Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 abril 2016 1 25 /04 /abril /2016 18:04
Ilustraciones de D.Quijote en Aragón

El dibujante y pintor Luis Martínez Comín ha realizado un trabajo realmente meritorio con sus ilustraciones a los eventos de la segunda parte del "Quijote", principalmente de las andanzas del Caballero de la Triste Figura y su fiel escudero Sancho Panza por tierras aragonesas, haciendo hincapié en la estancia de la pareja literaria universal en el palacio de los Duques y el episodio de la "isla Barataria" donde Sancho daría buena muestra de su sentido común y su bonhomía y sencillez humana.

El libro, bellamente editado por Prames, aporta la visión ilustrativa de este artista de ciertos pasajes de El Quijote, recogiendo los diálogos entre el caballero y su escudero, así como la intervención de otros personajes laterales o la narración de relatos subsidiarios no sólo literalmente sino con resúmenes e intervenciones personales del autor. Se propone pues un viaje para el lector que puede amenizar su lectura de la obra en sí con las páginas y dibujos de estas páginas, editadas en un tamaño grande, a modo de una guía ilustrada de la obra cervantina.

Como dice en la introducción: "Don Quijote experimenta la paradójica fortuna de sentirse por fin caballero andante verdadero y no fantástico y Sancho disfruta del inesperado triunfo de verse convertido en 'presonaje', que reconoce su origen no en la cuna sino 'en la estampa'".

Y nos recuerda que Cervantes tiene presente a Aragón, tanto en la primera parte como en la segunda, pero es en esta segundo donde Aragón cobra protagonismo y lo demuestra el autor citando los puntos en los que Cervantes cita directamente ciudades y regiones de Aragón, principalmente Zaragoza, donde tiene cabida al menos en treinta capítulos. Este libro sugerente y sugestivo se centra en esos capítulos para "acompañar" la lectura del Quijote. Realmente es una delicia volver al Quijote de la mano y las ilustraciones de Luís Martínez Comín. Lo ,certifico.

FICHA

ILUSTRACIONES SOBRE DICHOS Y ANDANZAS DE DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA EN ARAGON.- Luis Martínez Comín.- Ed. Prames.. 271 págs.

Compartir este post

Repost0
23 abril 2016 6 23 /04 /abril /2016 14:43
El tesoro de Sierra Madre

Ahí es nada, llevar al cine la novela “The Treasure of the Sierra Madre” (1927), de Berwick Traven. Y además escribir un guión magnífico de la novela. ¿Quién podía hacerlo en 1948, con no demasiados medios y usando escenarios naturales en México y California? Y llevándose además a Humphrey Bogart, a Tim Holt y a Walter Huston? Pues el hijo del gran actor mencionado en último lugar, John Huston, en una de sus primeras adaptaciones de la literatura al cine (uno de los pocos directores capaces de reflejar el espíritu de la novela en sus adaptaciones (recordar "Dublineses", su última película antes de morir en 1987, basada en el libro de Joyce, o "Bajo el volcán" de Lowry o "Moby Dick" de Melville).

Se llevó tres Oscar con esa cinta, mejor director, película y actor de reparto (para su padre, Walter), aunque hubiera merecido al menos uno más para Bogart, en uno de sus más complejos papeles). Durante un complicado rodaje de 10 meses, entre febrero y diciembre de 1925. Fred C. Dobbs (Bogart), Bob Curtin ( Tim Holt) y Howard (Walter Huston), los tres buscavidas norteamericanos residentes en Tampico, que buscando fortuna deciden ir a las montañas desoladas de Sierra Madre en busca de oro. Dobbs, desconfiado, mezquino y paranoico, que pide limosnas por las calles a los turistas (uno de ello es interpretado por el propio director). Curtin es joven y bastante honesto. Howard, viejo buscador de oro, es el único con experiencia y algo de sensatez. A partir de su casual encuentro y de su marcha a las montañas la historia camina como un clásico del cine de aventuras, que van enriqueciéndose con los dramas personales de los tres compañeros (que no amigos) y condensándose en un relato sobre la insaciable capacidad humana de ambición, mezquindad, dureza y locura, cuando las personas son sometidas a condiciones extremas. La obtención de oro es el logro envenenado que acabará destruyendo al grupo. Los diálogos, las miradas, los apartes y en fin los actos van anunciando el drama. Una exploración psicológica, realizada con sencillez y efectividad, donde no sobra ni un solo plano.

No es un simple western del género de la búsqueda de oro, o una película de aventuras. Y sus protagonistas no son héroes y no se comportan como seres humanos dotados de generosidad. Están dispuestos a morir y a matar por el oro. Y tendrán ocasión de ello e unos parajes durísimos con la presencia constantes de bandidos, de calor, sed, hambre y peligros naturales.

Huston logra el oro de la excelencia en sus actores. Descuida el paisaje y la ambientación y su apuesta es, sobre todo, por la historia y las actuaciones. Pero nadie debería discutir la magnífica película que se ha convertido en un clásico del Séptimo Arte. Música, de Max Steiner, que acentúa con solos de trompeta o armónica, canto coral o folklore mejicano. La fotografía, de Ted McCord, logra sacar partido del blanco y negro luminoso y sin embargo con aires trágicos y funestos.

Compartir este post

Repost0
22 abril 2016 5 22 /04 /abril /2016 09:41
Estado de alarma

Sigo con la recuperación de viejas cintas que no han perdido su encanto. Aquí tenemos un inquietante y firme thriller bélico llevado con pulso firme por un magistral Richard Widmark en un rol de capitán de un destructor norteamericano durante la guerra fría, a la caza y captura de un submarino soviético. Recuerda algunos filmes relativamente recientes en especial "A la caza del Octubre Rojo" con un soberbio Sean Connery como capitán soviético de submarinos y Alec Baldwin como agente de la CIA, primea salida a la pantalla de Jack Ryan, posteriormente interpretado por Harrison Ford.

En este filme, injustamente olvidado, tenemos una magistral trama de enfrentamiento psicológico en el interior del destructor "Bedford" entre el capitán y el médico, excelente Martin Balsam, y un periodista de raza negra, competentemente interpretado por Sidney Poitier. La tripulación es, al modo del coro de las tragedias griegas, testigo, juez y a veces interlocutor del drama personal y político que se libra con un peligro: desequilibrar la precaria paz que se vivía en esos días, todos pendiente del botón rojo nuclear en Moscú o en Washington.

Brillante montaje que logra mantener la tensión y el ritmo durante la hora y pico de proyección. El director, James B. Harris, que fue productor de los primeros films de Stanley Kubrick, consigue su película más notable. Con un final impactante que recuerda al "Teléfono rojo" de Kubrick, el espectador está en vilo toda la película ante la paranoia del capitán y la peligrosa deriva de los acontecimientos. Widmark recuerda en muchos momentos la obsesión salvaje del capitán Acab y su lucha contra la ballena blanca, hasta ese punto brillan las excelencias de esta casi desconocida película.

Compartir este post

Repost0
22 abril 2016 5 22 /04 /abril /2016 08:27
El guardian entre el centeno

Lo cierto es que ha sido una novela esencial para millones de personas desde su aparición en 1951 (creo que no sería traducido en España hasta cerca de los sesenta, aunque en Hispanoamérica hubo una edición anterior) y ha constituido un testimonio de comprensión personal no sólo para los adolescentes y jóvenes de la edad del protagonista, Holden Caufield, sino para todo lector que se precie. Salinger, un autor de culto y oculto durante casi toda su vida, logró vender más de sesenta millones de copias de su novela en todo el mundo, y sigue vendiéndose (y leyéndose) como si fuera un best seller actual.

A pesar de que Holden se define a sí mismo como "el más terrible mentiroso que jamás hayas visto" su credibilidad humana sigue siendo tan potente como desde su lejano nacimiento, con un "revival" lógico tras la muerte de Salinger en enero de 2010. En puridad (y que me perdonen los puristas) la voz traviesa, satírica, socarrona, inteligente y brutalmente clara, sencilla y áspera recordará a muchos la genialidad sardónica del Guillermo de Richmal Crompton (seudónimo de una adorable viejecita inglesa) totalmente desprovista de la sensualidad y el erotismo de Holden, sumada a la desfachatez irónica y escatológica del Ignatius Reilly de "La conjura de los necios" (John Kennedy Toole).

Pero semejanzas aparte, el libro estrella de Salinger es una lectura necesaria para entender un poco el sesgo iniciático de la juventud a la madurez que mantiene una actualidad y vigor universales en occidente. Y ahí radica la importancia y la validez clásica de la novela. A pesar de los profundos e innegables cambios del proceso de maduración de los jóvenes, "El guardián en el centeno" sigue siendo actual y se configura como un símbolo literario inextinguible. Con un comienzo absolutamente certero: "Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…” (en la clásica y excelente traducción de Carmen Criado) esta historia sobre “un chico de instituto durante las vacaciones de Navidad” como el mismo Salinger definió su obra (de cuya importancia posterior, como suele suceder, el creador no tenía la menor idea) se ha convertido en "el libro" que varias generaciones han conservado celosamente en las más magras y reducidas bibliotecas personales, a veces pasándolas de padres a hijos o a nietos. Su acidez adolescente va pareja con una ternura indudable como cuando habla de su hermana pequeña o relata los hechos que rodean a la muerte de su hermano. Salinger escribió seguramente sobre sí mismo y a uno le parece ver en el Holden que declara su odio a todo el mundo, el aislamiento de algunos adolescentes (casi todos en algún momento de sus vidas) la rebeldía que es la reacción en un proceso de encontrar un lugar en el mundo, ese complejo de Peter Pan que rechaza crecer pero al mismo tiempo lo desea y, en fin, el rechazo al mundo adulto, a la hipocresía que domina la sociedad, la imbecilidad manifiesta de tantos, la corrupción general, preservando en los posible la espontaneidad, libertad y creatividad infantiles. Por eso Holden se auto declara vigilante, guardián, de esos niños que juegan en el campo de centeno. Es casi al final, cuando habla con su hermana Phoebe y le dice lo que le gustaría ser, citando mal -le corrige la niña- un poema de Robert Burns, "Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo, cuando van en el centeno". Holden dice "Un montón de niños juegan en un campo de centeno, están solos y nadie mayor les vigila. Y hay un precipicio al final del campo. Mi trabajo consiste en evitar que caigan en el precipicio. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos".

Todo empieza cuando tras una pelea Holden es expulsado del colegio donde estaba interno (ya cuenta con varias expulsiones de otros colegios). El chico de 16 años inicia una aventura de pocos días y se pierde en Nueva York para retrasar la vuelta a casa, donde esperan los padres, la autoridad y el castigo, aunque hará una incursión secreta para poder ver y hablar con su hermana adorada, sensible y más inteligente que él mismo (como reconoce con humildad y respeto). Piensa en el sexo y teme internarse en ese mundo, bebe disimulando su edad, se relaciona con sobrio sarcasmo con los adultos con los que se cruza, no para de decir tacos, fuma como un carretero y critica desnuda y crudamente la enseñanza, las costumbres y a los que detentan el poder. Un texto que alarmó a las autoridades escolares de su país natal que condenó la novela a un ostracismo cada día violado por el interés de chicos y chicas de esas edades y por supuesto de los adultos que lo leían sin dilación. Aunque dada la inteligencia y la sensibilidad de la novela, su estilo original y realista, su agudo y rasposo sentido del humor, las prohibiciones y las críticas de muchos sólo han avivado el interés y el éxito del libro. Es una novela de iniciación como "La montaña mágica", los relatos de Guillermo, muchas de las obras de Jack London, Kipling o Mark Twain y tantas otras igualmente imperecederas. Definitivamente, vale la pena engrosar el número de ávidos lectores de este clásico. De verdad.

FICHA

" El guardián entre el centeno". J. D. Salinger. Alianza Editorial. Madrid, 2013. 288 páginas. 9,13 euros.

Compartir este post

Repost0
21 abril 2016 4 21 /04 /abril /2016 09:34
Presión

Dirigida por Ron Scalpello, esta película de serie B sobre el hacinamiento y claustrofobia de una misión submarina a bordo de una cápsula de metal mecánica de trabajo, sujeta por cables de vida a un navío que hace mantenimiento de cables submarinos, cumple todos los requisitos para entretener y emocionar al espectador. Los tópicos del género son escrupulosamente mantenidos: riesgo de muerte inminente sometido al tiempo escaso., los recuerdos de los protagonistas que los justifican y cuyas acciones se hacen más comprensibles, los actos de heroísmo y algunos de cobardía, la improbable salvación de alguno, cosa que no sabremos hasta el final. Nada nuevo en la pantalla, pero bien servido y con actuaciones correctas aunque sin gran destaque. Muy bien logradas las escenas bajo el agua y todo resulta verosímil y emocionante. Con un final bastante previsible, entretiene y no resulta pesada o reiterativa, el ritmo y la tensión se mantienen. está bien mantenidos . Un reparto solvente: Danny Huston, Matthew Goode, Joe Cole, Alan McKenna, Ian Pirie, Daisy Lowe para mantener el interés durante los 90 minutos de duración, muy justos y suficientes. La película se desarrolla practicamente en su totalidad en ese pequeño batiscafo que les ha bajado a las profundidades del océano y en pequeños paseos alrededor del mismo rodeados de oscuridad. Nos encontramos con personajes que reaccionan al peligro y la muerte de una forma distinta pero comprensible, nada de héroes o de cobardes abyectos. Todo a la medida de lo humano. Y eso es una virtud en estos tiempos. Una película sin grandes pretensiones pero con una ambición de realismo y sentido humano de la vida.

Compartir este post

Repost0
20 abril 2016 3 20 /04 /abril /2016 18:08
El sistema

Ricardo Menéndez Salmón (Gijón, 1971) que pasó muchos años en el limbo de los autores minoritarios de culto, (los tiempos de "La filosofía en invierno" o "Los arrebatados") ya juega en la liga de los respetados y conocidos y se puede permitir una novela como "El sistema", una supuesta distopía que requiere un código propio para su lectura, lejos de "La ofensa" o "Medusa", pero cercano a su "Trilogía del mal". Recibió el Premio Biblioteca Breve de Seix Barral por esta novela de metáforas sociales, éticas e históricas donde se pretende reflejar determinadas fuerzas y vectores de presión que se dan en nuestra cultura occidental y en estos tiempos desnortados. No es una novela de ciencia ficción, sino como "1984" , "Un mundo feliz" o "Rebelión en la granja" recurre a determinados tópicos para analizar y criticar unas concepciones vitales y filosóficas que están mutando debido a la globalización y a su problema esencial: la disparidad que crea a "el otro", el "ajeno", el "refugiado". Cómo palabras y conceptos como "libertad" "propiedad" "democracia" pierden su sentido propio y su ambición universalista. El autor mantiene el tenso nivel de su lenguaje, de su estilo en el que de vez en cuando la poesía marca contrastes sorprendentes. Quizá sea la exasperación de una clave que Menéndez Salmón ha utilizado en algunas novelas anteriores, la de la frágil identidad de la persona en este mundo ferozmente cambiante. Como siempre en este autor la metáfora está al servicio del estilo. Como los dos autores citados antes, Orwell y Huxley, M. Salmón regresa al apocalipsis de una forma de entender la existencia a la que el progreso mal entendido y peor gestionado ha colocado en la línea del fin.

Se trata, pues, de una alegoría a la manera de Swift, tan ambiciosa como "Los viajes de Gulliver" y con parecida intención satírica. El Poder en el Sistema, los Propios, trata orwellianamente de reescribir la historia borrando la del pasado y abocándose a una huida hacia delante donde solo espera la catástrofe. Mientras los Ajenos, la otra facción humana de este mundo lastimosamente probable, busca en el aliento clásico, homérico, una superación de esa básica dicotomía que enfrenta al Yo con el/lo Otro. Citas textuales y pertinentes de los autores en los que ha bebido el novelista, desde Bradbury a Bergman, Pynchon o Virgilio. Un poco excesivo. La narración se ahoga en la ambición global del autor, en una trama algo oscura y siempre manteniendo una nota demasiado alta que a veces resulta retórica, pero casi siempre es equilibrada por un acceso brillante a la expresión poética, a las imágenes deslumbrantes servidas por un castellano riguroso y feliz. Desde Kafka a Dante o el aliento de los textos homéricos, Menéndez Salmón ofrece una novela que desconcierta, atrae y, desde luego, inquieta. Uno se pregunta cuál será el próximo paso novelesco de este autor cuyo dominio de la narrativa está a la altura a menudo de su ambición. Todo apunta a reflejar la esperanzada alegoría de "Fahrenheit 451". Pero ¿de qué manera? ¿Tal vez con el símbolo del final de "2001, una odisea espacial"?

FICHA

EL SISTEMA.- Ricardo Menéndez Salmón.-Seix Barral. 19,90 euros. 327 págs.

Compartir este post

Repost0
20 abril 2016 3 20 /04 /abril /2016 16:09
The search

Bien, después de "The Artist" uno esperaba algo más elaborado, más audaz, rompedor, exigente. Y "The Search", empecemos con ello, no es una mala película. Ni mucho menos. Michel Hazanavicius busca nuevamente aliento clásico, en este caso guerrero. La guerra entre Rusia y Chechenia, mal que le pese a Putin que siempre le consideró un "asunto interno" fue un genocidio en toda regla "justificado" por el terrorismo checheno. Dos historias en paralelo. La del soldado ruso que recuerda al Kubrick de "La chaqueta metálica" y la del niño checheno refugiado amparado por una funcionaria de la ONU que remite al Zinnemann de "Los ángeles perdidos", todo ello narrado morosamente con una estética documentalista que no ahorra crueldad y dureza a las imágenes.

Mucha adrenalina emocional, retórica humanística a tope y personajes como el de Annette Bening que tratan de aportar juicios, condenas y moralinas. Bérénice Bejo protagoniza la cinta junto con el niño Maksim Emelyanov (un hallazgo de expresividad y patetismo). El colocón ideológico está servido. Imaginen a los soldados del tio Sam en Vietnam. Pues aquí son los aguerridos y brutales "Ivanes" rusos contra los chechenos -vietnamitas. A pesar de todo la película engancha en momentos aislados y los demás, pues eso, una de supuesta crítica bélica.

Compartir este post

Repost0
18 abril 2016 1 18 /04 /abril /2016 12:24
Diez negritos

Lamentable versión de gran éxito literario de Agatha Christie, "Diez negritos". Llevada al cine en varias ocasiones, la versión que comento, de los años setenta, es de las menos sólidas (muy lejos de la de Rene Clair en 1945, e inferior a las cerca de diez versiones más para cine y tv.)). La isla solitaria, la casona inmensa, los invitados, la tempestad y las muertes gota a gota. Es difícil olvidarse de la trama de esta novela. Pero en ésta versión la isla aislada es sustituida por el desierto, a 300 kilómetros de cualquier carretera, la casona por un palacio oriental lleno de estancias lujosas y las interpretaciones rozan el asombro del espectador, no por felices y acertadas sino por su inanidad. Es lamentable ver a buenos actores del cine europeo sometidos a la falta de rigor de un equipo técnico que parece surgido de la ocasión. Actuaciones planas para una película indecisa, que no tiene ritmo alguno y que estropea la tensión del original novelesco. No hay explicación alguna respecto al lugar y los hechos y tampoco convencen demasiado las que se dan en el guión y sus extrapolaciones ridículas. La coproducción italo-franco-anglo-germano-española no logra más que sacudir al espectador e indignarle con las contradicciones y vacíos de un guión que traiciona la novela. Charles Aznavour (que canta la canción de los diez negritos al piano con una batería inexistente), Maria Rohm, Oliver Reed, Richard Attenborough (pobre, esta película debió de ser una de sus vergüenzas profesionales), Adolfo Celi, Stéphane Audran, Alberto de Mendoza, Gert Fröbe, Herbert Lom, Elke Sommer, Teresa Gimpera, Rik Battaglia y Nasser Malekmotei , hacen como que actúan. Les libero del nombre del director.

Compartir este post

Repost0
18 abril 2016 1 18 /04 /abril /2016 07:33
Ante todo no hagas daño

Si hay un libro donde la vulnerabilidad de nuestra salud cerebral queda de manifiesto es este que firma uno de los neurocirujanos más conocidos en el mundillo de la especialidad, el inglés Henry Marsh, por cuyas manos han pasado más de 15.000 pacientes. Además de ser un punto de referencia en su profesión, el doctor Marsch ha estudiado Filosofía, Políticas y Economía en la universidad de Oxford y pertenece a esa grey de soberbia categoría que es la de los médicos humanistas. No es de extrañar pues que su libro de memorias "Ante todo no hagas daño" (fórmula utilizada en el juramente hipocrático de los médicos) se haya convertido en un auténtico best-seller. Siguiendo la estela de Oliver Sachs y con parecida profundidad técnica (aunque no llega a la habilidad y fuerza de estilo literario del recientemente fallecido autor de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" o "Alucinaciones") Marsh no sólo nos habla de los difíciles y a veces pavorosos casos clínicos que resolvió con su cirugía, sino de algunos de los errores que cometió y de sus consecuencias (con una honestidad y valor como he visto pocos en su profesión).

Sus críticas a sí mismo, sus colegas y el sistema sanitario inglés, con un estilo contundente pero amable y con cierto sentido del humor e ironía, hacen de este libro una lectura inolvidable, emocionante y que crea cierta adicción y bastante sensibilidad hacia la enorme complejidad del cerebro, su relativa vulnerabilidad y todo lo que depende de que funcione correctamente. Este neurocirujano de 65 años, modesto, firme y ligeramente irónico que lleva con gracia su fama, asegura con lógica profunda y humilde que "Lo difícil de mi trabajo no es operar. Lo complicado es decidir si hacerlo o no y vivir con las consecuencias". El autor se ha jubilado y ha abandonado su cargo en el hospital público St George’s, uno de los centros universitarios más reconocidos de la capital británica, aunque sigue estando disponible para su departamento de neurocirugía.

Marsh nos cuenta cómo descubrió su vocación tras presenciar una operación de aneurisma cerebral cuando trabajaba de interno en una unidad de cuidados intensivos. “En aquel momento, comprendí por qué se comparaba este tipo de operación con la función de desactivar una bomba”. Una gran destreza en la operación, pulso firme, conocimientos amplios y una seguridad en sí mismo no monolítica sino abierta a los cambios y los imprevistos de cualquier quirófano le convirtieron en un cirujano de referencia en su especialidad. Fue el primer neurocirujano que aplicó en Inglaterra anestesia local en una operación de glioma (técnica que se aplicaba en estados Unidos), un tumor que se sitúa en zonas del cerebro que controlan el lenguaje y los movimientos de las extremidades. Es posible hacerla así porque el hueso del cráneo y el cerebro son insensibles al dolor. Los datos de su vida personal y sentimental y de las dificultades en hacerlas compatibles, van contrapunteando las explicaciones de los retos quirúrgicos que el autor debe superar día a día. Y añade grandes dosis de compasión, respeto y dolor, cuando debe afrontar a los familiares de los enfermos que no logran superar el quirófano o que lo hacen con problemas en ocasiones pavorosos. El autor habla de lo difícil que es gestionar la vinculación emocional entre médico y paciente, tan necesaria como, al mismo tiempo, sometida a un equilibrio. Sus experiencias como docente ha sido larga y bastante fructífera, a pesar de sus dificultades intrínsecas (Marsh recuerda algunos "pulsos" entre mentor y alumno, donde la generosidad debe aliarse con la firmeza.

Como recordatorio de la importancia de la neurocirugía en nuestras vidas, sabemos que en España se practican unas 30.000 intervenciones anuales del sistema nervioso entre hospitales públicos y privados. La cirugía cerebral más frecuente en nuestro país es la de glioblastoma, un tumor muy agresivo debido a su capacidad de metástasis y su resistencia a la quimioterapia. Rusia, Albania y Nepal son algunos de los países donde Marsh ejerce de forma altruista para enseñar a los neurocirujanos de esos países. Como detalle llamativo, Marsh, asegura en su libro que no ha encontrado el lugar donde se asienta la mente, ni rastros del alma ni prueba alguna que permita creer en otra vida después de la muerte. "Cuando el cerebro muere, morimos nosotros".

FICHA

"Ante todo no hagas daño".- Henry Marsh.- Trad. Patricia Antón.- Ed. Salamandra.- 346 págs. 19 euros.- ISBN: 9788498387209

Compartir este post

Repost0
17 abril 2016 7 17 /04 /abril /2016 11:20
El rey de La Habana

Con una historia melodramática de un joven cubano que trata de superar la penuria y la miseria haciendo uso de sus encantos físicos, rozando continuamente la infamia y la truculencia de los bajos fondos habaneros, el director Agustí Villaronga hilvana una historia desaforada con un final casi guiñolesco, en el que hay algunas secuencias, pocas, dignas y resolutivas pero que se extiende como un lodazal sin remisión para los personajes, dignos de un retrato tremendista de Valle Inclán. El retrato del sórdido mundo de los bajos fondos, entre el abuso del turismo y la indignidad de una cultura basada de el comercio sexual y la miseria, el joven, la "jinetera" y el homosexual van cruzando sus vidas miserables para llegar a un final apoteósico y brutal. Aparte de dejarte mal sabor de boca (cosa que puede ocurrir con películas excelentes) el problema está en que el exceso argumental acaba haciendo encogerse de hombros al espectador y preguntarse con estupor "¿Y...?"

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens