de deslindar en Ortega o en Ridruejo y sustancialmente más difícil. en el gran don Miguel) y las proyecciones psicológicas que el biógrafo inevitablemente se ve obligado a forzar para evitar o disminuir la profundidad de las lagunas que la lejanía histórica y el sesgado aporte documental causan en el retrato que se aporta. Cuando se escribe sobre Cervantes, el inventor de la novela moderna, hay que evitar el contagio del jugoso castellano del biografiado (conozco pocos escritores actuales y pasados que hayan podido evitar ese contagio en su propia escritura), pero es bien venida la característica alegría, sentido del juego, ironía no corrosiva y amabilidad de Cervantes, pues como dice Gracia, la novela es “una fiesta de alegría y buen humor sin desesperanza ni angustia”. El afán documental de Gracia, que ya conocíamos y admirábamos, se redobla en esta ocasión, quizá sea por la dificultad añadida de la lejanía cronológica de Cervantes. Pero el autor nos va sirviendo en platos calientes y bien aderezados todo un complejo de datos y fuentes, evitando las conjeturas excesivas y mostrando un talante hagiográfico que no nos desagrada en lo más mínimo,, dado el talante humano del biografiado. En cuanto al entorno humano que rodea al escritor, Gracia nos hace el regalo de una especie de documental étnico y costumbrista sobre el pueblo de clase baja y media que conviven con Cervantes y comparten los claros y oscuros de su época, finales del siglo XVI y principios del XVII. En 1604, cuando el primer Quijote sale a la luz, el ya viejo escritor se encuentra en el vórtice de un éxito gigantesco (con relación a la época), aunque su vida sigue siendo complicada sino difícil, Cervantes comienza a barruntar que ha logrado su sueño y aún parece dispuesto a ofrecer algo más enjundioso a la Literatura de su tiempo y de cara al porvenir,, "Los viajes de Persiles y Segismunda", aunque sus deseos no se cumplirán al menos en lo que al futuro se refiere. Nada desbanca a su Quijote. Gracia resume su intención con la frase que avala al libro, "Cervantes por Cervantes por Jordi Gracia". Es más una declaración de intenciones que una realidad, pero anuncia ingeniosamente lo que ha planeado. Y para ello, solo hace falta mirar con atención las últimas páginas del libro donde habla de la bilbiografía usada, desde el inevitable Francisco Rico, Gómez Canseco, Canavaggio, García López, . No evita los elementos "delicados", la grey femenina, las "Cervantas" que tanta tinta provocaron tras la muerte del caballero Ezpeleta, , la s esperanzas cervantinas en sus "Novela s ejemplares" que son realmente escritos ejemplares en cuanto significación, gracia y enjundia literaria, la Galatea de 1613, una novela pastoril que Cervantes amaba por encima de otras, de su "Viaje al Parnaso", tan jugoso y en fin, del retrato fiel, irónico y humano de toda la grey de personajes secundarios, llenos de encanto y de realismo, que van apareciendo por su obra, levantando una brillante acta notarial de las gentes de su tiempo. Como escribe Gracia, “Se trataba de comprender en directo qué experiencia vital y qué proceso mental llevó a alguien a imaginar una obra tan revolucionaria, respetando la maduración del sujeto”. Y para ello bucea en su historia personal, como la de un Cervantes veintiañero que durante la batalla de Lepanto "a pesar de temblar como una hoja por un estado febril que arrastra desde hace días, pide que se le coloque en el esquife del barco, el lugar de más riesgo, con las sabidas consecuencias: tres balazos, seis meses sangrándole la herida y una mano izquierda inútil para siempre". Y nos cuenta cómo los avatares trágicos y dramáticos de la vida del escritor no arruinan su jovialidad, humor y alegría vital. Incluso en sus cinco años de cautividad en Argel de donde trató de fugarse en varias ocasiones y nunca se rindió a la fatalidad hasta su rescate. Según Gracia este curso alternativo de desgracias y contadas ocasiones de satisfacción la hace descubrir "que las cosas son y no son a la vez, que el bien puede ser mal al mismo tiempo, que hay verdades que son simultáneas e incompatibles... En definitiva, que un botarate ridículo puede ser a la vez inteligente y ecuánime...como don Quijote". De ahí el subtítulo de "conquista de la ironía". Como observación final, en el libro de Gracia se recalca lo que a todos los amantes de la obra cervantina ya nos quedaba bien claro: la tenaz defensa que Cervantes hace de las mujeres:. “Nadie combatió la vejación de las mujeres como Cervantes. No hay violaciones tan dolorosas en las letras españolas como las que describe él, poniéndose en la piel de la mujer en una sociedad donde raptar, violar, hacerles un hijo, degradarlas en suma, era parte de la rutina tolerada”. Libro inexcusable para todos los que respetan y se divierten con la obra de Cervantes.

FICHA "Miguel de Cervantes. La conquista de la ironía".- Jordi Gracia.- Taurus.- Madrid, 2016 (serie Memorias y Biografías) 466 páginas.- 23,90 euros .

Compartir este post

Repost0
17 junio 2016 5 17 /06 /junio /2016 09:10
El síndrome de Jerusalén

Entretenida novela del gaditano Juan Bolea, donde se muestra las tablas literarias de este veterano escritor y una cierta ambición, no realizada del todo, de superar, aunque con dignidad, los usos y costumbres de los thrillers al uso. Quizá uno de los aciertos sea utilizar ese síndrome psico patológico que da nombre a la novela, como "Leith motiv" de la trama argumental. Se trata de un conjunto de síntomas de los afectados que les lleva a identificarse --por exceso obsesivo o debilidades psicosomáticas acompañadas de deterioro mental en la percepción o el comportamiento-, con algún personaje de la historia sagrada. Los síntomas cursan desde lanzarse a entonar cánticos o proferir advertencias y pseudo sermones a incluso vestirse de manera anacrónica o la realización de rituales de purificación .

Bolea imprime acción e intriga a ese tema de las visiones místicas o el fanatismo religioso. El autor hace justicia a ese distingo que ha mencionado en alguna ocasión sobre su naturaleza profesional que prioriza al novelista sobre el escritor. Como Pío Baroja, del que sospecho ha bebido a menudo, prima la gestión de personajes en torno a un motivo que implica mucha acción, viajes, enfrentamientos e indagaciones, una trama trufada de misterios y tensión, sobre otros elementos más creativos, desde el estilo a la formación de caracteres en los personajes y diálogos de cierta profundidad o alcance. Bien documentadas en sucesos "sobrenaturales", Bolea hace una afortunada mezcla de historia, ficción, elementos religiosos y simbología extra sensorial basada en esos elementos y en sucesos más o menos conocidos. Partiendo de esas bases reales en las que extrapola la propia ficción, el lector se ve sacudido continuamente por una acción de intriga y misterio que con un ritmo muy bien llevado, con trampas bien urdidas, hacia un final como mandan los cánones, donde la sorpresa acecha, coherente con las pistas que va sembrando el autor.

La nota local queda planteada con el robo de una talla de la Virgen en un pueblo de Teruel que llevará al detective protagonista y a una inspectora de policía a la ciudad-clave de Jerusalén, donde Bolea se explaya en enriquecer su relato con el ambiente complejo de esa capital mundial de las tres religiones monoteístas, en la que el fanatismo religioso toma caracteres bíblicos, donde se resuelve el misterio de los asesinatos y culmina la historia sentimental, con mucho humor, que ha ido trufando el argumento. La novela cumple con su objetivo: entretener y conmover al lector. Y eso es bastante.

FICHA

EL SÍNDROME DE JERUSALÉN.- Juan Bolea.-Ed. B.- 340 págs.-20 euros.- ISBN 9788466659123.

Compartir este post

Repost0
16 junio 2016 4 16 /06 /junio /2016 09:09
Trumbo

Soberbio "biopic" sobre el represaliado guionista de Hollywood, Dalton Trumbo, autor entre otros de los guiones de "Espartaco", "Vacaciones en Roma" o "Johnny cogió su fusil" basado en su propia novela y también dirigida por él.. Su adscripción al Partido Comunista en plena guerra fría y la "Caza de brujas" del senador McCarthy, es una valiente muestra del mejor cine norteamericano de denuncia y crítico sociopolítica. Integraba el grupo de los "10 de Hollywood" que fueron juzgados, encarcelados y sometidos al ostracismo económico y laboral, con la vergonzante connivencia de célebres actores y directores, como Kazan, Edward G. Robinson o John Wayne.

Es algo que Hollywood debía a Trumbo (y también a otros como él). Dirigida por Jay Roach, está basada en el libro homónimo de Bruce Cook, con guión de John McNamara. Las evidencias que refleja sobre el comportamiento antidemocrático y estúpido del "Comité de Actividades Anti estadounidenses", con una excelente mezcla de documentales y ficción, tiene un tono de denuncia pasiva bien articulado, ya que les vemos ejercer su inicua labor a base de injusticias y abusos de todo tipo que, dado la relevancia pública de los involucrados, el mundo del cine y las estrellas, constituye en si mismo un documento histórico de inestimable valor.
Magnífica actuación de Brand Cranston como Trumbo, con sus filias y fobias, su extraña manera de escribir (en una bañera en remojo entre humo de tabaco, anfetaminas y alcohol) y su dignidad modesta e inteligencia y honestidad. Secundarios con actuaciones a la altura del protagonista.
No se pierdan los títulos de crédito con fotografías reales de los personajes que han surgido en la película.

Compartir este post

Repost0
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 18:13
Agente contrainteligente

Una procacidad gamberra, escatológica, irreverente y escandalizadora a tope de ese maestro de la provocación que es Sacha Baron Cohen. En realidad es la madre de todas las burradas fílmicas perpetradas en formato no porno, dotada de una inteligencia innegable , de un soberbio conocimiento cinematográfico y de un mal gusto apabullante. ~~«Pobre Mark Strong». Será seguramente el primer pensamiento que os vendrá a la cabeza después de ver la nueva salvajada que Sacha Baron Cohen nos tiene preparada. Agente Contrainteligente —como siempre, una traducción particularmente gilipollas para el título original, The Brothers Grimsby— es la típica parodia del cine de espionaje y agentes secretos que hemos visto ya mil veces. La propuesta no difiere demasiado de otras cintas como Johnny English o la más reciente (y recomendable) Espías. Si acaso, aquí hay un poquito menos de James Bond y algo más de Jason Bourne, pero ni eso es suficiente para quitarnos la sensación de déjà vu. No obstante, sí que cuenta con un as en la manga. Un pequeño elemento diferenciador que consigue que (algunos) pasemos por alto el agotamiento de la fórmula. Estoy hablando, cómo no, del sentido del humor de Sacha Baron Cohen. Su estilo impregna todo el relato y creedme si os digo que no pasa desapercibido en ningún momento. Para bien o para mal. Como ya os estaréis imaginando, no se trata precisamente de un refinado, sutil e inteligente humor inglés. Quienes hayan visto otras películas de su cosecha ya sabrán que Agente Contrainteligente es una batería de salvajadas gratuitas y chistes escatológicos. Pero dejad que os hable del humor escatológico en esta película. A Sacha Baron Cohen se le podrán reprochar muchísimas cosas, pero si hay algo que se le dé especialmente bien es desarrollar su enorme capacidad de proponer una situación sucia y empeorarla hasta límites insospechados. De verdad. Nadie es capaz de llegar tan lejos como él. Escenas como las del veneno o el improvisado escondite ya pueden parecer jodidas sobre el papel, pero Cohen sabe darles una vuelta de tuerca en el momento más oportuno para convertirlas en algo todavía más desagradable. Cualquier otro guionista habría terminado la escena cinco minutos antes. No nuestro Sacha. Hay que reconocerle el mérito de no echarse atrás en ningún momento, de darlo absolutamente todo. Al ser esto una comedia de acción, resulta de agradecer que se hayan tomado bastante en serio ese aspecto contratando a Louis Letierrer como director. Siendo un tipo bastante curtido en el cine más palomitero como Transporter 2 o El Increíble Hulk, nos regala un par de escenas considerablemente imaginativas y espectaculares que no desentonarían en absoluto en cualquiera de las películas que está parodiando. Hablar del reparto y de las actuaciones en una película como ésta es una tontería como un templo, pero lo voy a intentar: Mark Strong hace del tipo duro que hemos visto en casi todas las cintas de su carrera y Sacha Baron Cohen nos ofrece aquí al que no es su personaje más flojo porque el dictador Haffaz Aladeen fue peor. Eso sí, aunque no peguen ni con cola, se las apañan para construir una extraña química en pantalla que termina funcionando. El resto de caras conocidas que se dejan ver durante el metraje como Penélope Cruz, Isla Fisher, Rebel Wilson o Ian McShane sólo están ahí para hacer bulto y porque si no, no habría película. Pero nada más. Ni siquiera tienen una cuota de pantalla destacable. Algunos sirven para provocar ciertos chistes, otros sólo para que exista una trama sobre la que construirlos. Con todo lo que he dicho hasta ahora puede parecer que Agente Contrainteligente no me ha gustado, que me ha parecido una mierda y que sólo tengo malas palabras para ella. Pero nada más lejos de la realidad. Con pocas películas he tenido el placer de reírme tanto en una sala de cine. Y no estoy hablando de una sonrisa tímida, sino de estallar violentamente en carcajadas. Por lo menos en un par de ocasiones. De mil chistes que hay en cada escena, sólo funciona uno. Pero ese que funciona, funciona fuerte. Así que ya sabes, si tienes quince años, odias a Donald Trump y te encantan los chistes sobre cáncer, sida, semen, incesto, sodomía y zoofilia entre otras muchas lindezas, ésta es tu película. No es que tenga ningún tipo de valor cinematográfico, ni muchísimo menos, pero difícilmente encontrarás algo que se acerque a rozar siquiera su nivel de suciedad. Nadie gana a Sacha Baron Cohen en su propio campo. Gente con buen gusto, abstenerse. ~~Buen momento para las películas de espías. El año pasado asistimos, junto a la última entrega de la sempiterna saga Bond ('Spectre', Sam Mendes), al estreno de varios filmes de calidad sobresaliente. Aderezadas con ciertas dosis de humor, 'Spy' (Paul Feig), 'Kingsman' (Matthew Vaughn) y 'The Man from U.N.C.L.E.' (Guy Ritchie), han supuesto una revitalización del género y un soplo de aire fresco a los Bond, Bourne o Hunt de marras. El francés Louis Leterrier ('Transporter', 'Danny the Dog', 'The Incredible Hulk') sigue este mismo esquema en 'Agente Contrainteligente' ('The Brothers Grimsby'). La película combina escenas de acción, que nada tienen que envidiar a las podamos ver en cualquier entrega de 'Misión Imposible', con ese humor 'testicular' tan propio de Sacha Baron Cohen (co-guionista del film). La historia se centrará en Nobby (Sacha Baron Cohen) y Sebastian (Mark Strong) dos hermanos separados tras la muerte de sus padres. Mientras que Sebastian será adoptado por una pareja londinense, Nobby pasará el resto de su infancia en el orfanato. El primero, acabará conviertiéndose en un espía al servicio del MI-6, mientras que el segundo de ellos acabará siendo un hooligan patilludo padre de familia numerosa. 28 años después el reencuentro de ambos hermanos se producirá en medio de una misión de Sebastian. Misión que, debido al efusivo saludo de su hermano Nobby, se irá al traste, haciendo que el agente secreto sea tomado por un traidor y le persigan tanto los suyos como los agentes de Maesltrom (algo así como el Spectre de éste MI-6). A partir de este momento seremos testigos de una carrera a contrarreloj para demostrar la inocencia de Sebastian. Cómo mencionamos anteriormente, las escenas de acción están filmadas de manera impecable, notándose el callo adquirido por Leterrier en la franquicia 'Transporter'. Mark Strong llevará el peso de la acción y, si en 'Kingsman' hizo las veces de 'Q', aquí será el auténtico 007 del film. Para Sacha Baron Cohen quedará reservada la parte cómica y demuestra, una vez más, la versatilidad que tiene para clavar cualquier tipo de acento. Su encarnación de un charver de suburvio (algo así como nuestros 'canis') es desternillante. Destacar también la presencia de Scott Adkins, que ya trabajó con el director en 'Danny the Dog', interpretando al villano Lakashenko. Por desgracia, salvo por un enfrentamiento con Baron Cohen, apenas podremos disfrutar de sus coreografías. La película también contará con la presencia de Ian McShane ('Deadwood'), haciendo las veces del 'M' de esta agencia de espionaje, y de Penélope Cruz, como la filántropa Rhonda George. Producto muy divertido, aún en la redundancia de sus chistes 'seminales, nada politicamente correcto y que goza de algo en vías de extinción… ¡un metraje de menos de hora y media! Disfruten de este 'Hermano más tonto de James Bond'.

Compartir este post

Repost0
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 08:48
Alguien dice tu nombre

Es la España del verano de 1963 y se nos ofrece una evocación en blanco y negro tirando a grisáceo de un país amordazado y temeroso que trata de integrarse en el mundo moderno a través de la venta barata de su clima y la bondad de sus gentes, a tono con el paisaje aún bastante virgen. Pero la rueda sigue y García Montero nos habla de un joven que se lanza al ruedo con entusiasmo y lleno de esperanzas, sentimentales, sociales, políticas. Un joven universitario, León Egea, que estudia en Granada (hasta aquí uno parece estar leyendo el trasunto de la vida del autor). Es un mundo viejo y dolorido, pequeñito, mezquino, pero para un joven puede convertirse en el trampolín que le impulse hacia otra vida mejor. El comienzo de la vida independiente de Egea tiene que ver con un amor y un trabajo, una editorial. Y a partir de ahí con una curiosa sincronicidad el futuro se va desvelando a través del compromiso político que entonces era más una cuestión filosófica y vital que una carrera burocrática hacia un destino o sillón bien pagado. La historia no daría para mucho si no fuese avalada por el estilo narrativo de Montero, dotado de una calidez y sensibilidad que recuerdan su cualidad de poeta. Un estilo que a veces toma dureza crítica y honda reflexión de lo que fue y pudo ser. De lo que no pudo ser. Donde la nostalgia del pasado se convierte en ridícula autocomplacencia y a menudo en amargura.

Todo ocurre en apenas tres meses, lo que dura el verano. León, nos va narrando en su cuaderno, pensamientos, reflexiones y sucesos desde su trabajo cotidiano como vendedor de enciclopedias, la aparición de su primer amor, Consuelo, y su entrada en el oscuro y peligroso mundo del compromiso político. Por encima de todo ese universo personal la presencia insomne de una Granada pequeña, cerrada, provinciana, al menos en apariencia. En el fondo de ese pantano cenagoso hay algo que se mueve con intensidad, algo que preludia el cambio. Un recorrido algo cansino --vemos en eso el alma poética del autor, un concepto minucioso del devenir-- hacia un final que intenta sorprender, aunque es previsible. La lectura de este libro se aconseja que sea lenta, sin prisas, jugando con esa dicotomía filosófico-política que se encarna en el protagonista y se simboliza en aquél juego erótico cuando es castigado por la "profesora" a ponerse de rodillas de cara a la pared con los brazos en cruz y un libro en cada mano, "El árbol de la ciencia" -de Baroja, en la derecha, el viejo régimen- y en la izquierda "Encerrados con un sólo juguete" de Juan Marsé, lo nuevo, lo irreverente, lo rebelde.

FICHA

" Alguien dice tu nombre".- Luis García Montero.- Alfaguara.-págs. 264 .- 18 € .- ISBN9788420417325

Compartir este post

Repost0
14 junio 2016 2 14 /06 /junio /2016 11:55
La infancia de Jesús

Bien realizada pero algo innecesaria adaptación de la novela de Anne Rice "The Young Messiah" sobre la infancia de Jesús de Nazaret. Dirige Cyrus Nowrasteh con su propio guión y la interpretación de Adam Greaves-Neal (como el niño, adolescente Nazareno) un como siempre correcto y contundente Sean Bean como el centurión romano a las órdenes de un Herodes calcado de su homónimo en "Jesucristo Superstar" pero en delgadito, y como secundarios bastante eficaces, David Bradley, Jonathan Bailey, Isabelle Adriani, Christian McKay, Lee Boardman, David Burke, Rory Keenan, Vincent Walsh, Agni Scott, Jane Lapotaire, Dorotea Mercuri, Finn Ireland, Paola Lavini y Sara Lazzaro, bastante creíbles en sus papeles. La historia de Jesucristo a partir de los 7 años, cuando él y su familia salen de Egipto para regresar a Nazareth, comienza con bastante eficacia, aunque la presencia intermitente de un ángel maléfico rubio oxigenado no acaba de convencer. Los claros y oscuros de una historia difícil de articular y desarrollar dadas las premisas de las que parte, es el mayor desafío de esta cinta en la que se trata de mostrar la imagen humana y familiar del Niño, su madre y José su padre oficial pero "no real" y la asunción de esos personajes de sus respectivos roles sin forzar la credibilidad y los escepticismos inevitables. No obstante sus defectos, interesante por lo que tiene de estímulo reflexivo.

Compartir este post

Repost0
13 junio 2016 1 13 /06 /junio /2016 18:12
Mia Mare

Una nueva película auto referencial de Nanni Moretti, que unido el talento de la actriz Marguerita Buy, vuelve a usar su técnica predilecta para filmar con alta carga emocional y como suele añadiendo sus gotas de humor crítico, esta vez refiriéndose al mundo del cine. El argumento gira en torno a Margherita, una directora de cine que vive insalada en un estado nervioso provocado por una crisis existencia llena de frentes abiertos: una madre enferma terminal, un trabajo que no sabe gestionar, una relación amorosa fallida y una hija adolescente con la que es incapaz de comunicarse. Moretti se ha reservado el papel de hermano de la directora en una cinta donde parece vislumbrarse la crisis que el propio Moretti debió pasar a raíz de la muerte de su propia madre.

Como de costumbre Nanni logra desenvolverse bien en el mundo de las emociones, a los que la pizca de humor salva del sentimentalismo, ayudado pro una Buy contenida y algo histriónica en ciertos momentos pero que da la medida exacta de una mujer en su edad y circunstancias. .

La figura de John Turturro, que da vida a un vanidoso y excéntrico actor venido desde Estados Unidos, roza con el exceso tratando de orquestar un humor desaforado y extravagante, hasta amansarse al final y adquirir un contraste humano, aunque totalmente innecesario para el conjunto de la película. Colocado como contrapunto cómico a la amargura y desánimo de la directora, es aquí donde a Moretti se le va la mano cayendo en el tópico neorrealista de tantos antepasados suyos en la dirección del cine italiano. Al parecer Moretti activa los paralelismos existentes entre su protagonista y su propia historia personal: una madre profesora de letras, una película sin acabar y el drama de la muerte de su madre que ocurrió mientras rodaba la película "Habemus Papam". Quizá una mayor economía argumental, evitar o minimizar más las historias colaterales de la trama principal hubiera redundado en la calidad de la cinta. Tanto la presencia de Turturro como la del propio Moretti lastran la película con elementos que afectan la solidez de la propuesta. Lástima.

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens