Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 18:13
Agente contrainteligente

Una procacidad gamberra, escatológica, irreverente y escandalizadora a tope de ese maestro de la provocación que es Sacha Baron Cohen. En realidad es la madre de todas las burradas fílmicas perpetradas en formato no porno, dotada de una inteligencia innegable , de un soberbio conocimiento cinematográfico y de un mal gusto apabullante. ~~«Pobre Mark Strong». Será seguramente el primer pensamiento que os vendrá a la cabeza después de ver la nueva salvajada que Sacha Baron Cohen nos tiene preparada. Agente Contrainteligente —como siempre, una traducción particularmente gilipollas para el título original, The Brothers Grimsby— es la típica parodia del cine de espionaje y agentes secretos que hemos visto ya mil veces. La propuesta no difiere demasiado de otras cintas como Johnny English o la más reciente (y recomendable) Espías. Si acaso, aquí hay un poquito menos de James Bond y algo más de Jason Bourne, pero ni eso es suficiente para quitarnos la sensación de déjà vu. No obstante, sí que cuenta con un as en la manga. Un pequeño elemento diferenciador que consigue que (algunos) pasemos por alto el agotamiento de la fórmula. Estoy hablando, cómo no, del sentido del humor de Sacha Baron Cohen. Su estilo impregna todo el relato y creedme si os digo que no pasa desapercibido en ningún momento. Para bien o para mal. Como ya os estaréis imaginando, no se trata precisamente de un refinado, sutil e inteligente humor inglés. Quienes hayan visto otras películas de su cosecha ya sabrán que Agente Contrainteligente es una batería de salvajadas gratuitas y chistes escatológicos. Pero dejad que os hable del humor escatológico en esta película. A Sacha Baron Cohen se le podrán reprochar muchísimas cosas, pero si hay algo que se le dé especialmente bien es desarrollar su enorme capacidad de proponer una situación sucia y empeorarla hasta límites insospechados. De verdad. Nadie es capaz de llegar tan lejos como él. Escenas como las del veneno o el improvisado escondite ya pueden parecer jodidas sobre el papel, pero Cohen sabe darles una vuelta de tuerca en el momento más oportuno para convertirlas en algo todavía más desagradable. Cualquier otro guionista habría terminado la escena cinco minutos antes. No nuestro Sacha. Hay que reconocerle el mérito de no echarse atrás en ningún momento, de darlo absolutamente todo. Al ser esto una comedia de acción, resulta de agradecer que se hayan tomado bastante en serio ese aspecto contratando a Louis Letierrer como director. Siendo un tipo bastante curtido en el cine más palomitero como Transporter 2 o El Increíble Hulk, nos regala un par de escenas considerablemente imaginativas y espectaculares que no desentonarían en absoluto en cualquiera de las películas que está parodiando. Hablar del reparto y de las actuaciones en una película como ésta es una tontería como un templo, pero lo voy a intentar: Mark Strong hace del tipo duro que hemos visto en casi todas las cintas de su carrera y Sacha Baron Cohen nos ofrece aquí al que no es su personaje más flojo porque el dictador Haffaz Aladeen fue peor. Eso sí, aunque no peguen ni con cola, se las apañan para construir una extraña química en pantalla que termina funcionando. El resto de caras conocidas que se dejan ver durante el metraje como Penélope Cruz, Isla Fisher, Rebel Wilson o Ian McShane sólo están ahí para hacer bulto y porque si no, no habría película. Pero nada más. Ni siquiera tienen una cuota de pantalla destacable. Algunos sirven para provocar ciertos chistes, otros sólo para que exista una trama sobre la que construirlos. Con todo lo que he dicho hasta ahora puede parecer que Agente Contrainteligente no me ha gustado, que me ha parecido una mierda y que sólo tengo malas palabras para ella. Pero nada más lejos de la realidad. Con pocas películas he tenido el placer de reírme tanto en una sala de cine. Y no estoy hablando de una sonrisa tímida, sino de estallar violentamente en carcajadas. Por lo menos en un par de ocasiones. De mil chistes que hay en cada escena, sólo funciona uno. Pero ese que funciona, funciona fuerte. Así que ya sabes, si tienes quince años, odias a Donald Trump y te encantan los chistes sobre cáncer, sida, semen, incesto, sodomía y zoofilia entre otras muchas lindezas, ésta es tu película. No es que tenga ningún tipo de valor cinematográfico, ni muchísimo menos, pero difícilmente encontrarás algo que se acerque a rozar siquiera su nivel de suciedad. Nadie gana a Sacha Baron Cohen en su propio campo. Gente con buen gusto, abstenerse. ~~Buen momento para las películas de espías. El año pasado asistimos, junto a la última entrega de la sempiterna saga Bond ('Spectre', Sam Mendes), al estreno de varios filmes de calidad sobresaliente. Aderezadas con ciertas dosis de humor, 'Spy' (Paul Feig), 'Kingsman' (Matthew Vaughn) y 'The Man from U.N.C.L.E.' (Guy Ritchie), han supuesto una revitalización del género y un soplo de aire fresco a los Bond, Bourne o Hunt de marras. El francés Louis Leterrier ('Transporter', 'Danny the Dog', 'The Incredible Hulk') sigue este mismo esquema en 'Agente Contrainteligente' ('The Brothers Grimsby'). La película combina escenas de acción, que nada tienen que envidiar a las podamos ver en cualquier entrega de 'Misión Imposible', con ese humor 'testicular' tan propio de Sacha Baron Cohen (co-guionista del film). La historia se centrará en Nobby (Sacha Baron Cohen) y Sebastian (Mark Strong) dos hermanos separados tras la muerte de sus padres. Mientras que Sebastian será adoptado por una pareja londinense, Nobby pasará el resto de su infancia en el orfanato. El primero, acabará conviertiéndose en un espía al servicio del MI-6, mientras que el segundo de ellos acabará siendo un hooligan patilludo padre de familia numerosa. 28 años después el reencuentro de ambos hermanos se producirá en medio de una misión de Sebastian. Misión que, debido al efusivo saludo de su hermano Nobby, se irá al traste, haciendo que el agente secreto sea tomado por un traidor y le persigan tanto los suyos como los agentes de Maesltrom (algo así como el Spectre de éste MI-6). A partir de este momento seremos testigos de una carrera a contrarreloj para demostrar la inocencia de Sebastian. Cómo mencionamos anteriormente, las escenas de acción están filmadas de manera impecable, notándose el callo adquirido por Leterrier en la franquicia 'Transporter'. Mark Strong llevará el peso de la acción y, si en 'Kingsman' hizo las veces de 'Q', aquí será el auténtico 007 del film. Para Sacha Baron Cohen quedará reservada la parte cómica y demuestra, una vez más, la versatilidad que tiene para clavar cualquier tipo de acento. Su encarnación de un charver de suburvio (algo así como nuestros 'canis') es desternillante. Destacar también la presencia de Scott Adkins, que ya trabajó con el director en 'Danny the Dog', interpretando al villano Lakashenko. Por desgracia, salvo por un enfrentamiento con Baron Cohen, apenas podremos disfrutar de sus coreografías. La película también contará con la presencia de Ian McShane ('Deadwood'), haciendo las veces del 'M' de esta agencia de espionaje, y de Penélope Cruz, como la filántropa Rhonda George. Producto muy divertido, aún en la redundancia de sus chistes 'seminales, nada politicamente correcto y que goza de algo en vías de extinción… ¡un metraje de menos de hora y media! Disfruten de este 'Hermano más tonto de James Bond'.

Compartir este post
Repost0
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 08:48
Alguien dice tu nombre

Es la España del verano de 1963 y se nos ofrece una evocación en blanco y negro tirando a grisáceo de un país amordazado y temeroso que trata de integrarse en el mundo moderno a través de la venta barata de su clima y la bondad de sus gentes, a tono con el paisaje aún bastante virgen. Pero la rueda sigue y García Montero nos habla de un joven que se lanza al ruedo con entusiasmo y lleno de esperanzas, sentimentales, sociales, políticas. Un joven universitario, León Egea, que estudia en Granada (hasta aquí uno parece estar leyendo el trasunto de la vida del autor). Es un mundo viejo y dolorido, pequeñito, mezquino, pero para un joven puede convertirse en el trampolín que le impulse hacia otra vida mejor. El comienzo de la vida independiente de Egea tiene que ver con un amor y un trabajo, una editorial. Y a partir de ahí con una curiosa sincronicidad el futuro se va desvelando a través del compromiso político que entonces era más una cuestión filosófica y vital que una carrera burocrática hacia un destino o sillón bien pagado. La historia no daría para mucho si no fuese avalada por el estilo narrativo de Montero, dotado de una calidez y sensibilidad que recuerdan su cualidad de poeta. Un estilo que a veces toma dureza crítica y honda reflexión de lo que fue y pudo ser. De lo que no pudo ser. Donde la nostalgia del pasado se convierte en ridícula autocomplacencia y a menudo en amargura.

Todo ocurre en apenas tres meses, lo que dura el verano. León, nos va narrando en su cuaderno, pensamientos, reflexiones y sucesos desde su trabajo cotidiano como vendedor de enciclopedias, la aparición de su primer amor, Consuelo, y su entrada en el oscuro y peligroso mundo del compromiso político. Por encima de todo ese universo personal la presencia insomne de una Granada pequeña, cerrada, provinciana, al menos en apariencia. En el fondo de ese pantano cenagoso hay algo que se mueve con intensidad, algo que preludia el cambio. Un recorrido algo cansino --vemos en eso el alma poética del autor, un concepto minucioso del devenir-- hacia un final que intenta sorprender, aunque es previsible. La lectura de este libro se aconseja que sea lenta, sin prisas, jugando con esa dicotomía filosófico-política que se encarna en el protagonista y se simboliza en aquél juego erótico cuando es castigado por la "profesora" a ponerse de rodillas de cara a la pared con los brazos en cruz y un libro en cada mano, "El árbol de la ciencia" -de Baroja, en la derecha, el viejo régimen- y en la izquierda "Encerrados con un sólo juguete" de Juan Marsé, lo nuevo, lo irreverente, lo rebelde.

FICHA

" Alguien dice tu nombre".- Luis García Montero.- Alfaguara.-págs. 264 .- 18 € .- ISBN9788420417325

Compartir este post
Repost0
14 junio 2016 2 14 /06 /junio /2016 11:55
La infancia de Jesús

Bien realizada pero algo innecesaria adaptación de la novela de Anne Rice "The Young Messiah" sobre la infancia de Jesús de Nazaret. Dirige Cyrus Nowrasteh con su propio guión y la interpretación de Adam Greaves-Neal (como el niño, adolescente Nazareno) un como siempre correcto y contundente Sean Bean como el centurión romano a las órdenes de un Herodes calcado de su homónimo en "Jesucristo Superstar" pero en delgadito, y como secundarios bastante eficaces, David Bradley, Jonathan Bailey, Isabelle Adriani, Christian McKay, Lee Boardman, David Burke, Rory Keenan, Vincent Walsh, Agni Scott, Jane Lapotaire, Dorotea Mercuri, Finn Ireland, Paola Lavini y Sara Lazzaro, bastante creíbles en sus papeles. La historia de Jesucristo a partir de los 7 años, cuando él y su familia salen de Egipto para regresar a Nazareth, comienza con bastante eficacia, aunque la presencia intermitente de un ángel maléfico rubio oxigenado no acaba de convencer. Los claros y oscuros de una historia difícil de articular y desarrollar dadas las premisas de las que parte, es el mayor desafío de esta cinta en la que se trata de mostrar la imagen humana y familiar del Niño, su madre y José su padre oficial pero "no real" y la asunción de esos personajes de sus respectivos roles sin forzar la credibilidad y los escepticismos inevitables. No obstante sus defectos, interesante por lo que tiene de estímulo reflexivo.

Compartir este post
Repost0
13 junio 2016 1 13 /06 /junio /2016 18:12
Mia Mare

Una nueva película auto referencial de Nanni Moretti, que unido el talento de la actriz Marguerita Buy, vuelve a usar su técnica predilecta para filmar con alta carga emocional y como suele añadiendo sus gotas de humor crítico, esta vez refiriéndose al mundo del cine. El argumento gira en torno a Margherita, una directora de cine que vive insalada en un estado nervioso provocado por una crisis existencia llena de frentes abiertos: una madre enferma terminal, un trabajo que no sabe gestionar, una relación amorosa fallida y una hija adolescente con la que es incapaz de comunicarse. Moretti se ha reservado el papel de hermano de la directora en una cinta donde parece vislumbrarse la crisis que el propio Moretti debió pasar a raíz de la muerte de su propia madre.

Como de costumbre Nanni logra desenvolverse bien en el mundo de las emociones, a los que la pizca de humor salva del sentimentalismo, ayudado pro una Buy contenida y algo histriónica en ciertos momentos pero que da la medida exacta de una mujer en su edad y circunstancias. .

La figura de John Turturro, que da vida a un vanidoso y excéntrico actor venido desde Estados Unidos, roza con el exceso tratando de orquestar un humor desaforado y extravagante, hasta amansarse al final y adquirir un contraste humano, aunque totalmente innecesario para el conjunto de la película. Colocado como contrapunto cómico a la amargura y desánimo de la directora, es aquí donde a Moretti se le va la mano cayendo en el tópico neorrealista de tantos antepasados suyos en la dirección del cine italiano. Al parecer Moretti activa los paralelismos existentes entre su protagonista y su propia historia personal: una madre profesora de letras, una película sin acabar y el drama de la muerte de su madre que ocurrió mientras rodaba la película "Habemus Papam". Quizá una mayor economía argumental, evitar o minimizar más las historias colaterales de la trama principal hubiera redundado en la calidad de la cinta. Tanto la presencia de Turturro como la del propio Moretti lastran la película con elementos que afectan la solidez de la propuesta. Lástima.

Compartir este post
Repost0
12 junio 2016 7 12 /06 /junio /2016 11:52
Taxi Teherán

Este delicioso documento visual, llegó a Cannes al parecer de distinta forma que su película anterior, "Esto no es una película" metida en un pendrive colocado en una tarta de regalo. Su director y supuesto único actor, es el iraní Jafar Panahi, que tiene prohibido por su Gobierno hacer películas, conceder entrevistas o salir del país. El filme ha recibido un premio de honor en Cannes y está teniendo un éxito relativo en toda Europa y los Estados Unidos. El gobierno islamista iraní no se ha tomado muy bien la "broma" del cineasta y aunque no le han colgado de una grúa, si le están apretando el dogal prohibitivo y asfixiante en su vida cotidiana.

Se necesita mucho atrevimiento, ingenio y bastante ingenuidad para filmar ese recorrido de Panahi convertido en improvisado taxista por las calles de Teherán, con una cámara rodando desde el salpicadero del coche. La impagable actuación de su sobrina, una espabilada chiquilla que a su vez pretende rodar un corto sobre su tío para la signatura de cine de su escuela le sirve al director para hablar de las actitudes gubernamentales sobre la libertad cinematográfica y los intentos de rodar la "sórdida realidad". Que es justamente lo que nos muestra Panahi en la relación con los "clientes" que van parando su taxi y charlando con él.

Panahi juega con la confusión del espectador, que al principio ignora si lo que está viendo es algo espontáneo e improvisado y si la gente que participa son actores o no lo son. Pronto entramos en la intencionalidad del director y vamos comprobando que todo está perfectamente planificado. Con ello se percibe la crítica al régimen y el magnífico retrato de los problemas de la sociedad iraní, reflejado en personajes de un enorme encanto que muestran a través del humor y la ironía las dificultades en que viven. La verdad es que el Oso de Oro conseguido por “Taxi Teherán” en la última edición de la Berlinale es más que un premio de consolación política y un llamamiento a la libertad. Panahi sigue superando las restricciones de su encierro. Los tres trabajos realizados durante esta época de dos lustros de prohibiciones son ejemplos de cine de resistencia. Tres ejercicios de estilo que se revelan como una metáfora de la situación que vive en estos momentos su autor, pero que en ningún caso merecen una mirada condescendiente, dado su valor cinematográfico, su inteligencia, ingenio y frescura. Para cerrar la metáfora, al final le roban la cámara.

Compartir este post
Repost0
10 junio 2016 5 10 /06 /junio /2016 11:56
13 horas, soldados secretos de Bengasi

Magnífica, realista y manipuladora película de acción bélica de trepidante factura y más bien mensaje político elemental con la dicotomía buenos-malos ya consabida, sin crítica razonable a la imperialista acción exterior USA y una adscripción al rechazo del mundo árabe con los tópicos condenatorios de costumbre. Como novedad, una intervención de la CIA bastante realista y una muestra poco creíble de la diplomacia de EEUU (aunque casos parecidos se han dado). El núcleo argumental, el ataque islámico contra una base secreta de la CIA en Libia en la que sorprenden al embajador norteamericano y la intervención defensiva de un grupo de mercenarios de una de las agencias norteamericanas privadas. Nos hablan del consabido caso real y al final se nos muestran las fotos de los soldados reales

Americanada sin cortapisas ni disfraces hipócritas. Cine de acción en estado puro con sus apuntes humanistas en la descripción de los soldados de fortuna y los jefes de la CIA y la diplomacia. El ritmo de la película es correcto, aunque hay momentos de reposo guerrero en que sobran las pinceladas costumbristas de la soldadesca. quizás sobrando algunos momentos de reposo intermedios del tipo "la noche de descanso en Black Hawk Down", que en este filme creo que están de más. Las actuaciones son en general buenas y sobre todo creíbles y la dirección de Michael Bay está en su línea de eficacia y corrección, como lo demostró en "La roca" y "La isla" . Aquí somos testigos del caos y la anarquía que se apoderó de muchos países musulmanes durante la llamada Primavera Árabe.

Compartir este post
Repost0
9 junio 2016 4 09 /06 /junio /2016 18:18
La vida secreta de la mente

Sin duda la neurología está de moda. Proliferan los tratados más o menos competentes en los que los últimos descubrimientos científicos sobre el cerebro y la mente, esos dos misterios por resolver, son utilizados para proponer terapias de autoayuda o manera de vivir que no se alejan, ni poco ni mucho, de los clásicos filosóficos que nos han acompañado desde siempre. La corroboración científica de muchas intuiciones de aquellos clásicos de la espiritualidad ha dado aliento a la eclosión de una paraciencia psicológica o ética que contribuyen al desconcierto y a la desinformación vigentes en esos temas cruciales.

El libro que nos ocupa es un fascinante viaje bien informado por el mundo de la mente de la mano de un neurocientífico argentino con historial sobrado de competencia profesional, Mariano Sigman, que lleva a cabo su labor divulgativa sin abandonar sus trabajos científicos en el Human Brain Project, uno de los trabajos internacionales más consolidados en el estudio del cerebro. Sigman, con un estilo personal basado en la pedagogía de las propia experiencia nos plantea un recorrido evolutivo desde la mente de bebé, los parámetros singulares que conforman eso que llamamos identidad, la aparición de la conciencia, la imaginación y el subconsciente, los estados alterados de conciencia y el mundo de los sueños, la inter relación entre la conciencia y eso que llamamos realidad y su obligado correlato, los cambios que ésta produce en nuestra visión de lo real y como el cerebro se ajusta a esa dinámica provocando sus propias mutaciones neuronales para terminar el apasionante periplo por el aprendizaje óptimo y la enseñanza eficaz.

Como escribe Sigman en su epílogo al volumen, "La transparencia del pensamiento humano es la idea que resume este libro...la búsqueda de esa transparencia es el ejercicio permanente que se propone desde la primera a la última página...Entender nuestra manera de decidir, el motor de la osadía, las razones de nuestros caprichos y nuestras creencias...es una manera de quitarle una capa de opacidad al pensamiento propio, escondido a veces bajo la máscara de la conciencia".

La habilidad del autor para hacer entender los términos neurocientíficos y su voluntad de abordar esos conocimientos desde una propuesta multidisciplinaria, hace que la supuesta aridez del tema quede eliminada con los aportes del psicoanálisis (tratado con respeto por Sigman, como no podía ser menos dado su origen), de la economía del comportamiento, de la filosofía y de otras disciplinas. A pesar de reconocer que por el momento no es posible ni siquiera conjeturar sobre una "teoría unificadora" del cerebro, el autor reconoce e informa de avances enormes, pero "vienen más del lado de la medicina y de la computación; es más una fuerza bruta ingenieril, y no un aporte académico...aunque hoy podemos hacer cosas que hasta hace poco parecían de ciencia ficción, como comunicarnos con pacientes en coma, hacer que dos cerebros interactúen a través de un dispositivo electrónico -en una suerte de telepatía asistida- o descifrar sueños."

Un libro sugestivo y lleno de sorpresas y estímulos intelectuales y vivenciales. No se lo pierdan.

FICHA

LA VIDA SECRETA DE LA MENTE.- Mariano Sigman.- Ed. Debate. 287 págs. 17,90 euros.

Compartir este post
Repost0
6 junio 2016 1 06 /06 /junio /2016 15:28
Alicia a través del espejo

Deplorable continuación de la "Alicia en el Pais de las maravillas" de Burton, basada al menos figuradamente en la "Alicia a través del espejo" de Carroll. Ahí están los deliciosos, subversivos y delirantes personajes del gran escritor en lengua inglesa pero surgen descafeinados y llenos de pretensiones. Dos horas y pico de "nonsense" a la manera de Carroll pero sin su gracia. De alguna manera similar hay que mirar la actuación de Jonny Deep (como el Sombrerero Loco), con su recargada fisonomía de muñeco de feria vagamente extremecedor. Toda la paradoja central sobre el Tiempo, el zancudo Sacha Baron Cohen extremando su discutible gracia, suena al galimatías de la "cronosfera" surgida de un mal sueño de físico o matemático. Los personajes dan más miedo que curiosidad y mucho menos atractivo, desde los gemelos Humpty y Dumpty, al mismo Deep o la Reina de Corazones y su inquietante hermana "buena". Un guión para lamentar y unas interpretaciones de guiñol no bastan para salvar a una película técnicamente perfecta, de buena fotografía y música pasable, grandes efectos especiales y la sensibilidad total de una alpargata. Mia Waskowska perfila una penosa Alicia, la "niña" que seguramente fue y la mujer espléndida pero inadecuada para este personaje que, sin duda, es. Dirige el costoso bodrio trufado de efectos especiales, James Bobin.

Compartir este post
Repost0
5 junio 2016 7 05 /06 /junio /2016 09:59
Dos años, ocho meses y veintiocho noches

"Dos años, ocho meses y veintiocho noches", que sumadas dan mil y una noches. Volvemos al placer de narrar, al sortilegio de la palabra y esta vez de la pluma del soberbio autor de "Los versos satánicos" e "Hijos de la medianoche". Como una Scherezade masculina el hindú casi setentón, Salman Rushdie, conjura nuestro aburrimiento del lector como la sagaz muchacha del mítico Bagdad de los grandes relatos conjuraba a la muerte con la magia de sus palabras, de una imaginación imprevistamente joven y enérgica y un atrevimiento literario lleno de libertad y gozo creativo, al que le falta sin duda cierta voluntad de coherencia (que es una sorpresa en un escritor tan realista) y un exceso de sorna dedicado a la galería literaria ("ya que no nos hemos liberado de la perversidad" argumenta). Hay que rescatar la facultad de soñar (incluso con pesadillas) en un mundo que ha perdido casi todos los sueños. Y así nos brinda un voluminoso regalo literario escrito en clave de maravilla, siguiendo la antigua y honorable estela de un García Márquez trasnochado y veleidoso. Como una parodia del clásico árabe, el autor angloindio recoge la tradición mítica delos "yinn" esas criaturas plurivalentes, traviesas, malvadas o poéticas, descarnadas o sensuales, para hablarnos de una crisis de los seres humanos concretada en la Era de la Extrañeza.

Toda la simbología de lo mágico pulula en una obra sin límites que aturde un poco, sorprende , emociona y maravilla a un lector que debe dejar en suspenso la lógica y la razón. Un cuento de hadas, bastante perverso para justificar de qué mente procede, pero que termina por semejar un festival de fuegos artificiales, explosiones, colores y humo...y una ausencia bastante insólita de finalidad. ¿Entretenimiento sin más? Hay una soberbia destreza literaria en este autor que desmadeja el hilo de Ariadna de su novela con mano maestra, pero uno acaba la lectura preguntándose absorto y desconcertado, ¿Y...? Nos hemos divertido, si. ¿Nos han enganchado la novela? En bastantes momentos. Pero, ¿cabía esperar algo más de Rushdie? Quizá algunos piensan que sí. Y es que el escritor ya nos avanza que "el mundo se ha vuelto absurdo y las leyes largamente aceptadas como los principios gobernantes de la realidad han colapsado". En realidad no hacen falta los "yinn" para mostrar en clave alegórica el sinsentido de nuestra época. Pues a partir de una lectura con ese filtro, la novela adquiere su verdadera dimensión...y con ello el divertimiento está asegurado. Y, por otra parte, ¿qué cabe esperar de un hombre sitiado por el fanatismo desde hace años? Pues una obra como ésta. Un canto a la libertad...de crear.

FICHA

DOS AÑOS, OCHO MESES Y VEINTIOCHO NOCHES.- Salman Rushdie.- Trad. Javier Calvo.- 397 págs. 21,50 euros.- Seix Barral.

Compartir este post
Repost0
4 junio 2016 6 04 /06 /junio /2016 09:07
Noche real

Bastante apreciable prueba de que la vieja comedia no ha muerto. A pesar de que las concomitancias con "Vacaciones en Roma" saltan a la vista: escapada de joven (es) princesa (ahí es nada, Isabel y Margarita de Inglaterra, en tiempos del breve reinado de su padre, el tartamudo que vimos en "El discurso del rey") con joven soldado (no un periodista encarnado por el genial Gregory Peck ni una princesa deliciosa llamada Audrey Hepburn) en la célebre y descocada noche de celebración del final de la guerra. Buena interpretación, magnifica puesta en escena y momentos de bastante brillantez que hacen pensar en los clásicos del género. Sin llegar a ser una obra maestra, supone un regalo fílmico en estos tiempos de bastante basura. Se trata de una anécdota histórica solventemente convertida en guión por Trevor De Silva y Kevin Hood, dirigida con buen pulso por Julian Jarrold. Sabiamente ambientado en el Londres de los años cuarenta del siglo pasado, con un notable vestuario, efectiva banda sonora y atrezzos que potencian la credibilidad de la historia. Emily Watson en un papel menor pero brillante a la altura de sus dos protagonistas: Bel Powley como Margaret, que es de lo mejor de la película, acompañada de Sarah Gaddon como Elizabeth.

Creo que es una película deliciosa.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens