Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 enero 2011 2 25 /01 /enero /2011 09:54

En 1973 salía un libro en inglés "For bread alone" traducción del gran Paul Bowles, el escritor inglés afincado en Marruecos, que años más tarde, en los 80, se publicaría en español y francés con el título "El pan desnudo". Estaba escrito por un joven marroquí natural del Riff, Mohamed Chukri, obligado a inmigrar de su aldea en las montañas a Tánger empujado por la desesperación y el hambre. En esos años se produciría una famosa "revuelta del pan" en la que la población más humilde del reino de Marruecos vencía su ancestral temor al régimen dictatorial del rey Hassan II y se echaba a las calles en protesta por la subida del precio del pan, cuando no lo habían hecho por otros motivos de tipo político o social.

Pues bien, de alguna manera, la revolución popular que ha terminado con el poder omnímodo del sátrapa Ben Alí en Túnez es, en el fondo, otra insurrección contra la falta del "pan", no como tal producto sino como símbolo de lo esencial, el respeto a la dignidad de la persona en Túnez, la falta demoledora de esperanza de una sociedad precaria atenazada entre el paro y la corrupción. La cleptocracia del régimen de Ben Alí (por cierto piropeado como "modélico" hace muy poco por el director general del FMI, Strauss-Khan) esquilmaba el país hasta límites grotescos, cosa no ignorada por Europa. La muerte del joven de 23 años Mohamed Buazizi, un licenciado en paro que se quemó a lo bonzo en protesta por la situación en que vivía él y miles de jóvenes semejantes, el pasado 17 de diciembre, fue el detonante,  no la razón única. La ola de indignación popular que provocó esa muerte fue estimulada y extendida por los internautas que clamaban por tomar las calles. Los tunecinos estaban hartos de la agobiante corrupción del gobierno, cuya cabeza más visible era la mujer del presidente y su familia, los Trabelsi; de la violencia represiva que mantenían los dirigentes y militantes del partido oficialista RCD, una milicia de matones impunes, más la ejercida por la policía y gendarmería, garantes del poder de Ben Alí, una máquina efectiva de delaciones y represión. Y en el fondo, un ejército debilitado a propósito que se mantenía al margen.

Pues bien, por un fenómeno espectacular, una suerte de revolución de a pie, o quizá diríamos mejor una revolución de blogs, móviles, internet, hombres y mujeres mantenían y avivaban la revuelta a base de Twitter, Facebook o Youtube. En 23 días el pueblo tunecino ha terminado con 23 años de dictadura, 5372660708_4b4aa6707a.jpgque se extiende desde Burguiba a Ben Alí. En la trastienda del hecho, el escenario es ocupado por la revuelta del pueblo en las calles, en parte conducida a posteriori por los cuadros y militantes sindicalistas de la UGT (Union General Tunecina de Trabajadores), el apoyo larvado del Ejército y una cierta implicación en la sombra de la embajada de EE.UU.  jugando la carta del cambio hacia una presunta democracia y sobre todo para debilitar el papel de Francia en la zona (cuya miopía diplomática es un asombro para los observadores).

Pero es el ciudadano desnudo, el hombre y la mujer de la calle, el auténtico protagonista de un cambio generado por un fenómeno espectacular: la superación del miedo. De vez en cuando en la historia se produce ese fenómeno en poblaciones sojuzgadas por el terror, la violencia y la miseria.  Ese "ya no podemos más" que genera el "basta ya" y es la semilla de una libertad ansiada. El problema es lo que ocurre después. Quién y cómo manipula la derrota del poder para arrogárselo de inmediato.  La posibilidad de contagio es tremenda dada la naturaleza de los regímenes árabes vecinos, desde Marruecos y Argelia hasta Libia o Egipto (donde comienza a extenderse el virus de la protesta ciudadana).  Vivimos otro ejemplo semejante a la "revolución de los claveles" en Portugal, la caida del muro de Berlin o la del Sha, o las de los regímenes corruptos y sanguinarios en todos los continentes, desde los años 60. En el fondo de todo está el "pan desnudo", la falta de lo esencial y la calle levantada en gritos y manifestaciones, aunque sea contra tanques y esbirros armados. El arma más poderosa es el ansia de pan y justicia. El problema es quién se apropia con la bandera de la rebelión y saca partido de ella. Y en el Magreb el islamismo acecha...

 

Compartir este post

Repost0
14 enero 2011 5 14 /01 /enero /2011 18:59

Pasar de columnista diario a cronista aleatorio tiene sus encantos, supongo, pero a éste plumilla acostumbrado a lidiar con la noticia cotidiana ("los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa", como dijo aquél) y la urgencia del análisis (lo cual da cintura y capacidad reactiva y es casi tan excitante como lanzarse en paracaídas cada mañana) las ideas y comentarios se nos escapan entre los dedos como la arena de la playa en la mano de un niño.

Viene al caso lo dicho por una cuestión a la que voy dando vueltas desde que aterricé en la comarca, hace un año, después de más de treinta de pasearla y gozarla en períodos vacacionales: el trasiego de la cultura en general y de la lectura en particular en este Matarraña de mis amores. Los temas se me amontonan al calor de los días, desde las jornadas culturales que se celebraron hace poco hasta el tema de las maletas de libros que circulan por los pueblos, la presencia de un librero en Valderrobres que parece calcado del que disfrutó García Márquez en un Macondo envuelto en cien años de soledad, pasando por la necesidad perentoria de establecer rincones en los periódicos, programas de radio y televisión, talleres de lectura (uno de ellos me propongo montar por estos lares), en la necesidad, digo, de una auténtica Cruzada de los libros, provocar que el río abierto y caudaloso de las lecturas llegue a las orillas de todos los hogares. ¿Cosa baladí? ¿Algo superfluo en estos tiempos de crisis? ¿Una actividad inútil y cara? Ninguna de estas preguntas resiste un análisis serio.primera-plana.jpg

Hay que sembrar desde artículos a reportajes, críticas literarias, reseñas de lectura, columnas, entrevistas, presentaciones de libros, apoyo institucional a la lectura como algo activo, algo vivo, sugestivo, sugerente, raíz y pábulo de ideas, reflexiones, puente de maduración entre las edades, consuelo de todos los momentos y alegría de muchos de ellos… Hay mucho que promover con la lectura… Es un bien que penetra profundamente, cambia nuestro carácter, nos hace calibrar las cosas de la vida, nos enseña y nos deleita…Hay que apostar por los libros y por su uso. Ya lo dijo Joaquín Costa, de quien por cierto se cumplen cien años de su desaparición: "escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid". Con lo que insinuaba que las dos primeras están íntimamente relacionadas: escuela y despensa. La enseñanza, la cultura es la que termina de forma directa o indirecta haciendo posible tener la despensa bien surtida. En lo del sepulcro del Cid no entremos por el momento.

Pues bien, todos estos temas que inquietan a este columnista, acaban desbordando al cronista ocasional. Y así iniciativas tan interesantes como el libro trilingüe que se está gestando sobre el desaparecido tren de Val de Zafán, deben quedar en el tintero y sólo esbozadas en este espacio. Yo vi ese tren en humeante marcha por el bellísimo entorno de Torre del Compte, donde ahora resido, y leí sobre él en crónicas bélicas que olvidar prefiero y años más tarde circulé por su trazado, convertido en arteria para ciclistas y andariegos. Lo dicho, esta comarca está bendecida por la mano de los dioses (aunque durante decenios estuviera poco menos que en hibernación) y hay en sus rincones y sus calles, ríos y montañas no sólo mucha historia que desentrañar sino mucha ilusión, esperanza y creatividad que aplicar. Y todo eso, no lo duden, ni por un momento, pasa por los libros, por la cultura, por un estilo de vida en el que las venas abiertas de la historia y del progreso fertilicen las mentes de cuanto habitamos estos lugares.

 

Compartir este post

Repost0
31 diciembre 2010 5 31 /12 /diciembre /2010 18:45

Pues bien, amigos todos, llegó el 2011 y a pesar de la crisis, de todas las crisis, de las expectativas más o menos quiméricas, de todas las expectativas, las internas o las externas, de las nostalgias, de las que hacen algo de daño y de aquéllas que rozan siempre un fenómeno puntual, una puesta de sol, una sonrisa, aquélla mirada en el desván de las miradas imposibles, el eco de una canción o el fulgor de una cantata o una sinfonía, la frase de un clásico o el tópico de un famosillo, el casi imperceptible aleteo de un aroma, el recuerdo eterno de una caricia y el contacto de una piel amada, de todas las nostalgias como ecos de un pasado que es la sombra de una realidad que fue y no volverá...a pesar de todo ello, crisis, expectativas y nostalgias, os deseo a todos un 2011 lleno a rebosar de ilusiones, proyectos, ganas de llevarlos a cabo, sabiduría para escogerlos y por encima de todo, el mejor de los alicientes, el más poderoso de los afrodisíacos,  el más sutil de los regalos:  el amor, empezando por el que habéis de dedicar a vosotros mismos y seguido del que debéis proyectar sobre los demás y lo demás. Amor con mayúsculas para el 2011. El resto vendrá por añadidura.

Con mis mejores deseos

 

Alberto 

Compartir este post

Repost0
28 diciembre 2010 2 28 /12 /diciembre /2010 18:41

El Congreso ha bloqueado la aprobación de la llamada Ley Sinde, o ley antidescargas, que en realidad solo era una disposición adicional del proyecto de Ley de Economía Sostenible. Para ello ha sometido dicho proyecto a un mercadeo vergonzante de negociaciones y contrapartidas en los que estaban involucrados el PSOE, el PNV y CiU (que exigía a cambio de su apoyo concesiones sobre asuntos tan “cercanos” al tema como las cuentas de ahorro vivienda o el trasporte intermodal de mercancías). Pero en realidad lo que se dilucidaba en este sainetesco Congreso de nuestros asombros era  el supuesto conteo de votos de los internautas o la batalla dinámica y oscura entre el lobby de la llamada industria cultural (con cuchara añadida de la industria del cine norteamericano) y el combativo lobby de los llamados internautas (algo tan difuso como la propia red que los -nos- cobija.
Ya se que me dirán que el que esté libre del pecado de bajarse alguna peliculilla o unas canciones, tire la primera piedra-bit, pero lo cierto es que en nuestro país la cultura de la gratuidad -sea del modo y producto que sea- es uno de los baldones más lamentables del incivismo que impera, que glorifica al que se enriquece por la cara y tilda de pardillos a los que sudan la camiseta musical o artística o las neuronas literarias o cinematográficas para ganarse el pan de cada día, cada día más caro y difícil de o0btener. (y no me refiero a divos y divas de la canción o a escritores y directores de moda, sino a los que trabajan en torno a ellos y a los que juegan en tercera división en las artes, es decir la mayoría de los creadores) Nuestro país ya tiene un “envidiable” tercer puesto en el ránking mundial de países piratas en la Red, detrás de Corea y Filipinas, por lo que una ley tímida y seguramente mal estructurada y definida no
era la solución, pero si el comienzo de una solución y sobre todo una enseñanza vicaria de lo que más echa uno de menos: la educación cultural del ciudadano.
Se dice que lo óptimo a menudo es aliado de lo bueno. Quizá un debate en serio, en todos los ámbitos, sobre lo que supone y debe ser una auténtica Ley de  Propiedad Intelectual, sin amenazas extemporáneas al ya muy sufrido consumidor ni tampoco   manipulaciones  interesadas de intereses de tufo capitalista y sin prestarse a las presiones de los dos lobbys antes mencionados, sea una asignatura pendiente de nuestro país, una asignatura que habría que aprobar antes de que nos expulsen del concierto de naciones democráticas. Ya pasaron los tiempos (¿o no?) en que los países mantenían bajo mano a los bajeles piratas para enriquecerse con el saqueo generalizado e impune y así de paso debilitar al poderoso enemigo. Amigo amante del cine, la música o los libros, si usted es incapaz de robar una barra de pan, quedarse con un coche sin pagar cuotas o puentear el contador de la luz o el del agua, e incluso declararse objetor fiscal,  no debe aspirar a que le salgan gratis et amore sus aficiones culturales. Reajustemos los precios de esos productos terminados, pero no consideremos como normal e incluso admirable gozar de ellos sobre las espaldas y los bolsillos de cuantos hacen posible disfrutar de esos bienes. No pasemos de la Sin-de a la Con-de (lito, sverguenza, bacle). La Red no es una entelequia simbólica, es un espacio que debe estar sujeto a las mismas leyes que el mundo real. En caso contrario, lo pagaremos todos ...y mucho más caro.




Compartir este post

Repost0
14 diciembre 2010 2 14 /12 /diciembre /2010 10:42

 

El refrán catalán Roda el mon i torna al born, indica que puedes dar la vuelta al mundo y acabas tornando a los orígenes. Para la literatura, la poesía, Itaca es la tierra ansiada y fue la tierra de origen. En medio de ambas está la vida, el camino, el trayecto que, como decía Kavafis, el viejo poeta indigno, es más importante y gratificante que el destino. Pero volver a Itaca, Sangri.la o La Comarca, es el objetivo y el anhelo de todos los que han vertido la vida en otras tierras, otros ámbitos y añoran el regreso al lugar propio.

Pero no se engañen, ese lugar propio no tiene por qué ser el lugar de nuestra cuna o el ámbito de nuestra niñez. Mi cuna es Granada y mi vida profesional y personal se ha desarrollado en Barcelona. Pero, cuando ha llegado el momento idóneo he plantado mis raíces en esta tierra, la Comarca, el Matarraña, los Puertos de Beceite.

Después de décadas dedicadas a ejercer una profesión andariega, visitar y trabajar en países lejanos y a veces insólitos, me he rendido al encanto de estas tierras amables, de relieves suaves, valles verdes, bosques, colores de acuarela que a menudo recuerdan los de la Toscana italiana o los de la Cataluña media, pero que en pocos kilómetros ofrecen el paisaje kárstico de la espina dorsal de los Puertos, mitad Montserrat y mitad Pirineos, abruptos y llenos de relieves montaraces y valles profundos y húmedos.

Cuando los empecé a caminar, hace más de veinte años, la zona era de accesos incómodos, pero encantadora, auténtica, austera y amable, como sus habitantes. Ahora las cosas han cambiado bastante, pero no en lo que concierne a su carácter y no demasiado en sus aspectos más atractivos para un hombre de sosiego y de montañas y senderos, gracias a Dios.

Recuerdo con afecto y sorpresa uno de los aspectos que más me sorprendieron cuando aterricé a bordo de un desvencijado autobús en Vallderrobres en los sesenta. Primero, la cordialidad de las gentes de aquí. Segundo, la apacible belleza de los alrededores y la fuerza energética y contundencia granítica de los parajes montañosos a los que un amigo me llevó. En las décadas subsiguientes hubo muchas travesías y excursiones puntuales a zonas del Matarraña. He sido testigo del paulatino exceso de granjas porcinas que afectaban el paisaje y alteraban el aroma de los campos, pero uno entiende las exigencias de la economía comarcal. He comprobado con dolor como por mala gestión de cauces y por el cambio climático los ríos de la comarca han perdido la mayor parte de su caudal. He comprobado con alarma justificada por los hechos el abandono de laderas y montes, el vacío alarmante de población rural y del pastoreo tradicional. Los rebaños deberían mantenerse y pastar libremente y sin coste para el ganadero e incluso ser más subvencionado ese sector de economía primaria con dinero público, pues los animales limpian el sotobosque y los pastos de altura, dificultando la siempre viva amenaza del fuego y el deterioro del ambiente rural. Quizá racionalizar la superestructura económica de la zona por sectores, privilegiando industrias no contaminantes y favoreciendo todo lo relacionado con explotación lúdica, deportiva o residencial del territorio (esta última con enérgicos controles para evitar los desaguisados del Pirineo), podría abrir un futuro distinto y más selecto para unas tierras que se lo merecen.

Por fin, mi periplo vital está cerrando su círculo. Vuelvo a la literatura, al sosiego, al disfrute calmado de montañas y caminos y, como dice el adagio budista, cuando el discípulo está preparado, la ocasión perfecta aparece. Ahora, cabe la torre esbelta de la iglesia de Torre del Compte, escribo estas líneas, con el hermoso valle del Matarraña a mis pies, mientras escucho a la Callas en una vieja grabación de “La mamma morta“ de “Andrea Chènier“. Y esto es vida.

Compartir este post

Repost0
29 noviembre 2010 1 29 /11 /noviembre /2010 14:00

Unos grandes nubarrones negros navegaban veloces por encima de la esbelta torre de la Iglesia del pueblo, ensombreciendo la ordenada geometría de los olivos y los sembrados de la vega del Matarraña hacia los Puertos de Beceite. No habían dado las doce en el venerable campanario de la Torre del Compte cuando mi amigo, casi hermano, Jordi Delaseba, apareció por mi casa con el habitual aspecto desaliñado y provocador y rezongando. "Dame asilo, hermano, vengo repleto de vergüenza ajena por mi pobre y amada Cataluña".

--He votado en blanco –espetó cuando hubo liquidado el café y pirateado mi caja de puros -- ¿Has seguido la campaña electoral catalana, por llamarla de algún modo? Pues bien, han sido una reedición de las elecciones inglesas de chascarrillo que Dickens describe en sus Papeles póstumos del Club Pickwick. No sólo un escándalo, sino lo que es peor, un ridículo escándalo."

--Vamos, Jordi, no será para tanto.-traté de mediar.

--Peor. Por primera vez en mi vida de ente democrático, he votado en blanco. Censura total a toda la clase política. Todo empezó con un vídeo vergonzante de Montserrat Nebrera, de Alternativa de Gobierno. Se trata de un vídeo pseudo pornográfico para denunciar que las acciones del tripartito catalán eran pura pornografía de corrupciones y falta de coherencia y eficacia en la gestión. Aparecía la profesora de Derecho Constitucional, rodeada de un atrezzo de ropa interior por suelos y lecho y enfundadas sus carnes aún jóvenes en una toalla que solo dejaba ver sus hombros desnudos. ¿Qué pretende decirnos la ex diputada del PP? ¿Qué la vida política catalana es poco menos que un burdel? Pero si es así, ¿por qué interviene en ella y además como protagonista? ¿Es una promesa, como la de aquella aspirante italiana a las elecciones que prometía un buen revolcón a sortear entre sus votantes?

Pues bien, tras ese vodevil interruptus de la Nebrera, los socialistas se destapan con una joven de buen ver que se marca un orgasmo, --a la manera de la Meg Ryan en una secuencia de Cuando Harry encontró a Sally, en la que mostraba a un confuso Billy Cristal cómo fingen los orgasmos las mujeres, cuando desean hacerlo--. Mientras introduce una papeleta de voto en una urna, gime como una posesa. ¿Cuál es el mensaje? ¿Qué hay fraude en el voto socialista como lo hay en ese orgasmo? ¿Que las militantes socialistas están tan faltas de ‘calor humano’ que escogen cualquier ocasión "similar" para satisfacerse? ¿Que más vale un coitus democraticus que la sequedad del tripartito? Dickens hubiera enrojecido hasta las orejas si hubiese vivido esto.

Mi amigo Jordi se mostraba sinceramente compungido. "Dame asilo permanente en tu paraíso matarrañense, hermano", musitó. Y añadió: "no se me iban a ahorrar otros motivos de vergüenza ajena. Esta vez a través de CiU. A la chabacanería explosiva de los anteriores "spots", los de CiU proponían un mensaje de una tosquedad inaudita, una manipulación desvergonzada: un individuo con antifaz y embutido en un mapa de España que le robaba la cartera a un ciudadano y salía corriendo hasta que era detenido. A continuación un mensaje en catalán: "aturem l’espoli" y la guindilla: "redecora el teu país". Genial. Los de CiU deberían saber detener el expolio de sus propios excesos, los históricos y los recientes. En cuanto a redecorar el país, no por favor, intenten arreglarlo, que funcione, no "redecorarlo". Hoy muchos catalanes se sienten expoliados y no precisamente por una fantasmal y ridícula España de plástico y antifaz.

Para terminar –mi amigo se había hundido en el sillón—los del PP han tenido la "brillante" idea de lanzar al ruedo –y perdona la imagen, no es políticamente correcta en mi tierra- - un spot en forma de videojuego donde Alicia "Croft" Sánchez Camacho (cabeza de lista del PP), montada en una gaviota -como el protagonista de la Historia Interminable en un perro-, vuela mientras se dedica a eliminar inmigrantes ilegales lanzándoles bombillas, metáfora de ideas supongo, (algo que brilla también, pero su ausencia, en esta campaña). El juego, además de torpe y surrealista, es de una inhumanidad flagrante."

Con la voz quebrada añadió: "¿Comprendes por qué he votado en blanco? Hay una enorme falta de respeto hacia el ciudadano. Nos chulean el voto. Y no me gusta, Porque además estamos pagando también la cama."

 

Compartir este post

Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens