Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
19 abril 2012 4 19 /04 /abril /2012 07:40

 

Vaya por delante que tengo una enorme simpatía por  Félix J. Palma, un escritor gaditano de 43 años que ya me sorprendió muy agradablemente con su novela "El mapa del tiempo" con el que se llevó, con justicia, el XL Premio de novela Ateneo de Sevilla (y editó Algaida en 2008). El amigo Palma no es un "trilero literario" de esos que te prometen trascendencia y te dan dolor de cabeza o se consideran Proust o Joyce redivivos gracias a ser convenientemente jaleados por algunos de los grupos de poder literario que manejan el cotarro en este país. Felix J. Palma es un escritor de aventuras, dotado de una buena técnica literaria, que no dice tonterías bajo el disfraz de supuesta genialidad, que escribe novelas para entretener y divertir al personal, que no se oculta de ello y que además está orgulloso de mostrar sus cartas sin problemas de ego ni de superego.

Y así, en "El mapa del tiempo" con un estilo que nos recuerda a Conan Doyle, Stevenson o Wells, Palma recrea el Londres de 1896, nos hace partícipes de la estrambótica propuesta de la empresa de Viajes temporales de Murray  basada en los sueños de "La máquina del tiempo" de H.G. Wells, que se convertirá en un personaje más de la novela, con cuitas y quebrantos dentro de una trama dinámica, en la que las aventuras, los misterios, la violencia (incluida la ayudita de Jack el destripador)hacen que las 622 páginas del folletón nos dejen un buen sabor de boca antes que una mala migraña,  mientras paladeamos la entrada en escena de "figurantes" como Bram Stoker (el autor de "Dracula"), Henry james, Dorian Grey o Allan Quaterman.

Y aquí está el secreto de este brillante escritor "menor" (léase como irónica referencia al tamaño de las dos novelas que hoy comentamos): es un  maestro andante de la metaliteratura, es decir de hacer con los elementos literarios de otros una nueva literatura (en este caso, gracias a Dios, con el respeto debido a los clásico citados: una especie de guiño a todos los lectores y sobre todo a los muy leídos, es decir a los "lletraferits").

Mezcla de géneros y también mezcolanza de personajes reales y ficticios, ciencia ficción clásica, al lado de relato de aventuras victoriano, detectivesco o romántico. Y para que no quede lugar a dudas de que el éxito formidable de "El mapa del Tiempo" no se debía a la suerte del principiante --me refiero en este género mix de amplios vuelos; el autor ya habia dado pruebas de su calidad en relatos como "El vigilante de la salamandra"-- el amigo Félix se saca de la manga "El mapa del cielo", 738 páginas, en las que volvemos al Londres victoriano --unos antes antes, es una precuela-- y se nos embarca en una trepidante y variadisima aventura que nos llevará al Polo Sur a buscar una entrada al centro de la tierra o nos enfrentará a la angustias de la invasión marciana que habia descrito H.G. Wells --nuevamente personaje esencial en esta segunda novela del ciclo-- en la "La guerra de los mundos". También conocemos los habitantes de la Luna, guiño a Meliès y a Verne, y un repaso a misterios y deseos inscritos en el mapa del cielo, que es como decir en el mapa de los sueños. Y todo esto, bien escrito (qué delicia) y mejor resuelto, eso sí, nuevamente sin trampas ni cartón.

En la forma en que Palma presenta sus dos libros, ya en la primera página, da al lector las claves para entender el "deus et maquina" de este novelista: como en las antiguas barracas de feria, en las que se nos presentaban las supuestas maravillas de un mundo increíble, Felix nos dice: "Adelante, apreciado lector, sumérgete en las apasionantes páginas de nuestro folletín, donde encontrarás aventuras con las que no habrías podido soñar"... Para acabar con un "Si esta historia no despierta en ti grandes emociones, te devolvemos los cinco centavos para que los emplees en algo más emocionante...si lo encuentras". 

Este es el mensaje que no se nos disfraza: vamos a imaginar lo inimaginsblr, con textos que parecen escritos por los autores de la novela clasica anglosajona de aventuras, misterio, ciencia ficción, intriga...justos aquellos que luego saldrán como personajes. Y diviertanse, sabiendo que todo es un juego diseñado para sorprenderles.

Por tanto es un pastiche literario muy bien logrado, aunando imaginación, creatividad y guiños al lector. El autor de estas lineas, que se ha pasado media vida leyendo fascinado a Conan Doyle, Stevenson, Poe, Verne, Wells, Chesterton, Dickens, Stoker, Wilde y "tantti altri", se ha sentido feliz y satisfecho al ver a viejos personajes conocidos suyos desde la infancia casi, revivir en las páginas de Palma. Como muestra un botón: Jeremiah Reynolds el explorador  de "El mapa del cielo" que quería hallar una entrada al centro de la tierra en el polo Sur, (donde se encontraría con la expedición marciana),  es una adaptación bien lograda de Malone, el periodista que acompaña al profesor Challenger a la expedidión al "Mundo Perdido" de Conan Doyle. Revivimos a los personajes de nuestros sueños novelescos juveniles gracias a J. Palma. Quizá lo único que me irrita un poco es la técnica del narrador omnisciente que se dirige una y otra vez al lector. Entiendo que forma parte del juego de estilo imitativo, pero estimo que se le va un poco la mano al, por otra parte, admirable folletinista (en el buen sentido) andaluz. Por hacer una comparación ilustrativa, Felix J. Palma es a los autores citados, lo que la moderna versión  en el cine de "Sherlock Holmes" de Ritchie es al clásico de Conan Doyle. Un juego exagerado y divertido...y rabiosamente moderno y popular aunque el Sherlock de Downey Jr. vista como un héroe victoriano. Y cito el cine porque nuestro autor hace continuas "calas" en el imaginario cinematografico, desde "La cosa" o "Terminator" la "La guerra de los mundos", "La aventura de Arthur Gordon Pym" (de Poe) o "La liga de los hombres extraordinarios".  En resumen: una obra que rescata el placer de leer por,puro placer y en donde uno encuentra citas continuas a peliculas, comics y novelas populares que nos fascinaron.

 

FICHA: "EL MAPA DEL TIEMPO".-Félix J. Palma.Ed. Algaida. 622 págs. 22 euros.

             "EL MAPA DEL CIELO".- Félix J. Palma. Ed. Plaza Janés, 738 págs. 21.90 euros 


   
 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
18 abril 2012 3 18 /04 /abril /2012 16:10

villa-amalia-cartel.jpg

Renacer en la propia vida. La mujer que interpreta, con su economía de gestos habitual Isabelle Huppert, decide tras una presunta infidelidad de su marido, cambiar totalmente de vida. Es decir acabar con el pasado en su integridad y nacer a otra vida que se va realizando a través de los actos cotidianos, en los que lo físico es una llave maestra indudable. La mujer, concertista de exito, abandona su profesión, de un día para otro, cancela sus cuentas, elimina los móviles, vende su casa y sus pianos y solo conserva a un amigo de la infancia que ha aparecido en el momento y el sitio adecuados, de una forma inesperada y providencial.

Mas de la mitad del metraje de la cinta nos va narrando los pequeños eventos de la huida, paisajes, soledades, alguna compañía sexual eventual y en el silencio y la imperturbabilidad de una mirada o una sonrisa desvaida y ausente, la película nos lleva al encuentro casual de la protagonista con el lugar ansiado, una casita roja en una isla italiana, frente al Mediterráneo, solitaria y de difícil acceso, en lo alto de un acantilado.

La película se demora, se vuelve lenta y un poco reiterativa, la musica compone un fondo vital permanente, un aire de ansiedad y al tiempo vitalidad. La mujer encuentra a otra muchacha que viene a vivir con ella y con la que comparte algo, no sabemos qué. El amigo unico viene a visitarla, todo es bastante lineal, sereno, pero uno percibe el oleaje tras la superficie aparentemente en calma. Aunque no sabemos qué es lo que conmueve a la protagonista. Si es que hay algo. Asi que la película acabará con un plano lejano en el que la pianista vuelve a su soledad isleña, a la casa frente al mar, ha enterrado a su madre y sabe que su amigo no tardará en morir, pero ella vuelve a "Villa Amalia" y contempla la majestuosa puesta de sol, nuevamente sola.

Benoit Jacquot, el director, no se atreve a indagar demasiado en la frialdad expresiva de la Huppert, a quien la suspensión voluntaria de la memoria y el alejamiento emocional parecen haber dado una paz estólida y poco empática. No nos conmueve ese itinerario de huidas y hallazgos, pero gozamos del tempo comtemplativo que la mujer no deja de buscar, aunque rechaza los brazos de su amigo Georges (un muy herido y sensible Jean-Hugues Anglade). Todo se queda en la superficie, un edén idílico en el que no hay ninguna pareja primigenia, solo una mujer cuyas corrientes y tempestades internas nos son ajenas. Hay una enorme fortaleza, una obstinación salvaje, una soledad irredenta en ese personaje que la Huppert borda con su sabiduría de actriz y esa potencialidad salvaje que hay en su cuerpo y en su mirada. En el fondo no está tan lejor de su papel brutal en "La pianista" de Michael Haneke, uno podría pensar que esta concertista huidiza de "Villa Amalia" será en cualquier momento la enloquecida bacante de la dura cinta de Haneke.El empeño auto destructivo de nuestra protagonista no logra blindarla contra algunas, pocas, señales de carencias sentimentales, de fragilidad emocional. Esas son las únicas que permiten al espectador intuir el enorme calado interno del sufrimiento y la amargura de esa mujer. Desconcierta esta película con su paradójica luminosidad y la oscuridad que se barrunta en su personaje principal.

 

 

 

Compartir este post
Repost0
17 abril 2012 2 17 /04 /abril /2012 09:39

tres-veces-20-anos-cartel.jpg

 Julie Gavras, hija del magnífico director francés de origen griego Costa-Gavras (cuyo cine de compromiso político se ha hecho inolvidable para al menos dos generaciones, ¿quién no ha recibido los impactos político-emocionales de "Z", "Estado de sitio" o "Missing"?), demuestra con esta película que aún no posee el dominio del lenguaje cinematográfico de su padre aunque su temática es más amable, menos trágica, juega con el drama y la comedia realista, sin llegar a decantarse claramente por ninguno, creando un híbrido con secuencias algo inoportunas y mal resueltas. En "Tres veces 20 años", curioso pero ilustrativo título español de "Late Bloomers" , Julie nos presenta el caso de un matrimonio que roza esa situación del título, es decir que está en la frontera que marcan actualmente los sesenta años de una cierta vida normalmente activa de la cercana senectud y las reacciones diversas que tal situación provoca en hombres y mujeres, o de huida hacia la juventud perdida o de asunción y compromiso, o las posturas depresivas y minusvalorantes.

Al inicio del filme vemos un episodio de olvido, de falta de memoria, que hace pensar a la protagonista, una encantadora Isabella Rossellini (cada vez más parecida a su madre, la Bergman) que en sus cincuenta y muchos está siendo víctima de un comienzo de alzheimer. Vivimos de nuevo la angustia a las que nos remitía un filme comentado hace poco tiempo, "Arrugas" de Ignacio Ferreras, en el que se nos mostraba a través del comic una historia de ancianos, residencia, drama y comedia en la que esa enfermedad tenía un papel protagonista. No ocurre así en la que comentamos. Aquí las fronteras están más difusas. Como hemos dicho ni hay tanto drama ni tampoco tanta comedia.

En ésta película, la tan cantada crisis de la tercera edad invade el mensaje costumbrista de la película que nos va narrando con cierto toque de comedia latina, las vidas cotidianas de una pareja de excepción, dos actores como la copa de un pino: la citada Isabella y el incombustible William Hurt, precisamente con la edad, más seguro de si mismo y de sus registros como actor dramático, uno de los rostros coriáceos del cine, de una expresividad minimalista de gran calado (al estilo de Clint Eastwood, por ejemplo, o del joven Ryan Gosling, de "Drive" o de "Los idus de marzo"). Ella jubilada de la enseñanza y él intentando conectar con la juventud perdida a traves de su profesión, arquitecto.

Tras un intento de recuperación equivocada del tono vital por parte de ella a traves de clases de aquagim y un ritmo más rápido de vida, la carga de la metáfora de la película la ilustra él. Las respectivas infidelidades con personas mas jovenes no parecen, en los dos casos, superar la anécdota trivial y nada explicada (en ningun momento vemos si ha tenido la relación algun tipo de efecto postivio o negativo en ellos), para acabar en una mutua y casi ridicula aceptación que se plasma en la secuencia del cementerio, rozando una innecesaria y torpe broma entre las tumbas. Pelicula irregular que hace meditar en la poca consistencia de quien cree que "de tal palo tal astilla" se cumple también en el cine.

 

 

Compartir este post
Repost0
16 abril 2012 1 16 /04 /abril /2012 07:04

HEROES-LOS-GRANDES-PERSONAJES-DEL-IMAGINARIO-DE-NUESTRA-LIT.jpgHoy ha sido un dia perfecto. Sendero matinal por la Mola Tosca, a un paso de Fuentespalda, una meseta trapezoidal de poco mas de mil metros que se extiende por las alturas, llaneando, frente a las moles de la Picossa y de La Caixa. Ha sido un paseo hermoso, una pista en medio de  un bosque que cubre la alargada cima mesetaria. Silencio total, nubes bajas que han ido dejando resquicios de sol, un poco de frio vitalizador. Casi tres horas de paseo sin desniveles apreciables, una vez se está arriba. Caminar vivo, rápido sin ser extenuante, parando de vez en cuando para ver el paisaje, un árbol hermoso, una cortada de rocas sobre el valle, el horizonte tormentoso que luego queda en nada. Asi es esta tierra. Sigo amando los caprichosos dibujos de sus gigantescas nubes. Tengo mas de mil fotos de nubes evanescentes, dramáticas, sutiles, poéticas, rotundas, amenazantes, bucólicas, tiernas, esponjosas...En casa me espera un paquete de libros. De mis amigos de Siruela. Una de mis editoriales preferidas. Me envían el "Héroes" de Bruce Meyer. "Los grandes personajes del imaginario de nuestra literatura".  Y el clásico de George Steiner, "Los libros que nunca he escrito". Aún ahora, después de tantos decenios de trato con los libros, de amor profundo o de relación casquivana y frívola, de afecto al primer vistazo o de trabajosa amistad, me sigue emocionando el primer contacto. Casi tan virgen, ingenuo y esperanzado como cuando recién entrado en la adolescencia vibraba con la portada de "La isla del tesoro" o "Las aventuras de Guillermo" o "20.000 leguas de viaje submarino" o "Estudio en escarlata" o "Don Quijote" o "Los tres mosqueteros"...

Me he aposentado en el estudio, frente a la terraza del "nido de nubes", he encendido un "Partagás 898" --el primer puro de 2012-- y he comenzado a "hacer catas" en los dos libros recién ingresados. Ante los celos, supongo, de los que están en la mesa de trabajo, alguno a punto de terminar su labor, otros a medias y algun otro en espera. Pero ellos saben que, excepto en alguna rara ocasión, las "catas" dejan espacio para volver a ellos de una forma más reposada y ocupan el lugar que les corresponde, más o menos, bajo el siempre caótico orden de las preferencias electivas.

 

 

Compartir este post
Repost0
15 abril 2012 7 15 /04 /abril /2012 07:19

excursiones-9753.JPGA veces, el senderismo en estas tierras depara la ocasión de impregnarnos de historia sin dejar de practicar nuestro deporte, por unos parajes de una belleza singular. Es el caso de Herbés --o Herbers-- y sus alrededores, en los que la imagen mítica pero real del famoso "Tigre del Maeztrazgo", el general Cabrera, del que tanta tinta --y sangre--  se ha vertido, parece gravitar fantasmalmente por los umbríos rincones de la sierra de la Cogulla, tras la cima del Pico Camiseta o entre los grandiosos pinos de la Fuente de la Manzana, donde hace siglos venían los de la Armada a buscar maderas para construir los buques.

El sendero comienza en el mismo pueblo de Herbés. Junto a la fuente, una vez pasado el museo etnográfico El Botador, hay dos señalizaciones que indican la subida a la Tossa. Es preferible seguir la de la derecha, ya que el sendero de la izquierda muere inopinadamente en una finca particular, después de hora y media de ascenso (pero nadie ha cambiado los indicadores, aunque el sendero frustrado es muy hermoso y pasa por un par de fuentes, bosques de pinos y carrascas y ofrece panoramas del valle de Herbés y la cadena de montañas que forman una especie de telón de fondo en la parte opuesta al pueblo, el Pico Rambleta, la Mola Boix, los singles verticales del Pinxo y el Bosc de la Chuleta).

Observen la caseta de piedra que protege a la fuente y los abrevaderos que salen de ella. Justo detrás surge un sendero pedregoso que comienza inmediatamente a subir. El sendero mantiene una inclinación regular y va ascendiendo, estrecho, limitado por bancales de cultivos y olivos, dejando a la izquierda el valle, que se hunde al principio para ir ascendiendo hasta cruzarse con el sendero. Vemos frutales y olivos alternándose en las terrazas donde ya no hay cultivos.A nuestra espalda vamos dejando cada vez más pequeño el pueblo en el que, a esa altura, destaca el Castell del Baron de Herbés, un gran caserón señorial amurallado, con patio de armas y elementos defensivos, del siglo XVI, de estilo gótico y unos hermosos ventanales ojivales. Fíjense en el arco de entrada al patio, el escudo nobiliario de la familia Rams de Viu, que fue propietaria del lugar. El pequeño caerío de trazado medieval parece recogerse al amparo de la casona, con la Iglesia a un lado y su recoleto cementerio medieval, el "fossar vell". La Iglesia está dedicada a San Bartolomé apostol, es del siglo XIV, con elementos neoclásicos (como la torre rojiza de la Iglesia) y una mezcla de gótico, corintio y neoclásico, con una capilla barroca.

El sendero sigue ascendiendo, dejamos las ruinas de una masía a la derecha y nos internamos en  un bosquecillo de pinos hasta alcanzar una carena de roca blanca que nos permite disfrutar del valle que ya hemos superado y del panorama del pueblo en el fondo y las grandes montañas fronteras, entre ellas el Pico Rambleta y los singles de la Roca Tallada.

Seguimos subiendo por el sendero pedregoso, pasamos otro pinar con encinas y carrascas y dejamos a la derecha una señalizacion que indica el desvío a la Fuente de la Manzana. Nosotros seguimos de frente hasta llegar a la enorme Roca Foradada, una  especie de balcón que se abre sobre un paisaje formidable de toda las sierras de los Ports de Castellón y a nuestros pies, rodeándonos, la sierra de la Couglla, a cuyo pico máximo, el Camiseta (1205 m) nos dirigimos.excursiones-9799.JPG Observen las paredes de esa cueva natural horadada, un perfecto ejemplo de conglomerado marino, con cantos rodados formando parte del macizo pedregoso.

Nueva subida, entre el bosque de enebros y aliagas y pinos piñoneros que alfombran el sendero. En unos minutos salimos de nuevo a monte abierto y ya distinguimos la silueta del pilón geodésico de la cumbre.  Al ocupar Herbés, las tropas isabelinas fusilaron a  toda una familia de carlistas, muy cerca de esta cumbre. Como “advertencia" a la población, colgaron una camiseta blanca manchada de sangre, de ahí el nombre del pico. Estamos hablando de una caminata con un desnivel de unos 500 metros, la mayor parte bajo la sombra de los arboles, sin ninguna dificultad técnica y de una duración aproximada de unas cuatro horas y pico. Como valor añadido, recordar que por estos  senderos que hemos paseado caminaron hace más de cien años los soldados y caballerías del "Tigre del Maeztrazgo".

Desde allí bellisimas vistas del Maeztrago, por un lado, el Matarraña, las estribaciones de los Ports de la terra Alta, los de Castellón, la sierra de la Cogulla y la de los Sabinosos, vistas panorámicas en redondo. Siguendo el cordal de las cumbres, a mano izquierda vemos la pequeña capillita blanca de la Camiseta en plena cima y un poco más allá la cumbre  del Tossal Gros. A nuestro frente, de espaldas a Herbes, vemos la Pobla de Alcolea a lo lejos y, la Torre de Arcas a su derecha, cuyo sendero comienza en ese punto (del que ya les hablamos hace poco mas de un año en estas páginas). Precisamente debemos bajar por ese sendero hasta la pista que desde allí nos llevará hasta al alto de las Sendrosas y unos minutos más tarde a un punto de bifurcación señalizado que indica a la derecha "Fuente de la Manzana" y, recto, Torre de Arcas. Debemos seguir a la derecha hasta la zona de descanso de la Fuente con su enorme plantel de pinos gigantescos. Descanso a la sombra de los arboles y sendero frontero de subida empinadísima que nos vuelve a acercar al punto anterior a la Roca Foradada que conecta con el sendero de bajada a Herbés y cierra el circular.

 excursiones-9795.JPG

NO PERDERSE

Una visita a la casa solariega de la familia Ram de Viu, la Iglesia de San Bartolomé y el cementerio medieval aledaño. El trazado medieval de las calles del pueblo -que está a 750 m de altura-, cuyas casas, salvando la Lonja, donde hoy hay un hotel y restaurante, carecen de interés artitstico, no requerirá mucho tiempo. El museo etnográfico está cerrado y parece que está de reforma. Hay que saber que el pueblo es de origen musulmán y su carta de población data de 1233, a nombre de un caballero aragonés, Juan Garcés. Luego perteneció al señorio de Morella. Hasta 1823 fue feudo de los Barones de Herbés, de la familia Ram de Viu. Dicho barón fue el primero en el Reino de Valencia en levantar la bandera carlista. Fue fusilado por los liberales en 1833. Y, por cierto, no dejen el pueblo sin comprar alguna botella del aguardiente de manufactura doméstica. Pidan que alguien le enseñe los alambiques de cobre donde los elaboran.

 

LIBROS Y DOCUMENTACION

Aparte de los mapas (MTN 520 y de los Ports), encontrables como de costumbre en Libreria Serret, pidan a Octavi, el dueño, algunos libros sobre las guerras carlistas, los alzamientos de Morella y Castellón y las gestas y desmanes de unos y otros, sobre todo el general Cabrera, que acampó con los suyos en Herbés en 1834 y se defendió por esta sierra de la Cogulla, emboscados en los montes y valles hasta el final de la guerra en 1840 (tras siete años de hostilidades). El "Tigre del Maeztrazgo" murió en su cama en 1877, exiliado en Inglaterra. El librero de Valderrobres tiene buen acopio de libros sobre el tema. Para llegar a Herbés se sigue la A-1414 desde Valderrobres hacia Monroyo. Tras pasar Fuentespalda se coge la A-2413 a  Peñarroya de Tastavins  y antes de llegar a este pueblo, a mano derecha, se sigue la CV 110 hasta Herbés.

 

 

Compartir este post
Repost0
14 abril 2012 6 14 /04 /abril /2012 07:16

cumbres-borrascosas-cartel.jpg

Nueve versiones, nueve (hasta una en Bollywood tipo desorejado musical hindú), se han hecho del romántico drama de la Brontë, "Wuthering Heights". La presente no tiene nada que ver con la versión clásica de William Wyler, interpretada por Merle Oberon, Laurence Olivier y David Niven, que se llevó en 1939 un único Oscar a la mejor fotografía y a la que el tiempo ha respetado bastante bien. Incluso desmerece ante la que dirigió Peter Kosmisky con Juliette Binoche y Ralph Fiennes. Y no me refiero a calidad fílmica. Son tres versiones bastante fieles a la obra de Emily  Brontë, aunque al tiempo, tres visiones radicalmente distintas.

En la nueva adaptación, dirigida por la británica Andrea Arnold (responsable de cintas tan apreciables como "Fish tank" y "Red Road", donde muestra su visión dura y sin compromisos de la vida), enfoca  la conocida historia de "Cumbres borrascosas" paseando su desolada cámara por los páramos de Yorkshire, azotados por un viento gélido, la lluvia, la nieve y la soledad (el lugar donde la Brontë localizó su romántico drama). Naturaleza inclemente, barro rodeando las casas rurales y las granjas, una cierta miseria que contrasta vivamente con la suntuosidad de los vecinos ricos, violencia en los sentimientos y en los actos y la naturaleza humana que, contagiada por la exterior, se vuelve extrema, cruel, intensamente apasionada, desafiante, mezquina, esclava del odio, del amor y de la desesperación.

Volvemos a vivir la historia de Heathcliff, un niño rescatado de la muerte por inanición y miseria en las calles de Londres por un modesto granjero que, en un gesto de compasión y fe religiosa, se lo lleva a su granja en Yorkshire, llamada "Cumbres borrascosas". Allí el niño negro --licencia que se permite la Arnold dandole un incentivo dramático a una historia ya de por sí poco complaciente-- comnezará su desolado periplo personal, desde el espinoso y contradictorio amor entre el chico y la hija del amo, Cathy , hasta el odio sempiterno del hijo del granjero, Hindley, un mozalbete brutal de malas  inclinaciones que detesta al chico negro al que considera un usurpador y al que convertirá en su víctima propiciatoria tras la muerte del padre.

Arnold se centra en el amor visceral y obsesivo entre Cathy y Heathcliff, rodeados por  un agresivo rechazo racista y de clase de la gente que les rodea. El ambiente físico del entorno está en consocnancia con la tenebrosa historia, cielos oscuros y amenazantes, grandes lluvias, barro, ventoleras y nevadas, frío desapacible y miseria, todo en un ambiente tétrico y oscuro.

Ya desde la secuencia inicial de la película, el joven negro lanzándose contra una pared deslucida donde están escritos los nombres de los dos enamorados y dibujos alusivos, golpeándola con la cabeza, hiriéndose y al fin perdiendo el sentido, mientras fuera los desnudos árboles y sus ramas esqueléticas golpean los cristales del ventanuco de la habitación. Heathcliff quiere matarse tras la muerte de su amada. Pero entonces la cámara vuelve atrás en el tiempo y nos trae las imágenes de la llegada a la granja del niño, de la mano de su bondadoso protector. Allí es muy mal recibido por los dos hijos del granjero ante la sorpresa dolorida del padre.

Una genial fotografía --Robbi Ryan-- oscura, fría, desangelada, llena de aristas y contrastes, va acompañando el aire ominoso y opresivo de la narración, con la música natural de la lluvia cayendo o el aire azotando el páramo y los árboles o el tétrico chapoteo de los pies sobre el barrizal.

En la película hay dos partes muy diferenciadas. La primera, la infancia de los dos niños, a pesar del ambiente citado y el tratamiento fílmico de los personajes, mantiene un ritmo intimista y un esteticismo del detalle mínimo. En la segunda, ya adultos ambos, pasan a la reiteración y a una cierta consideración fatalista de la historia, que se vuelve previsible en las acciones de los personajes, cuyos sentimientos íntimos ya no se reflejan en gestos y miradas, sino que todo se vuelve un poco mecánico, como si hubiera intención de ajustarse sin más a la historia, sumida al signo de la venganza, de la violencia y el exceso emocional. El Heathcliff maduro no nos convence, no atrae nuestra compasión (ni desde luego nuestra simpatía: no se trata de un personaje simpático en ningun momento de la película, ni de la novela) y su sufrimiento no nos parece profundo y auténtico (aqui gana la dureza inconmovible de Olivier en la versión de Wyler).

El único aspecto que se mantiene durante todo el metraje, por su soberbia y acongojante cualidad física, es el de la naturaleza desnuda y fría como personaje esencial de la historia, pleno de fuerza y tan apasionadamente dramático como los personajes que viven sus duras, embrutecidas, vidas bajo su dominio. Los páramos invadidos por la lluvia y el viento alcanzan un protagonismo estético y dramático que sorprende por su fuerza.

Interesante versión del clásico literario que no gustará a los que aman la novela y la versión de Wyler, pero que atraerá a gente joven que conozca poco la obra de la Brontë y crea que Sir Laurence Olivier es el nombre de un Whisky de malta.

En cuanto a los actores, Salomon Glave (que hace de Heathcliff joven) es bastanta superior a James Howson que toma el relevo como adulto. Algo parecido ocurre con Shannon Beer (Cathy joven) respecto a su versión adulta, Kaya Scodelario. Lee Shaw consigue bastante fuerza con su interpretación del brutal Hindley, mostrándonos su lado patético con tanta convicción que provoca compasión y los demás tratan de ajustarse a sus papeles. Ya les digo convence más la Naturaleza como personaje principal omnipresente que los actores.:

Compartir este post
Repost0
13 abril 2012 5 13 /04 /abril /2012 08:46

luciernagas-en-el-jardin-cartel1.jpg

De vez en cuando vale la pena recuperar películas un poco menos recientes de las que nos obliga a comentar la actualidad de los estrenos, impulsados por la calidad o la oportunidad. Hablamos de "Luciérnagas  en el jardín" de Dennis Lee (leo en alguna parte que existen ciertas reminiscencias biográficas del director en esta pelicula). Se trata de una muestra bastante inteligente del llamado género familiar norteamericano. Esas películas dramáticas y a menudo entrañables y de una sugestiva sentimentalidad suelen evocar, desde el recuerdo o el presente directo, las relaciones entre los miembros de una o más familias relacionadas y los avatares, dramas y a veces elementos humorísticos o de comedia psicológica, a menudo trágicos o crueles, que jalonan la biografía de casi todas las familias.

En esta cinta --de 2008-- se nos cuenta la historia de los Taylor, una familia marcada por la exigente dureza del padre y la bondad escapista de la madre, con dos hijos, hermanos, sobrinos, cuya dinámica de relaciones se ve alterada por un trágico accidente que acaba con la vida de la madre. Un  poema de Robert Frost sirve de base argumental a la película ,que muestra secuencias dramáticas sobre la relación del padre -- magnífico e inquietante, como siempre, Willem Dafoe-- con su esposa --una contenida Julie Roberts (quizá aqui falle la quimica entre estos dos actores)-- y con su despreciado hijo adolescente, donde se roza la tragedia por la violencia casi enfermiza del padre y el odio de su hijo. Tales rememoraciones del pasado van siendo relacionadas con las del presente, en el que la muerte de la madre provoca una catarsis donde emergen sentimientos y pasiones soterradas y se acaba regresando a un orden donde es posible el afecto y el perdón.

Ryan Reinolds como el hijo adulto, la soberbia Emily Watson, Carrie-Anne Moss como la pareja de Ryan y un grupo de niños y adolescentes magnificamente dirigidos, para cubrir el arco de tiempo de 20 o 25 años de la trama, dan encanto y verosimilitud a lo narrado, aunque en puridad hay ciertos personajes que, aun estando correctos en su papel, no parecen formar parte del mejor casting posible para esta película.

Modélica en su ritmo y tratamiento tanto visual como de fondo musical, "Luciérnagas en el jardín" es un ejercicio sobre la memoria, las trampas de la nostalgia familiar y de los dramas infantiles y un alegato muy sutil sobre las traiciones que nuestros recuerdos imprimen a los hechos acontecidos hace muchos años. Y, en fin, la necesidad de hacer borrón y cuenta nueva y abrir la ventana de las estancias familiares para que todo se renueve. Me ha encantado la dignidad con la que se evitan evocaciones sentimentales de trazo grueso y no se da lugar a la tentación de provocar lágrimas fáciles o emociones superficiales..

 

 

Compartir este post
Repost0
12 abril 2012 4 12 /04 /abril /2012 09:57

happy-feet-2-cartel2.jpg Deliciosa, divertida, emocionante y entrañable nueva entrega de Happy Feet (2), con personajes tan dulces, cachondos y de tiernas miradas,como en la primera y un mensaje ecológico muy a tenor con los tiempos que vivimos. Es decir, si ha visto la primera, la segunda le va dar un poco mas de lo mismo y si solo va a ver la segunda, puede pasar de ver la primera. Es lo mismo, casi exactamente.

Mumble, el maestro del Tap tiene un hijo llamado Erik, de grandes u dulces ojos azules y expresión entre traviesa y angelical. Para consternación de su padre, a Erik no le gusta bailar. Así que el pequeño pinguino busca horizontes menos danzones y se encuentra con Sven, un pinguino que sabe volar y tiene pinta y proceder de héroe. Mumble siente que pierde su lugar de ejemplo admirable para su hijo. Y al mismo tiempo una fuerza misteriosa está derritiendo y destrozando su mundo de hielo: el hombre y el calentamiento global que provoca. Esa será la excusa que hará que Mumble recupere el amor y la admiración de su retoño.Hay que organizar la lucha y Mumble recurre a todas las naciones de palmípedos y otros géneros, como los elefantes marinos, entre ellos dos ejemplares de krill que son lo más desternillante de la pelicula, que se pierde un poco entre los asuntos humanos y las enternecedoras miradas de los  pequeños y audaces pinguinos. El mensaje salta en todo momento, lo importante es el grupo pero este sera más fuerte si el individuo-- un ejemplar único, aunque sean todos aparentemente idénticos-- también lo es y tiene presente el principio ineludible de que la lucha tiene sentido cuando uno apoya a los demás. Todo el resto del filme es algo ya visto y cuando se nos ameniza el metraje un poco largo con los numeritos musicales pues...más largo nos parece. Pero esto, como siempre, es una opinión personal. Hay muchos para quienes estos musicales animalizados les parecen de lo más guay. En fin...

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
11 abril 2012 3 11 /04 /abril /2012 08:55

pereira.jpg

 

El escritor italiano Antonio Tabucchi murió hace unos días en un hospital de su amada Lisboa, a los 68 años de edad a causa de la metástasis de un cáncer de pulmón. La muerte, tan presente en sus libros y especialmente en su pequeña obra maestra "Sostiene Pereira", le ha alcanzado antes de que  la Academia sueca le concediera un Nobel, al que ya hace años que era candidato. Mala suerte para él, para los amantes de su obra y para la Literatura con mayúsculas. Y luto también para los que creemos en la libertad de expresión, los europeístas y los defensores de los derechos humanos, de la insobornable dignidad de la persona, aspectos bien presentes en sus libros.

Todos esos elementos apuntados están en todas y cada una de sus obras, pero especialmente en "Sostiene Pereira", una novela publicada en Italia en 1994, que se convirtió en un éxito europeo y acabó arrasando en España, en circulos informados, tras la publicación por Anagrama en 1998 y la proyección en los cines, con éxito minoritario pero profundo y persistente, de la película que dirigió Roberto Faenza, protagonizada por un Marcelo Mastroianni crepuscular, en la que había de ser su última interpretación (por cierto, genial) antes de morir

En Portugal se decía de él que era el "más portugués de los escritores extranjeros en general e italianos en particular". Estaba nacionalizado portugués desde 2004 y era considerado uno de los máximos especialistas en el icono literario moderno portugués por excelencia: Fernando Pessoa. Su personaje, el viejo periodista de las páginas culturales del "Lisboa", Pereira, encarna a un persona que respira portuguesismo por los cuatro costados y se convierte en un arquetipo de nobleza, modestia, valentía cívica, cortesía e inteligencia.

Todas esas virtudes se reflejan no solo en la obra citada, sino en "La cabeza perdida de Damasceno Monteiro", "Dama de Porto Pin", "Tristano muere" "Se está haciendo cada vez más tarde", "Réquiem", "Nocturno hindú" (también llevada al cine) "Los ultimos dias de Fernando Pessoa" y su último libro, "Viajes y otros viajes", que acaba de publicar Anagrama.

Pero fue con "Sostiene Pereira" (traducida a 40 lenguas) donde este novelista --que en su vida real mantenía la postura moral crítica, honesta y valiente que descubre Pereira en si mismo al final de la novela: fue el azote del imperio Berlusconi y del detererioro ético de Italia que éste propició-- llega  a alcanzar cotas de excelencia, con una historia humanísima ambientada en el Portugal salazarista de 1938, una reflexión sobre la libertad, las dictaduras politicas, la dignidad humana, el compromiso, a través de un personaje carismático, Pereira, viejo periodista obsesionado con la muerte. Todo ello envuelto en un estilo limpio, claro, rodeado del latiguillo oficioso del "sostiene" como si se tratara de un atestado policial o judicial, pero gestionado con una economía de medios y una estructura narrativa magistral, redonda, en la que la prosa límpida, sencilla y sugestiva del escritor logra el milagro de convertir a su oscuro y bindadoso protagonista en un arquetipo literario. La presunta oficialidad burocrática del texto, siempre en tercera persona, (el narrador nos cuenta lo que presuntamente le comunica Pereira) va eludiendo aspectos subjetivos con el latiguillo "pero de eso no nos deijo nada Pereira" o "considera Pereira que eso es un asunto privado".

Pereira, el viejo periodista del "Lisboa", "que estaba gordo, sufría del corazón y tenía la presión alta" contrata a un joven recién licenciado en filosofía, Monteiro Rossi, como ayudante, atraido por un articulo de éste sobre la muerte. Pero tanto este joven, como su novia Marta, son activistas de izquierdas, algo muy peligroso en el Portugal de Salazar, con el fascismo triunfante en Italia y España y los nazis alemanes asediando el resto de Europa. Pereira, por razones sentimentales,  se siente impulsado a ayudarles y darles cobijo. Y se enfrenta a una visita de la policia politica que acaba matando al joven de una paliza en el domicilio de Pereira. A partir de ese momento se produce un cambio esencial en el viejo periodista, que decide publicar un artículo en su periódico denunciando el crimen. Y para ello monta una ingeniosa estratagema que burla a la censura previa. Pereira se decanta por el compromiso por la lucha por la libertad con su artículo, pero también sabe que corre peligro de muerte en Portugal tras ese gesto y decide exiliarse en Francia. La última secuencia de la excelente pelicula de Roberto Faenza muestra al entrañable Mastroianni caminando por la Rua de la Libertad, con una bolsa colgada del brazo, en mangas de camisa y la chaqueta sobre el hombro, un look que no habia tenido en los últimos cuarenta años de su vida. Es un hombre nuevo. Se trata de una secuencia final que parece un guiño al cinéfilo: son visibles los ecos del "Novecento" de Bertolucci.

Tanto la pelicula como la novela, que recomendamos con fervor, muestra una presunta forma literaria de declaración jurada ante un juez o la policía, con un peculiar estilo que continuamente deja emerger destellos literarios de elaborada y brillante sencillez. La falta de compromiso del periodista al inicio, parapetado tras su amor a la cultura tradicional y conservadora, va siendo puesta a prueba por la intolerancia y la violencia que le rodean en su propia ciudad, como un reflejo palido de lo que acontece en el resto de Europa. Es justo la preocupación por el compromiso del intelectual, la función de la literatura en la política, su papel ético y moral, el concepto que vibra en el fondo de esta novela.

 Los personajes secundarios, el joven Monteiro Rossi, Marta, la novia, el doctor Cardoso, el padre Antonio, Manuel el camarero, la señora Delgado, la judia alemana que conoce en el tren, van preparando el terreno para el cambio profundo que hará estallar el brutal asesinato del joven Rossi.

Para concluir, una referencia a la nota que el propio Tabuccchi  publicó en uno de sus libros de relatos (género en el que era un consumado maestro) y luego reprodujo como addenda a su novela a partir del 2005, donde reconocía que el personaje de Pereira está basado en un personaje real, un periodista portugués, cuyo apellido auténtico cambió por el de un personaje siempre virtual que motiva la obra teatral de Elliot "What about Pereira?". Ese periodista, muchos años exiliado en París donde le conoció Tabucchi, se vio obligado a  escapar de Portugal debido a la publicación de un escandaloso articulo contra la politica de Salazar, justo en la época que describe en su novela.  De esa historia nació en la imaginación del escritor el entrañable Pereira. Imprescindible.  


.

Compartir este post
Repost0
10 abril 2012 2 10 /04 /abril /2012 09:45

ira-de-titanes-cartel1.jpg

 

Nuevo saqueo del cine palomitero sobre el acervo de la mitología griega. Más divertida que "Furia de titanes"  y menos simple que "Inmortales", "Ira de titanes" de Jonathan Liebesman, recupera la figura de Perseo, el semidios, para ofrecernos una nueva entrega de las tribulaciones de los dioses, ensarzados en luchas fratricidas por el poder y haciendo un flaco favor a los mortales.

En esta ocasión, Hades (dios del inframundo de los muertos, un Ralph Fiennes que parece pasarlo bien con su papel divino) y Ares (Edgard Ramírez, duro y cruel como compete a un dios de la guerra que se precie) se alían para liberar al padre común, el poderoso Cronos, el padre de todos los dioses que tiene como manía preferida devorar a sus retoños e imponer el caos allá por donde pasa. Y, curiosamente tiene un asombroso parecido en su presencia flamígera con la Criatura que impide el paso a los de la Comunidad del Anillo en el mundo de los enanos y se lleva a Gandalf al abismo. 

 Perseo (Sam Worthington, frio y ausente como si pasara por allí, a pesar de ser el centro de la acción) es reclutado por su padre, Zeus (Liam Neeson, que da apostura y magnificiencia a su rol sin descomponer mucho el gesto) para que le ayude a evitar que el sangriento Cronos (el tiempo) sea liberado y destruya a la humanidad y, de paso, al resto de los dioses, sobre todo a él

La diversión y los efectos especiales están garantizados. Siguiendo la tónica de los videojuegos, una progresión continua de dificultades, obstaculos y luchas para llegar al final resolutivo, el 3D y un sonido apabullante, los efectos visuales a tope (con secuencias muy logradas como la lucha inicial de Perseo contra una Quimera y la lucha final contra Cronos) la peli transita por los caminos habituales en este tipo de cine, sin aportaciones interesantes al retrato de los personajes, planos y encorsetados, y el ritmo endiablado de secuencias de acción.

Ni trampa ni cartón. Diversión para espíritus sin complicaciones y un lejano regusto a la sólida mitología griega, que aquí se vuelve recurso de tarde de cine, sin complicaciones psicologicas o diálogos brillantes

La dinámica del poder entre padre e hijo, cosa que hubiera encantado a Freud, está omnipresente en la cinta, aunque sin profundizar en ello, los opuestos juventud-vejez, conocimiento-ignorancia, vigor-cansancio, se quedan en simple anécdota y todo funciona como una máquina comercial bien engrasada, que, por cierto, es lo que es...

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens