Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
4 marzo 2014 2 04 /03 /marzo /2014 16:33

5-t.JPG

Vamos a dedicar esta doble excursión a un motivo cultural de primer orden: los vestigios pictóricos y cavernas habitadas por nuestros ancestros más remotos: maravillosos y estilizados dibujos de caza en los tiempos en los que el hombre comenzaba su historia como ser (supuestamente) inteligente y en sus cuevas y abrigos dejaba la marca de la raza, dibujos que representaban escenas de caza preferentemente, con bastante seguridad como un ritual mágico para que se propiciara el éxito de la siguiente cacería. El paso del tiempo y la barbarie humana han hecho que se pierda buena parte de las pinturas, aunque en El Perelló se conservan unas cuantas figuras que muestran a un cazador, una cabra y un ciervo. Se calcula que tienen entre 25.000 y 15.000 años. En el año 1998 la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad.

Estas cuevas y abrigos --de los que toda la zona mediterránea y levantina tienen numerosas localizaciones-- se caracterizan por encontrarse enclavados en lugares solitarios y llenos de belleza paisajística y natural, lo que añade valor al objetivo senderista. Se encuentran dentro del ámbito de las tierras del Ebro. En esta zona abundan las formaciones rocosas graníticas del Primario y pirrazas de oligocénico (terciario), terrenos calcáreos del Secundario y conglomerados y barrancos de gres, arcilla y arena de cuarzo  (de color rojo) que son de la misma familia de los de Montserrat, el Montsant o las Rocas de benet (Triásico). Y en la zona de Tivissa, la sierra de Cardó y el macizo de los Puertos, afloran rocas calcáteas del Jurásico, cuyos plegamientos han provocado grandes molas con riscos y barrancales donde abundan las cuevas y abrigos.

En esta ocasión haremos el arco abierto que recoge en sus extremos el abrigo de Cabra Feixet, y las Covas Meravelles, junto al Ebro, cerca de Benifallet. En un mapa de la zona verán que no se encuentran muy lejanos fisicamente los dos enclaves, sin embargo sumaremos bastantes más kilómetros de carreteras  para acercanos de una a otra. Las pinturas están situadas en el barranco de Les Nines seguramente alejadas de la zona de las cuevas donde habitaba las tribus, una especie de santuario dado su valor religioso y mágico. Para llegar a ellas seguimos la carretera que une Rasquera y El Perelló. Entre el km 8 y el 7 hay un desvío a mano derecha, una pista asfaltada que lleva hasta un parking rodeado de cipreses (la pista sigue a mano izquierda del pequeño aparcamiento hacia el Coll de la Mola).


Allí un hermoso cartel dibujado en rojo sobre una gran piedra indica la dirección de la cueva de la Mallada y el signo de las pinturas rupestres. Tardaremos más o menos una hora y media  en caminar por la pista, primero engtre arboles frutales, olivos y cultivo, después entgre pinos hacia un circo de altas murallas que forma un cuenco de verdor havcia cuyo centro nos dirigimos. Seguimos las señales del GR 192 hasta una nueva explanada donde los menos andarines pueden dejar el coche. El GR sigue a nuestra izquierda y a la derecha un vcartel anuncia la subida hacia los lugares prehistóricos, la pared de las pinturas y el abirgo dformado por diversas cuevas que se encuentra en una de las paredes protegidas. En menos de una hora habremos subido las cusetas empinadas del sendero y los esclanoes labrados en la roca o dispuenstos con troncos que facilitan el ascenso.

En una terraza frente al paisaje de bosques y rocas una verja metálica protege las pinturas, realizadas en rojo bermellón sobre el gres rosado de la pared. Hay reonocidas unas 13 figuras aunque el vsitante ocasional apenas logra, desde la distancia de la verja, observar el estilizado cuerpo del arquero, un ciervo y una cabra. La sensación mágica que ofrece el lugar, el silencio y la soledad que nos rodea, hace de esta visita una experiencia sugestiva.

Después de compartir unos minutos con ese testimonio de la exiwtencia humana hace miles de años, seguimos un sendero medio tapado por la vegetación que lleva en busco descenso entre rocas y matorrales hacia el abrigo. Contemos casi media hora más de cauta bajada por el estrecho sendero hasta la plazoleta natural que forma el abrigo prehistórico. La gran cueva de la mallada, en realidad una bauma más profunda de lo normal, tiene a simple vista otra pintura, indudablemente apócrifa (por el hecho de estar sin protección) pero realizada por un profesional (hay que felictar al guasón por su copia). La cueva estuvo habitada hace ya unos 35.000 años y en ella se econtraron --en 1957-- un yacimiento que contenóa cerca de 1800 piezas de sílex y algunas puntas de flecha.

El abrigo, es un anfuteatro mineral, roca desnuda, gris, rodeado de un escenario en forma de vergel y limitado por las altas murallas de las montañas que forman el círculo. Desde el abrigo se puede seguir el sendero (en lugar de volver por el mismo sitio) que nos llevará a bajar hasta el estrecho valle por donde discurrre el GR 192 que acompañaremos unos veinte minutos más hasta el inicio del sendero de subida. Luego, una hora más en regresar por la pista hasta donde  hemos dejado el coche.

Como complemento, sugiero que con el coche volvamos a Rasquera y sigamos la carretera nacional hacia el Ebro (dirección Tortosa) y antes de cruzar el rio nos desviamos a mano izquierda hacia Benifallet. Cruzamos el pueblo y a unos tres kms. de distancia a mano izquierda por una carretera que discurre paralela y muy cercana al Ebro, encontramos el desvío que lleva a las Cuevas de Benifallet. Unos diez minutos de subida nos deja ante una cadena que barra el paso (abierta sabados y domingos). En unos minutos más llegamos a la gran explanada de las cuevas. Está todo el lugar preparado para esparcimiento, mesas y asientos, fuentes y lavabos públicos. A través de una bella senda convertida en muestrario de las especies de flores, plantas y árboles de la zona, podemos visitar dos de las cuevas, la Meravelles (la más grande, a la que se accede por un atrevido pasadizo suspendido sobre un precipicio, inserto con barras de acero a la roca) y la del Dos con una puerta metálica curiosamente pintada.

Para los más osados recomiendo seguir el sendero que desde estas cuevas lleva a la de Aumidiella. Hay que dedicar un da completo de excursión a esta salida si queremos hacerla completa: de 4 a 5 horas en El Perelló y unas dos horas para visitar las de Benifallet. Podemos comer en el excelente restaurante de la estación de servicio que hay junto al desvío de la C12 a Resquera  o en uno de los abiertos en Benifallet (donde además venden naranjas, mandarinas y miel a un muy buen precio).


 

 

 


 

 

 

ALGO DE HISTORIA

La existencia del abrigo del Perelló fue comunicada por Joan Margalef a los miembros del Instituto de Estudios Catalanes, durante la segunda expedición en torno al arte rupestre que llevaron a cabo en 1922. Otros yacimientos con Arte levantino cercanos son: Abrigo del Cingle, Cova del Ramat y Abrigo del Taler (en Tivissa); Cova de l'Escoda, Racó d'en Perdigó y Cova de Carles (en Vandellós) y Cova de la Caparella (Rasquera). Fueron incluidas en el listado de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998 (Arco mediterráneo de la Península Ibérica).La zona de El Perelló estaba habitada en tiempos romanos y se cree que fue la localización de la "Cartago vetus". Su carta de población en de 1294 firmada por Jaime II de Aragón.

En cuanto a las Coves de l'Aumidiella de Benifallet, conocidas de antiguo, por sus restos neolíticos, cobraron nuevo interés cuando en 1968 unos espeleólogos barceloneses descubrieron la cueva Marigot, la de el Dos, el Avens del Sifó y la cova "Meravelles" (que ahora da nombre al conjunto).

DOCUMENTACION

Aparte del mapa de carreteras de las Tierras del Ebro, los caminantes deben llevar el MTN50 de El Perelló (1:50.000) donde podrán trazar la ubicación de las dos localizaciones. También el Mapa y Plano de Rasquera (2006) editados por el Ayuntamiento. Los lectores podrán adquirirlos en Librería Serret de Valderrobres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
1 marzo 2014 6 01 /03 /marzo /2014 08:40

salinger_9788432221262.jpg

 

J.D. Salinger es uno de los iconos literarios norteamericanos. Un tipo de escritor de gran calidad pero de figura  sobredimensionada gracias a estar inmerso en una aureola de misterio que sólo puede producir -y permitir- ese contradictorio y complejo país.  Por tanto una biografía sobre semejante autor tiene muchos números para resultar fallida. Su obra más conocida, de una bibliografía escasa, es el editadísimo "El guardián entre el centeno" que le convirtió de la noche a la mañana --y "ad aeternum"-- en una figura emblemática. Su obra ha provocado ríos ingentes de tinta, pábulo sin freno a rumores y falsedades de toda índole, dada la timidez enfermiza de ese hombre y a su rechazo huraño y casi patológico de cualquier presencia pública. David Shields y Shane Salerno, los autores de este imponente  pero banal monumento a la investigación literaria y al chisme (mas lo segundo,que lo primero) nutrido por mas de 150 fotos, la mayoría inéditas e innecesarias, entrevistas a conocidos, admiradores, vecinos y a alguno que "solo pasaba por allí" y habla del escritor, fragmentos de diarios y correspondencia. Un examen apabullante y excesivo de la vida --practicamente desconocida-- de un autor mítico, enigmático y asocial, que ha vivido 91 años de los réditos de una sola obra importante (publicada en 1952, cuente el lector la rentabilidad de su novela; después de ella solo publicó tres libros más) y de la habilidad para esconderse de la fama y la publicidad, generando paradójicamente, de una forma magistral, mucha más fama y más publicidad. Como dicen los autores de esta biografía nada memorable;:"Salinger se pasó diez años escribiendo "El guardián entre el centeno" y el resto de su vida arrepintiéndose". Los pretendidos traumas bélicos de Salinger, su vida amorosa y sus matrimonios, su afición por las jovencitas, sus problemas sexuales, sus flirteos con el Vedanta y su desprecio hacia los modos y formas sociales,  integran este gigantesco "collage" periodístico a la manera apabullante norteamericana, muy lejos de un trabajo serio académico o literario. No es la gran biografía de Salinger. El escritor se escabulle de las 733 páginas que intentaban limitarlo y definirlo. Quizá sea mejor así.

 

FICHA

"SALINGER".- David Shields y Shane Salerno.- Traducción: Javier Calvo. Seix Barral.- 734 págs. 150 fotos. 27 euros. 

Compartir este post
Repost0
28 febrero 2014 5 28 /02 /febrero /2014 08:31

PN850.jpg

 

Martin Amis ("Dinero", "Campos de Londres", "La información", "Tren nocturno"...), uno de los autores más irónicos y provocadores de la hornada británica de los años setenta en adelante, satírico y divertido (quizá fue en tiempos uno de los mejores escritores en la línea sarcástica de Jonathan Swift, con la garra de un Dickens despojado de moralina y compasión), vuelve a atizar el fuego con su visión crítica, ácida  y pretendidamente humorística --una comicidad bastante negra en general-- de la sociedad de su país (visión esta vez bastante alejada de la que compartía con otros autores de su generación, como Julian Barnes, Alan Bennet o Ian McEwan).

En este "Lionel Asbo", prevalece una visión gamberra de una realidad social de hooligans, descerebrados amigos del porno y los delitos menores, de abusos contra el ciudadano burgués que es cordialmente despreciado, aspecto de macarras, perros de presa agresivos, robos mezquinos, trapicheos varios de baja estofa y absoluta inanidad de las escasas neuronas que no han quemado el alcohol o las drogas, todo propuesto con un sentido del humor al estilo de esas series inglesas transgresoras de diálogos pasado de vueltas, personajes groseros, destrozones y alguna vez repugnantes por su propio exceso (una especie de producto degradado del humor de Benny Hill  mezclado con "Yes Minister" o "Escorpion negro" y en la lejanía, Monthy Pytton).

Amis no nos ahorra ningún garrotazo a la sensibilidad, escudado en ese corrosivo "humor", por lo que el hecho argumental de que al protagonista de la novela Lionel Asbo le toque un boleto de la Loto y lo convierta en millonario, sólo da materia para un despiporre al estilo de "El lobo de Washington" de Scorsese pero al modo lumpen. Realmente "El estado de Inglaterra" como subtitula Amis su novela, es de lo más chungo y grotesco. Esta visión airada de un ex "joven salvaje e irritado de la literatura inglesa", siempre instigando una especie de catarsis contra los vicios, depravaciones y falta de elegancia de la antaño sociedad de los caballeros y el "fair play", mostrando la hipocresía, corrupción y represión psicológica de lo que fue pero sin acertar a apuntar una mejora en lo que es (según Amis).

Percibo una cierta desmesura impropia en este escritor bastante notable en general. Es como si nuestro regocijante novelista tuviera una especie de complejo de Peter Pan y se negara a abandonar el antiguo y vetusto sitial de los "Angry young men" que ocupara su padre Kingsley (escritor de mediados del siglo XX, autor de "La suerte de Jim", "Un inglés gordo" y otras) antes que él: su estilo y su contundencia tienen sabor a algo impostado, como si un anciano respetable vistiera chupa de cuero y modos y lenguaje de hooligan. No me ha provocado mucho más que alguna sonrisa sorprendida de vez en cuando. Nada de humor del bueno, nada de Dickens, ni siquiera de Wodehouse y mucho menos de Chesterton o la elegancia de Maugham.

El tal Lionel no mueve a ningun tipo de regocijo, más bien irrita y termina dando un poco de asco. Su sobrino  Desmond Pepperdine , un personaje con ciertos visos  dickensnianos tampoco mejora mucho la cosa.  Así que como retrato paradigmático de una cierta sociedad inglesa con conducta oligofrénica y moral de alcantarilla, la novela no da para más y nos deja muy lejos de ofrecernos una muestra plausible de lo que podría ser la sociedad inglesa del siglo XXI (a pesar de Blair y la señora Thatcher, Inglaterra sigue siendo un país al que tener en cuenta y del que los compañeros de generación de Amis, como los citados, nos dan un retrato no por poco complaciente menos real y equilibrado).

Y para terminar esta poco satisfecha reseña desconfíen de lo que la contraportada del libro nos cuenta de la obra de Amis. Solo les diré que es el reflejo hiperbólico y fantasioso de lo opuesto que tratan de definir o mostrar. Algunas veces los editores nos ofrecen panegíricos sin tasa y sin causa de la obra que nos ofrecen. Ya sabemos que es una práctica comercial inevitable. Cuando el autor es muy conocido y de cierta valía --como es el caso-- las exageraciones abundan (y no sólo en España, recordemos los cientos de "la gran novela americana" que nos aportan desde los EE.UU. con autentica desverguenza o de los "nuevos" géneros  y autores que los franceses no dejan de inventarse o de los "genios"  y "genial" que abundan como las setas en el  mundo editorial europeo. Volviendo a esta novela, francamente, no acabo de ver claro qué es lo que se ha propuesto Amis con esta incursión a la más banal inmundicia lumpen británica. Por tanto, recomendable sólo a fans de Amis para que se quejen amargamente de la estulticia crítica de quienes no comulgan con ellos.

 

FICHA

"LIONEL ASBO".- Martin Amis.- Traducción de Jesús Zulaika.- Ed. Anagrama.-353 págs.


Compartir este post
Repost0
27 febrero 2014 4 27 /02 /febrero /2014 08:32

el-lobo-de-wall-street-cartel-1.jpg

  Un auténtico exceso visual en forma de sátira desvergonzada y bastante humorística del desbarajuste moral de los tiempos actuales, en una faceta que ilustra la peligrosa basura proviniente de Wall Street y de los mal nacidos irresponsables que causan desastres financieros por todo el mundo.

Sólo uno de los grandes. Matin Scorsese podría atreverse a rodar una insensatez demoledora como la presente, a años luz estilísticos de ese trabajo absolutamente personal, "La invención de Hugo", homenaje a uno de los pioneros del cine mudo, Meliés, y guiño esplendoroso a todos los cinéfilos del mundo (a pesar de algunas criticas poco menos que perdonavidas que también tuvo).

Jordan Belfort, el joven malnacido oportunista y desalmado que interpreta magistralmente Leonardo di Caprio (qué magnífico actor en alguien que muchos sólo querían considerar una cara bonita) no ahorra al espectador ninguna gamberrada, exceso, prepotencia, delito y desparpajo sin límites que le convierte en un personaje casi de manual, al estilo de los descerebrados de los Jack Ass o los de "Resacón..." o los de las incontables películas de adolescentes salidos y pretendidamente graciosos. Esa es la principal deficiencia de una película por otra parte interesante de visionar. No sabemos dónde comienza la seriedad analítica en los personajes y los hechos de la historia (lejos de "Margin call" y otras que han tratado el horror inmoral de Wall Street) pero continuamente tenemos muy presente la comicidad del exceso.

No está nada mal para un director de 71 años. Scorsese pertenece a la cuerda de Coppola, Brian de Palma o Spielberg y ha logrado desmarcarse de todos ellos y crear un cine apasionadamente suyo. En esta ocasión ha contado con el guionista, lleno de mala uva y dureza, Terence Winter (autor de los guiones de "Los Soprano", ahí es nada) y con un Leonardo di Caprio lleno de fuerza, autenticidad y poderío que ha reinventado un personaje a la altura del Padrino de De Niro (actor que hace una fugaz y contundente aparición en la película). Descerebrados buitres sin moral, adictos a las drogas y al sexo, mafiosos con corbata y trajes de Armani que no gastan pistola, en el fondo sociópatas dispuestos a arruinar a miles de personas para tener dinero que tirar a la basura (literalmente), el escenario de esta película es un compendio de la desmesura y antihumanidad que triunfa en los viciosos niveles de los que mueven del dinero.

 

 

 

 

       
     

Compartir este post
Repost0
26 febrero 2014 3 26 /02 /febrero /2014 08:09

Gente_en_sitios-268465433-main.jpg

Lo siento mucho, señores, pero esta película me suena a estafa cultural. No es un bodrio, que conste. Y seguramente pasaría bien aunque sin pena de gloria si no fuera por la hiperbólica desmesura de su promoción. Sólo fíjense en los adjetivos que aparecen en el cartel: "relevante, extraordinaria, delicia, alucinante, sorprendente, fascinante, salvaje, explosiva, un completo Shock". Ya en la primera escena, dos ladrones irrumpen en un  piso vacío y hacen algo tan inesperado como divertido e inexplicable... en "dias de Radio" de Woody Allen los ladrones se encuentran con que suena el teléfono y resulta ser un concruso radiofónica que premia al dueño dela casa. Y, yendo aún más lejos, excatamente igual que en la españolísima "Historias de la radio" de l año 1955, aunque no tengo noticia de que Allen haya pedido permiso o citado al director de la cinta,José Luis Sáenz de Heredia (recordemos que fue  protagonizada por Francisco Rabal, Margarita Andrey, Tony Leblanc, José Luis Ozores y otros entrañables actores de la época). José , es una copia, supongo.

Pero volvamos a Juan cavestany, un director apreciable sin duda y magnificamente relacionado como hemos podido ver por eld esfile de eminencias que actúan en la cinat en los diversos sketches dedicados a algo tan original como el princpio de lo absurdo, lo surrealista y lo francamente chocante, epidosios de caracter  fragmentaro y muy a menudo dejaoas sin resolver como apuntes del cuafderno de un filósfo en horas bajas, al que le apssiona la comunicación (la falta de) y termina no  sabiendo como comunivcarlo al público que ve la película. Y para redondear al sinsentido o la broma surrealista (me parece estar viendo a aquellos dos escritores del padsado siglo que se pusieron a vende duros a cuatro pesetas con muy pcoo exito) la escuencias de camara en mano son confuas, la iluminación mala, la estética bochornposa y la actuación de trámite.¿de vferdad no es una broima?..

 

 

Compartir este post
Repost0
24 febrero 2014 1 24 /02 /febrero /2014 10:32

Colonia_V-847192482-main.jpg

Humilde pero muy correcta película de ciencia ficción protagionozada por el siempre eficaz Laurence Fishbourne, Kevin Zegers como el héroe bueno de la historia y Bill Paxton haciendo por una vez de malo, aunque no malísimo. La cosa va de un planeta nuestro arrasado por un invierno permanente que ha diezmado la población y cuyos supervivientes tratan de existir metidos en colonias subterráneas enfrentándose como pueden a la pertinaz nevada (¿se acuerdan de la "pertinaz sequía" y "el contubernio de Munich" entre otras perlas?¿Quién le escribiría esas ridiculeces a Franco?) y a un elemento "colateral" de la dura situación: la existencia de bandas de salvajes que se han vuelto caníbales ante la carencia de alimentos. Claustrofóbica, dinámica a veces, cansina en ocasiones, pero interesante, fue dirigida por Jeff Renfroe, un director poco conocido, que también es responsable del guión.

"The Colony" se sitúa en 2045 (a poco más de treinta años de hoy, pongamos las barbas a remojar, que diría el castizo) y la catastrofe ambiental es debida, ¿como no? a las manipulaciones del hombre. Desde "Soy leyenda" a "La carretera", los prepuestos argumentales de Renfroe no son nada originales pero la realización tiene un evocador regusto a la serie B de nuestras infancias lejanas, en aquellos miticos programas dobles de los ya desaparecidos (vaya por Dios) cines de barrio. No hay pretensión de originalidad, ni de nada, pero aún así el resultado es honestamente entretenido y hay secuencias muy bien realizadas y planeadas. Los últimos diez minutos son modélicos en cine de acción y aunque se resuelve de forma muy desvaída y previsible, el buen rato ya nos lo hemos llevado. Una hora y media de cine que sería una pena que se quedara para nutrir los DVD clubs. Merece pantalla grande.

   

   
   
   

  

Compartir este post
Repost0
23 febrero 2014 7 23 /02 /febrero /2014 10:36

la-cartera-del-cretino.jpg

 

Indiscutiblemente, Kurt Vonnegut, fue uno de los grandes autores norteamericanos actuales (murió en 2007). Algo reacio a integrar el circo mediático literario del gran pais de Norte americano, se caracterizó por su humor cáustico, la originalidad de sus historias, la inusitada calidad del dibujo de sus personajes, los diálogos punzantes y directos, la crítica a la estupidez humana y al caos de nuestra sociedad sin límites, desmesurado a veces, siempre satírico, irónico, inquietante, Kurt Vonnegut es uno de esos clásicos actuales que no ejercieron como tal.

"La cartera del cretino", son siete relatos inéditos del autor de "Matadero 5" (la dura experiencia del autor, piloto, como prisionero de los nazis, tras ser abatido durante el bombardeo de  Dresde), "La pianola", "Slapstick" o "Cuna de gato", en los que brillan las caracteristicas apuntadas. Un recital algo amargo, sardónico y suavemente compasivo de esa tragicomedia de la vida humana que Vonnegut refleja en sus historias y sus personajes, dejándonos un sabor agridulce en la boca.

El primer relato: "Entre tibio y Tombuctú", (el original inglés es "Between Timid and Timbuktu",  y por tanto debería ser "Entre tímido y Tombuctú") también fue el nombre del primer capítulo de "Las sirenas de Titán", una magnifica e inencontrable novela de ciencia ficción de Vonnegut, y como en ella la temática es la misma: los viajes en el tiempo. En este relato el tema del tiempo es más una cuestión filosófica y sentimental que una incursión en el género de la SF y logra dar un tono de suspense jocoso a ese tipo de incidentes que suelen aparecer en la existencia de algunos y que suponen, a pesar de su banalidad, la diferencia entre la vida y la muerte.

En el segundo relato "Roma", con el pretexto de una obra de teatro de aficionados, algo subida de tono para la época en la que sucede la historia, Vonnegut usa su característica y fina ironía para mostrar la falta de sintonía entre algún personaje y la sociedad provinciana donde se desarrolla la acción. 

En "Paraíso junto al río", tampoco el tiempo de la historia (se nota que es un antiguo relato de Vonnegutt, de su primera época como escritor) y el estilo hace pensar en un autor del siglo XXI, sino que refelja una manera de pensar y de proceder que parace más cercano a los relatos de Faulkner y hemingway, que al momento actual.
El cuarto cuento, que da título al libro, "La cartera del cretino", con un final redondo y suavemente mordaz, muestra la cercanía al tipo de personajes de un Graham Greene del tiempo de "Brighton, parque de atracciones". Hay como una pátina de tiempo padsado, de la narrativa de finales del pasado siglo, en este espigueo de narraciones del escritor norteamericano, que dada su solidez técnica y su encanto evocador, son sumamente agradables de leer.

 Con "Señorita Snow, está usted despedida", la trama recoge un episodio de la vida laboral de los años 60 o 70 en las oficinas de una fábrica, con un regusto  machista, oscilando entre la comedia agria y el drama socarrón y satírico, con un fondo de tristeza y absurdo.

A bastante distancia cualitativa está "París, Francia", sin duda el más conseguido de los relatos del libro. La pintura que se nos ofrece de tres parejas de distintas edades que coinciden en un viaje a París, muestra un abanico de personajes, intervenciones e incidentes donde se desnuda totalmente el ácido y a veces virulento talante crítico, la mordacidad de la mirada del escritor que, en ningún momento abandona cierta compasiva ternura en sus conclusiones. La visión de Vonnegut sobre las distintas maneras de pensar y comportarse de esos personajes, como esta reflexión de los más jóvenes "Para Harry y Rachel, envejecer era aún peor que estar permanentemente en la ruina. Cruzarse con gente realmente mayor les causaba el mismo efecto sedante que el crédito fácil" (pag.88), es sin duda de una sardónica lucidez. Los giros de la acción estás surcados por una vena cómica que no excluye el sarcasmo y un  profundo conocimiento del alma humana. Como cuando justifica la tendencia al autoengaño de uno de los personajes al apuntar ""Andaba tan perdido en el sueño de lo que podría haber pasado, de lo que debería haber pasado, de lo que aún podía pasar, que ya no detectaba las mentiras".  Y esta mirada nada complaciente sobre todos esos seres humanos tan auténticos y patéticos, acaba de una forma magistral: una de las mujeres del relato, Helen Donovan, empieza a escribir una novela sobre lo que ocurrió en París y abandona el proyecto con estas palabras: "El amor es una cosa muy rara. Creo que no soy lo suficientemente mayor como para entender todo lo que hay que saber de él" (pág. 201).

Creo que lo menos orginal del libro es el ensayo "El último de Tasmania", que fue escrito en 1992. Se nota el tiempo pasado, ya que los temas políticos, históricos y ecológicos que denuncia ya están muy superado --para peor-- por esos más de veinte años transcurridos. Aun así lee con gusto aunque suena un tanto desfasado e incluso inocente en la argumentación. Uno simpatiza con el tono duro y critico ante unas situaciones que, como dije, ya ha empeorado sustancialmente. En algunos momentos la prosa de Vonnegutt toma regusto al la de un inglés excelso, el deán Johnathan Swift, el  maravilloso y acre autor de "Los viajes de Gulliver (un libro que siempre ha sido disfrazado de infantil, cuando es de lo más acido e inmisericorde con la estupidez humana que ha producido la literatura mundial). Y así leemos "La verdad es que somos incorregibles, los animales más asquerosos que pueda haber, como testifica la historia, y no hay nada que hacerle " (pág.126). La crítica global que impregna el agobiado y furioso  ensayo alancea los molinos de viento-"gigantes" de la televisión como ente banalizador  y deformador (¿qué escribiría Vonnegutt de internet si viviera?), los miembros de las clases dirigentes y, curiosamente con Cristobal Colón, al que tilda de "hombre de una codicia y una crueldad rayana en la demencia".

Lo último del libro es un relato inacabado: "La ciudad robot y el señor Caslow", en el que se nos muestra una sociedad distópica con buenos personajes que prometían mucho pero se quedan en nada (el relato acaba en mitad  de una frase. No entiendo porqué se publica.¿Como curiosidad?) Es una incongruencia de una edición por lo demás modélica. Los de Malpaso ediciones han hecho una bella filigrana con este libro, con su atractiva portada y encuadernación -- magnífico efecto, el color naranja del borde de sus páginas-- y esa propuesta al lector para que acceda gratuitamente a la versión digital del libro a coste cero. Imaginativo y actual.

 

FICHA

LA CARTERA DEL CRETINO.- Kurt Vonnegutt.- Ed. Malpaso.- Traducido por Ramón de España.- 143 págs.






Compartir este post
Repost0
22 febrero 2014 6 22 /02 /febrero /2014 10:22

la-ladrona-de-libros-cartel-2.jpg

Un poco partiendo de la premisa dramática de "El diario de Ana Frank" o de "Au revoir les enfants" de Louis Malle o de las últimas películas francesas sobre la tragedia de los judíos en ese país durante la dominación nazi, "La ladrona de libros" nos habla de una historia en el seno de la sociedad alemana en pleno auge de Hitler y sus secuaces. La pretendida moraleja: también hubo alemanes "buenos", personas que se vieron obligadas a subsistir bajo el régimen de la cruz gamada, sin comulgar con su doctrina pero tratando de evitar la brutalidad de los que opinaban que "si no estás conmigo estás contra mí", sin mayores análisis ni miramientos.

En un pueblo del centro de Alemania, una familia modesta recibe a una niña para ser adoptada (el Gobierno subvencionaba a las familias que adoptaban niños alemanes hijos de "personas desafectas con el régimen", léase en este caso, una madre comunista. A esa familia irá a pedir ayuda, en secreto, un joven judío, que deberá esconderse en el sótano de la vivienda. La adolescente y el joven se sentirán atraidos en principio por la semejanza de sus orígenes rechazados por todos. Una por hija de comunista, el otro por judío.

En esta dramática historia --que es narrada por la mismísima Muerte-- los libros, las palabras, tendrán una importancia  salvadora, un consuelo en la adversidad, una lección de amor a la vida. Basada en la novela homónima de Markus Zusak y dirigida por Brian Percival con mano poco firme --los momentos de decaimiento tensional, el desequilibrio en la fuerza de la trama, las secuencias poco emotivas, frías-- su gran baza son los dos actores maduros protagonistas, el matrimonio que integran el soberbio Geoffrey Rush --uno de los grandes actores del momento actual-- y la no menos formidable Emily Watson --cuyo rol de mujer dura con alma sensible no queda bien dibujado y se desarrolla a  trompicones, aunque la Watson supera con nota su escasa coherencia--.

No se entra en honduras, todo queda epidérmico. La belleza infantil de Sophie Nélisse y la fuerza enorme de su odisea personal reflejada en su amor por la lectura y los libros, no logran caminar a la par (supongo que la mano indecisa y ambiciosa de premios del director se nota en demasía) y todo queda como un cuento simple que busca y mendiga la emoción del espectador y una complicidad  sentimentaloide que no es posible, dada la frialdad del desarrollo de la trama. Creo que esta es una de las ocasiones en que el espectador debe ir a la primera librería de guardia y comprarse el libro.

.    

 

 

 

Compartir este post
Repost0
21 febrero 2014 5 21 /02 /febrero /2014 08:20

ANTOLOGiA-UNIVERSAL-DEL-RELATO-FANTaSTICO-i0n9475873.jpg

 

He aquí un libro que roza la excelencia, no sólo por la selección de relatos de muchos autores y diversos orígenes -- muy personal pero indiscutible-- realizada por Jacobo Siruela, sino y sobre todo por el extraordinario estudio previo que con la firma del conocido editor nos pone en antecedentes de los autores seleccionados y además nos ofrece un prólogo serio, informado y ameno sobre el género, su historia y sus cotas de calidad. Más de setenta páginas de un estudio pormenorizado, una exégesis de tan alta calidad literaria que merecería por sí sola los honores de convertirse en libro independiente. Si a todo eso sumamos la calidad de la impresión, la bella e inquietante portada, la encuadernación, el papel, la tipografía y las traducciones de los diferentes autores, nos encontramos ante un libro que no debería faltar en ninguna biblioteca, incluidas las de los que no se sientan particularmente atraídos hacia el género fantástico. Realmente no sólo es un buen libro, es un libro bueno y una edición modélica la del sello Atalanta, que rige con mano de maestro Jacobo Fitz James Stuart, Martinez de Irujo, Conde de Siruela. El libro resulta  caro, pero si observan la edición verán que está bastante justificado. Vale la pena.

Son 55 relatos que mantienen un nivel de calidad extraordinario, con sus lógicos altibajos dependiendo del lector y su sensibilidad. Leemos a Balzac, E.T.A. Hoffmann, Pushkin, Poe, Hawthorne, Gautier, Wilkie Collins, Dickens, Turgueniev, Maupassant, Kipling, Amborse Bierce. Henry James. O.Henry, , Andreiev, Lugones, Papini, Tanizaki, Saki, Lovedraft, Walpole, Borges, Buzzati, Carpentier, Bioy Casares, Rosa Chacel, Cortázar, Paul Bowles y muchos otros más.

Como escribe Jacobo Siruela, el relato fantástico "debe contemplarse también como una categoría estética universal, surgida en paralelo al Siglo de las Luces, que se refiere a todo aquello que sobrepasa el ámbito de la razón y no puede ser comprendido por el entendimiento sino percibido por la sensibilidad". Y citando a Roger Caillois, suele ser una rasgadura de lo real como "una irrupción de lo inadmisible". La antología está ordenada cronológicamente "a fin de mostrar con claridad la evolución que ha tenido la literatura fantástica en el curso del tiempo". Esta selección, un canon personal del compilador, no deja indiferente a nadie y más bien seduce al lector aunque como dice el prologuista "nunca llueve a gusto de todos".

 

 

FICHA

ANTOLOGIA UNIVERSAL DEL RELATO FANTÁSTICO

Edición y prólogo de Jacobo Siruela.-1229 págs. 55 euros Traductores: (entre otros:Luis Alberto de Cuenca, José Luis López Muñoz, Torres Oliver...)


Compartir este post
Repost0
20 febrero 2014 4 20 /02 /febrero /2014 11:08

 

 

nebraska-cartel-1.jpg

Magnífica recreación de un personaje en la línea de frontera entre la normaliudad y la estulticia mental segunaremnte acentuada por la edad. Woody (Bruce Dern, espectacular) ha recbidio una crta de propaganda publicitaria personalizada donde se le informa que ha ganado un millón de dólares a cambio de solicitar la suscripción a una serie de revistas. Tanto su mujer (June Squibb) como su dos hijos (Will Forte y Bob Odenquirk) tratan de convencerle de que todo es un truco publicitario y que luego le dirán que en el sorteo (en letra pequeña) entre los suscriptores no ha sido agraciado. Pero el viejo Woody es muy obstinado y decide ir personalmente a NebrasKa a recoger su millón.

A partir de aquí Alexander Payne (que ya nos mostró la ironía crítica y la singularidad con la que nos narra historias y nos enfrenta a personajes interesantes y peculiares en su película anterior "Los descendientes" con George Clooney) nos muestra los desesperados, agónicos y obstinados esfuerzos del anciano por llegar a Nebraska aunque sea andando. Ante la hostilidad insultante de su esposa, Squibb logra irritar al espectador con nsu beligerancia gritona,  y la indiferencia de su hijo mayor, solo el hijo pequeño trata de ayudar y comprender a su padre (un agradecido papel de Will Forte, tal vez el unico personaje equilibrado del drama, a pesar de sus poco creíbles problemas de pareja).

Adiditimos a una historia itinerante en el que padre e hijo van a saludar a lafamilia ya que el pueblo natalicio de Woody les cae de camino. Ante el reclamo del dinero , nadie cree que todo es una falsedad publicitaria, la famiulia revela su mezquindad, así como los amigos de infancia y todo el pueblo considera al pobre viejo como un héroe, un millonario que puede arreglar muchas cosas. Comedia dramática con un cierto aire a Capra, en manos de Payne se convierte en una sátira amarga y algo cruel sobre los estragos de la edad, el carácter carroñero de muchas familias, las mentiras que rodean sus biografías, la estupidez y el cretinismo moral de las personas...Lo que cada uno tiene o ha tenido muy cerca y reconocible. Una fábula que no busca moraleja alguna y que se complace en una narración a veces demsiado lemta y en unas excleentes interpretaciones en las que la impasibilidad de gesto --acompañado con una cierta estupidez-- ennoblecen una película rodada en un blanco y negro suntuoso que da una pátina de clasicismo soin llegar a obtener el nivel de calidad a la que podría aspirar. Aún así pelicula que hay que ver. Payne sigue siendo para mí uno de los mejores directores de su país. Con el añadido valioso de que no se presta al divismo y las alharacas publicitarias de otros y va ofreciendo cine de primera sin presumir de ello.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens