Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 07:55

battleship-cartel-1.jpg

Es que no tienen remedio.Cuando un norteamericano se pone en plan barras y estrellas hay que correr a esconderse o colrrer el peligro de toparse con el 7º de caballería, los marines desneuronados o, en este caso, la Armada en plan "La Marina te llama". Peder Berg podía haberse sacado del coleto un "Transformer" en plan guerra naval y todos los que aman estos videojuegos estelares pues ,!hala!, a disfrutar con el cerebro en estado de reposo y las palomitas invadiendo con sus grasas sobresaturadas nuestra panza. Pero no, tenía que dedicar un asombroso numero de miles de dolares en diseñar una producción que si no fuera por el despliegue de efectos especiales y los siempre resultones planos de los buques de guerra surcado el azul del mar, debería ser catalogada en el apartado de bodrios supermillonarios que de vez en cuando da a luz el inconstante Hollywood.

"Battleship", amigos, es un sonrojante producto masivo destinado a los jóvenes que quieran alistarse en la Navy. Prescindiendo de esa minoría muy localizada, no interesará a nadie más, excepto los consumidores obsesivos de palomitas, los que van al cine con su novia o similar y los que quieren comprobar a qué nivel de estulticia poueden llegar los guionistas y su reflejo en los diálogos que mantienen los supuestos actores.

Taylor Kitsch es el protagonista, joven alelado, estúpido y hortera (espero que solo sea su papel) de este engendro patriotero que podría haberse salvado con un poco de humor y otro poco de sentido del ridículo. Brooklyn Decker, la hija del almirante Liam Neeson (te apuntas a todo Liam, no siempre es una buena idea) pasea su palmito estilo playboy de una forma tan obvia que uno llega a añorar a Gracita Morales. El supuesto mensaje universalista, tan caro a este cine cuando nos plantea la lucha contra la destruccion de la raza humana,ahí es nada, se salda con algunas rafagas de telediarios en distintas lenguas, porque en la pelicula solo queda clara la presencia de Japón (y con la mayor desverguenza la cosa sucede en Pearl Harbour, ¿lo pillan? El enemigo ha dejado de ser el hermano nipón, ahora gastan cataduras más bien desagradable aunque antropofórmica y proceden de otra galaxia.

Y asi pasamos del interés que nos producen los muy buenos efectos especiales, al aburrimiento y verguenza ajena al conocer a los  protagonistas y al desarrollo de la historia intima paralela a la bélica. Todo es un juego de mesa, aquél de la guerra en el mar, tocado, hundido. El problema es que el espectador resulta tocado ya en el inenarrable comienzo de la película y resulta hundido total cada vez que la cámara pasa a los personajes humanos y se olvida de la batalla. En fin, hay bastante buen cine por ahí...¿lo pillan?, busquen y encontrarán.

 

 

 

 

    .

Compartir este post
Repost0
28 abril 2012 6 28 /04 /abril /2012 07:55

extraterrestre-cartel-1.jpg

 

La verdad es que uno se siente muy bien cuando visiona una película española que, a pesar de la penuria de medios, no tiene absolutamente nada que envidiar a otras producciones foráneas en las que los medios algunas veces  (no en exceso) van en consonancia con una cierta calidad madura en la presentación de trama y personajes. En esta ocasión, conociendo al director, Nacho Vigalondo, por su pelicula anterior, "Los cronocrímenes", una película gamberra, divertida e imaginativa, cabia esperar que dado que no se prodiga, el joven director nos saliera con alguna cosa sorprendente. Y así ha sido.

"Extraterrestre" es, por encima de todo y a pesar de ciertos pequeños defectos en el guión y en el desarrollo de algún personaje, una película diverida, imaginativa, en algunos momentos desternillantes y en esencia una dinámica travesura en la que nos las vemos con marcianos, a los que no veremos jamás y nos bastará con algunos planos de la supuesta nave alienígena. Todo lo demás es cómo lo vive una pareja con dos hombres añadidos más, una historia de tres hombres y una mujer encerrados con un solo juguete: la supervivencia ante la supuesta presencia de marcianos en un contexto de rivalidad amorosa, de infidelidades y de humor erótico-festivo. 

 Tanto Julián Villagrán (el amante) , como Michelle Jenner, la casada infiel, bordan sus respectivos, frescos, naturales y espontáneos personajes, desde un principio gamberro y magistral, mientras Raúl Cimas (el marido) y Carlos Areces (el vecino enamorado de la casquivana mujercita) dan una despiporrante réplica a la fogosa pareja protagonista.

La supuesta invasión marciana es el "mcguffin" de la película, es decir el pretexto, cuyo desarrollo no tiene la menor importancia, para que esos cuatro personajes nos revelen el mensaje humano, lleno de agudeza y de humor, que suele rodear a todo lo que tiene que ver con las relaciones amorosas y su compleja casuística.

No hay heroicidades, efectos especiales, imagenes apocalípticas...un poco en la linea de "Monsters" de Gareth Edwards, todo va discurriendo de una forma lánguida y sin imágenes de desastres o violencia. En "Extraterrestre" hay que sumar el elemento del humor y de detalles llenos de malicia y mala uva facilmente  reconocibles por cualquier espectador en su vida cotidiana. Es decir, ni una invasión alienígena que busca acabar con la vida humana, es suficiente para sacarnos de la gozosa y divertida contemplación del ombligo amoroso de la especie, entre la mezquindad y el descontrol emotivo. Comedia híbrida entre la scfi y el costumbrismo amoroso de nuestros días, "Extraterrestre" tiene en su propia indefinición el sello de su calidad y también el peligro de cara a espectadores poco sensibles a estas sutilezas de género.. Hay muchos espectadores que no aceptarían como "lógico" el hecho de que a ese grupo de treintañeros sin excesivas luces, les preocupe más llevarse a la chica a la cama que encontrarse con un marciano liquidador. Pero no hay aquí ni recursos faciles a la comedia bufa o al mal gusto, ni secuencias sexuales de alta tensión, todo es --y ese es su principal mérito-- como si viviéramos la trama en el piso del al lado, viendo por un agujero como se lo montan, con un poco de envidia y otro poco de divertida sorpresa. "Con lo serios y buenos chicos que parecían"...

 

 

Compartir este post
Repost0
27 abril 2012 5 27 /04 /abril /2012 06:41

LA_SEN-1.JPG

 

Esta tierra nuestra, el Bajo Aragón, el Matarraña, la aledaña Terra Alta de Tarragona, els Ports castellonenses, el Baix Ebre, durante tantos años olvidada por tirios y troyanos, es la cuna de una especie de "renacimiento" cultural magnífico y sorprendente que ya dura algunos años. Alguna que otra vez me he hecho eco de autores y obras que han nacido por aquí, por esta Comarca amplia, rica y diversa que nos une a todos saltándose los limites geográficos y políticos, propiciando la eclosión de autores y obras que nos hablan de un talante muy parecido y una manera de integrar paisaje y humanidad tan peculiar como la tierra que les sustenta.

En esta ocasión vamos a hacer un breve repaso de las últimas novedades surgidas en el panorama literario, gracias a las facilidades e informaciones que el librero Serret de Valderrobres ha puesto a mi disposición.

Empecemos por Francesca Aliern Pons, originaria del Baix Ebre, concretamente Xerta, que ostenta más de veinte obras publicadas, desde el 95, entre obras individuales y colectivas, hasta  "La senyora Avinyo", (Cossetania edicions)  que hoy nos ocupa. Se trata de una prolífica autora que une al costumbrismo y reflejo de la sociedad de su tierra --tanto en la actualidad como en épocas más o menos recientes-- a un cierto arte en describir la psicología de los personajes con una habilidad notable, que los hace fácilmente reconocible para la gente de aqui y muy interesantes para los de fuera. En los avatares y problemas que viven los personajes de "La senyoira Avinyó" y en las circunstancias politicas y sociales que les rodean --cubre un arco desde la dictadura de Primo de Rivera hasta la Guerra in-Civil-- se imprimen las pèculiaridades de estas tierras y sus costumbres con bastante maestrtía. Curiosamente la señora Aliern se expresa literariamente con gran precisión también en castellano (muchas de sus obras lo atestiguan) lo que nos revela que pertenece a una generación madura (los catalanes obligados a crecer con su lengua prohibida), cosa que tambien es fácil de percibir en el estilo y la forma de presentar su temática psicológica y social.

Hablemos también de "Los crimenes del Matarraña" de Isidro Garrido, publicada por GB en su serie negra. Es un autor que se autopresenta con una desternillante muestra de su humor, un escritor cincuentón de vocación tardía, tocado por la gracia de la naturalidad y el cachondeo vital. Su foto de contraportada con un jamón entre los brazos, premio del campeonato de guiñote de Valderrobres, nos habla a las claras de la sencillez de este autor novel que busca un humilde hueco en la atestada republica de las letras. En esta novela que se desarrolla en Valderrobres y de la que es protagonista un brigada de la Guarda Civil, Silva, muy en la senda que marcó Lorenzo Silva (¿lo pillan?) y la Giménez Bartlett. Tras un comienzo provocativamente obsceno se desarrolla una trama que va serpenteando por el pueblo y los pueblos de alrededor permitiéndonos conocer a algunos de sus habitantes reales. Divertida y simple como un "casquete" (no piensen mal, es el nombre de un magnifico dulce matarrañense), se come rápido, se digiere bien y no deja ningun mal recuerdo.

Vayamos a otro.  J.Rovira Climent nos habla de "La gent del Matarranya" (ed.Cinc Club)  en una serie de reportajes literarios sobre personas y hechos de estas tierras, escritas con galanura y respeto. Me ha encantado la historia del fugitivo y la del "moquet" de Valjunquera. Este escritor busca la humanidad de sus personajes y los describe mostrándonos de forma sencilla y directa sus historias. Rovira es de Cinctorres (Morella) y acompañaba de niño a su padre, tratante de "matxos" por estas tierras de Teruel a las que ha vuelto de adulto con su vocación notarial-literaria de levantar actas de la humanidad  matarrañense.

Y, por fin, "Molles per no perdre'm",(Petrópolis) de ese excelente escritor llamado Jesús M. Tibau, uno de los más interesantes de la zona. Se trata de un dietario en el que, a modo de migas de pan que marcan un sendero para no perderse y poder volver al origen, se recogen una serie de breves reflexiones, compartidas a través del facebook, el twiter y su blog. Tibau es un escritor de hoy de la forma rabiosamente técnica que marca internet, la red social y todas sus posibilidades. Es el dietario de un escritor sensible a su oficio y a la vida, que vive su vocación literaria como un hermoso privilegio, nos habla de sus amigos escritores, de las citas y actos que van sucediéndose, de sus esperanzas y expectativas como escritor, de su hijo y su ternura, de detalles y  reflexiones sobre cuestiones cotidianas, sencillas y humanas. Todo en píldoras breves pero gustosas. Como él mismo dice "la brevedad es el espacio donde me muevo más a gusto". Se nota.

Seguiremos. 

 

 

Compartir este post
Repost0
26 abril 2012 4 26 /04 /abril /2012 07:20

flauta.jpg

 

Divertido montaje de Els Comediants de Joan Font para el Liceo de la ópera magna de Mozart. "La flauta mágica", ese cuento iniciático de superación de peligros y dificultades por el amor en los que las claves "secretas" masónicas son tan evidentes como el romanticismo algo ingenuo que las anima. Como suele suceder en la mayoría de las óperas la música y la voz de los cantantes tiene un superior interés al de los argumentos, casi siempre obsoletos y escasamente complejos y profundos. Y este caso no es muy distinto a despecho del interés añadido de la ingenua masonería mozartiana.

El coliseo de la Rambla presentaba un lleno absoluto, aunque el público era más variopinto que el que suele ser habitual y seguramente por ello más complaciente (dos o tres fallos menores en las voces y en la ejecución orquestal no dieron muestras de haber sido percibidos). Aparte de esas asumibles anécdotas, la representación, muy enriquecida por el colorista montaje con sus surrealistas atrezzos y las vestimentas oníricas (muy a tono seguramente con el aspecto de juego que Mozart imprimió a su obra) se desarrollo de una forma placentera con algunos momentos logrados por cantantes y musica. Me parecieron innecesarias ciertas complicidades de Papageno (Joan Martin Royo) hacia el público en busca de la risa fácil que rompían el clima mágico de la obra y eché de menos un punta más de dominio de la difícil aria de la Reina de la Noche (Erika Miklosa) que en un par de momentos quedó escasa de voz (disculpable quizá por la genial complejidad y exigencia que Mozart creó para la célebre pieza).

Georg Zeppenfeld compuso un Sarastro imponente y rotundo, Pamina (Susanna Philips) bordó sus intervenciones, Tamino (Pavol Breslik) se mantuvo en una fría normalidad y Papageno y Papagena(Ruth Rosique) sobreactuaron con algunos detalles gestuales irreverentes de cara  a la galería que cosecharon risas y un poco de estupor en quien esto escribe (aunque me parece percibir la mano traviesa de Joan Font, el disculpable y divertido aire infantil y algo obsceno de los Comediants). Algunos momentos, como el de los animales --magnífica el avestruz-- llenaron de excitante colorido al escenario venerable del Liceo. Dos horas y media de la lírica y excitante musica del genio de Salzburgo.

Pablo González dirigió la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC).

Compartir este post
Repost0
25 abril 2012 3 25 /04 /abril /2012 07:42

sed1.jpg

 

Me fascinó la pequeña novela de Alessandro Baricco. La leí de un tirón --su reducido tamaño lo permite de sobras-- y unas semanas más tarde volví a leerla para comprobar si mi percepción literaria habia cambiado. No. Como con "El perfume", la novela traía consigo un mundo propio, distinto, exótico e interesante.Curiosamente ambas novelas no dejan de estar basadas en dos lujos del gusto humano, dos sensualidades unidas al objeto en cuestión: ya sea la sensualidad del olor, ya la del tacto y le sutil belleza a la vista. Me he enterado gracia a "Seda" de muchas cosas sobre ese fabuloso tejido y sobre su historia  que me han apasionado.

Por eso me ha decepcionado la película.  Ni siquiera se salvan los interesantisimos personajes, con la excepción del comerciante Baldabiou (fenomenalmente interpretado por un soberbio Alfred Molina, en realidad el único actor, junto con el japonés jefe del clan y su hermosa mujer, Koji Yakusho, los únicos que parecen estar a la altura de su cometido). Ni Michael Pitt ni Keira Knightley (no se acaba de sentir algún "feeling" entre estos dos actores), logran que nos interesemos por sus personajes, lo cual en Pitt es doblemente penoso ya que es el protagonista de la película, ensombrecido por Molina cada vez que se juntan ante la cámara.

Se nos habla de la epidemia de pebrina, una enfermedad del gusano de seda que atacó a los criaderos europeos en 1860 y se extendió por Asia y Africa. Solo en Japón, entonces un país muy aislado donde no se permitía que entrara el comercio europeo o americano, tenían huevos de gran calidad para producir seda. Así que, impulsado por el ambicioso Baldabiou, nuestro amigo emprende viajes penosísimos y muy largos al misterioso país del Sol Naciente, donde  logra contactar con el poderoso jefe de un clan que le proporciona no sólo los huevos a buen precio, sino que le da ocasión para enamorase de su mujer, una joven enigmática que parece corresponder a los deseos del extranjero (aunque durante toda la película solo compone un gesto, muy hermoso pero algo reiterativo).

En Francia queda a la espera la esposa del viajero, una hermosa pero algo alelada Keira Knightley, que busca ansiosamente un hijo de su marido sin lograrlo y con la sospecha de que existe otra mujer en esos repetidos viajes. Pues bien, este argumento no demasiado complejo, se convierte en la novela en un juego magnífico y sugestivo de sensualidades comparadas. Uno no se explica el desaforado amor obsesivo del joven Pitt en la película, a no ser que haya leido la novela. El filme no  llega a apasionarnos y en consecuencia la historia de amor de "Seda" se nos hurta visualmente, siento tan eficaz y potente en la narración.

Quizá Francois Girard pensó que una novela tan corta, tan clara y tan "fácil" de entender era pan comido para hacer una pelicula con ella. Craso error. "Seda" tiene una engañosa simplicidad. En eso se parece al arte japonés, a la caligrafía o a la poesía, los haikus. No hay nada más difícil que ofrecernos un instante congelado de eternidad con una docena de palabras o con un trazo de pincel. Hay muchas cosas en el libro "Seda" que no capta, ni de lejos, la película. Lo único que logra conmover de este filme es su bellísima fotografía, unas localizaciones excelentes. especialmente en Japon, y las fascinantes secuencias de los baños  en plena naturaleza nipona y los viajes del comerciante.

Sinceramente, me parece que Giroud ha puesto todas sus bazas en esa galanura de la imagen mas que en la historia sentimental y romántica, entre las dos mujeres y el joven. Fotografía  con la calidad de un documental del National Geographic, cuidadísima, desde la luz al encuadre, acompañada de una banda sonora agradable y pegadiza. Y eso es todo. Película romántica con plateamientos clásicos y factura esteticista que se queda corta de vuelo y aterriza en el olvido tras media hora después de verla.

 

 

     

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
24 abril 2012 2 24 /04 /abril /2012 07:24

luces-rojas-cartel-1.jpg

 Rodrigo Cortés es un cineasta capaz e inteligente, como quedó de manifiesto ensu primera película "Concursante" (2007), confirmado en la angustiante "Buried" (2010) con el "tour de force" que supone el rodar una película sobre un sujeto que está vivo dentro de un ataúd (Hitchcock que era un genio se limitó a rodar en una habitación en un solo plano "La soga" o en el reducido ambito de una barca llena de personas "Náufragos"). Como prueba añadida de su prestigio sólo hay que ver el elenco de actores que ha reunido para "Luces rojas": Robert de Niro, Sigourney Weaver y Cillian Murphy, uno de los rostros más intranquilizadores "per se" del cine actual.

Se  trata de algo tan intrigante como de moda: las experiencias paranormales, los misterios, creíbles o no, que rodean a todos los elementos de la llamada parapsicología, ese juego perverso de la imaginación y la inteligencia del hombre montado en la suposición, por nadie desmostrada, de que más allá de la muerte hay otro tipo de existencia y que es posible acceder a las personas fallecidas que han pasado a formar parte de esa "población flotante". No es tanto el desafío de los archiconocidos juegos espectrales de fantasmas y potencias infernales, sino algo más sutil a medio camino entre la charlatanería o la actuación teatral y la ciencia "contagiada", es decir los observadores con formación científica que tratan de buena fe y con conocimientos técnicos de aplicar formas de validación científica en unas circunstancias, por definición, muy difíciles de controlar.

A partir de ese principio, Cortés dirige una película que se revela como una inteligente variación de la historia de género. ¿En qué consiste esa hábil manipulación de las convenciones del género de terror? Pues en que como en un buen thriller psicológico, los dos investigadores, la madura doctora Matheson y el joven Tom Bukley  (la Weaver y Cillian Murphy), irónicos e implacables descubridores de todo tipo de supercherías, guardan ambos secretos dentro del armario que pondrán en cuestión todo el trabajo que realizan y cómo lo realizan. Es decir, Cortés se queda con nosotros: primero azuza nuestro escepticismo mostrando lo que casi todos pensamos de esas "actuaciones"  de "personas con poderes paranormales" y nos dará un trepidante final donde, voilà, todo se trastoca, se abren los interrogantes y nos quedamos pensando qué diablos ha querido decir Cortés con ese final. Punto que naturalmente no les desvelaré, pues "Luces rojas" merece un visionado atento, aunque acaben estando ni poco ni nada de acuerdo con la tesis -si hay tesis- de la película.

Mientras, se habrán interesado, y mucho, en ese duelo que se plantea entre el maduro y experimentado "espiritista" que interpreta. con sus tics y solvencia  habituales el gran Robert de Niro y el inquietante joven Murphy, un auténtico duelo interpretativo y de concepto, ya que  vemos a la verdad frente a la mentira, a lo real contra la superchería. Y que lo que está en juego rebasa ese duelo y se convierte en una especie de venganza personal y en la consecución del reto intelectual y espiritual que el personaje del joven investigador tiene planteado.

Magnifica dirección de actores, sólida dirección artística y de edición, ambiente y fotografía a tenor con el nivel, en el que el sonido también es clave y la música se ajusta perfectamente con el dramatismo de las escenas. Mención especial al actor Toby Jones, que hace de melifluo profesor universitario, rival de la Weaver. Interesante película.

 

     
   
  

 

Compartir este post
Repost0
23 abril 2012 1 23 /04 /abril /2012 08:34

la-cazarrecompensas-cartel.jpg

 El problema de esta peli, que no llega ni a distracción televisiva de serie de tercera categoría, es que pertenece a ese peligroso tipo de peliculas-saga basadas en novelas best seller de cierto éxito que van sacando cada año un ejemplar de continuación de la saga. En este caso pertenece a la serie de novelas sobre el personaje de Stephanie, la cazarecompensas, firmada por Janet Evanovich y que ya suma dieciocho entregas. A ello se añade el detalle aún más inquietante de que la protagonista Katherine Heigl, prodigioso ejemplo de "actriz" con hermoso rostro sin expresión precisa, parece estar dispuesta a lo que sea con tan de constituir la franquicia de Stephanie, una increíble "agente" que no tiene más que atractivo físico y presenta un encefalograma plano durante toda la actuación, de una previsibilidad y absurdo verdaderamente de manual...psicopatológico.

Dirigir este producto como lo ha hecho Julia Anne Robinson, solo es comprensible si tenemos en cuneta la crisis-- de todo tipo-- que vivimos. Pero aun asi se hace buen cine, a veces. En esta ocasion no ha habido suerte. El mensaje inteligente es nulo y solo el pequeño detalle de que es la actriz quien financia la cosa, hace entender un poco el por qué de la existencia de la película. No les puedo dar el dato de si los premios Razzia de este año (que premia a las peores peliculas) han tenido en cuenta "La cazarecompensas", pero yo la he colocado en mi personal y privada lista de las peliculas insultantes vistas por error. NO hay logica argumental, ambientes cuidados, personajes interesantes, situaciones creibles y emocionantes,  y sí una planificación de incompetentes, moral de chiste barato, mojigatería visual, clichés desgastados, tópicos vergonzantes...y la aparición como secundaria de lujo de Debbie Reynols que debe pasar por un mal momento económico a tenor de su presencia y un mal momento interpretativo a tenor de su papel (qué tiempos cuando interpretaba "Cantando bajo la lluvia"). En fin, no gastemos más tiempo en ella. Busquen otra pelicula para ver. Hay muchas bastante interesantes y que no les dejarán ese bochornoso sentimiento de verguenza ajena.

Compartir este post
Repost0
22 abril 2012 7 22 /04 /abril /2012 09:15

contraband-cartel1.jpg

Pocas películas como esta ilustran el carácter mercantil y de puro negocio que a veces toma la realización de filmes. Me refiero a la metahistoria de "Contraband", un producto un poco por encima de la mediocridad que nace como un remake de una película "Reykjavik-Rotterdam" de 2008, cuyo productor y protagonista se ha metido en la aventura de dirigirla en Estados Unidos. Ahí es nada, una historia que pasó bastante inadvertida por nuestras pantallas se convierte en una tentativa clarisima de best-seller cinematográfico. Para ello cuenta con la historia original --NADA ORIGINAL-- contrabando de drogas, antiguo delincuente en vías de regularización, familia del susodicho puesta en peligro por un tarambana secundario que pertenece a la familia, vuelta a la acción ilegal del ahora buen chico y complicaciones en las que se pone en peligro a la mujer y los niños del forzado delincuente reincidente. Todo ello bien adobado con ciertas dosis de acción  y denuncias habituales de la habitual corrupción de autoridades, más el ser  protagonizada por un actor con "tirón", Mark Wahlberg, un actor sobrio y firme que siempre ostenta un gesto de concentrada furia potencial.

 Le van a Mark los remakes de peliculas europeas. Hace años triunfó en las salas con  la copia americana de "Un trabajo en Italia" y ahora trata de hacerlo con esta historia de defensa de los valores familiares que no convence mucho, pese a la divertida actuación de Giovanni Ribisi como sociópata, quedando un poco por debajo del original islandés, donde realmente la redención del simbolo familiar tiene mucho más peso (recuerda en algún momento, pero poco, a la angustia de "El cabo del miedo").

El realizador deja pues bastante de lado el drama humano de su primera película y aqui  se lanza ni corto ni perezoso a la vorágine del thriller marginal, dotando a la cinta de un ritmo endiablado, baladí y superficial con muchos movimientos de cámara y de objetivo y una ligereza moral en los personajes que hacen poco convincente la defensa familiar que apuntábamos, aunque como suele suceder con Mark Wahlberg, aceptamos con simpatía el papael de chico malo que ahora es bueno, ese hijo descarriado del vecino que nos cae simpatico y que vuelve a la legalidad para demostrar que es buena persona. En el final, previsible y poco emocionante, parece diluirse todo ese movimiento y el espectador sale de la sala algo fatigado, aunque no descontento. Y seguramente sin recordar muy bien qué es lo que no le ha acabado de convencer...

 

 

Compartir este post
Repost0
21 abril 2012 6 21 /04 /abril /2012 09:53

 

la-montana-rusa-cartel.jpg

Según esta olvidable película, cuando la protagonista de la historia comienza a interesarse por el sexo (a los diez añitos de edad) se le ocurre suponer que lo que sienten las mujeres al practicarlo es semejante a lo que se experimenta al montar en una montaña rusa (a tenor de los gemidos de su madre que escucha a través de la pared). Asi que en cuanto está en edad de merecer trata de montárselo con todo el que puede para ver si siente el mismo vértigo. Las experiencias sucesivas son previsiblemente patéticas y la chica se convierte en una frígida. Entonces conoce al hombre de su vida, que aunque se lo propone entre sufridas sonrisas y diálogo de adolescente cortado, no logra arrancarle los gemidos deseados y después al mejor amigo --aunque en ningun momento de la pelicula lo parece-- de su pareja, un actor metido a payaso que se muestra de una rijosidad cascabelera y que, ese sí, le hace gemir a gusto. Evidentemente el drama, el trío,  está servido y todo acontece como cabe de esperar con alguna secuencia divertida entre medio (aunque la que debia marcar el climax, el enfrentamiento de los dos hombres vestidos de payaso ante un público desconcertado y en la inopia, se malogra por falta de pulso dramático, o cómico). Pues bien, "La montaña rusa" de un director generalmente bueno, Emilio Martínez Lázaro, es solo eso, un -mal- tratado de sexo a tres que, en esencia, parece superficial, previsible, poco sensual y de un erotismo bastante de manual. Así que sexo, mucho sexo, que carece de lo más elelmental: excitación sensual. Salvando a Ernesto Alterio, el rijoso payaso (y eso tras decirles que aquí es un actor desaprovechado), tanto Alberto San Juan como Verónica Sánchez, no acaban de entrar en el filme de una forma minimamente creíble. La química entre ellos es mas bien escasa y Verónica, aparte la belleza y rotundidad de su joven cuerpo, sólo parece vibrar un poquito con los presuntos saberes de Alterio y en general no imprime a su papel, y por tanto al filme, más que una bella buena voluntad sin apenas garra dramática o cómica. Las secuencias de sexo parecen realizadas por un estudiante de secundaria harto de calentones cerebrales pero con el codigo de la censura bien instalado en las meninges. Y todo narrado por una voz en off absolutamente innecesaria y que deja dudas razonables sobre la inteligencia y el sentido común de la joven obsesionada por el sexo y las montañas rusas.

Si la comparamos con "El otro lado de la cama"...no hay punto de comparación, ni con "Trece rosas", ni con "Carreteras secundarias". La verdad es que no parece surgida de la misma batuta. Reconozco la voluntad de innovación, pero hacer una pelicula de sexo requiere algo más que cierta eficacia técnica a la hora de situar las camaras durante el acto más repetido del mundo, a fin de no enseñar nada que haga poner la calificacion de porno a la pelicula. Amigo Emilio, ve a aprender con "Shame". Pues todo en tu última película es reiteración "ad nauseam", guión fallido, ritmo fallido, duración excesiva y final de coitus interruptus.

 

 

Compartir este post
Repost0
20 abril 2012 5 20 /04 /abril /2012 07:19
HastalaVista02.jpg
Hace unos días les comenté la película "Intocable" de los franceses Eric Toledano y Olivier Nakache que nos narraba en tono de agridulce comedia la relación que se establece entre un tetrapléjico, condenado a vivir en una silla de ruedas, con la mente despierta en todo un cuerpo dormido ,y un muchacho negro que le hace de acompañante y que logra con su humor y vitalidad, dar sentido a una vida reducida prácticamente a la amargura y el colapso.
Pues bien, esta semana, tenemos una película belga, "Hasta la vista", que dirige Geoffrey Enthoven,  que nos presenta una historia  tragicómica, mucho menos redonda y comercial que la francesa, pero con más sentido de la realidad, menos trampas emocionales en el argumento  y más cercana a lo que se puede pensar de la difícil existencia de esos minusválidos.
 La dura realidad de esas personas con problemas de movilidad, de vivir la vida cotidiana con los sentidos menoscabados, ya sea la vista o el movimiento, queda reflejada en una cinta nada complaciente que, no obstante, circula a menudo por caminos de comedia negra sin complejos de ninguna clase. Como declaró el director de la película cuando recogió la Espiga de Oro de la Semana de Cine de Vallladolid por esta cinta:"Es un tema que muestra el lado duro de la realidad, a la vez trasmite que hay esperanza. Me gusta mezclar el lado más divertido con el más oscuro, pero siempre desde un punto de vista optimista, dando soluciones. Esta película era muy arriesgada. Mezclar el tema de la discapacidad con el sexo... Pero ha quedado una buena historia".
Y así es. Se trata de tres chicos jóvenes aficionados al vino y que adoran --desde lejos-- a las mujeres, como es lógico dada su edad y la salud y normalidad de sus mentes (aunque, ay, no de sus cuerpos). Los muchachos se ponen de acuerdo para hacer un viaje a Francia y España para degustar vinos. Y asi convencen a sus familias para que les pemritan el viaje en condiciones adecuadas (vehículo adecuado con chófer y enfermero). Aunque es un pretexto para acudir a un burdel supuestamente andaluz --siempre el tópico-- especializado en personas con minusvalías. Uno de ellos es tetrapléjico y solo tiene movilidad en el rostro, otro es ciego y el tercero tienj una enfermedad cerebral degenerativa en fase terminal que ya le ha desahuciado y que le obliga a ir en silla de ruedas pero que no ha yterminado con su ansia de vivir y gozar.
Elementos de comedia negra a tope: mezclar minusvalías tan serias con la busqueda juvenil de sexo. Dice el director:  "En un principio quisimos rodar la película con actores discapacitados de verdad, porque no suelen tener oportunidades para desarrollarse como actores, pero optamos por contratar a actores profesionales porque daba la impresión de que estábamos repitiendo el documental, aunque respetamos el realismo de sus necesidades y limitaciones".
Los tres jóvenes actores han realizado un magnífico trabajo: Robert Vanden Thoren, Gilles de Schryver y Tom Audenaert, haciendo realmente creíbles sus papeles. Isabelle de Hertogh está magnífica en su poco agradecido rol de la conductora -cuidadora que les acompaña en el viaje. Durante casi todo el tiempo el fime se desarrolla como una comedia negra donde no se nos ahorran momentos duros, pero donde la vitalidad, el humor y la vulnerabilidad de los tres jóvenes logran enternecer al espectador. No hay lugar para lagrimitas o dulzuras proyectadas. Los chicos son duros, intransigentes, desagradecidos, mezquinos y tortuosos, pero son reales, sufren, aman, desean y por encima de todo, aceptan su situación y su miseria con envidiable valor y entereza.
No hay nada modélico en la pelicula, si se buscan moralejas o moralinas. Todo es como es. Nada de sentimentalismo, pero bastante sentimiento. Menos el de la autocomplacencia, a Dios gracias. Ni siquiera al final, donde la tragedia esperada se cumple, se pierde un ápice del realismo vibrante de la cinta y se nos muestra el complejo entramado de la vida que, donde cierra una existencia, abre la esperanza en otro lado.
.
Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens