Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 marzo 2021 2 09 /03 /marzo /2021 10:00

(Publicado en La Comarca, 090321)

Tatiana es una mujer joven, que parece justa y es apasionada. Al menos esa es la imagen que ha hecho viral un vídeo donde daba un ”Hola” al año 2021. Más de tres millones de visualizaciones en Instagram y otras redes. A mí me llegó por WhatsApp, enviado por un amigo no sospechoso de extremismos. Más tarde, alguien del ala opuesta del espectro, me lo remite con un emoticón de ¡perfecto! Esa coincidencia me intriga. Lo reviso. Con una elocuencia digna de una Porcia (“El mercader de Venecia”) dispuesta a despellejar al malvado Shylock del Gobierno, Tatiana clama por asuntos y problemas que nos preocupan por igual, desde los que nos crean la pandemia hasta las dificultades políticas de quienes, mal que bien, tratan de gobernarnos.

Me interesó el video por un mensaje crítico sin pelos en la lengua y una factura  técnica impecable. Pero… me dejó una sensación de malestar. Así que volví a verlo, más pendiente de la letra y esencia de lo que se decía, que de la atractiva actuación declamatoria de Tatiana. La dicotomía reiterada entre el “nosotros” y el “ellos” me alertó: sospecho de las soluciones simples para problemas complejos a través de una fórmula demagógica: o estás conmigo o estás contra mí. Y  de pronto, casi al finalizar la perorata, salta la rana que buscaba tras tanto chapoteo retórico. Una metáfora facilona y sobada: la nación es un barco y hace falta un capitán para que nos guíe, un líder carismático, un führer…, y ese salvador de la patria, nos advierte, no se sienta en el Congreso de los Diputados.

Tatiana usa con habilidad los hechos negativos, el descontento, los errores y abusos de quienes nos gobiernan (que, no se olvide, han sido votados). Y lo hace de una manera parecida en la forma, pero distinta en el fondo a, por ejemplo, las críticas de quienes estamos más que hartos de cómo van las cosas, pero respetamos la legitimidad de quienes nos gobiernan. Aunque censuremos los fallidos intentos de resolver los problemas.

La “petite différence” consiste en que, excepto la extrema derecha e izquierda y los voxeros, nadie más desea a un redentor político, con uniforme o levita, que termine con las estructuras democráticas e imponga su “orden”, a hierro y fuego, a ciudadanos que aman la libertad y rechazan la violencia.-

ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens