Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
4 abril 2016 1 04 /04 /abril /2016 09:27
The girl in the book

Irregular pero de todo punto interesante filme sobre la seducción de una Lolita por un escritor tan amoral pero no tan inteligente e irónico como el célebre Humbert-Humbert de Nabokov. Desgraciadamente la directora, Marya Cohn, no ha acabado de perfilar la personalidad interior de la protagonista, un tanto hierática Emily VanCamp, ni sacar el jugo debido a un siempre correcto Michael Nyqvist. Los traumas del pasado de la joven escritora y su proyección en el presente --muy forzada la ninfomanía de la protagonista y sobre todo la última metedura de pata sexual-- los vamos conociendo en un "flash back" alternante con el presente. "La chica del libro" de María Cohn cuenta la desequilibrada relación que se produce entre un escritor adulto con una escritora incipiente con vocación de genialidad. La trama no da para más y nos se sale de lo previsible y verosímil. No hay pasión de narrar en la película y todo sigue una linea plana y sin sorpresas. Sin embargo los entresijos de la creación literario y del uso y el abuso de los escritores que saquean la realidad y a las personas con las que se cruzan para nutrir sus novela, tiene un interés superior y complejo (que se puede resumir en el sugestivo gesto de sorpresa del escritor interpretado por el gran Nyqvist cuando su personaje vivo -la joven- le increpa y le acusa de ser el origen de sus traumas). Los autores suelen en muchos casos alimentarse de las emociones sentimientos y miserias de las personas de su entorno con las que podrían jugar un juego peligroso y potencialmente destructivo.

Compartir este post
Repost0
1 abril 2016 5 01 /04 /abril /2016 07:22
El cuento de los cuentos

Pasiones y transformaciones, magia y dramas trágicos, amor y liviandad, engaños y sueños, juventud y vejez, cuento de cuentos medievales, con toda la inocencia, la lujuria y la crueldad de siempre disfrazados de juglaría, saltimbanquis, ogros, reyes y princesas de cuento. Son tres historias entrelazadas, la de una reina marchita por su deseo obsesivo de tener un hijo, la de un rey vecino perdido en el desenfreno amoroso capaz de todo por lograr satisfacerlos y la de una princesa cuyo padre, el rey, vive fascinado por una pulga gigante y decide casar a su hija con un ogro salvaje sólo porque fue capaz de adivinar de qué animal era la gigantesca piel que obtuvo tras la muerte de la pulga. Las tres historias avanzan sin tregua, dando los saltos argumentales que su autor imaginó, un glorioso poeta napolitano del siglo XVII, Gianbattista Basile. La reina debe afrontar una gran pérdida si ha de tener un hijo --"el equilibrio de la naturaleza así lo quiere" le dice el mago que fue llamado para resolver la necesidad materna de la reina- el rey lujurioso será engañado por la "doncella" de forma mágica y el rey amante de una pulga enviará a su hija a su difícil. sendero de realización que deberá pasar por una prueba sangrienta. Entrecruzándose con las tres historias, una compañía de titiriteros medievales hace su labor de nexo de unión.

Dirige esta suculenta película el italiano Matteo Garrone con la participación de estrellas como Salma Hayek, Vincent Cassel o John C. Reilly y R.S. Tobby (excelente en su papel de rey enamorado de una pulga). Una impresionante puesta en escena, con fotografía y dirección artística ejemplares, es una ventana florida a los mundos fantásticos propios de los cuentos barrocos, con planos y secuencias de una belleza visual y una fuerza descriptiva asombrosas. Lo menos logrado es la técnica narrativa que decae en ocasiones, con un ritmo desigual que resta eficacia sugestiva a la cinta. Quizá un montaje más atrevido y secuencial, acortando unas secuencias y alargando otras, hubiera acercado la película a un nivel más justo con el esfuerzo realizado. Música, gozosamente adecuada de Alexandre Desplat, ayuda a sumergir al lector en un ambiente barroco donde la belleza y la crueldad van de la mano, la poesía y la burda extravagancia se mezclan y el absurdo y la racionalidad más tajante juegan entre sí. .

Compartir este post
Repost0
24 marzo 2016 4 24 /03 /marzo /2016 09:23

Isabel Coixet es una directora española muy valiosa y controvertida. Hay fans y críticos de sus películas por partes iguales. En este caso ha facturado una cinta compleja, hermosa y con un fondo ambiguo y una forma espectacular como corresponde a los gélidos escenarios polares donde se desarrolla. Se basa en unos hechos reales de principios del siglo XX que conciernen a un célebre explorador inglés Robert Edwin Peary, teórico descubridor el Polo Norte (posteriormente se especuló sobre si lo consiguió realmente, se supone que se quedó a unos 40 km del lugar exacto) pero sobre todo a su esposa Josephine Diebitsch Peary, (interpretada por Juliette Binoche) real protagonista de la película, que con gran arrojo y determinación fue en su busca. La odisea de la intrépida mujer y su dramática experiencia de espera en el negro invierno polar en compañía de una mujer esquimal, Allaka, que parece haber sido la amante del explorador, con quien tuvo un hijo. Esta parte del filme no es histórica y más bien es una especulación dramática de la Coixet. Con esa licencia la directora construye una historia de valor, resistencia y lucha femenina contra la Naturaleza.

Aunque es discutible, yo percibí cierta displicencia cultural en el planteamiento de la rivalidad femenina, desde un punto de vista racial, a pesar de una frase de Juliette Binoche (excelente trabajo de la actriz francesa) sobre la presunción de la supremacía blanca en un medio tan hostil frente a la paciente resistencia y sabiduría natural de los esquimales inuit. Esta, interpretada por Rinko Kikuchi, una mujer de esa etnia, hace un trabajo muy verosímil y dotado de gran fuerza. Dudo mucho que sea un gran éxito de público pero, sin duda, merece un visionado atento.

Compartir este post
Repost0
23 marzo 2016 3 23 /03 /marzo /2016 16:19
The Lady in the Van

Dirigida por Nicholas Hytner, posiblemente basada (más o menos) en hechos reales, esta obra dramática que parece adaptada de una de las obras teatrales del escritor británico Allan Bennet, está hecha a la medida de la impar Maggie Smith, cuyo rostro a lo Buster Keaton ha ganado en sorprendente efectividad comunicativa con la edad. De las primeras películas de esta mujer hierática con el rostro impasible y los saltones ojos siempre entornados (las basadas en obras de Agatha Christie o aquélla delicia de los sesenta que fue "Mujeres en Venecia" de Manquievitz) hasta las últimas (como ésta o la encantadora "Mi casa en Paris") en las que Maggie pasea su indestructible encanto de anciana dama, hay un salto cualitativo que roza la excelencia.

Aquí asistimos a un recital en el que esta actriz nos muestra el cuadro de una anciana aquejada de múltiples desórdenes de personalidad, desde una incipiente demencia senil a un síndrome de Diógenes, entre la miseria y el patetismo del descuido de la edad avanzada. Una mujer que vive en una camioneta y la va aparcando en barrios burgueses de los alrededores de Londres. En uno de ellos da con la casa de un escritor, Alan Bennet (interpretado por Alex Jennings en un divertido juego de doble personalidad, la del escritor que escribe y la del escritor que vive) con cierta bondad natural, timidez extrema y acomodaticio estoicismo. Es la crónica de una relación improbable entre dos seres solitarios y de muy distinta marginalidad (una, la de la pobreza y la precariedad física y mental, otro, la del intelectual gay atrapado por fijaciones de raíz infantil a pesar de una carrera llena de éxitos y prestigio) que roza la astracanada y los detalles de dudoso gusto con pinceladas de humanismo y empatía de alta calidad ética.

Papel secundario y poco aprovechable del genial Jim Broadbent que aquí no pasa de marginal y patético personaje sin gracia alguna.

En resumen, una cinta desequilibrada en su interés que parece constreñida por un guión irregular y unos personajes con poco gancho dramático.

Compartir este post
Repost0
19 marzo 2016 6 19 /03 /marzo /2016 13:38
Objetivo Londres

La afición del cine de Hollywood a las series y continuaciones incesantes en cuanto una película mediana y popular les sale medianamente bien está en relación inversa con la calidad de esas cintas. "Bourne" o "Transporter" son paradigmáticas. Ahora le toca el turno al guardaespaldas presidencial Mike Banning (Gerald Butler). Nuevamente el presidente (Aaron Eckhart, que le cogió las ganas a ese papel desde "Independence Day") está en peligro no solo de muerte sino de humillación planetaria y el bueno de Butler se convierte nuevamente en la lanza de Dios (el USA, por supuesto) para poner las cosas en su sitio y cargarse a un número inverosímil de malos (árabes, of course). ¿Se estrenarán estas películas en los países árabes?

Esta vez los guionistas han rizado el rizo y se cargan a varios presidentes y primeros ministros europeos (y un japonés). La acción transcurre en Londres y vemos como desaparecen limpiamente muchos de los más bellos edificios de la ciudad. Ésta segunda entrega no aporta nada nuevo si no es una exageración de desastres, efectos digitales a manta y el consabido mensaje en loor de la hegemonía yanqui, con algunas ironías respecto a los ingleses . Trama más bien previsible, ritmo feroz y entretenimiento palomitero a tope. Sigue funcionando el tándem Butler-Eckhart, aporte de Angela Basset y la presencia (¿cómo no?) del infatigable y pluriempleado Morgan Freeman. Dirige Babak Najafi, en horas bajas, me temo. Si ponemos el cerebro analítico de vacaciones, se ve bien.

A anotar en la lista de despropósitos una frase de Butler hacia el final: "Muchos antes han intentado acabar con nosotros, pero nadie lo ha conseguido y aunque pasen mil años prevaleceremos". ¿Les suena?

Compartir este post
Repost0
15 marzo 2016 2 15 /03 /marzo /2016 11:03
Remember

Magnífica película del floreciente subgénero de ancianos. Con un Christopher Plummer en estado de gracia, nos revela las congojas y vivencias dramáticas de un anciano de noventa años, Zev, judío, que afronta la muerte de su esposa en el asilo donde vive y es empujado y dirigido por otro anciano terminal a que se vengue de un oficial nazi que fue responsable de las muertes de las familias de ambos hombres en un campo de concentración.

"Remember", de Atom Egoyan, que es un cineasta irregular que ha desarrollado su carrera en Canadá, país con una cinematografía en continuo ascenso, puede considerarse como un acierto en la carrera de este director de origen armenio aunque nacido en Egipto. Se trata de un thriller poco habitual (casi ninguno del género tiene como protagonista a una persona casi centenaria) que empieza como un drama intimista que poco a poco va ganando en interés y suspense hasta llegar a un final sorprendente aunque efectista. Egoyan, habilidoso, va desarrollando el centro de la trama, la pervivencia de ciertas heridas causadas por los nazis, sin dejar por ello de ir sacudiendo la conciencia del espectador con críticas a determinadas costumbres norteamericanas, principalmente el uso de armas. Sin embargo no es una película con vocación de panfleto, sino un alegato sobre la venganza y la pervivencia de la mala semilla nazi, con secuencias tan ácidas y amargas como la de la casa del policía que fanatiza el legado de su padre nazi. Christopher Plummer, muestra un dominio de la gestualidad en su papel de enfermo de Alzheimer y unos recursos dramáticos de asombrosa efectividad.

Compartir este post
Repost0
2 marzo 2016 3 02 /03 /marzo /2016 16:43
Reina del desierto

Todo falla en este biopic sobre la legendaria Gertrude Bell, la llamada "Lawrence de Arabia femenina" con afán de simplificar ya que en la realidad consiguió algo que Lawrence nunca logró, la confianza imperecedera de los beduinos de todas las tribus, sin la forzada traición a sus intereses que T.E. Lawrence no pudo evitar.

Dirige un director un poco excesivo, Werner Herzog, que ha facturado excelentes documentales y unas películas inclasificables pero memorables, como "Fitzcarraldo" o "Aguirre, la cólera de Dios". Aquí se ha lucido el alemán. Desde la dirección de actores, al guión, el ritmo, sin olvidar a los actores (una Kidman imposible, un Robert Pattison encarnando a un ridículo Lawrence, y unos cuantos minutos de un James Franco muy poco convincente en su papel, aunque es que lo hace mejor de los tres) y la música. Se salva la dirección artística y la técnica, la fotografía y poco más.

La historiadora, arqueóloga y exploradora británica Gertrude Bell merecía una semblanza más juiciosa, un guión no ya mejor, cosa fácil, sino tan excelente como fue esa mujer, una adelanta de su sexo durante los años 20 del pasado siglo, una viajera que cruzó el desierto y buscó las tribus de beduinos con indudable peligro de su vida, por el a punto de extinguirse imperio Otomano, poco dados todos ellos a considerar como algo más que objeto a una mujer. En lugar de un nervioso y atento testimonio biográfico todo se queda en un melodrama caduco y a veces cursi, de lo menos auténtico y revelador. Lamentable puesta en escena emocional y sólo bella en sus aspectos de exteriores y la fotogenia impresionante del desierto... calidad técnica suficiente para un documental pero puro adorno en una ficción.

Compartir este post
Repost0
30 diciembre 2015 3 30 /12 /diciembre /2015 09:14
Palabras y colores (Lecciones de amor)

Por fin, una película romántica destinada al gran público que además es honesta, inteligente, sensible y !!!CULTA!!!, sin ser pedante ni soporífera. Cuajada de citas literarias e interpretada por dos bestias cinematográficas en estado de gracia, Juliette Binoche y Clive Owen (el segundo un poco pasado de vueltas en sus secuencias de borrachin violento). "Palabras y colores", Literatura y Arte pictórico (deberían condenar al ostracismo al que inventó el título en español de esta película). Criaturas de carne y hueso, con defectos, iniquidades, nobleza, humor y, por favor, inteligencia. La Binoche impagable en su rol de profesora de arte, de pintora en horas bajas a causa de una enfermedad muscular irremediable y dolorosa, cáustica, aguda y divertida y a menudo amarga, vengativa y sufriente. Y Owen en un papel espectacular que le obliga a algunos momentos de histrionismo que se le perdona cada vez que hace funcionar una química increíble con la Binoche.

Magnífica película para poner como broche de oro al final de mi blog.

Compartir este post
Repost0
16 diciembre 2015 3 16 /12 /diciembre /2015 18:28
Momentum

Película de acción con un comienzo futurista y violento que parece lo que no es. Lo que sí es: historia del robo de un banco, con problemas entre los cacos por el reparto del botín. Que uno de los cacos sea Olga Kurylenko es de lo más sugestivo, pero aunque muy hermosa y escultural como actriz Olga deja mucho que desear o quizá sea problema del director o del guionista que no acaba de encontrar el sentido de todo eso. (Y tampoco se lo he encontrado al título, en fin). Película de acción, a ratos entretenida pero con un balance de regular tirando a mal. Los diálogos son excusables, las peleas resultonas y el malo muy malo que parece divertirse mucho con el papelón (James Purefoy) . Morgan Freeman hace de Morgan y poco más, pero seguro que ha cobrado sus dineritos por las escasas apariciones. Como novedad la acción se sitúa en Sudáfrica, aunque hubiera sido lo mismo en Hong Kong para el uso que hacen de la localización.

Compartir este post
Repost0
14 diciembre 2015 1 14 /12 /diciembre /2015 14:13
Unos días para recordar

Buena comedia francesa, un poco por encima de la media, nada superficial ni banal y a la que solo se puede achacar el añadido de unas gotas de edulcorante en un contexto realista a tope con personajes auténticos, alguno entrañable y los demás con sus claros y sus sombras, vamos parecidos a los que nos encontramos cada día. Todo comienza con un hombre, ¿arrojado? ¿autoimpulsado?, por encima de un puente hacia las frías aguas del Sena. Luego todo es hospital y las gentes que rodean al accidentado, Pierre, donde hay de todo, desde la enfermera gruñona pero humana a la cortés pero condescendiente, al médico endiosado rodeado de pupilos, al hermano de vida mediocre, al joven chapero que lo salvó de ahogarse y al policía que trata de descartar culpables --es el elemento menos creíble de la cinta-- y se convierte en amigo del protagonista sólo porque se parece físicamente a su padre. Cuando el solitario y malhumorado Pierre (un excelente Gèrard Lanvin) despierta en una cama de hospital, comienza una acción de relaciones humanas que parece intrascendente pero se convierte poco a poco en una situación llena de posibilidades, sin abandonar el realismo. Dirige Jean Becker hijo de otro buen director galo, Jacques Becker.

Buenos diálogos del protagonista con el personal del hospital, el joven que le ayudó o una joven paciente gordita y pasota que guarda un secreto. El buenismo se come ese realismo tan bien llevado y se nos lleva a un final poco verosímil que desmerece la película pero que no altera al espectador. Satisfacción en partes iguales, como este director probo ya dejó claras en cintas como "Conversaciones con mi jardinero" o "Mis tardes con Margueritte". Comedia con algunas gotas agridulces pero resultado garantizado que no va a incomodar al espectador, aunque le deje un sabor algo parecido a degustar una nubecita de azúcar.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens