Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 octubre 2015 4 29 /10 /octubre /2015 17:06
Testamento de juventud

Agradable película romántica, con el inconfundible sello británico de calidad, una labor de posproducción magnífica, fotografía memorable, decorados, ambientación, vestuario sin mácula. Música bastante adecuada y sin florituras. Es una película que tiene en canto pese a decirnos lo de siempre y contarnos nuevamente la barbaridad de las guerras (en este caso la I Guerra mundial, la muerte del romanticismo militar) con el contrapeso de los avatares de una mujer valiente, enamorada y decidida. Todo contado con mesura, equilibrio y elegancia. ¿Qué mas se puede pedir? Pues le falta algo para ser una gran película. ¿Qué? No se decirlo. Quizá ese aura trágico, poético, trascendente de los grandes amores, de las grandes historias, de los grandes directores. Le falta emoción, no a la historia, sino a la película como un elemento catalizador de las emociones del espectador. Se ve con agrado, pero no arrebata.

Los protagonistas lo hacen bien. La protagonista, la sueca Alicia Vikander, muy bien. Pero no acaba de elaborar una figura especial, de esas que acompañan al espectador durante mucho tiempo. James Kent, el director, busca en ella la justificación de la película (basada en un personaje real, en su libro de memorias) pero no llegan a hacer algo memorable. Ni siquiera en la secuencia del alegato pacifista de la notable enfermera ante un público de nacionalistas feroces.
El londinense Kit Harington es el coprotagonista de esta cinta y compone un personaje romántico y desorientado, torturado por la guerra, muy lejos de la épica del personaje Jon Snow en "Juego de Tronos" y también su actuación es correcta aunque nada memorable.

El libro autobiográfico de Vera Brittain en el que se basa la película se considera aún hoy como un ejemplar alegato antibelicista. La película es honesta pero se queda corta de...pasión. Como curiosidad el plano cenital de Vera en una gran explanada cubierta por camillas con heridos y muertos en los combates. Es una feliz copia de la secuencia semejante de "Lo que el viento se llevó". El reparto es pródigo en grandes actores como Emily Watson (se prodiga esta dama, que aquí está desangelada), Miranda Richardson y el Dominic West.

Compartir este post
Repost0
26 octubre 2015 1 26 /10 /octubre /2015 09:02
Mandarinas

Una de las pocas películas antibelicista que he visto en los últimos tiempos. Sin desmelenarse en matanzas, efectos especiales, bombardeos y demás, con media docena de tiros y un ambiente bélico vivido desde una casa aislada en la montaña, con un protagonista que se afana en salvar la cosecha de mandarinas mientras la guerra le rodea y acaba invadiéndole su hogar. Esta película estonia de 2013, logra en apenas 80 minutos, ofrecernos un canto inolvidable a la humanidad, la nobleza y la decencia de algunos seres humanos.

Dirigida por Zaza Urushadze y protagonizada por un soberbio anciano, Lembit Ulfsak, con la presencia de Giorgi Nakashidze y Misha Meskhi, como dos soldados enemigos entre sí que respetan la postura pacifista del viejo que les ha salvado la vida a los dos. Trata un episodio ficticio de una guerra real en los Balcanes de los 90 del siglo pasado. Ivo, un anciano estonio, decide quedarse en su hogar, a diferencia del resto de sus compatriotas que han vuelto a Estonia, a fin de ayudar a su amigo Margus con la cosecha de mandarinas. Nada más comenzar la película, aparece la guerra con un enfrentamiento en el campo cercano a la casa de Ivo, donde dos soldados enfrentados resultan heridos delante de su casa. Ivo les cura las heridas y les da alojamiento en su propia casa.

En la película el discurso bélico deja su lugar a una metáfora humanista, guiada por la bondad del anciano que muestra la natural fortaleza y sensatez de su carácter. Es la condición humana el tema que se plantea entre los dos soldados que muestran su odio pero se contienen ante el anciano. Pero fuera y cerca las tensiones de la guerra van cercándoles empujando la historia hacia su final, donde hay autoconocimiento y reconciliación. Y eso es narrado con una sencillez y sabiduría que la convierten en un clásico, en el que la dureza de la verdad bélica se contrapone a una visión melancólica y nada autocomplaciente de una ciertas sabiduría humana. Precioso filme.

Compartir este post
Repost0
21 octubre 2015 3 21 /10 /octubre /2015 17:24
Phoenix

Phoenix es el nombre de un club de noche en el Berlín devastado tras la II guerra mundial. En él trabaja un hombre, músico de profesión, pero ejerciendo de camarero en la miseria generalizada del momento. En su busca aparece una mujer de rostro bastante deformado, aunque aún atractiva. Es su mujer, aunque él no la reconoce. Se trata de una mujer judía sobreviviente casi por milagro de un campo de concentración nazi. El tipo, que fue quien la delató a los nazis como judía, decide aprovecharla para reclamar la fortuna de su mujer incautada por los nazis. Para ello se propone "hacerla pasar" por su mujer a la que cree muerta. Este argumento melodramático que logra atraer y repeler al mismo tiempo, ejerce una malsana curiosidad en una trama plagada de probabilidades excesivas.

Pero Phoenix es también el nombre de un ave mitológica que es destruida por el fuego y renace de sus propias cenizas. Tal vez como metáfora de la protagonista del filme que dirige Christian Petzold . Magnifica la interpretación de Nina Hoss, que interpreta un doble papel fuertemente peculiar, ya que debe representar a una mujer presuntamente muerta... que en definitiva es ella misma. La falta de lógica de todo ese planteamiento no afecta en nada el atractivo de la película y del drama de "amor fati" que contemplamos. La codicia, mezquindad, miseria y traición que envuelve a los personajes secundarios convierten la figura de la mujer en una figura absurda y trágica. Absurda por su empecinado amor y trágica por la dureza del mundo en el que vive. Particularmente ajustado el diseño de producción que se refleja en las calles de Berlin llenas de ruinas y cascotes amontonados o la miseria falsamente alegre del club nocturno. El holocausto o la guerra forman el telón de fondo para un drama de resonancias clásicas.

Compartir este post
Repost0
19 octubre 2015 1 19 /10 /octubre /2015 09:10
PosEso

Cachondísima cinta animación con claymation (según la escuela de Aardman o Laika) con sello español y dirigida por Samuel Ortí Martí (que firma Sam, con dos narices). Aunque de factura irregular y argumento más bien flojillo, es un concatenación de gags de humor grueso con numerosos roques "gore" donde se pone en solfa muchos de los defectos raciales de nuestra piel de toro. Parece que el amigo Sam lleva más de una década haciendo claymation y se lanza ahora a su primer largometraje, que no es un éxito rotundo pero si un intento loable de humor carpetovetónico al estilo guarrete de Torrente y su amigos. Tres años de trabajo la ha costado al equipo de Sam llevar a cabo su disparate españolado, con torero, bailaora, obispo y guardias civiles, cura con estereotipo de Indiana Jones y ganas de pasarlo bien a lo bestia introduciendo a Satanás y sus acólitos en el desgarrado tono de Eloy de Laiglesia. De particular interés guasón tienen las referencias y los guiños cinéfilos que desde la primera secuencia a la última van jalonando esta insigne burrada en claymation, que no tiene que ver con las andanzas de Wallace y su maravillloso y filosófico perro Gromit o con las peripecias del Capitán Pirata. Es un filme con aislados aciertos, algún gag bien urdido y mucha sal gorda y "gore" para rellenar. Lástima porque las escenas iniciales hacían presagiar algo mucho más elaborado y fino. Sólo piensen que si ese argumento se hubiera rodado con actores el filme pasaría directamente al gueto de películas para "frikis" adolescentes. Pero en el cosmos de la plastilina la cosa tiene su mérito. Y a menudo, su gracia.

Compartir este post
Repost0
17 octubre 2015 6 17 /10 /octubre /2015 11:49
The target

El cine de acción de sello coreano (del Sur, claro) nace de una extrapolación mimética del cince americano de la clase B, aumentando en buenas dosis la carga adrenalínica, aún más cruel y sanguinaria que la original, incluyendo unas gotitas del gore más surrealista. Sin embargo dentro de esa tendencia llevada a la exageración en algunos casos, fue decantándose una cinematografía bastante respetable, dotada de valores propios y una visión muy propia del universo del thriller, mitad japonés y mitad chino. En esta historia que se basa en una película francesa de Fred Cavayé "Cuenta atrás" (2010) nos habla de un médico a que salva la vida a un presunto delincuente ingresado en urgencias y al que tratan de rematar unos sicarios. La cuestión se complica con el secuestro de su esposa embarazada por el hermano del hombre que tratan de matar los sicarios y que es un ex sargento de unidades especiales. Las personalidades de los dos hermanos, la del médico y su esposa y sobre todo la de los policías corruptos que hay tras toda la trama son perfilados con trazos gruesos y elementales, pero en general la película no deja lugar a respiro y, pese a sus muchos excesos, se ve con interés e impactados por el brioso y casi histérico ritmo de la acción. Persecuciones, palizas sádicas, muertes violentas, cacería humana, todo si diluye en un final absolutamente esperable y con vocación de moraleja. Un poco siguiendo la senda de "Con la muerte en los talones" o de "Falso culpable", Chang dirige una película llena de tópicos que recoge de las películas del género y trata de darles la vuelta de tuerca más hacia el exceso. Lo malo es que no supera el listón habitual del cine palomitas: no bien sales de la sala ya la estás olvidando.

Compartir este post
Repost0
15 octubre 2015 4 15 /10 /octubre /2015 14:25
Doble identidad

Película entretenida aunque innecesaria. Un thriller más de Bharat Nalluri, de sello inglés bien cuidado y técnicamente magnífico, aunque con una estética, un tratamiento y un nudo argumental que se limitan a mimetizar de alguna manera del modos y maneras de Bourne hasta el nuevo Bond o los cuidados movimientos de ajedrez de la serie Misión Imposible. "Doble identidad: Jaque al MI5" es un thriller correcto, que no deja ningún residuo en la memoria cinéfila. El protagonista, que será familiar a los que siguen "Juegos de tronos" reconocerán al muchacho montaraz de Jon Nieve, Kit Harington. Los demás actores y actrices Peter Firth, Jennifer Ehle, Elyes Gabel, Lara Pulver, Tuppence Middleton, David Harewood, Tim McInnerny, Lasco Atkins, Shina Shihoko Nagai, Elizabeth Conboy, Eleanor Matsuura, cumplen sin más, quizá con la salvedad de Peter Firth que da la réplica actoral desde la madurez al protagonista y muestra maneras muy dignas y convincentes.

Compartir este post
Repost0
13 octubre 2015 2 13 /10 /octubre /2015 08:54
Misión rescate

"The Martian” es el título de la nueva película de Ridley Scott y trata de un astronauta (Matt Damon, muy lejos de su Bourne) que es abandonado en Marte al ser dado por muerto por la tripulación de la nave que le llevó allí en una misión abortada por una tormenta marciana de proporciones apocalípticas. Muy en su papel de Crusoe interestelar, Damon tiene que apañárselas para sobrevivir con los restos que ha dejado abandonada la misión. Cuando logra dar noticia de que está vivo a la NASA se desencadena una dinámica, tal vez lo más interesante desde un punto de vista sociopolítico, una tormenta interior sobre la conveniencia de pasar del tema, ocultándolo, o enfocar un probable aunque casi imposible rescate. Como se trata de una peli de aventuras, se pasa en puntillas por la cuestión y entra en funcionamiento el patrioterismo y los aplausos infantiles y abrazos ante cada logro en la sala de control (secuencia repetidísima en casi todas las pelis del tema viaje interplanetario). Basads en la novela homónima de Andy Weir la película recuerda inevitablemente los intentos de “Gravity” (2013) e “Interstellar” (2014) por restaurar el favor del público al subgénero espacial, aunque sin lograr la fuerza y el impacto de dos grandes éxitos de Scott “Alien” (1979) y “Blade Runner” (1982). Como en Robinson Crusoe lo más interesante de la cinta es el primer tercio en el que Damon debe hacer gala de su creatividad para lograr sobrevivir. El mejor desde un punto de vista interpretativo. Luego llegan las secuencias de la preparación y la ejecución del rescate. En ella hacen su papel con mejor o mayor fortuna Jeff Daniels, Sean Bean que parece haber pasado por allí sin más), Chiwetel Ejiofor y Kristen Wiig, como parte del equipo de la NASA. Ridley Scott es un viejo zorro de la industria del cine y sabe adobar sus películas con toques de humor (ya veces de ternura) a fin de que nos resintamos con las más de dos horas de metraje y los tecnicismos inevitables. Cine de calidad con resabios de pelicula palomitera para entretenimiento, que le resta valor y trascendencia al filme. Quizá lo más irregular sea la escasa importancia dada a la tripulación de la nave, desde Jessica Chastain, Kate Mara, Michael Peña, Sebastian Stan y Aksel Hennie, grandes actores que parecen estar de adorno en unos minutos finales que acaban al modo de El señor de los anillos, abrazos y risas absurdas. No obstante, se goza con las secuencias rodadas "en Marte" , con la banda sonora y los efectos visuales.

Compartir este post
Repost0
20 septiembre 2015 7 20 /09 /septiembre /2015 15:57
El último pasajero

~~Last Passenger" es de esas películas que, sin tener nada especial, consiguen enganchar al espectador por la manera en que consigue incrementar una tensión gradualmente desde el primer minuto para acabar en un auténtico tour de forcé imposible de predecir en las primeras escenas. Es de esas historias por la que Hitchcock hubiese dado la vida pues cuenta, sin demasiadas estridencias, la historia de las seis últimas personas que quedan en un tren de cercanías cuando descubren que no tienen manera de detener el tren. La historia es simple, el guión es correcto (quizás falla en su desenlace) pero el buen hacer del director y los actores convierte a "Last Passenger" en un divertimento sobrio, magníficamente rodado y con una capacidad de entretener que no decae en ningún momento. Gran parte del merito es del actor principal (Dougray Scott) y de la elegante dirección del debutante Omid Nooshin que huye de filigranas y se dedica a rodar de la menjor manera posible una historia que ya de por si es potente. Una buen película, con personajes sólidos, capacidad de entretener y que no trata al espectador como un idiota. Que ya es mucho... Totalmente recomendable

~~En principio, la idea tiene su aquel: un tren lanzado a toda velocidad y conducido por un psicótico sediento de venganza. Pero para trenes, este año ya hemos tenido Snowpiercer, fallida, pero de lo más interesante que se ha visto en mucho tiempo dentro de un tren. El último pasajero narra los esfuerzos de los escasos pasajeros (cuyo número va decreciendo a manos del misterioso asesino) por evitar el choque que acabará con sus vidas. Escaso presupuesto, actores poco conocidos, ambiente claustrofóbico, pero situación alargada como un chicle, y espantosos fallos de guión, relacionados con la forma de parar un tren: véase la escena del túnel. Fue en ese momento cuando tiré la toalla y pensé que Omid Nooshin no había consultado a fondo la Wikipedia ni pedido consejo al equivalente de la RENFE británica. Una pena, porque habría podido ser mejor~~ La velocidad que alcanza el tren no es el mismo que el ritmo interpretativo del film, se hace lento y tedioso en ocasiones. Lo único que salva esta situación es el continuo suspense. El pasajero malote que viaja con ellos es una caja de sorpresas, con una carga muy poco creíble que va ganando sensibilidad y empatía con el resto de los personajes. Fue con el que menos conecté y más falso me pareció. Película pasa-ratos que al menos no se hace muy larga y entretiene para un domingo por la tarde sino hay algo mejor que hacer... Veo "El último pasajero", la película que con guión y dirección de Omid Nooshin, protagoniza Dougray Scott, quien encarna a un médico viudo que con su hijo de 7 años ha cogido el último tren que sale de Londres y en el que sufrirán una serie de desventuras, merced a los deseos del conductor. Es cierto que el buen empleo de la música refuerza la situación de angustia, que las interpretaciones son creíbles ( haciendo frente los actores -con honor-a múltiples primeros planos) y que los efectos visuales son correctos, pero la lentitud de la primera parte, el débil guión y la falta de chispa, hacen de este film un mero producto de entretenimiento sin muchas pretensiones

Compartir este post
Repost0
18 septiembre 2015 5 18 /09 /septiembre /2015 22:05

~~Tiene algo de Soldado Universal...algo de Matrix...algo del Transportador...algo de X-Men...y algo de Terminator,pero que no encaja nada entre si. Actores que no representan nada...creería que Rupert Friend irá de candidato a peor actor en los Premios Razzie,mejor dicho está película no merece que le siga escribiendo más líneas. Es muy mala...y si eres cinéfilo y has visto buen cine,te quedas en la sala,porque de vez en cuando hay que dejarse torturar por una película mala para poder criticar a los realizadores y actores...y así, tenerlos en cuenta para no volver a ver nada de ellos en el futuro.

~~Bueno, vi Agente 47. Es una película de acción básicamente. Trata sobre la deformación genética de las personas para crear super soldados con capacidades que rayan lo sobrenatural y esas cosas. Su acción intercala tiroteos y algunos combates mano a mano. Es una cinta que tiene una acción un poco estilizada, con mucha tecnología en su temática, pero las escenas de acción no se ven reales, parece un mundo futuro que yo al menos no lo creí.No explica muchas cosas y los cambios en el personaje femenino no se explican muy bien. Palabras mas, palabras menos, la cinta no me gustó. Es como para adolescentes o publico con facilidad para digerir estas cintas.Publico poco exigente. No te la recomiendo. Si lo tuyo es la acción hay otras opciones mejores como Misión Imposible 5. Su argumento muy vano, escenas de acción poco creíbles y muy predecible. spoiler: Sangre gratis no significa buena acción. En una cinta de acción el enfrentamiento debe ser un medio para desarrollar el argumento, no el fin de la cinta. No critico a los actores, es difícil hablar de ellos con estos personajes. Creo que mas bien es el director quien quiso hacer así su trabajo. En ningún momento te engancha su trama. Gracias a Dios es corta. El protagonista y el villano se enfrentan en peleas bien coreografiadas, sin ser mucho mas. Increíble que aun hoy en día, los sub-villanos disparen ráfagas de sus armas automáticas y todos los disparos dan al piso o pasan cerca de los protagonistas y estos con un solo disparo abaten al villano de turno. Es constante en esta cinta. Hasta caen ( los villanos) de forma muy coreográfica, dando saltos y piruetas nada creíbles. Thomas Kretschmann, buen actor , totalmente desapercibido aquí. En fin no le veo cosas a su favor. Ahhh, lo olvidaba, parece que habrá Agente 48.

~~El relanzamiento de la posible franquicia cinematográfica de la adaptación del videojuego de ‘Hitman’, consigue dejar muy atrás el primer intento realizado con la película estrenada en 2007, y aunque el guión presenta diversos huecos, la película resulta un entretenimiento eficaz. Rupert Friend interpreta al Agente 47, un asesino de élite modificado genéticamente desde su niñez, al igual que muchos otros, incapaces de sentir miedo o cualquier tipo de sentimiento o emoción, lo que lo convierten en una máquina de matar, y que debe cumplir la misión de asesinar al líder de una corporación que intenta apoderarse de los secretos de la organización que ha creado a los agentes. Para ello debe encontrar al hombre que lo ha creado, y la única opción es ir detrás de su hija (Hanna Ware), una chica que vive solitaria en Berlín y que deberá descubrir su propia identidad, huyendo del Agente 47 con la ayuda de un tipo misterioso llamado John Smith (Zachary Quinto). Durante el primer acto, la confusión por identificar quienes son los buenos y quienes los malos consigue dotar de cierto interés al guión de la película, los personajes, aunque con mucho trazo grueso, presentan características interesantes y cuando al final se revelan los roles todo el resto del film se convierte en una seguidilla de secuencias de acción sin parar. Con algunas características que la asemejan a películas como las de las sagas de James Bond o Misión imposible, aunque nunca consigue alcanzar tales niveles, Hitman: Agente 47 logra hacer olvidar toda precariedad proveniente de su libreto para presentar una película de acción con secuencias que atrapan y entretienen, siempre y cuando el espectador consiga dejar la lógica completamente de lado.

Compartir este post
Repost0
17 septiembre 2015 4 17 /09 /septiembre /2015 08:23
Eternal

Magnífico thriller que está pasando casi inadvertido y que, a pesar de algunos defectos argumentales y de dirección, es para tener en cuenta. Hay un trasfondo de ciencia ficción, pero de esa que roza la posibilidad y que por tanto ha sido objeto de múltiples interpretaciones cinematográficas. El tema de una cierta inmortalidad es uno de los tópicos eternos y perdonen la redundancia, de la literatura, la filosofía y el cine (no olvidaré nunca la reflexión del ácido y divertido Jonathan Swift cuando en uno de los viajes de Gulliver le lleva a un país donde las personas no mueren nunca. La visión que nos ofrece es de una desgarradora y terrible sensatez. El cambio de cuerpo, el gastado al hoyo y el nuevo al bollo, es un elemento bien explotado en "Eternal" y así vemos al super currante Ben Kingsley (no se pierde ni una, bodrios incluidos) habitar el cuerpo joven y molar de Ryan Reynolds, con tópicos de lo más divertido y humano (la hilera de secuencias rápidas mostrando la actividad sexual "recuperada" del viejo Ben convertido en Ryan. Los guionistas, los hermanos Pastor, son españoles y a pesar de los pesares logran una historia dinámica, creíble, con notas de humor y con final inevitablemente feliz, cosa que suele alejar este tipo de filmes de una cierta excelencia. El director hindú Tarsem Singh (Blancanieves ,"Mirror, Mirror") nos ofrece ambientes delirantes e ilusorios, usando con liberalidad del color y el movimiento rápido de la cámara. El trasplante de la mente en un cuerpo joven y sano es la posibilidad que analiza la película con el realismo suficiente de apoyarla en los vectores previsibles, ambición, poder, dinero y tecnología punta. Pero es un proyecto dirigido a personas de una gran ejecutoria en los planos financiero o intelectual (aunque según se nos muestra en la película parece dirigirse más a los primeros). La gracia argumental consiste en que no se limitan a explotar las posibilidades del cambio, sino que abren una nueva via de tensión al meternos en una subtrama que se convierte en principal: ¿de quién el es el cuerpo joven y por qué está disponible pese a su juventud y salud? Nos dicen al principio que es un espécimen biológico de laboratorio. Pero no es así. Pertenece a una persona real, con su propia historia. El "joven" Ben-Ryan decide investigar, debido a las visiones que producen los medicamentos para borrar la vida anterior -la del joven- y dejar que la vieja personalidad se imponga. A partir de aquí el interés decae un tanto debido al ambiente de thriller que se desencadena, las reiteraciones son continuas y la subtrama de persecuciones--faltas de credibilidad- , luchas, contactos y demás, no acaba de funcionar. Aún así la película se deja ver y a pesar de los excesos y defectos apuntados es una película digna y entretenida, aunque deje en apuntes lo que podría haber sido una línea argumental seria y mucho más inquietante.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens