Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
13 julio 2016 3 13 /07 /julio /2016 16:41
El ruido del tiempo

Con un comienzo de excelente factura literaria (recuerda un poco a un Chejov) el gran Julian Barnes, uno de los cinco exquisitos británicos que nacieron alrededor de los cincuenta, Amis, Swift, Lodge, Mc Ewan, comienza su última novela, "El ruido del tiempo". Como Amis o McEwan, Barnes bucea en la historia europea reciente, la segunda guerra mundial, más que en la lado nazi o aliado como Amis y Mc Ewan, en la zona rusa y concretamente en la URSS dirigida con mano de hierro y ausencia de escrúpulos por el dictador Stalin.

Con su tendencia a profundizar en los dilemas éticos (y estéticos) de los hombres bajo la ominosa sombra de una dictadura letal, Barnes se mete -y nos ayuda a hacerlo - en la piel y la mente de un artista singular, Dmitri Shostakóvich (San Petersburgo, 1906-Moscú, 1975), compositor y pianista al principio mimado por el régimen que con el estreno en 1934 de su ópera "Lady Macbeth en Mtsensk" , incurriría en el caprichoso y paranoico rechazo --sin razones o explicaciones- de Stalin, que esperaba una triunfal loa a su propia figura o al régimen galvanizado y cruel que él detentaba y no entendió en ningún momento la música del compositor. El artículo aparecido después del estreno en Pravda, el órgano de propaganda de Stalin, titulado “Caos en vez de música”, donde se le acusaba de ser un ejemplo de arte decadente y contrarrevolucionario.

A partir de ahí, ante la ciega brutalidad burocrática del régimen (Barnes nos regala páginas angustiosas donde late la sinrazón y el agobio de un Kafka), Shostakóvich debió afrontar la alternativa de tantos de sus colegas y artistas de todos los géneros, ser un mártir o un equilibrista entregado y temeroso para sobrevivir. Comienzan las penalidades y los miedos profundos de compositor (que solía dormir vestido y con una maleta preparada para cualquier "viaje" con la policía secreta. Durante años, el pusilánime artista, trató de plegarse a todas las exigencias indirectas del régimen, esperando continuamente la visita nocturna de la muerte y dudando sobre la pertinencia de un suicidio.

En "Nada que temer" y alguna que otra obrita menor, Barnes ha confesado de forma clara su temor patológico a la muerte y esta novela me parece un homenaje a un hombre que, de alguna manera, parece un trasunto suyo, seguramente más justificado por razones externas. La elección entre la dignidad o la supervivencia, no es fácil ni siquiera sobre el papel. Shostakóvich ni siquiera tenía la posibilidad del silencio ya que, conocedor de la patología del dictador y, por contagio, de sus fieles -tan aterrorizados por la vesanía de Stalin como el propio compositor- sabía que dejar de escribir música sería considerado también alta traición. Por ello se avino a repudiar su ópera y a componer una obra que reflejara la alegría y libertad de la Rusia revolucionaria.

Y así se forjó la esquizofrénica figura de un compositor que en la intimidad sufría la agonía del terror a la extinción y en público aplaudía el fervor revolucionario que simbolizaba el dictador de una manera omnímoda e implacable. Las bandas sonoras que compuso para la películas propagandística que agradaban a Stalin fueron premiadas y poco a poco recuperó el favor del dictador, aunque jamás dejó de padecer la paranoica y autodestructiva sensación de que, en cualquier momento y sin excusa alguna podía ser enviado a un gulag o desaparecer en cualquiera de las purgas que asolaban el país. Tras una Séptima Sinfonía que cantaba la defensa numantina rusa en Stalingrado, las siguientes sinfonía Octava y Novena volvieron a indisponerle con el cada vez más oscuro y demencial Stalin. Y volvieron las represalias y el terror. En esas páginas es donde brilla el estilo de Barnes, con toques líricos y reflexiones psicológicas de un realismo conmovedor, defendiendo a pesar de todo el insobornable talento creativo del compositor que sólo en su alma se sabía libre pero se sentía incapaz de implementar el grado de dignidad que hubiera requerido su autoafirmación. Ni siquiera tras la muerte de Stalin en 1953, Shostakóvich puso sacudirse de todas las limitaciones éticas y de comportamiento que el terror de décadas habían grabado a fuego en su persona. Como escribe Barnes, “La línea de la cobardía es la única que avanzaba recta y segura en su vida”.

Magnífica novela sobre la degradación moral de un hombre pusilánime y cobarde, al que nadie con dos dedos de frente y alguna experiencia puede condenar o juzgar en modo alguno. El heroísmo no es una exigencia humana sino un gesto de grandeza moral. Los que han vivido en regímenes totalitarios saben perfectamente el precio que se paga por mantener la dignidad. Y no todos están dispuestos a satisfacerlo. Pero, al menso, nos queda su música, reflexiona Barnes, y la grandeza de sus partituras estás por encima de los caprichos y crueldades de la historia.

FICHA

EL RUIDO DEL TIEMPO.- Julian Barnes. Trad. Jaime Zulaika.-199 págs. Ed. Anagrama. ISBN 9788433979551

Compartir este post
Repost0
9 julio 2016 6 09 /07 /julio /2016 08:11
La práctica de la atención plena

He aquí un libro brillante y necesario. No solo por su temática, la atención plena, uno de los sistemas más renovadores sobre la aplicación de la mente a la mejora de la persona, sino por la calidad humana y científica del autor, la claridad y pertinencia de sus ideas, la amplitud de su información y el estilo sencillo, a veces poético y siempre eficaz de comunicar los elementos de la técnica y su práctica, así como los avales científicos que posee y las experiencias , propias y ajenas, que nos relata.

Jon Kabat- Zinn es un profesor de medicina norteamericano, formado en neurología y neuropsicología, que ha trabajado, con éxito visible, en integrar técnicas budistas milenarias de meditación con el fin de sobrellevar los estragos que el estrés causa en las personas y el sufrimiento de las enfermedades de todo tipo, restableciendo las prioridades del paciente, reorientando su energía y creando las condiciones mentales y físicas para recuperar la seguridad, el equilibrio y el bienestar. El secreto: "aprender a vivir en lo atemporal, fuente de consuelo y de la percepción clara de las mentiras en que vivimos --y que nos contamos y creemos-- para recuperar el equilibrio homeoestático entre la vida, la naturaleza, nuestro cuerpo y la mente. No se trata del típico y tópico libro de autoayuda, ni un recurso de cualquier misterioso gurú por arte de magia o hipnotismo, sino de un ensayo de categoría científica que sorprende y cautiva por su honestidad y claridad, en pro de una conciencia abierta y sin juicio instante tras instante.

No nos cuenta nada nuevo, sino que recoge el testimonio y la práctica de miles de participantes en esta técnica y nos ofrece esos testimonios, para después, con el respeto y la lucidez como herramientas, proponernos la posibilidad de acceder a la sencilla y revolucionaria práctica que ha ayudado a millones de personas: observar y percibir como vivimos nuestra vida en continuos momentos de inconsciencia, sin darnos cuenta de que lo hacemos, sujetos a pautas automáticas de pensamientos volátiles e innecesarios y en sentimientos fraudulentos e inestables. Ya que está demostrado que "cuanto más atención prestamos a la gradación de las cosas, más clara -y no al contrario- se torna nuestra mente. Y ello lo consigue la meditación.

Así es como esta autor define la meditación: "No tiene que ver con corregir, curar ni obtener nada. Y tampoco con un estado mental, porque trasciende todos los estados mentales, todas las opiniones y hasta todos los diagnósticos. La meditación consiste en descansar en la conciencia de lo que está sucediendo en el mismo momento en que sucede, sin alejarse de nada, por más molesto y doloroso que sea, por más que no queramos estar ahí y sin perseguir ni obsesionarnos tampoco con ninguna experiencia por más extraordinaria y placentera que sea y por más que no queramos que desaparezca" (página 548)

Hágase un favor, lector, lea este libro y permita que la atención plena entre en su vida. No se imagina el mundo que puede llegar a descubrir. Un mundo que, curiosamente, ha estado siempre junto a usted.

FICHA

La practica de la atención plena.- Jon Zabat-Zinn.- Trad. David González.- Ed Kairós.- 610 págs.29,50 euros. ISBN:9788472456464

Compartir este post
Repost0
1 julio 2016 5 01 /07 /julio /2016 18:07
El libro y la hermandad

Esa excepcional escritora irlandesa que fue Iris Murdoch, que tuvo un infeliz final a causa del Alzheimer (hace poco vi la impresionante película de Richard Eyre sobre su vida, "Iris", con dos soberbias actrices Judi Dench y Kate Winslet cubriendo su juventud y su vejez, sin olvidar a Jim Broadbent como su marido) escribió varias novelas y ensayos de formidable factura en general. Ahora se publica, creo que por primera vez en español, «El libro y la hermandad» , que vuelve a tratar uno de los temas predilectos de Iris, la amistad, el amor y el paso del tiempo, todo ello envuelto en una prosa irónica, afilada, inteligente, con unas reflexiones políticas y unos diálogos de gran categoría. Hay que felicitar a "Impedimenta" por su rescate de las obras de Murdoch y entre ellas no podía faltar la que nos ocupa, una obra maestra que ha traducido con garbo Jon Bilbao y que fue publicada unos años antes de que comenzara el radical y amargo decaimiento de la escritora a causa de su feroz enfermedad.

Como suele suceder con las obras que publica Impedimenta, se gratifica al lector con abundante información, en este caso de la mano del maestro Rodrigo Fresán, un experto en la literatura de habla inglesa, novelista él mismo, y de rara calidad y enjundia. El ambiente culto, filosófico, lúcido y de una sensibilidad vitalista llena de sensualidad, es una especie de constante en las obras de Murdoch, que en este caso se agudiza por la presencia de un elemento dinamizador oscuro, crítico y amoral. un personaje, un intelectual filomarxista amado, odiado y temido por el grupo de amigos, que le financian la redacción de un libro sobre el futuro político de su generación común. La dinámica de transgresión que provoca crea un choque de reacciones, fuerzas y desplantes que enturbia la gozosa vitalidad de los personajes, muestras variables del mundo elegante de la clase alta británica. Como elementos de una obra griega clásica, la Ibris o locura de los hados creará situaciones pasionales y actitudes que van forzando la trama en vueltas y revueltas inesperadas y desequilibradoras.

Como una especie de Wodehouse sin su humor disparatado y con más profundidad psicológica, política y filosófica, pero con su misma elegancia estilística, el lector asiste en los salones lujosos, los jardines y el confort refinado, a los dilemas que un grupo de hombres y mujeres de clase alta viven como marionetas de los dioses. Entre descripciones llenas de poesía o ironía, diálogos brillantes y reflexiones de una inteligencia afilada, el lector va siendo sacudido de vez en cuando por párrafos o comentarios de una belleza inesperada y fascinante. «Levantó la cabeza como un animal que, sobre la desierta cima de una colina, lanzara un rugido solitario e inarticulado, no triste pero sí provisto de un tono o un eco de tristeza; una declaración, profunda e irreprimible, de su existencia. Rugió en silencio al gélido aire nocturno y a las estrellas». No en vano Murdoch, estudió en Oxford y Cambridge, donde conoció a Wittgenstein, y enseñó Filosofía en Oxford de 1948 a 1963. Tiene 26 novelas publicadas, narraciones breves, obras de teatro, poesía y obras filosóficas, entre ellas la primera monografía en inglés sobre Sartre. Sus referencias al idealismo y el liberalismo marxista de los amigos, rozando la cincuentena, van sugiriendo la decadencia del mundo pequeño burgués al que se opone, con evidente inocencia, el paso del tiempo en esas personas incapaces de rechazar los privilegios de su clase social.

Todo lo anterior configura una lectura que es de todo menos fácil, El estilo de la escritora es, como dije, inteligente, acertado y acerado con notas de humor, pero también premioso, exigente, demorado más que lento. Como dice Fresán en su postfacio : el lector no pasa por los libros de Murdoch, se va a vivir en ellos. Aunque uno se encuentre con perlas tan discutibles como este juicio sobre la filosofía emanado de un profesor de clásicas, bien amado por sus alumnos, "la filosofía, es el pensamiento vacío de hombres ignorantes y engreídos que se creen capaces de digerir antes de comer. ¡Creen que sus pensamientos insustanciales pueden conducir a conclusiones profundas!". Lo cual viniendo de una profesora de filosofía resulta de un sarcasmo delirante. O, más adelante, "la vieja mentira de la salvación cristiana, que nos dice que podemos enterrar nuestro antiguo ser y convertirnos en buenas personas con solo pensarlo; te acomodas, sueñas con ello y crees que ya has cambiado y que no tienes nada más que hacer y te sientes feliz con tu mentira". Demoledora. Pues bien, ármense de papel y lápiz. La Murdoch les deparará delicias como éstas con una frecuencia mayor que nuestra capacidad de disfrutarlas.

FICHA

EL LIBRO Y LA HERMANDAD.-IRIS MURDOCH.- Trad. de Jon Bilbao.- Ed. Impedimenta.-652 págs.-24,95 euros. ISBN: 9788416542338

Compartir este post
Repost0
25 junio 2016 6 25 /06 /junio /2016 08:53
Los Austrias, el vuelo del Aguila

Como dirían los clásicos, en este libro se practica la máxima "docere delectando" (instruir deleitando). Es como asistir a una clase de historia impartida por un buen profesor, documentado, con sentido del humor, sin erudiciones plúmbeas, con una pizca de picaresca. Alguien que domina el tema y se puede permitir ser un poco irreverente, divertido incluso. Alguien que logra que la clase pase como un rayo y que a los alumnos les quede el regusto de la carencia, la necesidad de saber más, el placer de volver a escuchar al profe mostrando el revés de la trama de la historia de siempre. Una especie de Indro Montanelli, de tan grata memoria, a la española. Pues bien, esa es la impresión principal que deja la laboriosa lectura del tomazo escrito por el catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza, Luis Corral, sobre los Austrias.

Supongo que algunos doctos profesionales de la Historia arrugarán un poco la nariz ante las libertades que se toma Corral en sus ficciones, aunque dada la popularidad -y las ventas y los lectores-- de sus libros, atemperarán sus prejuicios con la displicencia de un "lo importante es que divulga conocimientos y hechos históricos que la mayoría de la población no conocería si no fuera por sus novelas". Pues sí, y no es poco lo que consigue dada la galopante incultura que nos aflige (aunque a nadie parece afligirle demasiado en donde debiera hacerlo, ministerio de pseudocultura incluido, llamado como todo el mundo sabe de Educación, cultura y deporte, vaya por Dios).

Dicho esto, pasemos al libro que nos ocupa. Como suele ser tópico en el género, la novela histórica, se trata de armar una estructura narrativa en la que los hechos históricos contrastados conviven en rigurosa mezcla con personajes de ficción, buscando en todo momento una coherencia narrativa que no estorbe la obstinada relevancia de los hechos históricos. El tramo de época propuesto va desde la muerte de la reina Isabel, la Católica, en 1504 hasta la toma de poder de su nieto Carlos, primero de España y V de Alemania, emperador del Sacro Imperio romano Germánico. Corral se ha atrevido con una época bastante bien documentada y aprovecha ladinamente los episodios "oscuros" que suele haber en toda historia que se precie, pues la historia la hacen los hombres, aunque a menudo la deshagan o la manipulen por sus propios intereses. Hay un elemento clave, una piedra de toque de ficción que contrasta hábilmente con lo histórico, en este caso un personaje bien situado, un médico judío converso Pedro Losantos y su familia. El será una pieza importante en el desarrollo de la trama, agente activo o testigo pasivo de las complicaciones que genera el poder y el ansia de poseerlo o mantenerlo, el dinero, o el sexo, tres cartas de triunfo con el que se baraja la historia porque con ellas se juega la vida y la hacienda. Toda la urdimbre de enlaces reales, seducciones y alianzas o traiciones se despliega como fuegos de artificio (nunca mejor dicho) en ese escenario que nada menos concierne a toda Europa en general y a un reino que se hace, España, en particular. Asistimos al fin de los Trastámara y el advenimiento de la dinastía de los Austria que habría de perdurar durante doscientos años.

Para los exigentes en la ortodoxia histórica Corral adjunta una bibliografía extensa y una interesante relación de los entresijos que unen a personajes de ficción con los que existieron. La propuesta es amena y útil para los que gustan de acercarse a la historia de todos con el ropaje entretenido de la novela. Y episodios reales como la de la desdichada reina "loca" doña Juana que durante 45 años pagó con una inicua prisión en Tordesillas el haber nacido en una época equivocada (para ella y lo que representaba), dan una nota trágica que hace vislumbrar al lector la enorme fuerza de ese personaje real (en todos los sentidos) que parece paradójicamente surgido de las páginas de la tragedia shakesperiana. O el no menos pariente de Lear, Macbeth o Hamlet, Felipe el Hermoso, cuya muerte parece surgida de aquél último gran personaje del Bardo inglés, el príncipe de la duda, el siempre joven y siempre trágico Hamlet. O Fernando el Católico que alienta una osadía pragmática y falta de ética por la necesidad de consolidar el poder, ¿no les recuerda a Ricardo III?

Y es que, como dice el propio autor (y muchos antes que él) "la historia ha estado siempre condicionada por la política". Y el resultado de esta realidad es que la historia que se nos enseña acaba por aburrir hasta a las marmotas. Por ello, al margen de su posible calidad literaria, novelas como la de Corral, hacen una buena labor pues obligan a pensar, a repensar la historia oficial que nos venden. Y de esa crisis de conocimientos siempre surge algo sano. Al menos aprendemos a diferenciar el mito de la historia, el símbolo de los hechos. Y al fin, ¿no ha de ser la historia un reflejo de lo que han sido, son y serán los hombres afectos al poder, con todas sus debilidades, vicios, engaños, mezquindades y alguna que otra grandeza? Tengamos algo claro: como en la novela de "1984" de George Orwell (escrita en 1947) las actividades del Ministerio de Historia que va manipulando, a veces día a día, el pasado y los "hechos históricos" para justificar el presente o fundamentar las acciones del futuro inmediato, tienen un correlato menos "literario" en lo que hoy en día hacen muchas entidades oficiales -en todo el territorio español y más en las zonas que quieren dejar de serlo- a fin de dar una base a sus políticas actuales, a veces por pura comodidad ignorante y a menudo por intereses propios poco confesables.

FICHA

«Los Austrias. El vuelo del águila».- José Luis Corral.- Editorial Planeta.- 800 Páginas .- 21,90 euros

Compartir este post
Repost0
23 junio 2016 4 23 /06 /junio /2016 08:01
El ascenso del hombre

Jacob Bronowski, matemático polaco de origen judío, británico nacionalizado, que llevó a la BBC a uno de sus mejores programas de divulgación científica que ha emitido esa ejemplar cadena de tv. Tras la Segunda Guerra Mundial hacía falta que alguien cambiara el signo de maldad y desconfianza que provocaba la ciencia tras la barbarie de las bombas atómicas. Había que equilibrar la balanza. No todos los científicos eran locos aprendices de brujo con entrada al apocalipsis, sino que había una mayoría "silenciosa" que se ocupaban en facilitar el progreso de la humanidad. La serie de tv de trece capítulos fue un aldabonazo para la opinión pública y eso fue posible gracias al genio sintetizador y a los conocimientos y curiosidad de un científico magnífico que, en palabras del gran Richard Dawkins tenía la estatura intelectual para ser llamado "el último hombre del Renacimiento". Once libros sobre materias como la física, el arte, la aciencia, la historia de la cultura, la paleontología y una buen conjunto de obras de teatro, poesía, biología y antropología, convirtieron a Bronowski en uno de los referentes humanistas del siglo XX hasta su muerte en 1974. Ahora la excelente editorial "Capitán Swing" publica, creo que por primera vez en castellano, la versión de aquella serie en libro.

Su trabajo y la espontaneidad y eficacia de su mensaje fueron la inspiración (reconocida) para que el gran Carl Sagan rodara su serie "Cosmos" de tan grata memoria. De hecho Sagan contrató incluso al mismo realizador que rodó para Bronowski). La prematura muerte de este científico (a los 66 años) un año después de terminar su serie con un enorme éxito, truncó de manera inevitable una carrera que podía haber sido deslumbrante. Más que por la extensión de sus conocimientos y su diversidad, por la capacidad enorme de interrelacionarlos entre sí, desde la historia a la filosofía, desde el arte a la literatura o la antropología e incluso el ajedrez. Un sabelotodo tan popular en Gran Bretaña que hasta los Monty Python lo parodiaron en uno de sus desternillantes "sketchs".

Tenemos con este libro un clásico de la divulgación, aunque los 40 años transcurridos desde su primera publicación se dejan notar principalmente en algunos de los datos y materias barajados. Recordemos que en aquél entonces no existía internet, se comenzaba a hablar de ingeniería genética, no existían los móviles y la neurología no había realizado los avances prodigiosos de hoy, aliada con la informática, ni la paleontología había pasado de los restos de Lucy en Etiopía. . Pero lo cierto es que el recorrido ambicioso de Bronowaki a lo largo de 13 capítulos, desde el paleolítico hasta la era nuclear, pasando los griegos, los grandes imperios, el nacimiento de la ciencia moderna, Newton y Galileo, Copérnico, Darwin, Pasteur, Mendel, la tabla periódica de los elementos, la revolución industrial, Einstein y la física cuántica, todo el progreso tecnológico, científico y artístico de la humanidad, siguen estando actual y, sobre todo, gracias al mensaje claro, sencillo y ameno de este divulgador genial, con sus puntos y ribetes de humor y de poesía. Sin olvidar también una especie de estilo provocativo que buscaba estimular la curiosidad de sus espectadores (y lectores) con una frase paradigmática : “Esa es la esencia de la ciencia: haz una pregunta impertinente, y estarás en camino hacia una respuesta pertinente”.

Como todos los grandes pensadores su actitud ante los gigantes sobre cuyos hombros se encaramaba (en frase de Newton) no era de respeto incondicional, sino un tanto irreverente y un mucho atrevida y cínica, cuestionando de principio todo saber, convicción o teoría, para llegar a la aceptación a base del propio pensamiento y una actitud crítica, esencia del científico. Un libro para enriquecer nuestra biblioteca.

FICHA

EL ASCENSO DEL HOMBRE.- Jacob Bronowski.- Trad. Pedro pacheco.- Ed. Capitán Swing.- 371 págs. ISBN: 9788494504334

Compartir este post
Repost0
22 junio 2016 3 22 /06 /junio /2016 08:15
Libros para pasártelo bien

El poeta, ensayista y traductor Luis Alberto de Cuenca, académico de la Real Academia de la Historia, reincide por tercera, o cuarta, vez con un libro sobre lecturas varias, sobre literatura y autores. Señal de que no debe haberle ido mal. Había leído pocas cosas de este autor pero la portada encantadora que la editorial "Reino de Cordelia" ha dispuesto `para este volumen y, por supuesto, el historial de Luis Alberto de Cuenca, han movido mi atención y una curiosidad maliciosa hacia el tipo de libros que el de Cuenca tiene como favoritos (recopilaciones de artículos sobre lecturas que con esta ya hace cinco). En esa portada hay tres libros de la colección infantil Araluce y uno del añorado "Coyote" de J. Mallorquí que también acompañaron mi infancia y adolescencia, asi como comics (en aquellos años no se llamaban asi) de Flash Gordon y las obras de Rice Burroughs e incluso, como delicattessen, la portada del "escarabajo sagrado" de S.S.Van Dine. La alargada sombra entrañable del Savater amante de los libros parece unirse a la de L.A. Se trata de una ordenación lógica y temática de los asuntos contenidos en las críticas de libros (o reseñas) que el autor publicó en ABC durante los últimos cuarenta años. Eso palía un poco mi interés pero no lo suficiente para no emprender el viaje sentimental literario a través de las páginas del libro La heterodoxia temática del de Cuenca habla bien a las claras de la finalidad confesa del autor: divertir al lector en la misma o mayor medida en que se ha divertido él leyendo las obras que comenta. Así pues sin fatigosas erudiciones, con un criterio de amenidad y goce, el autor nos propone un viaje variopinto que no le hace ascos a nada, desde los comics a las novelas de aventuras, desde el cine a los autores señeros o a los raros, desde los clásicos indiscutibles a los ilustres desconocidos que merecieron mejor suerte, desde las flores de oriente a los mitos y los sueños, desde la novela policiaca --que ahora triunfa con el adjetivo "negra"-- hasta las sagas medievales o los peligros de internet.

Como el de Cuenca escribe al tratar sobre un, para mí desconocido, precursor de Sherlock Holmes, obra de un autor francés decimonónico Henry Cauvain, la narrativa de nuestro siglo deberá recurrir "a las ingenuas y a la vez hiper sofisticadas técnicas del folletín si no quiere morir en el empeño vano de una autocomplacencia experimental que no lleva a ninguna parte". Y añade, "los lectores de hoy, como los de entonces, necesitamos aventuras trepidantes, pasiones incontroladas, situaciones críticas, actitudes heroicos, todo...lo que constituye la esencia del folletín y también, por qué no, la esencia de la literatura, desde los poemas homéricos a la última novela de Vargas Llosa, desde la epopeya de Gilgamesh a la novela negra de Philip Kerr o Dennis Lehane.

Pues bien, algo así es lo que lleva a cabo Luis Alberto de Cuenca en estas seriadas recopilaciones de embrujos de lector sin complejos pero atento e informado. Un libro que abre el apetito para muchos más y da a conocer, incluso al más informado, secretas flores de deleite.

FICHA

LIBROS PARA PASÁRTELO BIEN.- Luis Alberto de Cuenca.- Ed. Reino de Cordelia.-538 págs..- 22,95 euros.- ISBN: 9788415973805

Compartir este post
Repost0
20 junio 2016 1 20 /06 /junio /2016 11:14
Miguel de Cervantes

~~Alberto Díaz Rueda comenta: Libro inexcusable para todos los que respetan y se divierten con la obra de Cervantes. Después de su excelente biografía sobre Ortega y Gasset, ligeramente al margen de la corrección hagiográfica que ese personaje suele recibir de sus biógrafos –con algunas inclementes y desmitificadoras excepciones como la de mi antiguo compañero de periódico Gregorio Morán– pero al tiempo admirativa y crítica, ácida y lisonjera, y de otra sobre Dionisio Ridruejo (que no he leído), el profesor de la Universidad de Barcelona Jordi Gracia se atreve con la figura señera de la Literatura en español, don Miguel de Cervantes. Y lo hace con una declaración de principios desde el mismo título, cuando debajo del nombre de su biografiado añade "La conquista de la ironía". Gracia busca una coherencia interna en su biografía, entre la obra y la vida de su biografiado, los elementos de su carácter y personalidad (más fáciles de deslindar en Ortega o en Ridruejo y sustancialmente más difícil. en el gran don Miguel) y las proyecciones psicológicas que el biógrafo inevitablemente se ve obligado a forzar para evitar o disminuir la profundidad de las lagunas que la lejanía histórica y el sesgado aporte documental causan en el retrato que se aporta. Cuando se escribe sobre Cervantes, el inventor de la novela moderna, hay que evitar el contagio del jugoso castellano del biografiado (conozco pocos escritores actuales y pasados que hayan podido evitar ese contagio en su propia escritura), pero es bien venida la característica alegría, sentido del juego, ironía no corrosiva y amabilidad de Cervantes, pues como dice Gracia, la novela es “una fiesta de alegría y buen humor sin desesperanza ni angustia”. El afán documental de Gracia, que ya conocíamos y admirábamos, se redobla en esta ocasión, quizá sea por la dificultad añadida de la lejanía cronológica de Cervantes. Pero el autor nos va sirviendo en platos calientes y bien aderezados todo un complejo de datos y fuentes, evitando las conjeturas excesivas y mostrando un talante hagiográfico que no nos desagrada en lo más mínimo,, dado el talante humano del biografiado. En cuanto al entorno humano que rodea al escritor, Gracia nos hace el regalo de una especie de documental étnico y costumbrista sobre el pueblo de clase baja y media que conviven con Cervantes y comparten los claros y oscuros de su época, finales del siglo XVI y principios del XVII. En 1604, cuando el primer Quijote sale a la luz, el ya viejo escritor se encuentra en el vórtice de un éxito gigantesco (con relación a la época), aunque su vida sigue siendo complicada sino difícil, Cervantes comienza a barruntar que ha logrado su sueño y aún parece dispuesto a ofrecer algo más enjundioso a la Literatura de su tiempo y de cara al porvenir,, "Los viajes de Persiles y Segismunda", aunque sus deseos no se cumplirán al menos en lo que al futuro se refiere. Nada desbanca a su Quijote. Gracia resume su intención con la frase que avala al libro, "Cervantes por Cervantes por Jordi Gracia". Es más una declaración de intenciones que una realidad, pero anuncia ingeniosamente lo que ha planeado. Y para ello, solo hace falta mirar con atención las últimas páginas del libro donde habla de la bilbiografía usada, desde el inevitable Francisco Rico, Gómez Canseco, Canavaggio, García López, . No evita los elementos "delicados", la grey femenina, las "Cervantas" que tanta tinta provocaron tras la muerte del caballero Ezpeleta, , la s esperanzas cervantinas en sus "Novela s ejemplares" que son realmente escritos ejemplares en cuanto significación, gracia y enjundia literaria, la Galatea de 1613, una novela pastoril que Cervantes amaba por encima de otras, de su "Viaje al Parnaso", tan jugoso y en fin, del retrato fiel, irónico y humano de toda la grey de personajes secundarios, llenos de encanto y de realismo, que van apareciendo por su obra, levantando una brillante acta notarial de las gentes de su tiempo. Como escribe Gracia, “Se trataba de comprender en directo qué experiencia vital y qué proceso mental llevó a alguien a imaginar una obra tan revolucionaria, respetando la maduración del sujeto”. Y para ello bucea en su historia personal, como la de un Cervantes veintiañero que durante la batalla de Lepanto "a pesar de temblar como una hoja por un estado febril que arrastra desde hace días, pide que se le coloque en el esquife del barco, el lugar de más riesgo, con las sabidas consecuencias: tres balazos, seis meses sangrándole la herida y una mano izquierda inútil para siempre". Y nos cuenta cómo los avatares trágicos y dramáticos de la vida del escritor no arruinan su jovialidad, humor y alegría vital. Incluso en sus cinco años de cautividad en Argel de donde trató de fugarse en varias ocasiones y nunca se rindió a la fatalidad hasta su rescate. Según Gracia este curso alternativo de desgracias y contadas ocasiones de satisfacción la hace descubrir "que las cosas son y no son a la vez, que el bien puede ser mal al mismo tiempo, que hay verdades que son simultáneas e incompatibles... En definitiva, que un botarate ridículo puede ser a la vez inteligente y ecuánime...como don Quijote". De ahí el subtítulo de "conquista de la ironía". Como observación final, en el libro de Gracia se recalca lo que a todos los amantes de la obra cervantina ya nos quedaba bien claro: la tenaz defensa que Cervantes hace de las mujeres:. “Nadie combatió la vejación de las mujeres como Cervantes. No hay violaciones tan dolorosas en las letras españolas como las que describe él, poniéndose en la piel de la mujer en una sociedad donde raptar, violar, hacerles un hijo, degradarlas en suma, era parte de la rutina tolerada”. Libro inexcusable para todos los que respetan y se divierten con la obra de Cervantes.

FICHA "Miguel de Cervantes. La conquista de la ironía".- Jordi Gracia.- Taurus.- Madrid, 2016 (serie Memorias y Biografías) 466 páginas.- 23,90 euros .

Compartir este post
Repost0
17 junio 2016 5 17 /06 /junio /2016 09:10
El síndrome de Jerusalén

Entretenida novela del gaditano Juan Bolea, donde se muestra las tablas literarias de este veterano escritor y una cierta ambición, no realizada del todo, de superar, aunque con dignidad, los usos y costumbres de los thrillers al uso. Quizá uno de los aciertos sea utilizar ese síndrome psico patológico que da nombre a la novela, como "Leith motiv" de la trama argumental. Se trata de un conjunto de síntomas de los afectados que les lleva a identificarse --por exceso obsesivo o debilidades psicosomáticas acompañadas de deterioro mental en la percepción o el comportamiento-, con algún personaje de la historia sagrada. Los síntomas cursan desde lanzarse a entonar cánticos o proferir advertencias y pseudo sermones a incluso vestirse de manera anacrónica o la realización de rituales de purificación .

Bolea imprime acción e intriga a ese tema de las visiones místicas o el fanatismo religioso. El autor hace justicia a ese distingo que ha mencionado en alguna ocasión sobre su naturaleza profesional que prioriza al novelista sobre el escritor. Como Pío Baroja, del que sospecho ha bebido a menudo, prima la gestión de personajes en torno a un motivo que implica mucha acción, viajes, enfrentamientos e indagaciones, una trama trufada de misterios y tensión, sobre otros elementos más creativos, desde el estilo a la formación de caracteres en los personajes y diálogos de cierta profundidad o alcance. Bien documentadas en sucesos "sobrenaturales", Bolea hace una afortunada mezcla de historia, ficción, elementos religiosos y simbología extra sensorial basada en esos elementos y en sucesos más o menos conocidos. Partiendo de esas bases reales en las que extrapola la propia ficción, el lector se ve sacudido continuamente por una acción de intriga y misterio que con un ritmo muy bien llevado, con trampas bien urdidas, hacia un final como mandan los cánones, donde la sorpresa acecha, coherente con las pistas que va sembrando el autor.

La nota local queda planteada con el robo de una talla de la Virgen en un pueblo de Teruel que llevará al detective protagonista y a una inspectora de policía a la ciudad-clave de Jerusalén, donde Bolea se explaya en enriquecer su relato con el ambiente complejo de esa capital mundial de las tres religiones monoteístas, en la que el fanatismo religioso toma caracteres bíblicos, donde se resuelve el misterio de los asesinatos y culmina la historia sentimental, con mucho humor, que ha ido trufando el argumento. La novela cumple con su objetivo: entretener y conmover al lector. Y eso es bastante.

FICHA

EL SÍNDROME DE JERUSALÉN.- Juan Bolea.-Ed. B.- 340 págs.-20 euros.- ISBN 9788466659123.

Compartir este post
Repost0
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 08:48
Alguien dice tu nombre

Es la España del verano de 1963 y se nos ofrece una evocación en blanco y negro tirando a grisáceo de un país amordazado y temeroso que trata de integrarse en el mundo moderno a través de la venta barata de su clima y la bondad de sus gentes, a tono con el paisaje aún bastante virgen. Pero la rueda sigue y García Montero nos habla de un joven que se lanza al ruedo con entusiasmo y lleno de esperanzas, sentimentales, sociales, políticas. Un joven universitario, León Egea, que estudia en Granada (hasta aquí uno parece estar leyendo el trasunto de la vida del autor). Es un mundo viejo y dolorido, pequeñito, mezquino, pero para un joven puede convertirse en el trampolín que le impulse hacia otra vida mejor. El comienzo de la vida independiente de Egea tiene que ver con un amor y un trabajo, una editorial. Y a partir de ahí con una curiosa sincronicidad el futuro se va desvelando a través del compromiso político que entonces era más una cuestión filosófica y vital que una carrera burocrática hacia un destino o sillón bien pagado. La historia no daría para mucho si no fuese avalada por el estilo narrativo de Montero, dotado de una calidez y sensibilidad que recuerdan su cualidad de poeta. Un estilo que a veces toma dureza crítica y honda reflexión de lo que fue y pudo ser. De lo que no pudo ser. Donde la nostalgia del pasado se convierte en ridícula autocomplacencia y a menudo en amargura.

Todo ocurre en apenas tres meses, lo que dura el verano. León, nos va narrando en su cuaderno, pensamientos, reflexiones y sucesos desde su trabajo cotidiano como vendedor de enciclopedias, la aparición de su primer amor, Consuelo, y su entrada en el oscuro y peligroso mundo del compromiso político. Por encima de todo ese universo personal la presencia insomne de una Granada pequeña, cerrada, provinciana, al menos en apariencia. En el fondo de ese pantano cenagoso hay algo que se mueve con intensidad, algo que preludia el cambio. Un recorrido algo cansino --vemos en eso el alma poética del autor, un concepto minucioso del devenir-- hacia un final que intenta sorprender, aunque es previsible. La lectura de este libro se aconseja que sea lenta, sin prisas, jugando con esa dicotomía filosófico-política que se encarna en el protagonista y se simboliza en aquél juego erótico cuando es castigado por la "profesora" a ponerse de rodillas de cara a la pared con los brazos en cruz y un libro en cada mano, "El árbol de la ciencia" -de Baroja, en la derecha, el viejo régimen- y en la izquierda "Encerrados con un sólo juguete" de Juan Marsé, lo nuevo, lo irreverente, lo rebelde.

FICHA

" Alguien dice tu nombre".- Luis García Montero.- Alfaguara.-págs. 264 .- 18 € .- ISBN9788420417325

Compartir este post
Repost0
9 junio 2016 4 09 /06 /junio /2016 18:18
La vida secreta de la mente

Sin duda la neurología está de moda. Proliferan los tratados más o menos competentes en los que los últimos descubrimientos científicos sobre el cerebro y la mente, esos dos misterios por resolver, son utilizados para proponer terapias de autoayuda o manera de vivir que no se alejan, ni poco ni mucho, de los clásicos filosóficos que nos han acompañado desde siempre. La corroboración científica de muchas intuiciones de aquellos clásicos de la espiritualidad ha dado aliento a la eclosión de una paraciencia psicológica o ética que contribuyen al desconcierto y a la desinformación vigentes en esos temas cruciales.

El libro que nos ocupa es un fascinante viaje bien informado por el mundo de la mente de la mano de un neurocientífico argentino con historial sobrado de competencia profesional, Mariano Sigman, que lleva a cabo su labor divulgativa sin abandonar sus trabajos científicos en el Human Brain Project, uno de los trabajos internacionales más consolidados en el estudio del cerebro. Sigman, con un estilo personal basado en la pedagogía de las propia experiencia nos plantea un recorrido evolutivo desde la mente de bebé, los parámetros singulares que conforman eso que llamamos identidad, la aparición de la conciencia, la imaginación y el subconsciente, los estados alterados de conciencia y el mundo de los sueños, la inter relación entre la conciencia y eso que llamamos realidad y su obligado correlato, los cambios que ésta produce en nuestra visión de lo real y como el cerebro se ajusta a esa dinámica provocando sus propias mutaciones neuronales para terminar el apasionante periplo por el aprendizaje óptimo y la enseñanza eficaz.

Como escribe Sigman en su epílogo al volumen, "La transparencia del pensamiento humano es la idea que resume este libro...la búsqueda de esa transparencia es el ejercicio permanente que se propone desde la primera a la última página...Entender nuestra manera de decidir, el motor de la osadía, las razones de nuestros caprichos y nuestras creencias...es una manera de quitarle una capa de opacidad al pensamiento propio, escondido a veces bajo la máscara de la conciencia".

La habilidad del autor para hacer entender los términos neurocientíficos y su voluntad de abordar esos conocimientos desde una propuesta multidisciplinaria, hace que la supuesta aridez del tema quede eliminada con los aportes del psicoanálisis (tratado con respeto por Sigman, como no podía ser menos dado su origen), de la economía del comportamiento, de la filosofía y de otras disciplinas. A pesar de reconocer que por el momento no es posible ni siquiera conjeturar sobre una "teoría unificadora" del cerebro, el autor reconoce e informa de avances enormes, pero "vienen más del lado de la medicina y de la computación; es más una fuerza bruta ingenieril, y no un aporte académico...aunque hoy podemos hacer cosas que hasta hace poco parecían de ciencia ficción, como comunicarnos con pacientes en coma, hacer que dos cerebros interactúen a través de un dispositivo electrónico -en una suerte de telepatía asistida- o descifrar sueños."

Un libro sugestivo y lleno de sorpresas y estímulos intelectuales y vivenciales. No se lo pierdan.

FICHA

LA VIDA SECRETA DE LA MENTE.- Mariano Sigman.- Ed. Debate. 287 págs. 17,90 euros.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens