Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
26 agosto 2016 5 26 /08 /agosto /2016 08:08
El Don Quijote de Trapiello

Con bastantes dudas, alarmas y escepticismo afronté la lectura comparativa de la "versión modernizada" del Quijote cervantino realizada por Andrés Trapiello, un escritor y ensayista que ya, que yo conozca, deambuló por el opus cervantino en tres ocasiones, algunas más felices que otras. Trapiello se ocupó de Cervantes en "Las vidas de Miguel de Cervantes" y de su obra máxima en "Al morir don Quijote" , una ficción sobre los postreros días de don Alonso Quijano el Bueno, cuando "entregó su espíritu, quiero decir que se murió" como apunta Cervantes. y lo que ocurrió después. Tema en el que abundó diez años más tarde (2014) con "El final de Sancho Panza y otras suertes" donde hay más de Trapiello que de Cervantes. Por ello me temía que a Trapiello se le fuera un poco la mano en este libro donde se atreve a limpiar de arcaísmos el brillante castellano cervantino, pulir el texto de complejidades idiomáticas o de giros de lenguaje en desuso y, en fin, dar nuevo esplendor a esta novela, ya de por sí manifiestamente difícil de mejorar.

Bueno, digamos que Trapiello ha mantenido el respeto canónico al texto y, realmente, con humildad e imaginación las más de las veces, ha logrado que el lector poco versado en lecturas de clásicos castellanos lo lea con comodidad y provecho. Hay párrafos que quizá hubieran estado más afortunadamente vertidos al castellano actual, o que la puntuación no debía haber sido tocada, pero eso es materia opinable y vale la pena destacar el valor en conjunto de la nueva vestidura que la ha puesto Trapiello al espíritu esencial de la novela que, afortunadamente, no ha sido manipulado.

Realmente el texto original de Cervantes se resiste en ocasiones, aunque la largueza humana y el humor del autor nos suaviza las asperezas. Desde luego el texto que nos propone Trapiello podría servir como estímulo para lecturas más profundas posteriores. Porque no estaba descaminada la pretensión de convertir El Quijote en un libro "desde la infancia a la vejez" pues tiene valores sobrados para serlo, sino que sobre todo en las etapas infantiles debía ser administrado en forma suave y explicada. Ahora el libro de Trapiello será de gran ayuda a profesores y maestros, siempre que se enfatice que se trata de un "remedio" temporal, para abrir el apetito cervantino. Valor didáctico, pues. Tengo para mí que la versión trapellense puede ganar lectores para el texto canónico. Sería de desear. Ser español y confesar no haber "podido" con El Quijote, no sólo es una vergüenza, es un error y una injusticia.

FICHA

"EL QUIJOTE", SEGÚN ANDRÉS TRAPIELLO.- Ed. Destino.-1018 págs. 23,95 euros. ISBN: 9788423349647

Compartir este post
Repost0
23 agosto 2016 2 23 /08 /agosto /2016 10:47
Viaje a tu cerebro emocional

Ediciones B publica un nuevo libro de la Dra. Casafont, especializada en neurología y neuropsiquiatría, dentro de la simpática tendencia divulgativa de su obra actual. No nos ofrece nada científicamente nuevo en lo concerniente al tema, el mundo de las emociones y su básica importancia en múltiples aspectos de nuestra salud física y mental, pero tiene el valor nada desdeñable de inyectar sencillez, humor, claridad y sentido común en las muchas veces obtusas y difíciles informaciones científicas que nos llegan.

A través de la metáfora del "árbol de la vida emocional" la autora estructura su libro mostrándonos los niveles progresivos, desde las raíces a las ramas y las hojas más elevadas para descubrir "los diferentes aspectos de nuestra evolución desde las semillas y raíces ancestrales hasta llegar a la creación de la plenitud afectiva". Todo ello sin descuidar la influencia del entorno en la formación de conductas y capacidades y proponer herramientas para adquirir competencias sanas y configurar relaciones saludables con el otro social, hasta acabar con una reflexión sobre la mejor vida posible en la etapa final. Aquí aparecen las orejas del lobo de la autoayuda, un afán de servicio en cómodos "digest" que suele ser carta de naturaleza en este nivel "comercial" de los auténticos ensayos que, avispadamente, suelen editarse hoy en día más y mejor que los farragosos y exigentes estudios de los investigadores.

Desde la herencia genética de la especie y como se van configurando aspectos decisivos de nuestro cerebro (el gran protagonista en la sombra), hacemos un entretenido y divertido periplo por el "tronco" de las habilidades emocionales, las neuronas espejo (semilla de la empatía), la parte negativa tan activa encarnada en los contravalores y los elementos sociales o personales que entorpecen el saludable progreso emocional y crean obstáculos, a veces insalvables, en su camino, hasta picotear en la huidiza conciencia y apostar por la salud emocional superior y su cumbre, la sabiduría (tan difícil de lograr como de hallar a nuestro lado).

La autora propone un corpus de herramientas o instrumentos cognitivos (al que denomina "Método Thabit") dirigido a usar la propia capacidad plástica cerebral orientándola hacia un cambio cognitivo (con ramificaciones emocionales y de comportamiento) que sustente eso que Epicuro llamaba "la vida feliz", cuatro siglos antes de Cristo. Interesante e innovador el grupo de dibujos y esquemas que se editan en cuerpo adjunto en el centro del libro. Muy pedagógico.

FICHA

"Viaje a tu cerebro emocional".- Dra. Rosa Capafont.- Ed. B.- 285 págs. 16,50 euros. ISBN 9788466654784

Compartir este post
Repost0
20 agosto 2016 6 20 /08 /agosto /2016 08:29
EL AMOR, LA SOLEDAD

Lúcida obrita filosófica de André Comte-Sponville, estructurada en tres largos diálogos por escrito del filósofo francés con sendos amigos y colegas, en los que se barajan principalmente los dos temas que reclama el título. Pero en esencia el discurso va cerniéndose en algo distinto aunque no menos importante, el filosofar, cómo entender lo que pretende la filosofía desde sus comienzos y como gestiona el filósofo su relación vital, en concreto el mismo A.S-C y por extensión los grandes filósofos que le precedieron y algunos de sus contemporáneos.

No se trata pues de un tratado, sino de una conversación escrita (el autor contesta las preguntas de sus amigos, manteniendo por escrito una correspondencia de preguntas y largas respuestas) . El recurso a las citas es continuo pero también hay una elaboración precisa y bastante lúcida del autor donde nos muestra su inteligencia y precisión filosóficas. Hay una voluntad de Comte-Sponville de resultar ameno, claro, sencillo, incluso humilde y cordial. Como decía Montaigne (citado numerosas veces en el libro) "Yo no enseño, yo cuento" y eso es lo que intenta este autor - perteneciente al interesante grupo francés de los "jóvenes rebeldes" (ya no tan jóvenes)- al que debemos obras tan fértiles como el "Pequeño tratado de las grandes virtudes", "La sabiduría de los modernos" o "La invitación a la filosofía".

Compartimos con él a Epicuro, Pascal, Alain, Simone Weil, Laforgue, Wittgenstein, Freud, Spinoza, Leibniz, todos escépticos sobre la propia filosofía cuando se desorienta de su verdadera finalidad, ser una enseñanza para la vida. Como dice el autor, "la filosofía no puede conducir a la sabiduría si no es con la condición de tender a su propia abolición". Y más adelante: "filosofar es pensar la vida y vivir el pensamiento". Y termina con una cita de Althusser, "cualquier filosofía que se toma a sí misma en serio es una impostura ideológica".

FICHA

EL AMOR, LA SOLEDAD.- André Comte-Sponville.- Trad. Godofredo González.- Ed. Paidós. ISBN 8449311365

Compartir este post
Repost0
18 agosto 2016 4 18 /08 /agosto /2016 07:45

Escrito con el desparpajo de un Francisco Umbral, pero con menos mala leche, irónico, satírico, nostálgico, muy sentimental en ocasiones, con ramalazos de poesía a lo Vázquez Montalbán, el ojo crítico de un Larra y el humor de un Mesonero Romanos, el charnego Javier Pérez Andújar (Sant Adrià de Besós, 1965) ha perfilado un curioso libro que es un híbrido entre unas memorias de un desclasado orgulloso de serlo y un "diccionario" ( recopilación de voces o temas por orden alfabético) en el que el periodista reproduce muchos de los textos que aparecieron en diferentes medios de comunicación, al calor de la inmediatez de los hechos.

Pérez Andújar derrama en este libro su experiencia copiosa como cronista de los barrios periféricos de Barcelona y al paso de sus recuerdos de hechos, momentos, paisajes y personajes de este pasado reciente. Los amantes de esa gran ciudad (cada vez más desnaturalizada por su imagen de parque temático del turismo menos elegante del mundo) y también de los "tebeos" y de su cultura entrañable, constituyen un a modo de biografía sentimental del periodista, de Barcelona y de la cultura de barrio y Encantes que muchos hemos conocido, padecido y disfrutado. Sin dejar de ser una cultura obrera también está en el punto de mira una auténtica y honesta filosofía de la vida, de la autenticidad, incluso de una mirada un si es no es ingenua, fiel a los hitos de su tiempo joven, de Radio Futura, de la Transición, del amor robado a la estrechez y a la necesidad, a los trabajos excesivos, a ciertas humillaciones y también a un tipo de orgullo de clase, de barrio y de dictadura. Un orgullo humilde que habla de cómics, cine, televisión en blanco y negro, series en color, políticos con perfiles nostálgicos no por ellos, sino por el tiempo en que se los sufrió. Todo ello contado con un estilo variopinto, juguetón, de fuegos artificiales, que nos recuerda a Mortadelo y Filemón tanto como al "Hombre enmascarado" o "Flash Gordon" o algunas novelas de Baroja o esas barbaridades de Jardiel Poncela. El repaso a los poderosos e infatuados políticos de la corrupción, el rostro pétreo y la desvergüenza e invulnerabilidad, que dejaron a los de "antes", lo del "no sabe usted con quien está hablando" como niños de guardería.

Uno acaba este libro con respeto, algo cansado de sonreir y más cansado aún de dolerse con las amarguras como puños que destilan muchas páginas. Un poco mareado con tanto destellos de ingenio, pero reconciliado con algo sincero y auténtico que emana de esas páginas. Al fin y al cabo se suscribe lo que el autor dice de su libro en la página 14: "Todos estos artículos están hablando de lo mismo : de una visión del mundo, de una manera de leer, de una forma de defenderse ante todo. Pareciendo una manera de escribir, resulta que han sido una manera de vivir. Tratándose de temas dispares, de asuntos no relacionados unos con otros ( desde Camilo Sesto hasta el Estado Islámico) forman juntos una poética, una declaración de principios literarios y por tanto vitales". Ahí es nada.

FICHA

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DE LA VIEJA ESCUELA,. Javier Pérez Andújar.- Ed.Tusquets.- 477 págs. 21 euros. ISBN: 9788490662991

Compartir este post
Repost0
17 agosto 2016 3 17 /08 /agosto /2016 17:37
El ladrón que leía a Spinoza

Lawrence Block, nacido en 1938, es uno de los maestros poco conocidos de la novela negra. Ha escrito más de cuarenta libros, aunque muy poco traducidos y publicados en España, a pesar de haber sido galardonado con los premios más notables del género. En 1993 fue nombrado Gran Maestro por la Asociación norteamericana de Escritores de Misterio. como tarjeta de visita suele utilizar con bastante eficacia el sentido del humor y las notas de cultura literaria de excelencia. Suele acompañar sus novelas de un toque de humor bastante apropiado para la ocasión que desarrola. En este libro, su ladrón es un personaje ya conocido en otras novelas, se llama Bernard Grimes "Bernie" Rhodenbarr que alterna los robos "de guante blanco" con su labor como librero en Nueva York. Roba con limpieza, sin violencia, sin armas, sólo ingenio, audacia y suerte. Le gusta correr 5 ó 6 km varias veces a la semana, por Central Park.Su mejor amiga y cómplice ocasional es Carolyn Kaiser, propietaria de la "Casa del caniche" donde trabaja como peluquera, es lesbiana, bebedora y enamoradiza. Otro personaje habitual es un "amigo" policía, Ray Kirschmann, fácil de comprar pero en definitiva un buen poli. En "El ladrón que leía a Spinoza" , Bernie debe defenderse de una acusación de asesinato. Excelentemente escrita, la novela es divertida e inteligente. Los diálogos son ágiles y brillantes y los personajes están bien perfilados. Tiene títulos como "El ladrón que citaba a Kipling o "El ladrón que pintaba como Mondrian". En este caso no sólo cita , y con pertinencia, párrafos de Spinoza ("Del origen y naturaleza de las emociones") sino a Thomas Hobbes y utiliza los pensamientos de esos dos filósofos para construir su alegato de descubrimiento del asesino en la sombra.

FICHA

EL LADRON QUE LEIA A SPINOZA.- Lawrence Block.- Plaza Janés. 304 págs. ISBN: 9788401476143

Compartir este post
Repost0
7 agosto 2016 7 07 /08 /agosto /2016 12:29
Han venido unos amigos

Antoni Marí (Eivissa, 1944) poeta, narrador y ensayista en el terreno literario creativo y editor y catedrático de Teoría del Arte en la Pompeu Fabra, por añadidura, es uno de los intelectuales de este país que, como los libros muy buenos, las películas importantes y en general los grandes clásicos, pertenecen al acervo de lo excelente. Conocido dentro del mundo de exigencia de los mejores, va dejando salir a la palestra con discreción y sabiduría, unas obras que raramente decepcionan y que, en general satisfacen a los que le conocemos y admiramos y va creando poco a poco nuevos adeptos.

No hay nada banal en sus obras, son como "delicatesen" literarias para degustar con morosidad y placer. Atrae por igual al filósofo y pensador, como a los que aman la alada poesía y a los que gustan de sumergirse en una prosa siempre situada en los niveles de los mejores. Incluso se atreve a buscar en lo híbrido de los géneros, como en esta "Han venido unos amigos" ( editado por Renacimiento en castellano y por Tusquets en catalán) en la que las fronteras de la poesía y la narrativa, son transgredidas con ingenio y con pericia. Marí hace un guiño al origen poético de toda narrativa y como un Homero moderno (alejado de la épica), nos cuenta la historia de un hombre que busca la soledad y recurre a la amistad para sanar sus heridas y levantar las fuerzas de su cuerpo enfermo, con el auxilio de una mente brillante y especulativa que ahonda en el pasado y evoca la difícil poesía del presente como una forma de expresar lo que no se puede decir. La traducción al castellano de su original catalán es del propio Antoni Marí.

“Estoy en cama, inválido, desde hace tiempo, / y nada me entretiene ni me alegra tanto como las cartas recibidas, / algo escasas tal vez, o las visitas que me hace la gente / que no es de la familia” (pág. 14) es la entrada al escenario intimista de este poema. Allí desvela la paradoja entre la soledad del poeta y su ansia de compañía. Es el comienzo de un viaje que debe llevar al autor a la esencia de su ahora y su aquí, por encima de cualquier banalidad. La alegoría, la metáfora y el símbolo de la existencia está permeado por el pensamiento y la visión poética.

Los personajes son como sombras que nos hacen dudar de una realidad que, por otra parte, es evocada de manera puntual y exacta, casi corporal. El estilo es brillante, meditativo, exigente (lo he leído en catalán que no es mi lengua materna y he padecido de primera mano esa exigencia terminológica) y va ajustándose como un guante a las descripciones que van desvelándonos el escenario físico donde el poeta espera, piensa y siente. El poema se desenvuelve como una alfombra mágica cuyo recorrido lleva del alma de un hombre al entorno sensual y a los grandes asuntos que preocupan o de los que se ocupan los hombres. La indefinición y vulnerabilidad de la propia identidad, en esencia tan efímera, es la llave oculta del poema, que en su últimas páginas dice: "¿Com un jo, fet a miques, pot tenir el seu llenguatge propi, la seva natural expressió, si aquest jo que tot ho recorda, no entén res? Ni las paraules, ni las coses, ni el que les representa". Y acaba el libro cerrando el uroboros, el círculo taoísta, buscando en el ejercicio de la pluma el sentido global, ya que como dijo el filósofo, "no somos cosas, objetos, pensamiento, somos acto, actividad":

Més enllà dels limits del jardí, la foscor del cel s'estén cap a les fronteres de la llum, eixamplant els dominis de la claredat del que es Intel-ligible. He anat cap a la taula, he agafat llapis y paper, i he començar a escriure: Han vingut uns amics, aquest matí, a veure'm"

FICHA

Han vingut uns amics.- Antoni Marí-- Tusquets Ed.109 págs.12 euros. ISBN 9788483832226

Compartir este post
Repost0
5 agosto 2016 5 05 /08 /agosto /2016 18:25
Horas en una biblioteca

Hay en este ensayo de Virginia Woolf (cuyo nombre real es Adeline Virginia Stephen, 1882-1941), una serie de artículos publicados en revistas de la época que completa dos libros anteriores de ensayos publicados en Inglaterra en 1925 y 1032 por la Hogarth Press y recopilados por su marido, Leonard Woolf, que añadió dos libros más formando cuatro tomos en 1966-67 bajo el nombre de Collected Essays. Han seguido las investigaciones de los eruditos que han logrado identificar ensayos publicados sin firma en revistas literarias hasta publicar en 1977 el libro "Books and Portraits". De este volumen proceden los que ahora aparecen en el libro que recomiendo en los que hay ensayos biográficos que siguen el camino que abrió el padre de la escritora sir Leslie Stephens y perfeccionó uno de los mejores amigos de la Woolf, Lytton Strachey.

En este libro los admiradores de la Woolf encontrarán también agudos ensayos sobre la lectura, el arte de escribir, música, el oficio del novelista y hasta cine. Virginia que vivió una época difícil de transición., con al primera Guerra Mundial y el afianzamiento de los derechos femeninos de los que la autora de "Una habitación propia" era ardiente defensora."Horas en una biblioteca" fue redactado en aquellos tiempos en los que la sociedad inglesa se transformaba empujada por la crisis humanitaria y de valores. En este ensayo hace una defensa del "lector común", del hombre corriente que debe lograr un lugar en el mundo encorsetado por las clases altas. Escribe sobre la diferencia entre los que leen para aprender y los que lo hacen por amor a la lectura. Y establece que es el lector joven el que interesa proteger pues toma la lectura como un ejercicio híbrido, no sedentario, que se ve impulsado por la energía joven y el deseo acuciante de conocer y experimentar, ya que "la gran época para la lectura es la que va desde los dieciocho años de edad a los 24". Según la Woolf es en esas edades tempranas cuando realmente aprovecha el aluvión de lecturas. Hay que perdonar a Virginia esa parcialidad romántica, ya sabemos que en la realidad toda hora de lectura profunda es benéfica sea cual sea la edad en que se produce aunque con los años uno tiende a volver los ojos hacia los clásicos perennes.

Ella misma se convirtió en una clásica, paradójicamente revolucionando el sentido y la estructura de la novela, como también haría Joyce o Faulkner. Su postura como lectora es crítica, con grandes admiraciones y bastantes rechazos (al mismo Joyce no acababa de aceptarlo), con una sensibilidad que enfrentaba a la Woolf de educación victoriana con la admiradora de autores que experimentan con las voces narrativas y la temática que pretendía, ella misma, innovar la novela como medio de reflejar la realidad. Nos habla de Jane Austen, Joseph Conrad o Dostoievski, entre otros. Disfrutemos con textos como “Yo soy Christina Rossetti” (1930), en el que ironiza sobre los amores de la poetisa y sus represiones religiosas. la Woolf defiende el género biográfico (con las vinculaciones personales y familiares que ya he mencionado) " pues aunque debe basarse en hechos, su lectura y los recuerdos que deja llevarán a nuestra mente a entender y profundizar mejor en otros textos". Significativos ensayos. Siempre es un placer leer a Virginia Woolf.

FICHA

Horas en una biblioteca.- Virginia Woolf.- Traducción y edición de Miguel Martínez-Lage.- Seix Barral.- 368 págs. 19,90 euros. ISBN 9788432229299

Compartir este post
Repost0
3 agosto 2016 3 03 /08 /agosto /2016 11:11
El príncipe negro

Iris Murdoch es una de las autoras en lengua inglesa --aunque ella es irlandesa-- que goza de mi más alta estimación, en muchos aspectos a la altura de la mitificada Virginia Woolf, paradigma de la mujer inteligente. La sensibilidad, ironía e inteligencia de la Murdoch es mucho más clara y perceptible que la de la Woolf, por así decirlo está más al alcance de los lectores no eruditos. Como contrapartida, sus novelas no alcanzan la perfección de Virginia, sus magníficos personajes no son tan profundos y coherentes y en ocasiones se pierde en la complejidad de sus tramas que, por regla general tienen que ver con emociones y sentimientos, con el amor, el rechazo, la vergüenza, el ridículo y la vanidad, en la importancia de la ética para la vida cotidiana y en la capacidad de la memoria para causar dolor y también deleite.

A las mujeres les suele apasionar el personaje central de esta novela, Bradley Pearson, quizá porque se sienten muy cerca de sus emociones y comportamiento. Y esa es exactamente la razón por la que a los hombres les parece un personaje histriónico, dominado por sus emociones y bajo la tiranía de unos sentimientos incoherentes con lo que sabemos de él. La deriva de este personaje , un escritor varado en la impotencia creativa, se convierte en drama cuando se enamora de la hija de uno de sus mejores amigos, el escritor de éxito Arnold Buffin. El melodrama está servido, añadiendo a la ex esposa de Bradley, la familia Buffin al completo, fuego cruzado de sentimientos volcánicos por todos lados y la participación colateral de personajes desnortados como el hermano de la ex, (una pimpante viuda --de su segundo marido-- enriquecida por herencia) un estrafalario es médico, semi delincuente y homosexual y para coronar el pastel, le hermana de Bradley, una mujer absurda que se pasa toda la novela drogada o llorando a causa del divorcio de su marido. Les juro que todo este galimatías logra convertirse bajo la pluma de Murdoch en una novela realista, divertida e inteligente. En sus páginas y cito por su pertinencia: "la autora analiza conductas, ambiciones, la sequía creativa y demás aspectos relacionados con el oficio de escribir y la esencia del arte en general, además de abordar la amistad, las relaciones familiares, la envidia, la decadencia personal, las falsas apariencias, la verdad y la mentira, los ocultos intereses, la utilización de unas personas por otras, la falta de escrúpulos y – ante todo y sobre todo – el amor, por medio de una serie de enredos que habrían convertido la novela en un simple folletín si la hubieran escrito otras manos". Pero también el crimen, un asesinato, la venganza y el despecho femeninos, los celos o la envidia profesional entre escritores. Y algo memorable: una llamada telefónica al protagonista en la que su amigo y rival escritor le dice: "Bradley, ¿podrías venir, por favor?. Creo que he matado a mi mujer"

Todo esto servido por el transparente y exacto estilo de Murdoch. Con su habilidad para mantener la tensión de la trama sin abandonar las reflexiones y descripciones de los estados de ánimo y comportamientos de sus personajes. Divierte la astucia de la autora al incluir prólogos, epílogos y añadidos de otros personajes que corroboran, matizan o rechazan la versión que conocemos de los hechos, en la voz del protagonista. Para terminar, magnífico el prólogo de Álvaro Pombo.

FICHA

EL PRÍNCIPE NEGRO.-Iris Murdoch .- Lumen, 2007. Páginas: 562 . Trad. Camila Batlles.

ISBN: 9788426416179

.

Compartir este post
Repost0
29 julio 2016 5 29 /07 /julio /2016 16:43
Mendel, el de los libros

Zweig escribió este pequeño libro de 57 páginas en 1929, trece años antes de suicidarse junto a su mujer en Petrópolis, entonces un lugar rural no muy lejos de Río de Janeiro, donde fue a parar, desesperanzado y lleno de temores tras huir de su adorada Viena por el avance imparable de los nazis y tras una estancia desilusionada en Estados Unidos. En él, con su prosa brillante y fluida nos cuenta la historia lamentable y patética de Jakob Mendel, un original, tímido, introvertido, solitario y excéntrico librero de viejo que durante más de treinta años acude, cada día, desde primera hora de la mañana y hasta la noche, justo antes del cierre, al café Gluck de Viena, donde ocupa siempre a la misma mesa y consume dos cafés y unos pocos bollos de pan. Es una institución cultural del local. En su rincón lee, escribe, estudia y se ocupa de su negocio, vender libros y por supuesto buscarlos primero gracias a ser un desconocido -- pero famoso en círculos minoritarios de eruditos -- experto en libros, en fechas y lugares de publicación, en editores, en autores, en géneros. Es como un ordenador, una biblioteca ambulante, una autoridad bibliófila, una eminencia dotada de un cerebro portentoso. Vive para los libros y ellos son toda su vida, ajeno a lo que ocurre en el mundo, en su ciudad, a dos metros fuera de su mesa. Ni tan sólo se ha enterado de que en torno suyo el mundo se derrumba a causa de la I Guerra Mundial. Esa será su perdición. Por un motivo futil, dos postales enviadas a dos países enemigos, Inglaterra y Francia, reclamando catálogos de libros, pondrá en marcha la absurda y fatal maquinaria represiva de la policía y el ejército, en un país de tradición prusiana. Terminará en un campo de concentración y comenzará la caída hacia el olvido y la muerte. Mendel parece surgido de una novela de Kafka. Pero nace de la pluma de un hombre que comienza a montar en su mente una historia semejante que reflejará su propio final, Zweig. Mendel es además judío, de Galitzia, un inmigrante ruso que huyó de su país para no realizar el servicio militar, que lleva muchos años en Austria pero nunca se ha preocupado en adquirir la nacionalidad austriaca,. Es una persona sin documentación que solo ha querido vivir en el mundo de los libros, presa fácil e inocente para la inhumana máquina burocrática de un Estado en guerra. Cuando vuelve de la prisión, Mendel ha cambiado y no encuentra su lugar en un mundo que también ha cambiado.

Resulta chocante que este libro de Stefan Zweig fuera escrito sin que su autor sospechara en lo más mínimo que un destino semejante, cambiando el exilio por el campo de concentración, le estuviera reservado. Tampoco el mundo que sobrevino tras la Segunda Guerra Mundial no tenía nada que ver con el que Zweig disfrutó (y que, de alguna manera, también estaba fundamentado en los libros, el arte y la cultura). El terror a una posible victoria nazi, a un mundo dominado por la barbarie militarista y represiva, llevó a Zweig al suicidio. "Mendel, el de los libros" se convierten así en un impresionante alegato contra esa clase de tiranía.

FICHA

Mendel el de los libros.- Stefan Zweig .- Editorial: Acantilado .- Páginas: 57 ISBN: 9788496834903

Compartir este post
Repost0
21 julio 2016 4 21 /07 /julio /2016 09:07
El impresor de Venecia

Disfrazada argumentalmente bajo el intento de un personaje de escribir una biografía hagiográfica sobre el gran impresor veneciano del siglo XVI Aldo Manuzio, el escritor y editor Javier Azpeitia (Madrid, 1962) que había jugado anteriormente con personajes literarios históricos como Quevedo, Mesalina o Ariadna, nos brinda una novela de buen nivel cultural y cierto interés literario.

Azpeitia ha sido editor de narrativa y antólogo de poesía barroca, y da clases de escritura y edición. En relación con esta novela hay que resaltar que Azpeitia que fue comisario de la muestra que la Biblioteca Nacional dedicó hace poco a Aldo Manuzio, justamente el personaje que ha convertido en elemento clave de su libro. Con unos planteamientos sencillos y personajes un tanto retóricos (los diálogos no es lo más conseguido de este escritor) nos aporta una semblanza de Manuzio que a edad ya avanzada se estableció en Venecia y se asoció con otro gran personaje de la historia naciente de la imprenta, Andrea Torresani, con quien emparentó al casarse con su hija Maria. Esto se nos narrará como una investigación biográfica del hijo putativo del impresor, Paolo. A partir de un comienzo casi tópico con una frase memorable "Entre la diversidad de tipos que conforman la especie humana, uno de los más peculiares es el de que renuncian a vivir el mundo para leerlo", Azpeitia va desgranando los elementos biográficos que revelan cuestiones, hechos y comportamientos turbios. Siguiendo a una pluralidad de voces narradoras y un estilo que mezcla narración, confesiones y cartas, Azpeitia logra impulsar su novela histórica con una ambición compleja resuelta de manera correcta. Nombres como los Medici, Pico della Miradola, Erasmo, Savonarola, Tiziano... van surgiendo en este retrato renacentista, mientras el autor nos da noticia de usos y costumbres venecianos del siglo XVI . Como suele ocurrir en la narrativa histórica, ay, tan en boga, se baraja la intriga con la violencia o el sexo, aventuras, misterios y mucha acción para equilibrar los discursos retóricos y los diálogos (literariamente mejora el estilo de Azpeitia en los monólogos), amén del exceso de información. El autor aprovecha para fustigar los fanatismos, echa su cuarto a espadas por el sexo libre de cadenas religiosas y manifiesta su admiración por el epicureísmo y el disfrute de la vida. Eso sí, sin olvidar el amor a la cultura y a los libros (la novela es una oda a la belleza y necesidad de la lectura). No en vano Aldo Manuzio, no sólo alcanzó algunos de los hitos de la edición moderna: la cursiva, el libro de bolsillo, la edición bilingüe en páginas enfrentadas, sino que se esforzó en recuperar el saber clásico en obras de los “paganos prohibidos” Lucrecio y Epicuro, de Aristóteles, Aristófanes, Tucídides… que fueron elementos clave en el Renacimiento. En resumen, una buena novela histórica de un autor ambicioso.

FICHA

El impresor de Venecia. Javier Azpeitia. Tusquets. Barcelona, 2016. 352 páginas. 19 euros

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens