Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
5 junio 2016 7 05 /06 /junio /2016 09:59
Dos años, ocho meses y veintiocho noches

"Dos años, ocho meses y veintiocho noches", que sumadas dan mil y una noches. Volvemos al placer de narrar, al sortilegio de la palabra y esta vez de la pluma del soberbio autor de "Los versos satánicos" e "Hijos de la medianoche". Como una Scherezade masculina el hindú casi setentón, Salman Rushdie, conjura nuestro aburrimiento del lector como la sagaz muchacha del mítico Bagdad de los grandes relatos conjuraba a la muerte con la magia de sus palabras, de una imaginación imprevistamente joven y enérgica y un atrevimiento literario lleno de libertad y gozo creativo, al que le falta sin duda cierta voluntad de coherencia (que es una sorpresa en un escritor tan realista) y un exceso de sorna dedicado a la galería literaria ("ya que no nos hemos liberado de la perversidad" argumenta). Hay que rescatar la facultad de soñar (incluso con pesadillas) en un mundo que ha perdido casi todos los sueños. Y así nos brinda un voluminoso regalo literario escrito en clave de maravilla, siguiendo la antigua y honorable estela de un García Márquez trasnochado y veleidoso. Como una parodia del clásico árabe, el autor angloindio recoge la tradición mítica delos "yinn" esas criaturas plurivalentes, traviesas, malvadas o poéticas, descarnadas o sensuales, para hablarnos de una crisis de los seres humanos concretada en la Era de la Extrañeza.

Toda la simbología de lo mágico pulula en una obra sin límites que aturde un poco, sorprende , emociona y maravilla a un lector que debe dejar en suspenso la lógica y la razón. Un cuento de hadas, bastante perverso para justificar de qué mente procede, pero que termina por semejar un festival de fuegos artificiales, explosiones, colores y humo...y una ausencia bastante insólita de finalidad. ¿Entretenimiento sin más? Hay una soberbia destreza literaria en este autor que desmadeja el hilo de Ariadna de su novela con mano maestra, pero uno acaba la lectura preguntándose absorto y desconcertado, ¿Y...? Nos hemos divertido, si. ¿Nos han enganchado la novela? En bastantes momentos. Pero, ¿cabía esperar algo más de Rushdie? Quizá algunos piensan que sí. Y es que el escritor ya nos avanza que "el mundo se ha vuelto absurdo y las leyes largamente aceptadas como los principios gobernantes de la realidad han colapsado". En realidad no hacen falta los "yinn" para mostrar en clave alegórica el sinsentido de nuestra época. Pues a partir de una lectura con ese filtro, la novela adquiere su verdadera dimensión...y con ello el divertimiento está asegurado. Y, por otra parte, ¿qué cabe esperar de un hombre sitiado por el fanatismo desde hace años? Pues una obra como ésta. Un canto a la libertad...de crear.

FICHA

DOS AÑOS, OCHO MESES Y VEINTIOCHO NOCHES.- Salman Rushdie.- Trad. Javier Calvo.- 397 págs. 21,50 euros.- Seix Barral.

Compartir este post
Repost0
28 mayo 2016 6 28 /05 /mayo /2016 08:04
La soledad del corredor de fondo

En 1962 el director británico Tony Richardson (que formó parte con el autor del libro que comentamos del grupo fuertemente inconexo de los "jóvenes airados" (Angry Young men), más bien coléricos debía traducirse, artistas en diversas disciplinas que desafiaron la moral conservadora británica en esta época de hippies y rosas) dirigió una adaptación de un relato del libro de Alan Sillitoe, "La soledad de corredor de fondo". La película interpretada por un genial Tom Courtenay, apoyado por Michael Redgrave y James Bolam, fue un aldabonazo de atención, inconformismo y rebeldía para los encandilados jóvenes que la vimos en su día. Impedimenta edita este clásico contemporáneo con traducción de Mercedes Cebrián y una sabrosa introducción de Kiko Amat (hermano de clase de Colin Smith, el protagonista del relato), contextualizando la obra y el autor (servicio éste que algunos editores, como el que nos ocupa, siguen ofreciendo al lector para aviso y admonición a otros grandes editores que se limitan a endilgar la obra desnuda, a pelo de datos y comentarios, fiándolo todo a la curiosidad del lector y su accesos a internet. Lamentable.

La historia de Colin, narrada en una primera persona con una engañosa simplicidad, tan directa y brutal - y a veces divertida- sinceridad como la de Alex, el brutal granuja de "La Naranja mecánica" la novela de Anthony Burguess, pero más realista y coherente, te atrapa desde la primera línea en un modélico ejercicio literario de crítica social y fuerza y potencia vital, dureza de léxico y lucidez de clase. Colin, el joven delincuente, arguye con la seriedad de un filósofo presocrático sobre la vida, la libertad, el dominio, la rebeldía, la mentira, la hipocresía social, en los barrios obreros del Nottingham de los años cincuenta y sesenta, si n moralina de clase trabajadora y propósitos de enmienda a través del trabajo y la acomodaticia humildad del clase menesterosa. Colin se rebela contra todo y contra los que detentan el poder y lo hace lleno de ira y de rabia, desdeñando una victoria que le proporcionaría mezquinas ventajas por la derrota que afianza su propia y pisoteada dignidad. Tan incomprendido por los que tiene por encima como por sus colegas y compañeros de necesidades y represión. Lejos de proclamas de la izquierda laboralista y sindical. Colin quiere ser fiel a sí mismo, a nada o nadie más. Por eso en esta narración modélica la anécdota, el corredor de fondo de una cárcel para jóvenes que puede ganar una carrera entre penitenciarías y decide dejarse ganar por los demás, aun sabiendo lo que le va a acarrear esa rebeldía, es lo que menos importa. Es ese diálogo interior que explica de forma elocuente e impactante su decisión pírrica, sin ninguna solidaridad de clase, ni autocomplacencia y mucho menos compadecerse de sí mismo.

El resto de la historias del libro componen una suerte de telón de fondo de seres como él o parecidos, surgidos de la sagaz observación del escritor en la sociedad obrera de esa ciudad inglesa en época de penurias y diferencias de clase, con la misma sencillez y falta de afectación que desnuda el estilo y lo hace tan brillantemente explosivo.

FICHA

LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO.- Alan Sillitoe.- Trad, de Mercedes Cebrián.- Ed. Impedimenta.- 242 págs.

Compartir este post
Repost0
25 mayo 2016 3 25 /05 /mayo /2016 10:51
Avenida de los misterios

La Calzada, o "Avenida" como la llama Irving o al menos le traducen, de los Misterios es una importante y larga avenida que se encuentra en Ciudad de México y que actualmente conecta al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe con el Paseo de la Reforma. Construida por los aborígenes mexicanos en la época prehispánica. Irving se basa en esta Avenida u otra semejante en la ciudad sureña de Oaxaca, en la que se desarrollará la acción que concierne al pasado del protagonista, Juan Diego, un "niño de la basura" y su hermana vidente, los jesuitas --concretamente dos de ellos, uno norteamericano- que administran allí una escuela y un orfanato y son los protectores del niño, que terminará convirtiéndose en un escritor de éxito. La nueva novela de Irving que supera con creces las tres últimas, se convierte en un reencuentro gozoso con el imaginativo, díscolo, audaz, insolente, algo impúdico y procaz autor de "El mundo según Garp", "Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra", "Oración por Owen" o "El hotel New Hampshire".

El dominio de los personajes, la ironía cáustica de los diálogos, la fidelidad crítica en las descripciones, el sabio juego entre el pasado del protagonista y la ilación coherente con las vivencias de su momento actual, convierten este truculento drama mezclado con aires de comedia erótica o de humor sarcástico, en una continua fiesta para el lector. Irving narra, a partir de un viaje de Juan Diego a Manila para presentar un libro suyo, de una forma secuencial y no temporal, episodios del pasado terrible del escritor, su infancia dura, la figura sorprendente de la hermana pequeña y sus visiones anticipatorias, el accidente -un pie aplastado- que le cambiaría la vida y le convierten en un semi discapacitado físico. La crónica de ese azaroso y deslumbrante viaje se va nutriendo de los sucesos y figuras de ese pasado, en el que la afición a la lectura del niño y las peculiaridades psicológicas y "espirituales" de la hermana van configurando la superación personal y la redención.

El melodrama se ve compensado siempre por la ironía y el humor de Irving, aquí bastante menos tremebundo que en otras obras suyas. Parece como si este autor de 74 años se hubiera apaciguado y madurado hacia una visión más humana y menos sarcástica, aunque con la misma sensualidad a flor de piel. Los grandes temas de Irving van surgiendo, el sexo, la tarea de escribir, la lectura y los libros, la violencia del mundo pero también sus sorprendentes generosidades e inocencia. Tenemos una novela buena entre manos. Nada excepcional, lo siento. Superior a otras de sus novelas, como dije, pero sin llegar a las de la primera década, tras "Garp". La aparición eventual de lo maravilloso, de lo extraordinario e inexplicable (que ya preludia el cháchara de la niña vidente y la referencia a los milagros marianos), de esos "milagros" en la vida de Juan Diego que Irving narra con tranquila objetividad realista, no están lejos de otros fenómenos y casualidades inexplicables que jalonan muchas de las obras de Irving y aquí tienen un papel decisivo (sin ir más lejos en esa curiosa, atractiva y fascinante pareja, madre e hija, Miriam y Dorothy, que acompañan y seducen al escritor en muchos momentos). La verdad es que acompañar al maduro escritor cojo y medio drogado por los fármacos -el viagra y los del corazón- en su dificultoso viaje doble, el interior y el exterior, resulta una divertida y provechosa andadura, en la que rezuma al inteligencia y el oficio de este maestro.

FICHA

"Avenida de los misterios".-John Irving.- Trad. Carlos Milla Soler.- Tusquets Ed.-639 págs. 22,90 euros.- ISBN 9788490662496

Compartir este post
Repost0
22 mayo 2016 7 22 /05 /mayo /2016 11:17
Un largo viaje

El demógrafo italiano Massimo Livi Bacci, una autoridad mundial en los estudios de población dedica un libro delicioso, divertidamente ilustrado, a las cuestiones demográfico-históricas que han constituido su trabajo durante toda su vida (y tiene ochenta años). Después de decenas de libros sesudos y eruditos o trabajos de tipo pedagógico ha dado en la flor de dedicar un libro a sus nietos, tratando de compendiar de una forma sencilla, clara y amena la historia del desarrollo de las poblaciones humanas desde los homínidos ancestrales hasta el momento actual de las grandes migraciones provocadas por la pobreza, el hambre y la guerra. Ese largo viaje desde hace doscientos mil años hasta nuestros tiempos actuales los resume en 195 páginas profusamente enriquecidas con dibujos de Luisot de un encanto y pertinencia informativa de lo más ilustrativo sobre un texto entretenido y coloquial.

Las "12 etapas" que propone Livi Bacci van desde nuestros oscuros antepasados medio primates, el Australipithecus, el Homo Habilis, el Neanderthal y el Homo Sapiens (la etapa más larga en la que la selección natural darwinista se aplicó durante miles de años) hasta el actual momento con los casi 8.000 millones de individuos, las enormes desigualdades económicas y demográficas, las migraciones salvajes, las megaciudades, los problemas de desequilibrio alimentario y la angustiosa y amenazante catástrofe del calentamiento global y el cambio climático. Pasando desde luego por la importantísima invención de la agricultura y los cambios que supuso, el nacimiento de las grandes civilizaciones, el crecimiento de la población mundial por darse condiciones menos precarias de vida, las hambrunas, las guerras y las epidemias van forzando un equilibrio inestable con épocas de mortandad y otras de crecimiento, los excedentes alimentarios del campo y el nacimiento de las ciudades, los oficios y la especialización laboral, los apocalipsis variados creados por los cuatro jinetes bíblicos, el descubrimiento de América y el exterminio de viejas civilizaciones por las enfermedades importadas, los trabajos forzados y la crueldad humana, hasta llegar a la aparición de las máquinas de vapor, la mejora de las comunicaciones, las revoluciones hermanas: la energética, la microbiológica o médica y la industrial, que conllevan una cuarta -ya cercana a hoy día- la demográfica, que provoca las grandes migraciones de finales del XIX y principios del XX.

¿Quién dijo que los libros de historia deberían ser espesos, eruditos y sólo al alcance de estudiosos? Las obras divulgativas tienen una especial utilidad aunada a un atractivo `para cualquier lector y persona con curiosidad. Quizá el único problema es diferenciar la calidad intrínseca de esas obras. Uno de los criterios es observar quién es el autor y su propio historial en cuanto al tema que le ocupa. En este caso, Massimo Livi Bacci, se cumplen los requisitos: el autor es un reputado demógrafo e historiador, la editorial, Pasado&Presente, tiene un catálogo serio y de autores intachables y los objetivos del autor están garantizados por su solvencia y su inteligencia. Y para muestra un botón: “De modo que para entender cómo se las ha arreglado la humanidad para crecer, para pasar de unos pocos miles de progenitores a los miles de millones de hoy, hay que tener en cuenta cómo han cambiado con el tiempo las condiciones de vida cotidiana. Y cómo mujeres y hombres han afrontado y superado los obstáculos de la naturaleza desarrollando su inteligencia y sus capacidades”.

En sus casi doscientas páginas, Livi logra sintetizar un periplo complejo, mostrando cómo logramos poblar un planeta y multiplicarnos de forma increíble. Pero no he captado esa demagogia barata que trufa este tipo de libros o los intentos de adoctrinamiento a base de moralejas impertinentes: “El problema no es el crecimiento de la población, que por otra parte está reduciendo la velocidad, sino el aumento del posible impacto que la humanidad ejerce sobre el equilibrio del propio planeta”. En esta ocasión -y no suele ser habitual- la divulgación histórica no está reñida con la excelencia.

FICHA

UN LARGO VIAJE.- Massino Livi Bacci. Trad.Maria Pons. Dibujos de Lluisot.- Ed. Pasado&Presente.- 195 págs.-22 euros .USBN 9788494427275

Compartir este post
Repost0
20 mayo 2016 5 20 /05 /mayo /2016 08:32
Instrumental

Bueno, James Rhodes no es un escritor "profesional", no es un novelista, ni siquiera un buen autor de los consabidos libros de autoayuda, pero es un ser humano inteligente, desdichado, dotado de un corrosivo sentido del humor, de una cáustica ironía, de un don para la música y el piano, de mucho sentido común y, sobre todo, de una rara y aguda aptitud para desnudar su cuerpo y sobre todo su alma ante el lector y no para "èpater le bourgeois" o escandalizar a los escasos escandalizables que aún quedan en este mundo de "reality shows" de lo más obscenos, sino con la ingenua pero bondadosa intención de ayudar al prójimo en cabeza ajena (la suya).

Como él mismo nos dice "vivo inmerso en una locura inherente a mí mismo, tengo un concepto de la integridad bastante retorcido, pocas relaciones que valgan la pena, aún menos amigos y, lo digo sin la menor compasión por mí mismo, soy bastante gilipollas...,me odio, no me puedo mirar al espejo sin que me entren ganas de morirme, soy un imbécil vanidoso, egocéntrico, superficial, narcisista, manipulador, degenerado, pelota, quejica, lleno de carencias, con tendencia al exceso, agresivo, frío y autodestructivo". ¿Cabe esperar algo bueno de un sujeto así? Pues bien, sí. Y este libro es la prueba fehaciente.

¿Cuál es su mensaje? También lo explicita con claridad y esa labia vulgar y contundente que Dios le ha dado en las primeras páginas de su libro: "Si existiera algo que no estuviera producido por el Gobierno, ni por fábricas en las que se explota a los trabajadores, ni por Apple o las grandes empresas farmacéuticas y que pudiera de forma automática, constante y segura añadir algo más de emoción, brillo, profundidad y fuerza a vuestras vidas, ¿No os entraría curiosidad por conocerlo?". ¿Qué es esa supuesta panacea? Digámoslo ya: el amor a la música. Y si es clásica, mejor que mejor.

Tras un "preludio" demoledor, el autor va dividiendo su libro en "Temas" musicales que sirven de introducción a una vida que se resume en varios conceptos brutales: Violado repetidamente desde los seis años hasta los once, estancias en un psiquiátrico, drogas y alcohol, intentos de suicidio, relaciones destructivas, un hijo del que perdió la custodia y una constatación absoluta: el amor y la práctica de la música como tablón de salvación personal. Desde las "Variaciones Goldberg" de Bach a Schubert, Beethoven, Prokófiev, Ravel, Shostakóvich, Listz, Brahms, Chopin, Ravel... los capítulos se suceden mostrando una angustiosa dicotomía entre la belleza del tema propuesto y el contenido vital de lo que nos cuenta de sí mismo. Y la paladina declaración: "Bach me salvó la vida", con la que resume la moraleja de su historia, tras haberla publicado con bastantes dificultades, por una denuncia de su ex mujer contra el libro.

Un libro que horroriza, que no deja indiferente a nadie y que, en última instancia, constituye una declaración de amor a la vida, de dura honestidad y de una sinceridad apabullante que te hace removerte en el asiento mientras lo lees. Con un vibrante apéndice en el que pone las peras al cuarto al negocio que rodea a la música clásica.

Para las personas muy sensibles, el recorrido por todo tipo de trastornos físicos y mentales, las adicciones al alcohol, al sexo y a las autolesiones, incluidos los cinco intentos de suicidio, las "terapias" psiquiátricas, la miseria económica, los naufragios del matrimonio y la relación de padres, apenas compensan su carrera concertista de piano y divulgador televisivo --para a sus 40 años, convertirse en un hombre con un cierto bienestar y un renombre profesional-- podría ser una carga inaceptable. Pero vale la pena incluso pese al torrencial estilo vulgar y lleno de palabrotas de este autor que va regando de bilis las páginas de su libro, "un puto apocalipsis”, como lo llama Rodhes.

FICHA "Instrumental".- James Rhodes.-Ed. Blackie Books, Trad. Ismael Attrache.-279 págs.- ISBN 9788416290437

Compartir este post
Repost0
7 mayo 2016 6 07 /05 /mayo /2016 09:01
Un árbol caído

Rafael Reig, que me encantó con su "Manual de literatura para caníbales", aunque no había leído nada de narrativa de su pluma, nos presenta con "Un árbol caído" una novela de corte generacional donde nos sirve en bandeja la época de la transición y la memoria traicionada de signo político encarnada en personajes que son lo contrario prácticamente de lo que fueron en los setenta y ochenta. Con cierta originalidad (ya Nabokov había usado herramientas semejantes) Reig simboliza en una (mala) partida de ajedrez los movimientos, excesos y traiciones de los personajes implicados, los componentes de unos matrimonios jóvenes y su deriva a través de los años. El escenario cerrado es una urbanización de las afueras de Madrid donde se reúnen cuatro matrimonios con sus hijos, su pasado y sus anhelos y errores. La militancia clandestina del pasado de la mayoría de los personajes y la presencia fantasmal del delator que acabó con los sueños de muchos forma el nudo de misterio que les atenaza. La memoria es material sensible y fácilmente manipulable y aquí Reig juega con habilidad, contrastando las medias verdades con las que han sobrevivido con las verdades y las mentiras de los demás, de cada uno de ellos. .

Los errores que se cometen durante la partida de ajedrez son el reflejo malsano de los errores que se cometieron en aquella época difícil. La estafa es el punto clave hacia el que se desembocan todos los protagonistas, sujetos a una dinámica de engaño, mezquindad y necesidad íntima y general de justificarse. Uno cree estar leyendo -con las debidas distancias- a Updike o a Cheever. Quizá sobran tantos destellos críticos hacia aquella transición y falta una mirada más reposada y profunda hacia la psicología de los personajes. Ya hemos leído hasta la saciedad crónicas más o menos auténticas de aquélla feria de trileros, aprovechados y falsarios que fue nuestra transición. A estas alturas todo suena un poco impostado, quizá a pliego de descargo personal del propio Reig.

FICHA

Un árbol caído. Rafael Reig. Tusquets. Barcelona, 2015. 312 páginas. 19 euros

Compartir este post
Repost0
1 mayo 2016 7 01 /05 /mayo /2016 17:40
Esa puta tan distinguida

A Juan Marsé le encantan los juegos de espejos, las metáforas literarias que imbrican ficción y realidad de una forma tan hábil que resulta prácticamente imposible --e innecesario-- establecer una frontera que las diferencie. Toda esta novela (como tantas otras de este autor que no cesa de beber en el manantial profundo que nace de su infancia y su propia vida) es un generoso epítome de esa trayectoria literaria. A estas alturas biográficas Marsé está llegando a la maestría de su propio arte, esa urdimbre entre ficción y existencia propia, en la que uno va reconociendo las profundas vetas del tesoro "marseano" en un continuum temporal que va apareciendo, tris, tras, en citas inesperadas desperdigadas por las páginas de la nueva ficción.

Se trata de un juego enérgico e imparable que va trufándose de notas irónicas, sarcásticas y dotadas de un tono socarrón, duro y seco aparentemente, pero con una sonrisa final de ternura hacia los personajes y hacia su propio ser, comprensión y ¿compasión? que Marsé brinda con su agreste inteligencia de asilvestrado contador de "aventis". Amo y respeto a este veterano novelista total que va añadiendo arrugas a un rostro noble, de mirada franca y triste y dotado de una expresión donde aparece el guiño de una inteligencia punzante y libre.

Un tipo de inteligencia que brilla como un desafío en la "entrevista" al autor con la que comienza la novela y donde vemos diseñada casi la totalidad del artificio literario que Marsé va a emplear en el libro. La voz del autor es la voz del protagonista pero, como si fuera un acertijo, no es propiamente una autobiografía, ni mucho menos. Es un aventi para personas inteligentes y también informadas. Es una delicia para los que han seguido la obra de Marsé, pera también agradará los que se acercan por primera vez. Los avatares, trampas, meandros y mixtificaciones de la memoria de Juan Marsé, escritor, como diríamos parodiando a Pio Baroja.

Marsé nos lleva a 1982, cuando el escritor comienza a ser conocido -ya lleva tiempo siendo respetado- y nos cuenta un aventi sobre sus tratos con el cine (poco fructíferos y mas bien conflictivos, como reconoce el novelista) y un encargo para escribir el esbozo de un guión sobre un asesinato -ficticio- que se cometió en un cine de su barrio, el Delicias, en 1949. Mezclando datos ciertos con personajes de ficción, con la doble vuelta de tuerca, de que los personajes son reflejos especulares de otros personajes suyos de otras novelas propias. Marsé, hilvana la historia de una prostituta, Carolina Brull (basada en otro asesinato, el de Carmen Broto, ese real y objeto de otras referencias literarias en la obra de Marsé), que murió a manos del proyeccionista Fermín Sicart, mientras en la sala se proyectaba Gilda.

Si a todo ese entramado literario le unimos las divertidas y disparatadas citas tangenciales a la política, la Iglesia, el "problema" catalán y otros fobias del autor, mezclando personajes y datos de los ochenta con los de ahora mismo, la diversión está asegurada. Aunque a "Patricia Garbancio", “intérprete de tango-sardana”, o a "Pilar Rajola" “contorsionista verbal”, no les haga ninguna gracia. Como el mismo Marsé dice “Nunca he dejado de pitorrearme de mí mismo y de otros y de todo tipo de nacionalismo; no voy a dejar de hacerlo ahora". Y añade, de una forma demoledora “No milito bajo ninguna bandera (…) cualquier forma de nacionalismo me repugna. La patria que me proponen los nacionalistas es una carroña sentimental”. Pero mientras, el novelista lucha contra la presión subliminal y efectiva de la censura que todavía en los ochenta le dificultan el trabajo serio en el que anda metido a medias con el guión, una novela que le exige pescar en el pozo negro que la censura dejó palabras que han perdido su significado o que están desgastadas por los cuarenta años de tinieblas y manipulación "doctrinal".

Las críticas feroces al cine y a sus profesionales de antaño, momias "del viejo cine de pelucones y pupurrutas imperiales de Cifesa”, constituyen una diversión añadida para los que conozcan y recuerden los figurones de entonces y al cine "de destape" que encenagó las pantallas del país y, por supuesto, a los directores empeñados en rodar zafias proclamas políticas donde brilla la nostalgia del "contra Franco hacíamos mejores películas".

El amor al cine es otra de las constantes de la novela de Marsé, de todas sus novelas, y así se permite crear a un personaje que es compendio, divertido y socarrón, de esa obsesión cinematográfica, la criada Felicia, que cree firmemente que en el cine —en una frase, un actor o un título— está el secreto de vivir. Sus adivinanzas, por cierto bastante fáciles y felices, van trufando la obra de un escritor que reconoce la profunda raiz personal de su literatura y termina con la paradoja de que "en la parte inventada de mis ficciones está mi autobiografía más veraz”.

La memoria, "esa puta tan distinguida" del título queda reflejada tal cual en su personaje Fermín Sicart, el asesino de la prostituta Carol, que tiene la memoria destrozada por los tejemanejes genocidas de un psiquiatra militar llamado Tejero-Cámara. ¿A nadie le recuerda otro caballero de esa profesión con apellido compuesto que tuvo la bendición y el apoyo del franquismo y realizó experimentos reales con prisioneros republicanos para demostrar la debilidad mental de los "rojos", al más puro aliento nazi mengueliano? Una anti terapia semejante es la que cercena en la mente del asesino los motivos por los que cometió el crimen, aunque no la autoría del asesinato. Por tanto, ¿dónde está la culpa? Para Marsé “Podría entenderse como una metáfora del país que todavía no sabe cómo salir del túnel de la desmemoria. Pero hay que distinguir entre olvido y memoria". Y de esa metáfora bebe la trama de la novela. Metáfora que es otra de las constantes de la obra de este escritor.

No se la pierda.

FICHA

"Esa puta tan distinguida". Juan Marsé. Lumen. Barcelona, 2016. 240 páginas. 21,90 euros.

Compartir este post
Repost0
29 abril 2016 5 29 /04 /abril /2016 11:19
La filosofía no da la felicidad

Bueno, ya era hora de que a un filósofo (de los que distinguen entre sabiduría y conocimiento) se le ocurriera romper una lanza a favor de denunciar la insólita pretensión de la filosofía de salón actual de que es un remedio casi mágico contra la infelicidad. Por favor, señores, un poco de seriedad, humildad...y honestidad. La moda "couch" y terapéutica de la filosofía que comenzó hace años con "Más Platón y menos Prozac" y ha alcanzado niveles de escándalo y best seller de autoayuda ha contagiado (la supervivencia obliga, "primum vivere...") incluso a filósofos de garra y conocimientos como algunos del lado francés que Roger Pol Droit tiene el valor de denunciar.

El mensaje básico de este atrevido pensador va un poco en la línea de Spinoza, los sentimientos y las emociones tienen muy a menudo más sabiduría intrínseca que la mente reflexiva y discursiva...incluso el silencio es más elocuente que un libro entero de determinados filósofos (como dictaminó tajantemente Wittgenstein).

El autor de este libro clarificador, osado e irreverente que aconsejo para profesores de la cosa humanística (si aún queda alguno en esta tierra de infieles culturales que es España), recomiendo la vuelta al acto engendrador básico del filósofo: el asombro. Ya en su obra anterior "Si solo me quedara una hora de vida" (también en Paidós), imagina qué hacer si solo le quedara una hora de vida para descubrir lo que debería ser esencial en nuestras vidas. Abomina de la presunta necesidad de seriedad para acometer reflexiones sobre temas importantes, reivindica la risa y el humor como vehículo filosófico, pone la duda, la ignorancia y la confianza en las sensaciones físicas, como herramientas básicas. Desconfía del imperativo actual de ser feliz a cualquier precio y en cualquier momento, convirtiendo en una obsesión algo que se produce porque sí, sin buscarlo, "La idea de una felicidad sostenida, perfecta, sin estrés, sin preocupaciones, sin angustias, no me parece muy humana, ni interesante. Es algo con lo que se sueña en una época que es, efectivamente, angustiada, fragmentada. Hay que ser feliz en casa, con la pareja, en el trabajo, en la cama, en las vacaciones... ese imperativo permanente me parece un imperativo de control social". Y más tarde añade : "la potencia técnica crece mientras que la potencia moral no se mueve. Hay muchas guerras y catástrofes que son desencadenadas por formas de sinrazón, de locura”.

Roger -Pol sostiene que "la felicidad, si es que existe, no es cuestión de método, de reflexión, de filosofía, sino de locura, de desmesura, de puro azar. Y un poco conspirativo cree que en los discursos al uso para ser feliz "no logro ver nada más que una inmensa empresa de normalización, de dominación, de vasallaje. Cuando oigo «¡sé feliz!», entiendo «¡sé esclavo!» por eso me avergüenza que haya filósofos participando de este totalitarismo de rostro radiante, ya sea deliberadamente o por inadvertencia". Han fracasado las revoluciones (desde 1968) que querían crear un hombre nuevo y han generado una cierta desconfianza en el saber. "El científico se ha convertido en el aprendiz de brujo capaz de desencadenar el apocalipsis. La figura del, santo está en horas bajas y la del sabio sometida a una manipulación, un "new look" poco serio, entre Castaneda y el brujo yaqui don Juan. Se trata obviamente de cómo pasarlo medianamente bien y sufrir lo menos posible (lo que se acerca a la prédica estoica o epicúrea, olvidando que se trata de tiempos radicalmente diferentes). Olvidando básicamente que no hay fórmulas mágicas, que todo depende del esfuerzo, de la aquilatación del malestar, del poder curativo y pedagógico del sufrimiento y las crisis.

Vamos, salgan de casa y compren este libro, aprenderán un poco de la farsa inmensa en la que vivimos y del uso demagógico e iluso que se hace de la filosofía eterna.

FICHA

LA FILOSOFÍA NO DA LA FELICIDAD...ni falta que le hace.- Roger-Pol Droit.-Trad. Núria Petit.- Paidós.- 142 págs.- 14 euros.- ISBN 9788449331862

Compartir este post
Repost0
26 abril 2016 2 26 /04 /abril /2016 17:10
El niño en la cima de la montaña

John Boyne, el escritor irlandés que parece cómodo con los temas relacionados con la infancia en el mundo feroz que despertó el III Reich (recordemos "El niño con el pijama a rayas" ) vuelve a ofrecernos otra muestra de su talento, muy emocional y sugerente, donde se nos ofrece unos retazos sobre el mismísimo líder del horror. Un adolescente fascinado desde pequeño por la figura de Hitler (es el sobrino del ama de llaves de la casa de recreo que el jefe del Estado alemán nazi tiene en los Alpes, Berghof) nos va dando --con una cierta involuntaria ironía-- elementos de juicio para comprender la enigmática y enfermiza figura, un viaje profundo al corazón de las tinieblas.

"El niño en la cima de la montaña" publicado por Salamandra, nos narra el proceso de adoctrinamiento y la lenta deformación ética y psicológica del protagonista bajo la carga de su relación con el ambiente del jerarca nazi. Boyne completa una trilogía sobre la infancia en la guerra, iniciada con "El niño con el pijama de rayas" (2006), seguida con "Quédense en la trinchera y luego corran" (2013). El protagonista, Pierrot Fischer, de madre francesa y padre alemán, será el conejillo de indias del propósito el autor: contarnos la seducción del mal sobre un carácter en formación. La apología de la violencia y de la intolerancia racial y religiosa nos son ofrecidas con una mirada distanciada y poco clara. El deseo de Boyne de realzar esos elementos para dramatizar más su relato, sigue una trayectoria manipulada, emocional y sentimentalmente por el escritor (quizá de forma inconsciente) En la balanza siempre coloca la traición y la amistad. Es un esquema que se repite en las dos novelas citadas. Un esquema que busca la expiación a través de la asunción de la culpa. Un poco como el reflejo de la relación de Francia con el nazismo, Vichy por en medio. El final, epítome de esa controversia intima entre la traición y la amistad, busca el perdón como posible solución a la testarudez de la vida. La novela no profundiza demasiado. Boyne busca la compasión del lector, más que su asombro o su admiración. Quizá sea la lógica consecuencia de un escritor que busca el éxito multitudinario (ya lo tuvo hace unos años) y se fía más de la temática y la oportunidad argumental que de la potencia y profundidad literaria, ética y de pensamiento. Boyne reclama para sí el titulo, simple pero respetable, de contador de historias. Y eso es lo que es.

FICHA

EL NIÑO EN LA CIMA DE LA MONTAÑA.- John Boyne.- Ed. Salamandra, Trad. Patricia Antón, 251 págs. ISBN 9788498387278

Compartir este post
Repost0
25 abril 2016 1 25 /04 /abril /2016 18:04
Ilustraciones de D.Quijote en Aragón

El dibujante y pintor Luis Martínez Comín ha realizado un trabajo realmente meritorio con sus ilustraciones a los eventos de la segunda parte del "Quijote", principalmente de las andanzas del Caballero de la Triste Figura y su fiel escudero Sancho Panza por tierras aragonesas, haciendo hincapié en la estancia de la pareja literaria universal en el palacio de los Duques y el episodio de la "isla Barataria" donde Sancho daría buena muestra de su sentido común y su bonhomía y sencillez humana.

El libro, bellamente editado por Prames, aporta la visión ilustrativa de este artista de ciertos pasajes de El Quijote, recogiendo los diálogos entre el caballero y su escudero, así como la intervención de otros personajes laterales o la narración de relatos subsidiarios no sólo literalmente sino con resúmenes e intervenciones personales del autor. Se propone pues un viaje para el lector que puede amenizar su lectura de la obra en sí con las páginas y dibujos de estas páginas, editadas en un tamaño grande, a modo de una guía ilustrada de la obra cervantina.

Como dice en la introducción: "Don Quijote experimenta la paradójica fortuna de sentirse por fin caballero andante verdadero y no fantástico y Sancho disfruta del inesperado triunfo de verse convertido en 'presonaje', que reconoce su origen no en la cuna sino 'en la estampa'".

Y nos recuerda que Cervantes tiene presente a Aragón, tanto en la primera parte como en la segunda, pero es en esta segundo donde Aragón cobra protagonismo y lo demuestra el autor citando los puntos en los que Cervantes cita directamente ciudades y regiones de Aragón, principalmente Zaragoza, donde tiene cabida al menos en treinta capítulos. Este libro sugerente y sugestivo se centra en esos capítulos para "acompañar" la lectura del Quijote. Realmente es una delicia volver al Quijote de la mano y las ilustraciones de Luís Martínez Comín. Lo ,certifico.

FICHA

ILUSTRACIONES SOBRE DICHOS Y ANDANZAS DE DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA EN ARAGON.- Luis Martínez Comín.- Ed. Prames.. 271 págs.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens