Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
13 abril 2021 2 13 /04 /abril /2021 16:03

Logoi 196

LUCIÉRNAGAS

Hace unos días mantenía una reunión. Ante mí, dos ingenieros jóvenes que no se conocían entre sí. La cuestión, técnica, que tratábamos, no viene al caso. Pero sí el conocimiento, la buena voluntad, la sinergia entre ellos, la ecuanimidad, la generosidad que ambos  ponían sobre la mesa, al margen de posibles y legítimos intereses propios. Allí se trataba de dar el mejor servicio posible, la mejor solución a un problema de un pueblo pequeño y algo olvidado por los poderes. De pronto me di cuenta de que me hallaba ante esa metáfora que Annah Arendt, María Zambrano, Passolini o el filósofo francés Didi-Huberman habían usado en repetidas ocasiones  para nombrar a esas personas fugaces, intermitentes, casi siempre anónimas, que a pesar del medio ambiente dominado por la codicia, la insolidaridad, la ignorancia y a menudo la barbarie, llevan en sí una suave y limpia luz como testimonio de actitudes y comportamientos a contracorriente respecto al caos ético habitual, las llamaban “luciérnagas”. Esos dos jóvenes- como otros pocos semejantes- eran seres íntegros. Eran como “resplandores del contrapoder”, lucecitas que iluminan las oscuridades del mundo.

En mi larga vida profesional he conocido algunas “luciérnagas”. En los últimos tiempos he visto muy pocas. Pensaba en el libro, optimista, de Didi Huberman, “Supervivencia de las luciérnagas”. En Annah Arendt y su muy meritoria esperanza de que siempre habrá alguna de esas personas en los momentos duros. Las  portadoras de una luz que suaviza las tinieblas de la época. Personas que cumplen su deber sin aspavientos, su cometido con puntillosa corrección, que no reclaman reconocimiento y tienen la suma delicadeza de pensar que los demás también lo hacen, a pesar de las abrumadoras pruebas en contrario. Lo normal es lo opuesto, personas que siempre están con la queja de lo mucho que trabajan o la exigencia de que se les reconozca todo lo que hacen y cuya propia valía sobredimensionan, que creen su deber poner obstáculos y que presumen de un largo historial que sólo ellos valoran. ¿Las reconocen? Son legión.

Por eso la presencia de “luciérnagas” en nuestra existencia es la única razón para esperar que el género humano pueda superar, de forma correcta, las actuales dificultades que comprometen su futuro.- ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens