Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
18 octubre 2014 6 18 /10 /octubre /2014 08:05
El último diamante

Yvan Attal encarna al clásico ladrón que tras años entre rejas, no puede rechazar aún estando con la condicional, el típico robo fácil, el golpe perfecto, el definitivo que augura una dulce retirada y que cubrirá a todos de dinero. A estas alturas hasta el cinéfilo menos avanzado sabe que ese plan idílico no existe y que tiene peores consecuencias que el policía que le queda un día para jubilarse y sale de la oficina a patrullar. A este planteamiento típico podríamos sumarle el que nos han dado muchas otras cintas de este género y otros, como es: el estafador que acaba enamorándose de la víctima y la recurrente diatriba de “todo empezó como un engaño pero lo que sentí fue de verdad”. La víctima en este caso, es la siempre bella y elegante, Bérénice Bejo .

¿Ofrece la película algo más que tópicos y una estructura telegrafiada? Algo, pero no mucho más. La mezcla de clichés está bien realizada, su ritmo es bueno y no resulta al 100% predecible y que se pueda anticipar cada escena. La ejecución del plan está bien realizada y resulta interesante, quizá no tanto el juego “amoroso” entre los protagonistas, que aunque tienen buena química en escena, lo pongo entre comillas porque no comparten muchos momentos ante la cámara y da más la sensación de encuentros fortuitos que esa relación pasional que pretenden trasladarnos y que debería justificar (y no lo hace) las reacciones de ambos en el tramo final.

De hecho, su recta final, con cómo no, los clásicos giros y conspiraciones, deja los mejores momentos como thriller, junto a la preparación del robo pero también resulta algo precipitada con alguna escena exagerada y sin dejar tiempo a que el espectador empatice con algún momento supuestamente dramático o emotivo ni que padezca por los personajes aunque haya, aunque sea mínimo, algún tramo de tensión. En resumen: una cinta prescindible y fácilmente olvidable con elementos muy vistos, algunos mejor aprovechados que otros pero en general y pese a todo, correcta y entretenida.

El planteamiento narrativo de THE LAST DIAMOND es sumamente sencillo. Barbier juega con los arquetipos del género y con los personajes, y un desarrollo para los mismos, sin intentar innovar ni revisitar el género para hallar nuevas formas narrativas dentro del mismo. Desde el comienzo el cineasta deja claro, al introducirnos durante los títulos de crédito en el robo de la habitación de un hotel en el que no falta cierto toque de humor, que su intención última con la película es dar forma a un entretenimiento puro y duro. Los personajes, a pesar de cargar con un pasado conflictivo que apenas acaba importando, son meras figuras con las que BARBIER juega en un entramado narrativo confeccionando desde su guión con total claridad. Sin apenas vueltas de tuerca ni sorpresas innecesarias de última hora, la película no juega con el espectador, no oculta más que un par de datos pero que no alteran en absoluto su desarrollo, el cual es dinámico, con un ritmo excelente y sin apenas descanso para que el espectador pueda pensar en algo más que no sea la mera acción en pantalla.

Si otras obras de este subgénero partían del mismo para elaborar algún tipo de discurso, no es el caso de The Last Diamond. Lo bueno es que BARBIER no engaña a este respecto. Su nueva película fluye de principio a fin siguiendo a la perfección una cierta estructuración que se adecua a lo que podemos esperar de una película como THE LAST DIAMOND: un juego narrativo en el que la pericia y la inteligencia de la confección del robo ocupa una gran parte del metraje, seguido por la consecución del mismo y, por último, por un cierre a los acontecimientos en el que todos más o menos salen ganando.
Aunque THE LAST DIAMOND no vaya a aportar nada, o casi nada, al cine reciente de acción, sí logra alzarse como un elegante y digno entretenimiento que hace de su total falta de pretensiones una de sus armas más importantes.

A FAVOR: ATTAL y BEJO y el ritmo sin pausa que BARBIER imprime a la narración.

EN CONTRA: Que los personajes apenas están elaborados y acaban resultando demasiado arquetípicos.

Compartir este post
Repost0
18 octubre 2014 6 18 /10 /octubre /2014 06:08
Yo y mi chimenea

Herman Melville, sí, el genial autor de "La ballena blanca" o "Moby Dick"., publicó un pequeño opúsculo cómico titulado "Yo y mi chimenea", complementado en esta ocasión por un panfletillo en dos partes también lleno de humor "El pudin del pobre y las migajas de rico". Los ha editado Barataria ediciones en un divertido librito de poco más de cien páginas que se leen en un tris tras y dejan un sabor insólito (viniendo de quien viene) a un humor inglés de pura cepa donde la ironía y una cierta mordacidad social parecen más dignos de un Jonathan Swift (el de "Los viajes de Gulliver") o el "Tristham Sandy" del Sterne. Aunque recuerda en el estilo y la concisión irónica a otra obrita breve de Melville, muy celebrada, "Bartebly, el escribiente"

Melville crea un personaje inolvidable --o mejor dos, si contamos la chimenea- a un maduro granjero fumador de pipa, casado y con dos hijas, sometido a una dictablanda femenina, a las que debe enfrentarse para preservar su estilo de vida: reflexionar pacíficamente junto a su chimenea mientras fuma su pipa. Las damas aborrecen de la enorme chimenea (que ocupa casi la tercera parte del total de la casa) y tratan de convencer al anciano de todas las maneras y presiones posibles. Pero él se mantiene firme y termina con una declaración de principios: (yo y mi chimenea nunca nos rendiremos). Melville hace del viejo granjero y su pipa un símbolo masculino de la obstinación. no muy lejana a la del capitán Acab respecto a su odiada ballena blanca (en este caso, amada la chimenea con idéntica pasión) y algo más diferente de la de Bartleby, sus otros dos míticos tozudos. La cachazuda ironía y el amable empecinamiento del personaje admite muchas interpretaciones, Freud lo tendría muy fácil para endilgarle algunos conceptos, pero Melville nos invita con su prosa sosegada y socarrona, a una visión sarcástica del matrimonio que merece la pena observar sin juicios. Lean esta breve narración y disfruten de un escritor que sabe ser divertido y demoledor sin ser grosero o irrespetuoso.

FICHA.

YO Y MI CHIMENEA.-Herman Melville. Traducción: Adriá Edo. Ed. Barataria.-108 págs.

Compartir este post
Repost0
17 octubre 2014 5 17 /10 /octubre /2014 18:38
Are you here

Película prescindible a mi parecer a pesar de la presencia de Owen Wilson, que ya empieza a ser un veterano en el cine de humor y la comedia ligera. La mistad con Galifianakis, otro actor encasillado en la comedia de trazo grueso, escatológica y bastante grosera, aquí se contiene un poco. Las aventuras de los dos descerebrados, un hombre del tiempo, Wilson, absolutamente despedible en la vida real por su falta de profesionalidad y el otro, un individuo que trata de "encontrarse a sí mismo" pasada la treintena, drogado casi siempre y medio idiota. Aunque parezca mentira el guión ha sido escrito y la película dirigida por Matthew Weiner, el creador de la magnífica serie "Mad Men". La cosa trata del viaje de los dos viejos amigos de la infancia --que aún no han salido de ella- hacia su pueblo natal, donde Galifianakis acaba de heredar una enorme suma de dinero de su recientemente fallecido padre. Quizá lo menos desdeñable sea el retrato que se nos ofrece de la otra hija del fallecido y su esposo, aunque apenas hacen más que irritarnos.

Los personajes son planos, absurdos y bastante estúpidos. La cinta es demasiado larga, previsible y chocante, con alguna que otra secuencia divertida que no salva la inopia del conjunto, insustancial y algo pesadita en las actuaciones de los dos colegas que no ofrecen demasiadas variaciones en los excesos lloriqueantes o decididamente drogados que se les ha dedicado. Mejor, buscar otra.

Compartir este post
Repost0
16 octubre 2014 4 16 /10 /octubre /2014 10:31
Leer Lolita en Teherán

Tras una primera edición en El Aleph en 2011, se reedita, con la misma traducción, "Leer Lolita en Teherán" de la profesora iraní Azar Nafisi, en Duomo Editores. Azar fue profesora de Literatura Inglesa en Teherán, y se vió obligada a renunciar a la enseñanza por estar en desacuerdo con muchas de las medidas coercitivas aplicadas por el régimen politico iraní contra las mujeres y la enseñanza. En esta novela-documento la profesora Nafisi invita a siete entre sus mejores alumnas a seguir un seminario en su casa, un día a la semana. El análisis de los libros escogidos, todos prohibidos por las autoridades islámicas, podría entrañar peligros duros y excesivos para alumnas y profesora si eran descubiertas. El salón del domicilio de la profesora se convierte en un lugar cerrado de libertad e inteligencia crítica, donde las jóvenes se permiten vestir y actuar con entera libertad.

Vladimir Nabokov, cuyo famoso personaje, la nínfula Lolita, se convierte en el simbolo de libertad critica que se desprende de este libro valiente, junto a F. Scott Fitzgerald, Henry James o Jane Austen, son los autores estudiados por las chicas, cuyos caracteres y comportamientos, palabras e ideas son explicitados de manera atrayente por Azar Nafisi (al final del libro nos brinda un epílogo donde nos cuenta lo que ha podido saber de la suerte de sus alumnas después de la marcha definitiva de Irán de la profesora, que vive en Estados Unidos desde 1997, donde ejerce su profesión docente y escribe y colabora con medios informativos norteamericanos.

La literatura se convierte en un medio de afrontar el absolutismo político y moral de la dictadura islámica y en especial el trato inicuo y deshumanizante que aplican a las mujeres. Desde la exigencia de velos, la ausencia de maquillajes o pinturas en uñas y rostro, la vestimenta, el comportamiento sumiso, la humillante subordinación total al varón, en fin, la pervivencia de la edad media en un estado avanzado técnica y económicamente para un sector de la población.

Como ella misma escribe, la literatura le permitió afrontar la situación ya que..."Una vez que el mal se individualiza y se convierte en parte de la vida diaria, la forma de resistirlo también se individualiza. Cómo sobrevive el alma es cuestión esencial, y la respuesta es: por medio del amor y la imaginación.”

El club de lectura clandestino, es un escenario cerrado donde las jóvenes podían leer y arriesgar interpretaciones que encontraban ecos en la difícil situación que debían vivir una vez salían de la acogedora vivienda de la profesora. Por tanto, en el caso del análisis de "Lolita" de Nabokov, las jovenes rechazaban a Humbert Humbert y apoyaban a la niña seducida, en contra de lo habitual e hipocrita exégesis que suele hacerse en occcidente. El paralelismo entre ellas y la núbil jovencita de Nabokov era lejano pero evidente. También los otros libros comentados y leídos por el grupo van dejando su poso de libertad e inteligencia en las jóvenes alumnas de Azar Nafisi y convirtiendo este libro e un auténtico documento histórico sobre una sociedad y un régimen político, el de Irán, que tiene a todo un sector de la población, el femenino, en condiciones verdaderamente escandalosas e inhumanas en pleno siglo XXI.

FICHA

"Leer Lolita en Teherán".- AZAR NAFISI..-tRAD. MARI CARMEN BELLVER.-Ed.Duomo.475 págs.

Compartir este post
Repost0
15 octubre 2014 3 15 /10 /octubre /2014 07:19
Les doy un año

Película deliberadamente grosera, absurda, borderline, con un comienzo de escándalo para cualquier persona minimamente inteligente y no digamos si además tiene buen gusto y un poco de sensibilidad. Las secuencias de la boda tratan de imitar la celebérrima "Cuatro bodas y un funeral" y logra hacernos indigerible hasta el recuerdo de aquella buena aunque tontorrona comedia. El pretendidamente gracioso amigo de la s gafitas se pasa desde el principio hasta el final haciendo unas intervenciones estúpidas, bastas y desagradables con el aire de que está diciendo algo muy gracioso y (peor) ingenioso. Las amigas son destructivas aunque sonrientes y el guión va subiendo la temperatura de la indignación de cualquier persona con un mínimo de sentido del humor y de respeto por el aclamado humor británico. Pareja sobre la que se ciernen con dos elementos disgresivos y disgregantes que apoyarán el vaticinio de una mal encarada amiga (que interviene en la comedia antes citada) y que da nombre a esta película absolutamente llena de tópicos y de un humor chirriante y de bajísimo nivel. Hasta los especialistas psicológicos que aparecen son de un comportamiento abiertamente patológico. Quizá el final, sea lo menos manido, pero aun así...Una copia sin el menor valor de la citada comedia. Lo siento por el humor inglés tradicional. No se merece este bodrio. Mejor olvídenla.

Compartir este post
Repost0
14 octubre 2014 2 14 /10 /octubre /2014 16:47
La fiesta de la insignificancia

La última novela de Milan Kundera es una obrita de madurez, inteligente y compuesta como un mecanismo de relojería intelectual. Pero con un manifiesto defecto: la riqueza literaria de Kundera se contempla a sí misma de una forma condescendiente y autocomplaciente: al estilo de "mirad qué listo y divertido soy". Y lo es, din duda. El detalle de la "broma" de Stalin sobre la caza no deja de ser un McGuffin que va dando vueltas al único mensaje del libro, la rigidez totalitaria que sólo puede resquebrajar el disolvente del humor.

Nuevamente nos vemos con la crítica al estanilismo en particular y los totalitarismos en general tan caros a Kundera tras la frenada Primavera de Praga (no por casualidad una de las obras de aquella epoca es "La broma", verdadero antecedente de este nuevo libro). Ha tardado 14 años en volver a publicar el autor checo y en tan señalada ocasión su novela parrece un epígono crepuscular de sus obras de entonces. ¿La novedad? El humor y la broma celebran la insignifancia frente al poder excesivo de las dictaduras.. El sabor suave de la vida, casi una cita zen. Lucidez y mirada de otoño, una cierta alegre decadencia que se rie de la solemnidad engalosa y la aparatosidad de lo grandielocuente, social o político, de la farsa exagerada de la solemnidad totalitarista.

En la página 135 de este libro breve y lleno de metáforas, dos de los personajes-claves (son como personajes de Becket o de Ionesco, meros símbolos que discursean entre sí), hablan de la insignificancia: "Es la esencia de la existencia.Está con nosotros en todas partes y en todo momento. Está presente incluso cuando no se la quiere ver: en el horror, en las luchas sangrientas, en las peores desgracias..." "No se trata solo de reconocerla hay que aprender a amarla "..."respira la insignificancia que nos rodea, es la clave de la sabiduría, es la clave del buen humor".

De esta manera, la novela se convierte en un producto híbrido que parece beber del panfleto, el ensayo filosófico o la parodia inteligente. Los cuatro amigos que viven en París, Alain, Ramón, Charles y Calibán, no toman individualidad literaria alguna, son elementos de un solo personaje que se cuestiona la realidad desde varios puntos de vista. En algún momento el libro toma derroteros teológicos que acaban, a pesar de hablar de Dios y los ángeles, siguiendo el sendero de la espiritualidad laica, la pervivencia del mito como complemento de la visión de la vida. No hay trama, nudo ni desenlace, todo se reduce a paseos, conversaciones y alguna reunión absurda.

Las evocaciones de Stalin están lindando lo grotesco pero, Kundera nos avisa, la risa o la broma se diluyen ante la realidad del poder omnímodo y violento, no hay risa, hay prevención, aunque la broma busque una salida inteligente al horror, todo queda en una especie de teatro del absurdo, de juego tétrico de marionetas. El poder estalinista muestra su auténtica cara de exceso inhumano en detalles tan patéticos como el que nos revela Kundera sobre el mediocre político al que Stalin atormenta porque sabe que no podrá retener mucho tiempo su orina y alarga el discruso hasta que el pobre tipo se mea encima, y luego le premiará poniendo su nombre a una ciudad (Konisberg, lugar de nacimiento y vida del filosofo Kant. El otro eje vertebrador de esta "novela" es la importancia de la visión del ombligo en las mujeres como dicta la moda actual en las jóvenes, que generaliza el atractivo sexual femenino en algo banal y repetitivo, el ombligo, por encima de piernas, rostro, caderas o pechos. Es decir la dictadura de lo banal, uno de los caracteres que puede tomar la insignificancia.

A sus 85 años Kundera nos brinda una obra que bien podría ser un testamento litetrario. Lo cierto es que deja sobre el papel muchos de los conceptos e ideas, críticas y tópicos que han jalonado la obra de este escritor.

FICHA:

LA FIESTA DE LA INSIGNIFICANCIA.- Milan Kundera.-Tusquets Ed. Traducción:Beatriz de Moura.138 págs. 14,90 euros.

Compartir este post
Repost0
14 octubre 2014 2 14 /10 /octubre /2014 16:39
Así nos va

Bob Reiner es un comediógrafo bastante interesantes aunque irregular. En esta ocasión ha jugado con una cierta ventaja reuniendo en su cast nada menos que a Michael Douglas (cada día más parecido a su padre en la media edad, aunque sin su gancho de buen actor) y a la incombustible Diane Keaton, que sigue imitando a la madura joven de Woody Allen). El primero nos irrita un poco con su papel aburridamente sarcástico y grosero, un auténtico autista emocional. Naturalmente interviene una hasta entonces no conocida nieta de diez años y ahí comienza lo previsible y bastantes veces visto en el cine, desde el lejanísimo "Heidi". La niña, Sterling Jenis, empieza un poco mal dirigida al principio para luego irse adueñando del papel. Y es que todo en la película mantiene ese esquema. Diez primeros minutos poco interesantes y luego la magia de la pareja protagonista hace un esfuerzo de superación y la cosa se va encarrilando aunque a trompicones , con amor otoñal y un poco vergonzante entre Michael y Diane, muy en su elemento natural, la seducción un poco histérica. La cosa recuerda a muchas otras pelis con la característica de ser peor respecto a todas ellas, desde "Mejor imposible" "Cuando menos de lo esperas", "A propósito de Schimdt" o "Un hombre solitario" también con Douglas. Por lo menos el guión sube un poco el listón de las típicas actuales comedietas norteamericanas con sesgo idiotizante y rematadamente obsceno.

Compartir este post
Repost0
14 octubre 2014 2 14 /10 /octubre /2014 13:33
Una noche en el viejo México

Segunda película del ex payaso y show man Emilio Aragón. Nada de banalidad en este director que muestra muy buenas maneras desde su primera película "Pájaros de papel" a ésta, "Una noche en viejo México" a la manera de Hollywood, en la que cuenta con la complicidad actoral de ese monstruo de la interpretación que es Robert Duvall. A la manera de algún que otro wester nostálgico crepuscular como algunas cintas rodadas ya por Duvall, Emilio Aragón ofrece una película ligeramente claustrofóbica pero dodada con alegría y sutileza, describiéndonos un viaje de un abuelo recién asumido y una nieto con trastienda, en la miseria y la violencia potencial de la zona fronteriza entre México y estados Unidos, con malos muy duros y soluciones humanas que rozan el melodrama. Melancolía a tope, vejez con energías sobradas, ambientes sórdidos y un comienzo que recuerda al abuelo que saltó por la ventana, un dinero por supuesto ilegal, que entra casualmente en poder de la pareja abuelo-nieto y la presencia rutilante de una dama de las lentejuelas, todo ello excelentemente fotografiado por David Omedes y con un guión irregular que a menudo se pierde en disgresiones o se empantana. Las actuaciones, sobre todo la del protagonista, salvan la película con alguna nota incluso. Los malos, Luis Tosar incluido, hacen lo que pueden para salvar papeles tópicos con pocas ocasiones para el lucimiento.

Compartir este post
Repost0
13 octubre 2014 1 13 /10 /octubre /2014 08:42
Equilibrium

Película rodada en 2002 e interpretada por Christian Bale, Taye Diggs, Emily Watson, Angus MacFadyen, William Fichtner y Sean Bean en un papel de cinco minutos. No ha sido vista en las carteleras españolas y ni siquiera parece haber entrado en el mercado del DVD. ¿Por qué? No precisamente por que sea una mala película, ni porque sea un aceptable pastiche de "Matrix", "1984" (aquí el Gran hermano se llama Padre, Freud mediante), Farenheit 451, y los libros "Un mundo feliz, "Vivir" o "Rebelión en la granja".

Partiendo de premisas cercanas a "V", con un reparto de lujo (que no parece estar a disgusto con el guión) la película tiene escenas un poco cómicas en su absurdidad (las matanzas de guardias fuertemente armados y disparando contra un único objetivo que se mueve a ritmo de ballet bélico) pero también secuencias magníficas como el gentío en silencio y en filas ordenadas caminando bajo el control de enormes pantallas con el rostro del Padre y consignas contra los sentimientos ("Metrópolis") y golpes de efectos como el que se refiere a los hijos de protagonista (que parecen sacados del "Pueblo de los malditos" (aquella película clásica de ScyF con el gran George Sanders y sus niños clónicos rubitos de ojos fosforescentes).

Distopía en plan armaguedon de la humanidad convertida en un estado totalitario y policial donde ejecutan a la gente que muestra sentimientos o emociones con el pretexto de evitar la guerra , los delitos y la violencia del pasado. Es decir con el objetivo de eliminar las emociones más dañinas destruyen todas las emociones incluidas las más elevadas que producen el arte, la poesía, la belleza y el amor ) una secuencia inicial donde los agentes queman la Monna Lissa y una biblioteca de poesía, provoca el "dejà vu" de la película de Truffaut con los libros. Hay que destacar las secuencia de combates con el gun-kata, arte marcial de lucha combinando cuerpo a cuerpo y dos pistolas, aunque los contenidos "emocionales" de la trama evitan que se convierta en una cinta vulgar de artes marciales.. Hay defectos en el guión, en la tensión narrativa o en los personajes, pero es una película que incita a la reflexión y sus temas conceptuales son dignos aunque no superaría un análisis filosófico serio. Supongo que esta cinta, dirigida por Kurt Wimmer, que años después realizará "Ultravioleta", bastante menos efectiva que ésta y que sí ha llegado al mercado mundial, terminará convirtiéndose en una película de culto, pero es un destino injusto por su cariz minoritario y porque en realidad no lo merecería, ya que es una película entretenida y bien realizada, pero no una gran película..

Compartir este post
Repost0
12 octubre 2014 7 12 /10 /octubre /2014 20:06
Sniper, el legado

Sigue la racha de la serie sobre francotiradores (sniper). Esta es ya la numero 5. En ella sale el incombustible Tom Berenguer, ya barrigudo y abuelete aunque aun en forma. La cosa va del turbio heroísmo bélico de marines subidos de categoría, dentro de la legendaria y sanguinaria figura del francotirador, ennoblecida absurdamente por tantas películas. Muy bien filmada por Michael paul con un guión previsible de Joh Fasano, la cosa va de francotirador malo, psicótico, que decide que fue engañado por sus superiores y se dedica a matar a sus antiguos oficiales. El jefazo, como suele suceder, es un posible malo, ambiguo (y además negro, desde que Obama llegó al poder casi todos los jefes superiores son de esa raza) y las vueltas del masticado guión permite alguna pequeña sorpresa. Tecnología armamentista a tope, personajes bastante planos dentro de su amargura y violencia germinal y una acción permanente, insisto, muy bien filmada, Localizaciones de lujo, Oriente medio, Grecia, Alemania, la chica escultural vestida de marine y frases como "Nunca puedes estar seguro de quienes son los malos" o "Luchamos en una guerra justa y en la lado de los buenos". Papá redivivo (claro, el viejo Tom), hijo aplicadito y dudoso, Chad Michael Curtis y malo incongruente, Dennis Haysbert. Final de película y conjunto brillante pero inane. Mejor no hacerse preguntas. El cine de francotiradores copia en clave bélica el western mas tradicional. Me temo que no se verá en cines y pasará directamente al mercado televisivo. Los productores le tirarán de las orejas al director, pero la cosa no da para más.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens