Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
17 julio 2015 5 17 /07 /julio /2015 16:51
Una soledad demasiado ruidosa

He aquí una novela difícil de clasificar. ¿Humor negro? ¿Drama o tragedia? ¿Fábula? ¿Crítica social y política? No resulta fácil dada la historia personal de su autor, Bohumil Hrabal, muerto en 1997 en circunstancias sospechosas. Más claro debía tenerlo el francés Jean Paul Didier Laurent que en 2014 publica "El lector del tren de las 6,27" que resulta ser una copia cómica del asunto principal de la novela citada. ¿Plagio? Nadie ha escrito sobre esto que yo sepa. Y así lo dejamos.

Porque "Una soledad demasiado ruidosa" es una novela angustiosa muy superior en calidad, en profundidad y en ambición de la que firma Didier, bastantes años más tarde, exactamente 43.

La historia de Hant'a es desoladora. Su trabajo en la máquina trituradora de libros y copias de cuadros, es una metáfora de la vida y la sociedad de una dureza tan tétrica y miserable como quizá imaginó Dante en su Infierno o Kafka en casi la totalidad de su obra. Con este último autor, Hrabal parece unido por la desesperanza del mensaje, el estilo uniforme, casi testimonial, de informe de casuística legal (con algunos rasgos poéticos) y sobre todo el pesimismo de la existencia humana, su falta de sentido y su banalidad trágica. Los paseos del protagonista de la novela por las calles de Praga tras una jornada laboral que se repite dia a dia durante 35 años, con sus pensamientos y elucubraciones sobre literatura y filosofía (LaoTse, Nietzsche, Kant o Hegel), resultan uno de los momentos epifánicos de la literatura europea, a la altura y superando los paseos de Bloom por Dublín o de Pessoa por Lisboa.

La metahistoria de esta novela, es decir la de su autor y el ambiente opresivo y desesperanzado en el que la escribió, parecen sintonizar con el argumento, el estilo y el mensaje. Libro pues digno de ocupar el anaquel de las obras esenciales, aunque después de leerlo uno tenga que poner a los hermanos Marx en el DVD para tratar de digerir la píldora amarga que nos propone esta novela. No se la pierdan. Y después busquen en el videoclub la película "Trenes rigurosamente vigilados", una película checa de los setenta. El autor de la novela en la que está basada es nuestro hombre. Bohumil Hrabal. Uno de los grandes, cuya obra fue prohibida por el régimen comunista de los setenta. Habría que recuperar su obra y traducirla.

FICHA

UNA SOLEDAD DEMASIADO RUIDOSA.- Bohumil Hrabal.- Trad. Monika Zgustova.- Galaxia Gutemberg.- 102 págs.

Compartir este post
Repost0
16 julio 2015 4 16 /07 /julio /2015 17:48
EL ETERNO VIAJE

Casi simultáneamente aparecen en el mercado literario español este "El eterno viaje" de Adam Nicolson, que tiene como subtítulo temático "Cómo vivir con Homero" (Ariel) y "El mundo de Homero" de John Freely (Crítica) que también usa de subtítulo: "Una guía de viaje por la Ilíada y la Odisea". Eso sin olvidar tres títulos de Acantilado (TRES) que también versan sobre el mundo de la Grecia clásica. Dos de ellos abundan en el mundo homérico, "La guerra que mató a Aquiles" de Caroline Alexander y "Aquél vivir del mar" de Aurora Luque. Mientras que "Historia menor de Grecia" ("Una mirada humanista sobre la agitada historia de los griegos") de Pedro Olalla, designado por Atenas "embajador cultural de Grecia" que ha escrito un libro inclasificable pero muy interesante del que ya les hablaré.

Este aporte magnífico a la significación esencial de la cultura clásica griega en la formación de Europa y del pensamiento occidental no resulta ociosa con la que está cayendo en los mercados financieros. Deberían estos libros ser de consulta obligada para los representantes de los países de la UE a fin de entender mejor las posturas griegas y aprender a negociar con ellos, herederos empobrecidos y mal liderados de una tradición formidable.

Adam Nicolson nos acerca a Homero, figura mítica y no necesariamente individual cuya lectura sigue siendo esclarecedora y emocionante. Sin despreciar a los dignos representantes de sabidurías de otros hemisferios, como los chinos o los japoneses o los hindúes, la lectura atenta de las obras homéricas despiertan en nosotros, tal como nos ilustra Nicolson, el eco de una sabiduría ancestral que siempre hemos tenido dormida -o no- en el inconsciente colectivo de los europeos. Es una obra oportuna para adentrarse en la figura del gran poeta griego, al que vamos conociendo gracias a un estilo moderno y coloquial, alejado de la restrictiva erudición pero con la suficiente enjundia para atraer no sólo al lector ocasional sino al estudioso a través de la presentación de una serie de ideas esenciales en Homero: el sentido de la visión épica, la formación de la mente subjetiva, el poder de la memoria en un fresco histórico legendario en el que se difuminan las fronteras entre la historia y la leyenda. El "eterno viaje" que nos lleva desde la gran literatura clásica y su sabiduría implícita hasta descubrirnos el gozne, la ilación con su aplicación a nuestros problemas actuales conformando una suerte de original oferta enriquecedora para el conocimiento de nosotros mismos.

Como dice nuestro autor, "la civilización griega temprana cristalizó a partir de la fusión de dos mundos muy dispares: la cultura seminómada e historicista de las estepas euroasiáticas al norte y al oeste del Mar Negro por un lado, y las sofisticadas, autoritarias y cultas ciudades del Mediterráneo este, con sus grandes palacios por el otro. El helenismo y con el paso del tiempo la europeidad, surgieron de la confluencia y fusión de esos mundos". Una historia "embebida de una aflicción y una ansiedad clamorosas y desesperadas acerca de la naturaleza de la existencia y los pesares de la mortalidad". ¿Cabe un mensaje más adecuado en el comienzo de la primera mitad del siglo XXI?

FICHA

EL ETERNO VIAJE.- Cómo vivir con Homero.- Adam Nicolson. Ed. Ariel.- 428 págs.

Compartir este post
Repost0
15 julio 2015 3 15 /07 /julio /2015 15:49
Setecientos millones de rinocerontes

Manuel Vilas (Barbastro 1962) es un escritor osado, travieso, a veces gamberro, lúdico, festivo, irónico, con un punto de locura sana, swifttoniano, irreverente, cáustico y procaz en ocasiones. El mismo autor nos dice que su libro es "un manual paliativo para personas que hayan sufrido algunos de los padecimientos psicológicos avanzados que en este libro se detallan, especialmente el simple y llano padecimiento de vivir, de estar vivo y sus infinitos derivados, algunos aún por catalogar". El simbolismo del rinoceronte, aquí extrapolado en significaciones filosóficas casi nietzchianas, sirve a Vilas para perpetrar un divertido manual de historias que juega hasta el agotamiento con el símbolo (creado por el capricho del autor y alimentado por su sentido del humor crítico) a través de los testimonios de un psicoanalista en situación terminal sobre sus pacientes. A base de frases cortas, algunas lapidarias y razonamientos extensos y descacharrantes, Vilas nos muestra un bestiario humano de lo más original donde laten las desesperanzadas historia del desamor , la soledad, la vejez, el alcohol o las drogas, los vicios secretos y los públicos, o la locura, a través de toda la dolorida temática de las historias de todos, de una cotidianidad, donde somos todos rinocerontes descarriados.

Un libro de relatos que parece emanar de una consulta psiquiátrica llevada con humor, una cierta ternura y mucha desolación. Hay una desaforada vitalidad en este texto que es reflejado con un estilo sincopado que marcha como a saltos y guiños. La visa es ser un rinoceronte y si no lo eres es que eres un bicho raro, por ejemplo Francisco Franco que " al envejecer lentamente se abandonó a la decrepitud figurativa, se entregó al figurativismo hiperrealista”.

Quizá lo más divertido del libro sean los juegos metafóricos, endiablados y metaliterarios que Vilas propone con algunos de los que pìnchan y cortan algo en el mundo literario de este país. Especialmente cuando resucita a Francisco Umbral.

Buen humor, sentido pleno de la sátira y cierto empalago del exceso. El poeta Vilas pasea su espejo de los horrores, deformantes pero lúcidos, por la vida española. Inclasificable pero interesante. Para paladares avezados.

FICHA

SETECIENTOS MILLONES DE RINOCERONTES.- Manuel Vilas.- Ed. Alfaguara.- 17 euros. 259 páginas.

Compartir este post
Repost0
14 julio 2015 2 14 /07 /julio /2015 09:44
Historia minima de la literatura española

El catedrático de literatura española, José Carlos Mainer, nacido en Zaragoza en 1944, es uno de los más conspicuos y honestos representantes de la "nueva crítica historiográfica literaria" y ha jalonado su biografía profesional con su excelente "Breve historia de la literatura española" (1977) o dirigiendo el ambicioso proyecto de una Historia de la Literatura española en nueve volúmenes. Lo cierto es que esta "historia mínima" sólo lo es en su medida física que no en su capacidad crítica y en su ambición informadora. Nada más lejos del modelo de "asignatura obligatoria" de las tradicionales historias de la literatura que uno ha trasegado durante su vida. La de Mainer está muy lejos de esa imagen en la que "el estudio de la literatura ha estado históricamente vinculado a la imposición de modelos de escritura, a la transmisión de unos mecanismos presuntamente destinados a ennoblecer la vida de sus destinatarios y a perdurar como pautas de perfección". Cosa que hace recordar al autor la frase de Benjamin de que a menudo "los documentos de cultura son documentos de barbarie". Los que estudiamos el bachiller y en la Universidad en los tiempos del franquismo sabemos mucho de eso. Desde lo orígenes medievales del español y las aportaciones de otras lenguas del país, vamos viajando rápido por el mester de clerecía, don Juan Manuel, el arcipreste de Hita, el marqués de Santillana o Jorge Manrique. La Celestina dará vía libre al humanismo español con Juan de Valdés como figura señera, Cervantes, Lope, Quevedo...qué delicia. De la mano de Mainer todo se vuelve evocador. Santa Teresa y San Juan de la Cruz balanceándose en la época de los libros de la picaresca. Luego será el reformismo ilustrado, Jovellanos, Torres de Villarroel, Feijóo. ¿Para qué seguir? A partir de la pagina 161 el autor nos mete en el siglo pasado, el XX, "entre la nación y la modernidad", con una critica amable a la "generación del 98" que bebía sus criterios de una época anterior y que tomaría carta de naturaleza desde Unamuno y Ortega, Azorin y Valle Inclán, el decenio prodigioso (1927-1936), Juan Ramón, Gómez de la Serna, Salinas, Guillén, Damaso, Lorca, Alberti, Cernuda...y la guerra. Mainer no olvida la literatura del exilio y afila la pluma con las generaciones de postguerra. La actualidad no está demasiado bien tratada, con olvidos considerables y citas oportunas. Aqui es donde más se percibe lo de "mínima". Sin embargo Mainer acaba el libro con una "Bibliografía" de 18 páginas que es un auténtico regalo para el lector interesado y para el estudioso. No les digo más. NO se la pierda. Incluso empiecen por ella, En suma: magnífico libro y sugestiva lectura. FICHA

HISTORIA MINIMA DE LA LITERATURA ESPAÑOLA.-José Carlos Mainer.- Ed. Turner.-273 págs.

Compartir este post
Repost0
13 julio 2015 1 13 /07 /julio /2015 15:43
La diosa de las pequeñas victorias

Magnífica y muy laboriosa novela escrita por la francesa Yannick Grannec, cuyo afán documental está en consonancia con su sensibilidad para jugar literariamente con un material íntimo explosivo: las relaciones entre el célebre matemático Kurt Gödel (1906-1978) y su esposa, Adele (1899-1981), una mujer dotada de una enorme personalidad y que fue una figura esencial para la vida y el trabajo de su célebre y desdichado marido (una de las mentes más brillantes del mundo, genio fascinante y cerrado en sí mismo, con un trágico periodo de decadencia y destrucción).

La historia comienza con las investigaciones de una documentalista, Anna Roth, contrafigura de la anciana Adele, que narrará en sucesivos encuentros su vida a cambio de legar la ingente documentación de Gödel a la Universidad de Princeton. Lo cierto es que la viuda de Gödel en ningún momento se opuso a entregar los valiosos documentos para su estudio, pero la autora dramatiza la historia para justificar la estructura de diálogo entre la joven y la anciana. Un diálogo sumamente interesante, oscuro en ocasiones, pero siempre con una gran vitalidad y humor.

Asistimos al desarrollo de la historia (que en momentos recuerda la de Hawkins o la del Nobel matemático inglés de "Una mente maravillosa") siguiendo la pauta biográfica que la anciana recuerda, desde la Viena de los años treinta al Princeton de posguerra, así como los incidentes relacionados con la Segunda Guerra Mundial o el cambio de paradigma histórico que inauguró la bomba atómica.

La documentalista se presta al juego que le propone Adele, fascinada por esta mujer y su apasionante historia sentimental y humana. La novela refleja con acierto el vínculo afectivo que se va creando entre las dos mujeres. Una en el fin de su existencia, moriría el mismo año en que se desarrolla la ficción, 1980, habla de su vida, su entrega y sacrificios por el matemático, y paralelamente conocemos la vida personal de la documentalista, neurotizada por una relación amorosa inadecuada. Se convierte entonces en un bildungroman, una novela de iniciación, ya que la muchacha crecerá afectivamente gracias a la anciana y recuperará la juvenil alegría de vivir. Como en tantos otros casos de genios y poderosas esposas en la sombra (recordemos al mismo Einstein), la historia de Adele y Kurt es una gran historia de amor, obstaculizada por las depresiones y la psicosis paranoide del matemático. En suma resulta una amena historia de una pareja excepcional (y excepcionalmente desdichada) por la que desfila todo el nefasto siglo XX.

Aunque Grannec hace algunas inmersiones en la historia de las matemáticas y los aportes de Gödel, esta novela se centra más en las figuras de sus dos protagonistas y en el ambiente histórico que les tocó vivir. Adele se perfila como una figura emblemática, como una "diosa de las pequeñas victorias" cotidianas, las que proporcionaban una energía y una comodidad a su marido para evitar que caiga en la autodestrucción y le permita hacer su valioso trabajo.

Novela, en suma, interesante, bien documentada, sensible a las figuras femeninas que la sostienen, con pinceladas de humor inteligente. No me extrañaría verla en la pantalla en algún momento. (Felicidades a la editorial: me encanta que pongan en portada los nombres de las traductoras)

FICHA

LA DIOSA DE LAS PEQUEÑAS VICTORIAS.- Yannic Grannec.- Trad. MªTeresa Gallego Urrutia y Amalia García Gallego.- E. Alfaguara.

Compartir este post
Repost0
11 julio 2015 6 11 /07 /julio /2015 09:35
El puente de Brooklyn

Leer a Henry Miller sigue siendo una gozada para muchos, a pesar de que en esta ocasión la edición de ciertos relatos de 1955, por primera vez en castellano, es irregular y algo reiterativa. Leer a Miller es volver una y otra vez a la verbosidad impenitente de un hombre que se escribe incesantemente a sí mismo, mezclando memoria y vivencia con imaginación, exageraciones y una habilidad discursiva que no le tiene miedo a nada. Es fresco, osado, irreverente, sensual, excesivo, humilde, soberbio y profundamente humano, incluso demasiado humano como diría Nietzche, sin llegar nunca a ser demasiado profundo, sino cercano, vecinal, coleguilla desnortado, irónico, ingenuo y salvaje.

Como se dice en la excelente introducción de Kenneth Rxroth, Miller alterna la delicadeza sosegada tratando algunos temas y personajes con una bufonería impasible y sarcástica que se vuelve ácida y brutal cuando protesta con el tipo de vida que el capitalismo salvaje provoca en las pobres gentes del montón. Es inocente de corazón "pero no simple" y en todas sus obras canta con la simplicidad y la pasión de un Thoreau su amor a la vida, a las mujeres (que nunca tienen demasiada relevancia fuera de lo erótico, pero a las que en algunas ocasiones retrata con ternura y respecto), al sexo, a la comida y a la bebida, a los viajes y a la amistad. Sigue la senda de Petronio, Casanova, Rabelais, Chaucer, Cervantes, Rimbaud, Poe, Quevedo, Swift y tantos otros insignes burlones dados a la buena vida.

En el libro se nos ofrecen seis relatos cortos. Historias reales o imaginarias protagonizadas como suele ser por el propio Miller. Situaciones variopintas y siempre con un especial gancho atractivo para el lector, sujetando con los dientes temas como los desastres personales que causan las guerra, críticas políticas o reflexiones filosóficas sobre la vida. Desde la historia del borracho ex combatiente con el cráneo trepanado al que Miller acompaña una noche en Nueva Orleans, al burlón "Fricandó astrológico" con la moda de los videntes, mostrando que después de más de medio siglo de ser escritas estas líneas siguen estando de rabiosa actualidad. Todo ello muy lejos de maravillas como "El coloso de Marusi" o los "Trópicos" o la "Cruxifición rosada.

La condición humana a examen, esa es la fórmula de Miller, poniéndose a sí mismo como ejemplo de desatino, estupidez lúcida, sensualismo desbocado y curiosidad. El carácter provocador y marginal de sus textos provocaron que sus novelas no pudieran publicarse en Estados Unidos hasta los años 60, convirtiéndose en un autor de culto para las generaciones de los sesenta y setenta. Todos los relatos contenidos en este libro son apreciables, pero aconsejo al lector la lectura cuidadosa de "Madamoiselle Claude" y "El puerto de Paros" para comprobar los dos extremos donde nos lleva el desmedido autor. No se la pierdan

FICHA

ELPUENTE DE BROOKLYN.- Henry Miller.- Ed, Navona .- 209 páginas Traducción : Carlos Manzano.- 13,78 euros

Compartir este post
Repost0
9 julio 2015 4 09 /07 /julio /2015 16:32

"He alcanzado, creo, la plenitud en el empleo de la razón. Y por esto voy a matarme" dice una de las frases de este heterónimo de Pessoa, el Barón de Teive, que no llegó a prosperar dentro de la variadísima y compleja obra del escritor portugués. Una especie de juego literario en el que Pessoa se desdoblaba e iba "encarnando" sus filias ysus fobias. En este caso, como se dice en el "Post Mortem" que a modo de epílogo y firmado por Richard Zenith trata de aclararnos las fascinantes duplicidades de Pessoa, "Pessoa asustado creó al barón de Teive para salvarse a sí mismo". Y añade, "trasladó toda su impecable lucidez al pobre hidalgo, que no la pudo soportar, porque...no estab prrevisto en el papel que debía desempeñar. El Barón de Teive nació para morir". Todo el artificio misterioso que gustaba Pessoa para sus historias se refleja en este "manuscrito encontrado en un cajón", una libreta de tapas negras en el que el triste y penoso personaje pessoniano nos habla de la "vacuidad de todos los esfuerzos y la vanidad de todos los propósitos". No hay una queja razonada al modo senequiano o la elegancia de un Marco Aurelio, sino la dura lucidez de un poeta desdichado que confiesa, "Para que un hombre pueda ser distintiva y absolutamente moral, tiene que ser un poco estúpido. Para que un hombre pueda ser absolutamente intelectual tiene que ser un poco inmoral". Y añade: No fue el exceso de una cualidad sino el exceso de dos, lo que me mató en vida". Quizá sea este Barón uno de los heterónimos de Pessoa más cercano a él mismo, como Ricardo Reis o Bernardo Soares o Álvaro de Campos, ya que "tengo todas las condiciones para ser feliz, salvo la felicidad". Todos los complejos y limitaciones de Pessoa se reflejan en muchas de las circunstancias amorosas fallidas de sus heterónimos, incluido el Barón que desdeña la felicidad sentimental por una absurda cuestión de clase, quizá para no afrontar elementos más intimos y duros. Como de costumbre en Acantilado a la cuidada edición le falta un pequeño estudio introductorio sobre el autor, su vida y su obra. Por ello es más bien un libro para entendidos y fanáticos de Pessoa.

FICHA La educación del estoico".- Fernando Pessoa. Trad, R. Villagrasa.- Ed. Acantilado.12 euros.-98 págs

Compartir este post
Repost0
7 julio 2015 2 07 /07 /julio /2015 16:24
Manuscrito encontrado en Zaragoza

Hasta mediados del siglo XX no estalla en el mundo de las letras la "bomba" del "Manuscrito encontrado en Zaragoza" de Jan Potocki y es gracias en buena parte al éxito de una película polaca, bizarra, surrealista y fantástica basada en este libro. Creo que fue Alianza la que la editó en 1970 en sus libros de bolsillo, con una traducción y notas de José Luis Cano con prologo de Julio Caro Baroja (especialista en el mundo de brujas, trasgos, monstruos y aparecidos del que esta novela es uno de sus más preclaros ejemplos). La historia del libro en sí y de sus fantasmales y parciales apariciones hasta su entronización definitiva de mano de estudiosos y eruditos, es de por sí una novela tan amena y misteriosa como la que contiene. Su existencia en el mundo literario se debe a una pasión obsesiva de un anticuario francés de libros, Serge Plantureux, que dedicó su vida a perseguir unos remotos volúmenes de la primera edición de la novela en San Petersburgo y al celo de Roger Caillois que en los cincuenta la retoman. La fantasía trepidante de la vida de los personajes de esta novela (que beben y manipulan datos históricos con una libertad e ingenio inauditos) sobre la España del rey Carlos III, pais pintoresco donde circulan contrabandistas, bandidos, gitanos, mendigos, alcahuetas, damas embrujadas y tradiciones oscuras basadas en la religión y la miseria, no deja de ser una pálida muestra de la vida del conde Potocki que acabará pegándose un tiro con una bala de plata antes de ver publicada esta novela suya (aunque si vio otras obras, desde libros de viajes a ensayos de política e historia de los más variados países de Europa). La actual edición, con traducción, prólogo y notas de Mauro Armiño, es un bello e indispensable volumen de la colección "El club Diógenes" de Ed. Valdemar, donde se completa la narración que leímos resumida en los 70 en la edición de Alianza y que aprovecha otros trabajos críticos y traducciones, forjando quizá la edición más completa y contrastada que tenemos en español. Esta especie de Decamerón hispano narrado en forma de episodios siguiendo unas pautas laberínticas que parecen surgidas de la magia y misterio de lo que nos cuenta, se convirtió en una de las muestras más jugosas de la visión tópica de una España de bandidos y misterios, mujeres hermosas y fatales, "almas en pena y adictos a la Cábala". La España profunda del siglo XVIII rodeada de fantasía, color y pintoresquismo con un estilo picaresco que parece surgido de Cervantes o los relatos de Marcos de Obregón o el Lazarillo. Novela imprescindible, pues, que les divertirá y les mostrará una España inesperada y fascinante en un inolvidable clima de misterio y aventuras.

FICHA MANUSCRITO ENCONTRADO EN ZARAGOZA.-Jan Potocki.- Traducción de Mauro Armiño.-Ed. Valdemar.860 págs. 22 euros.

Compartir este post
Repost0
5 julio 2015 7 05 /07 /julio /2015 16:16
Una mariposa en la máquina de escribir

"La conjura de los necios" fue un libro-revelación, como los Beatles en música, el yoga de Patanjali o el misticismo del new age. Todo a un nivel bastante banal si ustedes quieren pero con un trasfondo interesante y vitalizador. En 1980 se publicó, en 1981 ganó el Pullitzer (se había convertido en un fenómeno viral en todo occidente) y en España la gente lectora alucinó al enterarse de que el autor se había suicidado en 1969 (con 32 añitos) por un conjunto de circunstancias variadas pero con especial incidencia por el fastidio que le provocaba no poder editar su novela a la vista de los bodrios que sí se editaban e incluso tenía éxito. De hecho, desaparecido él, fue su mamá quien dedicó la energía y la paciencia necesarias para que un editor confiara en la difícil y original (y tronchante) novela de un desconocido. Para aviso de navegantes, que nadie siga el método definitivo de Toole de llamar la atención (no le sirvió de mucho) y que nadie crea que su manuscrito reiteradamente rechazado puede ser un "La conjura de los necios" (o un "Cien años de soledad" otro que costó publicar). La biografía trata de ese y otros temas laterales, entre ellos la personalidad de Toole, sus fobias y filias (por cierto el curioso titulo del libro se debe a un manuscrito no publicado del escritor desaparecido) y sobre todo su naturaleza de hijo absurdo de una ciudad absurda y surrealista, Nueva Orleans (que le ha dedicado calle y estatuas a él y al increíble Ignatius J. Reilly, cuya válvula pilórica y citas de Boecio van circulando por las calles de tan original ciudad mostrando una fauna humana que parece surgida de las pinturas de El Bosco. La relación de Toole con su potente madre y la de Ignatius con la suya nos hace establecer un paralelismo que, psico analíticamente, podría explicar no pocas de las rarezas y excentricidades del orondo protagonista y el joven escritor depresivo pero bastante feliz, con amigos, respeto, inteligencia y cierto éxito social y profesional como profesor de enseñanza media. Bueno con estos elementos podemos configurar el esquema básico de este autor y su obra: amado y denostado a partes iguales, considerado un genio y un cómico a lo Rabelais si llegar a nada, por otros. Los que amamos el libro fuimos conquistados de forma súbita mientras pensábamos en lanzarlo por la ventana al basurero más próximo. Y esa es la fuerza de "La conjura de los necios", En un punto –que varía según el lector,- lo detestas y al minuto siguiente no puedes dejarlo hasta la ultima página y "luego, queda", como los clásicos, como los Hermanos Marx, por ejemplo. Una última consideración: como esta biografía más bien te disuade de leer "La conjura...", lo mejor es leer primero la novela y luego embarcarse en la biografía, bastante amable dentro de todo, un poco hagiográfica pero bien documentada. En conjunto el lector pasará un buen rato.

FICHA UNA MARIPOSA EN LA MÁQUINA DE ESCRIBIR.- Cory MacLauchlin.- Trad. Daniel Najmías.- ED. Anagrama (que ha editado también la novela), 23,94 euros.

Compartir este post
Repost0
4 julio 2015 6 04 /07 /julio /2015 16:01
El mundo de Homero

Hace un par de años salió un libro con el mismo título escrito por el francés Pierre Vidal-Naquet, donde en clave divulgativa se repasaba con ayuda de elementos gráficos el mundo histórico y legendario del autor de la Ilíada y la Odisea. Ahora ha salido bajo el sello de Ed. Crítica un volumen firmado por el norteamericano John Freely que de una forma muy amena nos invita a un viaje por las tierras homéricas de la mano de los textos y referencias del mítico autor.

El autor es un americano que, como tantos anglosajones, se ha fascinado con los mundos exóticos del Mediterráneo. Lo que nos propone en este libro es lo siguiente: "una guía de la Iliada y la Odisea de Homero, que lleve al lector desde Troya primero a través de la costa turca del Egeo y luego por las riberas del Mediterráneo, siguiendo las huellas de Odiseo cuando va a combatir en la guerra de Troya y luego, tras pasar numerosas peripecias, de regreso a su patria con su familia en Itaca". Pero no es un viajero de circunstancias sino un americano enamorado de Asia menor que vivó medio siglo entre Grecia y Turquía (hoy día vive en Estambul). Acompañado de mapas y fotografías, Freely nos cuenta detalladamente no sólo lo que nos cuentan los dos libros citados sino que recurriendo a Tucídides, Herodoto, Estrabón, Hesíodo, Arriano (Anábasis de Alejandro Magno), Lucano (Farsalia), Ovidio, Keats, Tennyson, los libros de viaje de Cook, los ensayos de Korfman, Schliemann, Michael Wood, Stoneman y muchos otros obsesionados por la cultura griega clásica, perfila una visión global de las dos epopeyas siguiendo las huellas literarias a través de los sitios geográficos tal como ahora están y cómo fueron. Ese ingente trabajo parece quedar coronado por una sensación que el lector va disfrutando paulatinamente: percibir la fuerza y el vigor, la poesía y el dramatismo de una época heroica que ha forjado el modo de ser europeo hasta un punto que aún no hemos medido con propiedad.

En definitiva qué más nos da cuanto hay de ficción o de verdad histórica en ese corpus literario de tan alta significación. No en vano Mircea Eliade ha observado que la idea del mito como "ficción" surge de la crítica racionalista griega a los actos caprichosos y arbitriarios de los dioses tal como los narraba Homero. Esos dos poemas de doce mil y catorce mil versos nos relatan un momento de la infancia de nuestra historia que supera la categoría de mito para engrosar el "inconsciente colectivo" de Occidente, en frase de Jung. No sobra en nuestras bibliotecas este volumen de divulgación ilustrado con fotos de ánforas, tablillas, bustos y vasijas. ¿Ocurrió realmente la guerra de Troya? ¿Puede situarse en un mapa el viaje de Ulises? Nuevamente, ¿qué mas da? Tampoco nos preocupan los debates sobre la auténtica personalidad de Homero, ¿autor uno o escuela de rapsodas? ¿Tendría razón Samuel Butler de que La Odisea la escribió una princesa griega de Sicilia para un público femenino? ¿Y la hipótesis de una autoría múltiple y una poesía oral colectiva? Lo importante es que a alguien se le ocurrió crear un lenguaje propio para que perdurase como una narración mitológica que se ha convertido en la fórmula fundacional de la literatura y el pensamiento europeos.

FICHA

EL MUNDO DE HOMERO.- John Freely. Ed. Crítica. Colecc. Ares y Mares. Trad. Teófilo de Lozoya y Juan Rabasseda.363 págs.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens