Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
8 septiembre 2014 1 08 /09 /septiembre /2014 07:34
La vida inesperada

Lo primero que llama la atención de esta película, al principio, es su frescura y espontaneidad, la gracia de sus diálogos, pero también su frivolidad, ciertos aspectos banales del argumento y su poca sustancia narrativa. La escritora Elvida Lindo es fiel a sí misma. Graciosa y divertida pero con un vuelo creativo que no transita por las alturas casi nunca. No deja de tener interés ver a Nueva York "con los ojos" de unos españolitos de a pie. Javier Cámara, el actor venido a menos que sobrevive como puede en la Gran ciudad, nunca defrauda, aunque en este caso sobreactúa un poco.. Todo funciona bien engrasado hasta que, como ha ocurrido en algunos cines, a los diálogos donde intervienen norteamericanos, las chicas sobre todo, las han doblado. Parece que fue un error y un horror. Yo vi una versión en inglés respetado y no tuve ese problema

Conforme avanza la película todo se vuelve más tontorrón, los diálogos parece de adolescentes y ni siquiera Cámara logra enderezar, algo que el "primo" Arévalo con su careto asombrado termina de hundir. Ya lo que acaba con la paciencia del espectador son las secuencias de la relación virtual madre-hijo., con un Cámara catatónico observado en la pantalla una madre lisérgica total muy en su papel materno tradicional. Se salvan los diálogos entre Arévalo y Cámara por su espontaneidad aparente. A Elvira Lindo le hubiera ido bien mantener el tono transgresor de su "Manolito Gafotas" y olvidarse de tratar de emular a Willy Wilder, galaxia lejana para ella. El final es de sonrojo, con Camara enrolado en la tienda de abastos y el pobre Arévalo... pero bueno dejémoslo para espectadores acérrimos o fans de Cámara.

Compartir este post
Repost0
4 septiembre 2014 4 04 /09 /septiembre /2014 08:19
Operación cacahuete

Película de animación bastante flojita con director coreano (que sale al final de la peli en los créditos convertido en un dibujo más mientras baila y es más divertido que la mitad de la película) que trata de emular otros éxitos del género con poca fortuna. Los personajes no acaban de atraer y a pesar de que, cosa rara, respeta la dicotomía bueno-malo que anida en todo corazón humano o similar, ya que hablamos de una ardilla, la cosa tras muchos saltos, piruetas y enfrentamientos deja más bien fríos (bien lejos de aquella maravilla canadiense que fue la película que comentamos sobre las hormigas). Los animalitos que viven en un parque urbano y se enfrentan al hambre del invierno que entra, dirigidos por un mapache, no logran conmover al espectador y seguramente aburrirá a los niños (salvo a los mas pequeñuelos a los que es fácil encantarlos con piruetas, grititos y llamamiento al amor y a la amistad). Una trama parecido a la de "Vecinos invasores" de la DreamWorks, pero a años luz del ingenio y la gracia de ésta. Quizá el único hallazgo de la cinta sea el personaje de la perra. Esa tiene enjundia. No os la perdáis si no os queda más remedio que ver la película.

Compartir este post
Repost0
3 septiembre 2014 3 03 /09 /septiembre /2014 07:47
A case of you

Chico busca chica, hace lo posible y lo imposible por enamorarla y luego mete la pata de una forma que recuerda fuertemente al mejor Woody Allen, provoca algunas sonrisas y hay el final feliz más tópico posible. Película romántica muy puesta en el día de hoy, con sus perfiles de Facebook, una literatura supuesta que no es creíble dada la memez encantadora del muchacho, escritor a la americana y un grupo de secundarios de lo más pintoresco y divertido, como Brendan Fraser como el novio anterior de la chica, Sam Rockwell de profesor de guitarra lisérgico, el gran --no en tamaño físico-- Peter Dinklage muy lejos de "Juego de tronos" haciendo inexpresables batidos en su cafetería, Sienna Miller, Vince Waugh haciendo de él mismo y de editor improbable. Justin Long da vida al torpe y a veces hilarante -- y al final irritante-- protagonista y la hermosa Evan Rachel Wood como su sueño de mujer. Mentiras para enamorar que terminan estallando en las narices del mentiroso. Película entretenida, a veces divertida y destinada a complacer y poner los ojos tiernos a parejitas jóvenes muy de hoy.

Compartir este post
Repost0
1 septiembre 2014 1 01 /09 /septiembre /2014 09:43
Lucy

Lo cierto es que Luc Besson es un director cuyas películas siempre o casi siempre me divierten muchísimo, ya sea "El gran azul", "El profesional" o "El quinto elemento". De ningún modo es un director trascendente aunque los temas que toca directa o indirectamente tienen que ver con cuestiones trascendentes. Pero su estilo de comic de calidad, sus personajes atrabiliarios no exentos de simpatía y garra y su imaginación barroca y super moderna, hacen que uno pase un buen rato. La prueba es que no cesa de estrenar un título tras otro, y no precisamente de producción económica. “Lucy”, parece seguir los cauces fentastico-trascendentes de “El quinto elemento”, su película más lograda y popular. Con un presupuesto de 40 millones de dólares, Besson pone en marcha un juguete que nos divierte y encanta pero que no deja ni una huella de memoria cualitativa. Se trata de llevar al máximo la teoría neurológica de que usamos, en el mejor de los casos, un diez o quince por ciento de nuestra capacidad cerebral. ¿Qué ocurriría si alguien lograra a través de un droga de diseño llegar a aplicar el 100 por ciento de las capacidades cognitivas y potencialidades que teóricamente podríamos tener?

Scarlett Johansson será esa afortunada-infortunada espécimen humana y aquí Besson se luce y deja su desbordante imaginación especular sobre las posibilidades, mientras aplica al bueno de Morgan Freeman a dar la pátina científica a la broma. "Lucy” se convierte en thriller de ciencia ficción o fanta ciencia . Eficacia a chorro en las imágenes que nos sirve Besson (la persecución en coche por las calles de Paris es magnífica). Los dos actores logran hacernos plausible la enorme bobada pseudocientífica. Muy bien secundados por el "malo" coreano Choi Min-sik, que también lucía su maldad en "Old Boy"

Mucho mejor llevada que "Trascendencia", mucho más breve, 89 minutos, y más entretenida y desinhibida que el "Arbol de la vida" de Malik». la película se merece por refrescante, dinámica y alocada, con un humor entre negrísimo e inocente, el éxito que la acompaña. Aunque sólo sea para pasar un buen rato.

Compartir este post
Repost0
28 agosto 2014 4 28 /08 /agosto /2014 07:24
Molière en bicicleta

Deliciosa aunque irregular comedia francesa sobre dos actores empeñados en llevar al escenario "El Misántropo" de Molière (en la versión francesa la película toma el nombre del protagonista de la obra, Alceste). Con "La Byciclete" de Ives Montand y "Il Mondo" de Jimmy Fontana, entramos en materia ante dos buenos actores galos que nos presentan dos caras, discutibles, imperfectas, narcisistas, entrañables, crueles y patéticas, del oficio de actor. Fabrice Luchini y Lambert Wilson nos dan la medida, éste del actor de media edad que triunfa en telefilmes y aquél, de la vieja gloria, amargado, vengativo y misántropo, dirigidos por Philippe Le Guay . A Luchini le dieron el Premio César al mejor actor por esta cinta.
"Moliere en bicicleta" tiene todos los defectos de la típica película francesa pretenciosa y las virtudes del buen hacer en comedia de nuestros vecinos, aunque a menudo se resienta la tensión y el ritmo de la trama o se excedan histriónicamente los actores, o el guión tenga alguna incoherencia o exceso, todo acabe siendo perdonado en aras de pasar un buen rato ante la pantalla, sin más trascendencia: buenos diálogos, humor crítico a borbotones y una mala baba de los personajes que rozan a veces la patología amén de un correcto uso del paisaje y los pueblos en una remota isla francesa no muy lejana de la costa normanda. Muy interesante el proceso de asimilación de un personaje clásico por parte de actores de nuestra época, con todos sus trucos y latiguillos y un aire general de melancolía y paso del tiempo que en algunos momentos hace que este filme roce la excelencia. En otros, el exceso de subtramas con poco interés, lastran la película y la desvían del camino correcto hasta llegar a un final con concesiones dramáticas de poco rigor. Al menos logra un punto importante: los personajes son de carne y hueso, ambiguos, contradictorios y levantan tanta simpatía como rechazo según sus comportamientos: exactamente como en la vida real nos ocurre con las personas.

Compartir este post
Repost0
27 agosto 2014 3 27 /08 /agosto /2014 09:31
Mil veces buenas noches

"Mil veces Buenas Noches" trata de ser un homenaje al oficio de reportero de guerra, fotógrafos de zonas peligrosas, batallas, matanzas y hambrunas. Un género difícil que ha vivido horas altas con "Bajo el fuego", "The bang bang club" , "Cuando viviamos peligrosamente" o "Los gritos del silencio" y un poco menos en "El jardinero fiel" o "El americano impasible". Y digo que "trata", porque después de media hora magníficamente descriptiva, con alta tensión, en la que el espectador asiste entre el horror y el asombro al reportaje que hace una reportera gráfica francesa --Juliette Binoche --vestida con el chador islámico sobre una mujer-bomba en oriente Medio, la trama nos lleva a la vida personal y familiar de la fotografa, que resulta herida de gravedad, en el atentado suicida, (que en el fondo provoca ella misma, en un detalle argumental que haría poner los pelos de punta de los fotografos de guerra reales), y ahí la cosa se pierde en el tópico y las blanduras azucaradas de un hogar irlandés con marido guaopo e hijas deliciosas.

La dicotomía entre el marido, Nikolaj Coster-Waldau (el Lannister de "Juego de Tronos") y la obsesiva fotógrafa se come la tercera parte de la película, hasta otra media hora magnífica de la fotografa y su hija en un campo de refugiados en Nigeria, creo recordar, que rompe la forzada paz irreal del matrimonio y precipita el final de la película que vuelve a tener cierto nervio, desvaida entre tópicos matrimoniales, problemas con los hijos y unas secuencias sin nervio a pesar de la enrome emotividad del tema central: ¿el desequilibrio entre una vida llena de peligros y adrenalina disparada y una vida familiar de una cierta "normalidad", con cocina para todos, fiestas de los niños y vacaciones rutinarias. Al final gana --muy realista el guión-- la opción guerrera y a pesar de los muchos tópicos que lo profesionales de la cámara y el peligro reconocen de inmediato, lo cierto es que la película se endereza. Lo más conseguido, la mirada de "los 500 metros" de Juliette, llena de obsesividad, alarma disparada y frialdad fatalista (mirada que conocen bien los reporteros en primera linea en todos los conflictos del mundo) y su irresponsable escala de valores, donde la seguridad propia y la de aquellos a los que amamos no son tan importantes como "la" foto decisiva, la que puede reflejar un determinado horror, una denuncia implacable, un desafío a la suerte y a la muerte.

Dirige el cineasta noruego Erik Poppe, que precisamente fue fotógrafo de guerra de la agencia Reuters antes de enrolarse como director de cine y presumiblemente ha vivido en sus propias carnes esa dificil, casi imposible conciliación de vida laboral y familiar. Y así ha logrado una decente -y algo fallida- película que trata de acercarnos a la dificil existencia de una de las profesiones mejor vistas en el mundo pero que poca gente es capaz de ejercer.

Compartir este post
Repost0
25 agosto 2014 1 25 /08 /agosto /2014 09:20

Magnífico documental de la factoría Disney, imbuido del dulzón tono narrativo de la "fábrica de los sueños", siempre atenta al sentimentalismo proyectivo incluso en el reino animal. Todo queda compensado, ciertamente, por una técnica documental irreprochable, con enorme calidad artística e imágenes de una gracia y una poesía natural que deja boquiabierto al espectador. La vida de una osa parda y sus dos oseznos recién nacidos en su anual viaje de las altas montañas de Alaska hasta los prados y ríos cercanos al mar, para coronar el periplo con la pesca de salmón, es emocionante. Los peligros de otros depredadores ansiosos por la carne de las crías (incluido los osos adultos), el hambre y los desafíos de la naturaleza salvaje, dan los motivos de acción y tensión, de emoción y ansiedad de toda buena historia de supervivencia. Película rodada con una sorprendente habilidad técnica, con tomas increíbles habida cuenta de que nos enfrentamos a un animal salvaje en situación de estres durante casi toda la filmación (una madre osa tratando de sobrevivir con sus dos crías, durante un viaje de un año rodeada de múltiples peligros) y se nos ofrecen secuencias íntimas o de enfre tamientos agresivos en los que un equipo de filmación corre peligro evidente de ser atacado. Recomiendo que no se levanten de sus butacas cuando acabe la pelicula y esperen a los titulos finales: atiendan a las imágenes documentales sobre la filmación de la pelicula.

Compartir este post
Repost0
19 agosto 2014 2 19 /08 /agosto /2014 17:20

“The art of the steal”, "El arte del robo" es de esas películas que, aunque no son capitulos escogidos de ninguna historia del séptimo arte, ( ésta ni lo pretende), nos dejan un buen sabor de boca, se muestran razonablemente entretenidas y nos sorprenden con buenas escenas, actores muy ajiustados a su papel, una trama mas o menos sólida y algunos golpes de efecto, sobre todo al final. Y eso sí, con una buena dosis de sentido del humor y una inteligente voluntad de autoparodia (caso del avejentado pero resultón Kurt Russell). Vamos de robo inteligente de obras de arte, como una parodía menos hábil de “Ocean’s Eleven”. Matt Dillon se ciñe a su papel de sinverguenza ingenioso y se excede un poco en su papel de canalla simpático pero siempre odioso mientras su compañero trata de perfilar a un perdedor creible sin demasiadas dificultades, dado su aspecto. La película abunda en tópicos del subgénero, incluso en su final un poco complicado pero efectista.. La imperturbable presencia madura de Terence Stamp (qué lejos de ángel ciego de "Barbarella", oh tempo, oh mores), da un toque de distintión a una cinta que se ve sin aburrimiento y con cierto aire de "dejà vu". En definitiva un entretenimiento ingenioso con escenas suculentas donde brilla el humor carcelario y de bajos fondos narrado con ironía y los excesos del género..

Compartir este post
Repost0
14 agosto 2014 4 14 /08 /agosto /2014 08:30
Chef

Entretenida película gastronómica americana en la que se nos presenta una historia al estilo de "Rattatouille" en la que un magífico e incomprendido chef que se enfrenta a un reputado crítico debe engfrentarse a una derrota absoluta y reinventar su vida, con el éxito, por supuesto, al final. Pelicula previsible pero divertida, con un protagonista al estilo del intérprete de los Soprano y unas secuencias alimenticias de lo más sugestivo (a `pesar de qwue la mayor parte de lo ofrecido son burritos calientes y demás bagatelas).Tras una larga temporada a la sombra del blockbuster, donde entre otras cosas se encargó de reenganchar tanto a crítica como a público al universo Marvel con sus dos notables entregas de la saga 'Iron Man' (2008 & 2010), Jon Favreau se aleja (aparentemente) del circuito comercial para rodar una cinta que pretende emular las maneras del cine independiente estadounidense, pero recurriendo a modos, atajos y moralejas de gran estudio corporativo que sabe a ciencia cierta lo que espera el gran público de una historia inspiradora como la que aquí se narra. Su 'Chef' (2014) (o '#Chef', como se puede observar también en otros medios) es una película mucho más pensada que sentida, más de diseño que parida desde las entrañas, pero el oficio humorístico y la pericia narrativa de Favreau salvan de la quema a una película que, pese a todo, cae irremediablemente simpática.

La historia no es otra que la de un talentoso pero maniatado chef de cocina, divorciado y disperso como padre para más inri, que termina por ser despedido del prestigioso restaurante en el que trabaja. Una vez ha tocado fondo, tratará de resurgir de sus cenizas a través de un negocio de venta ambulante de comida rápida. Es fácil adivinar lo que se encontrará el espectador: redención profesional y familiar y la fructuosa búsqueda del sueño americano. Nada nuevo bajo el sol y ni un ápice de riesgo narrativo, formal o moral. Todo sigue estrictamente el manual del éxito del buen norteamericano, pero es de agradecer que, durante la mayor parte del metraje, su director no pretenda inculcarnos a machamartillo esa idea sino, simplemente, hacernos pasar un rato divertido. El espíritu lúdico del film no se eleva más allá de la comicidad funcional de película veraniega, pero logra que el respetable no sea duro (ni exigente) con ella y se deje llevar por la música, los olores y colores, y los ágiles diálogos que, sobre todo en su tramo inicial, ofrecen dinámicas conversaciones e ingeniosas réplicas. La nula inspiración que Favreau aporta tras las cámaras la compensa con su escritura y, sobre todo, con su indudable carisma, que en esta cinta explota como pocas veces hemos visto en pantalla. Es él el one man show que aporta, junto a un chisposo y recurrente John Leguizamo, la principal ración de ingenio del menú que propone el otrora director de 'Elf' (2003) o 'Zhatura, una aventura espacial' (2005). Por otro lado, cameos como los de Dustin Hoffman o Robert Downey Jr. obligan a paladear cada una de sus palabras, mientras que Sofia Vergara no merece apenas una mención positiva, convertida, junto a Scarlett Johansson, en mujer florero e improbable amante del personaje que interpreta Jon Favreau. Casi como anécdota, parece más una broma (in)voluntaria que un apunte dramático serio el hecho de verle rodeado (y deseado) por dos de las mujeres más explosivas del planeta.

En contraposición a su tópico y predecible viaje de reconciliación familiar y creativa, que cabe decir posee una duración desmesurada y una narrativa mecánica que se torna en repetitiva desde la hora de metraje, Favreau incorpora de manera inteligente las redes sociales a su discurso, tanto narrativo y visual como ético, y opina con certeza sobre el buen o mal uso que de ellas puede hacerse. No es que sea un dechado de hondura ni mucho menos, pero es lo único que aporta algo de auténtica frescura a su sobada historia de caída y resurgimiento. Por otro lado, su vertiente dramática funciona sólo a medias en la medida en que uno empieza a temer lo previsible del conjunto, pero la sencilla empatía que despiertan sus personajes principales consigue que, llegado un clímax emocional que no desvelaré, a uno le importe al menos un poquito lo que presencia.

Compartir este post
Repost0
13 agosto 2014 3 13 /08 /agosto /2014 08:39
Un golpe brillante

Bueno, seguirmos con comedietas ligeras como "Mejor otro día" con un Pierce Brosnan más o menos histriónico en trance de suicidio (tal ´vez algo más amarga que la que hoy nos ocupa "Un golpe brillante") y ahora compartiendo cartel con Emma Thompson. Ya muy lejos del 007, el bueno de Brosnan monta un amor otoñal con la ajadita Thompson, siempre tan eficaz, incluso en las comedias. Una comedia romántica en la que, con la excusa del robo de un diamante, se meten en aventuras parisinas y si se tercia recomponer el matrimonio roto con la Thompson. La excusa, una venta tóxica de la empresa donde trabaja Brosnan y que supone el fin de su pensión y la de todos los empleados de la firma, amigos del exBond. El diamante pertenece al bróker granujiento que ha liderado la operación de quema y colapso empresarial.

Los dos buenos actores saben que lo que hacen es una broma, irreal, absurda y con ansia de risas. El guión no hay por donde cogerlo y los secundarios sobreactúan buscando complicidades en el espectador. Todo es una broma y cuanto más surrealista mejor. Lo cierto es que a pesar del automatismo actoral, son tan sugestivos los dos actores que logran salvar una función que roza el absurdo. Películas como la citada “Mejor otro día” o “Amor es todo lo que necesitas” para Brosnan, o “Hermosas criaturas” para Thompson son la muestra de su comprensible afán por aceptar películas alimenticias a las que, no obstante, dan un cierto sello de distinción. Así que ya saben, hay otros "Robos perfectos" en el cine actual mucho mejor hilvanados, como "El atraco" , que ya comentamos, con tres actorazos de primera, Morgan Freeman, Christophen Walken y William H. Macy, metidos en dar cambiazos de sus respectivas obras de arte amadas, aprovechando que son vigilantes del museo. Esa si es brillante.

.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens