Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 febrero 2012 2 07 /02 /febrero /2012 08:21

 

 

bunraku-cartel-1

Con un comienzo francamente prometedor, un diseño de comic y de recortables maravillosamente filmado y una categoría de narración y personajes con la elementalidad de los grandes cuadernos de dibujantes argumentales, "Bunraku" es una cinta innovadora, voluntariamente rompedora de estilos y con vocación tarantinesca o de manga a lo "Kill Bill", con detalles gore y factura épica.

Todo empieza cuando un vaquero sin pistola (Josh Hartnett) y un samurai sin katana (Gackt) llegan a una ciudad sometida a la dictadura de los matones del "asesino numero 1", un sanguinario psicópata, llamado el leñador porque mata a hachazos, que se mantiene generalmente al margen y deja al "asesino numero dos" su lugarteniente, al mando de un ejército de matones vestidos de rojo dominar la ciudad a base de palizas y asesinatos. Los dos guerreros recién llegados vienen en busca de Nicola, el jefe del hacha (una tétrica y efectiva composición del cada vez más interesante Ron Perlman) por motivos distintos, uno por venganza y el otro para reponer una jova de gran valor tradicional al clan y que está en manos del gran jefe.

 Dirige Guy Moshe que, con mucha propiedad, titula su película "Bunraku", el nombre del teatro tradicional japonés que combina marionetas, música y recitaciones, como trata de hacerse en la película. La propuesta es sumamente original y está muy bien resuelta visualmente. ¿Cuál es su defecto? La falta de ritrmo interno, los excesos de los planos personajes que no se desvian de la amoralidad del género manga, el aburrimiento de los diálogos que pretenden ser filosóficos y sólo son infantiles y vulgares y el exceso de metraje para una historia previsible que ya han contado otros de mejor manera.

Western, cine de samurais y artes marciales, estética de comics y movimiento de cámara de videojuegos, con unas interpretaciones que nos hacen sospechar que los actores lo han pasado de verdadera fábula y han debido reirse a cajas destempladas cuando la cámara no les enfoca. Kevin McKidd y Woody Harrelson, el asesino dos y el amigo maduro y sabio de los dos protagonistas, se lucen en sus tópicos y teatrales papeles, así como una sensual y dura Demi Moore o un breve y rapidamente liquidado Jordi Mollá, suman un elenco que se lo pasa pipa mientras el público no adicto a las especialidades apuntadas se aburre soberanamente. Eso sí, una vez pasado el estupor y la fascinación ante la ingeniosa puesta en imágenes utilizando recortables y marionetas, escenarios de colorines, planos y esquemáticos o el uso psicodélico del color en todas las escenas.

A pesar de sus defectos, "Bunraku"· me ha divertido, al menos la mitad del metraje.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens