Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
31 julio 2018 2 31 /07 /julio /2018 09:12

Vamos a adentrarnos en un viaje ambicioso en torno al ser humano en relación con el Universo. Empezaremos con el microcosmos  de "La conquista del cerebro" del matemático Daniel Tammet (una persona con deslumbrante inteligencia que padece el trastorno de Asperger, pero gracias a la suerte también pertenece al 1% de esos enfermos que "padecen" también el Síndrome del Sabio-savant-). Y ampliaremos esos "confines secretos de la mente", con el macrocosmos de "El universo en tu mano" de  Christophe Galfard, un físico, amigo y colaborador de Stephen Hawking, divulgador de la ciencia que nos propone " un viaje extraordinario a los límites del espacio y el tiempo". Ciencia en dos direcciones pero todas  con un impulso común  y, sin duda, con un objetivo semejante: entender el  ambivalente progreso de nuestra especie y promover un desarrollo más armónico antes de que sea demasiado tarde para ello.

Daniel Tammet es capaz de aprender cualquier idioma en una semana, de recitar de memoria miles de decimales del número pi y otras hazañas perceptivas gracias a sus capacidades cognitivas extraordinarias. Pero también es una buena persona y escribe libros de divulgación con los que intenta ayudar a los que no somos como él, o sea casi todos. Para ello nos escribe sobre los secretos del cerebro y los avances de las neurociencias, sobre cómo desarrollar la conciencia espacial, la intuición y la empatía y lograr nuevas formas de percepción y pensamiento creativo. Es un lector apasionado por la literatura, la poesía y los libros de neurociencias. Y también aficionado al cine (suele citar el caso del savant Kim Peek, popular por la película "Rain Man", basada en él y en su habilidad en nemotecnia numérica) y a la música.

Daniel Tammet  nos muestra algunos recientes hallazgos neuro científicos, a los que aporta sus propias reflexiones a fin de llegar a convencernos de que la mente del lector no es, realidad, tan distinta de la suya y que poniendo un poco de atención cualquiera puede aprender  algunas cosas que mejorarían nuestra percepción, cognición y relación con lo real. Para ello Tammet estudia el funcionamiento de su propia mente y trata de ofrecernos respuestas sobre las preguntas que todos nos hacemos sobre nuestra mente. Desde la neuroplasticidad y sus promesas bastante realistas de ayudarnos a resolver problemas de la mente que creíamos irresolubles, hasta la curiosa relación existente entre el proceso de desarrollo del lóbulo frontal en la adolescencia con esos actos impulsivos, absurdos y tontos a menudo que todos hemos sufrido -y hecho sufrir a los demás- en aquellos años ("que nadie diga que fueron felices", como decía Paul Nizan en un poema). Tammet también nos habla de un tema que ya hemos estudiado en estas páginas: los efectos beneficiosos de la meditación en el cerebro y la mente.

Como también ocurre entre algunos maestros budistas o expertos en meditación o mindfulness, Tammet da por sentado que el lector tiene recursos intelectuales o formativos que raramente están al alcance de cualquiera y precisan de una formación muy superior y más profunda de lo habitual en personas corrientes, incluso universitarios o científicos. Es decir, también hace falta un cerebro especial, inusualmente bien amueblado y entrenado.

Especialmente interesante es la sinceridad y honestidad de Tammet al desmontar ciertos tópicos sobre el autismo, aunque sea al coste de arremeter contra escritores muy respetables que ha escrito sobre esa perturbación cognitiva, como el gran Oliver Sacks (sobre todo en "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero") y asegura que no se puede catalogar sin más a todos los autistas como enfermos mentales, antisociales y discapacitados. Que hay tantos tipo de autistas como personas con ese mal y cada una es diferente  de las demás. Precisamente en consonancia con las nuevas tendencias  y descubrimientos de las neurociencias Tammet enfatiza la importancia de la influencia social y del bagaje cultural en los llamados test de inteligencia que olvidan a menudo el hecho incontrovertible de que hay muchos tipos de inteligencia, no sólo grados.

 

El amigo Gallard ha logrado escribir un libro especialmente brillante, de lectura fácil y rabiosamente dinámica e interesante. Él pone literalmente en nuestras manos una serie de conocimientos sobre el universo, el tiempo y el espacio, usando un lenguaje coloquial y divertido, evitando tecnicismos farragosos y prometiendo formalmente en el prefacio del libro que "tiene la intención de que ningún lector se quede rezagado en la lectura de su libro". Y a fe que consigue cumplir su promesa, al menos en lo que a este crítico concierne y a mi experiencia en pulsar los criterios lectores de muchos individuos.

Desde las preguntas que de niños nos hacíamos cada vez que alzábamos la cabeza y mirábamos en la noche el cielo cuajado de estrellas, la luna, las estrellas fugaces en las noches de agosto o nos extasiábamos con la metafísica poética de "2001, una odisea espacial", o devorábamos sin saber por qué toneladas  de ciencia ficción, de ciencia recreativa, de misterios del planeta por resolver hasta las cuestiones especulativas que leíamos en libros sobre física cuántica o descubrimientos de la neurociencias y las conexiones con las fuerzas energéticas primordiales hasta llegar al "todos somos Todo", somos una parte esencialmente relacionada y perteneciente al Universo, las preguntas no han cesado y sólo unas pocas reciben una respuesta científicamente válida. Pues bien, El universo en tu mano  da muchas --no todas, eso sería imposible aquí y ahora- respuestas. Y lo que es igual de importante, porque arremete contra las falsas verdades sobre el universo y la física que llevamos siglos repitiéndonos, y algunos tópicos igualmente falsos que se visten con el ropaje cuántico.

El hallazgo de este libro es su lenguaje y su recurso a la imaginación del lector de una manera eficaz y fascinante. Un uso fastuoso de metáforas, imágenes brillantes y conceptos profundos explicados con la sencillez y eficacia que utiliza un buen maestro con un niño de cinco años. Conseguir que imagines el aspecto de un agujero negro, el estallido de una estrella, la formación de satélites y planetas. Y añade a esto que Galfard tiene un saludable y chispeante sentido del humor que nos invita incluso a surfear sobre un asteroide para ver la dinámica cósmica de los objetos en el espacio, desde el big bang hasta el estallido del sol en su colapso final arrasando con todo el sistema a su cargo, incluido un absurdo planeta rojo con todo su interior licuado por el calor, el nuestro, que antaño fue azul.

Galfard nos permite entender la teoría de la relatividad con una metáfora brillantemente cotidiana y banal, se comporta como el autoestopista galáctico de Douglas Adams, te reduce de tamaño para que veas el comportamiento de los electrones y logra que te plantees seriamente desterrar los conceptos aprendidos y usuales que mantenías -si acaso lo hacías- sobre el tiempo y el espacio y la sorprendente relación entre ellos. ¿Enrevesado? Quizá un poco, dada la ambición del intento de explicación totalizador. Sin embargo no requiere un esfuerzo enorme ni tampoco una formación técnica específica. Es un ensayo divulgativo y muy inteligente. Con él podemos cerrar el círculo entre el microcosmos del cerebro y la mente humanas y el macrocosmos del universo en el que vivimos y del que formamos parte de una forma más íntima y esencial de lo que creemos. Galfard no nos ofrece sólo información selecta, nos ofrece algo más: entendimiento. Esa  complejidad  organizada  de  la  que  se  nutre  nuestro  cerebro llamada conocimiento. Y se trata de los conocimientos más profundos y fundamentales de nuestro tiempo. Narrados con un humor a menudo surrealista: explicar física del cosmos acompañando a un jarrón de porcelana que querríamos destruir.

FICHAS

LA CONQUISTA DEL CEREBRO.- Daniel Tammet.-Trad. Ismael Attrache.- Blackie Books.-2018.-19,90 euros.- ISBN 9788416290604

EL UNIVERSO EN TU MANO.-Christophe Galfard. Traducción de Pablo Álvarez Ellacuria. Blackie Books. Barcelona, 2016. 453 páginas. 23 euros.- ISBN 9788416290628

Compartir este post

Repost0
28 julio 2018 6 28 /07 /julio /2018 08:08

Nuevo libro del neurocientífico, filósofo y psicólogo Antonio Damasio, que ya me deslumbró con su "El error de Descartes" y con "En busca de Spinoza". En estos libros Damasio va presentando una tesis personal en la que reivindica el papel de los sentimientos y las emociones no solo en los comportamientos y actitudes del hombre, sino en el mundo psíquico en el que, salvo patologías de distinto grado, debería reinar el mundo de la Razón, la Lógica, el Logos entronizado por la filosofía griega, Descartes y Kant, entre otros. Los sentimientos, para Damasio, son el  origen de la cultura humana y la simiente desde la que se desarrolla nuestra mente y su estrecha relación con el resto del organismo.

En "El extraño orden de las cosas" Damasio propone la homeostasis como elemento equilibrador el cuerpo humano y la homeostasia como el conjunto de sutiles, admirables y complejas operaciones que nuestro organismo va ejecutando a lo largo de su desarrollo y en cada momento, tanto en respuesta a estímulos interno como externos en una permanente estrategia no sólo para seguir existiendo sino para prevalecer en un medio natural con el que estamos inevitablemente conectados. En esa estructura general homeoestática, las emociones y los sentimientos también juegan un papel que Damasio va analizando en detalle desde la función de las bacterias a las de las encimas, las neuronas, todo tipo de células y la complejo e increíble  relación que éstas tienen entre sí, los órganos y las funciones de esa maravilla natural que es el cuerpo humano.

Damasio articula en su amplio relato fenomenológico, desde lo biológico a lo cerebral, el papel renovador y estimulante que generan los sentimientos creados por las experiencias subjetivas de las circunstancias y estados vitales de la persona en su organismo holístico. Después amplía el foco de su visión descriptiva para hablarnos de la función de la cultura en la formación y desarrollo de nuestra propia mente, a través de la observación, el pensamiento y la acción del sujeto. Los seres humanos importamos a nuestra mente las imágenes percibidas por nuestros 5 sentidos: olfato, visión, tacto, audición y paladar, y a partir de esas imágenes que nuestra mente recibe del exterior, almacena en la memoria y les da un sentido, o crea sus propias narraciones a partir de estas imágenes y de nuestra experiencia vivida, que almacena también en la memoria, permitiéndole más tarde recordar (y manipular casi siempre de una forma inconsciente). Después interviene la oralidad, cuando contamos y nos contamos la historia, acto que hace evolucionar la mente y mantener activas sus neuronas (de ahí la tendencia de los ancianos a contar los hechos que almacena en la memoria, en los que intervienen tanto la memoria como la imaginación del individuo).

En la historia antropológica del hombre y su evolución, cuenta de manera esencial estas actividades socio-culturales que obedecen a una necesidad humana de compartir experiencias y aprender de ellas, generando actividades paralelas como los rituales, las artes, la música y la danza, el teatro y mas adelante la literatura, el cine, etc. En ese historial evolutivo los sentimientos y las emociones forman el armazón básico de la evolución de la inteligencia humana.

La mente cultural en acción.Después de conocer nuestro cuerpo biológico, el funcionamiento del cerebro y las interrelaciones cuerpo-cerebro reportando nuestro pasado hasta 2017, justificando por qué somos como somos. El autor hace un breve análisis sobre el hombre cultural social, el mundo que nos rodea. Damasio tiene una visión optimista, fundada en la biología y las neurociencias sobre el futuro de la raza y es de destacar la respuesta que da a la suposición, para él errónea,  de algunos escritores científicos que desconfían del progreso futuro del hombre puesto que los consideran algoritmos y como tal programables: “Decir que los organismos vivos son algoritmos es, por lo menos engañoso, y en términos estrictos es falso. Los algoritmos son fórmulas, recetas, enumeraciones de pasos en la construcción de un resultado particular. Los organismos vivos, incluyendo los organismos humanos, se construyen según algoritmos y usan algoritmos para operar su maquinaria genética. Sin embargo, no son ellos mismos algoritmos. Los organismos vivos son consecuencia de la interacción de algoritmos y exhiben propiedades que pueden o no haber sido especificadas por los algoritmos que les orientan la construcción. El más importante a retener es que los organismos vivos son conjuntos de tejidos, órganos y sistemas en los que cada célula componente es una entidad viva, vulnerable, compuesta por proteínas, lípidos y azucares. No son líneas de código; son cosas palpables".

Como él mismo escribe: "Este libro trata de un interés y de una idea. Hace mucho tiempo que me intriga el afecto humano (el mundo de las emociones y de los sentimientos) y he pasado muchos años investigándolo: por qué y cómo nos emocionamos, sentimos, usamos los sentimientos para construir nuestro yo; cómo los sentimientos ayudan a nuestras mejores intenciones o las socavan; por qué y cómo el cerebro interactúa con el cuerpo para sostener dichas funciones".

Se trata, sin duda, de un libro complejo pero esclarecedor y estimulante. De su honestidad y probidad intelectual dan una muestra las palabras con las que cierra su libro: "No tenemos ninguna explicación científica  satisfactoria sobre los orígenes y el significado del universo; carecemos de teoría alguna de todo lo que nos concierne. Esto nos recuerda de manera serena lo modestos y provisionales que son nuestros esfuerzos y la enorme apertura de miras que necesitamos para enfrentarnos a lo que desconocemos".

Por eso Damasio, científico serio y responsable, rechaza la visión apocalíptica de historiadores y filósofos versados en el mundo de la IA y la robótica que..."imaginan que el progreso científico y tecnológico degradará la condición del ser humano y de la humanidad; pronostican la aparición de super organismos y predicen que ni los sentimientos ni la concia tendrán un lugar en los organismos futuros". Y mas adelante (pág. 314) realiza una análisis demoledor sobre la situación actual a pesar de la espectacularidad de nuestras innovaciones, progresos científicos y reflexiones fundamentadas para concluir "nuestra capacidad para comprender nuestro lugar en el universo sigue siendo no solo incompleta sino también inadecuada y lo mismo le ocurre a nuestra capacidad para controlar la naturaleza". Y tras rechazar a la razón desnuda como elemento básico como estrategia de gestión de nuestro futuro, propone: "promover una asociación productiva entre sentimientos y razón, poniendo énfasis en las emociones estimulantes y suprimiendo las negativas. Y rechazaría la idea absurda de que la mente humana es equivalente a las creaciones de la inteligencia artificial".

Un libro imprescindible que debería ser de lectura obligatoria en las Universidades.

FICHA

EL EXTRAÑO ORDEN DE LAS COSAS.- Antonio Damasio. Trad. Joandomenec Ros.- Ed. Destino.- 415 págs.-21,50 euros.- ISBN 9788423353415

 

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens